Bunny Girl Ch92

Antes de comenzar con nuestra dosis de odio hacia la raza humana como un todo (sin discriminar razas, ideologias y mierdas esas…), les dejo un poco de mi locu– digo, de entretenimiento…

Si les gusta asdf movie ya deben conocerla, pero es buena para relajar un poco la mente… la canción de It’s a Muffin Time… (aunque de titulo sea otro)

Ch 92 – Poder Evolucionando

Había dejado la batalla al Maestro Espadachín, Calimero, para dirigirme a la Republica de Sondoze. Por ahora, había solamente tres dragones acompañándome.

Miro hacia atrás. Puedo sentir el intenso poder mágico de Fiorfata, y puedo escuchar las estruendosas explosiones detrás de mí.

¿Estaba Calimero aún peleando? O acaso ya había caído…?

¿Que os ocurre, Doncella Oscura?” El dragón dorado pregunto.

“… nada.” Sacudí mi cabeza.

Tengo algo de historia con Calimero, pero eso no significa que deseo por su bien. Incluso si no pudiera ganar, también no puedo imaginármelo perder tan fácilmente. Miro hacia adelante, enfocándome en nuestro viaje por venir.

“… ¿mm?”

Repentinamente, el árbol del mundo envía otra piedra mágica blanca a mi mano.

Juzgando por como se siente, esta era… ¿La Raíz del Reino Swantol? La gran nación a varios miles de kilómetros a mi oeste. No sabía quien lo hizo, pero probablemente se dirigirán hacia la pequeña nación de Xantecinq al este de Swantol. En ese caso, ¿debería encontrarme con ellos y dirigirme por Xantecinq en conjunto luego de terminar con Sondoze?

… no. Si Fiorfata nos atrapa, tanto la gente de Xantecinq y mis aliados tal vez terminen arrasados.

¿Qué debería hacer? ¿Acaso dejo este continente a ellos? Eso podría probablemente ser el camino con menos casualidades. Sin embargo, este conflicto se supone que sea concluido conmigo siendo el Mal de este mundo. Una parte de mi está siendo reluctante a dejar que otros se involucren.

 

¡Doncella Oscura! Mis parentales han enviado un mensaje telepático. ¡Barcos voladores humanos están viniendo desde el Continente Central!” El dragón dorado dice, preocupación y nerviosismo se tiñe en su voz.

“¡¿Qué?!”

 

Inmediatamente contacto con el Árbol del Mundo. Imágenes de una gran flota de docenas de naves de batalla voladoras a lo lejos cruzando el océano son enviadas desde la Nueva Raíz de Quanneuf, una nación cercas del mar.

Juzgando por el ángulo, ellos vienen justo por nosotros.

Esperaba que la flota estuviera apuntando por Fiorfata. Considerando como han atacado a los dragones, aunque, tal vez aún decidieron enfocarse en mi y mis ayudantes una vez lleguen a su vista en su lugar.

 

“¡Cambio de planes! ¡Dejen las raíces de este continente a nuestros aliados mientras nos dirigimos por la flota!”

¿Vamos a pelear?
“… Revisare sus intenciones primero.”

Tengo que hacer una decisión sobre destruir a la civilización humana actual. Pero si esta gente en realidad entiende la amenaza que el mundo esta enfrentando, si ellos en verdad van a pelear por el mundo en lugar de sus propios intereses… entonces quisiera ver si ellos son sinceros.

Los dragones me dijeron que me seguirían, aparentemente creen que vengo a pelear. Deberían estar cercas de sus limites por ahora, con lo tanto que han volado ya… en serio, tan testarudos.

 

Cambiamos nuestro curso para dirigirnos al Continente Central.

Ambas, las aeronaves y los dragones pueden volar tan rápido como un avión de pasajeros de la Tierra, así que esperaba entrar en contacto con la flota humana en este continente.

Siento la magia de Fiorfata persiguiéndonos justo cuando cambiamos nuestro curso… el Señor Demonio esta alrededor de treinta minutos lejos de nosotros, al parecer. No tan lejos, pero no tan cercas lo suficiente como para atacarnos directamente tampoco.

 

En Yggdrasia, el sol sale desde el este y se oculta en el oeste justo como en la Tierra. Hemos estado volando todo el camino al oeste desde el Continente Oeste, y fue bajo el aún brillante cielo que vi la flota de decenas de naves ligeramente hacia nuestro sur.

 

Doncella Oscura, ¿los humanos están atacando a alguien?

“¡Apúrate!”

Puedo escuchar débiles sonidos de artillería mágica ahora. El lugar que veo a lo lejos en la distancia debería ser el Reino Swantol, la nación que había recién perdido su Raíz hace poco, pero la flota está arrasando el pueblo desde la distancia.

Mi respiración se detuvo al momento que veo a lo que están disparando.

Refugiados humanos. Y protegiéndolos estaban la resistencia humana. Salto de la espalda del dragón, usando teletransportación para conseguir llegar tan rápido como pueda.

 

– [Nadir] –

Creo un espacio de frío extremo, con objetivo el centro de la flota al momento que entran en mi rango. Mis ataques no golpean directamente a ninguna nave, pero han causado turbulencia, forzando a la flota a detener las ráfagas para estabilizarse a si mismos. Continúo volando, ignorándolos, y aterrizo justo al lado de la resistencia humana.

 

“¡M-milady!”

“¿Qué sucede aquí? ¿Por qué los humanos están disparando a los refugiados?”

Uno de los elfos estaba a punto de responder, con una mueca en su rostro, pero fue interrumpido por otra voz viniendo de un par de siluetas una grande, y una pequeña.

“Ellos claman que están solo atacando a la resistencia,” dice la pequeña, una chica.

“… eres tú.”

Ella fue uno de los elfos gemelos que rescate en la subasta en ese entonces. Excepto que no esta su hermano, sino que en su lugar alguien que conozco bastante bien.

“… ¿un héroe?”

“… soy yo. Ha sido un tiempo, Dark Lady.”

Él era el Héroe Humano que se quedo hasta el final para pelear por la gente. Él era… Gold, ¿cierto? Considerando que estaba con la resistencia demihumana, tal vez ha encontrado su propia verdad.

Pero este no era momento para elogios.

“¿Están disparando a los refugiados porque están contigo?”

“… si. Les imploramos que tomaran a los refugiados, pero entonces repentinamente comenzaron a dispararnos a todos nosotros, incluso a la gente del pueblo.” Gold responde.

“Ellos dicen que todo el mundo aquí es la resistencia, sin excepciones.” La chica elfo dice.

Así que los lideres de los humanos eran todos como eso, entonces…

“Yo tratare con la flota humana. Mientras tanto, deberían huir hacia el bosque.” Les digo.

“Vas a pelear tu sola…? ¡Es absurdo! ¡Yo iré contigo!” Gold dice de corazón, dando un paso hacia adelante con una mano en su espada como pensé que lo haría.

Pongo una mano en su hombro para detenerlo.

“Fiorfata está viniendo aquí en unos treinta minutos. Entiendes eso, ¿cierto? Lárguense de aquí, ahora.”

“… lo tengo.” Gold se detiene, sintiendo el poder desigual entre él y yo. Con solo una de mis manos, él no había sido capaz de moverse una pulgada antes de que lo liberara.

La flota a lo lejos en el cielo recupero su balance. Ellos estaban a punto de reanudar su bombardeo.

Me convierto en niebla y vuelo hacia ellos para atraer su atención. Una vez me asegure que sus cañones estaban apuntándome, use teletransportación para acercarme a la flota. Desgarro la barrera cubriendo las grandes aeronaves y rompo dentro del puente de una.

 

Una terrorífica conmoción apareció entre los tripulantes. Un anciano, que parecía ser el capitán, grito a ellos.

“¡Dejen el pánico! ¡Bajen sus armas!” Él ordeno y dio un paso hacia mí. “Soy el almirante Rhodon del Reino Quinze, y estoy a cargo de esta flota. ¿Tal vez tu eres la Dark Lady?”

“… si. Lo soy.”

Él parece ser un hombre gentil y calmado.

Porque estaba disparando a los refugiados, ¿sus compañeros humanos? ¿Fue en serio este hombre el que daba las ordenes? Atormente la nave con toda la intensión asesina, pero el almirante no había lo que yo esperaba del todo, y antes de saberlo, ya estaba escuchándolo. Rhodon sacudió su cabeza con una mirada dolorosa en su rostro.

“Tal vez has venido aquí a condenar mi decisión. Pero no tengo elección. No hay forma de que sepa si hay algún demihumano oculto entre los refugiados, y si los tomo conmigo, pongo en riesgo nuestras naves de ser saboteadas. No seriamos capaces de pelear contra el Unseelie Lord entonces.”

Guardamos silencio por un momento como reúno mis pensamientos. Ellos están preparados para hacer sus propios sacrificios por el bien del mundo, ¿era eso? ¿Fue eso lo que estaba diciendo?

“No tienes que preocuparte sobre Fiorfata, yo lidiare con eso. Solo tomen a los refugiados. Yo hablare con los demihumanos.” Le ofrezco.

“Oooh, eso podría ser asombroso. Vamos a salvar vidas, entonces. Eso es, después de todo, nuestro deber.”

Rhodon sonríe con la sonrisa gentil de un anciano y asiente profundamente.

… ¿era eso verdad? Ellos en serio venido aquí a proteger el mundo, ¿nada más?

“Entonces toma a los refugiados en tus naves y váyanse. Fiorfata vendrá pronto.”

“Entendido.”

 

Dejo el puente para ir hacia la cubierta de la nave, y desde ahí, salto hacia la espalda del dragón blanco que vino a recogerme.

¡Cuidado!

Pero justo cuando aterrizo en su espalda, el dragón blanco repentinamente retuerce su cuerpo para cubrirme, y no mucho tiempo después. Un terrible impacto nos hace volar.

 

“¡Gah!” Toso, recuperando mi visión y balance en el aire. La primera cosa que veo fue el cuerpo del dragón blanco cayendo hacia el suelo. Ya estaba muerto.

¡Doncella Oscura!

El bombardeo continuo. El dragón dorado y el otro dragón volaron para cubrirme con sus propios cuerpos.

¡¿Qué acaba de pasar?!

Miro hacia la aeronave. Rhodon está aún mirándome con la misma sonrisa gentil.

Pero entonces enfoco mis ojos para mirarlo, por un solo momento, su rostro se vuelve borroso para revelar en su lugar una asquerosa sonrisa.

“Un niño de Dios…?”

Él tal vez había sido uno de esos Niño de Dios, como Tiz, aquellos que poseen una habilidad especial. Algo que podría hacer a uno creer en él, o tal vez ocultar sus verdaderos pensamientos… maldito.

El dragón dorado está aún con vida, pero no por mucho. Su voz llega a mis oídos como estaba a punto de perderme en mi ira.

… Doncella Oscura.

“¡No! Lo siento, si yo no hubiera…”

… no… seas cegada por la malicia de los humanos… no pierdas de vista tu meta…

“… lo tengo.”

 

Los dragones habían muerto al protegerme.

No perder de vista mi meta… ¿proteger este mundo? Pero había sido mi culpa… ustedes murieron porque yo fui descuidada…

… lo entiendo. No lo olvidare… Lo siento, dragón dorado. No vacilare nunca más… así que déjame enojarme por ti, solo esta única vez.

Justo entonces, una ráfaga de artillería mágica llueve sobre mí. Mi poder mágico lentamente disminuye por el daño.

… pero algo dentro de mi hace clic, y repentinamente, mi reserva de mana se dispara.

 

– [Consume] –“ [K: Aquí me hubiera encantado ver el soundtrack de Bleach para las peleas…]

 

Elevo mi mano derecha. Todos los proyectiles reunidos ahí están siendo succionados por un agujero negro, transformándose en una bola masiva de energía.

No vacilare nunca más.

Arrojo la bola de energía de regreso, el rostro de Rhodon se retuerce, y la gran aeronave fue desintegrada en una pestañeo.

[Shedy] [Raza: Conejita] [Archidemonio Nv. 50]

・El demonio de Laplace. Uno que ha ascendido más allá de los Archidemonios.

[Magic Points: 107,500/172,000] 3,000↑

[Total Combat Power: 124,400/189,200] 3,300↑

[Habilidad Única: <Alteración de Casualidad> <Manipulación Dimensional> <Consumir> <Materialización>

[Habilidad Racial: <Miedo> <Forma Niebla>]

[Identificación Simple] [Forma Humana (Asombrosa)] [Inventario Subespacial]

[Dark Lady]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. ….MUAJAJAJAJAJAJA ESTÚPIDOS Y SUCIOS HUMANOS INFERIORES ENSERIO CREYERON QUE PODRÍAN DAÑAR A LA CONEJITA?
    JAJAJAJA SÓLO MUERAN Y DEJEN EN PAZ AL MUNDO AHAJAJAJAJAJa

  2. Talves los únicos humanos que vivan son los que el rey tus fue a buscar, los otros van a morir como animales, si no los mata sheddy los matará fiorfata, por fin aparece gold y compañía aunque espero que evacuen pronto ya que no los quiero ver morir, gracias por el capitulo y esperando que venga yurushia y compañía en esta novela o mejor aún… En su propia novela.