Bunny Girl Ch83

Ch 83 – Batallas del Circulo Mágico

Cuando los peligrosos criminales a través del mundo entero escaparon de sus prisiones, había sido solo el comienzo. El incidente de las dark pixies había comenzado tan pronto eso paso, y estos criminales habían sido sospechosos a ser los culpables.

Su verdadera meta había sido convocar al Dios Malvado que ellos llamaban el Rey Hada. Cuando la raza humana noto que una amenaza clase Cataclismo, una existencia incluso más poderosa que la Dark Lady, había sido convocada, pronto se encontraron en una batalla por su continua supervivencia.

 

Con la evidencia confiscada y los testimonios de un grupo de prisiones que exitosamente previnieron que se asesinaran a sí mismos, la verdadera identidad de este Dios Malvado fue parcialmente revelada.

De acuerdo con la antigua literatura que había sido dejado atrás por los antiguos elfos de miles de años, este Dios Malvado no era una entidad del Mundo de Fantasía, a pesar de su apariencia parecida. Este era uno de los Dioses del Mundo inferior.

Era el Unseelie Lord, el gobernante de las dark pixies. Un verdadero Dios Malvado en todo su esplendor.

Aparentemente, entre los criminales escapados en búsqueda, había estado unos magos de Quarancinq que usaron para peligrosas convocaciones experimentales, y ellos habían planeado la invocación del Unseelie Lord.

Con este conocimiento recién encontrado, los diferentes nombres de las naciones del mundo habían dado al Dios Malvado ahora un solo titulo consolidado. La coalición de grandes naciones que estaba fuera del circulo mágico a gran escala estaba ahora desplegado aeronaves de batalla para subyugar al Unseelie Lord.

 

Por todos los derechos, los Héroes deberían estar tomando comando del ejército aliado para unificar las naciones alrededor del mundo. Pero el más adecuado, el Campeón, estaba actualmente perdido. Sin información confirmada había rumores que estaba trabajando con la facción de la Dark Lady, traicionando a la humanidad.

La heroína que había advertido al mundo entero de la aparición del Dios Malvado, la Sabia, había sido reportado ser la principal culpable detrás de la invocación del Dios Malvado, y estaba actualmente en su huida. Pero similarmente al Campeón, una investigación pública del Sabio en ese momento podría provocar intranquilidad entre la población. La investigación se mantuvo aparte.

El único Héroe restante era el Maestro Espadachín, pero muchos no podían captar lo que el excéntrico genio pensaba. Antes de que cualquiera pudiera notarlo, el Maestro Espadachín ya había partido por sí mismo a derrotar al Unseelie Lord.

 

Las naciones dentro del circulo mágico a gran escala que había llamado al Unseelie Lord estaban actualmente sufriendo ataques de las miles de dark pixies.

Incluso cuando el mundo entero se había unido para pelear contra el Unseelie Lord, estas naciones aún estaban atadas por las dark pixies. Necesitaban lidiar con el circulo mágico que había invocado a las creaturas en sí.

Los puntos de Origen del circulo mágico, por la solicitud de la Sabia, fueron lugares con una línea de suministro de mana, así que las localizaciones eran ya conocidas. Las naciones cerca de los Orígenes desplegaron caballeros y aventureros para asediar los sitios.

 

Entre los Orígenes, los seis puntos arreglados en un hexagrama en la circunferencia externa del circulo mágico eran los más importantes. Ahí también era donde la resistencia de los criminales fue más fiera. Uno de los Orígenes del hexagrama había sido localizada en ruinas enanas del Imperio Touze. Los caballeros atacaron el lugar, pero entre los números enemigos había los que una vez se habían involucrado en el desarrollo de armas mágicas mortales. Los atacantes también tomaron pesadas casualidades.

Como resultado, el Imperio Touze había desplegado una fuerza especial de alrededor de treinta personas, todos ellos eran poderosos caballeros, magos, o confiables aventureros. Su plan era invadir las ruinas a través de un pasadizo secreto.

 

“Vamos, geez, piensa en tu edad. ¿Por qué vienes con nosotros?” dijo el emperador de Touze, Tischlar – o Tiz, como aquellos cercanos a él lo llamaban.

“Seguro bromeas, chico. Esa es mi línea, que el Emperador vaya hacia las líneas frontales podría ser más peligroso.” El viejo mayordomo responde amablemente, sus manos ocupadas con sus propias preparaciones.

“… Ya te dije, para con lo de ‘chico’ ya.” Tiz dijo, suspirando calmadamente con una sonrisa amarga.

Tiz y su viejo mayordomo había decidido unirse a la fuerza especial.

El emperador tenia cerca de mil de poder de combate en sí, mientras el viejo mayordomo había sido una vez el líder de una organización de inteligencia. A pesar de su edad, él era aún más poderoso que Tiz.

Pero esta fuerza especial estaba embarcándose en lo que era más, en un sentido, una misión suicida. Incluso cuando el mundo estaba enfrentando el riesgo de destrucción, algunos tal vez acusen al Emperador de negligencia de responsabilidad por unirse a la misión.

Pero tenia una razón para su decisión.

Mientras la nación había sido pacífica y la familia no había tenido oportunidad de experimentar el campo de batalla por varias generaciones, sus raíces, la familia real de Touze eran una casa de guerreros. El emperador que visitaba la línea frontal era prácticamente una costumbre familiar.

Además, Tiz era aún joven. Los nobles leales al emperador previo estaban aún oponiéndosele incluso ahora. Tiz necesitaba mostrar a sus ciudadanos que estaba tomando un rol activo.

Y finalmente; Salia, su antigua guardaespaldas caballero, estaba directamente involucrada en la misión actual.

Salia era la hija del líder del escuadrón de caballeros que era uno de los que apoyan a Tiz. Ella no podía caer en las manos de los nobles reales. Fue por eso por lo que Tiz necesita mantener la fuerza limitada a solo el mismo, los caballeros y aventureros en quien confía, y el padre de Salia y sus allegados. El asunto tenia que lidiarse tan silenciosamente como fuera posible.

 

Los caballeros estaban distrayendo a los enemigos en el exterior mientras la fuerza de Tiz se infiltraba en las ruinas a través del túnel secreto. Ellos se dirigieron hacia el punto de Origen que estaba aún activo para mantener el circulo mágico.

Después de varias casualidades, llegaron a la recamara más profunda. Salia estaba esperándolos junto con varios de los más peligrosos de los criminales buscados por el mundo entero.

 

“¡Su Majestad! ¡Ha venido a verme!” Salia dijo, con una sonrisa loca mostrándose en su rostro medio paralizado.

“Salia… yo te detendré. Vamos, geez, líder caballero.”

““Si, señor.””

El viejo mayordomo respondió desapasionadamente. El líder de escuadrón asintió, su resolución se endureció, aunque sus labios aún temblaron al ser forzado a matar a su propia hija debido a su posición.

 

Los escapistas habían sido encarcelados por su peligrosa ideología. Ellos no eran necesariamente personal poderoso.

Que no hubiera trampas mortales o armas mágicas en las manos de los criminales, y los caballeros con cerca de mil de poder de combate e inflexible determinación pronto probaron mucho eso. La fuerza especial desgarro a través de los criminales uno después de otro, incluso si tomaron casualidades también.

 

Pronto, solamente Salia fue dejada. Ella chillo, cargando adelante con la fuerza de una ex-guardaespaldas real.

“¡Su Majestad! ¡Su Majestad! ¡¡¡Sir TISCHLAAAARR!!!”

En respuesta, Tiz desenfundo su espada mágica que adquirió por si mismo cuando era joven. Un solo empuje perforo a través del corazón de Salia.

Ella estiro sus manos ensangrentadas incluso como su corazón fue perforado, dándole una sonrisa final.

“…Ti..z…”

Entonces ella sobrecargo la piedra mágica de fuego que Brian le había dado, liberando un infierno para cubrir a los dos.

“¡Chico!”

El viejo mayordomo dejo salir un grito que era casi un grito. Tiz apareció desde las flamas ileso, sacudiendo su capa como si alejara las flamas.

“Así que estás ileso chico…”

“… Debería, con solo ese tanto fuego.”

Tiz era un Niño de Dios, uno que poseía una habilidad especial. Él tenía la Bendición del Fuego.

Salia había sido su guardaespaldas una vez. Ella, por supuesto, estaba al tanto de su habilidad. Ella lo deseaba, pero no tenia intensión de matarlo. Ella solo quería que el la recordara en su muerte.

Tiz guardo silencio, pensamientos pesados aparecieron en su expresión. Balanceo su espada encantada sin una palabra y destrozo la herramienta mágica que era el Origen del circulo mágico.

 

La misión fue un éxito, a pesar de las vastas casualidades. Los sobrevivientes se animaron por el triunfo.

Pero esto no había acabado aún. El Dios Malvado, Unseelie Lord, estaba aún ahí. La batalla del mundo entero era solamente el comienzo.

 

“… Shedy.” Murmuro. Pensamientos de la Dark Lady Conejo blanco, la chica de blanco, y su solitaria batalla pasaron a través de su mente.

Tiz había escuchado que Shedy estaba destruyendo Raíces para prevenir el colapso del mundo por alguno de los demihumanos capturados de los soldados de la resistencia en su custodia.

Sus compañeros humanos habían dicho que era simplemente cosas sin sentido, pero Tiz había conocido a Shedy. Él no pensaba que era una destrucción sin sentido. Como Tiz el individuo en lugar de Tischlar el emperador, él había divulgado información de que Shedy se había vuelto más poderosa tras destruir la Raíz de Xontdix a la resistencia.

Ella estaba ganando poder con cada Raíz destruida. Y al final, el mundo humano colapsaría, y el colapso del mundo podría prevenirse.

Lo que él hizo era traición, pura y simple. Una traición hacia la humanidad y los ciudadanos de su Imperio. Pero un pensamiento había tomado raíz en la esquina de la mente de Tiz.

Al final, ¿ella no es la única esperanza que tenemos para derrotar al Unseelie Lord?

***

[Shedy] [Raza: Conejita] [Archidemonio Nv. 26]

・El conejo demonio de Laplace. Juega y guía el destino del hombre.

[MP: 83,400/100,000] 3,000↑

[TCP: 93,400/110,000] 3,300↑

[Habilidad Única: <Alteración de Casualidad> <Manipulación Dimensional> <Absorción> <Materialización>]

[Habilidad Racial: <Miedo> <Forma Niebla>]

[Identificación Simple] [Forma Humana <Asombroso>] [Inventario Subespacial]

[Dark Lady]

La raíz de Quathuit fue arrastrada dentro de la batalla con Fiorfata, y conseguí ser un poco más fuerte de nuevo.

La piedra mágica y el paso del tiempo había llenado mi magia un poco, pero las ondas de choque de los ataques del Señor Demonio y mi teletransporte de corto rango para esquivar estaba previniendo que mis reservas a estar llenas.

“¡– [Góspel] –!”

Mi ataque de rango limpio las dark pixies que estaban naturalmente saliendo alrededor de Fiorfata. Hacer esto era en serio duro para reservar mana, pero debo continuar atacando. El Señor Demonio necesita enfocarse en mi–

“¡Whoa!”

¡Demasiado cercas! Instantáneamente me transporte para esquivar la ráfaga enviada hacia mí.

[Unseelie Lord・Fiorfata] [Raza: Dark Pixie] [Señor Demonio]

・Uno de los siete Señores Demonio gobernando el mundo inferior. Un Dios del Mundo inferior.

[MP: 584,500/600,000]

[TCP: 654,500/670,000]

El propio mana almacenado de Fiorfata estaba de alguna forma disminuyendo al ser golpeado por mis ataques, y por disparar sus propias ráfagas de mana unas pocas veces, pero no tanto. Como esperaba, el Señor Demonio también regenera magia con el tiempo.

Pero aun así, agradecidamente, malgastar ataques mágicos en mi en respuesta a mis ataques. ¿Está jugando?

La capital de Quathuit era nada más que solo ruinas ahora. Fiorfata carcajea, su cuerpo se sacude, sus brazos marchitos y alas insectiles se despliegan ampliamente.

 

Aunque la gente en los pueblos cercanos tal vez tiene mejor suerte, no muchos en la capital se las ingeniaron para escapar.

No voy a justificarme, diciendo que sus muertes eran necesarias para salvar el mundo. Si ellos quieren maldecir a alguien, deberían maldecirme a mí.

Ellos sobrevivirían si solamente se hubieran alejado de las Raíces, pero justo ahora, no tengo manera de decirle a ellos eso. E incluso si pudiera, la raza humana ha estado dependiendo de las raíces por tanto tiempo. Ellos no las dejarían.

Tengo que continuar peleando. Tengo que hacerlo, por motivo de permitirme salvar tantas vidas de este mundo como me sea posible.

 

Una vez más, gasto mi magia apenas conseguida para atacar al Señor Demonio. Inmediatamente me dirijo hacia la siguiente nación con una Raíz.

Fiorfata aún me sigue.

Después fue la pequeña nación de Katrinne al este. Y después de eso, algo alejado de Katrinne, podría ser la nación isleña Roxante.

A mi velocidad actual, no podría tomar más que unas pocas horas, pero tengo que hacerlo mientras esquivo todos los ataques de Fiorfata y continuar mis provocaciones. Un juego de onigokko* donde la más ligera equivocación podría matarme instantáneamente.

 

“¡Aquí esta!”

Katrinne entro a mi vista. Este pequeño continente había estado cercas del centro del circulo mágico, y el daño por las dark pixies había sido particularmente severo.

No tengo que desviarme a ayudar a los humanos esta vez, además ellos ya también están apuntándome con artillería mágica de todas formas. Pateo los disparo que vienen de los muros del castillo, girando el cañón que estaba momentos antes disparando hacia la dirección de Fiorfata.

Lo esquivo, obviamente, pero fue suficiente para que tomar la atención del Señor Demonio. Guie los ataques, usándome como carnada. La fortaleza que Katrinne tenia como castillo cayo, la barrera mágica cubriendo la ciudad se desvaneció, y el árbol del mundo me envió una piedra mágica blanca a mi mano.

 

Arrojo la piedra dentro de mi boca y me dirijo hacia mi siguiente destino, Roxante.

La nación estaba relativamente cercas, pero aún tenía que cruzar cerca de mil kilómetros de océano. No debería haber nada que pueda usar como refugio en el mar. Esquivar a Fiorfata iba a ser mucho más difícil.

Como comencé a impacientarme, viendo mis reservas de magia lentamente disminuyendo, el océano en frente de mi repentinamente se puso turbia y burbujeo. Docenas de dragones marinos aparecieron desde el agua.

¡No ahora!

Pero justo como estaba lista para la batalla, los dragones marinos me ignoraron, en su lugar atacaron a Fiorfata persiguiéndome por detrás.

 

“… ¿están ayudándome?”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Me recordó a Avatar (la pelicula de los hombres azules, no de el avatar ank) en donde la naturaleza pelea contra los invasores.