Drawn StoryNovela Original

El Nombre del Pecado

Publicado el

Buenas minna, lamento la hora del post, pero originalmente iba a ser publicado a las 4pm (hora mexico), pero hubieron asuntos que me retrasaron, esta novela no es una idea original, simplemente la tome de algo que me inspiro, al final de la ‘saga’ la colocare, el link o el vídeo más específicamente…

Bueno, constara de 4, incluyendo el prologo y epilogo, así que no esperen un desarrollo demasiado extenso, pero espero y si lean entre lineas y piensen por si mismos sobre ‘el pecado’.

Una aclaración, los personajes no tienen nombre, y siempre sera narrado en tercera persona, siendo ustedes el narrador. Si bien puede haber “buenos” y “malos”, esta en la perspectiva de cada lector interpretar la historia. Pero solo quiero que disfruten la lectura tanto como yo…

Sin más que agregar…

Prologo; Una mala jugada del Destino

El destino, para unos una bendición, para otros una maldición.

Oh destino que nos depara al futuro, trayendo milagros, azotando desagracias.

Una rueda de azar, trayendo consigo infinidades de posibilidades tanto buenas y malas por igual.

Oh diosa del destino, cruel eres tú o la amabilidad que profesas es hipócrita, pero quien soy yo para juzgar dicha bendición.

De otro modo, al menos si no fuera por ti… ella no lo hubiera conocido a él.

Los dioses, entidades magnánimas y todo poderosas que rigen la vida y muerte de los mortales. Velando por su seguridad, conduciendo su especie y algunas veces colocando pruebas para aquellos que serán tallados en las raíces de leyendas.

Entre estos dioses, la diosa del destino es conocida como aquella que puede ser un ángel tanto como demonio. Amada por unos, Odiada por otros.

Dicho de tal manera, el destino no es algo que pueda cambiarse, existe el dicho, “No hay milagro que se repita o las calamidades nunca vienen solas…”. De modo que una vez que el destino ha sido marcado, ni la misma diosa puede hacer algo para remediarlo.

En una cierta ciudad, donde las calles y casas se regodeaban de prosperidad. Un pequeño bebe había nacido.

Tan hermosa y saludable como cualquier bebe, pero este era especial, dado que la diosa misma incluso noto su existencia apenas a pocos minutos de haber dado su primer respiro.

Sea por curiosidad, sea por diversión. La diosa sonrió ante tan dichoso momento mientras observaba al bebe.

Mirando su hermoso cabello plateado y piel tan suave y blanca como el mármol, una idea paso por su mente y sin dudar un segundo…

“Qué adorable bebe, ¡Ya sé! Vamos a lanzar un hechizo en ella por diversión.”

Con aquellas palabras, la rueda del destino giro como si de una mala broma se tratara.

Oh pobre alma que la diosa ha tenido por objetivo. Sera luz o oscuridad lo que encontraras al final de tu camino.

 

 

Capitulo 1: Un corazón ciego ve mejor que uno podrido

En cierta ciudad, una chica mira con ojos vacíos hacia el suelo mientras camina. Su piel blanca esta pálida y por su complexión fácilmente uno se daría cuenta de su falta de nutrición. Incluso aunque se ve de esa manera, la chica no muestra señales de sufrir o al menos no las deja salir.

Deambulando en la ciudad, trata desesperadamente de evitar a la gente que habita ahí. Apretando fuertemente sus manos, usa callejones y zonas que propios y extraños evitarían como rutas de escape.

Pero incluso así, la vida no es tan fácil.

Fuera por casualidad o puro destino, la chica fue encontrada por un grupo de chicos, tal vez de su misma edad o más jóvenes. Eso es lo de menos.

Lo que causo temor en la chica fue la sonrisa que se dibujo en sus rostro al verla, como si una mala idea se apoderara de ellos. Sin dudar un momento, uno de ellos, el que parecía el líder, escupió palabras vulgares y ofensivas hacia la chica mientras se acercaba a ella.

“¡Eres un monstruo!”

“¡Ni siquiera eres una humana como nosotros!”

Como si derramaran sobre ella todo el odio y estrés que tenían que soportar por su miserables vidas, intimidaron a la chica una y otra vez.

Aun así la chica no hizo algo, más bien parecía solo mantener un rostro calmado, pero de las esquinas de sus ojos pequeñas lagrimas comenzaban a formarse.

Incluso aunque hubo personas mayores o niños pasando alrededor, ninguno intervino, más bien, sus miradas se tornaban con odio hacia la chica, como si esto fuera natural.

La chica solo miro hacia el suelo una vez más con ojos huecos como si reprimiera su llanto y sus sentimientos. Sin esperar nada más, corrió lejos del lugar sin mirar atrás.

Hacia los callejones, entre lugares sucios y oscuros, evitando la mirada de todos ella se alejo.

Un simple pensamiento surgía en su mente cada que estos sentimientos de tristeza la sofocaban.

[Si pudiera tener un solo deseo…

Quisiera tener al menos a una persona en el mundo para que fuera mi amigo.

Vivir entonces podría ser una cosa maravillosa…]

O al menos le gustaba pensar en tal cosa.

Mientras huía de sus problemas, de sus miedos, de la gente… Un joven ciego paso a su lado.

Hay momentos en que no ver, te permite ver mejor que nadie…

La chica tirada entre los callejones mira sin vida hacia el suelo. Ahí frente a ella, el mismo grupo de chicos de antes la atormentan.

“¿Porque crees que las ratas son odiadas?”

Ante esto, el grupo de chicos dicen mientras carcajean, “Por supuesto, es porque son asquerosas.”

“Entonces respondeme, por el bien del yo que no puede ver.”

Antes de que los chicos hicieran algo una voz profunda los tomo por sorpresa, un joven con vendajes en sus ojos se puso entre ellos y la chica. Su cabello era negro como la noche, y su piel era tan blanca como el mármol. En sus manos un bastón rustico de madera era sostenido.

Y como si no tuviera pensado moverse, hablo con una voz fuerte y firme.

“Este acto de no ver, esta irrazonable discriminación, esta realmente bien.”

Como si el líder se burlara del joven discapacitado, silenciosamente avanzo con toda la intensión de golpear el rostro del joven ciego mientras él continuaba hablando.

“¿Son las ratas en verdad asquerosas?”

A escasos centímetros de tocar siquiera su nariz, el puño que fue lanzado a traición, fue detenido por la mano del joven ciego. Ante este acto, el grupo que acompañaba al bribón quedaron congelados.

“Para mi, ustedes son más asquerosos que las ratas… ¡Nunca lo hagan de nuevo!”

Ante su grito, el joven ciego mando a volar al tipo hacia el grupo de chicos y estos huyeron mientras dejaban vulgaridades y reclamos detrás.

La chica solo miro hacia la espalda de aquel que le protegió, sin duda ella estaba feliz, pero por alguna extraña razón, una vez más ella comenzó a llorar sin saberlo. Abrumada por estos nuevos sentimientos…

 

 

Capitulo 2: Un corazón culpable y a la vez inocente

La chica guía al joven ciego por la ciudad, incluso cuando las miradas de todos muestras malestar. Ignoran al par mientras estos caminan lejos de la multitud.

“Si pudiera volverme en algo que quisiera ser, entonces… quisiera aparecer como una chica normal en frente de ti.”

Aunque la ultima parte que la chica dijo, fue susurrada, ella toco su pecho como si un malestar le atormentara.

La chica le mostró todos los lugares del pueblo, incluso aunque seguía siendo ofendida por los lugareños, aun si era vista con odio en cada lugar que pisaba.

La chica continuo guiando al joven ciego, al final, llevándolo a su lugar secreto.

Un árbol extraño en las afueras del pueblo, tal vez porque nadie se atrevía a salir de esas cuatro murallas, rara vez había gente en los alrededores, la pradera y el horizonte eran el panorama más hermoso. Dado que la vida en el pueblo era dura, siempre que podía ella disfrutaba su tiempo mirando el cielo y el horizonte sin fin.

“¿Porque yo?”

Como si sus sentimientos se desbordaran, dicha pregunta salio de entre sus labios. Incluso si no esperaba una respuesta, el joven ciego miraba sin mirar al horizonte.

“Eres una chica muy amable. Pero siempre terminas culpándote a ti misma. Quisiera hacer algo para reconfortarte.”

Mientras la chica cerraba sus ojos, tratando de suprimir sus sentimientos y tristezas. El joven se acerco a su lado.

“¡Eso es! Te daré esta flor floreciendo.”

Era una esplendida flor de lirio blanca, la chica no sabia si en verdad solo fue coincidencia, pero acepto dicha flor sin decir una palabra.

“La colocare gentilmente al lado tuyo.”

Desde los cielos, una diosa mira disgustada hacia el reino de los mortales.

Una mujer de cabello negro azabache trenzado mira hacia un par de mortales en especial.

Esta, era la diosa del destino, sus ojos que eran también del mismo color, daban un extraño sentimiento. Aunque su rostro era inexpresivo, su mirada gritaba por todo lo alto.

Una exasperación casi como si mirara hacia el mismo infierno.

Mientras dormía, el joven tuvo un sueño, una joven de inmensurable belleza le otorgo la vista de nuevo pero su sonrisa delataba sus malas intensiones. Y luego de dicha ‘bendición, la diosa se regocijo con las siguientes palabras.

“Si pudieras ver el feo rostro de esa chica, ¿me pregunto que tipo de rostro podrías hacer? Muy buena la vista, ¿no es así?”

Con eso, ella casteo un hechizo y aclaro sus ojos, devolviendo la luz que estos habían perdido.

Al despertar… el joven podía ver, las vendas que cegaban su vista, la oscuridad que atormentaba su visión. Todo se esfumo como si fuera una ilusión.

Mientras la chica estaba recostada, tratando de conciliar el sueño una dulce voz hizo que mirara hacia el techo.

Ahí como si se tratara del cielo estrellado, una joven de gran belleza se encontraba flotando. Su cabello era tan negro como la noche y estaba trenzado mientras un lirio negro posaba sobre su oído.

Incluso aunque desprendía una ominosa aura, y su mirada era fría como el hielo. Su voz sonó tan dulce como los ángeles.

“Mira, este es un regalo de este hombre, tómala.”

De entre sus manos, una flor de lirio fue lanzada hacia ella. Estaba teñida de negro azabache, tan oscura como si se tragara la luz misma, incluso dentro de la noche se podía captar el resentimiento y odio que llevaba dentro.

Mientras la chica abrazaba dicho lirio, la diosa desapareció con una sonrisa en su rostro.

La mirada de la chica se volvió vacía una vez más, mientras abrazaba la flor.

[Aah, esto de seguro es mi castigo. Después de todo, he olvidado mi lugar y me he enamorado…]

 

 

Epilogo: El nombre del pecado

A altas horas de la noche, un joven corre desesperadamente. Tropieza con las cajas, golpea objetos, incluso aunque parece no ver muy bien. El joven no se detiene por un segundo sin importar los raspones y heridas sobre su cuerpo…

Con una mirada decidida sale del pueblo hacia un lugar que solo ellos dos conocen.

La chica abrazando un lirio negro solloza mientras se maldice a si misma.

“¿Debería estar todo mejor si estuviera muerta, cierto?”

Como esperando que alguien dijera algo, una voz grito de vuelta…

“No llores *jadeo*, yo siempre *jadeo*, hasta el día en que muera *jadeo*, estaré a tu lado.”

Mientras la chica con ojos llorosos voltea, mira hacia el joven que incluso sin recobrar bien el aliento. Continua hablando mientras se acerca a ella.

“Por esa razón…”

El joven toma el lirio de entre los brazos de la chica y con una voz dulce sigue…

“Desde el día de hoy en adelante, tú seras una chica normal. ¿okay?”

Como si el lirio aceptara dichos sentimientos, se torno una vez más de un blanco puro, mientras tanto el joven coloca el lirio sobre la oreja de la chica adornando su hermoso cabello plateado. Limpiando las pequeñas lagrimas en las esquinas de los ojos de la chica.

“…¿Viste eso? El hechizo que fue justo como un mal sueño…”

☆彡

Desde los cielos, la diosa del destino observa a una joven pareja.

Ambos son tan hermosos que compararlos con obras de arte no seria menos. Un joven con el cabello negro azabache extiende su mano, mientras la joven de cabello plateado sonríe al escuchar las palabras del joven…

“El hechizo que fue justo como un mal sueño… Parece como que ha sido roto”

Lentamente, la sombría mirada en la diosa, se torno en cálida… y una sonrisa pura se dibujo en sus labios.

 

 


Bueno, eso es todo… voy a colocar el link del vídeo y el vídeo en sí… No quiero quejas, ya que como dije, la historia esta relatada en el vídeo, simplemente le di el trasfondo que se merece…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.