Bunny Girl Ch91

Ch 91 – La Batalla del Maestro Espadachín

¡¿El Maestro Espadachín Calimero?! ¡¿Qué demonios quiere decir con, “déjame esto a mi”?!

Mi cabeza está aún girada hacia atrás como estoy sentada en la espalda del dragón blanco cuando la vista de un Héroe sosteniendo la espada sagrada, dándome la espalda, entra a mis ojos. Calimero hizo que su espada bailara, la hoja tan pulida que parecía como un espejo, y giro hacia mi y me guiño.

“…”

Doncella de Oscuridad, debemos irnos. ¡No deje que su valentía sea en vano!” El dragón dorado volando a mi lado me reprende.

“S-sí.”

Giro hacia adelante.

Él esta comprando tiempo para mí, no como un Héroe de la humanidad, sino como un Héroe que protege este mundo.

Pero incluso con el poder de un Héroe… no, eso no es bastante cierto. Más bien, yo debería decir que siempre y cuando él sea humano, nunca podrá ganar contra el Señor Demonio Fiorfata. La brecha entre humanos y el pináculo de todos los demonios es demasiado grande.

No puedo dejar que su determinación sea malgastada.

… aun así, en la otra mano, por alguna razón, siento un extraño tipo de simpatía, no por Calimero sino por Fiorfata, al único que va a tener que pelear con él. Lentamente cierro mis ojos, mis dedos presionan mi frente.

***

“¡Ven, Unseelie Lord o como sea que te llames! Por el bien de mis 12,755 amantes por todo el mundo, Yo, Calimero, ¡peleare como un campeón del amor!”

La Dark Lady Conejo blanco y los dragones se habían ido. Calimero, el Héroe Maestro Espadachín, hizo de lado sus caireles de cabello dorado mientras con su otra mano agarraba la espada sagrada, el arma más poderosa de la humanidad que había sido confiada a él por la Ciudad Sagrada de Ayune. Él apunto su espada hacia Fiorfata como el Unseelie Lord calmadamente se acercó a él, y tomo una pose.

…̸̡͡…̸̀‡̵̶∴̵͡*̵̵ヾ…̸͟?

Fiorfata dejo de moverse. Comenzando con la punta de sus dedos, su cabeza lentamente se inclinó hacia un lado.

Habia sido un momento de fascinación cuando Fiorfata, el Señor Demonio, respondió a la convocación. No había una razón en particular o emociones detrás de su decisión de destruir este mundo – fue solamente el pensamiento de ‘conseguir algo de aire fresco’ después de estar encerrado por años, así dijo.

Si ahí hubiera una razón, entonces quizás habría sido la Malicia del Hombre, que era tan atractiva para los demonios.

La gente sana no pensaría en intentar convocar a un demonio. Era exactamente esa malicia suicida del hombre que servía como carnada para atraer a los demonios.

En ese sentido, la malicia que había llamado a Fiorfata había sido una demencia asombrosa. Había aceptado la ofrenda y había decidido destruir el mundo como pago en regreso, cuando noto algo mucho, mucho más interesante.

Un demonio blanco que no temía al Superior Señor Demonio.

Ella se puso en frente en su contra incluso cuando no tenia más poder que un archidemonio, provocándolo, ganando más poder incluso cuando continúo corriendo alrededor. No había tenido tanta diversión en milenios. Así que por esa diversión incluso decidió dejar la destrucción del mundo para después.

Aun así, su persecución del demonio blanco no era más que un juego. Estaba acorralando a un bebe conejo que corría, solo por diversión. No había necesidad de ponerse en serio.

No era serio, pero los ataques de Fiorfata – con intencional rango limitado, incluso – era aún suficiente para infligir daño cercas del mortal a un archidemonio si golpeaban directamente.

Y un humano había bloqueado esto.

…́…҉‡̨̕∴͠*◇̀͡∫́…̕͟?̢

Fiorfata una vez más libero un rayo de luz desde la punta de su dedo hacia Calimero, el intruso repentino que estaba apuntando su arma hacia este.

La luz, tan caliente como un arma de láser moderno de la Tierra, debería haber sido suficiente para evaporar el frágil cuerpo humano. Y aun así…

“¡¡HAAH!!”

Calimero grito y balanceo la espada sagrada junto con un surgimiento explosivo de magia. El rayo de luz fue reflejado lejos de él en lugar de ser cortado a un área del bosque solitaria.

…̴̨…̷‡∴*̡ヾ́͡…͢?̸́

Fiorfata una vez más lentamente inclino su cabeza.

Esto era imposible. Aunque imposible fue lo que pasaba justo frente de él.

Calimero no había confiado en ningún truco o habilidad especial.

Se encaro contra un ataque tan rápido como la luz. Calimero había observado la dirección de la cabeza de Fiorfata, los movimientos de sus dedos, los minúsculos cambios del flujo de mana, e inmediatamente libero mana que había estado enfocado y comprimiendo dentro de sí mismo, al mismo tiempo que establecía una barrera mágica para restringir la mira del láser. No estaba bloqueándolo, en su lugar dejaba eso a la propiedad reflejante de la espada sagrada para desviar cerca del noventa y ocho por ciento de la energía lejos de él.

Él hizo todo eso con solo el dos por ciento en un segundo. Y después, para lidiar con la radiación del calor restante, intencionalmente sobrecargo el mana que había usado para crear la barrera mágica en una onda que disperso el calor.

Si hubiera tardado solo una centésima de segundo, si el ángulo de su espalda hubiera estado mal, si hubiera sobrecargado su barrera mágica en el momento equivocado… cualquiera de esas equivocaciones podría haber sido suficiente para matarlo.

Aun así, la cosa más impresionante sobre él fue la habilidad que llevaban todas sus acciones. El coraje increíble para estar de pie ante un enemigo que era más de cuarenta veces más poderoso que él había sido la razón de que Calimero aún viviera.

Muchos podrían haber estado contentos con simplemente haber logrado lo que él hizo, diciendo que fue solo debido a que él era un ‘rarito’, pero al mismo tiempo, uno podía decir que sus logros habían sido posibles debido a puramente sus regalos de nacimiento.

Él era un verdadero genio nacido en Yggdrasia, y el Héroe más poderoso de toda su historia.

Esta fue la verdad de Calimero.

Aun así, era verdad lo que se decía. Había una fina línea entre ser un genio… y lo que sea que él era.

“¡Hahahah! ¡¿Es eso todo, Unseelie Lord?! ¡¿Si es así, entonces nunca serás capaz de vencer a Calimero, el guardián del amor?!” Exclamo fuertemente, mostrando una sonrisa apuesta mientras sus dedos se deslizaban por su barbilla.

Por un momento, Fiorfata pensó.

Ni uno podía entender lo que estaba pensando. Un ser bidimensional no podía esperar que comprendiera lo que un ser viviendo en la tercera.

Pero aun así, Fiorfata sonrió. El miasma aferrándose al Señor Demonio se torno negro azabache, y el huevo de obsidiana que tenia por cabeza se agrieto en una sonrisa que no había visto nadie hasta ahora.

“¡¡¿WhooaaAAA?!!”

Fiorfata expulso rayos de luz de todos los dedos de su mano izquierda arrasando con el área entera donde Calimero estaba. La nube hongo llego tan algo como un árbol de trescientos metros, y el polvo fue tan grueso lo suficiente para bloquear el sol. Un destello de luz aguda perforo a través de la nube, solamente rebotando en la cabeza de Fiorfata y desvaneciéndose.

“¡¿Acaso pensaste que eso era suficiente para matarme a mí, Calimero?!”

Calimero, el héroe de la luz, bailo en el aire como corto la nube de polvo. Sus ropas y armadura estaban ahora manchadas con suciedad y mugre, pero no había ni un solo rastro de polvo en su rostro y cabello.

Fuera de los seis láseres saliendo de los dedos de Fiorfata, Calimero podía solamente desviar dos. Pero el reflejo de los rayos golpeo los otros, cambiando sus trayectorias, y él incluso utilizo la explosión causada por los proyectiles golpeando el suelo para tomar refugio en el aire.

Incluso Calimero en si no podía ser capaz de explicar lo que había hecho.

El hombre poseía la habilidad de cálculo para crear intrincadas soluciones en un parpadeo, también la capacidad de llevarlas a cabo sin un momento de vacilación. Pero él era también incorregible.

“¡Por el bien de mis 12,756 amantes por todo el mundo!”

En ese momento, el miasma rodeando a Fiorfata abruptamente se convirtió en una sombra oscurecida.

Una lluvia de cometas cayo sobre Calimero como si el cielo entero se hubiera caído, convirtiendo la orilla del Continente Este en irreconocible. Pero incluso dentro del pequeño apocalipsis, Calimero aún carcajeaba, su voz alegre alardeaba.

A primera vista, parecía estar en iguales condiciones con Fiorfata, un demonio que podía ser llamado un Dios Malvado, aunque no era así el caso.

Calimero estaba haciendo esquives milimétricos de ataques que podrían asesinarlo con solo un arañazo, mientras sus propios ataques no podían causar aunque sea algo de daño a Fiorfata. Mientras él Héroe estaba aún ileso, el poder mágico que necesitaba para esquivar no era infinito. Las piedras y herramientas mágicas que preparo estaban lenta pero seguramente agotándose, y los ataques de Fiorfata estaba llevándose su vida lentamente.

Porque estaba Calimero continuando con tal imprudencia, ¿entonces?

“¡Vamos! ¡¡No te retengas ahora, Unseelie Lord!!”

Fue para comprar tiempo, y fue para disminuir el poder mágico de Fiorfata tanto como le fuera posible.

Por instintos, Calimero había sabido que la Dark Lady Conejo blanco no era su enemiga. Y por instintos, sabía que tomarla a ella como su amante podría traer la paz al mundo, lo que había sido la razón de porque había continuado persiguiéndola hasta ahora.

Explosión tras explosión hacia él. Cuando Calimero se levantó abollado y malogrado, Fiorfata libero una enorme onda mágica hacia él.

El héroe limpio sus prístinos dientes de lado con sus dedos ensangrentados. Su sonrisa gentilmente parecía encarar a la masa de poder mágico acercadose.

“… mi hermosa Dark Lady. El resto te lo dejo a ti.”

Siempre y cuando tuviera éxito en debilitar la magia de Fiorfata y su poder de combate, él estaba seguro de que la chica de blanco podría ganar. Así que hablo con sus instintos de Héroe.

El proyectil mágico masivo impacto contra Calimero, su sonrisa nunca desapareció incluso al final. Todo lo que fue dejado detrás fue un inmenso cráter.

…̛͟…‡̢́͠∴̴́͞*͞?

Tras la vista, Fiorfata débilmente inclino su cabeza de lado… y entonces se fue una vez más para reanudar la persecución.

En un tierra ahora limpia de toda creatura viviente, la espada sagrada giro a través del aire para apuñalar el suelo. Su brillo, atrapo la luz como si asemejara una tumba.


Nota del autor: … ¿acaso eso lo mato?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Me voy a quejar aquí, entiendo que calimero era un genio y un héroe muy poderoso y dotado, pero y lo digo enserio PERO eso no lo quita lo molesto y mujeriego por lo que aunque el autor se intentó esforzar para darle in capitulo para que lo respetemos a mi en lo personal me sigue desagradando.

  2. Un payaso de heroe, un idiota pero también valiente, no siento simpatía por el pero… Lastimosamente no creo que este muerto… Ojalá me equivoque ya que no quiero verlo en el epílogo, el que SI me daría pena es GOLD que probablemente ya tiene waifu así que esperemos ver cómo se desarrolla la historia, lo bueno o lo malo es que como la coneja no tenía compañeros (que facilitó la creación de la novela) no nos da pena casi ninguna muerte. Por otro lado para que ese demons lord caiga sheddy tiene que ser tan fuerte como la misma yurushia para al menos salir con vida. O recibir ayuda de ella.