Isekai Mahou

Isekai Mahou Cap 28 (Final de wb…al menos en internet)

Capitulo 28 – Los pensamientos de nunca
rendirse por el bien de alguien más
Varios días han pasado desde la noche
donde fue conocido que Lefille había sido maldita. Mientras Suimei y Lefille
continuaba agarridos de los ataques Mazoku, los dos continuaron caminando a
través del profundo bosque.
El camino que tomaron era denso, donde
se mostraban varios tipos de árboles.
Aunque el cielo parecía claro, viendo
como el brillo del sol y el cielo era obstruido por los altos árboles, la
cantidad de luz solar que vertia en el bosque era bastante tenue.
El futuro desde aquí, a diferencia de
los rayos tenues, podría ser no tener preocupaciones, así que parecía ser
positivo. Aun así, podría aparecer que adoptando tal suceso fuera disgustante.
Por supuesto, mientras estaba el asunto
de la presencia del Mazoku, la mayor presencia era con respecto a la pobre
relación de los dos.
Los dos caminaron juntos, lado a lado.
A primera vista, su relación parecía
estar bien, sin eventos aun definitivos sin culpa. Viendo como nada que pudiera
crear alguna discordia entre los dos ha ocurrido, esto era solo natural.
Sin embargo, si uno fuera a forzar a
indicar algo de interés, uno podría no negar que fuera un suceso intervalo de
espacio entre la distancia caminada de los dos, también como la brecha entre
los corazones de cada uno.
De hecho. Después de esa noche, no hubo
manera que no fuera extraño.
Con eso dicho–.
“Digo…”
“Suimei-ku…”
Suimei, junto con Lefille, mostraron el
deseo de voltear a su lado simultáneamente ante ellos congelados, como un sapo
que ha sido atrapado en la mirada depredadora de una serpiente.

““Ah…””
Y entonces, a menos si alguien hubiera coordinado,
los dos que simultáneamente intentaron comenzar una conversación notaron eso,
en el medio de su propio descuido, sus voces sonaron terriblemente raras.
De hecho, entre estos dos seres humanos
no hubo nada que pudiera considerar como tratamiento.
Ni uno podría ser llamado un listo. Aun
así repentinamente, justo como había sucedido hace tiempo, el momento entre la
conversación de los dos parecía no durar mucho. Si uno hubiera dicho lo que sea
o no el momento era perfecto, entonces quizás uno podría decir que el momento
fue solo un poco perfecto.
“Por favor, ve delante…”
“No, lo que yo quería decir no era
importante. Estoy bien con Suimei-kun hablando primero.”
Como así, esto es como los dos
terminaron, sus alientos eran inestables debido al hecho que no eran conocidos
con hablar con miembros del género opuesto. Suimei, a regañadientes sostenia su
mano con un rostro rojo, y Lefille, cuya mirada comenzó a desviar ahí por el
bien de respetar a su compañero.
Dueños del hecho que los temas de
conversación no eran particularmente cruciales, los dos no podían hacer un
intercambio verbal. Quizas debido al hecho que sus corazones han sido
cautivados por el reino flojo desde hace tiempo, esta extenuante tensión continúa
a persistir.
Suficiente seguro, el origen de esto no
era necesario decirlo.
Suimei no poseía el tipo de personalidad
que podría casuarle a él volverse preocupado de Lefille, especialmente después
de encontrar que ella estaba maldita. Incluso si este no fuera el caso, sin
embargo, después de pensar sobre los detalles del hex, de alguna forma se
volvió difícil para ambos mente y boca para mover. Él había visto a través de
todo. Tocar lo que sea. Aunque Suimei no hizo nada vulgar, deseos carnales,
también el hecho que fue necesario al momento, la persona en cuestión mantenía las
apropiadas fronteras cuando hizo así, incluso si él sentía alguna pena hacia
ella.
En una mano, fue claro que él podría
decirle a Lefille que su secreto ha sido expuesto.
Ese tipo de cosa ha ocurrido con alguien
que ha comenzado a ir junto con ella. No podía evitarse si su relación se
desviara debido a eso.
“… ah”
“… u”
Al final, los dos simplemente
continuaron en silencio. Y así, ambos simplemente continuaron dejar salir
varias voces como gemidos y gruñidos.
Pensando en algo fuera manipulando en
tener un momento de raros uno después de otro, los dos no charlaron a través de
varios días mientras continuaban perdiedon la oportunidad de sostener una
apropiada conversación.
–sin embargo, si fueran ellos a
continuar de esa manera, la relación de ambos y sus caminos podrían ponerse en
una manera desastrosa. Además, pensado que esto era donde un hombre necesita
hacer algo al menos, Suimei tomo un paso firme para preguntar a Lefille, quien
estaba caminando al lado de él, sobre sus movimientos desde ahora.
“H-hey. Pensaba que tal vez sea mejor no
dirigirnos hacia Ciudad Kurand… ¿No crees?”
Aunque el pensaba que deberían discutir
a donde o no deberían cambiar su ruta a su destino, el tono de Suimei era de
alguna forma rara como elevo su voz.
Sin embargo, en realidad, debido al
hecho que los dos estaban actualmente avanzando mientras cuidaban de
encontrarse con Mazoku, ellos habían aun dejado el bosque, desviándose de su
camino planeado, y había aun que determinar la ruta que deberían tomar hacia
Ciudad Kurand.
Debido a esto, Suimei elevo el tema de
como podrían intentar llegar a Ciudad Kurand. Sin embargo, el clima era debido
a tener enfrente las nubes, Lefille, la otra parte de la conversación, parece
ser incapaz de propiamente agarrar el contenido de la conversación de Suimei.
“¿Eh?”
“Iya, necesitamostener una discusión
apropiada sobre esto, así…”
“Ah, si. Tienes razón.”
Su respuesta a la propuesta de Suimei,
más que un paso tarde, fue sin sentido con decepción no escuchada. Con ojos
vueltos en puntos, Lefille mostro una incaracteristica impaciencia, su cabeza
asintió cada ahora y de nuevo.
Siguiendo esto, por el bien de sus
emociones, Lefille tomo un profundo respiro, e incluso aclaro su garganta antes
de responder a Suimei.
Con esto, la silueta seria de Lefille
finalmente regreso a la conversación.
“si, podría parecer que la oportunidad
de ser emboscados es alta si fueramos a continuar a proceder en una estricta
dirección oeste. Si queremos hacer el minimo esfuerzo para evitar contacto con
el Mazoku, podría ser mejor redirigir nuestra ruta ligeramente hacia el sur,
así creo.”
“Una emboscada, ¿huh? Bueno, parece
probable.”
De hecho. Como Lefille ha indicado, esta
siempre la posibilidad del Mazoku siendo desplegados en las afueras del bosque.
Encima de Rajas extensivamente moviendo sus subordinados, fue apropiado asumir
que podría haber varios Mazoku estacionados entre el bosque y Ciudad Kurand.
Con eso, escuchando las predicciones de
Lefille, el mapa que había visto una vez antes comenzó a resaltar en su mente.
Su actual posición era en el medio del
bosque, desviándose ligeramente hacia el sur desde la carretara Omoto. En la
frontera de la carretera que conecta las ciudades de Mether y Kurand, desde el
pie de la montaña a las planicies cercanas a Kurand con un bosque expansivo,
uno que se desplegaba en paralelo con dicha carretera.
Si fueran a continuar incluso más al sur
desde ahí, podría ser una considerable desviación a Ciudad Kurand.
Con respecto a provisiones, viendo como
ellos han asegurado suficiente provisiones, los dos no tienen problema algunos
sobre enfrentar hambre. Sin embargo, si ellos toman esta ruta, los dos podrían
encontrar una ardua tarea para descansar propiamente, viendo que deben acampar
constantemente fuera. Y, debido a esto, ellos deberían inevitamente encontrarse
gastando energías.
Sin embargo, como uno podría pensar,
esto podría ser un inescapable predicamento.
“Si nos dirigimos a Ciudad Kurand,
debería ser mejor si podemos desviar algunos grados. Si podemos continuar sin
ser notados por ellos, entonces creo que podríamos ser capaces de
habilidosamente pasar de ellos.”
“¿En verdad crees que ira tan bien?”
“Incluso su potencial de guerra no puedo
posiblemente solo salir y dejar las planicies cercanas de Ciudad Kurand.”
Colocando su mano en su barbilla,
Lefille hablo con una visión poderosa, su línea de pensamiento era razonable.
Aunque los humanos no eran excepción a
esto, incluso el Mazoku podía no continuar a mantener sus tropas desplegadas
idefinidamente. Por el momento, las tropas, muchas como estas, deberían
consumir comida y energía. Si su base no estaba cercana a ellos, antes de que
las tropas se vuelvan completamente exhausta, era ligeramente alto que ellos
podrían retirarse.
Además—
“Bueno, si ellos abiertamente utilizan
su poder militar, podrían ser descubiertos por la gente de esta nación y tirar
abajo las fuerzas disciplinarias. En dicho caso, podría probablemente tornarse
en una batalla campal completa. Si ellos desearan tal cosa, entonces la
situación cambia, pero…”
“Es indiferente. Mientras Ciudad Kurand
ciertamente es un gran pueblo, al final, es una ciudad de humanos. No sostiene
alguna importancia estratégica en un sentido militar, y hay pocos desméritos
para ellos causar una batalla a gran escala aquí. Incluso si ellos caen en la
ciudad, fueran a forzadamente inducir una guerra alrededor de aquí, incluso si
están sujetos a perder, al punto donde podrían volverse eventualmente asolados
y vulnerables hasta la victoria.”
“Se lo que quieres decir. En sus ojos,
tal situación podría solo traerlos a rechazarlo.”
Mirando a la sombrilla de árboles y
follaje filtrando la luz solar fue el que acordó con Lefille y Suimei. Incluso
si el Mazoku quería atacar y traer abajo las ciudades aledañas, en su
perspectiva, tal acto podría no ser ganacia para ellos.
Ciertamente, mientras podría haber
oportunidades de ganar en una escala microscópica, si uno fuera de considerar
cosas al nivel macro, uno podría solo decir que podrían ser envueltos en una
batalla ingenua que innecesariamente desplegaba su poder militar.
Si su comandante fuera uno decente,
entonces tal cosa podría seguramente ser prohibida.
(Sin embargo…)
Con eso dicho, su razón para venir todo
el camino aquí aún continúa en misterio. Si Lefille no era su meta original,
¿entonces porque razón Rajas había traido sus tropas todo el camino hasta aquí?
Incluso si la situación había
desarrollado en tal desastre, podría decir que esto no era concierne a Lefille
y Suimei.
Bueno, el tiempo lo dira de todas
maneras.
“De hecho, eso ciertamente sea el caso.
En lugar de obsesionarse con nosotros, la posibilidad de ellos retirándose
antes de cualquier problema ocurra parece ser más plausible, huh.”
“Aunque eso es solo verdad si ellos no
entraron al bosque para venir a atacarnos, pero… bueno, ellos no pueden hacer
tales movimientos ahora, de todas maneras.”
La frase de Lefille indiferente a
concernir en palabras antes de inmediatamente negarlas. Usualmente, podría ser
extraño para el Mazoku despachar al menos fuerza de reconocimiento en los
confines del bosque. Sin duda, el hecho fue que ellos no lo hicieron.
“¿Acaso piensas que ellos no tienen idea
sobre nuestro escondite actual? Quiero decir, viendo que los únicos que saben
que entramos en el bosque son la gente de la caravana.”
“Tal vez. Normalmente uno podría pensar
entrar profundamente en el bosque para escapar. Esa posibilidad aun existe.”
Lefille también parece compartir los
mismos pensamientos. Aunque su manera de hablar era ligeramente ambigua,
Lefille también mostro acuerdo con esta proyección.
Sin embargo, Suimei, que presentaba
prediciones similares en optimismo, sentía un tintineo de ansiedad en la punta
del estomago.
(Eso es cierto. Si no hay nada porque
preocuparse, es la cosa extraña que él menciono… huh.)
Recordando sobre las palabras que
escucho de Rajas ese día, una expresión pensante se alineo en el rostro de
Suimei. ¿Que en el mundo vino a buscar el Mazoku? Aquellas palabras que
incitaron ansiedad.
El hecho que el enemigo había conjurado
algo diabólicamente inolvidable resulto en aviviar el tormento de Suimei.
Debido a la limitada cantidad de
materail especulativo, los dos fueron incapaces de discutir este asunto,
resultando en frustración. Después de todo, si ellos simplemente dejan cosas
como eso por un periodo largo de tiempo, podrían indudablemente comenzar a caer
detrás.
“Bueno, lo que sea el caso, en el
momento, necesitamos cubrir una cierta distancia, cierto.”
“Supogo que así es.”
Sacudiendose la innecesaria ansiedad con
las palabras de Suimei. Y, mostrando acuerdo sin musitar una sola objeción, la
voz de Lefille entro a los oídos de Suimei como el chico empujo el verde del
bosque al lado.
Justo como futuros policías comenzaron a
apilar, la atmosfera de los dos de alguna manera se aligero, o así parecía.
Cual fuera el caso, fue aquí, con esta
conversación, que Suimei pudo eliminar su más problema presionante–
“Phew…, de alguna forma, fuimos capaces
de sostener una conversación normal…”
Sudor formado en su ceja. En una pequeño
voz como susurro, Suimei sonrio silenciosamente como libero un genuino suspiro
de alivio. Si fueran a continuar el silencio como ha sido, sorprendenria que
establecieran un entendimiento mutuo, no había duda que la mente de Suimei podría
significamente abrumarse con ansiedad.
Este punto tal vez también provo a
detalle la sombre de su experiencia de vida. Esto tal vez ha sido inevitable,
sin embargo, debido al hecho que él dedico su todo al estudio de magia.
Sin embargo, en el momento actual,
Suimei nunca espero escuchar una respuesta hacia sus palabras de alivio.
“… Me disculpo por causarte tales
molestias.”
“Uoraba-!”
Pensar que podría recibir una respuesta
a su monologo. Como una voz de disculpa entro a su oído desde el lado, Suimei
hizo un grito de pánico extremo. Cuando él había recibido un golpe fatal, o
quizás fue incluso atrapado en el trono de muerte. Fuera el caso, como
experimentando un extremo, una agitación escuchada, Suimei salto hacia atrás.
En respuesta a esto, Lefille, con una
expresión mistica-
“… ¿Qué paso? Tú hiciste tal extraño
sonido.”
“¿¡T-tú escuchaste!?”
“Eso es obvio. Quiero decir, estamos tan
cerca uno del otro.”
Casi como si ella fuera a hacer remarque
como “Que en el mundo estas diciendo” interpreta, la sonrisa de Lefille comenzó
a perder hacia la asombrosa respuesta de Suimei. Ahora que ella lo mencionaba,
esto era cierto. Si uno fuera a tener un suspiro de alivio a esta distancia,
incluso si uno no quería eso, el otro podría escucharlo.
Mirando a su rostro, Suimei mostro una
sonrisa tonta en un intento de cubrir su equivocación.
Sin embargo-
“A-ahaha. Si, tienes razón…”
“Fufufu.”
Lo que vino de regreso fue una elegante
y natural risa femenina.
Y en cara de esto, Suimei pregunto lo
siguiente con expresión en blanco.
“… ¿qué?”
“No, yo solo estaba pensando que
Suimei-kun es un individio bastante descuidado.”
“¡Ugu!”
Cuando golpeo su cien, no era diferente
de llevar un golpe letal. Liberando un gruñido que podría ser expresado durante
tal predicamento, Suimei bajo los hombros.
Y en rostro de esto, como si continuara
añadiendo insulto a la herida, Lefille hablo.
“Si recuerdo, en el primer día que
estuve en el Gremio–”
“Por favor no traegas eso de nuevo…”
Suimei cayo, su cabeza agarrada entre
sus manos. Si uno fuera a añadir onomatopeya, entonces probablemente seria
“hemo hemo”. Ciertamente en ese tiempo, por orden de manipular su rango, Suimei
coloco una fuerte sugestión—Malm Hipnotico en el Personal del Gremio Dorothea y
los otros.
Sin embargo, lo que descuidadamente no
preparo fue alguna contramedida de lo que paso en ese día.
En dicho caso, el tema podría
probablemente ser elevado aquí. La gente que estaba ahí era suficiente así que
era obvio que comenzaran a circular rumores.
Cayendo, él cayó en desesperación–.
Como Suimei hizo una expresión que implicaba este completamente incomprensible
ejemplo había golpeado esta marca, una sonrisa salio en el rostro de Lefille.
“Eres sorpresivamente lleno de
aberturas.”
“He- he-, después de todo, soy solo un individuo
descuidado.”
Apuntando, Suimei se puso molesto como
insultando una voz similar al grito de cerdo.
Viendo esto, la sonrisa de Lefille solo
crecio. Más que criticar como ridiculizaar, ella disfruto el cambio de
expresión de Suimei.
… Sin embargo, era silencioso. En tal
pacifica atmosfera, la distancia entre el duo encogio como la conversación
crecio razonablemente animado. Esto era, no en manera, una mala cosa—sin
embargo, por alguna razón, los vientos de calma parecían como los que siempre
preceden a las largas tormentas. Aunque ellos deberían ser sido colocados fuera
de la crisis, fue una calma que, conversadamente, sin bases el medio comenzó a
desplegarse a través de sus mentes.
Fue en este momento, cuando Suimei rasco
su cabeza mientras sentía malestar hacia esta tranquilidad.
Los arbustos detrás de los dos
abruptamente se sacudieron.
“–¡ttch, Suimei-kun!”
“Lo tengo.”
Sintiendo algun tipo de presencia,
Lefille inmediatamente giro alrededor y grito una palabra de advertencia. En
respuesta, Suimei actuo en una manera inesperada. Actualmente, detrás de ella,
numerosos seres como fantasmas comenzaron a repentinamente aparecer. Sus formas
parecían ser de un perro, o quizás un lobo. Fue posible que estos fuerna
bestias demoniacas, o incluso Mazoku.
Preparandos para la posilibadad de ser
atacados, como bien aplico completamente sus habilidades especulativas, Suimei
se puso vigilante, sin incluso un apice de descuido permaneció en su mente.
La atmosfera de los alrededores fue
abruptamente llena con una inseguridad creciente. Como una consecuencia de la
tensión caballero y mago, la atmosfera parece crear un innumerable número de
espinas. Sin embargo, lo que había aparecido ante los dos era algo
completamente diferente de lo que esperaban.
La entidad sacudiéndose emergio desde la
parte de arbustos.
Un hombre cuyo cuerpo estaba cubierto de
heridas.
“A-ayuda…”
“–!?”
“¿¡O,oi!?”
Lefille y Suimei fueron paralizados por
la llegada del individuo que no anticiparon. Por supuesto, el que había entrado
a escena era un hombre que sostenia la apariencia de un aventurero. Con pasos
inciertos, ojos blancos, y ropas desgarradas que habían sido teñidas con un
pigmento rojo brillante, laceraciones y quemaduras sobre el cuerpo entero del
hombre, dejando marcas y heridas impresas en la piel del hombre. Por lo que sus
oídos pudieron escuchar, un desmayado gruñido reminiciente como un aliento de insecto
y un “hyu-hyu” como sofoco resonó a través de la atmosfera.
Un cuerpo infestado de heridas. En tal
estado, este hombre había viajado todo el camino hasta aquí.
Debido a estas heridas, el punto focal
de la mirada del hombre no los encontró. Hacia tal hombre, Lefille
inmediatamente corrio hacia él.
“¿¡Mantente conmigo!?”
“Ah, ti… t-tú eres…”
El hombre parece haber cobrado sus
setnidos al escuchar la fuerte voz de Lefille. Aunque aun su mirada vacia
brevemente vago en el aire, su enfoque finalmente encontró el rostro de
Lefille.
Fue entonces que Lefille poso su
pregunta una vez más.
“¿¡Que en el mundo paso!?”
“M-Mazoku… atacan… donos. En la… las
montañas…”
“¿Montañas? ¿Mazoku?”
Estas palabras fueron las únicas que
pudo notar de la débil plática del hombre.
Hacia Lefille cuyo rostro se deprimia de
cara a las palabras fragmentadas del hombre, Suimei repentinamente noto una
cierta cosa, causando a tocar sus hombros.
“Hey, Lefille. Este hombre.”
“¿Qué hay sobre él?”
“No, este es el aventurero de esa vez.”
“¿Esa vez? Ah–”
Ella repentinamente elevo su voz en
realización. En este momento, podría parecer que Lefille había también notado.
Aunque ella no podía decirlo de una sola mirada gracias a las significativas
heridas y sangre plagando su cuerpo, durante el tiempo cuando Lefille fue
forzada a separarse de la caravana, este hombre fue la escolta que había
causado más conmoción, al punto de gritarlo a todo pulmón.
Quizas después de ser atacados por
Mazoku, ¿él tomo huida y huyo aquí todo por si mismo? ¿O tal vez vino para
pedir ayuda? Mientras fuera así no podrían determinar eso, el hecho permanece
que la situación actual era mala.
Lefille, la causa del sufrimiento de los
aventureros, fue una vez más puesta en confusión e impaciencia debido a la
abrupta situación. No, quizás debido al hecho que ella pauso mientras sostenia
al hombre en sus brazos, tal vez sea mejor decir que sus pensamientos dudaban a
notar que es lo que él vino a pedir de ella.
Aun, sin estar seguro, mientras reunia
energía mágica en su palma, Suimei continúo en ordenar a la chica paralizada.
“Lefille. Pon al hombre a dormir.
Aplicare el tratamiento ahora.”
“Ah, si. Lo tengo.”
Uno podría no negar que el tono de
Suimei era bastante brusco. Aun así, mientras tomo un momento para Lefille a
retomar sus sentidos, ella prontamente acepto la situación, regresando un
pesado asentir antes de lentamente bajar el cuerpo del hombre en el piso.
A la chica que caminaba por el camino
riguroso con fuerza completa, parecio no tener incluso un rastro de
resentimiento restante.
“Estoy contando contigo.”
“Si.”
Escuchando esas palabras, Suimei
asintió. Siguiendo esto, él comenzó a aplicar magia de curación. Siempre y
cuando no fuera muerte instantánea, o una condición seria muy cercana a esto,
él podría aun usar sus técnicas para compenzar el tipo de herida. Con rastros
de trauma físico, Terapia Espitirual era viable y opción efectiva. Para gran
cantida de sangre perdida, aunque podría ser inevitable tener síntomas
residuales, podría cubrirlo a través de la Magia de Restauración.
Bajo el aventurero, un color similar al
Círculo Mágico que apareció en la mano de Suimei podría ser visto. Siendo
sanado por un suspiro débil, el color cambio de la Luz Mágica, las cicatrices
del aventurero se cerraron en momentos.
Sin embargo—
“…”
Fue entonces que Suimei se rindió.
A medio tratamiento, mientras sangraba
ligeramente, mirando al aventurero sin musitar una sola palabra, Suimei
silenciosamenta bajo su mano que había apoyado la terapia.
“Eh…?”
En cara de esto, Lefille no pudo evitar
sino excibir su descontento. Para ella, que había estado observando a Suimei
desde el lado, fue como sus acciones solo ser interpretadas como un abandono
del tratamiento a medio camino.
“¿¡Suimei-kun!? ¿¡Cual es la gran idea!?
¿¡Porque te detuviste!?”
Una expresión que tocaba la línea entre
confusión y sospecha perforo el pecho de Suimei. Una traición de expectativas.
No, quizás si las pupilas esperanzadas de Lefille proyectaban resignación,
entonces tal vez se volvería incluso más frustrante. Sin embargo, Suimei había
no elegido sino detener su mano.
Después de todo, había una razón detrás
de su desden.
En cara de la aura interrogativa que
ella emanaba, el rostro de Suimei amargamente distorsiono como convenciendo su
razón.
“… Es imposible. El Cuerpo Astral ha
sido exhausto más allá de la reparación. Justo ahora, no importa como tanto
este hombre sea sanado, será solo en vano.”
No podía ser hecho. No podía ser sanado.
Es imposible. De hecho. Sin embargo, para Lefille que había visto las heridas
cerrarse, esta explicación era como algo que ella no podía comprender.
Viendo meramente las heridas, curarlo
por el tratamiento, la sospecha y desconfianza que el bosque con Lefille fue
repentinamente bombardeando a Suimei.
“¿Qué es lo que estas mirando? Sus
heridas fueron sanadas con el tratamiento, ¿sabes? No hay manera que esto pueda
ser en vano. Porque…?”
“Puedo sanar sus heridas. Solo las
heridas externas. Sin embargo…”
“Entonces–”
‘¿Acaso eso no significa que puedes
sanarlo?’ – es lo que más quería decir. Sin embargo, mientras apretaba sus
dientes amargamente, Suimei sacudió su cabeza, al menos como si interceptara
sus palabras.
Viendo esto, el rostro de Lefille se
consterno, su expresión sugeria que ella continuaba murmurando las palabras
“porque” en su mente.
“Porque…”
La desesperación que caia en las
palabras que Lefille dijo era dolorosa. Lo que surgio en el corazón de Suimei
era inevitable. Incluso si había segudo en el tratamiento del aventurero.
Incluso si la otra parte fuera sino un extraño que una vez hubiera conocido. Él
no podía detener este malestar.
En la otra mano, sin embargo, Lefille
sospechaba que esta resignación era causada por una diferente razón.
“Suimei-kun. ¿No me digas que la razón
para detener el tratamiento fue porque este hombre fue la persona que me echo?
No me subestimes. ¡No estoy molesta por todo lo que paso en ese momento! ¡Así
que por favor, apurate y continua con el tratamiento.!”
“…”
“¡Suimei-kun!”
“No, no tiene caso. Ciertamente, como lo
has indicado. Lefille, puedo curar las heridas en la superficie de su cuerpo.
Eso es posible. Sin embargo, como he dicho antes, el Cuerpo Astral–en otras
palabras, el cuerpo principal del alma y su vasija, la coraza del espíritu, han
sido erosionados. Además, no importa que tecnica de curación aplique aquí, no
hay manera posible de este hombre para sobrevivir.”
“Qu…!? Eso no puede…”
Anticipando el pulso de vida que podría
ser extinguido como una sombra flotando, Lefille fue dejada sin palabras. Hacia
la chica en tal estado, Suimei comenzó a informar a ella, al menos como si
escupiera sus lamentaciones.
“Incluso si varias magias de curación
son aplicadas a su cuerpo, no hay nada que pueda hacer sobre otra alma.”
“Es en verdad imposible.”
“Bajo la condición correcta, tal vez sea
una oportunidad de uno a un millón que tal vez no sea. Sin embargo, si fuera
usado esa perspectiva, carecemos de tiempo. Incluso si las preparaciones fueran
hechas ahora, el cuerpo de este hombre podría primero necesitar ser mantenido.”
“…!”
En respuesta a la aserción de Suimei,
Lefille apretó los dientes como sus hombros cayeron, viéndose abrumada. Mirar a
alguien que esta muriendo, no importa quien sea, fue algo bastante doloroso a
experimentar. Para Lefille, viendo que la causa de su muerte era el Mazoku con
quien ella había luchado, la naturaleza sin fin de esta emoción podría verse
más intensa que cualquier otro.
… con los dos entre la niebla de ser
atormentado por desesperación, el hombre abrió su boca sin advertir.
“L-los otros… e-están aún… siendo
atacados… por Mazoku.”
“¿Hay alguien aún con vida?”
Como Lefille pregunto en sorpresa, el
hombre respondio su pregunta como escupiendo su aliento doloroso.
“No lo… se. Si es, así ellos aún…”
“Ellos podrían estar aun con vida,
¿¡cierto!?”
“…”
Aunque Lefille respondio con una
pregunta, una respuesta no fue devuelta.
En un intento de intentar capturar
oxigeno en sus pulmones, la boca del aventurero se abrió, no obstante su voz no
salia. Aunque no fue claro lo que ella estaba pensando, Lefille uso una voz
débil para preguntar al hombre en tal miserable estado lo siguiente.
“… Los otros están en las montañas,
¿cierto?”
Fue indeterminado lo que tal cuestión
tenia de significado. Su voz fue para calmarlo pues uno podría mainterpretarlo
de ser al menos fría. Hacia tal alarmante pregunta que parecía tocar al
fantasma, el hombre débilmente asintió.
Y cortamente después, el hombre tomo su
último aliento.
“–!”
“…”
En el rostro del hombre muerto, Lefille
libero un grito silencioso mientras la expresión de Suimei oscurecio.
…eventualmente, a pesar, Lefille elevo
su posición de rodillas, de pie en sus pies antes de voltear. Dando su espalda
hacia Suimei, la dirección que la chica había dado era–
“… Oi, ¿Lefille?”
Que significa esto, ella no lo sabía.
Además, después de ser cuestionada, con su espada continuando dando la cara a
Suimei, Lefile, por alguna razón, musito una palabra en agonía.
“Lo siento. Suimei-kun.”
“¿Lo siento? ¿Cuál es la gran idea? ¿Por
qué estas dirigiéndote a ese camino?”
De cara a tal pregunta, Lefille, en un
tono que parece sugerir que era solo natural, habla entonces.
“Suimei-kun. Esa es una pregunta tonta.”
“Tonta, dices…”
La manera que ella decía implicaba que
la razón parecía ser obvia. No, ciertamente era algo que podría ser considerado
obvio. Actualmente, lo que había ante el mismo camino que los dos había dejado
atrás. Era innecesario decirlo, el destino de dicho camino eran las montañas
que ellos previamente habían pasado. Era probable que después del incidente, la
gente de la carvana dio la vuelta para huir de los Mazoku, guiándolos a esta
montaña.
Antes que nada, Lefille había aclarado
su mente. Voltenado su espalda desde ahí, dio voz a su pensamientos y resolución.
“Suimei-kun. Voy a ir a salvar a todos
de la caravana.”
“Vas a ir a salvarlos- ¿lo dices en
serio?”
“Si. No tengo la inteción de bromear.”
“¿¡Aunque no sabes la localización
exacta de la caravana!? ”
“Es probable que estén sigueindo el
camino de la montaña. Incluso si estimo que esta mal, el erro no sería mucho.”
“¿¡Tú incluso no sabes si están ellos
con vida!?”
“Si. Es una posibilidad que ellos tal
vez estén con vida. Es por eso–”
Ella debería ir. Para salvarlos. Un
ideal ingenuo entonces, o así tal vez sea dicho. Sin embargo, ellos no
deberían. No quiere decir que se dirigan a ellos. Después de todo–
“¿¡Acaso no lo entiendes!? ¡Esta es una
trampa por el Mazoku inentando atraerte dentro, Lefille!”
“¿Una trampa, huh?”
“¡Eso es correcto! Ellos son el tipo de
tipos que podrían atacar humanos indiscriminadamente una vez ellos lo ven,
¿sabes? ¡No hay manera que hayando dejado un herido escapar ante sus propios
ojos! ¡Seguramente Rajas esta esperando por ti delante!”
De hecho, esto era una trampa. Un complot.
Por supuesto, esto era algo que nadie podría ser capaz de disernir. Anticipando
que Lefille podría ir a ayudar a la gente de la caravana era un plan atroz de
resentimiento. Encima de eso, el plan considerando a leer la acción de Lefille
podría tomar lo necesario para escapar de la muerte. Siempre y cuando uno
conociera su personalidad, probablemente fue que ellos podrían tener tal idea.
Ciertamente, aquí en el profundo bosque,
su llegada a esta locación podría ser probablemente atribuida a completamente
oportunidad. Aun así, la posibilidad especulativa que ellos originalmente
escaparan fuera más que suficiente. Era duro imaginar que Rajas que podría mas
que esperar por Lefille que podría correr hacia salvar la caravana.
Sin embargo, en cara a las quejas
infructuosas de Suimei, Lefille regreso a la calma y compuso su voz.
“… probablemente.”
“Probablemente, ella dice… Lefille,
incluso estas pensado, ¿¡cierto!?”
“Si, eso es correcto. Es justo como
dices. Incluso se que esto es ingenuo.”
“¡¡Entonces!!”
“Pero-!! …! ¡Incluso así, voy a ir a
ayudarlos! ¡Es mi culpa que las cosas se pusieran como esto! ¡Todo esto! ¡Es
por eso!”
Frente a Suimei con los pies en el
suelo, continuando a insistir que ella podría ir, Lefille comenzó a abrumar con
emoción. Era como que la identidad de la emoción fuera todo el tormento mental
que había guardado hasta ahora. El deseo de querer ayudar, y la idea que ella
estaba obligada a ayudarlos estaba convenciendo a través de sus palabras.
Sin embargo, de esto, la auto-condenación
de Lefille no podía ser vista nada más sino excesiva.
“Como dije antes, Lefille, esto no es
tú…”
“No, la culpa cae enteramente en mi. Tu
lo dijiste por ti mismo, ¿cierto? La razón de porque este hombre apareció es
porque el Mazoku desvio un plan para atraparme. Debido a que ellos no saben mi
escondite, ellos retorcieron usando tal medida.”
“Eso es… incluso así, solo vas a ir
directo hacia tu muerte, ¿¡sabes!?”
De hecho. Una embosacada no era algo ue
uno podría ser tomada a la ligera. En anticipación de pelear con la parte
esperando, es preferible para uno prepararse de acuerdo. No solo podría ser
imposible a evitar ser desventajado, el oponente era uno que ellos habían
perdido una vez ante sus ojos.
Es por eso que Suimei sin resentimiento
continuo de pie intentando detener a Lefille.
“¡Lefille! ¡Piensa de nuevo! ¡Calmate y
piensa sobre esto una vez más!”
Sin embargo, Lefille o miro detrás-
“¡¡¡Lefille!!! ¡¡Mirame!! ¡Deberías
saber lo que es mejor!”
“…”
“¡¡Lefille!! No puedes esforzarte a
morir, ¿¡cierto!? ¡Por el bien de no exhautar el poder espiritual! Entonces
este lugar–”
Paso cuando Suimei estaba a punto de
decir esto. Lefille, cuyos hombros temblaban en silecio hasta ahora, abrió su
boca.
“Tú…”
“¿Eh?”
“Tú no sabes nada sobre mi-¡?”
“–!?”
Lo que detuvo las palabras de Suimei fue
un grito que vino desde lo profundo del corazón de Lefille. Fue entonces que
sus acusaciones continuaron, sus pensamientos salieron como agua corriendo de
una tubería rota.
“¿¡Estas intentando decirme que desvie
mis ojos de esto!? ¿¡Diciendome que abandone gente que son importante para mi!?
¿¡Decirme que olvide a mi familia!? ¿¡Estas diciéndome que deje a aquellos que
fueron puestos en peligro debido a mi!?”
“…”
Las palabras de Lefille golpearon los
oídos de Suimei. Ellos tocaron su corazón. Frente a esto, la boca del chico no
pudo formar palabras.
Lo que ella poseía, sus pensamientos y
pasión, era algo que ella había escondido en lo profundo de su corazón. La
amargura de ser incapaz de salvar a alguien. El dolor de no poder ayudar a
nadie. Ser incapaz de sanar este dolor, al punto de gritarlo, en verdad
mostrando solo que tan fuerte era sus pensamientos de esperar salvar a alguien.
En dado caso, ¿Cómo podría uno obstruir
tal voluntad?
“¿¡Solo que tanto tengo que huir!?
¿¡Cuánto tengo que abandonar a aquellos que quiero salvar!? ¡Todo solo así
puedo lamentar mi propia vida! ¡Todo mientras mis amargos sentimientos
meramente cuestan la vida de otros! Eso… ¡Ya he tenido suficiente de esto!”
Su grito fue dirigido hacia la
injusticia de este mundo. Las paredes que ella fue incapaz de dirigir a algún
lado hasta ahora perforando el corazón de Suimei.
De hecho, mientras continuaba
traicionando y traicionando sus sentimientos, las varias capas de tormento
continuaron apilándose. Viendo como era la cosa correcta a hacer, entonces el
dolor de Lefille fue incluso más justificado. Y para ella, cuyo alivio fue
estrecho y corto, esta culpa podría ser algo que incluso podrá nunca resistir.
Fue entonces que, después de sacar sus
pensamientos gritándolos al viento, las esquinas de los ojos de Lefille fueron
abrumadas por débiles lágrimas.
Fue doloroso. Fue frustrante. Aquellas
lagrimas fueron cristales llenos de sentimientos, permitiendo a la chica que
había sido encadenada por su pasado.
… antes de saberlo, el pesado respirar
de la chica finalmente calmo. Distraida, Lefille dio voz a una disculpa antes
de girar una vez más. Y entonces, no queriendo mirar atrás una segunda vez,
ella murmuro una palbra de partida, al menos como si declarara que el curso de
su vida había sido decidido.
“… lo siento, fue corto, pero gracias
por ayudarme.”
“¿¡Lefille!? ¡¡No vayas!! ¡¡Espera!!”
La voz que intento detener últimamente
termino cayendo en oídos sordos.
Lefille, no escucho la voz de Suimei deteniéndola,
viajando a través del camino que ella había usado con extraordinaria velocidad
quizás gracias al poder del Espiritu Rojo.
“O-oi. Acaso ella en serio se dirije
ahí…”
Dejado atrás, el murmuro de Suimei hizo
eco a través del profundo bosque. La velocidad de Lefille era solo fiera, al
punto donde, no importa como que tan fuerte Suimei elevara su voz, no podría
llegar a ella.
Deteniendo su pie que intento
perseguirla, Suimei se quedo así.
“…”
Ella se fue. Por el bien de salvar a
otros que ella juraba salvar, la misma gente que la dejo de lado. Por el bien
de persuadir su entero camino. La chica que fue atormentada por maldición y
infortunio. Mirando hacia la pelea que ella no tenia esperanza de ganar, ella
se fue.
“-tch…”
De cara con esta verdad, Suimei apretó
sus dientes.
¿Estaba bien con dejarla ir con esto?
¿Hacia una batalla que solo tenia desesperación? En tal estado, ¿todo de ella?
Si no, entonces podría perseguirla,
justo como él había hecho antes.
Sin embargo, esto no era aceptable.
Suimei tenia sus propias razones de porque no podía permitirse morir. Suimei
necesitaba completar el deseo de su padre, realizar los ideales de la
asociación. Que fue de su promesa. Incluso si el comité no tenía un cambio de
acuerdo, o incluso si esto era un acuerdo de un solo lado, una promesa era una
promesa. Aunque fue ya decidido, fue algo que Suimei no podría rendirse hasta
haber sido completado.
Sin embargo, ¿él estaba bien con esto?
¿Estaba él bien con usar la excusa que tenia sus propias obligaciones para
completar, para simplemente caminar bajo el camino seguro sin preocuparse a
mirar detrás de él?
Sin salvar a la chica que estaba
corriendo a toda velocidad junto al camino sin salvación.
De hecho–
–abandonar gente en necesidad de
rescate sí podría completar una tesis ue salvara gente en neceidad de ayuda.
¿No era un caso extremo de colocar la carreta antes que el caballo?
“Ku…”
Cuestionando sus propios ideales
contradictorios, una voz hizo eco en la cabeza de Suimei.
¿Desde cuando se volvió tan miedoso de
algo como morir? ¿Desde cuando hizo temerle a algo que eventualmente vendría
por él, al punto donde vacilaría y supondría de si mismo? ¿Desde cuando corto
su espina y abrazo tal cobardía que aquellos sin poder saldrían?
Así que justo ahora, piensa sobre esto
una vez más.
¿Qué fue lo que lo retenia? Que había
desesperadamente aprendido desde que era tan joven, ¿no fueron las técnicas de
magia que eran superiores para cualquiera y todos? Cortando a parte todas las
dificultades, fue por esta razón que este enigma existía, ¿no? Tenía una
panacea que nunca permitiría perder aquello que quisieras salvar, ¿no es así?
Si, en el tiempo presente, tu corazón
suda de cara al conflicto. Actualmente, ya sabía que solo había una elección
para hacer aquí. Incluso si fue auto-conflictivo, incluso si tu sentido de
peligro continua enviando alarmas sin cesar en tu cabeza, incluso si los
cálculos forzaban a pesar ante la victoria y derrota. Después de todo-
–eso al final, era decisión de uno al
final del día.
“Eso es cierto. Yakagi Suimei. Eres un
mago de la asociación. Un mago de la asociación no debería seguir tales
ideales…”
Como si fuera un monologo, Suimei recito
estas instrucciones. Él canto en verificación, intentado asegurar que sus
propios ideales fueran grabados una vez más. Fue una modesta ceremonia,
mostrada por bien de regenerar lo que había jurado una vez más.
Y esto fue durante este instante que un
nuevo incidente ocurrio.
“…”
La boca de Suimei momentáneamente se cerró,
sus pupilas se cerraron para ponerse frías.
Detrás de él, podría sentir algo
elevarse desde sus pies. Junto con la presencia de un poder que parecía ser
emitido desde un Mazoku, moviéndose de lado a lado, similar a una alma
partiendo.
Viendo la vida que era tan afable justo
momentos antes de completamente cambiar, fue un ominoso tónico.
–la cura seria inefectiva, así que esto
significa…
En luz de la verdad oculta, las
preguntas de Suimei fueron dispersadas.
Las preguntas al respecto de la
antinatural corroción del Cuerpo Astral que el aventurero recibió.
Excesivo sudor y lágrima del Cuerpo
Astral no era algo que ocurriera como resultado de traumas físicos. Incluso si
fuera una herida fatal, sin excepción, había una absoluta cantidad de alma que
podría no ser perdida, había ocurrido, entonces un factor que podría corroer el
alma podría ser necesaria. La situación actual podría ser descrita en una de
las dos opciones.
Si uno fuera a mirar a los presentes
resultados, la situación fue indudablemente la segunda.
Presuntuosamente, él fue encargado con
llevar un golpe a Lefille cuando ella tuviera la guardia baja en frente del
muerto.
“–¡tch!”
“¡################!”

Apareciendo detrás de Suimei, a punto de
perseguir después a la chica en lágrimas, el cadáver viviente elevo su puño en
gritos, envuelto en agonía.

Isekai Mahou Capitulo 26

[Kiel: Este capitulo es más corto a los ya antes vistos… pero es lo que hay]

Capitulo 26: Al Bosque
–Bosque.
Para ser más preciso es bosque.
[Kiel: Aunque no lo especifica el gringo, la primera y segunda frase ‘bosque’ son distintas. Algo así como diferencia de kanjis o diferentes significados.]
En general puede ser dicho eso, es un
lugar donde una gran cantidad de árboles están creciendo en masa.
Cuando lo expresas en palabras tal vez
suene simple a pesar, en el Japón presente, no, incluso en el Japón pasado, una
cosa simplemente significaba (Bosque), es algo a que la gente Japonesa no es muy
familiar.
En Japón el bosque ocupa cerca de 70%
del territorio, debido a la topografía montañosa para la gente Japonesa el
significado de bosque es igual a montañas donde amables árboles crecen
gruesamente, en varios casos hay árboles que crecen gruesos y crean algo como
una sombrilla resultando en luz tenue en lugares, la gente Japonesa tiene a
recordar una montaña.
Ciertamente eso es también un bosque
pero, tal vez sea dicho que hay inconsistencias al bosque conocido en el oeste.
Europa, de los días pasados era una
tierra de solo bosques. Bosques no solo en montañas, sino también en llanos y
colinas, fuera a donde la gente pudiera vivir, bloqueando todo tipo de
conexiones y relaciones entre gente.

– La razón fue debido a que si uno
enfrentaba la muerte constantemente en ellos. El bosque fue un lugar habitado
por terribles bestias tales como perros perdidos, lobos, osos y tigres también
los mismos tipos de árboles en multitud desorientaban los sentidos de dirección
de las personas. En ese momento, el pensamiento de cruzar el bosque, para la
gente que vivía en ese momento fue muy duro para imaginar y una cosa difícil de
hacer.
El bosque fue también un lugar que daba
bendiciones a la gente, por el contrario ahí no hay duda que se volvió uno de
los factores que previnieron el desarrollo de la gente.
Así un bosque es una cosa desconocida para
la gente Japonesa. Entonces este bosque es algo para que la gente se pierda,
sentimientos de terror inexpresivo, de otra forma si recuerdo un denso bosque,
puedo solo correctamente pensar de uno en mi imaginación.
Suimei que dejo a la caravana y entro al
bosque dirigiéndose tras Lefille, de lejos mientras estaba siguiendo el rastro
de su poder mágico, mientras caminaba.
— Determinado a no encontrarse, y no
causar probleas a la caravana, los que se alejaron de Lefille estaban en un
apuro. Si ella que no se quejo de acuerdo al deseo de Galeo de dejar la
caravana, era extraño que ella tomara tal acción.
Mientras caminaba y buscaba por Lefille,
Suimei miro hacia las nubes brumosas que duramente sacudirían esta sombrilla
llamada bosque y pensó.
Una
tierra salvaje. Después de todo es vida salvaje, en una fantasía los demonios
aparecen como esto naturalmente…
— Yo solo paraba por un poco mientras
tomaba un descanso. Descansando en el árbol que estaba en frente de mi, tomando
el agua que puse en la cantinflora, después de beber un trago suspire
exquisitamente. Más como que los demonios aparecerían sin una duda. Para decir
el grado de peligro, los bosques de otro mundo son mucho más peligrosos que el
bosque del mundo del otro lado.
Por no decir de los ataques de las
bestias, es un lugar incivilizado, mientras caminaba no hay una sola aldea para
considerar cantidad de distancia. No hay signos de gente viviendo, reclamo de
tierras, árboles en mantenimiento, los números de árboles aquí continúan
incrementando por siempre.
En un sentido es una amplia área rodeada
de cercas que contiene todo tipo de peligros, y previene cualquier tipo de
erosión dominante.
Yo
que en mis propias pisadas libres tocan en tal lugar, estoy tal…
Es valioso, ¿no soy solo un tonto?
Incluso si me pregunto a mi mismo en mi cabeza, la duda continua volviéndose
más grande. Mientras tanto, antes de beber el agua de nuevo, hablo conmigo
mismo de nuevo.
“– Lo siento mientras te esfuerzas a ti
mismo, ¿pero puedes por favor perdonarme por no cortarme?”
Digo a la nerviosa espadachina que esta
preparando un tajo de espada desde detrás en ese momento. Hablando de ese
apuro, estaba planeando cortar árboles y todo justo a la mitad? ¿Fue hecho
antes?
En ese bosque silencioso aquellas
palabras planas de Suimei hicieron eco, después de un rato mientras el sonido
de hierba zarandeándose pudo ser escuchado, y él escucho la voz perpleja de una
persona conocida.
“… ¿Suimei-kun? ¿Por qué estas aquí?”
“Bueno, es justo como vez. Estoy
siguiéndote.”
Cuando volteo alrededor, ahí veo la
figura de Lefille, de pie con la punta de su larga espada apuntando hacia
abajo. Debido a que la presencia era delgada, ella probablemente pensó que
quien le seguía era una bestia y ella estaba preparándose para cortarle.
“¿Siguiendome?… Tonto, si te quedas
conmigo es peligros ¿sabes? ¿Por qué razón?”
“Eso es porque, es difícil para una sola
persona. Estaba preocupado.”
Cuando Suimei dice esto, Lefille como
una persona prigmatica cierra sus ojos en una manera fría y pone un aire.
“No hay necesidad de preocuparse.
Incluso si estoy sola sere capaz de manejar de alguna manera u otra. Tus
acciones son, innecesarias.”
“¿Entonces puedes encargarte de todos
los peligros por ti misma?”
“Eso es correcto.”
Esto, es lo que ya se, tsundere. Sin
embargo, hablando francamente es algo que colapsara antes de saberlo.
Mientras pensaba en tales cosas, una
sonrisa sarcástica aparece en el rostro de Suimei con su apunte.
“Entonces preguntare algo tonto, ¿tienes
cantidad suficiente de agua y comida?”
“U…, eso es, esto…”
“¿No es verdad?”
Lefille que perdió sus palabras miro de
lado avergonzada. Cuando yo demando una respuesta de ella, como si ella
repentinamente pensara en una objeción, la expresión que puso revivir el aire
de nuevo.
“¿Incluso tú no trajiste mucho contigo?
Una persona que no tiene mucho para alimentarse, no tiene la calificación para
decir tal–”
“¿Incluso con esto?”
Después que Suimei dijo eso,
completamente destruyo esa mirada seria y triunfante, Suimei comenzó a sacar
equipaje de la bolsa que era más grande que la bolsa donde estaba dentro.
“La calificación…”
“¿Qué es sobre la calificación? ¿La
aceptable cantidad de comida que he traido es inaceptable?”
En frente de Suimei que dijo eso con una
actitud altanera, Lefille estaba parpadeando en sorpresa con una expresión
estupefacta. De esta manera no había nada que pueda decir para ser inaceptable.
Es la bolsa de estudiante de Suimei, es
una mochila, cuya capacidad puede ser incrementada en un almacén gigantesco
usando magia. Incluso si uno dice enorme, conincide con kabbala y alquimia,
vamos a decir que solo reemplaza la capacidad de la mochila escolar con una
capacidad de un externo hecho adecuado a 140 litros.
Sin embargo, es un objeto conveniente y
fácil de usar que Suimei esta orgulloso de sacarlo.
Cuando tal misteriosa cosa pasa en
frente de sus ojos, Lefille que mostraba una expresión sorprendida, pregunta
con sospecha.
“… ¿Qué es esa extraña herramienta
mágica?”
“Tú estas diciendo que es extraña, es
una manera rara de decirlo. … Bueno lo que sea, de esta manera no puedes decir
una medida innecesaria ¿correcto?”
Debido a que indirectamente le mostro
que tenia la cantidad esencial. Eso es lo que Suimei dijo con un rostro
despreocupado, sin embargo dijo palabras que no podía refutar. Lefille se
sentía culpable, ella bajo su tono y se acerco con un tono de disculpa.
“Eso no… ¿Esta bien?”
Para seguirle (ella se refería a si
estaba bien en seguirle). A pesar de eso Suimei suspiro con cansancio.
“Si lo digo, justo ahora estoy lamentándolo,
¿Qué es lo que harías?”
“Sobre eso… Lo siento.”
“Eso no es. Si yo fuera a fácilmente
lamentarlo, yo no podría venir hasta aquí. Así que no importa.”
Suimei bromeo al responde de vuelta a
Lefille que estaba sintiéndose deprimida y mirando abajo. Es correcto. Si no me sentía como si no hubiera razón para mi venir
aquí, no habría razón ni nada para mi de lamentarlo.
Incluso si digo eso, Lefille tenazmente
sostiene la idea que todo lo que conseguiré es poner en desventaja.
“Pero, ¿tú sabes que estoy siendo el
objetivo?”
“Eso es correcto.”
“Entonces.”
Entonces es lo que debería estar
diciendo yo. Dejandote de lado a ti en una situación delicada, puedes llamar
eso justicia. Miro a Lefille que esta siendo atormentada por la mirada pesada,
y declaro.
“¿Lefille estas diciendo que podría
estar mejor si sigues a la otra parte?”
“Eso es…”
Lefille que no tiene una manera de
refutar con sus palabras, esta vez Suimei envía una diferente pregunta a ella.
Visible solo a través de la brecha de los árboles, el cielo es como si
encerrara este lugar entero en una expresión molesta y mirándolos, de cara
hacia esto abruptamente y calmadamente declara.
“—Hey Lefille, ¿dime honestamente que es
lo que quieres?”
“Pero que quieres decir…”
“Estoy preguntando que es mejor, ¿venir
aquí o acompañarlos a ellos?”
“Es, es eso obvio, es mejor acompañarlos
a ellos.”
“¿En verdad?” (Estas segura)
“E, en serio.”
Lefille que escucha a la repetida
pregunta, responde con un humor caído. Enojado porque no podía creer, que era
un mero alarde infantil. Ahí Suimei empujo su dedo, esperando para dar el golpe
final a través de una sola palabra.
“Entonces, puedes jurarlo en el nombre
de Arshuna que eso no es una mentira.”
“¿¡Qué!? Eso es…”
A esta Lefille fue dejada sin palabras.
Ya que tenia alguna conexión con la iglesia de la salvación el nombre de la
diosa Arshuna cargaba un enorme peso. Si ella no podía jurarlo que esto podría
ser una mentira.
Entonces Lefille dio un gran suspiro y
se rindió.
“… Tú eres, un mal hombre…”
“Así, ¿Qué es esto?”
“AA, será de ayuda si vienes conmigo. Sin
embargo–”
“Entonces, esta bien, ¿no es así?”
Suimei interrumpió a Lefille que estaba
a punto de decir algo. En voz calmada, como si dijera nada más que esto fuera
inútil, y esto ya era suficiente, eso fue lo que no iba a tolerar más entre
ellos, amablemente le advirtió a ella.
“Eso es–”
“Aparte de eso, no hay necesidad de
ponerse entre el marco de entre el método de hacer esto es inteligente o no. Si
es bueno entonces es bueno, vamos a terminar con eso. De seguro hacer eso se
sentirá refrescante, ¿no estas de acuerdo?”
“A…”
Parece que ella escuchaba algo
inesperado, mirando a Lefille sin habla.
Eso es correcto. Tener tal charla, y
persiguiéndola, ¿qué en la tierra es lo que quería hacer? Aunque había varias
maneras de hacerlo en una manera altamente efectiva, no siempre es una buena
cosa explorarlos.
Le
di una respuesta y escuche si esto no era bueno. Incluso si dice tal cosa la
tristeza que pulula en su corazón, no se aclara confortablemente.
Es
por era razón que no quiero que lo diga.
Qué
tipo de plática será después de esto, si esto se vuelve cerrado, entonces ahora
no podría ser lo que debería hacer. Por favor decide.
“… ¿Qué pasa? ¿Cómo esperaba tienes una
queja?”
Cuando Suimei abrió uno de sus ojos para
fisgonear, Lefille se sentía aliviada como si un demonio fuera abruptamente
caído, y acepto.
“No, tienes razón, tal vez es
exactamente como dices.”
Justo ahora una voz que parece del
corazón ha sido clara y resonado fuera. No para ser honesto, a través del
tiempo a ser ella parece estar de acuerdo. Mientras rascaba su cabeza Suimei
suspiro fuera con fuu. Desde el punto de un tercero ciertamente es probablemente
que no era la elección correcta. Esta era una pelea llena de desventajas.
Entendía eso, y lo que Lefille dijo es razonable.
Pero, para elegir lo que esta bien o
mal, al final es la decisión de la persona que lo elije. Si uno esta consiente
de pensar de que esta bien entonces esta bien, no es como si siempre todo eso
se vuelve lo correcto.
Añadiendo a eso. Para moverse por
sentimientos baratos que sostienen la verdadera intención honestamente
hablando eso es una cosa vergonzosa.
De todas formas, fue Suimei que era
quien no era cercanamente relacionado al hábito de llamarse a si mismo como
mago también no importa que tanto tiempo pasara.
“—Hmm, si nos escondemos propiamente hay
una posibilidad de no ser encontrados fuera.”
“… Eso no importa, como ponerlo, ¿creo
que no eres demasiado optimista? Suimei-kun”

“Eso es correcto. Es peligroso comenzar
a imaginar.”

Isekai Mahou Capitulo 25

Capitulo 25
Inmediatamente después que Lefille
confirmo la presencia del mazoku. En ese momento en el silencio rondando una
voz enojada pudo ser escuchada.
“Suimei fue usado como una carnada!!!”
Ese fue el grito de enojo de Reiji como
si enloqueciera abiertamente.
“No hay necesidad para preocuparse.”
Después de aquellas palabras que salieron de la boca de Gregory fue en verdad
una increíble historia. Después de escuchar esto Reiji rápidamente se acerco y
lo tomo del cuello.
No había ya signos de respeto hacia el
caballero que fueron expresados hace poco tiempo.
Viendo la expresión enojada de la
persona que era llamada un héroe, Gregory se cógelo en miedo.
“Ha, ha…”
“¡Es eso verdad!”
“¡Wa, ha! To-todo lo que he dicho”
“Qu…!”
Reiji se quedo sin palabras escuchando
las palabras que incluso no valían como una broma para ser la verdad.
Él estaba mordiendo sus labios al mismo
tiempo que agarraba del cuello al caballero.
Hasta ahora una ausente Titania,
sorprendida, vino a detener a Reiji.

“¡Por favor calmese Reiji-sama!
“¡Pe, pero!”
“Gregory aun estaba en medio de la
historia. Vamos a escuchar hasta que termine…”
“… Muy bien”
Hubo algo de lógica en las palabras de
Titania. Como ella dijo, ciertamente Gregory estaba en el medio de su
explicación. Él solo dijo Debido a que Suimei-dono fue usado como carnada, no
hay peligro aquí.
Eso fue todo. Una explicación detallada
no ha sido escuchada aún.
… Sin embargo tanto para Reiji en sí fue
conciente, esa sentencia fue más importante para él.
La plática fue aceptada, y viendo esto
Titania pesadamente suspiro de alivio.
Y entonces, recobrando su compostura,
Titania que normalmente era una chica gentíl, inesperamente miro a Gregory
severamente y le ordeno.
“Gregory. Habla. ¿Lo has entendido?”
“… Si”
Junto con su respuesta a ella, se
inclino frente a ella.
Gregory que se recompuso. En frente de
la mirada afilada penetrante de la chica comenzó a sudar.
Él comenzó a hablar de nuevo mientras
sudaba comenzando desde su frente.
“… Escuche esta historia desde el
personal de comunicación la última vez que los encontré. De acuerdo a ellos,
para derrotar al héroe una gran armada lideradas por el Mazoku fue dirigida
hacia la vecindad de Aster. Para dejar a Héroe-dono escapar a salvo de ese
ejercito Suimei-dono fue usado como una carnada.”
Eso es la historia corta. Pero, la
historia que más quería escuchar se volvió incomprensible para él.
Porque,
porque se volvió como esto, hay una montaña de cosas que quiero preguntar.
Antes que Reiji pueda preguntar algo,
Mizuki que estaba poniendo una expresión melancolica, apareció en frente de
Gregory en apuros y le pregunto.
“Eh… usar a Suimei-kun como una carnada,
¿al final que es lo que quieren decir? No me digan de hecho, para hacer a
Suimei-kun una carnada…”
“Si. Sobre este asunto Suimei-dono no
sabe absolutamente nada.”
Lo que salio de la boca de Gregory fue
en un sentido esperado. Sin embargo de hecho ejecutarlo fue bastante difícil.
Suimei
en sí no sabe que se ha vuelto una carnada. A pesar de que él se convirtió en
una carnada.
Entonces naturalmente una pregunta
saldría.
“… ¿Entonces como Suimei pudo volverse
una carnada? ¿No me digan que todo hacia su trayecto fue atacado?”
“Sobre eso, parece que coincidió con la
partida de Suimei-dono…”
“¿Coincidir con su partida?”
Cuando Reiji pregunta de vuelta. Mizuki
como si coincidiera su expresivo sentimiento salvaje.
“¿Qué? ¿qué? ¿Por qué? ¿Suimei-kun nunca
dijo nada sobre dejar la ciudad?”
Cuando ellos dejaron el castillo. Suimei
dijo que dejaría el castillo y viviría en la ciudad como deseo. Debido a que
era duro para él estar en Camelia (Castillo). Es por eso, la duda de Mizuki es
justificable de que lo que escucharon ahora no concordaba con lo que ellos
sabían.
Entonces, Gregory aclaro su garganta
mientras su rostro fue cubierto en sudor. Y él respondio la pregunta de Mizuki.
“Después de partir, información sobre
Suimei-dono buscando por una solicitud para guardia de una caravana vino.”
“¿Suimei en el gremio de aventureros?”
“Si. De acuerdo a la información, varios
días después Suimei-dono dejo el castillo ya volviéndose un miembro del gremio
de aventureros el Pabellón Crepusculo. Desde ahí es especulación, Suimei-dono
probablemente dejo la ciudad… y entonces, sabiendo sobre este asunto los nobles
que fueron conciernes con la subyugación del señor demonio decidieron usar a
Suimei-dono como…”
Así que ellos lo usaron.
Pero,
¿Qué pasa con Suimei? Él no quería ir con nosotros porque quería estar a salvo,
se supone que por eso eligio quedarse en el pueblo del castillo.
Sin duda, él inmediatamente se fue,
después registrarse en un gremio y recibir una solicitud, sin algún propósito o
plan, él no haría eso.
“Me pregunto, qué esta mal con
Suimei-kun…? Salir fuera de la ciudad es peligroso, debería saber eso.”
“No lo sé. Pero ya que es Suimei, creo
que tal vez tenga algún tipo de plan.”
“Si…”
Viendo a la ansiosa Mizuki mover sus
pupilas, Reiji pregunta de nuevo a Gregory.
“Y, ¿Cuál es el destino de esa
caravana?”
“De acuerdo a la información dejada en
el gremio, el destino es el Imperio Nelferian por la ciudad de Kurand.”
“Ese es… al menos el mismo camino que
hemos tomado.”
Es justo como Titania ha dicho.
Eso es correcto. En el camino aunque no
se detuvieron en la Ciudad Kurand, la distancia que Suimei viajo tal vez sea la
misma que viajaron desde Nelferian hacia Sadias.
Si ese es el caso, entonces hay una
posibilidad elevándose.
“Es posible, ¿Qué Suimei-kun esta
viniendo tras de nosotros?”
“… Persegurnos, eso no es totalmente
impensable pero.”
Si no es eso, esa posibilidad no existe.
Sin embargo, incluso si esa posibilidad es aplicada, no se siente
satisfactoria.
Yakagi Suimei es un espadachín. Él no es
un hombre que cambia sus planes solo porque se siente solitario o ansioso.
Además, si tuviera una razón donde él viniera tras de ellos, él podría
definitivamente reportar al personal del castillo directamente.
Es
por eso que no entiendo. Primero que nada el motivo no es claro. Pero, incluso
si es problemático sobre eso no saldrá alguna conclusión.
Dejando eso de lado, Reiji pregunta de
nuevo a Gregory.
“… Maa. Entiendo la razón de porque
Suimei fue usado como una carnada. ¿Pero poque los nobles hicieron algo como
eso? No era particularmente necesario forzadamente usar a Suimei como carnada.”
Así, si el Mazoku vino guiando un
ejército, ya que no tenían algún poder para pelear justo ahora, podría ser
sabio para nosotros escapar. Entonces esta bien escapar.
No había una buena razón para que Suimei
se volviera la carnada.
“Héroe-dono. Lo que esta acercándose es
un ejército a gran escala del Mazoku. No se porque, gracias a dios el paso del
ejercito es lento, incluso si los oponentes son Mazoku. En relación a ese
ejercito marchando, el ejército combinado humano no es algo que pueda
comparárseles. Si por alguna casualidad, Héroe-dono fuera a ser capturado o
algo donde le pasara a usted, lord Harias…”
“E… ¿¡Hardias, el duque!?”
“Qu…”
Ante la voz sorpresiva de Titania
Gregory bajo su cabeza en vergüenza.
¿Qué,
Hardias ese duque? Si recuerdo correctamente, debería ser un nombre que escuche
hace tiempo.
Pero no importa que tan fuerte Reiji lo
intente no puede recordarlo.
[Kiel: Esa última línea es con respecto
a la novela ligera… -w-]
Parte 02
Además, él pregunta a Titania que
debería tener conocimiento sobre esto.
“Lo siento Tia, ¿Quién es exactamente
este duque Hardias?”
“… El Duque Hardias es un noble mayor de
Aster, él es el que esta acargo de los asuntos relacionados a la subyugación
del señor demonio esta vez. En otras palabras, dentro de Aster él es una
persona que tiene la autoridad para decidir estrategias que nos ayudaran. La
subyugación del señor demonio no será fácil, y si hay un montón de gente
involucrada en planearla se volverá un desastre, es por eso que cuando padre
hizo la lista de gente adeuada para dicha tarea, él era la primera persona en
la lista…”
“Entonces la persona que hizo a Suimei
una carnada, ¿es él?”
Cuando pregunta de nuevo, Titania
asiente pesadamente sin alguna prueba.
Y la persona que sabe las circunstancias
fue Gregory.
“… De hecho. Es como usted dice. Fue la
decisión de una sección de nobles, que cooperaron con lord Hardias en aras de
la subyugación del señor demonio. Por supuesto ellos no dudan de la fuerza de
Héroe-dono. Yo digo eso, fue decidido que aun era pronto para Héroe-dono
confrontar un ejercito incluso con una tropa de apoyo propiamente preparada, es
por eso que tal plan fue adoptado.”
“… Aun así, ¿no parece ser una razón
suficiente para forzadamente hacer a Suimei una carnada?”
“Sobre eso, no es claro porque el Mazoku
fueron capaces de sentir la existencia de Héroe-dono. El Mazoku capturado por
los subordinados de Lord Harias declararon rudamente que él vino a asesinar al
Héroe, incluso después de interrogar la razón aun no es encontrada, además… ¿Es
posible usar a Suimei-dono que es también una persona convocada para crear
perturbación? Tal cuestión se elevo. Así que ellos divulgaron información falsa
al Mazoku, así cada uno de ellos apuntarían a Suimei-dono.”
Ciertamente tal vez sea efectivo. Ya que
no entraron en contacto con el ejercito Mazoku, quiere decir que ellos
completamente olvidaron su localización, pero es un hecho que ellos conocen de
su existencia.
Si, como eso. Suponiendo el lado del
Mazoku tiene el sentido para sentir al héroe convocado, a pesar del hecho que
tal cosa existe, es valioso tomar tal medida, si el Mazoku a pesar ve la
existencia llamada héroe como una amenaza, como esta vez ellos enviaran un
ejercito en la localización aproximada, la posibilidad para derrotarlos no era
del todo baja.
Pero
primero, esa es una información que tal vez ellos sepa.
Es llamado timing.
“… La priemra vez fuimos de un lado a
otro del castillo durante el desfile, incluso si el Mazoku no encontró durante
ese momento, las cosas desarrolladas a este punto – ¿es eso incluso posible?”
“Si, es duro de imaginar. Justo como
Mizuki dijo antes.”
“Si.”
Además, es posible que haya gente con
tal poder dentro del grupo Mazoku.
Si ese es el caso, hay problemas en eso.
“Como el duque Hardias fue capaz de
divulgar falsa información al grupo Mazoku…? ¿No me digas que hay un conocido
dentro del lado demonio?~ ¿Cómo fue que lo
manejaron?”
Sin característica Reiji dio a Gregory
una mirada dura.
Si fuera entre humanos espiar tal vez
sea posible, pero si el oponente es el Mazoku no es imposible.
Incluso
si la información fuera enviada del lado humano al lado Mazoku, su autenticidad
sería dudosa. Probablemente antes de creer el Mazoku no tendría alguna razón
para escucharla. En otras palabras no tenían conexiones. Además, tal vez había
una manera para divular la falsa información, es duro de imaginar pero tal vez
haya algún secreto oculto o otra cosa.
“Desde la historia del personal de
comunicación, un soldado fue enviado al puerto Charlotte como un mensajero. El
soldado que no estaba al tanto del grupo Mazoku le fue dada a recordar
información falsa, que él héroe convocado estaba presentemente ocultando su
identidad dirigiéndose hacia la ciudad de Kurand con la caravana.”
“Qu…!?”
“Eso, no me digas que…”
La voz temblorosa de Mizuki a causa de
su horrible imaginación se desgarro. Ella parece aproximadmente entendido lo
que Gregory estaba intentando decir. Su rostro se puso azul con una expresión
de nerviosismo. A diferencia de Mizuki, Gregory tenia un rostro amargo
respondiendo con una voz llena con lamento y disgusto.
“… El soldado que solo sabia información
falsa fue capturado por el grupo Mazoku, entonces él pudo escupir la
información falsa a ellos. Entonces, si el soldado fuera enviado solo con
información falsa, entonces si fuera a confesar solo información falsa saldría
fuera de su boca. Si el Mazoku aprendía esta información, entonces su plan
podrá tener éxito, es por eso que este plan fue pasado al comienzo…”
“Que cosa…”
“Es terrible…”
Parece que ambas tienen un gran impacto.
Titania con su mano en frente de su boca dejo de hablar a medio camino, y el
rostro de Mizuki parece como si comenzara a llorar en cualquier momento.
En frente de tales chicas Reiji apunto
sus resentimientos hacia Gregory.
“Un soldado… tratar a un humano como
eso… ¡no es eso demasiado irrazonable! ¡Que piesan que es la vida de una
persona!”
“La-la vida de Héroe-dono y un soldado
no puede ser comparada en la misma escala. Para salvar unos pocos soldados o
Héroe-dono que salvara a todos, si lo miras en la gran imagen no hay necesidad
de pensar sobre eso…”
“Como eso Suimei fue también…!”
“Incluso la gente en la caravana no
tiene nada que ver con esto. A pesar de eso…”
Gregory que escucho la voz llena de odio
de Reiji y voz agrietada de Mizuki, no dijo nada más y guardo silencio.
Hacia tal ser, que confeso todo, Reiji
sintió un agrio sentimiento en su estomago, él tiro su manera de hablar y
pregunto.
“… Aparte de eso, ¿hay alguna otra
manera?”
“Por el momento que escuche la historia,
el ejercito Mazoku ya estaba a medio camino del territorio Charlotte y
acercándose a las montañas cerca de la frontera. Para entonces no hay otro plan
para ser usado…”
“¡Si tu sabias todo es durante este
tiempo porque no dijiste nada hasta ahora!”
“¡No se pudo evitar Héroe-dono! Me fue
ordenado no decir nada hasta que el tiempo viniera, un mero caballero tal como
yo no tiene la autoridad para desobedecer tal orden… además, al momento que
escuche esta historia el plan fue ya…”
Así que no podía hacer nada, Gregory
quiso decir eso, frente a el Mizuki que estaba tirada en preocupación.
“Ta, tal cosa… entonces Suimei-kun esta”
Parte 03
“… Más probablemente ellos ya han
entrado en contacto con el Mazoku. En la información respecto a Suimei-dono es
incluido que solo viste extrañas ropas ya que él no tiene señas especiales,
también solo la localización aproximada de la caravana fue dicha, no fue una
información definitiva, si alguien fuera a aplicar esta información para
encontrar alguien en la ruta sería entonces de la Ciudad Imperial Meteru a
Ciudad Kurant…”
“¡Pe, pero! Si él huye y se esconde a si
mismo en algún lado…”
“Sería difícil, algunas manos de los
Mazoku se extienden más allá del Imperio Neruferia. Si piensan sobre eso,
entonces la escala del ejercito Mazoku tal vez sea considerable. Si hubiera una
localización especifica, pienso que ellos buscarían minusiosamente. Si eso pasa
entonces la gente de la caravana que no saben nada…”
“Eso sería…”
“Suimei…”
“…”
Escuchando las conjeturas de Gregory,
cada individio fue atacado por una dura expresión afligida. No había palabras,
era lamentación, desesperación, o tal vez ambos. Tanto Mizuki como Titania
pensaban eso, no había forma que Suimei estuviera a salvo.
Yo quien dijo esto también pienso de esa
manera.
Suimei es definitivamente una persona
astuta, pero eso no significa que sea capaz de salir de esta situación ileso.
No, quizás no sea capaz de salir. No
importa como tanto sepa kenjutsu, después de todo Suimei es solo un estudiante
normal de preparatoria, no tiene la protección divina de ser convocado, tampoco
él conoce como usar la magia. Es mejor si es un pequeño monstruo, pero no hay
manera que él pueda ir contra el Mazoku.
… Es demasiado, sin embaro la situación
ya no tiene esperanza, como si escupiera las palabras.
“… ¿Por qué ahora?”
“Ahora quiere decir…?”
“Decirnos sobre esto.”
Gregory en ese momento murmuro eso al
momento correcto. Entonces quiere decir que él comento eso en el momento
perfecto para hablar.
– ¿Qué en la tierra lleno las
condiciones para que hablara?
“Si. Tal vez usted Héroe-dono llego a
una zona segura antes que la fuerza principal del ejercito Mazoku apareciera.
Tal vez no sea demasiado tarde para hablar, pero si revelarlo era demasiado
pronto… con el debido respeto héroe-dono y no sabía que acciones podría usted
haber tomado. Es por eso–”
“¡Quieres decir que ahora que no hay
nada que pueda hacer esta bien!”
“¡De hecho! Lo siento.”
Entiendo la furia de poder de las
palabras, Gregory se arrodillo postrándose a si mismo.
Para tal cosa Titania pregunto.
“Gregory-. ¿Acaso otou-sama sabe sobre
esto?”
“… Supongo que él no lo sabe. Parece que
su Majestad tomo especial cariño a Suimei-dono, probablemente lord hardias
temia que podría enojarse al no decirle…”
“Es eso así…”
Titania que su corazón fue rápidamente
palpitando dejo salir un pesado suspiro de alivio. Cuando pensó que su propio
padre tomo parte en algo tan cruel, uno podría estar en verdad preocupado.
Debido a eso el malestar de una cierta
persona se aclaro un poco incluso si era solo un poco.
Parece que Titania escucho algo la
priemra vez. Ella pregunto a Gregory.
“A pesar, ¿Qué quieres decir que
otou-sama tomo especial cariño con Suimei-dono?”
“Si. Durante la conferencia el hablo
sobre la partida de Suimei-dono, el duque y los otros nobles se opusieron, su
Majestad los presiono e hizo así a Suimei-dono tener libertad. De paso los
fondos fueron también preparados, … Tal vez sea grosero, fue algo demasiado
raro dado por tal trato a un hombre que huyo con tal rumor, eso circulaba
dentro del castillo al parecer, después de nuestra partida parece que se volvió
un pequeño escandalo.”
“Tal cosa paso…!”
La voz sorprendida de Titania fue
llenada con impresión. El rey de Astel, Almadius pensó de Suimei a esa
extensión. El rey es un hombre amable. Eso fue lo que honestamente pensaba.
Ahí Mizuki inesperadamente expreso su
duda.
“¿Por qué los nobles de Astel fueron en
contra de Suimei-kun para irse?”
Para tal duda de Mizuki, Reiji también
repentinamnete continuo.
“Eso es, por el propósito de hacernos
hacer lo que ellos quieran hacer si fueramos a desobedecer.”
“¿Qué?…”
La mirada de sorpresa de Mizuki fue algo
que Reiji esperaba.
Si tal hombre sin honor que puede
fácilmente arrojar a un soldado de su propia nación y una caravana sin relación
entonces, tal cosa no es imposible a pensar. Si ellos fueran a cambiar su
pensamiento y cancelar la subyugación del rey demonio, es una cosa seria para
un humano de Astel.
Ahí yo también soy humano. No puedo
incluso ser un cambio de corazón. El otro lado tal vez se sentía nervioso sobre
eso.
Tal vez no pudiendo prevenir tal cambio,
sin embargo ellos podían prevenir la cancelación de la subyugación del rey
demonio.
Así qué.
“—Tomaron a Suimei como un rehén, ellos
querían que fueramos contra nuestra voluntad a subyugar al rey demonio, ¿no es
así?”
“Probablemente.”
“… Y ahora, se volvió imposible hacerlo,
ya que se volvió imposible para ellos controlar a Suimei, así que decidieron
hacerlo una carnada. Ya que ellos no sabén lo que Suimei hara, sería mejor
encargarse de él tan pronto como sea posible.”
Gregory asiente de nuevo.
Y Mizuki que vio a él asentir, tiene
lágrimas fluyendo en las esquinas de sus ojos.
“Que crueles. Tal cosa es demasiado
cruel…”
Indudablemente esa voz agrietada y
aquellas lágrimas eran los verdaderos sentimientos de Miziku. Aunque ella tenía
la fuerte resolución para venir a subyugar al señor demonio, incluso si ella es
después de todo una simple chica joven.
… Convocado por ayuda, pero tal trato
hacia aquellos que están cooperando. Escuchando tal cosa, justo como Mizuki, me
siento como expresar aquellos sentimientos que están arrastrándose dentor de mi
boca.
Ahí Titania.
“… … La nación, dices, que pasara con la
defensa de Meteru y ciudad Kurand.”
“Ah…”
“Eso es correcto…!”
Para la pregunta de Titania los dos
repentinamente recordaron. Porque sus cabezas fueron llenas de Suimei, eso fue
completamente olvidado sobre el asunto. Si el Mazoku está apuntando al grupo de
Suimei es definitivo que el Mazoku se ha infiltrado en el territorio de la
nación.
No había la ligera posibilidad que ellos
destrozaran después que atacaran la caravana. Entonces cuando piensan
cuidadosamente, no es inevitable para la ciudad cercana estar en peligro.
Titania como princesa de Astel estaba en
asunto del desastre de la nación. Fue algo que tal vez olvidaron escuchar.
“Si. Para la defensa de cada ciudad
parece que gente de grupos de mercenarios locales y gremio de magos son
reclutados, del gremio de aventureros secretamente desde atrás gente poderosa
son llamados, a pesar que Meteru tiene la corporación de defensa son también la
corporación para atacar al ejercito Mazoku. Cada uno de los nobles directamente
controlan ejército, la orden de caballeros reales fueron llamados también son
gente poderosa seleccionada de la división mágica, justo ahora ellos están en
medio de organización.”
“Si hay demasiadas preparaciones así que
porque usan algo como carnada…?”
“El tiempo para organizar la fuerza fue
demasiado poco, simplemente no hay mucho tiempo. Mensajeros fueron enviados a
cada noble de ciudad Kurand para movilizar sus fuerzas. Por esa razón
Suimei-dono y la caravana fueron marcados y ellos se han vuelto el sacrificio…”
¿No era eso? Para salvar mucha gente
sacrificar un pequeño grupo de gente. Aunque eso tiene sentido, pero no es
demasiado para una persona que no desea hacerlo.
Cuando pienso sobre Suimei que no sabe
nada, el sentimiento es demasiado para mi corazón como para soportarlo.
Eso que pienso es verdad para Mizuki y
Titania.
Miro abajo en reflexión hacia mis pies,
también siento la desesperación comenzando a mezclarse.
Ahí Gregory se postro de nuevo.
“En verdad extremadamente lo siento.”
“…”
Cual es el punto de disculparse más que
esto. No puede revertir el hecho que Suimei ha caído en una crisis. Entonces no
tengo palabras para decir. Mi ira está exhausta. Solo el sentimiento enfermo de
depresión no puede ser claramente quitado.
–Aun así, en frente de mis ojos la
figura de un caballero de mediana edad que esta agachando su cabeza tan duro
que su cabeza está contra el suelo.
¿Que tipo de cosa debo hacer contra tal
disculpa? Tal disculpa que te hace cambiar de opinión. El sentimiento de
prontamente disculparse es claramente visible. En su corazón probablemente esta
riendo tan duro que es difícil ponerse de pie.
De todas formas, me siento enfermo del
estomago, todas las especulaciones y imaginación esta causándome un sentimiento
de sobre carga.
(Ah—-!)
Repentinamente como si golpeara un rayo
a Reiji fue capaz de entender.
Si fuera así. Confiar en mi mismo a mi
pasión sin pensar en nada, arrojando mi ira y palabras hacia él, sin incluso
mirar su estado mental o verdaderos motivos. Si fuera genial yo mismo y pensara
cuidadosamente, fue algo que sería fácil de entender.
“¿Reiji-kun?”
Mizuki esta confundida viendo mi
apariencia que vino a un entendimiento.
Pero justo ahora no es tiempo para
explicarle.
“Gregory-san, eso es suficiente.”
“¿He, héroe-dono?”
Tomo ambos hombros de Gregory y levanto
la cortina de esta larga disculpa.
Cierto, él no necesita disculparse. Más
bien aquí es necesario expresar nuestras gracias no importa que.
Porque—-
“Gregory-san. De hecho cuando escuche
esta historia, tú deberías habérnoslo dicho claramente todo. Pero tú solo
dijiste que el Mazoku esta acercándonos, saliste fuera para decir habilidosamente
guiándonos a algun lado.”
“Huh–?”
Titania y Gregory miran con ojos
amplios. Ahí inmediatamente Mizuki elevo una pregunta.

“¿Reiji-kun, que quieres decir?”

Isekai Mahou Capitulo 24

Capitulo 24: El General Mazoku
—Él golpeo el
suelo como un trueno.
Si él no hubiera aterrizado en el suelo
en sí, entonces podría haber pulverizado lo que sea en su lugar.
Su mano descansaba en el suelo de apoyo,
el Mazoku lentamente se elevo. Él era substancialmente mas largo que otro
Mazoku visto, y era de dos metros de alto.
Sus brazos y piernas eran tan gruesos
como troncos, como una encarnación de violencia en sí. Suimei, un visitante del
otro mundo, fue instintitvamente recordando al Oni de las leyendas Japonesas
como el satys en la mitología Occidental. Él positivmanete irradiaba una densa
aura de amenaza.
El intenso sentimiento de peligro
flotando en el aire lleno el corazón de los humanos con miedo.
Esto era un demonio.

Aunque él era aún en forma humanoide, e
incluso sus ropas eran en forma similar a humanidad, pero las especificaciones
de su cuerpo no podrían ser más diferentes.
“…Ho, parece que he encontrado lo que he
estado buscando.”
Ellos no podían entender a lo que este
Mazoku estaba diciendo. Sus palabras fragmentadas no contenían suficiente
información para hacer suposiciones.
A la repentina aparición de este Mazoku,
y la terrible presión que sentían de él, los aventureros perdieron sus mentes
ante el miedo.
“Q-que… ¡Ese tipo es mucho más fuerte
que los otros!”
“¡Ta-tan poderoso! Los otros incluso ni
se le comparan…”
En un instante, todos perdieron la
calma. Ellos no podían reprocharse por eso. Aunque el Mazoku que había
previamenta aparecido fue suficiente para perturbar su voluntad, pero un
oponente de este nivel los hizo sentirse desfallecer.
Sin embargo
Tch.
Este es un nivel entero diferente del otro Mazoku…
Debido a este nuevo oponente, Suimei,
también, comenzó a sudar. Incluso si él no podía saber actualmente como de
fuerte era el enemigo, pero sin duda se sacudió por la repentina aparición de
tal poderoso enemigo.
Una y otra vez intento calmarse, pero
inesperadamente, fue duro para aun su nerviosismo.
“Insectos… De seguro estuvieron llenos
de confianza justo ahora.”
El Mazoku se mofo, ridiculizando a los
humanos ante él.
Con intenciones no claras, su mirada
cambio entre los humanos juntos como un tigre buscado por su presa.
“… Hmph. Esto es diferente de lo que
escuche. No me diga que la información que recibimos fue falsa…? ¿Solo donde
las cosas van mal?” La voz del Mazoku era notablemente entrando a confusión.
Sin duda, convocando su conciencia de
lado, el Mazoku tomo un respiro profundo.
Y entonces—
“Lo que sea. Lo que tengo que hacer no
ha cambiado. –¡Escuchen, humanos! ¡Mi nombre es Rajas! ¡Soy el confiado con el
ejército del glorioso Maou Nakshatra, un general de los Mazoku! ¡Habiendome
conocido aquí, este es el final del camino para todos ustedes! ¡Obedientemente
aguarden por morir en mis manos!”
Su voz impacto aire y tierra. Los
guardas, ya temblando desde antes, sintieron crecer el miedo.
“H, hii…”
Un chillido temeroso escapo de los
labios de alguien. Los otros sientiendo eso pudieron bien ser lo mismo. La única
palabra que podía describir su situación actual era desesperación.
“…”
En contraste, Lefille, de pie en la
línea delantera de los humanos, simplemente de pie sin moverse ante el Mazoku
conocido como Rajas.
Esto no podía ser. ¿Incluso alguien tal
como ella era incapaz retener la amenaza del Mazoku?
Sus ojos voltearon a esta joven chica
que estaba sirviendo como vanguardia, las miradas de los otros comenzaron a
mostrar distinta inestabilidad.
Justo entonces.
Las emociones de Lefille encendieron.
“¡TÚ BASTARDOOOOO!”
Un grito temblando la tierra que no perdia
ante Rajas. Un rugido lleno con profunda furia, que sacudió el miedo sostenido
de los otros en su corazón. Luz roja brillante una vez más, Lefille ataco.
“¿Oh?”
En el rostro de ese torbellino rojo,
Rajas revelo una sonrisa sin miedo. Él empujo fuera su puño encontrándose con
el ataque de cabeza.
El tajo de Lefille fue, por supuesto,
acompañado por esa luz carmesí, pero su golpe fue incapaz de llegar a la masiva
mano de Rajas. Dos enormes poder coliciono, explotando en una lluvia de
chispas.
Su hoja colosal había sido detenida por
la energía negra rodeando el puño de Rajas, y al final, nunca hizo contacto con
su puño.
Había sido a todo poder, un golpe
decisivo. El Mazoku respondio con una mofa, aunque eso cargaba una pizca de
elogio.
“Nada mal, pequeña.”
“¡Por supuesto! ¿Acaso recuerdas esta
espada?”
“¿Hmm? ¿Tú espada?”
“—Tsk, Rajas. ¡No
me digas que me has olvidado ya!”
A diferencia de lo radiante que había
venido de ella antes, enojo puro ahora fluyo desde ella.
Por
lo que ella ha dicho, parece que ese tipo Rajas ha tenido un corto pasado con
ella
El Mazoku balanceo su brazo, noqueando
de lado la espada.
Lefille aterrizo firmemente sobre el
suelo y reanudo su postura.
El Mazoku fruncio a ella, y entonces
como si repentinamnete notara donde la conocio antes, carcajeo fuertemente.
“—¡Ahahahahaha!
¡Ya veo ahora! ¡Te recuerdo ahora, pequeña! Eres esa sobreviviente de Noshias
de ese momento, ¡¿cierto?!”
“Eh…?”
“Huh…?”
De la boca del Mazoku había venido el
nombre ‘Noshias’. En ese momento, los otros – el equipo de aventureros
incluidos – repentinamente reaccionaron.
Noshias era la nación que fue destruida
por el Mazoku. Así que escapo de ahí. ¿Supongo que es donde ella conocio ese
Mazoku?
Sus emociones en adecuado control de su
persona, Lefille refuto, “… ¡Es correcto! ¡Ahora lo recuerdas!”
“¡Hahaha! Hombre, totalmente pensé que
habías muerto en la naturaleza en algún lado. ¡Pensar que aún estes viva! ¡Todo
el mundo había muerto, después de todo!”
“¡Tú bastardo!”
El Mazoku placenteramente sonríe debido
a Lefille al liberar otro golpe feroz.
Ella completamente se perdió en su
enojo, y perdió todo su sentido de sí. Su hoja fue ahora infuida con una
intensa energía de un grado completamente más allá de lo que había poseído
antes.
Desafortunadamente, el poder del Mazoku
fue un poco igual. El poder corrupto envolvió su puño, que bloqueaba el fiero
ataque de Lefille. Justo entonces, habiendo perdido su calma, la chica mostro
una apertura.
“—¡Tus
movimientos son demasiado repetitivos!”
“Oh—” ella dijo
inconsientmente como su visión se lleno con la vista de ese masivo puño.
La situación fue peor. El puño del
Mazoku, brillo con energía oscura, disparo directamente hacia ella.
Si ella fuera golpeada por eso, incluso
un espíritu como ella podría no emerger sin rasguñoz.
“Tch”
Los otros fueron congelados en sorpresa.
Eso significaba que el único que podría posiblemente voltear las cosas
alrededor era Suimei.
Chasqueando su lengua, Suimei activo una
magia y empujo a la congelada Lefille lejos del puño viniendo.
“Qu—?!”
“Eh—?!”
Ambos quien había sido acorralada
evadiendo el ataque y quien el ataque había justo evitado gritaron en sorpresa.
Justo antes del momento del impacto,
Suimei había entrado. Debido a que su magia había sido tan rápidamente encantada,
no había sido capaz de crear mucha distancia entre ella y rajas.
Eso significa que Lefille estaba aun
bien en el ataque de rango de Rajas.
De acuerdo, él podría solo avanzar y
usar su propio cuerpo para defender contra el ataque viniendo.
“¡Suimei-kun! ¡No puedes! ¡Retrocede!”
“¡¿Un don nadie como tú osa retarme?!”
El impacto creado por el ataque salvaje
de Rajas embistió el cuerpo de Suimei. Suimei resistio la presión como corrió
hacia el Mazoku con la más grande velocidad que fue capaz de mostrar.
Al mismo tiempo, sus ojos nunca dejaron
el puño del oponente. El hombro del Mazoku se movio.
El Mazoku había liberado otro puñetazo,
uno que podría seguramente volverlo pedazos.
¿Puedo
hacer lo que hice la última vez y adecuar la oportunidad para arrojarlo? No,
eso es demasiado peligroso.
Frente a la tremenda
energía emanando de ese puño, incluso el más ligero contacto podría traer
desastrosas consecuencias. SI, eso fue una muy mala idea de hecho.
Suimei salto delante, esquivando el
golpe viniendo, y corrió en el brazo del Mazoku, su velocidad nunca bajo. Por
el momento el brazo había sido extendido completamente, el ya había llegado a
la cima de su cuerpo.
“Fu—”
Suimei libero una patada rompe tierra en
el hombro del Mazoku con la entera cantidad de mana que había sido capaz de
reunir en esos escasos instantes.
Desde sus pies un fuerte sentido de
retroceso vino: había sido un buen golpe. Sin duda, Rajas estaba completamente
ileso.
Todo lo que Suimei había conseguido
había sido forzar a las piernas de Rajas undirse profundo en el suelo.
—Mierda. Incluso
un golpe solido como ese es inútil, huh.
Las espadas de los aventureros había
sido decididamente efectivas contra el Mazoku, pero esto fue todo lo que había
sido capaz de hacer. Que molesto. ¿Fue como algo que había perdido? Usualmente
un ataque como ese podría haber partido a su victima abriendo los hombros hasta
el suelo.
Algo era extraño aquí.
Tal rudo pensamiento corrió a través de
la mente de Suimei incluso con su cuerpo volando a través del aire.
“¡Tu pequeño patán!”
Un rugido acompañado del masivo puño de
Rajas. Incluso si no fue completamente apuntado, sin duda aún tenía suficiente
poder, o más bien, más que suficiente, para matarlo como cinco veces.
¿Lefille tomo directamente contra este
tipo de poder? Eso es un espíritu para ti. Estoy en shock.
“—Via gravitas”
(Ruge gravedad, toma forma.)
Via gravitas. Frente con un ataque
viniendo, él activo magia con una sola frase, forzando a su cuerpo al suelo con
más rapidez. Su visión perimetral atrapao la patada de Rajas viniendo directo
hacia él.
“—?!”
En un pestañeo, Suimei estaba detrás de
él.
Mirando el evite enemigo que había sido
seguramente un ataque de muerte certera, el rostro de Rajas fue lleno con
impacto. Su patada aterrizo un momento después, acompañada de un enorme
quiebre, completamente derribando los árboles en el área impactada por su
ataque.
Deseo
que este tipo pueda controlar su fuerza un poco
,
Suimei suspiro como retrocedio antes que Rajas pudiera voltear.
Colocando algo de distancia entre ellos,
el paso de Suimei se alentó com continuo observando a su oponente, brutal al
extremo.
Aparecio ante sus ojos agudos fue la
retaguardia del Mazoku. Su marco gigantesco fue acompañado por el físico que
era un paso sobre la humanidad, y jactándose de fuerza. Su nivel de mana era un
nivel enteramente diferente de los otros Mazoku y una energía maldita
enegrecida rodeaba este cuerpo.
Ese poder oscuro que fluia desde su
cuerpo no era algo que algún ser viviente podría naturalmente poseer.
Finalmente, Rajas volteao y sus miradas
se encontraron. En el siguiente instante, Suimei había perdido a su oponente,
esquivando al lado.
“Sh—” Rajas murmuro
inconsientemente, habiendo sido engañado por Suimei.
De nuevo, ese brazo masivo vino hacia
él. En ese caso
“—Omissa
vicissim” (Revierte el cielo y la tierra)
“¡¿Qué?!”
Su magia invirtió el espacio en un área
designada. Su objetivo tenía empuajada su cabeza dentro del suelo.
Él, por supuest, no esperaba que esto
inflijiera algún daño, sino era más que intentar ganar unos preciados pocos
segundos.
Para tener el timpo de canto de su
siguiente encantación, eso es.
Salto hacia atrás, él grito, “—Abreq ¡aaa!”
Su encantación fue sin duda
interrumpida.
Eso fue debido a una avalancha de polvo
y piedra viniendo hacia él.
“Una nube de tierra, es…” él murmuro
incoscientemente, su tono indiferente se sacudió ligeramente.
Él sacudió un brazo a la venidera masa.
En un pestañeo, esta masiva mole de
tierra fue partica como el Mar Rojo ante los brazos de Moises.
Inmediatamente después, él vino en
contacto con los restos de ese poder oscuro.
…Es
duro para respirar.
De hecho, maldad era una extramente
aproximada descripción de este poder. Este era un poder auntenticamente
inhumano, su mera presencia era suficiente para causar repulsión instintiva.
Es casi como llamar un poder que era
fuera de este mundo más que efectivo. La magia que había justo intentado era
definitivamente la llave.
Una vez más, los dos enemigos se dan la
cara.
Un lado con sus brazos dentro de sus
bolsillos mientras el otro habiendo sido burlado anteriormente, estaba
sorpresivamente calmado.
Supongo que es un general por sí. Él
sabe como mantener la genialidad.
Limpiando la suciedad de su cuerpo,
Rajas hablo.
“Nada mal para un patán. Aunque eres un
mago, pareces bastante capaz.”
“Gracias.”
“Pero esos golpes flacos no tiene algún—”
“¿Golpes flacos? Desde donde estoy, tú
solo has estado balanceando en el aire vacio. ¿Qué es lo que piensas de eso?”
“Cierra la boca. Viendo que no puedes
herirme del todo, yo no sería tan arrogante si fuera tú.”
Él carcajeo su provocación. Este no era
un oponente que podría dejar abajo la guardia.
Lefille, habiendo regresado a una
postura lista para la batalla, llego a su lado
“¡Suimei-kun! ¡Por favor se cuidadoso!
¡Una vez se ponga serio, el poder de este tipo no es nada como esto!”
“… ¿Estas bromeando? ¿Él aún no esta
siendo serio y ya es como esto? Cielos, tengan piedad…” Suimei murmuro
cabizbajo, no preocupado que sus comentarios fueran malos para la situación.
Más bien, en verdad estaba comenzando a
sentirse deprimido.
Rajas parece que no había incluso sudado
una gota. Escuchando lo que Lefille dijo, fue bastante posible que él no estaba
sacando el 50% de su verdadero poder.
“Si él quisiera, entonces esta área
entera… —!”
“Oi oi, ¿este tipo es tan peligroso?”
“Si, incluso mis cortes con esta espada
no le molestan al menos. No puedes ser descuidado.”
Juzgando por el agarre de la mano blanca
de ella en su espada, parece haber recordado algo particularmente desagradable.
De hecho, ese parecía ser el caso. No hay manera que no tuviera una memoria
como esa.
“Hahaha, exactamente. Eres solo un mago
humano, no es necesario ir a todo contra ti…”
“Ku”
Lefille gruño al repentino embate de
poder. En sus ojos, un rastro de opresión apareció.
Si su enemigo posee un poder de este
grado, entonces no podría dejar solo las cosas a continuar así. Él debería
actuar antes de que las cosas pasen el punto de no retorno.
Y así…
“Archatius over—” (Horno
Mágico, cargado—)
Justo como Suimei comenzó su
encantación, la situación repentinamente cambio.
Rajas, que estaba seguro de su ataque,
en su lugar miro sobre Lefille y carcajeo.
“Kukukuku…”
“¿¡Qué es tan gracioso!?”
“Oh, no es nada. Solo pensé sobre algo
divertido.”
“¿Algo divertido?”
Rajas no se molesto en responder como
tomo hacia el cielo.
Dejando el campo de batalla por ahora.
“Qu—!?”
“¡No lo olvides, piénsalo, chica de
Noshias tu poder no significa ni la más pequeñas cosa ante nosotros. Una vez
reuna a todos mis subordinados en el área, regresare!”
“Subordinados… Eso es…”
“Esto era solo una parte de mis fuerzas.
Solo una pequeña fracción, en verdad. Recuerdas eso” Rajas añadió, como Lefille
pudo brevemente decir. “No te molestes en esperar salvación. Traere un enorme
ejercito conmigo, y mis ordenes fueron ‘Destroza a toda la oposición humana sin
misericordia.’”
Con eso, Rajas volteo y se fue con el
otro sobreviviente Mazoku.
Lefille comenzó a perseguirlo, pero al
comenzar a correr—
“¡E-espera!”
“¡Lefille!”
“—!”
Suimei agarro su hombro. Sus acciones no
tenían significado.
Ella lo miro como preguntado porque él
estaba deteniéndole. Él sacudió su cabeza. Al parecer entendio, ella finalmente
parece regresar el control a si misma.
“¿Estas bien?” Suimei pregunto con
conciencia.
“Si, lo siento… Perdi los estribos” ella
respondio lamentándose.
Con las cosas calmadas en la partida de
la ola Mazoku, Suimei cambio a la tarea que había sido asignado.
Curación. Mientras había otros magos
capaces de magia restaurativa, su conocimiento de esta era solo a la par con
Suimei. Añadiendo en el conocimiento de magia curativa que trajo de su propio
mundo, sus habildiades los sobrepasaban.
“Fiu. Con esto, esta hecho.” Él suspiro,
habiendo terminado con la última persona que había necesitado curar.
Debido a que curar no era su
especialidad, aún había lugares donde debía improvisar, pero su auto-evaluación
de su habilidad de curación era aún más alta.
El guardia había balanceado su brazo
recién curado en prueba como agradeciéndole, “Lo siento sobre esto, Mago
onii-san.”
“No del todo, es por lo que estoy aquí,
después de todo.”
A esta respuesta, el guardia carcajeo
felizmente.
“Aún así, eres bastante asombroso. Esa
magia que usaste ahora para sanar mi herida sin incluso dejar una cicatriz, e
incluso puedo usar mi brazo justo ahora. Nunca he visto una técnica de curación
tan perfecta.”
“¿No es común ser capaz de mover la
parte afectada después de curar?”
“Eso, huh. Bien, con pequeñas heridas,
seguro, pero no con las grandes. Eso es sentido común, ¿cierto?”
“Huh.”
Eso fue inesperado.
Por lo que él dijo, Suimei supuso que la
restricción era debido al hecho que los magos solo curaban lo que ellos podían
ver. Aunque la herida visible era curada, eso sin duda no significaba sanar
completamente.
“¿Eso no es como estas haciendo?”
“Podrías decir eso.”
Suimei dio una respuesta ambigua.
Cuando vino al asunto, más investigación
era peligrosa.
En una diferente nota.
“Soy solo yo, ¿o se ha puesto en verdad
ruidoso por ahí?”
Unos pocos mercantes y guardias estabán
reunidos y estaban haciendo un relajo.
“…Si. ¿Tal vez es sobre dejar? ¿Debería
ser eso?” el guardia supuso sin pensar.
Por lo que Rajas había dicho, sus
soldados Mazoku ya habían comenzado a reunirse. Este no era momento para tomar
su tiempo, ellos necesitaban irse.
Este relajo a pesar, ¿Qué lo estaba
causando?
“Bueno, la curación ya ha terminado,
¿así que porque no echas un ojo?”
“Seguro.”
Dando la espalda al guardia, Suimei se
dirijio en la dirección de la gente.
Como llego, noto la tensión en la
atmosfera.
¿Qué fue la causa de esto? Esta pregunta
plagaba sus pensamientos, él continuo observando la situación, tomando nota del
hecho que los guardias y mercantes parecen haber rodeado a alguien.
La que era rodeada no era ni una otra
que quien había mostrado el mejor coraje en la pelea hasta justo ahora –
Lefille.
Tipicamente hablando, uno que había
heroicamente y solitariamente dominado a los Mazoku com ella debería ser
tratada con gran respeto, pero el humor dominante de la multitud era de
nerviosismo e inestabilidad. La escena era simplemente algo que no era para
felicitar en su naturaleza.
[Kiel: desde aquí la tradución me
molesto, por lo que leerán en adelante…]
Rodeada por ellos, Lefille abrió su boca
para hablar, intentando despejar la atmosfera.
“… ¿Por qué me piden que venga aquí? Hay
otras cosas que deberían tomar preferencia, ¿no?” Lefille pregunto con mirada
aguda a los rostros de aquellos que la encirculaban.
Un aventurero dio un paso al frente.
“¿Y qué debería ser eso?”
“Para moverse a algún lugar seguro,
obviamente. Si nos quedamos aquí, hay una gran oportunidad que el Mazoku ataque
de nuevo.”
“Ataque de nuevo…”
A su respuesta, Lefille repitió su sugerencia,
más forzadamente esta vez.
“¿Qué? ¿Hay algo que quieras decir? Si
es así, solo dilo —”
“Si, lo hare. El Mazoku nos ataco debido
a ti, ¿no es así? Eres una sobreviviente de Noshias, ¿correcto?”
“—!”
“… Qué quieres decir ‘¿solo dilo ya?’
Deja de hacerte la tonta. ¡Esto es toda tu culpa! ¡Es toda tu culpa que
fueramos atacados, eso fue el objetivo de los Mazoku!” los aventureros
replicaban.
Esas duras palabras dejaron a Lefille
vacilando y con incertidumbre.
“Ci-ciertamente fuimos el objetivo, pero
no tiene nada que ver conmigo…”
“¿Y como sabes eso?”
“…”
Lefille estaba sin habla en el rostro de
su malicia.
Aunque Rajas había ciertamente dicho que
puso un ojo en ella, pero esa no era una manera para saber que esa era la razón
de que los Mazoku atacaron.
La certeza de los aventureros no era
justificada, pero sin evidencia de lo contrario, ella no podía exactamente
refutar lo que clamaban tampoco.
“Ese Mazoku estaba cazándote a ti, ¿no
es así? Fuimos todos involucrados a esto debería a que te quería muerta.”
“E-eso es…”
“’Eso es…’ ¿qué? ¡Si tienes una
explicación, entonces escupela ya!”
Ella no podía responder, bajo su cabeza
en su lugar.
Incapaz de probar que era inocente de la
acusación, ella podía solo mantenerse en silencio.
Suimei, sin embargo, sabía como refutar
sus reclamos.
“¿Puedo decir algo?”
“¿Huh?”
“Cuando estábamos peleando con el Mazoku
antes, no le dijo a Lefille, ‘¿Te recuerdo ahora?’ En otras palabras, solo
entonces él tono que Lefille estaba presente aquí. Ese sería el caso, no hay
forma que venga aquí intencionalmente con el objetivo de ella desde el
comienzo.”
Desafortundamente.
“Ha, ¡¿Es esa tu prueba?! ¡Eso no tiene
nada que ver aquí!”
“Y porque demonios no…?!”
El aventurero ya había perdido su
habilidad para hacer juicios racionales. El estaba seguro de estar en lo
correcto. [Kiel: Quería estarlo, escribanlo bien…]
Gesticulando salvajemente, él continúo.
“¡Eso es porque ellos solo tienen algún
general interino o sus cuarteles! ¡Solo después de buscar el área ellos encontraron
a quien buscaban! ¡¿O tienes una prueba para eso?!”
Su argumento era solo que ellos conocían
la localización general de su enemigo y que sus cuarteles precisos habían solo
vuelto claros después del primer ataque. Para estar seguro, esa explicación no
explica algunas cosas
“Además, ¿no recuerdas o que esta chica
dijo antes de ser emboscados? ¡Ella sabía que nuestros atacantes eran Mazoku!
¡¿Por qué ella sabría eso?! ¡Bien podrían haber sido monstruos o bestias
mágicas! No, es una manera fácil de explicar certeramente – ¡ella ya sabía que
los Mazoku la estaban cazando!”
Fue solo entonces que Suimei noto. Este
fue el aventurero que vino a advertirles a ellos del ataque. En este momento,
la memoria de su mirada dudosa vino a su mente.
Sin embargo.
“Hmph. Prepotentes. Eso es solo porque
Lefille es sensitiva a la presencia de Mazoku.”
“Tal vez tengas razón, pero… ¿¡Acaso
tienes una evidencia de eso!?”
“Eso—”
Qué manera de guiar las preguntas. Con
cuestiones como esa, Suimei no podía en verdad responder.
Si fuera a pedir a Suimei a producir
evidencia de el reclamo, entonces Suimei, por supuesto, podría no ser capaz de
hacerlo.
Además, debido a la actual inestabilidad
mental, incluso si había manejado para producir la evidencia, no podría cambiar
las cosas.
“No puedes hacerlo, ¿puedes? Entonces
cállate.”
“Qué…?”
Cada nueva palabra del hombre irritaba a
Suimei más y más.
Las provocaciones del hombre, tono y
palabras enviaron su sangre a hervir.
El muro de gente se partio, y un hombre
apareció.
“¡Detenganse, ustedes dos!”
“Galeo-san…”
Ellos voltearon en la dirección e la
nueva voz. El rugido vino del líder de los mercantes – Galeo.
“Todos aquí son guardias de la caravana.
Si rompen la razón entre los rangos, van a causar problemas a los otros. Sus
argumentos terminan ahora.”
“Si el argumento termino, ¿quieres decir
que ya has decidido un plan de acción, Galeo-san?”
“Si. Soy el líder de esta caravana.
Tomare el cargo de juzgar este caso.”
“O-oh…”
El aventurero podía solo asentir su
cabeza cuando estaba frente a las palabras decisivas de Galeo y su actitud.
Aunque él era más pequeño en estatura, era sin duda el líder de una caravana.
Su carácter sobrepasaba a este aventurero.
“¿Es eso aceptable para todo el mundo?”
Galeo pregunto a los otros.
Todos asintieron. Las voces de quejas
directas a Lefille fueron silenciadas.
Confirmando que el relajo había
terminado, él volteo a Lefille y habl fríamente.
“…Gurakis-san, soy el líder de esta
caravana. Eso significa que soy el encargado de la seguridad ante todo.”
Él no explico su estado de conclusión
aún, pero todo el mundo sabía a donde iba a ir con esto.
Explicando esto lleno de seriedad, quizo
decir
“Hemos sido objetivo de los Mazoku, y tu
eres la razón. Como el resposable de este grupo, no puedo dejar la situación
sola. ¿Acaso sabes lo que quiero decir?”
“Si, lo entiendo. Quiere que me vaya.”
“—?!”
“Eso es correcto.”
Sin malas maneras de hablar en esto,
Lefille había entendido que él lo propuso. Galeo asintió en respuesta.
Respondiendo al giro de eventos, la multitud comenzó a murmurar una vez más.
“¡Por supuesto!”
“¡Vete al infierno desde aquí!”
“¡Tú maldita!”
Abrumada por crueles palabras. Si era o
no Lefille la causa de los ataques, ella nunca intento traer daño a la
caravana. En cualquier evento, el más grande daño fue hecho a ella. La que
debería ser más conciente sobre esto era ella.
Eso fue como debería haber sido, de
todos modos. Esta manera de enfrentar algo cuando ellos no saben a donde ir era
demasiado.
Suimei no pudo restringirse por mucho.
“¡Hey! ¡¿Solo van a forzarla irse
sola?!”
“¡Por supuesto lo haremos! El Mazoku nos
apunto debido a esta chica, ¡¿sabes?! ¡Quedarnos junto con esta chica quiere
decir ir contra ese general Mazoku y su ejercito!”
“¡Incluso así! ¡¿Si ella esta sola, que
va a hacer sobre el agua y la comida?!”
Incluso poniendo al Mazoku de lado, esto
era otra importante faceta de las cosas.
Fuera o no viajar sola, el agua y comida
eran asunto de vida o muerte. Asegurar que había suficientes provisiones al
menos era parte necesaria de viajar.
Ya que la caravana era fundamentalmente
con el propósito de transporte, cargaban una gran cantidad de comida y agua sin
problema. Este no era el caso de una persona sola, a pesar.
Si fueran a calcular mal la cantidad de
provisiones necesarias o la distancia de viaje, entonces era bastante posible
quedarse sin suministros antes de llegar a tu destino.
Sin alguien junto al camino, el peligro
puesto al exilio de Lefille para el grupo de este punto era suficiente para
imaginar.
A los aventureros no parece importarles,
a pesar.
“¡No se sobre eso! ¡No tiene nada que
ver con nosotros, de todos modos!”
Él actualmente dijo algo como eso.
Suimei volteo a los otros.
“… ¿Y ustedes se siente igual?” el no
podía evitarlo sino preguntar, aunque sabía la respuesta incluso antes de
hablar.
Como esperaba, su pregunta se encontró
con palabras frías y miradas frías.
“… Tch.”
Sus dientes rechinaron en respuesta. El
aventurero lo miro con contemplación antes de decir algo en verdad escandaloso.
“¿Y? ¿Tan lejos va ir para pretender? Lo
se, profundamente, también crees que la chica debería arder en el infierno.
¿Estoy equivocado?”
“¡¿QUÉ?! Nunca podría”
“Pretendiendo ser su amigo todo este
tiempo, ¿has ido demasiado lejos ahora? ¿O qué? ¿Debido a que luce tan bien?
Supong que es eso, ella es linda al
menos en el exterior.”
“Q—”
“Hmph. No solo ella trajo a los Mazoku,
sino también es el tipo de mujer que atrae hombres—”
Esta última línea fue la gota de derramo
el vaso para Suimei, su ira hirvió sobre su adecuada frialdad en su corazón.
No
me quedare callado.
No importa qué, su vulgaridad había ido
demasiado lejos, haciendo algo que Suimei era simplementa incapaz de hacer.
Es por eso que no podía evitarse si
Suimei, incapaz de controlarse a si mismo más, elevo su dedo hacia el
aventurero, preparando el encantamiento.
“¿Qué? ¿Quieres comenzar algo?”
No notando la peligrosa situación en la
que estaba, el aventurero dijo algo fatalmente estúpido. En solo un segundo
más, esa estúpida sonrisa podría ser borrada de su cara
Repentinamente, Suimei, quien iba a
dejarse llevar por su furia, fue detenido por Lefille.
“—¡Detente!
¡Suimei-kun!”
“…”
“¡¿Qué piensas que estas haciendo?!
¡Esto no cambiara nada!
“Tch…”
Las palabras de Lefille regresaron a
Suimei devuelta a sus sentidos. Pensando en eso, el vino a la misma conclusión
– sus acciones no cambiarán los resultados al final. Su salida fue ya
inevitable, algo que era obvio para molestar su calmado pensamiento.
Por motivo de reducir el riesgo de la
caravana tanto como fuera posible, era necesario para ella irse.
Su voz temblando con lamento, Galeo
hablo.
“Gurakis-san. Nos estamos llendo ahora.
Creo que ya sabes que necesitas hacer…”
“Lo sé. Ire en una dirección diferente a
la que la caravana tome, lo entiendo.”
“Es correcto”, fue la única respuesta.
Esto fue necesario para minimizar el riesgo del grupo.
Como los dos hablaron, Suimei
abruptamente volteo al equipo aventurero que eran bien conocidos de Lefille.
La chica maga que había reido y hablado
felizmente con ella y el guerrero que había elogiado su habilidad. En este
momento, sus miradas, como los otros, fueron extrañas. Ellos no miraban incluso
a Lefille, dejándola a su suerte, completamente sola.
Suimei, sin embargo, no pudo
reprocharlos. Ellos tenían miedo del ejercito Mazoku. Si ellos ignoraran los
sentimietos de los otros y proteger a Lefille, ¿entonces podrían decir que
consecuencias podría pasar? Además, no podía estar seguros que Lefille no era
de hecho el objetivo de los Mazoku.
En tal situación, ellos podían solo
priorizar su propia seguridad. Suimei no intento criticar su cobardía, sin
embargo, él, de toda la gente, no tenía esa razón.
… Al final, las negociaciones sobre
proviciones se zanjaron, Lefille llamo a Suimei.
“Lefille…”
“… Nuestro tiempo juntos fue corto,
Suimei-kun, pero rezare por tu seguridad.”
“…”
¿Cómo
puede ella sonreir en un momento como este?
Su
mirada fija en su sonrisa, él quería preguntar, “¿Estas en verdad bien?” pero
él sabía que simplemente respondería con eso.
Ella se dio la vuelta. El suspiro de su
espalda, cargando esa enorme espada con tal facilidad, sin mostrar rastros de
confianza que una vez mostro. No, quemando en su visión era la sombra de una
joven chica que parecía un poco de su edad.
Y
es por eso
“Hey, vámonos.”
Cierto,
y es por esa razón
“¿Hey, no me escuchaste?”
Cierto,
esto es diferente a la vez con Reiji y los otros.
Si,
esto no es diferente para el asunto de Lefille.
Lefille, y esa vulnerabilidad,
lamentable espalda y mirada, siendo abandonada al infierno solitario sin mucho
más que una espada en su espalda.
“…Dame mis proviones.”
Antes que lo notara, las palabras ya
habían dejado su boca.
“¿Huh?” el aventurero dijo por el shock.
Su mirada aún seguía a Lefille, Suimei
continuo.
“Ire con ella. Gracias por mirar sobre
mi hasta ahora.”
“¿Huh?” el aventurero repitió.
Galeo suspiro.
“¿Estas en verdad bien con esto? Si nos
dejas ahroa, no seras recompensado por la comisión, ¿sabes?”
“No necesito ese tipo de cosas, pero
necesito comida y agua. Consideralo como mi pago por trabajar hasta este punto
si no te importa.”
“… Entiendo. Cuidate de ti, Yagaki-san.”
Galeo respondio, sus ojos cerrados, sin intentar de persuadirlo siquiera.
Si él no poseía este tipo de calma, la
disposición desinteresada podría nunca haber hecho de él como líder de la
caravana.
“¿Qué es esto? Al final, aún—”
—*BOOM*
Sin dejarlo terminar, el aventurero fue
enviado a volar por la magia de Suimei. Él ya perdió toda su paciencia y no
tenia deseos de permitir al hombre vulgar ofender más sus oídos.
“Hey, esta en verdad bien hacer eso…?” el
guerrero pregunto, mirando a su rostro.

“Si, no te preocupes sobre esto.” Suimei respondió, llenado su bolsa con provisiones.

Isekai Mahou Capitulo 23

Capítulo 23: La Espada Espiritual
“Parece que las cosas no han terminado
aún.” (Lefille)
Con su mirada afilada, el comentario de
Lefille lleno a los otros con ansiedad.
“L-Lefille-san estas bien. ¡Ellos vienen
a este lugar! Y hay más que la última vez…”
“¿Es en serio?”
“¡Malidción! Hay gente herida en la
pelea justo ahora. ¡No tenemos suficiente gente!”
Las palabras de la joven chica envían a
los guardaespaldas y aventureros a un clamor frenético.
La realidad de la continuidad en su
batalla con el Mazoku fue evidente por la presencia de presencias adicionales.
Además, no solo tenía algunos de sus números siendo heridos en la pelea anterior,
sino que había incluso más Mazoku que la última vez. Las cosas se habían vuelto
a lo peor.
Viendo eso, que se sintieran perturbados
era solo natural.
Un paso después, Suimei comenzó a
enfocar su reconocimiento. Cerrando sus ojos por motivo de callar información
innecesaria, él activo su sexto sentido de mago.
Entonces
que, ¿diez? No, cerca de veinte. Justo como han dicho, son más que la ultima
vez.
La fuerza de las presencias sentidas
estabán a la par de la batalla anterior.
Entonces eran el mismo tipo de Mazoku—

Como Suimei estaba mirando a la
distancia, los guardaespaldas lamentaron su situación salvajemente.
“… ¿Qué deberíamos hacer ahora?”
“¿Acaso incluso tienes que preguntar?
¡Contener su ataque! ¡No hay lugar a donde correr, después de todo!”
“¡Escuchen! ¡Todo aquel herido en la
pelea anterior, retroceda! ¡Todos los demás, prepárense!”
El grito de comando se sobrepuso,
sirviendo solamente para profundizar la ya desorganizada atmosfera. Muy pronto
sus enemigos llegarían.
Ellos ganaron a duras penas la primera
vez, pero eso fue solo debido a que abrumaron sus números al enemigo. Ahora que
sus números habían disminuido mientras sus enemigos habían incrementado, el
miedo se notó en sus rostros. Terror y tensión había sido puesto en este campo
de batalla.
Galeo, que se había escondido en el
vagón de carga con los otros mercantes hasta ahora, se puso de pie fuera.
Él camino entre los inestables
guardaespaldas, que estaban ocupados con preparaciones.
“L-la batalla no ha terminado aún…?”
Galeo pregunto en voz chillona, su rostro cenizo.
Como un no-combatiente, como a el le
concierne, el Mazoku era solamente un objeto de miedo.
Por las acciones y palabras de los
otros, parece haber notado la situación.
Una de las escoltas hablo.
“Si. Por favor continúe esperando,
parece haber más Mazoku dirigiéndose a este camino.”
“¿Q-qué? ¿Van a estar bien?”
“…Eso, huh. Bueno, por lo que fue dicho,
parece que hay más que la última vez y no tenemos el tiempo para sanar a
aquellos que fueron heridos. Las cosas tal vez no vayan bien esta vez para
nosotros.”
“Como pudo pasar esto… ¡¿Estás
diciéndome que vamos a morir?!”
“No, los protegeremos con todo lo que
podamos. Es solo que…”
“¿Qué?”
“En el peor escenario, nuestra defensa
colapsara y algunos de los guardias tal vez huyan.”
“—¡? … Y-ya veo. Como viene a esto…”
“Si pasa eso, antes que nuestra defensa
colapse completamente, por favor tome a los otros mercantes y escapen.”
Su voz baja y suave, sus expresiones
serias, y su rostro fijo, el aventurero informo a Galeo de la posibilidad de
que algunos de los guardias tal vez corran. Como él dijo, una vida era algo
irremplazable.
Aquí solo por el dinero, estaba
definitivamente la posibilidad que alguien podría correr, priorizando su
seguridad personal.
Si tal cosa fuera de hecho a ocurrir,
sería mejor hacer planes para su propio escape, los aventureros parecen estar
diciendo.
Desesperado, una mirada extraña apareció
en el rostro de Galeo. Él originalmente pensó que iba a ser un viaje calmado,
que llegarían al imperio sin algún dificultado. Sin embargo, justo antes de la
línea final, algo como esto había pasado.
No solo habían aparecido Mazoku
repentinamente, sino ahora eran atacados en una encrucijada sin fin. Porque
ellos habían puesto tal esfuerzo en dañar una pequeña caravana y unas pocas
escoltas era lo incomprensible.
Esos pensamientos corrían por su mente.
Como Galeon gruño en frustración,
Lefille – la primera que noto la segunda oleada de la pelea que estaba a punto
de comenzar – camino.
Su postura confiada parece ser incluso
confiable.
“—Por favor no se preocupe, Galeo-dono.
No dejare a uno solo de los Mazoku vivo.”
Su cabeza se levantó.
“E-es Gurakis-dono… Aunque tus palabras
ciertamente parecen ser bastante confiables, pero contra los Mazoku, una joven chica
como usted…”
“No
puede ser fácil hacer todo eso,”
él parece querer
decirle, pero evito ser tan directo.
Desde sus ojos era fácil ver que solo
podía ver una frágil joven chica, dejándole confusión y incredulidad.
Él no era conocido de sus esfuerzos y
poder de antes en el bosque.
En luz de eso, él no podía ser criticado
por su escepticismo…
Los aventureros que habían previamente
hablado a Suimei tomaron la oportunidad para dar un paso al frente y hablar con
gran confianza.
“¡No, no es como eso del todo! ¡Lefille
es fuerte, sabe! ¡Los Mazoku de la pelea justo ahora fueron mayormente
asesinados por ella sola!”
“¡Si! ¡Y Lefille-san incluso tiene la
habilidad para matar a un medio-gigante con un solo golpe! Es por eso que no
necesita preocuparse demasiado sobre estos Mazoku,” la chica maga dijo,
apoyando las palabras del guerrero.
Comparada a los otros aventureros, este
pair fue más colectivo, como conociendo su propia experiencia peleando al lado
de Lefille en el pasado. Sus palabras causo a Galeo mirarlos y a Lefille con
sorpresa, como si fueran capaces de mantener la calma en tales terribles
circunstancias.
“Es eso verdad…?”
“Absolutamente. Así que no se preocupe.”
Aunque no fue fuerte, el asentir de
Lefille fue sin duda lleno con confianza.
Quizás porque no sentir la ligera pista
de debilidad en sus palabras, Galeo, finalmente se calmó.
Cuando vino a este joven chica, que había
ligeramente derrotado a todos los Mazoku en la batalla de antes, quizás los
Mazoku también no eran más que hormigas.
En esa nota—
“… De seguro eres confiable.”
La escena de la pelea de antes había
dejado una profunda impresión en ellos, el guerrero y la chica maga miraron a
Lefille con ojos de admiración.
Esas palabras vinieron de Suimei, que,
suspiro, estaba reaccionando por sus expresiones de adoración.
“… Po-por favor no diga eso, Suimei-kun.
Estaba bastante nerviosa por mi misma, sabe. No es como lo haces sonar.”
Lefille dijo, avergonzada.
“Tú tal vez digas eso, pero estaba esa
expresión en tu rostro en ese momento, ¿sabes?”
“… O-oh.”
El ataque continuo de Suimei profundizo
sus sentimientos de vergüenza. Su rostro se enrojecio, haciendo de esta una
impresión increíblemente linda.
Habiendo escuchado el consejo del par,
Galeo volteo a Lefille.
Su mirada aun a medio creer, tosio, y
hizo lo mejor que pudo para controlar sus sentimientos, hablando.
“… Entiendo. Mirare adelante por ver que
pueden hacer.”
“Seguro. Dare lo mejor de mi para su
expectativa.” Lefille dijo, conociendo su asunto-como manera de modestia.
Con su conversación terminada, Lefille
volteo a Suimei.
“Suimei-kun.”
“¿Hmm? ¿Qué pasa?”
¿Qué es esto tan repentino?
Con su voz seria con la que hablo a él,
Suimei volteo su rostro a Lefille.
“Me disculpo por ser un poco molesta
aquí, ¿pero estas bien? Aun si nada paso en la pelea pasada, por favor no te
fuerces a ti mismo. Sería lo mejor si te pones atrás con los otros.” Ella dijo
solemnemente.
Ella
trae esto a mención porque mi magia no funciono en el Mazoku, huh.
De hecho, desde la perspectiva de un mago,
fue lo mejor para evitar peleas problemáticas.
Quizas podría ser lo mejor dejar esto a
otros. Eso fue lo que otros parecen sugerir, después de todo.
Sin embargo, hay demasiados enemigos. En
una situación como esta donde su seguridad no puede ser garantizada, no puede
decirlo y hacer nada.
“No, está bien.”
“¿Estas seguro?”
Justo como Lefille pregunto eso, el
aventurero hizo eco de su pregunta.
“Si, ¿estas seguro estar bien? Usaste
bastante pocas magias antes ahí. ¿No estas cansado?”
“Oh, no. Estoy bien. Tiempor para
despejar, en serio.”
“’Tiempo para despejar’, ¿dices?… Ser
demasiado confiado en tus habilidades es un error con consecuencias que podras
lamentar luego, ¿sabes?”
“Aprecio la advertencia.”
La respuesta de Suime fue fría, pero
cortés. Sus palabras han salido concierne a su prospecto, después de todo, él
no dijo directamente algo contrario.
El asintió su cabeza para indicar un
acuerdo superficial, pero el aventurero que conocio tenia una mirada dudosa,
sin creerle enteramente.
Lefille hablo una vez más.
“Pero Suimei-kun, ¿estas en verdad bien
considerando que tu magia no parece que sea efectiva contra el Mazoku?”
“Oh, eso. Creo que hare algo.”
“¿Acaso piensas que puedes hacerlo?”
“Mi magia no esta limitada a lo que
mostre justo ahora. Si un sistema mágico particular no funciona, entonces solo
tengo que hacer infirencias de lo que observe y continuamente intentar cosas
hasta encontrar algo que funcione,” él responde, explicando el razonamiento
detrás de su confianza.
Lefille fruncio, como si algo que ha
dicho fuera extranjero para ella.
“…? ¿Un ‘sistema’ que funcione? ¿No un
elemento?”
“Oh, ya veo, um, como poner esto… es
complicado.”
Su rostro confundido se aclaro en si con
su visión. La respuesta de él fue más que nada evasiva.
Mientras la magia que había usado
previamente había definitivamente demostrado menos que buenos resultados, no
era como algo de vida o muerte.
Regresando a la palabra, ‘sistemas’ era
como ellos clasificaban a los varios tipos de magia.
Esta era evidencia que la magia en este
mundo no se había elevado desde su origen.
Aunque su palabra era una que la ciencia
propago en a tráves de la sociedad, dejando la magia como una cosa de mitos y
leyendas, incluso en tal mundo, había incontables ejemplos de cosas misteriosas.
En adición a la astrología, el Kabbah, y
hexes (maldiciones), eran también de origen brujo, que el famoso alquimista, onmyoudu,
un compuesto de varias magias; Vajrayana Budishm y sus numerosas sectas, fueron
también como el más grande sistema mágico del Lejano Este, senjutsu.
Solo los tipos que fueron conocidos y
clasificados ya sobrepasaban los treinta números.
Si fueran subdivididos más alla por
elemento, secuencia, efecto, etc., podría resultar en un molesto número de
tipos.
Poniendolo simple, el mundo de él fue
casa de diversos rastros de misterios.
Incluso si fuera excluida los sistemas
mágicos que él era incapaz de usar, siempre y cuando aquellos que había
aprendido no estaban llenos de requerimientos para usar, podría definitivamente
ser capaz de encontrar algo efectivo
entre esos restantes.
Exorcismo o magia sagrada, por ejemplo.
De todas formas, el hecho que su magia
fuera menos efectiva que la normal no quería decir que fuera de alguna forma
inferior de la magia de este mundo. Incluso si él fallaba para encontrar un
sistema que trabajara incluso después de repetidas intentos, entonces podría
simplemente derrumba a sus enemigos con poder puro como ha hecho antes.
—Sean
diez o veinte Mazoku, siempre y cuando coincida sus números con hechizos de si
mismo, no debería haber problemas.
Si hay algo del todo que no fuera
concierne, entonces fuera que tal vez tener que revelar de lo que era
verdaderamente capaz por motivo de lidiar con el enemigo.
Si viniera a eso, a pesar, su
preferencia de mantener las cosas en secreto podría caer a segundo por la
seguridad del grupo.
Aunque
es un último intento, pero si lo peor viene, voy a tener que activar mi almacen
mágico.
Si el peligro que ellos enfrentaran
fuera lo suficiente malo, tendría que exiliarse a si mismo al menos. Aun para
míseramente restringirse con su poder, y ellos fueran forzados en una crisis
como resultado, entonces todos los que lo esperaran a él podrían ser
lamentables.
No había equivocación que podría
esforzarse en hacerlo.
Apuntaba ese pensamiento a ello.
“Justo como antes, de seguro eres
calmadao, Suimei-kun. Generalmente hablando, la gente podría solo ponerse
frenética como los otros guardias en este tipo de situación.”
“¿Acaso ustedes dos justo han dicho que
no hay necesidad de preocuparse?”
La boca de Suimei retorcio sus palabras.
“Eres diferente de ellos. No siento ni
una pizca de inestabilidad de ti.”
“No lo sé, ¿tal vez solo estoy
haciéndome el valiente?”
“De nuevo con la vergonzosa decepción.”
Parece que Lefille no podía con sus
respuestas evasivas. Reconociendo esto, él respondio seriamente.
“—Dejame poner
esto de esta manera: No tengo la intención de perder mi calma.”
“¿Acaso eso quiere decir que has estado
en crisis como esta antes?”
“Más o menos. Aunque pensando al ver esto,
tengo un montón de experiencias en sobrevivir batallas de vida o muerte.”
“¿Cómo qué?”
“Eso es un secreto.”
Aunque su respuesta evasiva fue
ligeramente molesta, Lefille sin duda continuo brillantemente, “De seguro eres
una persona extraña. Es un placer hablar con al menos el tiempo, pero eres
completamente inexplicable para revelar algún secreto tuyo.”
“Eso es lo que significa ser un mago.”
“Si te mantienes así, ire a arrancar esa
mascara tuya tarde o temprano.”
“—¿Oh? ¿Y como
planeas hacer eso?”
“Haha. Siempre he hecho las cosas de la
misma manera – con mi espada.”
“Dios santo… De seguro das miedo,
Lefille-san.”
Suimei encontró el humor de Lefille, si
audacia, palabras propias. Con los dos bromenado con el otro, Galeo,
preocupado, interrumpio.
“… Gurakis-dono. ¿Acaso no necesita
prepararse?”
“Si, ya estoy lista. Siempre y cuando
tenga mi espada conmigo. Estoy bien.”
“Yakagi-dono, estoy de acuerdo a
cuidarse debido a su valor con magia de curación. Por favor no se exiga.”
Suimei rasco su cabeza extrañamente en
respuesta al concierne de Galeo.
“Aprecio su concejo, pero no se
preocupe, estare bien.”
“Pero…”
“Cuando mis servicios de curación sean
necesarios, me retirare. Definitivamente no exigire o algo como eso. Nunca
planeo hacer más que mi parte, de todos modos.”
“…Muy bien. Por favor cuidese, ¿okay?”
Galeo respondio seriamente.
Aunque él perdió la cabeza un poco
antes, él era sin duda el líder de la caravana. Parece como los mercantes que
viajan entre ciudades fueran de hecho confiables cuando todo se calmara.
“—Bueno entonces,
en cualquier momento.”
“Si.”
“…?”
A pesar de las vagas palabras de Suimei,
Lefille sin dudar responde sin un segundo pensamiento. Tomando una postura una
vez más.
Mientras Galeo intenta de entender el
significado de este increíble corto cambio, la chica maga repentinamente grita.
“¡Todo el mundo! ¡Ya están aquí!”
Justo como ella dijo, las hojas de los
árboles comenzaron a sacudirse. El sonido del viento y algo pasando a tráves de los árboles fortelecio la ya nerviosa tensión.
Un aventurer, viendo a Galeo mirando
alrededor, y notando que no entendia aún que la pelea estaba a punto de
comenzar, le llamo.
“¡Hey, Galeo-san! ¡Apurate y escondete,
la pelea va a comenzar!”
“¡C-cierto! ¡Mucha suerte en la pelea!”
Galeo salto en respuesta antes de
espacar a donde estaban escondidos como un conejo huyendo.
Después, los guardias hicieron sus
respectivas preparaciones.
Parece como ella, una vez más, planea
encargarse de todo ella misma.
“Hey, Lefille.”
“No te preocupes. Esta vez, planeo
interceptarlos justo aquí. Suimei-kun, cuando el momento llegue, por favor
apóyame.”
“No hay problema, ¿pero como quieres
cordinar las cosas con los otros?”
“Eso, hmm—”
¿Un
show de un solo hombre de nuevo?
Justo como cruzaba su mente de nuevo en
confusión, Lefille camino fuera a donde todos podrían verle y abruptamente
hablo.
En un grande, y exagerado gesto, ella
hundio su espada en el piso.
El fuerte sonido y presión no vista
dirigio todas las miradas a ella.
Entonces
“…¡Yo sere la vanguardia! ¡Todos los
demás, formen una formación defensiva y tomen a cualquier Mazoku que pase de
mi!” Lefille declaro fuertemente, su acción fue para aumentar la moral de
aquellos que habían comenzado a perderse entre sus miedos por el número de
Mazoku.
Su voz al menos parece una fuerza
tangible como resonando a través del área.
Su voz, como un trueno arrollador, y su
aura mejestuosa sin miedo, coincidia con cualquier general.
Incluso si ni una palabra era escuchada
en respuesta, esto no significaba que el silencio fuera debido a mirar debajo
las palabras llenas de resolución de Lefille. Por el contrario, la anterior
atmosfera oscura y pesimista ya se había aligerado considerablemente.
Habían sido llenados por la atmosfera de
la joven mujer, su frenético correr y grito habían ya parado. Un humor
remarcable, y en alto estima se levanto, y una excitante energía los lleno en
su lugar.

Así que este es su talento, el auto-llamado carisma en acción.
Justo como Lefille mostro esta
sorpresiva habilidad, ella repentinamente volteo al oeste.
Al mismo tiempo, algo volo fuera de las
profundidades del bosque – eso fue sin duda, Mazoku.
Un grito perforante sono.
“¡Aquí vienen!” alguien grito.
Aun en vuelo, el Mazoku llego a ellos en
un instante.
Repentinamente, justo como el Mazoku se
acerco, Lefille corrió directo a confrontarlo, acelerando sin parar con un
salto en el aire.
“¡HAAAAAAA!”
Antes de que los otros guardias pudieran
incluso llegar, Lefille ya había tomado el liderazgo en el ataque enemigo.
Su hoja destello. Con un solo tajo de su
espada, tan larga como su altura, los tres de los Mazoku fueron enviados a
volar.
Con ellos tocando el suelo, Lefille y
Mazoku se enfrentaron uno contra el otro.
El comienzo de esta batalla había sido
derrumbada por el Mazoku.
Esto dejo una fuerte y clara impresión
en Mazoku y los guardias.
Los guardias gritaron con sorpresa y
delirio. Desde su lado a salvo donde estaban observando, varios de los
mercantes observaban sus gritos.
Justo com Lefille había tomado la iniciativa
con esta muestra paralizante.
“-?!”
La presencia de los Mazoku
repentinamente descendió desde atrás.
Sintiendo esto varia gente miro ahí.
“¡Desde atrás!”
La advertencia de la chica maga fue un
segudo tarde con ellos repentinamente emboscandolos desde atrás.
El Mazoku había aparentemente distraído
a ellos con un ataque desde un lado mientras preparaba una emboscada desde
atrás.
¡Ellos
intentan arrojar el campo de batalla en un caos! Mierda, si ellos rompen la
formación, no serán capaces de arreglarla.
Esto podría destruir alguna ventaja para
magos y arqueros, y si esto se vuelve una pelea cercana, entonces ellos no
podrían ser capaces de separarse del enemigo hasta que la batalla termine.
Si ellos fueran entrenados en como
tratar situaciones como esta, como soldados, las cosas podrían ser diferentes,
por supuesto
En cualquier caso, esto era malo.
En acuerdo, Suimei preparo para invocar
su magia, cuando repentinamente—
“En ese caso…”
Una calmada y fría voz salia de los
labios de Lefille.
Acompañada de sus palabras, algo paso.
“¡¿Qu—?!”
¿Qué
fue lo que ella hizo?
Los alrededores de Lefille
repentinamente comenzaron a iluminar con luz escarlata.
Una luz brillante que parecía como si
pudiera devoara la oscuridad radiaba de la joven chica. Esta luz podría solo
ser descrita como el fenómeno comúnmente conocido como ‘aura’.
Actualmente, un enorme poder junto a un
difernte mana comenzó a surgir.
Este poder baño su cuerpo, espada, y
alrededores con luz destellante.
“—¡HAAAAA!”
Lefille corto, como si fuera a partir
los cielos también.
Su espada era, por supuesto, lo
suficiente larga como para alcanzar a los enemigos de donde ella estaba. Sus
enemigos lejanos estuvieron conscientes, ella simplemente cortó el aire vacio.
Por el contrario, a pesar, una brillante luz carmesí trazo el arco que dibujo
en el aire con su espada y continúo delante, partiendo todos los Mazoku ante
ella. Sus cadáveres cayendo al suelo.
Ni incluso paro para tomar un respiro
entre golpes, ella balanceo su espada sin descanso. Como si una repentina
tormenta, en un instante todos sus ataques habían encirculado a los Mazoku con
un tornado de cortes.
“Qu…?” Suimei murmuro en shock.
Las palabras “matanza de un solo lado”
atravesaron su mente.
La escena ante él se sintió irreal. Si él
dijera porque, entonces fuera por la luz escarlata.
“Hey, espera…!”
Por lo que él sabia, esa luz no era algo
que podría posiblemente encontrar en el mundo físico.
Generalmente hablando, a menos que algún
factor externo fuera a interferir directamente, algo como eso nunca se
manifestaría físicamente.
Los gritos de los otros fueron una
historia diferente a Suimei. Ellos también, eran incapaces de comprender
completamente lo que Lefille hizo, pero sus gritos eran de alegría.
“¡Asombrosa!”
“¡¿Hey, viste lo que hizo?! ¡¿Lefille
uso esa misma técnica antes para partir al enorme monstruo en dos con un golpe,
sabes?!”
“…¿Eso? ¿Lefille lo uso antes?”
“¿Eh? Si, ella… ¿Qué pasa?”
Como el aventurero respondio a su
respuesta en esta manera, Suimei fruncio.
Quizas debido al milagro mostrado ante
sus ojos, pensó en algo.
… El ‘enorme monstruo’ que hablo tal vez
fue el semi-gigante que había sido mencionado antes.
Así
qu este es el poder que derroto esa cosa, huh. Eso tiene sentido, si es este
poder, entonces ella podría ser capaz de matar cosas con facilidad.
Justo como estaba en ese momento.
“… ¿Así que? ¿Algo esta molestándote?”
“No, no. No es como eso…”
Fue como si su cuerpo u mente parecen
tonteados por la impresión. Eso dicho, el impactante pensamiento tal vez había
sido, no algo para estar asustado.
Mirando a Suimei fuera de la esquina de
sus ojos, una luz parece ir fuera de los cerebros de los aventureros como
llamado fuera de sus compañeros.
“¡Hey, dejen de tontear alrededor!
¡Vamos a ayudarla!”
“¡SI!”
Voces salieron en acuerdo, no solo
aquellso de su mismo equipo, sino los aventureros y otros guardias también.
Como esto paso, Lefille, aun bañada en
esa luz roja brillante, continuuo cortando los Mazoku en dos con cada golpe de
su espada.
“…”
Suimei, en la otra mano, de pie donde
estaba, como si se hubiera congelado.
Aunque Lefille le pidió que le apoyara
cuando lo necesitara, por lo que veía ahora, eso no parecía ser necesario.
Si fueran a preguntar porque, contra la
respuesta podría ser la luz roja envolviéndola. En su mundo, este poder era
conocido como ‘espiritu’, ‘telesma’, o ‘el poder de los espiritus’.
Esto fue algo que era diferente junto al
mana o ether. Este poder encontraba su origen en seres espirituales como
angeles o demonios, un poder que iba más allá de la humanidad, un poder que
enia de dimensiones altas.
—Cuando mencionan dimensiones altas, de paso, la palabra sea tal vez
confusa. ‘Alta’ no se refiere a la fuerza, sino más bien a la habilidad para
interferir con, y resistencia a interferir, otras dimensiones.
No decir que significa fue carente en
fuerza de todos modos. Descrito simplemente, un poder que no puede ser detenido
por objetos físicos no solo increíblemente adecuado para defensa, también
podría no caer sujetos a cualquier tipo de ataques ofensivos. Tal poder era
prácticamente como trampa en la existencia.
Mientras la magia era diferente, sin
duda dependía de la fuerza del practicanete en cuestión, su poder podría
similarmente ser dividido entre avazado y alto poder dimensional.
“Espiritu”, en la otra mano, era
fundamentalmente un alto orden de poder.
Y así la escena ante él…
¿Transformación
Espiritual? No, Lefille es una humana… No, espera un minuto, eso no es cierto…
Ha habido espiritus vivientes con cuerpo y mente todo este tiempo…?
Por lo que podía ver, ella
definitivamente no estaba pidiendo prestado los poderes espirituales. No, esto
era definitivamente un poder que ella poseía en todo su ser.
Esto fue lo que había impresionado a
Suimei más allá de creer.
Por el conocimiento que él poseía de su
mundo original, un espíritu existiendo físicamente en el plano material – eso
es, el mundo viviente – era imposible.
Fue definitivamente el caso que espiruts
habían sido manifestados en su mundo antes. En mitos y leyendas, fue posible
confirmar tales cosas que ocurrieron en la antiguedad.
En días modernos, a pesar, el ‘origen de
existencias’ como demonios, angeles, y espiritus – que eran juntos conocidos
como espiruts – como deidades entre bien y mal, había efectivamente siendo
usurpadas por la expansión de la ciencia. Estas existencias sobrenaturales de
antaño se desvanecieron enteramente, dejando solo ‘seres poseyendo poder
similar’ existencias fuera de su mundo. De lado de pocos particularmente y bien
conocidos y nombrados seres, incluyendo los dioses gobernantes, ni uno otro
quedo.
Subsecuentemente, si uno desea usar su
poder, era necesario primero comunicarse con ellos desde este lado y establecer
un contrato antes para poder ser capaz de manifestar una porción de su poder.
Por esta razón, que había pasado ante
sus ojos, la señal de Lefille manifestando este poder por si misma,
complemtanete de forma sin restricciones, lo dejo completamente estupefacto.
Rindiendose a lo que vio, Lefille tal
vez era media-humana, media-espiritu, poseyendo el poder del espíritu y la
forma de un humano. Una verdadera rara existencia.
…De
todos modos, esto es una salvaje suposición, pero aun así.
Algo
como esto puede posiblemente existir… Es un mundo de fanstasia para ti.
Aun así—
“No importa como lo veas, para ella ser
un espíritu en si, eso es solo trampa…”
Su sorpresa fue tan extensa que su mente
se había practicamente congelado.
Eso además, que su meta era adentrarse
entre todos los misterios de este mundo, habiendolo dejado en tal estado era un
testamento de lo surreal de la escena ante él.
“Algo de este nive—l!” Lefille
rugio como enviaba más de la mitad de los Mazoku a volar, como si intentara
terminar con cada Mazoku con un solo golpe.
El Mazoku, en la otra mano, aunque aún
demostraba el deseo de pelear, había sin duda comenzado a vacilar.
“¡Bien! ¡Lefille, mantente haciendo lo
que estes haciendo! ¡Matalos a todos!” los guardias dijeron felizmente como
veian esto.
Dominancia. La victoria ya se mostraba por
aquellos pensamientos.
En ese momento—
“¡E-esperen! ¡Algo esta viniendo! ¡Algo
insanamente poderoso!”
Quizas sitiendo el movimiento del mana,
algo entre la multitud grito. Inmediatamente, la chica maga grito fuera una
advertencia paralizante.
“¡¿Q-qué es esto?! ¡Es enorme! ¡Todo el
mundo sea cuidadoso! ¡Un enorme poder esta viniendo a este lugar!”
Desde lo profundo del bosque detrás de
los restantes Mazoku, un explosivo sonido podría ser escuchado.
Fue como si alguna criatura gigantesca
fue destruyendo todo en los alrededores.
Este sonido crecio mientras se acercaba.
Esta era una peligrosa presiencia. El
mana irradaiba al nivel que cualquiera a lo lejos puediera sentirlo.
Dame
un descanso. Las cosas finalmente justo iban a calmarse, también…
¡Maldición!
Suimei maldijo raramente. La presencia
trazada al acercarse dejaba una densa y peligrosa aura. Lefille repentinamente
volteo su cabeza atrás.
“¡Todo el mundo, retroceda! ¡Esta
viniendo!”
Luego, como si pisoteara todas sus
esperanzas de victoria, el dueño de ese enorme poder, destruyo todos los
arboles en su camino, apareciendo en el campo de batalla.

Perdiendo un rugido que impacto al suelo, un Mazoku con presencia terrible toco suelo como si golpeara la tierra.

Isekai Mahou Capitulo 22

Capítulo 22: Mazoku, Su Poder
―Justo como todo el mundo estaba congelado por el impacto.
Desde el interior del bosque, varias
figuras humanoides vagamente aparecieron.
Las alas de un murciélago, los cuernos
de un carnero, y un rojizo, y color arenoso cuerpo. Estas extrañamente diversas
partes eran puestas juntas sin cuidado, resultando en una silueta oculta.
La existencia de tal creatura era
bastante ocurrido en común de historias de fantasía. Ellos eran los enemigos
del Héroe, criaturas deformes desde el Abismo que traía al mundo dentro del
caos.
Cuando comparabas la agresión, ellos por
mucho superaban incluso a las bestias mágicas y monstruos que eran también
enemigos de la humanidad.
Estos seres, sin embargo, eran capaces
de hablar humanamente y poseían cuerpos altamente durables, rastros atribuidos
a ellos en todas las historias.
Sin embargo, eso de lado, ellos
actualmente se dividieron en varios tipos y tribus de acuerdo a las variaciones
entre ellos.
…Nuestro
mundo nunca tuvo monstruos o demonios. Esta es mi primera vez viendo algo como
esto,
Suimei pensó para si mismo al mirar a sus
enemigos volar de cercas.
Aunque tenía numerosas experiencias
peleando con entidades no humanas en su hogar, pero esto era aún su primera vez
encontrándose con creaturas como esta, que al menos parecen haber saltado fuera
de una pintura de fantasía. Incluso cuando los comparaba a dragones de
antigüedades descritas en su propio mundo, ellos no son como eso. Por ese
asunto, incluso algo como un vampiro era bastante más humano que esas cosas, …
Esto era, por supuesto, refiriéndose a su apariencia. Si fuera a enumerar todas
las discrepancias, la lista podría nunca acabar.
Él nunca podría suponer que en un mundo
de fantasía como este, entre demonios y sub-humanos, podría encontrarse
demonios primero.
En cualquier evento, este era un nuevo
problema. Aunque ahora confirmo la identidad de su enemigo siendo el Mazoku,
esa respuesta solo elevo la nueva pregunta de que estaban haciendo ellos aquí.
(Por lo que el ministro con cabello
partido dijo, después que el Mazoku tomo el norte, ellos habían relativamente
calmados…)
Esto era algo que no podía entender.
Mientras el Mazoku tal vez había clamado la nación del norte de Noshias para
ellos, debería haber al menos aun dos naciones y una montaña entre su
territorio y aquí. Para ellos el aparecer aquí de todos los lugares era
extremadamente antinatural.
Eso era, por supuesto, solo asumiendo
que pensaras normalmente. Estas criaturas no
eran humanos, y quizás era eso un error intentar y evaluar sus acciones a
través del punto de vista humano. También era enteramente posible que se
movieran libremente sobre todos, que cualquier humano que se encontraran podría
enfocarse solamente en defender su propio reino únicamente, sin importar
detener su avance.
Hombre…
Si ese fuera en verdad el caso, entonces
esto era profundamente problemático.
De todas formas, preocuparse sobre eso
ahora era alejarse del punto. De acuerdo a eso, Suimei dejo de intentar figurar
a saber por qué estaban aquí. Sus miradas se afilaron, y sed de sangre llenaron
sus ojos al mirar hacia su enemigo.
Él se enfocó en un solo Mazoku ante él,
que había parecido haberlo puesto de objetivo también.
Repentinamente, sacudió su brazo
ferozmente en su dirección.
El Mazoku había tomado la iniciativa.
¿Fue
eso mana o fue eso ether?
Él vio una bola de energía reunida en su
palma, tomando una forma espantosa antes de volar en su dirección, como una
flecha, con un vigoroso balanceo del brazo del Mazoku.
Como
diablos dejare que me golpee eso tan fácilmente
―Suimei mofo como
evadio el ataque venidero, que silbaba a través del aire.
El ataque perforo el suelo, levantando
una nube de polvo por el golpe, pero Suimei estaba enteramente sin heridas.
Aunque había sido tan rápido como una flecha, pero para los ojos de un mago,
tal vez estaría bien aun estando de pie.
Simultáneamente con su ataque, las alas
del Mazoku comenzaron a resonar furiosamente volando en su dirección.
Suimei corrió para encontrarse con su
enemigo, que estaba cayendo en picada desde el aire para pelear contra él.
Esto arrojo fuera la percepción visual
del enemigo.
El Mazoku toco suelo, solo para fallar
el objetivo. Si él hubiera apuntado para evitar desde atrás o el lado, mientras
tenía en mente el punto inicial objetivo del Mazoku, este podría haber sido
capaz de fijar el camino a medio ataque. Ya que en su lugar corrió directamente
a él, sin embargo, había sido forzado a golpear en el suelo, y así―
¡Sha!
Los cuerpos de Suimei y su enemigo se
cruzaron uno con el otro. El viento aulló con el golpe, el Mazoku balanceo sus
garras hacia Suimei. Quizás al tanto del hecho que no tenía tiempo para ajustar
propiamente sus acciones preparadas, el ataque rápido también lo forzó a perder
el balance.
Exactamente lo que Suimei habia
apuntado.
Moviendo su pie izquierdo, esquivo el
arco trazado por sus garras. Tomando su brazo, tomo una postura de karate
significando que arrojaría a su enemigo.
“Haa―”
“―!”
Suimei aumento su velocidad más. Bajo
los efectos del incremento de fuerza, Suimei estampo a su enemigo en el suelo.
El Mazoku rodo varias veces. A pesar de
todo esto, no parece haber sido herido. Inmediatamente levanto su pie antes de
ponerse en el aire una vez más.
Levitando en el aire, sus alas se movían
tan alertas manteniendo una cierta distancia de Suimei.
Habiendo sido tirado del aire una vez
ya, era un poco aprensivo. Incluso si no estaba en verdad herido, no importando
el lugar, la sed de sangre concentrada fue cercanamente tangible al hablar con
voz ronca.
“Maldito humano, usando ese tipo de
extraña técnica…” (Mazoku)
“Llamarla ‘extraña’ de seguro es
grosero. Solo toma un poco de habilidad es todo.” (Suimei)
“Hmph…” (Mazoku)
Suimei mantuvo su guardia incluso al
mofarse de su enemigo. El Mazoku refunfuño contestando en respuesta, en tono
enojado.
Sin embargo, o más bien, lo que Suimei
en verdad quería decir era
“Así que ustedes pueden hablar, ¿huh?”
dijo, extrañamente diciendo lo que tenia en su mente.
El Mazoku simplemente renfunfuño una vez
más.
“―Hmph. Lamentables humanos. ¿De hecho
creen que la habilidad para hablar es algo solo que ustedes poseen?” (Mazoku)
“Cuando viene a ser el lenguaje humano
de todos modos.” (Suimei)
La respuesta de Suimei fue dicha sin
algo de ansiedad.
“¿En verdad crees que el lenguaje es
algo que solo los humanos tienen? Ustedes humanos de seguro son estúpidos.”
(Mazoku)
“… ¿’algo que solo los humanos tienen’?
No del todo. Si es tu lenguaje…” (Suimei)
“Basta de habladurías.” (Mazoku)
Por su respuesta, Suimei podía decir que
había malentendido y molestado. Parece que la conversación podría ser imposible
desde aquí. Habiendo dicho esa pieza, el Mazoku cerro su boca, irradiando sed
de sangre.
“Hmm.”
De frente con este monstruo
presionándolo, Suimei, normal ante todo, simplemente lo miro indiferentemente.
Sus garras, tan perturbadoras como las
partes bocales de un insecto, comenzaron a retorcerse incesantemente, dándole
un sentimiento instintivo de repulsión. La conversación había terminado.
… El Mazoku dejo de hablar, pero eso no
significaba que había empezado a atacar tampoco. El ataque que había sufrido
antes lo puso en guardia, y observaba cada movimiento, esperando una abertura.
Así
que está observándome… En ese caso…
Suimei, también, mantuvo un ojo en su
oponente mientras sentía las presencias alrededor de él.
Los mercantes al parecer se escondieron
ya en algún lugar para no ser vistos. Los otros ya estaban enganchados en
combate con los Mazoku, y por la caravana en frente, escucho los rugidos de
otros, el surgir de poder mágico, y los peligrosos sonidos de cosas siendo
aplastadas.
Parece que el Mazoku había enfocado el
área donde los guardaespaldas se habían reunido.
Desde las profundidades del bosque
detrás de él, pudo sentir más presencias mágicas que habían aparecido ante la
caravana. Lefille tal vez había llegado ahí. Sosteniendo la mayoría de sus
fuerzas con ella, grandemente aligero la presión en la caravana y la ayudo
grandemente. En ese sentido, sus acciones habían sido la más efectiva contra
medida.
… Al contemplar la situación, Suimei
hundió su mano en su bolsillo, sus ojos nunca dejaron al Mazoku acercársele.
Repentinamente, sus alas se abrieron ampliamente.
Supongo
que es momento de actuar.
“Muere…” (Mazoku)
“¡Toma esto!” (Suimei)
―¡Snap!
Con los dedos de Suimei haciendo este
sonido, el suelo bajo el Mazoku – a punto de volar directo a el –
repentinamente exploto.
“Qu―!”
El sonido de una explosión lleno el
aire.
Pero eso era solo una pantalla de humo.
La magia invocada por el chasquido de
sus dedos obstruyo el avance continuo de su enemigo.
En ese momento, Suimei salto atrás para
crear algo de distancia. Exhalando, activando otra magia.
“… Bien, ahora, vamos a ver solo que tan
fuertes son estos enemigos de los humanos de este mundo.” (Suimei)
Con un bajo murmullo, Suimei reunio el
mana requerido.
Con una mirada de lado, Suimei dibujo en
su mente los números y equivalencias correspondientes relacionadas de su magia,
y hablo para activar su magia preparada.
―Esta era la más preciada técnica del Kabbalah, el Sefirah.
“―Flamma est lego. Vis wizard…” (Por esta
voluntad de mago, flama, converge…)
La magia concentrada y dispersa apareció
en el aire, con una flama voraz quemándolo.
Las flamas se sacudieron hacia el
Mazoku, como si se atrajeran entre si.
El Mazoku, sin embargo, no se movió.
Permitiéndose ser consumido en fuego.
¿Eh?
Viendo que su oponente no se molestó en
esquivarlo, Suimei era subestimado.
¿Era que su enemigo era estúpido o que
tenía una manera para lidiar con su ataque?
Con su hechizo continuo la cólera del
Mazoku en flamas, Suimei pensó en qué tipo de contramedida su enemigo tal vez
había preparado.
Esta era una magia de fuego, un fuego
feroz que nunca se extingue hasta haber desintegrado su objetivo… O al menos,
eso es lo que supone que pasaría. En su lugar, mirando dentro de las profundas
flamas, vea la figura despreocupada de su enemigo, completamente ileso.
“… Inutil, ¿huh?” (Suimei)
Los restos del infierno apagándose en su
cuerpo, el Mazoku, quizás respondiendo a las palabras murmuradas de Suimei,
hablo en un tono paralizante.
“… ¿Tú en serio pensaste que podrías detenerme
con una miserable magia como esa? He sido seriamente subestimado aquí.” (Mazoku)
“…” (Suimei)
… La magia justo ahora había sido
demasiado débil, huh. El cuerpo del Mazoku no mostro signos de haber sido
herido.
Aunque su enemigo parece pensar que él había
mirado por encima de él, la verdad era que Suimei no había dado todo de sí ni
con mana o técnica de hechizo. Sin duda, el Mazoku frente a él no podía ver más
allá que el canto.
Él originalmente pensó decidir la
batalla con un solo hechizo. De hecho, parece haber subestimado grandemente a
su oponente. Él uso un hechizo de acuerdo con el juicio de la habilidad del
enemigo para resistir en base de la cantidad de mana que sintió con el cuerpo. El
efecto resulto, sin embargo, había sido enteramente fuera de su expectativa.
Una vez más, el Mazoku extendió su
brazo, reuniendo poder.
Esta vez, sin embargo, no se molestó con
movimientos de brazo. El montón de poder lo disparan frente a él.
Su enemigo parece intentar una batalla
de largo alcance. Suimei casualmente esquivo sin desgaste. El poder reunido una
vez más en el brazo del Mazoku.
Después, pensando como un hombre
marcado, flechas de energía volaron a Suimei una después de otra.
Suimei corrió alrededor, evadiendo cada
ataque, cuidando nunca acercarse demasiado al vagón que cargaba el cargamento
de la caravana.
Intenta
sobrepasarme con números absurdos, no es así…?
Con Suimei corriendo, él observo la
expresión facial de su enemigo, que comenzó a crecer más en ansiedad.
Una persona normal podría ya haber sido
acabada. Parece que era más adecuado que un enemigo problemático que el Mazoku
había esperado.
Danzando con las flechas transparentes
de energía, Suimei construyo otra magia.
―Ya que la última magia había fallado, podría usar un hechizo ofensivo
incluso más poderoso.
“―Flamma est lego. ¡Vis wizard hex agon
aestua sursum!” (Por esta voluntad de mago, flama, converger. ¡Flama
enfurecida, dale forma a este trono de muerte!)
La escena de antes se repitió en si con
numerosos círculos mágicos apareciendo una vez más. Esta vez, sin embargo, no
se encontraba solemnemente en el aire, sin más bien también en el suelo, y
sobre todos los alrededores. Además, el ultimo cincuenta por ciento más
aparecieron de los previamente. Su destrucción tal vez también era
incomparablemente grande.
El fuego se vertió una vez más, lloviendo
desde el cielo y surgiendo desde el suelo, tragándose las enteras flechas de energía
como gritando hacia su objetivo.
“Sh…”
El fuego esta vez no dio al Mazoku. Comenzó
a esquivar, pero era demasiado tarde. Su movimiento tardío no tenía significado
frente a las flamas acercándose.
Las flamas brillantes adecuadamente rodearon
al objetivo.
Sin embargo.
“… ¡Qué débil! ¡Estas flamas!” (Mazoku)
“…!” (Suimei)
Feroces líneas trazaron un torbellino de
flamas con el Mazoku, atrapado en el ojo de la tormenta. Notando que las flamas
era de nuevo incapaces de causar daño, ceso su intento de esquivar, en su lugar
abrió su boca para hablar.
Ignorando el mar de flamas, sacudió su
brazo en dirección a Suimei.
“¡Estoy harto de ti!”
Una enorme masa de poder vino volando a
su dirección, consumiendo los restos del hechizo de Suimei y volviendo los
árboles detrás de Suimei en polvo al acercarse.
Sin duda, un ataque de ese nivel no era
algo que Suimei pudiera evitar tan fácil. Tomo un salto firme hacia atrás.
En el siguiente instante, una nube de
polvo, arrojado por el ataque, golpeo con su persona.
Suimei mantuvo una mano para proteger su
rostro como pensó.
Incluso
ese ataque no hizo nada…
El enemigo ante él, un Mazoku.
¿Era algo que volvía su magia tan
inefectiva?
Mirando el final, no podía encontrar
nada que pudiera otorgar tal resistencia. Su magia podría ser llamada impotente
era duro de creer.
…Su
niveles de mana no eran ni cercas lo suficiente para resistir la magia que
había usado, pero no parece que sea como algo innato, resistencia física tampoco…
Su enemigo definitivamente no tenía la
habildiad para debilitar su magia lo suficiente para extinguirla, ni debería el
Mazoku poseer un cuerpo con una resistencia mágica de tal grado tampoco.
Incluso si su cuerpo era extremadamente duro, pero por la sensación que sintió cuando
lo envio a estamparse al suelo, no era al nivel que sobrepasara las otras
formas de vida.
Era concebible que tuviera resistencia
innata al fuego, pero para ser extendido que no había dejado una sola flama no
lo era.
Si fuera a asumir que no era resistencia
al fuego, sino más bien la habilidad para extinguir las flamas, entonces varias
posibilidades existen.
Eso era porque el fuego creado por magia
era bastante diferente del natural ocurrido por un fenómeno.
Las flamas llamadas por magia era
diferentes a las naturalmente nacidas por un fenómeno, estas podrían solo
ocurrir cuando las condiciones de un combustible y suficiente oxigeno se
encontraban. En su lugar, operaba vía el médium de un reconstruido misterio,
esencialmente forzando a inducir el fenómeno de combustión. De lado a la condición
de ignición, el fuego mágico podría simplemente quemar durante el camino
trazado por el hechizo.
Subsecuentemente, a menos que
contraatacaras el proceso mágico directamente, la flama podría nunca irse hasta
que el objetivo hubiera sido completamente consumido.
Por supuesto, si eso fuera un simple
hechizo del nivel de un aprendiz de fuego, entonces eso era un asunto
diferente, pero debería ir sin decir que el tipo de magia de Suimei que justo
había invocado era del otro tipo.
¿Así que porque motivo el fuego de su
magia no estaba funcionando?
… Su pensamiento se confundía sobre este
asunto, pero sin perder el enfoque en sus alrededores por el momento.
La batalla aún faltaba para terminar,
pero no había rastros de haber perdido algo de suelo al Mazoku. Esto era porque
el Mazoku atacando era de lejos de sus números por aquellos que resguardaban la
caravana.
Las
otras escoltas no parecen tener algún problema. En ese caso, vamos a intentar
esto…
Entonces, en ese caso…
¡Shing!
Suimei esquivo el tajo de las garras del
enemigo. Continuamente esquivando los golpes continuos encadenados del Mazoku.
“En ese caso, hay otra razón de porque
no funciona―” (Suimei)
“Tú solo no te callas, eres…” (Mazoku)
“―¡Tu voz en verdad me molestia hasta los
nervios!” (Suimei)
“¡Hah!” (Mazoku)
Suimei grito con el chasquido de sus
dedos.
Aunque el Mazoku era sujeto de su ataque
desde corto alcance, estaba esencialmente ileso. Sin dudar, él logro su meta de
enviarlo a volar.
“… Tú patán. ¡Usando la misma magia una
y otra vez como un idiota!” (Mazoku)
“Lo siento. No tengo esa cantidad de
magias, después de todo.” (Suimei)
“Uaaaaaaaaaaaaaaaaaaa―!” (Mazoku)
El Mazoku rugio, su figura creció.
Reaccionado puramente en instinto, Suimei extiro un brazo.
“¡Primun excipio!” (¡Primer baluarte,
activación local!)
Para prevenir la carga del Mazoku,
acelerando hacia él, Suimei activo su defensa mágica.
Como si la magia traída hubiera sido
otorgada un poder de algún tipo, al momento del contacto, un ruido chillo
acompañado de chispas volando.
“Q-qué―?!” (Mazoku)
Pensando en la expresión impactada en el
rostro del Mazoku, viendo este hechizo defensivo por primera vez. Suimei tomo
la oportunidad para considerar el extraño sentimiento de desarmonía que lo
llenaba.
…¿Qué
en el mundo? Mi magia era claramente inefectiva antes, ¿pero aun la fortaleza
dorada completamente detuvo su ataque?
Si su oponente tenía una habilidad que
podría afectar la magia en sí, entonces su magia defensiva debería haber sido
destruida justo ahora. Incluso si no era capaz de completamente destrozar su
defensa en un instante, el impacto subsecuente debería haberlo destruido a
pesar.
Sin embargo, eso definitivamente no paso. Su ataque había sido enteramente
impotente. Consecuentemente, una lista sin fin de preguntas pasaron por la
mente de Suimei.
“¡¿Q-que acaba de pasar?! ¡¿Cómo pude yo
ser detenido por esa cosa?!” (Mazoku)
“Ha, ¡¿no es obvio?!” (Suimei)
“Patán inpertinente―” (Mazoku)
El Mazoku, viniendo a notar que el
ataque no estaba funcionando, y concentrado sobre el un contraataque, tomo
distancia entre ellos.
Con Suimei pensando, el sonido de una
explosión vino desde no muy lejos. Manteniendo al Mazoku en su visión
perimetral, volteo en dirección al sonido que había venido. Ahí, una escolta
había destruido otro Mazoku con una magia explosiva.
Una magia de fuego.
Y aún, a diferencia cuando él lo hizo,
el Mazoku era devorado por las llamas, y dando su último aliento.
“Ese tipo…” (Mazoku)
¿Qué
demonios?
Aunque sus flamas mágicas habían sido
enteramente inefectivas, era sin duda ahora evidente que el Mazoku no poseía algún
tipo de resistencia excepcional o innata ante las flamas.
Repentinamente, con Suimei evaluando
esta situación, una voz masculina repentinamente le trajo.
“¡Hey! ¡¿Qué estás haciendo?!
¡Retrocede!” (Hombre)
“¿Hmm?” (Suimei)
“¡Tú! ¡El tipo con el cabello negro! ¡Regresa!”
(Hombre)
Con el enemigo derrotado, él noto la
situación de Suimei.
Los otros aventureros, que eliminaron al
Mazoku, corrieron aquí.
Mirándolos más de cercas, él los reconoció
a ellos como el equipo con quien Lefille había felizmente conversado.

Directamente atrás del aventurero
guerrero, una chica – la maga del equipo – canto un fuego que se dispersó desde
el final de su bastó.
Quizás habiendo notado eso, el Mazoku
repentinamente voló atrás con un batir de sus alas.
Así
que esa magia es algo para ser evitada…
Sintiendo el peligro, retrocedió. Aunque
había previamente intentado esquivar uno de sus hechizos, pero esta vez en
verdad se retiró a una buena distancia, quizás propio a la diferencia entre su
magia y la de ella cuando vio que era efectiva contra el Mazoku.
Luego.
El aventurero que había corrido a su
lado hablo.
“Retírate. Nos encargaremos de las
cosas.” (Aventurero)
“No, está bien. Puedo hacerlo.” (Suimei)
“Que quieres decir con ‘puedo
hacerlo’…?! ¡Tú estás claramente en una situación desesperada!” (Aventurero)
“¿Desesperada? No, no del todo…”
(Suimei)
“¡¿Entonces cómo puedes llamarla?! ¡Ese
Mazoku está completamente ileso!” (Aventurero)
Bueno, en la superficie de las cosas,
eso era innegable. Pero eso solo significaba que tomaría un poco más de tiempo
es todo. Ese Mazoku no había hecho estragos de él, sin mencionar que el aun no
usaba su verdadera fuerza.
Todo a la vez, ya que fue incapaz de
tirar a su enemigo, desde un punto de vista externo, él estaba de hecho en una
batalla desesperada.
“… Tal vez, pero no del todo, aun puedo
continuar.” (Suimei)
“No hay manera. Retírate a la caravana,
nos encargaremos de esto.” (Aventurero)
“¿Eh? ¡No, no, eso es un problema!”
Suimei rechazo las palabras del aventurero con una sacudida de su cabeza.
De hecho, podría ser problemático para
Suimei. Si él simplemente dejara esto en las manos de alguien más, entonces
nunca sería capaz de revelar el enigma de porque su magia era tan inefectiva
contra el Mazoku. Podría irse sin sabes precisamente solo cuanto poder tomaría
derrotar a su enemigo. Considerando que no estaba en algún peligro, no podría solo
dejar el misterio mantenerse sin resolver.
Y aun así.
“¿Huh? ¿De qué problemas estás hablando?
Una vez derrotemos esta cosa, no habrá algún problema dejado, ¿correcto? Ahora
bien, apúrate en regresar a la caravana―?!” (Aventurero)
Sin prestar enteramente atención con su
dialogo, las palabras del aventurero repentinamente se detuvieron.
Eso era debido a tener que evitar algo
que volaba en su camino – El ataque del Mazoku.
El aventurero al lado de Suimei no
parece haber visto a través de la brecha del ataque, así que innecesariamente
salto una gran distancia lejos.
Notando eso su ataque había sido evitado
sin ser visto, el Mazoku encirculo alrededor horizontalmente, como si cayera en
picada, mientras se acercaba.
Apuntando al flanco de ellos por motivo
de atacarlos desde un punto ciego.
“¡Mierda, ya está aquí!” (Aventurero)
Empuñando su espada, el aventurero dio
un paso al frente, aparentemente intentando proteger a Suimei, algo a lo que
debería sentirse agradecido.
Sin embargo, los sentimientos de
agradecimiento y nerviosismo se desvanecieron ante las próximas palabras de
Suimei.
“―Astrum micans profundum. ¡Cupsio
csuspento is ut vómica!” (―Mar de estrellas, ¡transforma las palabras de la Madre Bendecida en
una maldición!)
Alrededor de Suimei, un círculo mágico
de color de flores de día apareció. Por motivo de rápidamente construir la
magia, con la palma de su mano derecha, construyo un “arquetipo de hechizo
refinado”.
“¡Ha! ¡¿Aun no notas que tu magia es
inútil?!” (Mazoku)
Él definitivamente lo entendía. Sin
embargo, los magos eran los tipos de seres que podría perseguir sin fin cada
hipótesis hasta llegar a una que lo desaprobara. Siempre y cuando las
posibilidades aun continuaran existiendo, ellos nunca podrían rendirse.
“―¡Stella maris!” (¡Ve! ¡Estrella
Congelada Maldita!)
Cursed Stella Maris.
Con la liberación de la esfera de magia
en su mano, varios rayos de luz se manifestaron ante él, la magia refinada
libero su poder.
Aceleración, aceleración, amplificación,
y entonces refinamiento.
Granizo con rastros de vapor. Balas de
magia como Cometas. Tomando en el aire, estas estrellas congeladas se
estamparon hacia el Mazoku.
“¡¿Hielo?! ―¡¿QU?!” (Mazoku)
El Mazoku elevo su altitud y escapo
retrocediendo.
Cuando los cometas mágicos impactaron el
suelo, masivos témpanos de hielo surgieron como flores naciendo. La escarcha
creada por los témpanos instantáneamente congeló el torso del Mazoku, incluso
en el aire en donde estaba.
“… Tch. Es demasiado débil. Supongo que
es lo mejor que puedo esperar sin Spica o Sirus en el cielo…” (Suimei)
Era lo mismo como cuando produjo la
magia Meteoro. Como esperaba, la magia que está relacionada con las
constelaciones era difícil para sostener en el otro mundo, viendo que no había
estrellas en este mundo apareciendo en los cielos.
Incapaz de tomar el poder de las
estrellas, la magia tal vez sea debilitada considerablemente.
“¡Hehe, eres demasiado ingenuo, humano!
Si crees que el hielo va a― ¡¿Q-qué?!” (Mazoku)
“Heh. Lo siento por contradecirte, pero
este es un tipo de magia diferente de las que use antes. No creo que encuentres
fácil romperlo.” (Suimei)
“Algo de este nivel – ¡Mierda! ¡¿Por qué
no puedo romper este delgado hielo?!” (Mazoku)
Intentando escapar de su prisión, el
Mazoku golpeo el tempano de hielo con gran fuerza, aunque no hizo mucho el
intento.
―Hielo maldito.
Un fenómeno congelante recreado por el
Sefirah del Kabbalah. La astrología había sido usada para fortalecer su efecto,
y una maldición había sido interceptada a través. Una magia de escarcha del
elemento agua, el producto de tres sistemas separados de magia interconectados
con otro más.
De paso los peñascos de hielo creados,
podrían también seguir los rastros dejados por las comisuras de la convocación,
aprisionando al objetivo en una misteriosa barrera de hielo.
Añadiendo al hecho que también cargaba
una maldición, esta no era la más viciosa magia. Con el efecto añadido de la
maldición, simplemente romper el hielo era insuficiente para escapar. Si, este
era un hielo maldito. Siempre y cuando no destruyeras la maldición en sí, el
hielo nunca se derretiría, ni incluso se destruiría.
Finalmente
algo funciono…
Suimei pensó para sí mismo al mirar a su enemigo.
Actualmente, podría haber sido más
extraño para él si no hubiera
funcionado. A pesar del hecho que él estaba extremadamente sorprendido al ver
al Mazoku en sí no ser congelado, tenía dudas esperando más cuando había
colocado este hechizo.
Incluso si el Mazoku posee algún tipo de
anormal inmunidad mágica, incluso si el poder de su hechizo, incapaz de resonar
con las estrellas, había sido debilitado, este era aún una magia de hielo de
dos capaz. Escapar de esta prisión congelante podría ser antinaturalmente
arduo.
… El aventurero repentinamente golpeo a
Suimei en el hombro.
“¿Qué es eso? ¡Así que puedes usar dos
elementos! ¡Eso es bastante impresionante!” (Aventurero)
“Bueno, algo de este nivel…” (Suimei)
“No seas modesto. ¡En verdad veo en ti
una nueva luz aquí!” (Aventurero)
“Eh, no…” (Suimei)
Eso
en verdad no era nada especial.
Suimei estaba en un extraño humor. El aventurero llamo a sus
compañeros
“¡Muy bien! ¡Vamos a hacerlo ahora! ¡No
puede moverse, así que vamos a darle con todo!” (Aventurero)
Repentinamente.
“—□□□□□□!” (Mazoku)
El Mazoku rugió a los cielos.
El aullido de una bestia acorralada.
Un llanto perforante. Justo como eso, el
Mazoku dio voz a su odio, el sonido perforo en los oídos de todos alrededor.
Al mismo tiempo, sus niveles de mana
comenzaron a menguar, habiendo aparentemente sacado cada última gota de sus reservas
ocultas. Esto causo una nube oscura, y densa de puro poder reuniéndose
alrededor de su cuerpo.
¿Qué?
¿Mana? N-no, esto es
Mientras Suimei intentaba poner su dedo
en el aire familiar de energía oscura que había comenzado a desbordar, el
aventurero llamo fuerte.
“¡D-demonios! ¡El hielo va a romperse!”
(Aventurero)
“¿Hmm?” (Suimei)
Suimei interrumpido en su pensamiento y
volteando al aventurero. El aventurero parecía asustado del poder que el Mazoku
estaba ahora mostrando. La alegre expresión formalmente adornando su rostro se
transformó en ansiosa una vez más.
Suimei, en la otra mano, estaba era
calmado como siempre.
“¿Por qué?” (Suimei)
“¿Qué quieres decir con ‘porque’? Ese es
el poder del Mazoku cuando es serio, ¡¿sabes?! ¡Va a quebrar ese hielo con
facilidad!” (Aventurero)
“Bueno, no, eso no va a pasar. No
importa cuánto luche, no va a ser capaz de quebrar esos témpanos” Suimei
respondió calmadamente.
“¿No va a quebrarlos dices? ¡¿Qué tipo
de cosas locas estas diciendo?! ¡Mira!” (Aventurero)
“’Mira’…?” (Suimei)
Su mirada siguió la dirección a donde el
dedo del aventurero apunto.
Ahí estaba el Mazoku, el mismo de antes.
Lo que era, sin embargo, drásticamente diferente estaban las rupturas profundas
corriendo a través del hielo maldito apresándolo.
“Huh…? ¡Espera, oi oi oi! ¡¿Me estas
tomando el pelo?! ¡Eso es una maldición! ¡Un hex! ¡¿Cómo puede posiblemente
romper algo como eso?!” (Suimei)
“¿Por qué solo te sorprendes ahora?”
(Aventurero)
“Nonononono, ¡¿Cómo puede alguien
mantener la calma después de ver eso?!” (Suimei)
Suimei estaba prácticamente gritando, la
escena imposible en si ante sus ojos había tirado lejos cualquier noción de
sentido común. Él continúo mirando.
¿Qué
demonios está haciendo? El hielo maldito esta en verdad rompiéndose… Esto es
una locura.
El tipo de magia conocida como hex(es)
no eran simples maldiciones. Hex era una técnica específica más allá del
sistema de maldiciones de magia moderna. Brevemente descrito, no usaban los
sentimientos de resentimiento como una base, pero era más enteramente artificial,
manufacturado desde comienzo a fin.
Diferente del poder terrorífico
destructivo o poderosos amarras que nacen de profundos sentimientos de
resentimiento, hex son capaces de directamente reproducir los efectos de estos
hechizos sin el requerimiento adultero de aquellos sentimientos negativos.
Deshacer un hex requiere directamente apuntar a la técnica en sí, eso requiere
un pensamiento de entendimiento de tal cosa añadiendo una gran cantidad de
habilidad.
De todos modos, ese era la razón de lo
que pasaba ahora era simplemente imposible. Una maldición originalmente no era
algo que manifestaba físicamente la manera que otra magia lo hacía. Para
destruirla de esta manera era como un cierto monje famoso que subdivida una pintura
de un tigre.
“¡Mi-mierda! Todo el mundo, destrúyanlo,
¡AHORA!” el aventurero al lado de Suimei grito, con Suimei de frente
preocupado.
Sonidos de aceptación hicieron eco de
alrededor.
Los otros aventureros intercambiaron
miradas y asintieron antes de proceder a tomar acción.
Desafortunadamente, la torre de energía
oscura vertida desde el Mazoku los envió todos a volar.
“¡M―maldito! ¡No se
acerquen demasiado!” (Aventurero)
“¡Usar magia! ¡Mátenlo con magia!”
(Aventurero)
“―¡O flama! ¡Vuélvete una lanza y perfora
a mi enemigo”
Como comando, los magos comenzaron el
canto.
Per o no fue bien del todo. Juzgando por
lo que paso antes, si fuera solo el Mazoku con el que lidiaron, entonces quizás
esa magia podría haber sido suficiente para romper a través de sus defensas.
Esta vez, sin embargo, el Mazoku estaba rodeado por hielo.
Nunca había salido una razón para
remover una maldición en su propio mundo, y así Suimei carecía de la habilidad
para cancelar la maldición y romper el hielo circundante.
Consecuentemente, la magia con intención
de destruir al Mazoku fue debilitada considerablemente.
Como respectan las magias chocando, lo
que pasó ante ellos era la señal del Mazoku, completamente ileso.
“¿Qué haremos? Como nuestra magia no
funciona…?!” (Aventurero)
Los aventureros estaban profundamente
temblando.
En ese momento, el poder del Mazoku
continuaba surgiendo como antes. Este tremendo poder los llenaba con miedo que
no podía ser ignorado.
Este era un extraño poder, murmurando
indiferencia al sentimiento que venía de un mago activando su mana.
Ese
poder… Lo he visto en algún lugar antes…
Pero
no.

Es tiempo para mi ponerme serio. Mi hex no durara ante ese poder.
Suimei estaba consciente del poder del
Mazoku. Aunque ese extraño poder le molestaba, no tenía el lujo de pensar sobre
eso ahora.
De hecho, la grietas a través del
tempano ya estaban creciendo demasiado. Pagando el precio de esta acción, la
sangre fluía de todo su cuerpo, sus venas se estrujaban debido a la
extenuación. Sin duda, si las cosas continuaban a este pasó, podría romper a
través de la prisión antes de morir, después vendrían directo a él.
Él necesitaba destruirlo antes que eso
pasara.
“Flamme est lego. Vis wizard…” (Por la
voluntad de este mago, flama, converge.)
“¡¿Ese hechizo de nuevo?! ¡Eso no
funciono desde el comienzo!” (Mazoku)
“¿En verdad? Aunque es el mismo hechizo
como antes, pero estoy usando todo mi poder esta vez; ¡no puedo solo decir que
se volverá el mismo!” (Suimei)
“¡¿En verdad crees que va a arder con un
miserable quemadura de este grado?!” (Mazoku)
“¡De seguro estas completamente
engreído, no es así, demonio de pacotilla! ¡No subestimes en las flamas de un
mago!” Suimei se mofo antes de comenzar su siguiente encantación.
“Hex agona aestua sursum. ¡Impedimuntum
mors!” (¡Flama iracunda, dale forma al rastro de muerte! ¡Otorga la muerte al
único obstruyendo mi camino!)
El fuego se reunió. Esta vez, sin
embargo, no tomo forma en si en látigos de fuego dirigiéndose al Mazoku. En su
lugar se volvió un torbellino de flamas girando alrededor del objetivo.
Todo lo que capturo en su camino fue
tornado en cenizas en un instante.
“―¡¿Q-qué?! Es diferente de la última
vez…” (Mazoku)
La luz del fuego reflejada en el hielo,
lleno la profundidad del bosque y cielo con una deslumbrante luz escarlata.
En el mismo punto, un pequeño círculo
mágico había rodeado una piedra mágica en la palma de Suimei, quemando con una
flama profundamente naranja.
―Diciendo fuerte la última palabra de activación, Suimei destruyo la
piedra mágica.
“―¡Flamma o Ashurbanipal!” (¡Quema como
el sol, gema de Ashurbanipal!)
En un instante, las flamas rodearon al
Mazoku repentinamente, su terrible pensamiento seco todo sonido.
La escena fue repentinamente seguida por
una explosión con fuego fluyendo desde el suelo y los cielos fueron teñidos de
blanco rojizo. Un explosivo rugido acompañado de esta imagen dramática.
Una conflagración.
Olas carmesí de calor salpicaron,
dispersándose en todas direcciones.
Debido a este terrible poder explosivo,
el Mazoku no tuvo incluso tiempo para gritar al final.
Ni uno de aquellos que miraban tenía el
lujo de nada de esto, pues, estaban muy ocupados protegiéndose a sí mismos. Defendiéndose
contra el terrible calor disparado era ya lo que todos hicieron.
… Al final, todos esos restos eran el
olor de árboles ardiendo y un poco de brazas.
Aunque cuidadosamente ajusto la fuerza
de su hechizo consciente de sus alrededores, una flama de esta escala y la onda
de impacto resultante había reducido el lugar del Mazoku donde estaba de pie en
lava.
“¡Q-que asombrosa magia!” un aventurero
grito, paralizado.
La dueña de la voz era la joven chica
maga. Sus palabras rompieron a los otros de su parálisis, después de reflejar
sus sentimientos.
“¡O-oi! Incluso las nubes se han vuelto
negras…!” (Aventurero)
“¿Magia de nivel medio? P-pero este
poder destructivo…” (Aventurero)
“Lava…? No es esa la cosa que sale de
los volcanes…?” (Aventurero)
En este mundo, humo negro y lava no eran
comúnmente vistos. Con esas cosas continuaron dando voz a su impacto, el primer
aventurero se acercó a Suimei.
“¡Hey, tú! ¡Parece que en verdad puedes
hacerlo si lo intentas! ¡Si puedes hacer algo como esto, entonces deberías solo
hacerlo desde el comienzo!” (Aventurero)
“S, sí. Es mi primera vez peleando con
el Mazoku, así que estaba usando unas cosas.” (Suimei)
“¿En verdad? ¿Es por eso que apestabas
con tu magia? ¡La próxima vez, solo ve delante y rompe las cosas!” (Aventurero)
“Haa…” (Suimei)
Eso corría completamente a lo que Suimei
intentaba, sin embargo.
Suimei dio una vaga respuesta al
sonriente aventurero, resultando en una sorpresiva pregunta.
“¿Qué pasa? ¿No era ese el primer Mazoku
que has derrotado? ¿No deberías estar feliz?” (Aventurero)
“¿Hmm?” (Suimei)
“¿Qué con esa respuesta? ¿Deberías estar
más animado? ¡No me digas que estás cansado ya!” (Aventurero)
“No, estoy bien…” (Suimei)
“¿Es eso así? Bueno, muy bien entonces…
Tengo cuidado, ¿okay?” (Aventurero)
“L-lo hare…” (Suimei)
“Bien. Es un adiós entonces.”
(Aventurero)
El guerrero aventurero parece haber
malentendido algo, convencido que era un novato a pelear. Él dio una última
mirada a Suimei antes de reunirse con sus compañeros.
Enviándolo fuera con sus ojos, Suimei
suspiro cansado.
“… Lo que sea. Olvídalo.” (Aventurero)
Dejando en un estado donde no sabía que
decir, Suimei sin duda no le importaba.
De alguna forma evito rascar su cabeza,
antes de reponerse y voltear en la dirección al Mazoku de donde vino.
Así
que esto es un Mazoku, huh…
Este era un subordinado del que ha dado
la cara a este mundo.
Él originalmente intento tomar la
oportunidad para propiamente juzgar la fuerza del enemigo, pero al final, fue
forzado a romperlo con poder puro.
Para ser honesto, había sido difícil al
menos.
Mientras había tomado algo de tiempo,
pero eso era todo. De hecho, ante Suimei había incluso tenido una oportunidad
para revelar su verdadera fuerza, su enemigo ya se había vuelto polvo.
Sin embargo
“… Aunque use las flamas de
Ashurbanipal, aun tomo cerca de un minuto para morir…” (Suimei)
Él destruyo al Mazoku con un fuego
mágico. Uno de los cinco grandes elementos, este era el elemento que era más
eficiente. Era naturalmente adecuado a estas magias, el poder destructivo de
estos hechizos podían ser fácilmente vistos, y sus encantaciones eran relativamente
cortas cuando se comparan a las otras magias.
Y aun así, destruir a un enemigo con un
hechizo de esta naturaleza había tomado un minuto entero.
Eso era demasiado tiempo consumido. La
vasta mayoría de cosas al menos eran momentos frente a tales flamas. El Mazoku,
sin embargo, era claramente la excepción. Incluso un pequeño esbirro como ese
había probado esta dificultad.
El rostro de Suimei estaba molesto, su
consternación era visible.
Repentinamente, algo vino silbando hacia
él desde atrás.
“Qu―?!” (Suimei)
Suimei volteo un momento después. Lo que
vio era la figura justo como la que vio antes.
Un Mazoku había sido enviado a volar.
―Más precisamente, piezas
de un Mazoku.
Dos piezas. Tres. Un brazo retorcido,
una pierna rota, y varias cabezas volaron en su dirección.
Que
dem
Suimei miro estupefacto.
Cayendo en el suelo alrededor de él eran
las partes destrozadas del cuerpo de un Mazoku. Poco después fue la figura de
Lefille, sosteniendo una enorme espada con una sola mano.
Desde la sombra de los árboles, la chica
sostenia la hoja de plata y escarlata. La chica actualmente ante él no mostro
una pizca de la gentil atmosfera que la había acompañado en su primer
encuentro.
Aterrizando ligeramente delante, sus
ojos destellaron con luz berilio. El brazo sosteniendo su arma solo se mostraba
como una cuerda de arco, su forma era de un dios feroz.
Un extrañamente audible tragar resonó a
través del área.
El sonido se volvió una señal. Enviando
a volar con la pila de partes que habían sido acompañados, el sobreviviente
Mazoku corriendo hacia Lefille.
Una embocada. Intencionalmente apuntando
al momento cuando Lefille se detuviera, pensando cómo el momento que podría
revelar una abertura.
Esta ‘emboscada’ de hecho. Sin embargo,
había sido un pensamiento deseado.
Lefille no había bajado su guardia.
Aunque envió a volar a su enemigo, ella estaba cuidadosa aunque aún estaba
inmediatamente frente a ella.
De acuerdo a eso, ella no dejo una
postura de combate lista.
En el rostro de ese deseo abrumador, el
Mazoku, luchando al final, no tenía oportunidad de victoria.
Corriendo a ella, Lefille corto
horizontalmente con su arma gigante.
Ella no había mostrado una sola abertura
durante ese ataque, de comienzo a fin. La enorme hoja aparentemente causo una
tormenta de viento a torbellino que corto el aire.
Encontrándose con esta arma, el Mazoku
fue limpiamente partido en dos.
Inmediatamente siguiendo, Lefille partió
de nuevo, esta vez verticalmente, desde arriba a bajo. Su ataque a como un
vendaval, y su golpes dobles trazaron una cruz en el aire, esta vez partiendo
el cuerpo del Mazoku como una x.
Y así el Mazoku se encontró con el
final.
Los movimientos de la chica, sin
embargo, no habían concluido.
Sus movimientos ahora eran superpuestos.
No había significado en continuar cortando un enemigo que ya había perecido.
Completamente sin concierne del hecho
que lo que ella estaba haciendo ahora era literalmente un desmembramiento, ella
apunto su muerte al destruir la cabeza del Mazoku con su espada, como si dijera
que aún no estaba completo.
“¡Destrúyete… demonio!” (Lefille)
Sus palabras medio murmuradas pasaron a
través de los oídos de Suimei, palabras de ira aparentemente directas a un
enemigo que no estaba actualmente presente.
… La indescriptible atmosfera opresiva
desbordando el área repentinamente desapareció. Lefille guardo su espada, y
camino de vuelta para reunirse con los otros.
“… parece que las cosas hechas por estos
tipos terminaron” (Lefille)
“S-sí. Puedes decir eso…” (Aventurero)
El único a responder había sido el
aventurero de antes, el único del equipo que era conocido con Lefille. A pesar
del hecho que Lefille había vuelto a su yo normal, incapaz de quitar la memoria
impactante de la furiosa visión había solo visto desde su mente, su respuesta
era cercas a ser efímera.
Suimei, actuando como un intermediario
en si mismo y el aventurero, elevo una pregunta.
“¿Y tú terminaste?” (Suimei)
“Ah, sí, ha sido limpiado al punto que
no he dejado ni uno. No hay más Mazoku en esa sección del bosque.” (Lefille)
Justo como ella declaro a la multitud
delante, ella lo destruyo sin duda.
Aunque Suimei…
“¿No hay más Mazoku en el bosque de
dónde vienes?” (Suimei)
“Si. Mi plan original era completamente
limpiar y sacarlos a todos.” (Lefille)
“Hah…” (Suimei)
Suimei no estaba seguro de lo que decía.
Lefille revelo una sonrisa sin miedo.
“Ustedes chicos no tuvieron algún
problema, ¿confió?” (Lefille)
“Nop.” (Suimei)
Su respuesta había sido directa, y para
ser franco, en verdad no había alguna dificultad.
En
esa nota, Lefille en verdad planeo matarlos a todos por si sola…
“Deje algunos escapar. De seguro
necesito más entrenamiento.” Añadió arrepentida.
Solo
que en el mundo es esta chica…
Lefille lentamente miro alrededor.
“Justo antes, había en verdad mostrado
un poco de sorpresa. ¿Que fue la causa de esta escena descarnada?” (Lefille)
“Sip. Eso fue un hechizo mío.” (Suimei)
A esta respuesta, ella repentinamente
mostro una mirada de sorpresa, aunque una brillante expresión apareció una vez más
en su rostro inmediatamente después.
“Como esperaba de ti, Suimei-kun. Que
vivaz.” (Lefille)
“¿Qué se supone que significa eso? Tomo
esto solo para tirar a uno de ellos.” (Suimei)
“Espera. ¿Qué? ¿Solo uno?” (Lefille)
“Si.” (Suimei)
Su confusión era debida a la devastación
que había causado a sus alrededores. Suimei asintió, proponiendo otra pregunta
paralizante de Lefille.
“… Planeaba mantener a los más fuertes,
¿pero supongo que vinieron aquí?” (Lefille)
“No, estoy bastante seguro que era el
mismo como los otros. Se ve justo como el que acabas de convertir en piezas.”
Suimei respondió, dando una rápida mirada en la dirección del Mazoku caído.
Todos los Mazoku que atacaron esta área
parecían ser del mismo tipo, todos eran la misma semblanza de los demonios de
leyendas.
Cuando vino a diferencias individuales
entre ellos, sin embargo, esa era otra historia. De cualquier modo, Suimei
nunca sintió la ligera pizca de peligro desde el comienzo al fin, y entonces
decidió que no había algún individuo particularmente fuerte entre sus números.
“No creo así. Algo que pueda tomar esto
tanto para ser derribado no debería ser solo un Mazoku normal… Esto es al menos
una magia de nivel intermedio, si no me equivoco…?” (Lefille)
“¿Nivel intermedio?” (Suimei)
“Si. ¿No lo es?” ella pregunto.

¿Cómo es que califican como una magia nivel intermedio?
En esa nota, la magia de este mundo no
estaba dividida en cinco elementos principales sino en ocho, la distinción de
estos era aún incierta.
La magia era dividida en hechizos de
nivel bajo, nivel intermedio, y nivel alto. Cuando Reiji y Mizuki habían
aprendido hechizos de nivel alto, sus escoltas habían saltado de alegría. Esa
memoria estaba aún vivida en su mente.
¿Así
que solo como ellos la definen?
Cuando viene la magia, sus palabras y
esta difieren salvajemente en estándares y especificaciones, y así no es una
pregunta que Suimei sea capaz de responder.
“… Lo siento. Sé que no es la respuesta
que estás buscando, pero no sé qué quieres decir. Para ser honesto, no estoy en
verdad seguro.” (Suimei)
Aunque la respuesta de Suimei era
disculpándose, Lefille sin duda no parecía ser capaz de simplemente aceptarla.
“¿No estás seguro? ¿Por qué no? Tú
mencionaste antes que tu padre te enseño magia… ¿Acaso él quizás nunca menciono
estas cosas?” (Lefille)
“Oh, eso. No, es porque esta es una
magia que cree yo mismo.” (Suimei)
“QUÉ―?! ¡¿Creaste eso por
ti mismo?!” (Lefille)
“¿Eh? ¿Qué? ¿Hay algo extraño sobre
eso?” (Suimei)
Suimei inclino su cabeza, confundido por
la repentina reacción de la joven.
Generalmente hablando, de lado de pocas
bases y estándares, hechizos bien conocidos, su repertorio era enteramente
auto-inventado. Mientras las constelaciones de astrología y sus significados ya
eran establecidos, esto resulto en un campo que podría no evolucionar, los
magos que practican entre el Kabbalah o Hex – sistemas de magia muy libres –
son también magos de alto rango que frecuentemente crean magia de sus propias
capacidades en sus especialidades para lograr óptima eficiencia.
“Pe-pero… Es algo como eso siquiera
posible…?” (Lefille)
“Por supuesto lo es. Siempre y cuando
tengas tiempo y conocimientos, de paso la habilidad de pensar fuera de la caja,
entonces es muy posible. Para ser más preciso, debería decir que magias creadas
personalmente es una necesidad, en verdad.” (Suimei)
“Ya, ya veo. De seguro suena duro… ser
un mago.” (Lefille)
No estaba seguro donde, pero Lefille
parecía haber malentendido algo, con ella incesantemente murmurando para si
misma. La chica maga, de pie a su lado, tímidamente elevo su mano.
“So-sobre esa magia. Por lo que vi, no
parece tan débil que cualquier otro mago pueda usar, pero… Bueno, no parece ser
tan efectiva en el Mazoku.” (Maga)
“… ¿En verdad?” (Lefille)
“Absolutamente. Solo donde es que mi magia
está mal, me pregunto.” (Suimei)
Cuando vino este tema, Suimei solo podía
pensar sin ayuda.
En
serio, que hay aquí…
Aunque el tema vino y termino sin llegar
a una conclusión significativa, Suimei sin duda tenía una pista a seguir.
En los últimos momentos, ese poder que
el Mazoku había mostrado. Suimei con certeza lo había visto en algún lugar.
Ese era un poder que le dio nauseas, un
fuerza corrupta que era de alguna forma psicológicamente desagradable.
“… Eso me recuerda. Escuche antes que el
Mazoku adoran algún tipo de dios malvado…?” (Suimei)
Quizás eso era.
―Justo con Suimei mirando a este misterio sin resolver.
Lefille repentinamente hablo.
“… Suimei-kun. Todo el mundo.” (Lefille)
“¿Hmm? ¿Qué pasa?” (Suimei)
“Parece que las cosas no han terminado
aún.” (Lefille)
Todos voltearon.
Lefille volteo su cabeza, apuntando en
la dirección de la caravana. Los otros siguieron su mirada. Ahí, la presencia
de más Mazoku podía sentirse.
“No hay forma…” (Suimei)
Las palabras de Suimei dieron voz a los
sentimientos de todos los alrededores.

Esta batalla no ha terminado aún.

Isekai Mahou Capitulo 21

Buenas minna, kiel trayendo el siguiente capitulo de Iseakai Mahou, espero y todo el que guste de su lectura estara a gusto con saber… que el siguiente capitulo sera dentro de dos semanas…
Gomen, gomen, se que es una mala noticia pero hay una razón apropiada para esto… tiene… guarden el aliento… 31 paginas constantes y sonantes… que diablos..
Alguien que calme al creador de esta novela, mejor que diga que es una light novel…
Bueno, debido a eso me tomara más tiempo traducir ese capitulo, pero no por ello lo dejare de lado el proyecto demasiado tiempo, por cierto, si mis cálculos no fallan, la proxima semana sera el final del arco de Watashi O motte con el capitulo 20, esperenlo con ansias ya que durante su descanso otra novela tomara su lugar… sin más que agregar nos vemos luego… disfruten la lectura, la semana y…
Matta nee |>w<)/)
Capítulo 21: Conociendo al Enemigo
Varios días después que Suimei había
dejado la capital con la caravana.
Su viaje había ido sin una molestia. No
habían encontrado ladrones o monstruos, e incluso inclemencias del clima –
podría esto lentamente ser drásticamente cambiado – no ocurrió. En su lugar,
ellos simplemente continuaron junto a su camino, quedándose en pequeñas villas
y puestos de vigía junto al camino.
Si hubiera algo para estar infeliz sobre
esto, era solo las pequeñas porciones de comidas. Esto, sin embargo, era
obviamente algo que habían sido ya advertidos incluso antes de partir, y así no
hubo nada bueno a mencionar.
Pronto después, ellos pasaron seguros a
través del paso de las montañas que eran comúnmente referidas como la parte más
difícil del viaje, y el camino que ahora tomaban era a pie en su lugar.
Por lo que escucho de los mercantes en
la caravana, aun había cerca de tres días para llegar a su destino. Una vez pasaran
a través de las colinas y un gran riachuelo, se encontrarían con su destino.
―Las diferencias entre sus mundos no eran vistas, aparecían algunas
cosas iguales cada cuando. Adaptándose a repentinos cambios en desarrollo era
difícil para gente de este mundo como para aquellos de su propio mundo.
Para con la caravana había dejado las
colinas y llego al bosque al pie de la montaña―
El bosque era en verdad abundante, y en
un típico día soleado, la luz del sol podría fácilmente romper a través de la
copa del bosque. Hoy, sin embargo, había una gruesa nube cubriéndolo
haciéndolos sentir grima.
La escena, un día griseo que se extendía
más allá a lo que el ojo puede ver, impacto su humor grandemente.
En esta situación, donde parecía que
podrían ser objetivos en cualquier momento, una atmosfera de peligro
repentinamente descendió.
… Lefille, caminando con Suimei,
repentinamente hablo.
“… Suimei-kun. ¿Lo has notado?”
(Lefille)
“Si, lo tengo.” (Suimei)
Como dijo, ya había sentido la débil
presencia en la proximidad.
De hecho, desde que dejaron las colinas
y pusieron un pie en el bosque, su cuello había comenzado a quemar, un mal
presentimiento. Después, sintió un desconocido surgimiento de mana, como si se
preparara para una batalla entrante, irradiando desde un lugar cercano.
Bueno actualmente eso no era una
descripción adecuada… Porque esa fuerza mágica parecía estar dirigida hacia
ellos.
Por esto, podría decir que era algo
desconocido, poseyendo un gran cantidad de mana, fue para emboscarlos a ellos…
“…Hey, ¿es esto un monstruo? No parece
como una persona…” Suimei pregunto a Lefille, mientras mantenía un ojo en su
costado.
La pregunta de Suimei era provocada por
las ondas de mana que sentía emanando de la criatura. Por lo que sentir, esta
era una existencia más allá de lo humano.
La respuesta de Lefille vino con
certeza.
“No, esto no es un monstruo. Es un
Mazoku.” (Lefille)
“Qu…” (Suimei)
¿Porque ese nombre salió aquí, de todos
los lugares? Aunque había sido el tema de conversaciones antes en el viaje,
¿había en verdad alguna conexión después de todo?
Sin embargo.
“… Estas bastante segura justo ahora.
¿No hay una posibilidad real de ser alguna otra cosa al Mazoku?” (Suimei)
“No.” (Lefille)
“¿Por qué no?” (Suimei)
“Porque los conozco por dentro y fuera.
No hay manera que pueda hacer un error sobre esto.” (Lefille)
“… ¿Es eso así?” (Suimei)
“… Si.” (Lefille)
Suimei pregunto de nuevo, no entendía lo
que pasaba por la mente de la joven chica, pero esta vez, su respuesta era
incluso dura.
Como Lefille respondió, una mirada
sombría apareció en su rostro, la caravana repentinamente se detuvo. Quizás
alguien también había notado la presencia siguiéndolos.
Antes que nada, escucharon el sonido de
pasos, y un aventurero vestido como un guerrero corrió hacia ellos. La mirada
en su rostro era indudablemente amarga, quizás propio de la insospechada
circunstancia.
Saludo a Suimei y los otros.
“Hey―” (Aventurero)
Justo como el aventurero estaba a punto
de hablar, Lefille asintió.
“Si, lo hemos ya notado.” (Lefille)
“¿Oh? Y-ya veo.” (Aventurero)
“Si.” (Lefille)
La breve confirmación de Lefille provoco
al aventurero a cortar su explicación, y salto al tema principal.
“Muy bien, eso es bueno. Los magos nos
dijieron que monstruos se dirigen al camino. La desición de Galeo-san es
encontrarlos aquí.” (Aventurero)
…Parece que a diferencia de Lefille, los
otros piensan que las presencias acercándose son sino monstruos.
Fuera lo que sea, la verdad sería pronto
aparecer una vez llegaran.
Otros aventureros, sin embargo, pusieron
una pregunta en respuesta.
“¿Empezaremos el ataque aquí?”
(Aventurero X)
“Si. Los guardaespaldas van a participar
en la batalla también. ¿Hay algún problema?” (Aventurero)
“No, eso está bien para nosotros, ¿pero
que hay sobre los mercantes?” (Aventurero X)
Justo como los sorprendidos aventureros
dijeron, esto era a consciencia.
Como guardaespaldas, ellos, por
supuesto, tenía la resolución para tomar parte en la batalla.
¿Pero lo que podría pasar a los
mercantes que los contrataron a proteger?
Generalmente hablando, por motivo de
evitar tener personal no combatiente en la pelea, podría ser lo mejor tener que
esconderlos a un lugar seguro. Aunque esto era el pensamiento apropiado, pero
en la situación actual, ¿solo donde en la proximidad era el mejor lugar seguro
a ir?
Ellos dejaron las colinas y justo
entraron al bosque. El terreno aquí era plano, pero desolado. No había algún
lugar cercano que podría ser un buen punto de escondite.
Tomando su locación actual en
consideración, ¿Qué deberían hacer? En respuesta a este pregunta, Lefille respondió
con una pregunta propia.
“¿Y si tomamos la iniciativa al tomar la
pelea con ellos?” (Lefille)
“No, esa no es una opción.” (Aventurero)
“Entonces, ¿Qué hay sobre enviar a los
mercantes a lo profundo del bosque?” (Lefille)
“Eso no es bueno tampoco.” (Aventurero)
“…?” (Lefille)
Todas las sugerencias fueron desechadas
por los otros aventureros.
Con una contramedida, la sugerencia de
Lefille para prevenir el avance del enemigo en espera e interceptarlos antes
era el mejor plan dada la situación.
“… Parece que hay monstruos enfrente de
nosotros también. Ya que hay también monstruos viniendo desde el lado, es alto
que haya más viniendo desde atrás de nosotros. Si lo peor viene de lo peor, nos
encontraremos rodeados. En ese caso, más que tener a los mercantes moviéndose
sin cuidado, es mejor si los mantenemos en algún lugar donde podemos poner un
ojo en ellos mientras peleamos… Eso es nuestro juicio,” el rostro plano del
aventurero replico.
Así que era eso. Si no hubiera a donde
huir, entonces solo tenían que defender este punto. Esa era la decisión más
razonable.
“¿Quién será responsable de atacar?”
Lefille pregunto.
“¿Hmm? Eso no debería ser necesario para
que…?” (Aventurero)
“¿Y porque no? Solo apunto a la
posibilidad que tal vez seamos rodeados. Si esto llega a ocurrir, ¿entonces no
necesitaríamos a alguien para romper la formación?” (Lefille)
“¿Huh? N-no tenemos algún plan para
romper a través del ataque del enemigo o algo así. Siempre y cuando defendamos
cuidadosamente, entonces no es como los monstruos puedan en verdad hacer nada,
¿cierto?” (Aventurero)
“… Ya veo.” (Lefille)
De frente con la resistencia del
aventurero, Lefille no continúo. Su molestia se rindió parece que dio su deseo
de evitar un debate sin sentido. Sin duda, Suimei podía decir por su tono que
ella estaba irritada.
“Romper la formación, es…?” (Suimei)
Silenciosamente, Suimei comenzó a jugar
la batalla venidera en su mente. La más efectiva manera de romper la formación
sería enfocar la ofensiva en un solo punto. Cuando fuera, pasivamente enfocarse
en la defensa era algo que sus enemigos quisieran que pasara. A pesar de que
tan efectivo o inefectivo tal vez eventualmente sea, era sin duda una necesidad
absoluta.
Esta vez, no había una necesidad real
para romper una “formación” para eso; más bien, por separarse, y dividir una
porción de sus fuerzas seria libremente atacada por los enemigos rodeándolos,
ellos deberían ser capaces de fácilmente arrojar la formación del enemigo
fuera.
Lefille había aclarado su pensamiento,
aunque no pudo poner el punto.
… Con eso dicho, aun si era el plan más
efectivo de acción, también requería un cierto grado de poder humano.
Como iba el dicho, un ave en mano vale
más dos en el arbusto. Si fueran tentados a un ataque en una situación donde no
podrían incluso necesariamente garantizar que tiene suficiente gente para
defender, sería poner la carreta antes que el caballo.
“Terminamos la conversación aquí.
Necesito regresar a mi posición. Dejo el embarque en su cuidado.” (Aventurero)
Con eso, el aventurero se preparó para
irse.
“¿Puedo decirte algo más?” (Lefille)
“… ¿Qué?” (Aventurero)
“Lo que viene a nosotros es aun no
claro, pero lo que viene a nosotros desde el lado definitivamente no son monstruos,
sino Mazoku. Por favor informe a Galeo-san de este detalle.” (Lefille)
“¿Huh? ¿Po-porque sabes algo como eso?”
(Aventurero)
“Experiencia. Esta presencia no es de
algún monstruo.” (Lefille)
La declaración de Lefille provoco un
gruñido de duda por parte del aventurero.
Miro a Lefille por un momento.
“… Entiendo. Dejare que sepa de esa
posibilidad.” (Aventurero)
El aventurero dio una respuesta sin
culpa antes de dejarlos en apuros.
Mirandolo irse, Suimei suspiro, y
murmuro para si mismo.
“… No fui con Reiji y los otros
precisamente porque nunca quería
pelear con el Mazoku.” (Suimei)
Suimei pensó de vuelta a la elección
hecha en el palacio. En pro para evitar una guerra irrazonable y sin sentido
con un enemigo desconocido para encontrar la manera para regresar a casa, se
apartó del camino de Reiji y los otros.
Y aun así, al final, estaba aquí,
forzado a pelear con ellos de todos modos.
Incluso si no era enteramente cierto que
estuviera de cara al Mazoku, pero si ese era de hecho el caso, entonces la
ironía de la situación era simplemente molesta. Su decisión mostraba un destino
diseñado enteramente infructífero. Suimei sintió una malicia no clara estaba
dirigiendo su camino.
“¿Esta algo mal?” (Lefille)
¿Había ella escuchado sus murmullos?
“No es nada. Estaba solo pensando que
este viaje iba tan tranquilamente.” (Suimei)
“Suimei-kun. Cuando viajas, deberías
siempre estar listo para el peligro. No puedes ir a ningún lado con una
resolución medio-animada. Incluso más en el mundo como este es tarde. Debería
ser bueno que recuerdes esto.” (Lefille)
“… No importa a donde vaya, el peligro
solo tiende a seguirme, ¿no es así?”
(Suimei)
“Y existimos precisamente para combatir
ese peligro, ¿no?” (Lefille)
“Eso es verdad. Ese es el tipo de
trabajo que aceptamos, después de todo” Suimei respondió honestamente.
Una risa sin miedo apareció en el rostro
de la joven chica.
Una sonrisa directa a su compañero en
armas en el inicio de la batalla.
Con la corta platica terminada, Lefille
removio el equipaje en su espalda y abrió el contenido con practica facilidad.
Con la tela descubierta mostro una
espada gigante.
Era de alrededor de ochenta centímetros
de largo, desde la punta de la hoja al final de la empuñadura. La funda curvea
en una masiva y triangular funda de espada, – junto con la hoja en sí –
midiendo alrededor de cincuenta centímetros de amplio. Tenía la hoja amplia de
una claymore combinada con lo larga de una zweihander.  No fue hecha en una forma Oeste, forma
Japonesa, o forma China, sino en el estilo de este otro mundo. Su cuerpo
rojo-plateado no podía ser visto sino ostentoso, pero era sin duda
innegablemente hermosa.
Lefille la balanceo varias veces con una
sola mano, aunque todo lo que vio era el reflejo del sol fisgoneando a través
de las nubes como si cayeran en la hoja. No había ligera pista de donde la
fuerza de esta espada bastarda venia, o como ella lo hacía, pero una cosa era
clara – esto era algo que ella usaba.
Repentinamente Lefille, por alguna razón
u otra, camino hacia el lado – la dirección de donde el Mazoku venia.
¿Era porque esa enorme arma no podía ser
seguramente empuñada completamente extendida sin primero colocar una cierta
cantidad de distancia entre sí misma y sus compañeros?
Sin embargo, la siguiente acción de
Lefille refuto esta idea. Sin mirar atrás, continúo avanzado en la dirección
del enemigo.
“H-hey, ¿Lefille?” (Suimei)
“―Suimei-kun. Lo siento, pero voy a tomar
la iniciativa e ir a la ofensiva.” (Lefille)
“Hey, no solo te vayas como eso… ¿Esta
en verdad bien para ti solo actuar a tu propia manera? De todos modos, no hay
aun pocas maneras, ¿no sería mejor para ti al menos consultarlo con Galeo-san
primero?” (Suimei)
Lefille sacudió su cabeza, con ojos
cerrados.
“No. Mira alrededor.” (Lefille)
Como dijo, volteo su cabeza. Suimei
siguió su mirada, mirando sus alrededores.
Debido a la situación actual, los otros
miembros de la caravana estaban frenéticamente corriendo por ahí y allá,
ocupados en prepararse.
“…?” (Suimei)
“Los otros aventureros y los
guardaespaldas han completamente elegido a defender. ¿Lo entiendes ahora?”
(Lefille)
“Ah, sí, supongo. Solo habla sobre eso,
después de todo.” (Suimei)
“Eso no va a funcionar.” (Lefille)
“Mm…” (Suimei)
Esa negación parecía decir que la
decisión de la caravana como contramedida era mal consejo.
Debido a eso, Suimei recordó lo que ella
había dicho antes.
“… Por eso, ¿te refieres a que necesitas
tomar la pelea con el Mazoku o lo que sea?” (Suimei)
“Si,” Lefille asintió. “Los Mazoku son
creaturas que consideran el torturar, destrozar, y matar para ser la manera
correcta de vivir. De acuerdo a eso, su deseo para atacar es intenso más allá
de las palabras. Si se enfocan solo en defender, eso solo alimentara sus
apetitos. Su en verdad planean a resistir, entonces dedicarse a sí mismos a
defender no es una opción.” (Lefille)
“Simplemente es invitar al peligro, eso
enteramente lo entiendo. Sin embargo, correr directo en la formación enemiga no
es necesariamente la mejor táctica tampoco. Enfocarse solo en defender es
peligros, de seguro, pero ir a la ofensiva es también peligroso, ¿no? Con eso
dicho, asumiendo si en verdad somos rodeados, entonces aunque la táctica actual
empleada puede ser vista como apropiada, pero también reconozco que no es la
elección más sabia,” Suimei dijo, tratando de desvanecer el deseo de Lefille
por cargar sola.
Lefille parecía molesta junto a la
noción de tomar la iniciativa. El problema era ese, solo como el aventurero
dijo antes, tal plan solo probaría efectividad con suficiente poder detrás de
eso.
Como una persona de otro mundo, nunca
previo la situación levantando donde él sería forzado a pelear con el Mazoku
como un guardia, y entonces determinar la mejor manera para asignar sus
recursos limitados más allá de su habilidad.
Lefille, sin embargo, firmemente rechazo
sus palabras.
“¿Y si se enfrascan en defender? Puedes
incluso llamar eso plan.” (Lefille)
“No. No importa que, Lefille, no puedes
solo atacar al enemigo por ti misma.” (Suimei)
Suimei no estaba subestimándola a ella.
Con eso dicho, era un hecho que no
estaba seguro exactamente qué tan fuerte era en verdad. Como un mago, no tenía
la experiencia necesaria para evaluar que tan fuerte era un espadachín en
verdad solo por su apariencia externa solamente.
Pero aunque no era seguro de que tan
fuerte era ella, era también inseguro de la fuerza del enemigo o números.
Precisamente debido a ese hecho de mantener varios factores desconocidos, era
inadecuado ser muy optimista.
Lefille asintió, parece que entendia
como se sentía Suimei. Pero―
“Lo que dices es verdad. Pero, y creo
que lo he dicho ya, los conozco a ellos y cómo piensan. No hay forma que falle
en entender su fuerza, y―” (Lefille)
“¿Y?” (Suimei)
Con su decir, un aura oscura parece
emanar de ella, dándole un mal augurio.
“… Voy a matarlos a todos ellos. ¡Hasta
el último!” (Lefille)
―Su valiente y hermoso rostro fue cubierto por una sobra repentina
quemando con un brillo carmesí que irradiaba odio, una mirada asesina que
parecía como si perforara a través del corazón del enemigo eso era lo que
parecía.
… De nuevo. ¿Qué en el mundo había
pasado con ella? ¿Solo que tipo de destino había compartido el Mazoku con esta
joven mujer?
“… ¿Los odias a ellos?” (Suimei)
“Si. Ellos son un pecado. Una maldad que
conoce sol crueldad desde el nacimiento hasta la muerte. Ellos humillan al
débil, tormentan al pueblo, y festejan la desesperación. Creaturas más allá de
la salvación. Y es por eso que necesitan ser exterminados. Y es por ello que
los destruiré con estas manos.” (Lefille)
“…” (Suimei)
La oscura resolución en sus palabras
despedazo alguna ruta que Suimei pudiera ofrecer.
No estaba seguro cuando, pero Suimei
estaba recordando que escucho antes que el Mazoku estaba más allá del perdón.
Cuando ellos habían destruido al reino en el norte, no habían tomado rehenes,
solo vidas.
“Y ellos están ahí.” (Lefille)
“A-ah.” (Suimei)
Repentinamente, el aire entre ellos
cambio. Lefille, como si se disculpara por el humor sombrío no era ella, revelo
una brillante sonrisa.
“Suimei-kun, gracias. Pero por favor, no
te preocupes sobre mí. Justo discutimos, dejo el embarque a tu cuidado. Adiós.”
(Lefille)
En un pestañeo, la joven chica se
desvaneció en la profundidad del bosque.
Ciertamente no había peligro en el
rostro de ella frente al enemigo que solo nació de la experiencia.
Sin embargo, a este punto, no había
manera para él evaluar si el juicio de ella había sido el correcto o no. Si
ella pudiera hacerlo, entonces genial, y si no, entonces así sería. El tiempo
lo dirá.
…Rapida.
Como dijo, simplemente juzgo por lo que
pudo ver en sus movimientos, sentía que ella podría estar bien. Aunque el
terreno era áspero, el peso que ella cargaba era enorme, y su velocidad era
como el rayo, parece que ella completamente era no afectada por el entorno, y
sus movimientos eran listos y calmados. Siempre y cuando no hiciera algo
demasiado arriesgado, ella podría estar bien.
…Antes que nada, ella se desvaneció de
su vista. Mirando su carrera hacia el enemigo, los otros gritaron, quizás en
confusión, quizás en enojo. De todos modos, no faltaba mucho.
“¡Vienen!” alguien grito, con los
árboles sacudiéndose antinaturalmente y la presencia de magia acercándose.
Finalmente, eso que los estaba siguiendo
desde hace mucho se había revelado por si mismo.
“Ma- Mazoku… ¡Es el Mazoku!” (Aventurero
X)
No era claro quien grito primero debido
al grito de pánico que aparentemente escapo de la boca de todos a la vez.
“Así que es…” (Suimei)
El Mazoku.

Una de las razones porque fue traído a
este mundo.

Isekai Mahou Capitulo 20

Buenas minna, iniciamos la semana como debe ser.. con un capitulo que literalmente me duele la espalda, la cabeza y las manos para traducir.. quien fue de la grandiosa idea de hacer capítulos de web novel de 30 paginas… demonios.

Pero con cada mala noticia viene otra buena… tenemos editor… por fin…
*Saca el confeti y se lo tira en la cara a todos los que lean esto…
Suraga de Fukou-da.net me dijo si me podía ayudar, y con gusto le di el trabajo que no puedo hacer debido a que estoy traduciendo todo esto y algunas cosas más para ustedes…
Así que denle una gran bienvenida y por favor visiten su pagina que es un buen lugar para encontrar descargas de novelas que puedan gustarles… no mentire me descargue la mitad y ya me las acabe de leer…
En fin, es todo por hoy… nos vemos la próxima semana y recuerden que cualquier duda déjenla en los comentarios de la pagina correspondiente…

Capítulo 20: El Paradero del Equipo de
Reiji
―¿Justo cuando esta pelea había comenzado?
Después de haberme preocupado demasiado sobre el paso del tiempo, había perdido todo sentido de que hora
era actualmente.
La luz reflejada en el filo de su espada
parpadeaba desde la punta a la base, y el hombre – Shana Reiji – corrió directo
en la misma dirección.
El tajo de la hoja, por supuesto,
apuntaba a su enemigo, de pie frente a él.
Su mirada era trazada por su fiero
ataque, y un rugido fuerte.
Reiji, en la otra mano, dio un tajo como
si lo partiera en dos.
Era un tajo vertical desde arriba hacia abajo,
un golpe influido en electricidad usando el poder otorgado a él por la Diosa.
Su oponente enfrento su ataque con un
desvió de sus garras.
Ese golpe vino desde una mano varias
veces más grande que un humano, uno que parecía ser teñido en la profundidad,
una oscuridad eterna.
Con sus alas cortadas, las garras
interrumpieron el progreso del ataque de Reiji.
Garras y espada peleando, fijando en la
sucesión del sonido de un objeto duro colisionando con un objeto duro llenaban
el aire.
Un sonido de ruptura que parecía gritar
la victoria.
Reiji vertió todo lo que tenía en su
espada, como si literalmente sobrepasara a su enemigo con su espada.
Fijando un ataque así, simplemente
arrojando todo su poder en su ataque no podría directamente derrotar a su
objetivo, pero podría menguar su fuerza. Entonces, como Reiji estaba
acorralado, esta acción era actualmente necesaria. Siempre y cuando fuera capaz
de continuamente acumular daño en su enemigo de esta manera, entonces antes o
después la defensa podría romperse, y podría clamar la victoria.
――□□□□□□□!
Ese extraño rugido sonó de nuevo,
llenando sus oídos.
A pesar de ser capaz de hablar humano,
una vez la batalla comenzó, se revirtió como al estado de una bestia, entonces
hizo su apariencia solo a un tipo de criatura como esa.
Junto con el rugido, sus filosas y duras
garras en los dedos se dirigieron hacia su lado izquierdo, forzando a Reiji a
esquivar el golpe venidero.
Este ataque parecía más como un golpe de
cólera que una cosa de golpear al objetivo, y así menguar su habilidad para
peligrar su vida.
Era entendible solo la mitad de su
movimiento, un movimiento fútil para forzarlo a mostrar una abertura.
Reiji balanceo de nuevo, un ataque lleno
utilizando los rastros de su hoja de doble filo. Un tajo vertical que desafiaba
la gravedad, desde abajo a arriba.
Era una maravillosa técnica más allá del
poderío por la magia de viento, pero su objetivo bestia reacciono junto a eso
para esquivar el ataque al último momento.
“¡O F-Flama! ¡Sting Scarlet! (Aguijón
Escarlata)”
[Kiel: Nop, no es el ataque especial de
Milo de Escorpión… ese es Aguja Escarlata]
Repentinamente, una encantación,
aquellas palabras fugaces revelaron la desconocida situación al amo, este
hablo. La voz venia de Mizuki, ofreciendo su protección. La magia liberada era
un hechizo de fuego intermedio, una variable del bautismo carmesí.
La magia, la palabra de invocación y
encantación de dos versos habían sido dichos, activándola, y bandas circulares
de flama aparecieron en el aire, casteando un denso escarlata contra el cielo
azul despejado.
El aire exploto.
Todo a la vista fue teñido en naranja.
La onda expansiva creada por la pequeña
explosión corrió hacia él.
Sin vacilar, salto atrás. En el
siguiente instante, como si se jactara de su objetivo, la flama cambio de
forma, fluyendo hacia abajo como si se tragara al enemigo entero.
Al momento que toco al enemigo, el poder
de la flama exploto. La flama, había encontrado su fuente de combustible –
incluso si esa fuente era un ser viviente – quemando, simultáneamente a la
criatura conteniendo sus entrañas.
“¡Lo hice!”
Detrás de él, Mizuki grito en alegría.
Su alegría, sin embargo, era prematura. Parecía que pensaba que su magia había
sido un golpe fatal, pero aun había vida en su objetivo.
Peligrando en la flama, observo que su
enemigo aún se movía.
Solo empuño su espada y cambio a una
postura de combate, la flama mágica era arrojada fuera.
Mirando como desvaneció la flama con un
balanceo de su brazo. De pie con la fiereza quemando detrás, el enemigo se puso
de pie con un brazo achicharrado.
De pie ahí con un calor tan intenso que
envolvía el aire en sí, emitió una presión abrumadora.
Tener que atacarlo, a pesar de su
estatus como el Héroe, este, el simple sobreviviente – los cadáveres de los
comandantes tirados en el suelo – era su verdadero enemigo.
En esta escena llena con la muerte, dio
un paso hacia el frente. Reiji miro a su oponente, esperando su oportunidad.
Esto no era un humano. No, esto era un
monstruo. Aunque era humanoide, esto era algo más que humano – un Mazoku.
Alas como murciélago desplegándose fuera
de su espalda y dos cuernos saliendo desde su frente, su cuerpo entero era
color de arena. A pesar de los ojos, nariz, y boca, su rostro, no era más sino
los últimos rastros de humanidad. En eso entero, le recordaba más que los
demonios de mitos y leyendas.
Las garras negro azabache vinieron
volando a él dando una mirada dolorosa.
La terrible fuerza de aquellas garras era
claramente evidente por los escombros remanentes de los edificios que están
tirados alrededor.
Junto con su terrorífico, e inhumano
brazo fuerte, las garras en sus cinco dedos de cada mano eran como la guadaña
de la Muerte en sí.
El Mazoku rompió en una sonrisa, con una
risa condescendiente, alardeando. Habiendo recibido todo lo que arrojaron a lo
largo de esta batalla, parecía haber desarrollado una confianza inquebrantable.
En su larga confrontación, Reiji había
sido incapaz de continuar con su oponente, ya fuera con respecto a su velocidad o
fuerza. Con esto, una expresión apareció en el rostro de Reiji, demostrando su
resolución para concluir todo con el siguiente golpe.
El Mazoku tomo acción. Una tormenta de
arena fue arrojada detrás como acelerando en su dirección. Esa velocidad
destellante era a un nivel diferente a lo que había mostrado previamente.
Una visión de su cuerpo siendo cortado
en pedazos pasó ante sus ojos: la fuerza y velocidad del ataque envió su espada
a volar, su cuerpo indefenso a la cara de aquellas feroces garras.
Sin embargo, eso era solo presumiendo
que Reiji estuviera en la “situación actual” para continuar, por supuesto―
“Burn Boost…”
El mana comenzó a circular con su cuerpo
con el elemento fuego reaccionando a su llamado.
El
poder está a mi alcance.
Esa invocación sin sentimiento llenó su
cuerpo con poder. Magia de refuerzo.
Con la flama envolviendo su cuerpo, el poder
se desplegó en abundancia. Ese desbordante, y omnipotente sentimiento se tornó
en una luz brillante que disparo hacia su enemigo.
――■■■■■■!?
La expresión en el rostro del Mazoku,
cargando hacia él, cambio.
Habia estado seguro de su victoria. Ese
juicio, sin embargo, había sido incorrecto. Esta era la primera vez que Reiji
invocaba este refuerzo mágico durante esta confrontación.
“¡Oooooooooohhhhhh!”
A pesar del poder mostrado por Reiji, el
Mazoku mantuvo la confianza en su victoria. Demandando un precio por su
arrogancia, Reiji ignoro el extraño grito del Mazoku, y rugió a si mismo,
elevando su fuerza a otro nivel, y empuñando su espada, corto directamente la
cabeza del enemigo viniendo.
… Con las flamas de ámbar muriendo, las
pequeñas partículas de polvo que habían sido casteadas en el aire se tornaron
en nada. Confirmando que sus enemigos estaban ahora erradicados, Reiji jadeo
por aire.
“Fuu… 
Parece que es hoy es otra victoria.”
―Antes que Suimei hubiera dejado Mehter.
El equipo de Reiji, había dejado el
palacio, no había ido directamente a su destino final – el Maou – sino en su
lugar se dirigieron a los Territorios Autónomos Unidos Sadias.
Tal vez parecía haber nada para evitar o
huir del Maou, pero había una razón para la desviación por el propósito de
porque habían sido traídos a este mundo.
Mizuki y Reiji habían sido convocados
del pacifico Japón, y entonces podría decirse que gravemente carecían de
experiencia en combate. La cosa más cercana que han experimentado al combate
real habían sido las secciones de entrenamiento en el palacio.
Subsecuentemente, ellos tenían que
confiar en el entrenamiento que habían recibido, en el poder que se les fue
otorgado por el proceso de convocación, y la magia que habían aprendido,
entonces la derrota era esencialmente inevitable.
Para remediar este déficit, fueron
tomadas más rutas que podrían ser incapaces para ellos para ganar la
experiencia que era necesaria.
Esto podría simultáneamente sacar
pequeñas partes de las fuerzas del Maou, otro positivo. Para obtener un arma o
un encantamiento para sus habilidades más allá, habían decidido dirigirse
primero a Sadias para conocer a una de las Siete Espadas que habían sido
estacionadas ahí.
Habían sido emboscados a lo largo del
camino, resultando en la batalla que justo había concluido.
…Su espada de orichalcum, bañada en
sangre de Mazoku, parpadeaba brillantemente.
Con un vistazo en su espada, una espada
sagrada de primer grado de Sadias, dispuso el final del Mazoku. Confirmando que
había dado su último aliento, corrió al lado de Mizuki.
“¿Mizuki, estas bien?” (Reiji)
Notando que sus hombros temblaban
jadeando por aire con un rostro cenizo, Reiji dio voz a su consciencia.
El sabor después de la batalla parecía
no gustarle aun.
“Oh, si. De alguna forma. Es solo que…”
(Mizuki)
“Solo qué…?” (Reiji)
“Así que eso… es una batalla con el
enemigo…” Mizuki aun luchando, con su rostro aun pálido.
“…Ah.” (Reiji)
Reiji asintió firmemente.
Llegados a este punto, habían luchado
con numerosos monstruos ya. Este era un mundo de fantasía con incontables
regiones sin descubrir. Junto con esas líneas, habían sido vistos y atacados
por varios predadores que no existían en su mundo original.
Eliminando a aquellos para su progreso
hacia adelante parecían ser un asunto de vida en este mundo. Y de hecho, había
solo hecho justo a ese progreso en este punto.
Sin embargo, nunca antes Mizuki había
tomado parte en la batalla actualmente. Había sido el juicio de los caballeros
que los acompañaban que era mejor para ella primero familiarizarse con los
rigores de la batalla, y así había sido una estudiante pasiva hasta ahora.
Su afinidad en la magia ya había llegado al
punto donde rivalizaba con Titania y él mismo, y había incluso aprendido
hechizos de clase avanzada.
Pero nada de eso cambio el hecho que era
aún una joven chica de Japón.
En su otro mundo, esto podría dicho a
ser la democracia con al menos hacerlo con la batalla. Ante el asunto de
habilidad de combate incluso entrando en la ecuación, su resolución a
participar en la batalla era de lejos más importante.
Y así ella necesitaba algo de tiempo
para ajustarse. Entonces esto se había vuelto su primera experiencia verdadera
en tomar parte en batalla a su lado.
“Mizuki. Aun creo que es mejor que no te
fuerces a ti misma…” (Reiji)
Una vez más Reiji expreso los
sentimientos sinceros de su corazón: en verdad no creía que fuera necesario que
ella peleara también.
Mizuki, sin embargo, sacudió su cabeza,
rechazando su preocupación.
“No. Simplemente esperar y mirar no es
algo que pueda hacer. Es verdad que esta es mi primera vez, y es verdad que el
Mazoku da miedo increíblemente, pero la razón entera de por que vine fue para
ayudarte.” (Mizuki)
“Mizuki…” (Reiji)
“… Aunque incluso si digo eso, tengo que
decirlo… eres asombroso. Reiji-kun, es como si fueras adecuado para esto desde el
comienzo.” (Mizuki)
“No hay forma que sea verdad. Cuando
recién comencé, también, sentí que la batalla era una cosa en verdad terrible.
Incluso ahora más que ser adecuado, mi corazón aún está golpeando mi pecho.”
(Reiji)
Aquellas no eran palabras vacías para el
reconforté de Mizuki – eran la verdad. Justo como Mizuki, no había sido él
capaz de quitarse el miedo que venía con la batalla.
Aunque había venido para expresar el
propósito de derrotar al Maou, pero después de encontrar a los terribles, e
inhumanos seres de ‘sus’ soldados, en su corazón, sintió que la tarea ya había
excedido los lazos de su habilidad. Recientemente, no había sido capaz de
esquivar la incertidumbre que estrujaba su corazón y la segunda suposición que
había llenado sus pensamientos.
…Suimei.
Repentinamente, el rostro de su amigo
apareció en su mente.
Su amigo, de vuelta al palacio – Yakagi
Suimei – había visto la realidad de la situación. “Hablar es fácil, de hecho
hacerlo es casi imposible”, lo recordó. Ahora parece que era de hecho la más
acertada palabra para la situación.
Cuando se comparó consigo mismo, que
había obtenido un poco de poder había pensado de sí mismo como invencible―
Actualmente, era probablemente debido a
que
Suimei no había recibido el don del poder que había sido capaz de
mantenerse claro y discernir con precisión en solo lo que había sido puesto
sobre sus hombros y en el camino que había elegido.
En ese momento, sus propios ideales lo
habían cegado. Colocándose en circunstancias extraordinarias, usando su vista
desarrollada por el mundo moderno para juzgar este mundo de fantasía, fue tonto
de su parte.
La desesperación plagaba a la gente de
este mundo, llorando por un salvador, y las palabras de alarde asegurando que
él podría tomar ese sentimiento que podría hacer lo que sea. Un decepcionante,
e impreciso sentimiento.
Había subestimado el terror que plagaba
este mundo.
Pensó que no sus acciones no podrían ser
descritas sino como “tonterías”, esa era la única palabra que parecía apropiada
para describir lo que había hecho.
Si continuaba bajando por este camino,
entonces quizás podría cambiar. El miedo continuo sosteniéndolo en la brecha –
carecía de experiencia y técnica. Él actuó ahora para fortalecerse a sí mismo,
para compensar su debilidad tanto como fuera posible antes del momento cuando
pudiera retar al Maou.
Sus pensamientos, aunque superficiales,
fueron acompañados por un plan.
―Eso no tenía sentido, el hecho que no había pensado las cosas no
podría desaparecer, no podía olvidar el pecado de involucrar a su amiga
envuelta en todo esto.
Lo
siento…
A Mizuki, él bajo su cabeza con ella aun
pidiendo aire, Reiji se disculpó de nuevo. Ya se había disculpado tantas veces
que comenzó a molestarle a ella, y así esta vez, se disculpó solo con su
corazón.
Con eso dicho, sabía que su disculpa
solo era para salvar sus sentimientos de culpa. Lleno de frustración por su
propia debilidad, Reiji sin duda continua haciendo así.
“… ¿Deberíamos ir a algún lado?”
(Mizuki)
“… Seguro.” (Reiji)
Tomando a Mizuki, que había dado la
idea, con eso, Reiji dejo el campo de batalla de cadáveres.
“―¡Mizuki! ¡¿Estas bien?!” una joven
chica grito en las cercanías, no era otra más que su acompañante, Titania.
Ella y los caballeros con ella habían
sido dispersados por el Mazoku que había aparecido de la nada. Ella esta al
lado de un caballero de mediana edad, y corrió hacia ellos.
“Mm. Estoy bien.” Mizuki respondió.
“Gracias a la diosa… No pareces haber
sido herida, ¿cierto?” (Titania)
“Porque Reiji-kun estaba conmigo.”
(Mizuki)
Ellos se sostuvieron uno al otro
ligeramente al hablar. Una sonrisa de alivio se encontró con una sonrisa de
coraje, finalmente trayendo una sensación de calma al aire.
“Buen trabajo, Tia.”
De pie a su lado, Reiji ofreció palabras
de elogio.
“Gracias por su consideración,
Reiji-sama.” Ella dijo en respuesta, inclinándose.
“No es nada. Buen trabajo al final
también, Gregory-san.” (Reiji)
El caballero de mediana edad que era su
constante acompañante – Gregory – se encontró con las palabras de Reiji con su
típica manera solemne.
“No del todo. Estoy simplemente haciendo
mi deber de apoyar a Su Alteza. Me halaga.” (Gregory)
“Oh, no digas eso” dijo Reiji, refutando
su modestia.
“Usted me halaga.” Fue de nuevo la
respuesta de Gregory, bajando su cabeza.
“De todos modos, Tia. ¿Cómo fueron las
cosas al final?” (Reiji)
“Cierto. Terminamos justo a tiempo. No
hay un solo Mazoku dejado aquí.” (Titania)
“Eso es por ti Tia. Eres tan confiable.”
(Reiji)
“No es nada comparada con Reiji-sama.
Con eso dicho―”
“¿Qué pasa?”
“… Nuestros caballos fueron todos
asesinados. Mis sinceras disculpas.” (Titania)
“… Oh. Aunque lo siento por los caballos
que han hecho lo mejor para llevarnos hasta ahora, siempre y cuando tú y los
otros estén a salvo, Tia, eso es lo que importa.” (Reiji)
“Reiji-sama…” (Titania)
Titania fue conmovida por sus palabras
de coraje. Perder los caballos podría afectar grandemente su movimiento a este
punto, pero Reiji había elegido en lo delegar el hecho que ni una vida humana
fuera perdida.
Repentinamente, una voz problemática
hablo.
“… Así que Titania ya está acostumbrada
a la batalla.” (Mizuki)
“Si. Mientras no puedo decir que mi
experiencia es plena, tengo algunas medidas de combate actual y experiencia.”
(Titania)
Las palabras de Titania evocaron una
extraña expresión en Mizuki.
“Eres una princesa tan honesta. ¿Por qué
tienes experiencia en batalla?” (Mizuki)
“Al momento que se decidió que sería
convocado un Héroe, decidí estar a su lado. Entonces, hice la preparación para
mí misma estar de acuerdo a esta eventualidad.” (Titania)
“Lo entiendo ahora…” (Mizuki)
Mizuki expreso su entendimiento.
Titania era, después de todo, la
princesa de una nación. Aunque sus circunstancias eran decididamente
diferentes, había esperado que Titania podría ser des involucrada con el
combate, como ella. Al mismo tiempo, penso, que ella entendería que en un mundo tan
cruel como este, tarde o temprano, la batalla podría encontrarla.
Titania había continuamente tomado parte
en los equipos de caza de monstruos, peleando al lado como un mago. Su aire
noble y su porte digno eran sin duda, la fuerza y determinación de uno que
había experimentado combates reales siempre adornados con esta joven mujer
desde el comienzo.
La razón de esto era ahora entendible.
Su voz preocupada fue tapada al final,
una manifestación de su carencia de confianza. Era un pensamiento que había
arrancado y caído detrás de aquellos que caminaban a su lado, aunque dando a
Mizuki, tal cosa era solo a ser esperada. Reconociendo el malestar de Mizuki,
Titania ofreció palabras de alivio.
“Mizuki. Por favor no te sientas mal.
Cuando recién comencé, era justo como tú. O más bien, peor a lo mucho.”
(Titania)
“… ¿En verdad?” (Mizuki)
“Absolutamente. Cuando intente por
primera vez aclimatarme a la batalla, no es nada comparado a lo que pienso
ahora. Al final de mi primer batalla, caí de rodillas, colapsando en el piso.”
(Titania)
“¿En verdad? ¿Pero eres tan familiar con
la batalla?” (Mizuki)
 “Eso es porque ya he acumulado un injusto
montón de experiencia de combate. Debido a que conozco que si voy a ir a
acompañar al Héroe en sus viajes, no podría solo continuar siendo así.”
(Titania)
“¿Y es por eso que eres así ahora?”
(Mizuki)
“Exactamente. Eso es bastante.”
(Titania)
“Okey” Mizuki asintió fuertemente, un
poco más o menos aliviada.
Mirando a las dos apoyarse entre sí,
Reiji no podía evitar sino sentir su espíritu elevarse.
Quizás las cosas en verdad podrían
funcionar.
Mizuki, que hasta hace poco podía
mantenerse a sí misma, parece estar bien ahora. Su sentido de auto-preocupación
no había desaparecido completamente aun, pero ella había sin duda manejado de
nuevo para levantar su coraje.
Era entonces, con el humor que había…
Que sabía porque, pero Mizuki frunció de
nuevo, algo le molestaba una vez más. Solo
cuando su humor finalmente mejoro. ¿Qué es lo que pensara?
“Me pregunto si Suimei-kun está haciéndolo
bien…” (Mizuki)
Con eso, Reiji entendió lo que le
preocupaba a ella.
Y así.
“Suimei, huh. Definitivamente dijo que
estaba planeando dejar el palacio en solo un poco…” (Titania)
“Hmm. Fuera de la ciudad… Los distritos
inmediatos fuera de la ciudad podrían estar bien, pero hay varios peligros en
las áreas junto al camino. Incluso si deja la ciudad, siempre y cuando no se
pierda lejos, no debería preocuparse por los monstruos.” (Mizuki)
“¿Es eso así? Aunque el rechazo la
invitación para unírsenos, no creo que viaje solo. Eso digo, pero sin la
bendición de la diosa que usted tiene, Reiji-sama, o la instrucción mágica que
tiene usted, Mizuki, estoy preocupada por eso. Si deja la ciudad y corre a los
monstruos, no puedo imaginar el infierno que pasara para defenderse a sí
mismo.” Titania dijo con una mirada preocupada.
Era justo como ella había dicho. No
podía pensar que ese Suimei podría viajar solo, pero pensaría en sus materiales
necesarios – comida y agua, la distancia necesaria para viajar, y el peligro al
que enfrentarse, entendía que las chicas estuvieran preocupadas.
Eso era sin duda, que había aun una
ligera diferencia entre la manera que él y las chicas veian las cosas.
“No, Suimei debería estar bien.” (Reiji)
“…? ¿Por qué puede decir eso,
Reiji-sama?” (Titania)
“Suimei conoce kenjutsu. Incluso si vaga
en las afueras, ciertamente podría lidiar con los obstáculos fácilmente.”
(Reiji)
Titania fue impactada con su respuesta
inesperada.
“¿Suimei sabe cómo usar la espada?”
(Titania)
“Sip.” (Reiji)
Reiji reafirmo este hecho al mirar al
par. Estaba sorprendido al ver que Mizuki parece haberse sorprendido también,
su mirada fue a encontrarse con la de ella solo para sacudir la cabeza como si fuera la
primera vez que escuchaba eso.
“Pero Reiji-kun, ¿Suimei-kun no es un
miembro del club de kendo?” Mizuki pregunto.
Como ella dijo, Suimei no era un miembro
del club de kendo, sino más bien del auto-proclamado “club irse a casa”. Por lo
que Suimei le había dicho, había pasado a eso por razones familiares, y entonces
era incapaz de participar normalmente en actividades del club.
Titania, que era obviamente incapaz de
saber que significaba ser un miembro del club irse a casa, estaba visiblemente
confundida, así que Mizuki le explico.
Reiji hablo luego.
“Por lo que entendí, no toma parte en
actividades del club, sin más bien entrena en un dojo cercas a su casa.”
(Reiji)
“¿Hmm? Había un dojo cercas de ahí…?”
(Mizuki)
“Si. Un dojo que enseña auto-defensa.”
Él respondió en secuencia, el mapa de su ciudad paso a través de su mente al
hablar.
Con eso, Mizuki parece repentinamente
recordado una cierta locación.
“Oh, ¿ese lugar? ¿No es ese una clase de
auto defensa dirigido para mujeres? Es en verdad bien conocido, pero por lo que
he escuchado, ¿no es un dojo de kendo?” (Mizuki)
“Sip. La señal dice que enseña
auto-defensa, pero originalmente era un dojo que practicaba una antigua arte
marcial. Varios voluntarios fueron pasando con diferentes tipos de técnicas.”
(Reiji)
“¡¿En verdad?! ¡¿Es ese tipo de lugar?!”
(Mizuki)
“Eso es lo que Suimei dijo, de todos
modos…” (Reiji)
“No puede ser… Hay unas pocas chicas en
nuestra clase que van ahí… Antiguas artes marciales…” (Mizuki)
Sus pensamientos explicándose no
paraban, Mizuki parecía pensar a través de todo en sorpresa. Ella sabía de su
auto-defensa, pero nunca noto que era tan extenso.
Para ser justo, ese tal lugar existía
cercas que era más allá del esperado. Cuando lo supo por primera vez, grito en
sorpresa.
“Acaso eso significa que Suimei-kun es
un sucesor de un antiguo arte marcial, ¿Cómo un personaje de un manga?”
(Mizuki)
“Eso parece ser el caso, si.” (Reiji)
Esta vez, Titania era la que hablo.
“Por lo que han dicho, Suimei parece ser
un artista marcial.” (Titania)
“Mm. Eso digo, en nuestro mundo es un
lugar pacifico, y no puedo compararlo con alguien que aprendió combate aquí. En
cualquier caso, Suimei es un espadachín. Eso es seguro.” (Reiji)
“Ya veo. Mi impresión de él era
completamente desconocida con la violencia. Esto viene a ser ciertamente
bastante sorpresivo.” (Titania)
“Definitivamente. Justo como lo miran,
no puedo decir del todo, pero por lo que se, sus habilidades deberían ser a un
nivel asombroso.” (Reiji)
La verdad era, cuando vino a los
precisos detalles, Reijo no era del todo claro tampoco.
Nunca visito el antes mencionado dojo, y
aunque pelearon lado a lado, Suimei naturalmente nunca había usado su esgrima
en aquellos momentos. Entonces Reiji nunca había visto las habilidades de
Suimei actualmente.
A Titania, sin embargo, le paresia cierto que
Reiji estaba siendo demasiado optimista.
“Incluso así, no creo que eso sea
suficiente para determinar si él estará bien.” Refuto.
Su voz sostenía un notable rastro de
incertidumbre, quizás porque imaginaba que tipo de problemas tal vez
encontrara. Además, él había admitido, la esgrima solo no podría ser suficiente
para garantizar su seguridad.
En verdad, Suimei nunca antes había
luchado con un monstruo, y fueran o no técnicas desarrolladas para su uso en
humanos podrían no tener uso contra monstruos a su vez.
Subsecuentemente, parece imposible
garantizar que Suimei podría estar bien.
Sin embargo.
“Aún no he dado la imagen completa,
Suimei es el tipo de chico que al menos nunca muestra alguna abertura… Mientras
a veces puede ser bastante descarado, fundamentalmente es una persona muy
cautelosa.” (Reiji)
“¿Quieres decir que podría ser capaz de
escapar incluso si corre entre monstruos? Por lo que he escuchado, aunque, la
vasta mayoría de gente simplemente se congela al punto que huyen y se resignan
ante un monstruo.” (Titania)
“Eso, huh. Si es Suimei de quien
hablamos, ese tipo de atmósfera opresiva tal vez sea buena como una gentil
brisa.” (Reiji)
“En verdad…” (Mizuki)
Mizuki dudo, incapaz de creer sus
palabras. Era porque ahora entendía solo que tan peligroso este mundo era en
verdad porque ahora tenía tal expresión.
Sin duda, era verdad que Suimei era el
tipo de persona que no parece conocer lo que significa la palabra miedo. Una
vez antes, había sido rodeado por un grupo de maleantes. ¿Su respuesta? Sin la
más mínima pizca de ansiedad, simplemente dijo, “¿Qué? ¿Eso es todo?” Cuando
los enfrento con violencia, de comienzo a fin, nunca perdió un poco de calma. ―Pero
suficiente de eso por ahora.
Además,sabía como Reiji, nunca tomo a
sus enemigos directamente. Para ser franco, era el tipo de persona que
disfrutaba explotando su debilidad. En esa nota, cuando vino el momento de
lidiar, Suimei era varias veces superior.
“De todos modos, es por eso que no estoy
preocupado por eso.” (Reiji)
“Si usted dice así, Reiji-sama.”
(Titania)
Declarando eso ella no debería pensar el
asunto más allá, Titania tiro el tema.
Mizuki, sin embargo, repentinamente
volteo, parece haber visto a través de algo.
“… Así que, Reiji-kun. Suimei-kun ha
dicho algo como ‘¡Soy Yakagi Suimei, un espadachín de tal-y-tal escuela!’ ¿O ha
incluso mostrado algunas increíbles habilidades de espada?” (Mizuki)
“¿Huh? No, eso es un poco…” (Reiji)
“¡Estamos hablando sobre artes marciales
antiguas! ¡Antiguas artes marciales! ¡Habilidades que completamente abruman a
los tipos de hoy en día, supremas técnicas desarrolladas solo para el propósito
de tomar vidas!” (Mizuki)
Juzgando por su loco fervor, ¿solo que
tipo de ilusiones tenia Mizuki sobre antiguas artes marciales? Aunque cuando
viene a la naturaleza de esas técnicas, no podría negar que eso significaba el
matar, eso aun así no garantizaba que fueran a un nivel completamente por
encima de las artes marciales actuales.
De todos modos, por lo que escucho de
Suimei, no había en verdad alguna mayor diferencia entre lo que aprendió y lo
que era actualmente enseñado en el kendo.
Sin embargo, Tia miraba creyendo a
Mizuki completamente.
“Te-tecnicas de asesinato…?” (Titania)
“¡Sip! ¡Exactamente, Tia! Las artes
marciales antiguas fueron diseñadas con el asumir que una pelea podría empezar
en cualquier momento. ¡También! ¡Ambos lados golpearan al mismo tiempo y la
victoria y derrota serían determinadas con un solo golpe! ¡Estamos hablando
sobre esgrima que ha llegado al nivel de dios!” (Mizuki)
“…!” (Titania)
Abrumada por las palabras de Mizuki y su
intensa expresión, Titania trago saliva.
De
todos modos, dejando todas esas cosas ridículas juntas… ¿Qué tipo de demoniaco
arte marcial como Asura se supone que sea ese?
“… grandemente, no creo que Suimei-kun
es que tenga tal nivel.” (Mizuki)
“O-oh…” (Titania)
Algunos momentos después la cansada
Mizuki termino, por solo dios sabe porque razón, repentinamente inflo sus
mejillas, refunfuñando.
“¡Hpmh! ¡Suimei-kun es definitivamente
un chuunibyou! Escondiendo sus verdaderos colores como eso ¿Cómo poner esto?
¿Es tan injusto?” (Mizuki)
Así que eso fue lo que hizo molestarla.
No era mucho de que estaba enojada por el hecho que él escondía sus
habilidades, sino que estaba celosa de como secretamente fue y aprendió
técnicas de esa naturaleza.
Sin embargo.
“I-incluso si dices eso, Suimei no dice
cosas chuuni como tú, Mizuki, así que no puedes solo asumir que él es un chuunibyou…
Oh.” (Reiji)
Fue solo después que hablo la palabra
prohibida que noto lo que había dicho.
Mirando a Mizuki, vio su sonrisa tomar
un tono siniestro.
“Re〜i〜ji〜kun〜” (Mizuki)
“¡Lo-lo-lo siento! ¡Solo se me fue!”
(Reiji)
“¡Lo prometiste! ¡Olvidar absolutamente
todo eso!” (Mizuki)
“Ci-cierto.” (Reiji)
De hecho, previamente le advirtió nunca
mencionarlo de nuevo. El pasado de Mizuki que quería desesperadamente mantener
en el pasado. Usando sus palabras, eso era “el jardín secreto” de la chica.
Titania, en la otra mano
“Mizuki. ¿Qué es lo que significa
‘chuunibyou’?” (Titania)
“¡¿Uwa?!… Eso, um, bueno…” (Mizuki)
“¿Qué tipo de cosa es? ¿No me digas que
es algún tipo de terrible enfermedad?” (Titania)
(TN: El último kanji de chuunibyou (中二病), significa enfermedad o trastorno (病))
“¡S-s-si! ¡SI! ¡Es eso exactamente! ¡Es
algo que la vasta mayoría de los pre-adolecentes en nuestro mundo sufren! ¡Una
viciosa enfermedad que deja terribles secuelas!” (Mizuki)
La pregunta de Titania arrojo a Mizuki
al pánico, y respondió frenéticamente mientras lo acompañaba con gestos
salvajes como si intentara arrojar lejos el asunto con una mentira.
Aunque Mizuki parecía determinada a
prevenir la discusión de este tema a toda costa, pero para ser honestos, esto
fue en verdad solo a consecuencia de sus propias acciones.
Sin duda, tuvo éxito en persuadir a
Titania, y esa línea de discusión llego a su fin.
En su lugar, la expresión de Titania se
tornó repentinamente seria.
“Hay otra cosa a la que necesitamos preocuparnos,
de hecho. Concierne al Mazoku.” (Titania)
“Si, ahora que lo mencionas, eso es
correcto. ¿Qué estaba haciendo el Mazoku en un lugar como este de todos modos?”
(Reiji)
“Mazoku, huh…” (Mizuki)
“Si.” (Titania)
Titania asintió.
Justo como Mizuki había apuntado, este
había sido el problema desde el momento que el Mazoku había primero aparecido y
atacado. Ahora que el Mazoku había sido derrotado y las cosas se habían
calmado, ellos finalmente tenían el lujo de tiempo para considerar el asunto.
Este era la primera vez que el tema
había sido puesto.
Regresando al Mazoku con el que hace
poco pelearon, Mizuki lo vio antinatural. Reiji procedió a hablar de nuevo,
respondiendo la pregunta que él mismo había puesto.
“El Mazoku ya ha invadido Nelferia, ¿no
es así?” (Reiji)
“¿E-eso es verdad?” (Mizuki)
“Mm. Si piensan sobre eso, eso parece
ser lo eventualmente con la más alta probabilidad, ¿no? La presencia del Mazoku
aquí podría sugerir esto.” (Reiji)
Reiji dio voz a su conjetura, la cara de
Mizuki se congelo.
Eso era solo natural. Ella aún no era
acostumbrada a la batalla, y estaba ahora confrontando la posibilidad de que la
batalla con el Mazoku podría ocurrir en el futuro cercano. El Mazoku era una
entidad de nivel diferente de los monstruos y bestias mágicas después de todo.
La magia de Mizuki ya había mostrado ser
capaz de destruir monstruos. Cuando vino el Mazoku sin embargo, fue imposible
para ella incluso ser capaz de quemarle. Eso al menos había sido tal caso con
el ejemplo del Mazoku.
Así que por supuesto se sentía insegura.
Sin embargo, Titania rechazo esa
hipótesis.
“No. Al menos por ahora, no puedo decir que la probabilidad de eso sea tan alta” (Titania)
“¿Qué te hace decir eso, Tia?” (Reiji)
“Bueno, como has dicho, Reiji-sama,
estamos ahora en las fronteras del Imperio. Ver al Mazoku aquí podría
ciertamente levantar tales pensamientos que justo has expresado. Sin embargo,
en realidad, el Mazoku no ha hecho mucho luego de atacar Noshias. En orden de estar aquí, ellos deberían tener que pasar primero a través de otras dos
naciones y una montaña. Una marcha como esa es complemente sin precedentes.”
Mizuki dio su acuerdo con Titania.
“Eso es correcto. Incluso si la fuerza
de su ejército marcha todo el camino aquí, eso solo significa que pasaron por
los otros, de todos modos.” (Titania)
“Considerando que no atacaron a las
otras dos naciones mientras venían tan lejos, si ellos quieren atacar Mehter…
Bueno, eso debería ser imposible, ¿correcto?” (Mizuki)
“Correcto” (Titania)
Titania asintió. Justo como ella dijo,
el movimiento de una tropa a gran escala de esta naturaleza seria completamente aislada y era simplemente una invitación al desastre. Típicamente, cuando se moviliza
un gran número de tropas, cuidan primero el asegurar la existencia de fuentes de
alimento y un camino abierto para refuerzos, y solo entonces tomarían acción.
Tomando acción sin asegurar que haya
requerimientos logísticos sin ser encontrados solo podría resultar en el
ejército siendo estrujado. Cortados desde toda asistencia de esta manera
podría eventualmente resultar en ser rodeados por sus enemigos. Este estilo de
batalla era extremadamente hilarante pero no desventajosa.
Y aun así.
“Y aun así, es innegable que el Mazoku este aquí. Incluso si el ejército del
Mazoku no fue capaz de penetrar tan lejos, es sin duda un hecho indiscutible
que el Mazoku está aquí.” (Reiji)
“Eso es verdad. Ese es el problema real,
no es así…” (Mizuki)
“Espías… ¿Una posibilidad son espías?”
(Reiji)
“Espías…?” (Titania)
“Ellos, um, es como llamamos agentes
secretos en nuestro mundo.” (Mizuki)
“Oh, ya veo. Pero―” (Titania)
“Si, no creo que eso sea tampoco.”
(Reiji)
Respondió Reiji, antes de que Tia pudiera
terminar, dejando a Mizuki confundida.
“¿Por qué?” (Mizuki)
“Si estuvieran envueltos en ese tipo de
tarea, no deberían habernos emboscado. Si fueran espías, ellos podrían haber
cambiado con trampas alrededor del perímetro. Abandonar su misión solo para
emboscarnos no tiene ningún sentido.” (Reiji)
“Cierto. Especialmente ya que vinieron
aquí en pequeños números, eso no garantiza el hecho de ser capaces de
matarnos.” (Mizuki)
“Si. Es concebible que pudieran
atacarnos a nosotros si ellos supieran que este era el equipo del Héroe, pero
no parece ser que lo supieran.” (Reiji)
De hecho, la batalla justo ahora había
sido perfectamente a tiempo. Esta había sido una trampa eso era indudable. Si
el plan había sido en verdad intencionado a derrotar al Héroe, entonces sus
números no serían tan pocos. Por esa razón, había una alta probabilidad que no
estuviera conscientes de su identidad como Héroe.
“Pero si eso es verdad, entonces que
era” Titania murmuro para si misma, sus cejas se fruncieron como un intento de
desmenuzar la confusión ante ella.
Reiji volteo al caballero de mediana
edad, “¿Qué es lo que piensas, Gregory-san?”
En respuesta a su pregunta, este
veterano bajo su cabeza en disculpa.
“… En verdad lo siento, pero intentarlo
tal vez, no puedo entender cómo es que piense el Mazoku.” (Gregory)
“¿No hay nada que puedas notar? Algún
detalle, grande o pequeño, podría ayudar.” (Reiji)
“… Yuusha-dono. Más que eso, creo que es
más importante que primero dejemos este lugar.” (Gregory)
Gregory, que no había ofrecido una
concreta opinión hasta este punto, repentinamente sugirió la retirada.
¿Acaso
pensó sobre algo?
“¿―Es eso porque hay otro Mazoku en el
área?” (Reiji)
“N-no. No creo que sea así…” (Gregory)
“…?” (Reiji)
Parece
que no es como eso.
Reiji continúo.
Algo
parece extraño.
Gregory, había justo negado que había
Mazoku en el área, sin duda parece presionar por alguna razón. Reiji había
originalmente pensado que él hizo la sugerencia después de haber sentido
peligro. Viendo que no era el caso, a pesar, ¿solo que había puesto esa
reacción en él? Si no hay un Mazoku, ¿entonces porque era tan importante que
ellos se fueran con tal prisa?
Titania hablo.
“Gregory. Aunque estoy de acuerdo con la
necesidad de movernos a un lugar seguro, pero nuestra prioridad es aun tratar
de entender lo que el Mazoku está intentando hacer aquí. Actuar sin cuidadosa
consideración es incluso más peligroso para crear tales circunstancias.”
(Titania)
“… Como usted diga, Su Alteza.”
(Gregory)
Gregory fuertemente bajo su cabeza en
acuerdo.
Parece como que acepto el asunto. Pero
sin duda, Reiji no podía sacudir el sentimiento que escucho algo en las
palabras del hombre, un rastro de impaciencia y ansiedad ahí. Solo que lo
estaba causando…
“…Tia. ¿Es posible que el Mazoku
estuviera fuera de las fronteras desde el norte?” Reiji pregunto, de nuevo
explorando otras venidas de consideración.
Si hubiera otro Mazoku, separado desde
las afueras de la frontera norte, entonces no sería imposible imaginar que
encontraron su camino aquí.
“No. Creo que no es como eso. Con el
poder de los héroes previamente convocados, el Mazoku de este mundo fue forzado
más allá al norte. No debería haber nada ahí tampoco… Si las legendas que han
sido pasadas por generaciones son correctas, eso es.” (Titania)
“¿Legendas?” (Mizuki)
“El registro descrito que menciona los
esfuerzos pasados de héroes. Después que el Héroe derroto al Maou, las fuerzas
de cada nación tomaron la oportunidad para aniquilar a los Mazokus. Los
restantes Mazokus fueron forzados a los profundo de las inhóspitas tierras más
allá del norte… Esa es la última pieza de tierra resisten a prevenir los
ataques a humanos, y al final, la humanidad consigue la meta de cazar a los
Mazokus a la extición.” (Titania)
“Ya veo…” (Reiji)
Si eso fuera verdad, entonces era de
hecho imposible para el Mazoku existir siquiera.
Pero en ese caso.
“Hay un montón de cosas que no tiene
sentido.” (Mizuki)
“Si.” (Reiji)
Reiji estuvo de acuerdo al exasperado
murmullo de Mizuki. Su discusión había probado ser infructífera, y no había
dejado ni una pista.
En ese momento, escucharon el sonido de
alguien corriendo hacia ellos desde lejos.
Y entonces.
“¡Y-Yuusha-sama!” (Caballero)
Por motivo de hacer al grupo notar su
presencia, una voz llamo. El dueño de la voz era un joven caballero asignado
con la misma tarea que Gregory: proveer apoyo a Reiji que aún se acostumbraba a
las maneras de este mundo.
En orden de matener el contacto con el
palacio, miembros del equipo podrían a veces dejar el grupo, tomando la
responsabilidad de jugar de mensajeros. Esta vez, parece que había sido su
turno, sustituyendo a Gregory que lo había hecho antes…
El joven caballero desmonto su corcel
mientras se inclinaba.
“Rofrey-san.” (Reiji)
“He regresado.” (Rofrey)
“Rofrey, ¿no estás herido?” (Titania)
La pregunta casual de Titania tomo a
Rofrey por sorpresa, y tartamudeo, “U-u-un caballero como yo hacer a la
princesa preocu―”
“Rofrey.” (Gregory)
“¡S-Si! Lo siento, pero antes de eso,
sobre esto…” (Rofrey)
Gregory aclaro su garganta, enviando al
joven caballero al pánico, después de finalmente manejar para recobrarse de su
estado de incoherencias.
Reiji dijo al joven con una mirada
franca.
“Oh, lo viste. El Mazoku nos atacó justo
hace poco, así que los eliminamos.” (Reiji)
“¡¿Esos eran todos?!” (Rofrey)
‘Esos’ era referencia a los cadáveres de
los Mazokus que estaban tendidos en la batalla, parece que Rofrey había visto,
juzgando por su cólera comenzada.
Aunque ya los había visto, aun hacía un
gran escándalo sobre eso. Definitivamente una persona en verdad expresiva.
“S-si.” (Reiji)
“¡Como esperaba de Reiji-sama! …Oh, lo
siento. Mis disculpas.” (Rofrey)
…Prácticamente lo había gritado. ¿Podría
ser mejor describirle como una persona vivaz o alguien que no esconde sus
emociones en sus mangas?
En cualquier caso, mirándolo a él, era
claro que había algo que quería decir.
“¿Cuál es el asunto? Ha sido un gran
escándalo incluso desde que viniste aquí. ¿Y dónde está Luke? Ustedes dos
fueron juntos para encontrarse con el personal de comunicación. ¿Por qué no ha
regresado?” Gregory agrego.
“Señor. Ahora hago mi reporte, que
incluye el antesmencionado objeto.” (Rofrey)
Rofrey tomo un profundo respiro y
entonces continúo.
“Aunque esto es un poco repentino, pero
necesitamos que dejen esta área inmediatamente.” (Rofrey)
“¿Y porque es eso?” (Titania)
“El Mazoku general parece ya haber
pasado a través de las naciones de Thoria y Shardock e incluso ahora está al
norte de la frontera de Aster.” (Rofrey)
Con rostro estrecho, Rofrey dio este
reporte paralizante. Thoria y Shardock son naciones al norte de Nelferian y
Sadias…
“¡¿Qué?! ¡¿Lo dices en serio, Rofrey?!”
(Titania)
“S-si. Eso es lo que me dijo el oficial
de comunicaciones de todos modos…” (Rofrey)
Rofrey tartamudeo, intimidado por la
presión dejada por Titania por la información.
Sin embargo, Reiji escucho algo en sus
palabras que le molestaron.
“Rofrey-san. Justo ahora dijiste, ‘parece haber’. ¿Qué es lo que quieres
decir con eso” (Reiji)
Reiji persiguió el asunto más profundo.
Desde el comienzo, las palabras de Rofrey habían sido impregnadas con cierto
aire de vaguesa.
¿Había el Mazoku hecho su camino dentro
de Aster o no? Por sus palabras, no podía estar seguro.
“Bueno, eso es porque esto es de acuerdo
a la inteligencia provista por las tropas patrullando la frontera. Hubo rastros
de algo y vino a esta conclusión. Eso es porque no están seguras…” (Rofrey)
“¿Rastros de qué?” (Reiji)
“Pisadas y restos de poder mágico que no
es de algún monstruo.” (Rofrey)
Titania piso después.
“Así que actualmente no han visto al
Mazoku general, ¿correcto?” (Titania)
“Eso es correcto. El enemigo parece
haber sido cuidadoso para esconder sus movimientos. No ha dejado pistas o
reportes de algo que este bajo ataque.” (Rofrey)
Vacilando, Mizuki expreso sus
pensamientos en el asunto.
“… Por lo que sabemos de ellos, ¿no
deberían haber destrozos?” (Mizuki)
Todos asintieron. Eso fue como Mizuki dijo.
Como enemigos de la humanidad, si ellos habían en verdad movilizado sus tropas
al punto de haber roto a través de fronteras nacionales para llegar a este
punto, entonces el propósito de este ataque furtivo había sido para crear caos.
Aunque no era certero que no había otros
motivos alteros para atacar, pero si incluso el general enemigo había llamado a
las armas, entonces otras posibilidad parece no entrar. La más efectiva usaba
de grandes números de tropas para pelear una guerra, después de todo.
Y aun así.
“El Mazoku no tenía aun hecha una ofensiva
a gran escala contra esta nación, sino la existencia de su ejército actualmente
habría sido confirmada. La veracidad de esa información es bastante
cuestionable…” (Reiji)
“¿Quizás el Mazoku que nos ataco fue uno
de esos en cuestión?” (Mizuki)
Cuando Rofrey había advertido del ataque
del Mazoku justto antes, había combinado este conocimiento con la inteligencia habiendo
cargado para llegar a esta hipótesis. Para ser más específico, el Mazoku que
había justo atacado era una parte de la fuerzas del general enemigo.
Ese siendo el caso, su impacto cuando corrió
junto a los cadáveres Mazoku de antes era enteramente entendible.
“Si, eso es como creo también” Rofrey respondió,
de alguna forma triste.
“¿Así que donde esta Luke?” Gregory
interrumpe.
“Está escoltando al oficial de comunicación
al punto de retorno, y entonces regreso a Mehter. Si todo va de acuerdo al
plan, nos encontraremos de vuelta en el territorio del Imperio dos días desde
ahora.” (Rofrey)
“Entiendo.” (Gregory)
“La cosas se han tornado a lo peor.”
Titania ha dicho, mirando estresada.
“Si ese es el caso, entonces nuestras
acciones deberían ya haber sido expuestas al Mazoku. De todos modos, de acuerdo
a lo que justo ha pasado…” (Reiji)
De hecho, si pregunta de antes había
sido ya respondida. La emboscada de ahora era sino una coincidencia, pero algo
que había sido planeado en avance.
En ese caso, ¿Cómo explicar la situación
actual?
“Sera quizás que el Mazoku está precavido
a la convocación del Héroe ¿pero no es familiar con los detalles? Eso podría
tener sentido si interpretamos el ataque de antes como una corta fuerza de
reconocimiento.” (Mizuki)
“Ah…” (Rofrey)
“Eso tiene sentido. En otras palabras, estaban
intentando localizar al equipo de Héroe.” (Titania)
“Correcto.” (Mizuki)
Eso es correcto.
Si la presencia del Mazoku general se
hizo conocida, entonces era posible que el Héroe podría retirarse. Por motivo
de evitar esto, actuo en secreto y disperso sus tropas en pequeñas, explorando
las zonas. Esto perfectamente explica la brecha de la situación que Mizuki,
Titania, y los otros tenían.
…Pero
aun así…
Si ese fuera el caso, entonces cada
unidad podría indudablemente tener una persona a cargo de llevar la información
a los otros. Sin embargo, el equipo de justo ahora no tenía tal.
Parece
que aún es demasiado pronto para una conclusión final…
En cualquier caso, lo que era de más
grande importancia ahora era determinar si fueron o no habían sido ya revelados
por su ubicación.
En contraste con sus propias cuestiones,
Mizuki elevo otra.
“Si el Mazoku está en el área, entonces
estamos en problemas. Dejando de lado el caballo de Rofrey-san, los otros
fueron asesinados por el Mazoku.” (Mizuki)
“Si. La peor situación posible tal vez
solo ocurra, y tal vez no sea posible escapar. Tal vez solo tenemos que enfrentarlo.”
(Reiji)
“Rofrey. ¿Cómo cuantos Mazoku son
estimados a ser?” (Titania)
“Sobre mil, lo peor…” (Rofrey)
“Mil…” (Mizuki)
“…Eso es…” (Reiji)
Mizuki fue dejada sin habla, como Reiji.
Eso era indudablemente un número que no tenía mínima esperanza de derrotar en
confrontación directa.
Aunque el Mazoku de antes había tomado
un buen tiempo para terminarlo. Donde serían rodeados por un ejército de miles,
no serían capaces de prologar eso tanto.
Solo entonces, las palabras de Suimei
una vez más resonaron en su mente.
Mizuki, también, mostro una expresión
dolorosa.
“¿E-entonces no deberíamos irnos justo
ahora?” (Mizuki)
“No. Vagar alrededor sin objetivo no es
una buena idea. Aparte de mi caballo, no hay otros. Si no hemos decidido
nuestro destino en avance, y un plan cuidadoso de comida y raciones de agua, entonces…”
(Rofrey)
Rechazando las palabras de pánico de
Mizuki, la aserción de Rofrey era correcta.
Todos asintieron. Repentinamente,
Titania volteo al callado caballero a su lado, que por alguna razón, no había
ofrecido una palabra de consejo durante esta discusión entera.
“Gregory. ¿Qué es lo que piensas que
deberíamos hacer?” (Titania)
“No…” (Gregory)
Su rostro amargo, su respuesta vaga. La
forma de Gregory había sido extraña incluso antes que el tema del Mazoku
viniera.
…No,
espera solo un momento. ¿Qué fue lo que Gregory dijo antes de todo esto?
Mientras todos habían estado discutiendo
del Mazoku, él se veía extrañamente ansioso el momento entero
Todos voltearon a Gregory, que trato de
esconder la extraña atmosfera había fallado.
“Quizas… es tiempo…” murmuro débilmente.
“¿Gregory?” (Titania)
“… Cuando veo lo que estamos
discutiendo, no hay necesidad de preocuparse.” (Mizuki)
¿Qué en el mundo es esto?
… Su rostro mostro como si fuera a
hablar, las palabras que musito se volvieron el catalizador del primer escándalo
que podría sacudir a este equipo desde que el viaje comenzó.

Isekai Mahou Capitulo 19

Buenas minna, kiel rueda para traer la semana de capitulos, cuando lean esto probablemente la edición para hallowen haya terminado, así que espero y que disfruten las cosas, no quiero quejas que para eso se pintan solos hoy en día… bueno, nos vemos luego…

Como siempre leo sus mensajes y trato de arreglar todo a su tiempo, entonces, cuidense…
Matta nee |>w<)/)

Capítulo 19: Corazón a Corazón
Algunos diez minutos después que Suimei
y Lefille se reunieron, la caravana partió sin más.
El viaje partió con un buen comienzo. Si
el resto del viaje podría continuar sin alguna sorpresa inesperada, eso podría
ser fantástico.
Lo que dejaron ellos ahora era para
hacer su camino a Kurand mientras mantenían la vista en la caravana. Cuando
vino a como de lejos iba a ser el viaje, Suimei había ya investigado el asunto
de ante mano.
Viajando entre Mehter y Kurand era
aproximadamente de seis a siete días de viaje. Debido a la proximidad con la
ciudad capital Mehter al borde oeste, el tiempo tomado para viajar entre estas
ciudades podría ser aun visto como relativamente corto. Sin duda, para un niño
de la era moderna tal como Suimei, caminar por un día entero era en verdad
duro.
Durante esta vez, ellos siguieron el
camino de piedra a través del bosque y pradera, montaña y colinas antes de
eventualmente llegara  su destino.
Por el viaje, Suimei había sido
posicionado cerca del fin de la caravana.
Aquello era más trabajo de verdad –
veteranos del gremio y mercenarios – lideraban el camino mientras Suimei y los
otros eran responsables por mantener vigilado el embarque.
Debido a que vidas humanas eran vistas
como la prioridad, habían sido informados que si algo ocurría, tenían que
priorizar la seguridad de los conductores del vagón sobre en cargamento. En una
nota diferente, Suimei estaba actualmente caminando junto con Lefille, que
había similarmente tomado la responsabilidad de proteger la mercancía de la
caravana.
Quizas propio a los conocimientos
anteriores, con el primer comienzo del viaje, Lefille mayormente mantenía un
ojo en los vagones, los caballos, y los alrededores, solo ocasionalmente rompía
el silencio.
Lentamente pero segura, sin embargo,
debido a que sus edades eran cercanas también como el hecho que era colegas
enfrascados en la misma tarea, conversaciones entre ellos gradualmente fueron
siendo cálidas.
Acompañadas por los gentiles sonidos de
las pezuñas de los caballos contra el camino, el girar de las ruedas de los
vagones, y la gentil brisa fluyendo a través de la pradera, Suimei y Lefille,
charlaron uno con el otro.
“¿―Y la Diosa Arshuna?” (Suimei)
“Ah, ella es la creadora de los cielos y
la tierra, la única que mantiene la existencia de este mundo. Esto es lo que la
Iglesia de Salvación enseña. Ella es la Más Alta, de pie sobre todas las
cosas.” (Lefille)
“Ya veo…” (Suimei)
Suimei se pondero a escuchar las
palabras de Lefille.
Al caminar, Lefille explico la doctrina
de la Diosa Arshuna. La primera vez que se conocieron en el gremio, ya habían
tenido una corta discusión sobre la iglesia, y Suimei había notado que había
una seria brecha en conocimiento cuando venía a los creyentes de la gente en
este mundo. A tal punto de desconocerlos, Lefille se había vuelto preocupada de
esta situación.
Suimei había entonces decidido que esta
era la ocasión perfecta para que le enseñara algo de conocimiento básico.
En
esa nota, es más como que todos en este mundo es una existencia creyente de la
Diosa Más Alta, Arshuna.
En otras palabras, no parece que hubiera
otra deidad a parte de Arshuna.
Transformando el caos primordial del
origen en el mundo actual era el trabajo de un dios.
Prestando el poder de los elementos, e
infuyendo magia con dicho poder era equivalente a tomar prestado el poder de la
Diosa. Aunque el Mazoku adoraba a una existencia similar en el Dios Malvado, la
Iglesia de la Salvación rechazaba tal sacrilegio que era un dios.
“Además, aunque nuestras razas son tal
vez diferentes, todos conocen la existencia de la Diosa Arshuna, donde son los
espíritus, los dwarves, los hombres bestia, o los dragonewts (hombres dragón)”
(Lefille)
“Hmm” (Suimei)
Lefille había inconciemente levantado un
punto de interés para Suimei, a lo que reacciono.
“¿Esta algo mal?” (Lefille)
“No, es solo que por lo que dijiste,
tribus demi-humanas existen también.” (Suimei)
“Bueno, por supuesto… Espera, ¿acaso no
aparecen de dónde eres?” (Lefille)
“Solo en conversaciones.” (Suimei)
Aunque tal vez habia sido una manera
vaga de expresar las cosas, no era falso. Cuando vienen historias de fantasía,
sus existencias era nada sino inesperadas. Estas tribus parecen ser una parte
normal de vida en este mundo, y así Suimei respondió como era bien.
Aunque
dice eso, ciertamente no vi ninguna en Mehte
―r
“Buen bien, tendrás tu primera
oportunidad de verlos una vez llegemos a Nelferia. Ese lugar es una mezcolanza
de razas. Espiritus y dragonewts son un poco raros, pero hay un montón de
hombres bestia.
―Oh, eso me recuerda, parece que nos hemos salido del tema. ¿Acaso
tienes otra pregunta sobre la Diosa?” (Lefille)
“Nop. Esto es plenamente por hoy.
Gracias; he aprendido un montón.” (Suimei)
Respetuosamente, Suimei expresó su
gratitud a Lefille que prontamente le monstro sin la más mínima manifestación
de impaciencia.
Lefille sonrio brillantemente, denegando
que sus esfuerzos habían sido tanto para agradecer.
“No es nada. En ese caso, ¿eso significa
que la Diosa Arshuna no existe en el este?” (Lefille)
“Hahaha, bueno, podrías decir eso…”
Suimei respondió vagamente.
“Existencia” era una palabra para nada
concreta. Dejando de lado un observador, un concepto accesible como elementos,
tanto que la gente de este mundo era consciente, la Diosa Arshuna era solo un
concepto ambiguo, pero menos certero.
Dando esto, era quizás más apropiado ver
que esta existencia era un natural, y único fenómeno.
Desde la perspectiva de magos, “dios”
era largamente solo una existencia conceptual, una fuerza externa que
interfería con el mundo. En práctica, esta vista parecía ser más o menos el
punto.
Eso trajo el fin del tema.
Suimei volteo su mirada a Lefille,
caminando al lado de él. A diferencia de la primera vez que se conocieron, esta
vez estaba cargando equipaje.
La chica cargaba en su espalda un
paquete tan largo lo sufriente para ser adecuado a la armadura que vistió
antes, también era una pieza del equipaje.
“… Hay algo que pase, ¿Suimei-kun?”
(Lefille)
“Oh, era solo que estaba pensando que
esa bolsa estas cargando es bastante enorme.” (Suimei)
“¿Oh, esto?” respondió al mirar su
espalda.
En la espalda de esta chica, de un peso
aproximadamente a la par con Suimei, era una extremadamente larga pieza de
equipaje – tan larga más que ella – envuelta en tela.
Además, juzgando por la forma, era
quizás―
“Ha estado captando la mirada desde el
comienzo, para ser honesto. Es una espada, ¿verdad?” (Suimei)
“Sip.” (Lefille)
Lefille asintió a reconocer la
suposición de Suimei. Parecía que la cosa gigantesca era en si una espada.
Su tamaño era paralizante incluso a
primera vista, y considerando de cerca solo reforzaba ese sentimiento. Parecía
que era el tipo de arma que podría partir a un gigante en dos.
Eso sin duda, sin embargo, lo que era
más impresionante era la fuerza de Lefille, capaz de cargar tal objeto en su
espalda al caminar, todo mientras nunca mostro una señal de cansancio o sudor.
Aunque previamente la vio cargar una
espada delgada, la cognitiva disonancia creada por la señal de esta enorme arma
y el físico de una joven chica era simplemente demasiado exagerado. Entre
aquellas líneas, ¿cómo podrían aquellos delgados brazos soportar la inevitable
masa pesada de esa cosa? Con eso dicho, si estaba cargándola, ella
definitivamente era capaz de usarla. Quizás tenía un refuerzo mágico similar al
“Burn Boost” que Reiji había usado en el palacio.
“¿Por qué podrías elegir algo como eso
para tu arma de elección?” (Suimei)
Dejando de lado el asundo de si era o no
capaz de empuñar esta espada masiva, no parece ser como un arma apropiada para
una joven dama.
En respuesta a sus palabras, Lefille dio
al arma en su espalda una mirada amorosa.
“Esta es una herencia familiar. Su
previo dueño era mi padre, por lo que la he heredado.” (Lefille)
“¿Eso significa que usaste un diferente
tipo de arma al principio?” (Suimei)
“No.” (Lefille)
Si era una herencia de su padre,
entonces habría un periodo de tiempo antes de que estuviera en su posesión.
Lefille refuto esa idea, sin embargo, balanceo sus brazos como si la espada
estuviera en sus manos.
“He estado inmersa en el esgrima incluso
desde que era una niña, siempre soñando el día que fuera capaz de balancer una espada
como esta.” (Lefille)
“Supongo que significa que eres bastante
confiable sobre usarla” Suimei pregunto, ligeramente al natural.
La respuesta de Lefille fue candida.
“Hehe. Desafortunadamente, es por esa
razón que no soy adecuada en nada sino
la espada.” (Lefille)
“No del todo. Creo que eres bastante
asombrosa. Conozco una o dos cosas sobre esgrima, pero cuando viene a usar una
espada como esta, no tengo la menor confianza.” (Suimei)
Las palabras de auto desprecio de
Lefille se encontraron con un tono de respeto.
Espadas no eran algo que balanceas
simplemente con fuerza. Cuando viene el tajo, entonces ciertamente la fuerza
era un factor clave, pero habilidades de batalla era otra cosa adjunta.
Efectivamente empuñar una espada en batalla no solo requería una cierta
cantidad de fuerza, sino también el control del cuerpo a fluir a placer.
De todos modos, cuando Suimei hablo de
su inhabilidad para usar tal espada, la primera razón era que el peso y el
tamaño eran más allá de la habilidad de apoyo de su cuerpo.
Era más porque la maestría en espada de
Lefille como esta había elegido como su arma principal.
Eso era algo como la razón que ella
murmuro las palabras a continuación.
“―No es nada especial. Con un poco de
práctica, cualquiera es capaz de partir a un semi-gigante en dos con esto.”
(Lefille)
“…” (Suimei)
La
escuche mal justo ahora. ESCUCHE MAL.
Lefille habia
dicho justo algo insano con un tono casual. ¡En
serio, no hay una oportunidad en el infierno que pueda aprender cómo partir a
un semi-gigante – un ser capaz de destruir un muro de ciudad con su puño – En
dos con solo “un poco de práctica”!
Sus palabras de antes, de que había
derrotado al semi-gigante solo con ayuda de sus compañeros, ahora era
claramente que no era nada más que modestia vacia.
Eso significa que esta joven chica no
habia incluso ido con todo en su batalla de rango. Comparando su habilidad con
el maestro espadachín de su mundo contra ella era una entera diferencia en el
plano existencial.
Como Suimei sacudió su cabeza, Lefille
tomo la oportunidad para preguntar una pregunta que se formó.
“Suimei-kun, ¿puedo preguntar en lo que
eres mejor?” (Lefille)
“No escucho nada, ¡NO ESCUCHO NADA! ―¿Eh?”
(Suimei)
“¿Suimei-kun? ¿Estás bien?” (Lefille)
“¿Eh? Oh, ohhhh, bueno… bastante como
esto.” (Suimei)
Finalmente notando que el tema de la
conversación había cambiado, Suimei mostro su respuesta, más que hablar.
Para hacerlo más fácil de entender,
concentro su mana en la palma de su mano.
Eso hizo la respuesta aparecer, Lefille,
que habia preguntado sin en verdad pensar, mostro una expresión de
entendimiento.
“Magia, ¿cierto? Bueno, supongo ya que
eres un mago, que debería ser bastante obvio.” (Lefille)
“Aunque debería ser dicho que cuando
comencé, hubo un periodo cuando era bastante sin ninguna pista.” (Suimei)
“¿Sin pistas?” (Lefille)
La pregunta de Lefille causo en que
pensara por un poco antes de responder, con una sonrisa de alguna forma
perpleja en su rostro.
“Si. Lefille, cuando comienzas a
aprender cómo usar una espada, ¿Qué es lo que te enseñan?” (Suimei)
“―Hmmm, bueno, siempre fueron largas y
tediosas lecturas que siempre comenzaban desde el origen del todo, guiando a la
razón de porque era necesario que empuñara una espada, etc. Mis oídos
prácticamente sangraban de escuchar eso tantas veces.” Respondió, medio en
broma.
Eso incluso el origen de las espadas era
un punto de instrucción mostrado solo a la historia ligada detrás de todo.
Como Suimei imagino esa escena en su
mente, recordó lo que era cuando había comenzado a aprender magia.
Era una cosa ya desde hace años en el
pasado. Cuando era joven, su padre lo había traído a un cuarto en su casa donde
la entrada estaba prohibida, y ahí―
[Kiel: Lo violo…]
“¿El incluso no me dio una razón?”
(Lefille)
“Bueno, eso mucho hizo. No era una razón
que un joven niño pudiera entender, sin embargo. Además, nunca habia tenido la
intensión de preguntar, y así nunca hablamos sobre eso. Desafortunadamente, por
esa misma razón, fue hasta muy tarde que escuche la respuesta de mi padre.” (Suimei)
Su tono era nostálgico al hablar, con la
escena de su memoria mostrándose en si ante sus ojos.
De hecho, por el momento que escucho la
razón, ya había pasado mucho desde que comenzó su camino de mago. Era
enteramente que ese “incidente” no ocurriera, su padre podría haber tomado esa
respuesta con él antes de lo grave.
Pensando sobre aquellas líneas, ocurrió
que quizás la razón de su padre al haber mostrado magia era visto sino otra
cosa que no podría ser para un hijo como su padre.
“¿Es eso en verdad bien?” Lefille
pregunto.
“Si. Disfruto aprender magia. No es algo
del que tenga resentimiento del todo. Aunque tengo que decir que es injusto
compartir los obstáculos también.” (Suimei)
“¿Es eso así?” Lefille dijo con una
risa, pensando para si misma que lo que dijo había sido de interés.
“… ¿Mm? ¿Acaso dije algo extraño?”
(Suimei)
“No del todo. Es solo que estoy
sorprendida de encontrar a alguien como yo.” (Lefille)
De hecho, era así.
“Eso de que ambos somos gente extraña es
algo que puedo definitivamente aceptar.” (Suimei)
“Definitivamente.” (Lefille)
Lefille asintió. Por cómo eran sus
palabras habiendo dado en el clavo. Ella tal vez también se encontró con más o
menos obstáculos al avanzar en el camino de la esgrima.
Con el vagando, su pensamiento parece
haber llegado a la mente de Lefille.
“―Eso me recuerda, Suimei-kun. Al final,
¿Qué rango recibiste?” (Lefille)
“Ahh― obtuve un rango-D.”
(Suimei)
Su respuesta la dejo paralizada.
“… ¿Por qué? Yo, que los derroto en
sucesión, recibí un rango-B. Como es posible que tú, quien los derroto a ellos
simultáneamente, ¿eres un rango-D?” (Lefille)
“Si, sobre eso.” (Suimei)
¿Qué hizo de sus palabras hacerla
pensar? Repentinamente, como si viniera a una conclusión, su mirada se agudizo.
El tono de risa que uso hasta este punto repentinamente se tornó rígido.
“Así que es como eso. Así que una
organización de renombre como el gremio podría jalar algo como esto. Hmph.
Nunca hubiera imaginado eso de manipular los rangos del gremio solo para salvar
la cara de algunos…” (Lefille)
“Qu…?” (Suimei)
Su repentino y completo malentendido
dejo a Suimei estupefacto. Nunca podría suponer que llegaría ella a tal
conclusión.
“Bueno, ¿eso no es lo que paso? ¿Esa
parece ser como la única conclusión lógica?” (Lefille)
“No, no. No puedo negar ese
razonamiento, pero…” (Suimei)
“No, no puedo aceptar tal cosa. Una vez
llegamos a Kurand, vamos a ir directo a la oficina de la rama y pondré una
queja. No te preocupes, iré contigo. Si intentan salir con algo de nuevo,
actuare como la juez y que presentes el examen una vez más.”
Con eso, Lefille murmuro, “Cierto, vamos
a ir con eso.” Y otras cosas tales para sí misma.
Esto
totalmente no es su problema, ¿porque se preocupa tanto?
Parece que Lefille era el tipo de persona que no puede dejar tales
actos de injusticia estar así.
Al final, lo que vino abajo era el hecho
que ella en serio trato de ayudar a Suimei “Trayendo la verdad a la luz”, algo
como eso podría ser adecuado a ella.
En su lugar―
“… Para ser honesto contigo, mi rango-D
es algo que personalmente solicite a aquellos tres. Es por eso que mi rango es
bajo.” (Suimei)
Lo que dijo era algo sin sentido que
Lefille, sin esperar, lo miro con confusión.
“¿Preguntare por eso? ¿Por qué hacer
algo como eso?” (Lefille)
“Cuando Dorothea dijo que ganaría una
reputación, en verdad di una pausa.” (Suimei)
Aunque su explicación era bastante
ambigua, era incapaz de venir con nada mejor.
Sin embargo, con la conversación con
Galeo antes, había sido dicho que sus palabras no eran una mentira tampoco.
Ciertamente, un alto rango no era necesario una cosa buena.
No
puedo decir que veo a Lefille siendo convencida con eso, sin embargo…
suspiro amargamente.
Inesperadamente, a pesar, Lefille
parecía tomar sus palabras como un valor factible.
“¿Esta eso en verdad bien contigo? Un
alto rango podría probar valor extremadamente incluso en Kurand y Nelferia,
¿sabes? No hay en verdad nada que ganar con tener tal bajo rango.” (Lefille)
Esto era ciertamente verdad, probando
que planeo vivir fuera del trabajo provisto del Pabellón Crepúsculo. Eso no era
sino, a pesar, el caso.
“No es verdad que me ahogare trabajando
en el gremio, aunque no puedo decir que quiera ser pobre tampoco. Está bien.”
(Suimei)
“… ¿Solo que exactamente planeas hacer
al ir a Kurand y el Imperio?” (Lefille)
“Bueno, reunir algo de información,
supongo.” (Suimei)
“¿Información?” (Lefille)
“Viniendo desde el este, hay aún un
montón de cosas sobre las que no se aquí. Necesito aprender.” (Suimei)
“…” (Lefille)
Su razonamiento sin daño se encontró con
una mirada silenciosa.
Ella le miraba de cercas, su ligera
mirada parecía leer sus pensamientos, interpretando la verdad detrás de sus
palabras y su expresión.
Cuando vino a Lefille, Suimei estaba
determinado a jugar al tonto al final.
“¿Acaso dije algo extraño?”
“No, estaba solo intentado decidir si
estabas mintiendo justo ahora. ―De hecho, ‘mentir’ es una palabra mala. No estas mintiendo, pero no
estás diciendo la verdad entera tampoco.” (Lefille)
¿Cómo? Suimei no pensó que hubiera alguna brecha lógica en lo que había
dicho justo ahora.
“… ¿Y porque podrías pensar eso?”
pregunto con algo de sorpresa, con una sonrisa agria en su rostro.
“Intuición de Mujer.” (Lefille)
“De nuevo con la cosa irreal.” (Suimei)
“Hehe, solo estaba bromeando, de hecho.
Eso digo, he conocido un montón de gente, así que puedo ver a través de una
cosa o dos.” Ofreció su explicación, simultáneamente elogiándose a sí misma. “―No me has
mentido, pero ciertamente escondes una tonelada de secretos. Estoy 100% segura
que ese es el caso.”
“… Quizás.” (Suimei)
En respuesta al discernido comentario de
Lefille, Suimei dio una vaga respuesta y estrujo sus hombros. No había alguna
real necesidad de en verdad rechazar sus palabras. Esto debería estar bien.
“… Bien entonces. No parece que esto sea
algo en lo que pueda meter mis narices. No dire nada más sobre tu rango.” Dijo
finalmente.
“No te preocupes sobre eso. Y gracias.”
(Suimei)
Aunque en la superficie de las cosas,
Suimei estaba disculpándose, pero en verdad no pedía perdón por encargarse del
asunto. Era, después de todo, un mago, y los magos eran los tipos de gente que
frecuentemente hacen a aquellos que son honestos sentirse culpables. Por esa
razón, no tenía un necesidad real para disculparse con Lefille, que era esa
clase de persona.
Repentinamente, un sonido capto su
atención.
“Oh, es tiempo para un descanso.”
(Suimei)
“Por esa hoyo de agua de allá, huh.”
Lefille dijo después de una rápida mirada.
Por el lado del camino, era una pequeña
área que había sido renovada, aunque era tal vez un poco sobrestimada para un
área que simplemente tenia piedras planas que fueron usadas como asientos.
Parece haber sido designada como una zona de descanso durante el camino.
Aunque su conversación con Lefille había
finalmente llegado al clímax, si continuaba más profundo, podría solo traer más
problemas, Suimei pensaba para sí mismo y Lefille seguía a los otros al sitio
de descanso.
Cuando repentinamente―
“…?” (Suimei)
¿Había justo escuchado un grito?
Mientras el sonido que no venía de tan
lejos, ni tampoco tan cercas. Mirando en la dirección del sonido, vio a una
joven chica en túnica sacudiendo su mano por encima de la multitud.
A su lado estaban reunidos unos pocos
que parecían ser sus compañeros. La joven chica era un mago, mientras los otros
eran guerreros, espadachines, y arqueros.
Juzgando por sus roles ya asignados,
podrían pasar a ser un equipo balanceado en un juego, atrayendo extremo interés
en Suimei. Con eso dicho, ciertamente no era conocido de ellos.
“Aquellos son los compañeros que
derrotaron al semi-gigante conmigo.” (Lefille)
“Ohh, así que son ellos.” (Suimei)
El remarque de Lefille disipo su
confusión. Así que aquellos son los
miembros del gremio antes mencionados, huh.
“Estamos en muy buenos términos mientras
estamos juntos. Hemos tenido algunas interacciones antes.” (Lefille)
Como Lefille explico, la joven chica
ocupo sus manos en su boca como un megáfono. Juzgando por sus acciones, parece
que había decidido que no era escuchada.
“Creo que te hablan a ti.” (Suimei)
“Parece ser así. Voy a ir en frente con
ellos por un poco.” Respondió antes de dirigirse en su dirección.
Ante sus ojos, una alegre reunión tomo
lugar.
“Compañeros, huh…” murmuro.
Si había que ser honesto consigo mismo,
la señal hecha era algo de envidia. Eso sin lugar a dudas, era un camino que
había elegido por sí mismo. No tenía el derecho a envidiar en si en tal
sentimiento.
Exhalo profundamente, como si purgara el
sentimiento innecesario de su cuerpo, cuando una repentina sensación causo que
picara su cuello.
“…” (Suimei)
… No estaba seguro porque, pero ya que
no habia dejado Mehter, su espalda podría sentir extrañamente caliente a veces.
No era del todo un buen sentimiento – ¿una enfermedad de resfriado quizás? Alguna
otra persona podría tener desconento el sentimiento, decidiendo que solo estaba
pensando las cosas de más. Cuando Suimei, a pesar, había tenido esta
experiencia en el pasado, había siempre sido probado por un presentimiento.
Tenía el sentimiento de su padre que una vez explico la razón de este fenómeno,
pero intento que tal vez, solo era una recaida.
… En un destello, se enfocó en sus
alrededores, aunque era incapaz de encontrar alguna pista de algo en caso
Supongo
que estoy preocupado por nada,
decidió, descartando
esa línea de pensamientos al mirar hacia el cielo.
El viento estaba soplando al oeste. La
gentil y refrescante brisa fluyo al pasar su cuerpo, trayendo consigo el aire
de este otro mundo – libre e intocable por la polución – dejando su corazón en
libertad.
El clima parecía ser dado por
bendiciones, deseando un viaje calmado y sin eventos, una atmosfera sin la más
mínima pista de peligro.

Y aun, por alguna desconocida razón, su
mirada a los cielos termino en el camino enfrente, no podía evitar sino sacudir
el sentimiento que el viento y las nubes estaban ligeramente y de seguro bajo
una transformación.

Isekai Mahou Capitulo 18

Buenas con esto terminamos la semana, extrañamente estos dos capitulos son como la introducción del segundo volumen, así que mejor los publique juntos, durante la edición que comenzare mañana en la mañana, también editare las paginas de las novelas, así que lamento no poder hacerl mientras tanto…

Una semana ocupada de hecho, ahora disfruten de esto y nos vemos la proxima semana, y por ende el proximo mes…
Matta nee |>w<)/)

Capítulo 18: Guardia de Caravana
Varias horas después del incidente de la
mañana. Suimei pasó a través de la muralla de la ciudad que encarcelaba a Mehter,
vestido en ropas que compro antes, la mochila alterada que trajo consigo desde
su mundo en una mano.
A pesar de tener tiempo para terminar
sus preparaciones finales en la posada, terminar el desayuno, e incluso matar
algo de tiempo antes de la partida, Suimei no había tenido oportunidad para
disculparse o decir adiós a Lefille. Si
el destino lo permite, nos encontraremos de nuevo en cualquier lugar
, pensó
para si mismo, antes de acercarse al momento acordado.
Corriendo a través de unos pocos
requisitos de procesos de salida con el centinela en la puerta de la ciudad,
finalmente salió de la ciudad.
Al lado del largo camino guiando fuera
de la ciudad fue el lugar de encuentro para la escolta de las caravanas.
Antes de llegar al punto de encuentro,
sin embargo, Suimei repentinamente se volteo detrás de él, algún sentimiento
desconocido broto de él para tomar a la vista las murallas de la ciudad.
Esta era la primera vez que Suimei
miraba aquellas murallas, que protegían a Mehter cada día, desde tan cercas.
Era una estructura de defensa masiva
encirculando la ciudad entera.
Aunque había sido construida no solo por
el propósito de proteger al palacio, sino la entera capital, el término
“muralla del castillo” se sentía inapropiado en ese sentido. De vuelta a su
propio mundo, la construcción de murallas para castillo para proteger ciudades
tenía similarmente una práctica común a la Edad Media.
Una parte integral de la función
defensiva en la estructura, la cima de la muralla estaba armada con instalaciones
defensivas con parapentes para defender contra arqueros enemigos como con
críneles para defender a los arqueros al disparar sus propias flechas.
Parece que la gente de este mundo están
aliviados en tales fortificaciones para defenderse contra amenazas externas a
la ciudad – humanas y monstruos.
Sin embargo―
Justo
como Dorothea menciono antes, no parece como estos muros estén protegidos
contra magia.
Al mirar la muralla de la ciudad, las
palabras de Dorothea vinieron a su mente. De hecho, el muro alrededor de Mehter
parecía ser construido de un muy diferente tipo de material del resistente a
magia que el campo de entrenamiento del gremio había sido construido.
En su lugar, parecía haber sido
edificado usando un tipo de ladrillo gris, como el mismo tipo de concreto
primitivo que los Antiguos Griegos habían usado para edificar varios templos de
sus dioses. Esto era debido a que el material resistente a magia habia sido
descubierto recientemente, y entonces no podría haber sido usado en la
construcción de estos muros, debido a la edad. En ese punto, podría esparcir el
material en cuestión, es como no poder usarlo en grandes estructuras de todos
modos.
“Pero como esto, un solo hechizo
poderoso es todo lo que tomaría para tirar esta cosa entera.”
Con respecto un ataque mágico directo
podría rápidamente volverlo escombros, dejando solo una estructura primitiva
como esta.
Aunque se veía lo suficientemente
impresionante, pero considerando el rol vital jugado en defensa, había dicho
que no parecía confiable. Incrementar el tamaño no sería nada; es fundamental
sacar esa fragilidad.
Preocuparme
sobre este sin sentido,
los pensamientos de Suimei
volvieron. La capacidad defensiva de la ciudad no era de su concierne – tenia
muros defensivos en sí mismo, después de todo. Gastar más tiempo en fortalecer
las defensas de este mundo era un esfuerzo sin sentido.
Empujando sus pensamientos de vuelta al
presente, Suimei miro al espacio vacío ante él, donde gente ya había comenzado
a reunirse.
De pie ahí había un número de gente
vestida en más fina ropa también como aproximadamente veinte que estaban
armados. En total, eran algunas docenas de gente en vagones y a pie.
Ya había llegado a la escala donde
podría ser considerado una pequeña y móvil villa – esta era la caravana que
Suimei estaba mirando.
Caravanas. En su mundo original, cosas
similares habían existido. Mercantes y transportistas podría juntarse para
protegerse ambos y su cargamento cuando pasan a través de áreas peligrosas,
defenderse contra ladrones y otra violencia.
El líder de la caravana era típicamente
un mercante responsable para transportar cosas entre ciudades, que se encargaba
de estos negocios como un estilo de vida. Otros miembros de la caravana
incluida a aquellos que viajaban bajo estos como también mercantes sin
afiliación que se unieron en el viaje.
Tengo
que decirlo, esto es bastante más de lo que esperaba.
La escena ante él esencialmente mostraba
su conocimiento de cómo tales cosas funcionaban en casa. Al menos con respecto
a la apariencia externa, no había en verdad nadie que estuviera de pie fuera un
ser diferente.
Sin embargo, si uno fuera en su lugar
considerar a los individuos armados al lado del camino, las diferencias entre
esta caravana y los que van de vuelta a casa se volvería inmediatamente
aparentemente.
Una sola mirada podría revelar guerreros
armados y magos, incluyendo esgrimistas femeninas similares a Lefille entre sus
números.
Aunque los individuos armados no
superaban los veinte, Suimei sin duda sintió que era una buena fuerza
sustancial ya.
El documento de número de guardias que
habían sido contratados era un testamento de los peligros de este mundo.
No era solo el nivel de civilización en
este mundo considerablemente bajo, sino varios peligros estaban también presentes
que no serían encontrados en su propio mundo. En este mundo, sin una adecuada
fuerza marcial, viaje entre ciudades y reinos podría ser todo menos impasable;
los métodos de transporte de su hogar tales como aviones y trenes, por
supuesto, eran imposibles.
Viajar entre ciudades consistía de
seguir un largo y pavimentado camino. Las luces de carretera no existían, e
incluso encontrar una fuente de agua o comida requería tenía un buen de
esfuerzo.
Como Suimei considero las
circunstancias, había notado justo que conveniente se había vuelto la vida en
su propio mundo.
Debatiendo los convenientes relativos e
inconvenientes de los dos mundos consigo mismo, Suimei finalmente llego, e hizo
su camino hacia un hombre en particular que estaba vestido como un mercante.
Por la descripción que tuvo en el gremio
cuando acepto la solicitud, este parecía ser el hombre que había dado la
comisión al Pabellón Crepúsculo.
“¿Puedo ayudarte?” (Hombre)
“Soy Yakagi Suimei, del gremio de
aventureros. Estoy aquí para presentarme como una de las escoltas para esta
caravana.” (Suimei)
El hombre primero vio a la introducción
como negocios de Suimei con una mirada sospechosa, su expresión cambio cuando
repentinamente recordó algo.
“Oh, que cortes. Soy Galeo, el que organizo
esta caravana. Tú eres el Yakagi que conoce magia restaurativa, ¿presumo?
Gracias por aceptar esta solicitud. Si alguien es herido durante el camino a
Kurand, estaré confiando en ti.” (Galeo)
“No hay problema del todo. Es un placer
estar trabajando con usted también.”
Suimei extiro el brazo para un apretón
de manos, señalando el final de su encuentro de negocios.
Repentinamente, sin embargo, Galeo miro
a Suimei con algo de confusión en su rostro.
“Escuche que Yakagi-san era un mago,
pero tus ropas…” (Galeo)
“Oh, ¿mis ropas?” (Suimei)
“Mm-hmm. No importa como lo mire, no
puedo ver como unas ropas de mago…” (Galeo)
Así
que está confundido sobre esto también, ¿huh?
“Haha. Actualmente no tengo ese fondo
para ropas de mago, para ser bastante honesto contigo.” Suimei respondió con
una sonrisa sin fingir.
Galeo de nuevo le dio una mirada de
evaluación.
“¿Oh? ¿Por qué es eso?” (Galeo)
“Vamos a ver, como debería poner esto…
Las ropas de mago son tan ‘por encima’, como si me jactara de que tan genial es
en la cara de las personas. Es totalmente ensanchar los aires.” (Suimei)
Este era de hecho como Suimei en verdad
se sentía después de ver la apariencia de los magos de este mundo. En los días
pasados, hasta que acepto esta comisión, salió fuera para mirar el pueblo.
Había entonces visto más que unos pocos magos y miembros de personas del gremio
de magos.
¿Su impresión en el momento?
Increíblemente pomposos.
Ahora, eso no decía que todos los magos
tenían trajes, o incluso esa ropa de esta naturaleza era inapropiada. Sin duda,
para Suimei, lo nuevo de esto era, el mero pensamiento de vestir de esa manera
lo llenaba con vergüenza.
De paso, Suimei no tenía un particular
deseo por parecer particularmente misterioso, importante, o superior.
Además, la señal de sus ropas trajo a la
mente imágenes de su propio mundo, donde vio a las ostentosas ropas de mago de
antigüedad. Incluso si eso significaba crear malentendidos innecesarios,
rechazo verse como eso.
Finalmente, aunque su situación era de
hecho ligeramente especial, los otros magos que Suimei conoció – su padre y el
líder de la Sociedad incluidos – estaban vestidos en ropas normales.
“Oh, ya veo… Bueno, si tengo que ser
honesto contigo, en verdad no me gusta ese estilo de ropa tampoco. Cada vez que
tengo que interactuar con aquellos tipos, ellos siempre dan la sensación de que
se son superiores a mí.” (Galeo)
“¿Es eso así? Si, tengo que decir que no
me siento como que eso sea adecuado para mi.” (Suimei)
“Sip, sip. Puedo totalmente entender
eso. Definitivamente prefiero tu tipo, que eres más amable y cortes en tus
tratos.” (Galeo)
“Oh, eso me recuerda. Ya prepare cosas
como un bastón mágico, así que no necesita preocuparse sobre eso.” (Suimei)
100% mentira.
“Oh, okay. No hay nada tampoco en mi
mente entonces. Estare en tu cuidado por la duración del viaje.” (Galeon)
“Bien.” (Suimei)
Suimei acepto marcando el final de la
conversación y Galeon regreso a unirse con los otros mercantes.
Definitivamente tenía otros asuntos que
atender. No era que se fuera, después de todo. Era natural que estuviera
ocupado en este momento al ser uno de los que está a cargo de la caravana.
En ese momento, una voz nostálgica llamo
de Suimei, incitándolo con una sensación de deja vu.
“… Discúlpeme, pero es usted,
¿Suimei-kun?” (Lefille)
“¿Huh? Oh, ¿Gurakis-san?” (Suimei)
Suimei volteo a la figura de alguien que
no debería estar ahí: Lefille Gurakis.
“¿Qué te trae por aquí? ¿Estoy seguro
que dijiste que no planeabas irte por un corto tiempo aun?” pregunto, sin
instigar.
Debido a que Suimei y Lefille se habían
quedado en la misma posada, conversaron varias veces. A través de aquellas
conversaciones, aprendió que Lefille tenía algunas cosas de que encargase, y
entonces no tenía planeado irse por algún tiempo aun.
Así
que porque podría estar aquí, ¿parece como si ya está lista para irse también?
Suimei era incapaz de venir con una explicación.
Su pregunta propuso un asentir de
Lefille.
“Si, tienes razón. Es solo que la
recompensa por la comisión que acepte unos días antes fue más grande de lo que
esperaba. Eso significa que conseguí mi meta de ahorros antes de lo que
esperaba también.” (Lefille)
“¿Así que ahorraste lo suficiente?”
(Suimei)
“Sip. Definitivamente estare bien en ese
punto.” Lefille respondio con una sonrisa calmada.
Cuando hablo de antes, ella le dijo que
necesitaba quedarse en Mehter por un tiempo, para ahorrar dinero para el viaje
como para los gastos para estudios.
“… si no importa decirlo, ¿puedo
preguntar que tipo de solicitud fue?” (Suimei)
“Caceria de monstruos. Un gran monstruo
apareció lejos de aquí. La situación era bastante urgente, y así la recompensa
fue bastante grande.” (Lefille)
“¿’Un gran monstruo’?” Suimei pregunto,
su interés picaba.
Nunca supuso que algo como eso habría
pasado mientras estaba esperando por una misión de escolta.
“Sip. Un semi-gigante.” (Lefille)
“Semi-gigante…” (Suimei)
“Mm-hmm.”
… Ella no continúo.
Ella aparentemente estaba bajo el
concepto que Suimei podría entender solo con eso.
“… Um, ¿y qué es exactamente eso?”
(Suimei)
“… ¿Eh? No lo sabes, ¿Suimei-kun?
Estamos hablando sobre semi-gigantes, ¿sabes?” (Lefille)
“Me temo que no. No hay nada como eso de
dónde vengo, ya vez.” (Suimei)
“O-oh, wow. Um, okay… Así que hay
lugares como ese también…” (Lefille)
Su respuesta había sido demasiado
inesperada; Lefille fue completamente retrocedida. Esto sería de esperar, sin
embargo. Como un visitante de otro mundo, había una variable montaña de
“conocimiento común” que Suimei era ignorante. El nombre incluía la palabra
“gigante”, así que podría al menos decir que este monstruo era grande y
humanoide.
“Okay. Semi-gigantes son una subespecie
de gigantes. Son de un ojo, y aunque más pequeños en estatura que un gigante
normal, aun son bastante masivos. Sus fuerza es particularmente notable, y si
es en nivel de pelea – ellos pueden hacer añicos un muro de ciudad con un solo
brazo. Pero aun, tengo que decirlo… Es un monstruo como ese, que comúnmente
aparece en cuantos de hadas, no existe en el este…” (Lefile)
“Bueno, como podría decir eso… Así que
Gurakis-san, ¿Cómo hiciste para derrotarlo?” (Suimei)
Suimei señalo cargar una pizcad de
impresión. Un ser que era capaz de destruir un muro de ciudad era claramente
extremadamente peligroso. La actitud casual de Lefille cuando hablo de haber
derrotado al monstruo, sin al menos pista de orgullo o emoción… Parecía como
que ella era una increíble persona.
“No es como lo hice por mi mis, ¿sabes?
Un numero de un equipo formado lo derroto. Mi contribución fue bastante
pequeña, de hecho.” (Lefille)
Dando la mirada indiferente en su
rostro, era incapaz de decir si ella estaba siendo modesta o no. Sin duda,
había tenido un duro momento para creer en sus palabras…
De todos modos―
“En esa nota, ¿puedo preguntar si este
monstruo es bastante común?” (Suimei)
Semi-gigantes. Como puso su pregunta,
vio una versión ligeramente más pequeña del legendario Ciclope de las historias
de su mundo. Esta vez su aparición había sido repentina, ¿pero cómo serían las
cosas normalmente?
La cabeza de Suimei bajo ansioso esperando
la respuesta de Lefille. Por favor dime
algo que no sea una ocurrencia común.
“No del todo. Pequeños monstruos son una
cosa, pero grandes monstruos como el semi-gigante son bastante raros.
Actualmente, hablando de eso, esta área no es adecuada para el desarrollo de
ellos.” (Lefille)
Supongo
que eso no es común después de todo,
el pensamiento
de Suimei en si solo como Lefille continuo.
“Eso digo, no puedo decir que sea
enteramente una coincidencia. El hecho de el asunto es que eso apareció aquí, después de todo.” (Lefille)
“Si…” (Suimei)
… Las palabras de Lefille pusieron a
Suimei hundirse en sus pensamientos. Por lo que leyó en la librería del palacio
con respecto a la ecología del monstruo, tiene dos o tres hipótesis principales
como porque grandes monstruos aparecen.
Primero, uno naturalmente ocurre
resultando en fenómenos en generación espontánea. Segundo, mutación.
Finalmente, fluyendo del Mazoku que sufrió de los efectos cognitivos al nacer.
Suimei personalmente siente que la
última hipótesis parece ser la mejor. Las primeras dos opciones serían
simplemente coincidencias, donde la última conjetura parece ser lo suficiente
razonable. Si era de hecho verdad, sin embargo, entonces eso podría significar
“Esta el Mazoku cercas.” (Suimei)
Aunque no conocía donde Lefille había
peleado con el semi-gigante, esto era sin duda obviamente concluir el rastro.
Lefille, sin embargo, no respondio.
Quizas habia figurado que simplemente murmuro para si mismo.
“¿Gurakis-san?” (Suimei)
“… Oh, si, tal vez.” (Lefille)
Ella había sido lenta en responder a lo
que Suimei volteo, solo encontrando su mirada en la distancia.
El espíritu valiente, galante que se
había formalmente reflejado en sus pupilas había sido reemplazado por una
sombra aspera.
No sabía porque, pero algo sobre su
conversación justo ahora la habia puesto en un humor apático.
… Después de un breve momento, Lefille
finalmente parecía notar la mirada preocupada de Suimei, despejando el humor
oscuro en un instante.
“No es nada. Por favor no te preocupes
sobre eso.” (Lefille)
“Hah…” (Suimei)
Ella
estaba definitivamente pensando sobre algo,
Suimei
pensó para si mismo como expreso su conocimiento perplejo. Lefille, en la otra
mano, corto esa conversación, pretendiendo que nada había pasado.
“Um, sobre eso…” (Lefille)
“…” (Suimei)
Ese sentimiento solemne y valiente se
desvaneció junto con sus palabras vacilantes. Parece estar avergonzada sobre
algo, su tono finalmente se adecuo a su edad.
“Err no, es sol que… Um, bueno…”
(Lefille)
“…?” (Suimei)
Lefille vacilo. Considerablemente cercas
revelo que sus mejillas habían tomado un tono rojizo. ¿Qué diablos es ahora?
Volteando ligeramente su cabeza, Lefille
miro a Suimei desde la esquina de su ojo. Finalmente, había resuelto su
pensamiento, hablo.
“U-um, lo siento sobre esta mañana. Te
mostré un mal lado de mi…” dijo con su cabeza esquivada, avergonzada.
Impactada, trajo el incidente de esa
mañana por sí misma.
Aunque Lefille solo se disculpó, Suimei
sintió que había sido descuidado por sí mismo, y así
“Oh, no, no del todo… Fui demasiado
descuidado. Lo siento sobre eso, en verdad. Debería prestar más atención cuando
tome esa esquina.” (Suimei)
“No, la culpa fue mía. Debería haber
sido más cuidadosa de mis alrededores. Por favor no se preocupe por usted. Fue
en verdad mi equivocación.” (Lefille)
Lefille refuto sus palabras con una
sacudida de cabeza y otra disculpa.
Suimei reunió su coraje, y pregunto de
nuevo.
“… Um, ¿tal vez pregunte que paso?”
(Suimei)
“Er… ¡Lo siento!” (Lefille)
“… No del todo. Aquellas deberían ser
mis palabras. Lo siento por preguntar algo como eso. Por favor solo olvida lo
que pregunte.” (Suimei)
Reconociendo que Lefille era incapaz de
responder, Suimei inmediatamente se disculpó, descartando algún plan para ir
más profundo.
Que habia pasado esa mañana era como
complicada e inconveniente para compartir. Aunque era definitivamente aun
conciente, pero sabía que era mejor desistir.

“Yo-yo ir a presentarme al líder de la caravana.” Lefille apuradamente pronuncio, pareciendo incapaz de resistir la actual atmosfera antes de caminar en dirección a Galeón sin esperar por una respuesta de Suimei.

Isekai Mahou Capitulo 17

Buenas minna, comenzamos la semana con esto, umu, con esta semana acabaremos el mes y comenzamos octubre, tengo unos ligeros cambios (gracias a unos comentarios de unos amigos…) así que el fin de semana estare editando el blog, por favor a menos que quieran que les chillen los ojos, no abrir el blog… kamo

Ya tengo listo los capitulos de esta y la proxima semana, pero quiero traer una propuesta…
De hecho, ahora estoy a unos 31 cap para terminar death march, pero como ven si me enfoco como ahora, solo pongo 20 durante el mes, pero si lo ven más agradable, esta primer semana puede que publique los 31 capitulos… con una condición… solo encargarme de DesuMachi…
Solo es una propuesta, si no es de su agrado continuare como ahora, así que se los dejo de tarea.
Por cierto, lamento no poder publicar los caps faltantes de mi novela, estuve ocupado… muy ocupado… De cualquier modo… es todo y nos vemos mañana… kamo.
Matta nee |>w<)/)

Capítulo 17: Desagradable Memoria
La chica había una vez tenido un sueño.
Un muy normal, muy ordinario sueño:
proteger el lugar donde había nacido también como la gente que la había criado.
Para la gente nacida en este mundo,
particularmente aquellos que viven sus propias vidas, este era más o menos un
deseo que todos tenían en común.
Esta chica viviendo en aquellas masas
sin nombre, tenía ese sueño guiándola.
Esto era, sin embargo, una diferencia
distinta entre esa chica y los otros que compartían su sueño. Ella era, de
hecho, lo que sea menos un humano normal. En su lugar, ella había nacido en el
linaje de una antigua línea de espíritus, apóstoles de la Diosa Arshuna. Era su
deber repeler la invasión de las Razas Variadas, y así había venido a ser
conocida como la Miko. (TN: Los kanjis de aquí son “神子”, una
alternativa más común usada a “巫女”. Estos kanjis
literalmente se traducen como, “Niño de Dios”.)
Con la chica sin descanso desarrollo su
esgrima con la espada, no dejo de escuchar, “Espíritus son el regalo de la
Diosa Arshuna a la humanidad, un raro poder que existe para defender contra las
Razas Variadas.”
Y así la derrota no era una opción.
Para proteger las pacificas vidas de la
gente, este era un poder que no debería ser dejado desaparecer.
Y así la chica continuo viviendo, orando
constantemente a la Diosa Arshuna incluso sin cesar su práctica en la esgrima.
En una ocasión, hizo su camino al norte para repeler la invasión de las Razas
Variadas, derrotando las hordas sin descanso. Y así los días pasaron, la chica
continuamente fue capaz de realizar su sueño.
Aunque dejo atrás incluso la posibilidad
de realizar la felicidad de ser nacida como una mujer (ser madre), la chica
nunca se rindió en su sueño.
Pero los sueños tienden a terminar.
Cuando el nuevo Maou ascendió al trono,
su sueño se desvaneció como una pompa de jabón.
Al momento que las nuevas llegaron a la
capital, ya era demasiado tarde. Un enjambre desbordante de millones de fuerzas
de las Razas Variadas atravesó el norte. Ciudades, villas, y aldeas
desaparecieron en un pestañeo, tragadas por las fieras batallas.
Abrumados por los números. Además, cada
miembro individual de las Razas Variadas mostraba un poder que excedía la
habilidad humana. Su indominable poder junto con sus fuertes números dejo a la
humanidad completamente hundida en desesperación.
Eso no era todo, la chica peleo para
continuar la esperanza, un pensamiento efímero tal vez sea. Para proteger su
hogar y su gente, ella podría continuar balanceando su espada filosa siempre y
cuando hubiera aun aliento en su cuerpo.
Ante su poder como Espíritu y su espada
divina, incontables miembros de las Razas Variadas fueron transformados en una
montaña de cadáveres.
La chica era fuerte. Más fuerte incluso
que cualquiera de las tropas de elite del norte. Esa fuerza, sin embargo, no
era capaz de alejar la violencia, abrumada tal vez por el enemigo.
A pesar de la fuerza para desterrar la
malicia, el sueño de la chica titubeo. El hogar de la chica fue atrapado por la
fuerza invasora, y las vidas de aquellos por lo que peleaba por proteger fueron
cortadas trágicamente.
Ese poder abrumador era absoluto incluso
cuando vino a la chica.
La chica sufrió la derrota a manos del
líder del ejército de las Razas Variadas, su fuerza era terrible como malvada
en sí haciendo de eso un manifiesto. Peor aún, después de perder, había sido
víctima de una vergonzosa y vil maldición.
Quizás
este es mi fin,
la chica pensó, resignándose al
destino que sus compañeros habían conocido: para esto, su hogar, sería su lugar
de descanso final. Había peleado incontables veces con el general enemigo al
final y lidiado con heridas que podría nunca sanar.
Tristemente, incluso ante esto, llena de
resolución en ella misma fue a ser rota – su gente le dijo que viviera.
De hecho, el poder que la chica tenía
era invaluable. Era un regalo de los cielos, la Diosa de la Justicia hecha
manifestación, el poder de los espíritus otorgado por la Diosa Arshuna en sí
misma. Un raro y precioso poder que era el antítesis de las Razas Variadas, que
adoraban en el altar de un dios cruel.
[Kiel: Imagínense a roguro y ball con su
legión de lolis monstruo en el altar]
Ella era la esperanza que no debería
desaparecer, una luz que no debería ser extinguida. Y así no pudo ser permitida
a morir ahí. No, debería de vivir en la vergüenza, creciendo oculta y fortaleciéndose
hasta el día que pudiera empuñar la espada de la retribución contra el corazón
del Mazoku.
… Una vez, la chica había tenido un
sueño. Ahora, no tenía incluso una opción.
Y así era eso, una vez más, en este día,
la chica – Lefille Gurakis Noshias – seco sus lágrimas en silencio.
Varios días después visito el gremio,
Suimei, habiendo despertado brillantemente y antes, estaba balanceando su
espada en práctica.
“¡Sei! ¡Ha!” (Suimei)
Repetidamente, balanceo su espada
verticalmente, desde arriba a abajo, su aliento era calmado e ininterrumpido.
Este era un movimiento practicado para
él, y uno desde su juventud, aunque no era algo que había aprendido de su
padre. No, esto era algo que aprendió del dojo cercano a donde vivía.
Aunque su padre, un mago, era también
experto en combate cercano, había decidido este asunto que era mejor dejárselo
a profesionales, y había dejado su hijo al dojo cercano.
Estos movimientos encadenados era una
parte del esgrima que había aprendido ahí.
La esgrima era algo que podría
inevitablemente deteriorarse sin esfuerzo consistente y constante. Con la excepción
de unos pocos excepcionales talentos individuales, una semana era suficiente
para degradar la esgrima de uno.
Este era doble en el caso de Suimei, que
había tomado su tiempo en el palacio a estudiar.
Mientras era verdad que Suimei estaría
bien con su magia u objetos mágicos para encargarse del combate cercano –
esgrima no era necesario de por sí – sin duda sentía que era más fácil con una
espada en mano.
“Fuuu… Eso debería bastar…” (Suimei)
Tomando un profundo respiro había
terminado su sección, limpio su sudor con una toalla. Aunque la práctica de hoy
era un poco simple comparada a su rutina normal, pero en ligero de sus planes
para el resto del día, debería ser así.
Este no era el día cuando podría
esforzarse para estar exhausto luego de ir y venir. Hoy era el día cuando
Suimei podría salir en una misión de escolta con destino al Imperio Nelferian.
Esta misión de escolta podría tomarse de
ciudad a ciudad, nación a nación. Su pretexto era la comisión, pero por
supuesto, era porque está ligado con su meta.
Su objetivo era descubrir un camino a
casa y entonces crear un camino que llevara ahí.
Al final, visitar al Imperio – un lugar
que estaba alejado de Aster para obtener información y recursos – era una
necesidad. La primer parada para ese camino requería que primero llegara a la
ciudad de Kurand, en la frontera oeste de Aster, cerca del imperio.
Kurand era una ciudad asentada en el
borde entre Aster y Nelferia. Era una ciudad altamente desarrollada con
recursos en intercambio e información, en segundo solo después de la capital,
Mehter en sí. Suimei quiera conseguir pase a los talleres del Imperio antes de
poder un pie en la nación, y así planeo gastar algo de tiempo en Kurand
reuniendo recursos antes de hacer su camino al destino final.
Para este propósito, Suimei se había
juntado a una caravana de negocios que eran a través conocidos con el área y el
viaje.
… Había constantemente mirado por tales
comisiones en el gremio, cuando finalmente esta oportunidad se había presentado
en si el día anterior.
Debido a que la competición era fiera,
originalmente había asumido que podría tomar algo de tiempo en exitosamente
aceptar tal comisión. En sí, sin embargo, habían sido sol tres o cuatro días,
bastante antes de lo que proyectaba en sus pensamientos.
Cuando vino con esto, había sido dicho
que su habilidad para usar magia restaurativa jugaba un rol largo. Por el
momento el mago rango D Suimei había hecho su camino a la ventana de recepción,
la caravana ya había dicho los requerimientos de sus guardaespaldas. Eso sin
lugar a dudas, el líder de la caravana había dicho que vinieran los magos que
tuvieran magias de curación, y por ende, bienvenido era Suimei.
Como presumió, este mundo era bastante
amable hacia magos capaces de usar magia restaurativa.
Con el registro del gremio aun en blanco
con sus logros, era posible que el líder de la caravana era de la opinión de si
era en verdad de uso, entonces era todo bien pensado.
En cualquier evento, su plan para el día
era prepararse. Hoy, debería dejar Mehter.
Bien
entonces. Vamos a regresar
, Suimei pensó para sí
mismo, escondiendo su hoja de mercurio una vez más en su persona.
En el camino de vuelta a la posada para
hacer la revisión final en sus preparaciones para el viaje siguiente, Suimei
estaba caminando a su cuarto cuando choco con alguien que iba de cabeza
corriendo en una esquina.
“Oh hombre, lo siento tan―!” (Suimei)
Por un breve momento, vio estrellas.
Sacudiendose ligeramente por el impacto, Suimei se disculpó de forma intuitiva.
Repentinamente, se detuvo en corto. Más
precisamente, se quedó sin habla por el repentino choque de eventos.
La persona con la que Suimei choco era
un miembro igual del gremio así como un conocido en la misma posada que él –
Lefille Gurakis.
Sin embargo, lo que lo había paralizado
no era la persona que literalmente había corrido en una forma familiar contra
él.
No, había sido interrumpido debido a que
esta chica, Lefille Gurakis, se veía terriblemente.
De hecho, había corrido desde algún
lugar – ¡¿el exterior?! – vistiendo solo su ropa interior, sus ojos rojos y
lágrimas corrían por sus mejillas.
“Ah―” (Lefille)
Lefille parecía haber finalmente notado
como se veía. Incluso así, simplemente se contuvo congelada en sorpresa. La
desesperación que se cernía en su alma era tal que aparentemente la dejo
incapaz de cuidar sobre su apariencia, viniendo en un segundo a la nube negra
de vergüenza que descansaba en ella.
“Uh, um, eh―?” (Lefille)
La otra parte, Suimei, estaba
similarmente congelado, inseguro de cómo reaccionar a la inesperada situación.
Aunque definitivamente corrió a ella con
una cantidad de fuerza, por lo que pudo decir, esto no había sido por el
impacto. Ambos su estado del vestido y sus lágrimas eran simplemente demasiado
lejos del azul.
“Oh, lo siento…” (Lefille)
Al final, Lefille, parece haber salido
así. Limpio sus lágrimas, ofreció aquellas palabras en una voz dolorosa, y
completamente eludió las palabras de Suimei, corriendo directamente dentro de
la posada a toda velocidad.
Suimei, completamente estupefacto, de
pie congelado en el lugar antes de finalmente murmurar para sí mismo en
confusión.
“Que en la tierra fue eso…?” (Suimei)

Era, sin embargo, temprano en la mañana, y con todos los demás perdidos en el mundo de los sueños, no había nadie que pudiera responderle.

Isekai Mahou Capitulo 16

Buenas minna, kiel rueda para traer el capitulo de Isekai Mahou, ya he escuchado sus molestias así que en un rato editare el blog para que no se les mueran los ojos por falta de visión, aunque es raro, yo lo leo bien aunque ya de por si uso lentes…
De todos modos, con este capitulo terminamos el primer volumen (no arco), de Isekai Mahou, pero como ya avise, desde ahora los capitulos son tan largos que me duele la espalda por tanto rato estar sentado…
Aun así espero y esten disfrutando los pequeños y grandes cambios que voy haciendo en las novelas…
PD: Si no es mucha molestia, desactiven AdBlock o cualquier programa de bloqueo de anuncios cuando entren a esta pagina, cada anuncio son centavitos para kiel, a menos que creen que sea demasiado excesivo, entonces avisen para que lo arregle y sea más ‘normal’…

Capítulo 16: Seductora Ultramarina
Calmadamente, Suimei removio su espada
plateada de la garganta de Raikas. Raikas cayo al suelo, tratando de respirar.
“Haaa… ha… mierda.” (Raikas)
“Ugh…” (Enmarph)
Detrás de él Enmarph cayó al suelo,
completamente exhausto, una consecuencia de su mana siendo drenado.
Victoria. Su contemplación y ridiculez había
sido devuelta de lleno – completa y total victoria. Generalmente, tras la
victoria, los aventureros podrían revelar en la alegría del triunfo, pero hoy
la victoria no tuvo tal cosa. Calmadamente, cancelo su magia encantada en su
sable de mercurio, permitiéndole regresar a su estado líquido.
Después, como si el tiempo se
rebobinara, el mercurio fluyo de regreso al frasco de donde había venido.
Dorothea, la representante del gremio
elegida para observar la batalla miro a los dos aventureros caídos en asombro.
“Uwa… Él en verdad los derroto a ambos a
la vez…” (Lefille)
Su rostro fue congelado por el impacto,
así de inesperado era el suceso. Su espectador acompañante, Lefille, indiscutiblemente
con una mirada de guerrero. Ella observo a Suimei con una mirada fija, sus ojos
inmóviles estaban incrustados en un guerrero habilidoso del que no podía ser
descuidada alrededor.
Repentinamente, esa seria expresión se
desvaneció, remplazada por una gentil sonrisa.
“… Magnifico.” (Lefille)
Esta palabra de elogio era débil ante el
aura seria que continuaba emanando su persona.
Dorothea se acercó a Suimei.
“Suimei-san. ¡Qué asombrosa batalla fue
esa! Peleaste contra Raikas-san y Enmarph-san al mismo tiempo y completamente
los sobrepasastes. ¡No hay ni otro miembro del gremio Mehter justo ahora que
pueda replicar tal hecho!” (Dorothea)
“Muchas gracias. Pero en verdad, solo
maneje a usar unas pocas de las técnicas con las que soy bastante bueno.”
(Suimei)
Su modesto tono, que implicaba que este
suceso había sido hecho por suerte, provoco una mirada de envidia de Dorothea,
también como retorció.
“¿Qué manera de ser modesto? ¡Eres una
persona asombrosa! ¿Incluso cuando lo comparas a los magos del gremio, algo de
este nivel está a la par con las magia más habilidosas! ¿No es eso cierto,
Lefille-san?” (Dorothea)
“Si. No soy familiar con los magos más
fuertes del gremio de magos de Mehter, pero por lo que solo he visto, tus
habilidades son definitivamente de alto nivel.” (Lefille)
Las palabras de Lefille picaron el
interés de Suimei.
“… En ese caso, si ustedes dos me
compararan con otros fuertes magos saben, ¿Cómo sería la comparación?” (Suimei)
Suimei expresó su interés en los magos
de este mundo. Solo habia asumido que la magia de este mundo era decididamente
inferior, aunque si hablaba solamente sobre magia era adecuado, eso no era el
caso. La verdad ha de decir, no tenía una pista sobre qué tan fuerte era el más
poderoso de los magos de este mundo.
Si la condición incluía una magia que
era practicada y una gran capacidad de mana, entonces verter en tremendas
cantidades de mana dentro de dicha magia podría resultar en efectos asombrosos,
resultando en magia de tal escala que podría impactar a quien sea. De paso,
cuando el hecho que elementos eran utilizados como catalizadores en la
ecuación, entonces el poder podría incluso ser más grande.
Eso, por supuesto, era proveniente de
esa magia que era usada en batalla―
Su pregunta pareció hacer feliz a
Dorothea.
“Así que cuidas sobre este tipo de cosas
también, huh, ¿Suimei-san? Supongo que eres un chico, después de todo.”
(Dorothea)
“Si, supongo… ¿así?” (Suimei)
“Ahem. Esa es una buena actitud, creo.
De todos modos, si eres comparado a los magos de rango S del Pabellón
Crepúsculo, entonces tengo que decir que eres aun un poco débil…” (Dorothea)
Su vacilación al final de esa sentencia
parece ser sugerida de que él tenía algo de un nivel comparable a aquellos
rangos S.
Ese debería ser el caso…
“Ya veo… Por cierto, la renombrada Flama
Blanca de esta ciudad – ¿Cómo sería catalogada contra los magos rango S”
(Suimei)
“Flama Blanca-san es más bien conocida
por su habilidad de investigación. Aunque podría llegar al primer o segundo
lugar cuando se habla de poder bruto, pero cuando es de batallas, está aún a un
nivel bajo a comparación de expertos en batalla.” (Dorothea)
“Oh…” (Suimei)
La declaración de Dorothea había sido
orgullosa, como si alardeara de la fuerza del gremio. Suimei dio voz a su
interés.
Felmenia Stingray. Aunque ella era un
mago talentoso, su habilidad en batalla dejaba algo que desear. Aunque su
talento en bruto estaba a la par de los mejores magos, pero su falta de experiencia
en batallas tiraba su nivel muy abajo. Fascinante.
Esas eran buenas noticias. Parece que
estaba aún un poco antes de desechar la magia de este mundo.
“Y tú, ¿Gurakis-san? ¿Qué es lo que
piensas?” (Suimei)
Sorpresivamente, Lefille lo miraba desde
atrás con confusión.
“… Podría nunca haber supuesto que eras
tan cuidadoso sobre compararte con otros.” (Lefille)
“Oh, no, no es nada como eso. Esto es
solo para referencia. Quiero saber dónde estoy parado, su honesta opinión sobre
mi habilidad, etc. Ese es el tipo de cosas que todos toman en consideración,
¿cierto?” (Suimei)
Lefille cerró sus ojos, como si buscara
en su memoria, antes de lentamente responder.
“Eso es verdad… Esta es solo mi opinión,
pero… por lo que he visto hoy, no creo que tu capacidad de mana es comparable a
los magos más fuertes. Cuando viene al poder destructivo, aunque he visto usar
magia justo ahora, lamento no ser capaz de juzgarte.” (Lefille)
“Poder Drestructivo, huh.” (Suimei)
Como esperaba, los magos de este mundo –
justo como practicantes de magia de naturaleza en su hogar – se enfocan
principalmente en poder destructivo. Ese sería el caso, ¿justo cómo lidiar
donde los magos más fuertes están?
“Si estamos hablando de aquellos de pie
en el pináculo absoluto del reino mágico, entonces un bosque o una ciudad puede
ser arrasada con un solo hechizo. Me disculpo si esto es un poco duro, pero no
lo eres.” (Lefille)
“Ya veo, ya veo…” (Suimei)
Eso era una esperada expectativa. Ya que
no había activado su liberador de mana, era natural que hubiera una brecha
entre ellos. ¿Capaz de destruir un bosque o una ciudad en un golpe? Mientras no
era al nivel de destrozar montañas o destruir penínsulas enteras, era aún un
terriblemente nivel. Entonces de nuevo, incluso magos de su hogar probablemente
no eran capaces de un hecho como ese tampoco. No era ese el asunto ahora.
“Muchas gracias. He aprendido un
montón.” (Suimei)
“No es nada. Agradecerme por algo tan
pequeño como eso hace que me avergüence un poco.” (Lefille)
“No del todo. Aún hay un montón de cosas
que no sé; entender mis horizontes es necesario.” (Suimei)
Suimei inclino su cabeza en gratitud.
Dorothea inclino su cabeza, pareciendo confundida.
“… Honestamente, justo quien eres en
realidad, ¿Suimei-san? Eres tan fuerte y aun así nunca he escuchado tu nombre
antes…” (Dorothea)
“Por supuesto no. Si fuera a ser
conocido solo por haber llegado a este tipo de nivel, eso debería ser una cosa extraña, ¿cierto?” Suimei se mofo de si
mismo.
Dorothea parecía molesta.
“Por favor no mires por debajo las
habilidades de reunión de inteligencia del Pabellón Crepúsculo. Conocer el
nombre de alguien con tu habilidad es ya garantizado… bueno, debería serlo.”
(Dorothea)
Ciertamente vacilo al final de su
sentencia, admitiendo que había agujeros en su conocimiento. Suimei era un
nativo de Japón, esperar que alguien de otro mundo tenga información de él era
mucho que pedir.
Intentando elevar su espíritu, Suimei
respondió débilmente.
“Uh… ¿Cómo podría esto? Bueno, vengo
desde un lugar bastante alejado…” (Suimei)
“¿Lugar alejado? ¿El Sur?” (Dorothea)
“No. Este debería ser una descripción
más precisa.” (Suimei)
Los pensamientos de Suimei volvieron a
los mapas que estudio en el palacio. Preparado para este tipo de ocasiones, se
aseguró de ser familiar con la geografía.
Al este de Aster había un área enorme y
desértica que era una mezcla de bosques, montañas, y desiertos. No había algún
contacto con los reinos en el área, y la mayoría no tenía información de esa
área de todo el mundo.
Entonces, cuando preguntaran, podría
estar bien responder de esta manera.
“Oh, okay. Nuestro conocimiento del este
es definitivamente escaso. ¿Eso significa que tú magia es algo practicado en el
este?” (Dorothea)
“Podrías decir eso,” él respondio con un
rostro que no podía ser leído.
Su interés habia sido elevado, Lefille
se sumio en silencio antes de murmurar.
“Magia única, es eso…” (Lefille)
“¿Pasa algo?” (Suimei)
“… No nada.” (Lefille)
“…?” (Suimei)
¿Qué había captado su interés?
El aspecto en sus ojos de ahora habia
sido extraño
“Si, tú magia de ahora fue bastante
asombrosa, fuera en la velocidad de activación o el poder de los hechizos
defensivos. El mundo de seguro es amplio.” (Dorothea)
“Me avergüenzan.” (Suimei)
Dándole cumplidos directamente de esta
manera le hizo avergonzarse.
Dorothea volteo a Lefille, como si
repentinamente recordara algo.
“Eso me recuerda, Lefille-san está
planeando dejarnos por el Imperio Nelferian, ¿cierto?” (Dorothea)
“¿Hmm? Oh sí, yo” Lefille afirmo.
¿Así
que se dirige a Nelferia también? Qué coincidencia.
“¿Oh? Gurakis-san ¿estas planeando ir al
Imperio?” (Suimei)
“Sip. Como preparación para visitar la
Academia de Magia del Imperio algún día, me uní al gremio.” (Lefille)
“La Academia de Magia es… Eso es
definitivamente…” (Suimei)
La Academia de Magia. Por lo que leyó,
era una masiva institución académica del Imperio concentrado con todas las
cosas magias. Reunía estudiantes de los tres reinos por el propósito de
investigación mágica y desarrollo, sirviendo para fortalecer la fuera de los
lazos entre las naciones aliadas.
La mera mención de esta nombre podría
atraer tremendo interés, pero…
No
me interesa…
Fuera por organizaciones de
investigación o académica, Suimei no estaba interesado. Aunque a primera vista,
Suimei, como un investigador de la magia, podría grandemente trazar tal cosa,
de vuelta en su mundo, habia previamente entrado en una institución que su
organización comandaba. A esta “academia”, había experimentado pequeños grados
de sufrimiento antes de manera una pelea de esta manera con la ayuda de sus
camaradas. Por ese punto, no tenía nada sino sentimientos negativos hacia tales
cosas.
“Si. Soy bastante ignorante cuando se
trata de magia, así que me gustaría ir a aprender.” (Lefille)
“¿Quieres aprender magia?” (Suimei)
“Si, planeo planeo estudiar
profundamente desde ahora.”
Lefille parecía ser el tipo que era
bastante confiado en sus habilidades.
Lo que fuera el caso, quizás podrían
encontrarse de nuevo en este punto del camino. No solo iban ambos hacia el
Imperio, sino que incluso su destino era al mismo distrito.
Dorothea repentinamente suspiro.
“Una espadachín de tu talento podría
indudablemente ser capaz de ganar renombre por si misma aquí. Nos dolerá como
tal al dejarnos. ―¡Al menos Suimei-san aún está aquí, no es así!” (Dorothea)
“Sobre eso. Lo siento, pero después de
que mis preparaciones hayan terminado, voy a dejar la ciudad de Krand.”
(Suimei)
Después de un momento de silencio,
Dorothea grito a Suimei.
“… ¡¿Huuuuuuuuuuuuuh?! Finalmente pensé
que repentinamente teníamos un nuevo mago prometedor en ti, ¡¿y aun esto?! ¡¿No
vamos a darle al gremio de magos un enorme impacto?!” (Dorothea)
¿Qué tipo de desilusión rampante había
pasado a través de su mente?
“… Lo siento.” (Suimei)
“Como ha pasado esto…? Y finalmente
habíamos tenido tales reclutas prometedores por una vez…” (Dorothea)
“Lo siento en verdad por eso. Tengo
cosas que necesito hacer, sin embargo.” (Suimei)
“… Ya veo. Bueno, si los dos tiene algo
en mente, entonces es lo que es.” (Dorothea)
“Si, además mi destino final es también
el Imperio.” (Suimei)
“¿Tú también?” (Lefille)
“Sip. Cuando vas a instalación, el
Imperio es el mejor lugar para ese tipo de cosas.”
“¿Es eso así? Bueno, no sé cuándo nos
veremos de nuevo, pero por favor estaré a tu cuidado cuando ese momento
llegue.” (Lefille)
“Bien, lo mismo digo.” (Suimei)
“Con eso, debería probablemente irme.
Suimei-kun, aprendí un montón de tu batalla justo ahora.” (Lefille)
Con esa despedida, se volteo con gracia.
Suimei, con algo en la mente, la miro
intensamente.
“…” (Suimei)
“¿Pasa algo malo?” (Lefille)
“No, no es nada. Cuídate.” (Suimei)
Agradeciéndole por su buen deseo, animadamente
a travesó las puertas del campo de entrenamiento.
Los ojos de Suimei se ensancharon al
mirar esa hermosa figura desaparecer.
―Si es ella, entonces
debería estar bien. No es el tipo que disfruta la plática, y no parece tener
algún acompañante. Además, es el tipo cuidadosa.
De todos modos, era un lazo para el
Imperio de todos modos. No era como si lo que paso aquí debería ser un
desperdicio.
… Confirmando su salida, Suimei elevo su
pregunta sin incluso sacar sus ojos fuera de las puertas.
“¿―Así que puedes decirme cual es mi
rango?” (Suimei)
Incapaz de ver la expresión de Suimei al
poner esta pregunta, Dorothea miro al techo al responder.
“Eso, hmm… Cierto, bueno, Suimei-san,
has derrotado a ambos, Raikas-san y Enmarph-san.” (Dorothea)
“…SI.” (Raikas)
“…” (Enmarph)
A esto, Raiksa, con su rostro cenizo,
miraba a otro lado. El rostro de Enmarph tenía un remordimiento similar. Como
esperaban, dos derrotas seguidas era duro para digerir. Mirando al par desde la
esquina de sus ojos, Dorothea respondió en un tono de negocios.
“Aunque típicamente hablando un rango C
podría ser más apropiado, pero considerando que claramente demostraste
habilidades rango B, entonces solo tiene sentido registrarte como un rango B.”
(Dorothea)
“Oh…” Suimei dijo en sorpresa, esta
evaluación iba más allá de su expectativa.
Rango B. Aunque ya era indudablemente
una persona con algo de habilidad, aun sentía su evaluación bastante alta.
Si decisión hizo, a Dorothea revelar una
expresión feliz, diciendo algo que parecía hacerla feliz.
“Eso es verdaderamente impresionante. Te
has vuelto alguien famoso en una tirada, Suimei-san.” (Dorothea)
“Quizás.” (Suimei)
“Sip, sip. Puedo garantizarlo.”
(Dorothea)
Como hablo, ella revelo una mirada
confiada que parecía decir, “Déjamelo todo a mí.”
De hecho. Si un nuevo aventurero
aparecía repentinamente con tan alta evaluación, entonces su nombre
definitivamente podría ser divulgado rápidamente.
“Es justo como eso―” (Suimei)
“…?” (Dorothea)
Eso era, por supuesto, prevenir que ciertas
cosas pasaran primero.
“―Eso podría solo pasar si ustedes tres –
Dorothea, incluida – fueran a revelar lo que paso hoy, ¿cierto?” (Suimei)
“…? Bueno, incluso sino hablamos sobre
lo que paso aquí, un novato rango B podría atraer la atención de todo por sí
solo.”
Exactamente. Esa era la llave.
Como Dorothea mencionaba, confundiendo
sus palabras, antes de que alguno de ellos notara lo que había pasado, Suimei
se adornó a sí mismo en su ropa de trabajo color negro.
Repentinamente, una terrible aura quemaba
fuera de su cuerpo.
Raikas, el primero en notar algo
extraño, miro a Suimei.
“… Tú.” (Raikas)
“Eso no es un problema. No quiero ser
alguien famoso. No, durante la prueba de hoy, fui limpiamente derrotado, y fue
apropiado darme un rango D. Esto es lo que van a reportar. Seré recordado como
un mago de segunda sin una sola calidad que recordar a pesar de su habilidad de
trabajar con magia de restauración.” (Suimei)
“―?” (Dorothea)
Sus palabras dejo a Dorothea
completamente incomprendida, mientras Raikas y Enmarph estaban congelados por
la tensa atmosfera. ¿Solo que estaba pasando? Junto con la enorme presión
siendo exaltada por Suimei, pronuncio una declaración para ellos a seguir.
Y así―
“Me disculpo a los tres, pero tengo que
pedir honor a mi solitud.” (Suimei)
“Incluso si dices eso, bueno…”
(Dorothea)
“Ah―” (Raikas)
Volteando, repentinamente coloco sus
manos encima de su cabeza, e inmediatamente recito una magia sin la más mínima
vacilación.
Raikas, cargo contra el para interrumpir
su acción, y Dorothea, inocentemente de pie ahí sin idea, siendo el objetivo
del comando mágico de Suimei sin resistencia.
Porque nadie de este par tenía alguna
notable resistencia mágica, el resultado era obvio.
Su magia dio origen a las expresiones de
sus rostros, y sus hombros cayeron, sus miradas blancas mientras estaban de pie
sin vida en el lugar.
Aun así uno que no habia caído bajo el
hechizo de su magia. Temblaba fieramente, Enmarph grito en miedo.
“… ¿Por qué?” (Enmarph)
“¿Hmm? ¿Acaso preguntar incluso? Es
justo como dije. Solo quiero ser               un
rango apropiado es todo.” (Suimei)
“¿Qué diablos estás diciendo? El rango
es un asunto de la más alta importancia en los miembros del gremio. Tirar el
alto rango que se ha asignado como eso… ¿Cuál es tu meta?” (Enmarph)
Suimei respondió su pregunta sin
preocupación.
“No es como tenga nada en particular en
mente, ¿sabes?” (Suimei)
“Qu―?” (Enmarph)
“Hacer cosas como esta van a dejarme
evitar las molestias es todo.” (Suimei)
“Ahora que dices eso…”
Enmarph expreso entendimiento. Un alto
rango podría llevar no problemas pequeños, algo que él bien entendía como un
señor del gremio. Además, solo era actualmente adecuado, esto era incluso peor
para alguien que no tenía intención de atraer la atención.
“Lo que necesito es acumular un montón
de experiencia al pelear con la gente de este mundo” (Suimei)
“’La gente de este mundo’―?” (Enmarph)
“Eso no es nada de lo que te concierne.”
(Suimei)
No importa quien, no había un solo
nativo de este mundo que podría simplemente dejar sus palabras ahora pasar sin
respuesta. Suimei no le importaba responder, sin embargo. No era nada extraño o
necesario  que le concierne.
Enmarph de nuevo lleno con ansiedad.
“Incluso si borras nuestras memorias de
lo que paso aquí, es inútil. Lo que hiciste afuera no desaparecerá. Dorothea
nos dijo lo que hiciste.” (Enmarph)
“Si, pero no es como alguien vaya a
investigar profundamente, ¿cierto? Esta prueba fue el estándar para asignar mi
fuerza, y el asunto que paso fuera paso el día de hoy y de nuevo, ¿cierto?
Humanso son el tipo de creatura que gusta de mirar por encima de otros, y en la
ausencia de una indudable evidencia, podrían preferir creer que los otros son
más débiles que ellos, más que sean más fuertes.” (Suimei)
“…” (Enmarph)
Enmarph no hablo. Más correctamente, no
pudo hablar. Como si sus palabras habían sido robadas a la fuerza de su boca.
Todo lo que podía hacer era mirar lleno
de miedo al monstruo frente a él.
Las palabras de justo ahora habían
perfectamente mostrado sus propios sentimientos, evocando la mirada impactada
que mostro ahora.
“En esa nota, ¿no crees que todos
podrían aceptar las cosas mucho más fácil si ellos sienten que era solo un
patán presuntuoso de un mago? Especialmente para aquellos confiados en su
propia habilidad.” (Suimei)
“… ¿Porque podrías intencionalmente
herir tu propia habilidad para aceptar comisiones? Incluso si las comisiones
del Pabellón Crepúsculo son muchas, pero las apropiadas para ti―” (Enmparh)
“No es como ellos necesariamente
existan. Definitivamente. De todos modos, ya habia probado para tal
circunstancia. Hay incontables trabajos en necesidad de un mago capaz de
trabajar magia de restauración. La habilidad de sanar heridas es una habilidad
donde demandas sin importar donde estés, particularmente si la magia de
restauración de la que soy capaz es especialmente rara.” (Suimei)
Como Suimei hablo, avanzo.
En los ojos de Enmarph, era ver al
Demonio en sí mismo acercándose.
“Hmph, soy un mago, como podría
posiblemente hacerlo tan fácilmente― ¡¿Ugh?!” (Enmparh)
Cambio a una postura de combate, él
repentinamente lo noto. En su estado actual, estaba sin oportunidad a ofrecer
alguna resistencia a lo que fuera. ¿La razón?
“Y la trampa cayo. Toda tu magia se ha
ido, ¿cierto? Dulce Voz de Kalavinka es solo este tipo de magia.” (Suimei)
“Ah―” (Enmarph)
… Todos los magos tenían la habilidad de
resistir magia. Usando su propio mana, un mago era capaz de repeler los efectos
de magia. Como un mago, para no caer bajo los efectos de la magia de otros estudiaron
cuidadosamente métodos para oponer a su magia, era eso necesario.
Sin embargo, la capacidad defensiva de
uno era naturalmente unida con la condición del cuerpo y mente de uno.
Qué implicaba esto a Enmparh, ¿estaba
completamente seco?
“Es solo una sugestión forzada, en
verdad. No te preocupes, no hay algún efecto secundario. Solo ve a dormir, y
cuando te levantes, todo será justo como declare. No tengo planes para
herirlos.”
… Suimei era un mago. Como tal, las
batallas de los magos de este mundo, podría inevitablemente volverse un
concurso de magia. Sin embargo, como alguien que deseaba ocultarse como alguien
normal, todo mientras obtenía una medida aproximada de fuerza, se encontró a si
mismo en algo concurrido.
Sin embargo, tenía que evitar peleas de
magia, y restringirse a sí mismo a pelear solo con guerreros, entonces perdería
la oportunidad de aprender sobre la magia del mundo.
Para este propósito, una vez la batalla
haya terminado, necesitada una manera para mantener sus bocas cerradas. En su
lugar, dreno el mana que proveía al mago una oportunidad para resistir dándole
la oportunidad perfecta.
Y así.
“Así que es como es… Espera, entonces
antes, tú” (Enmarph)
Ciertamente.
“Exactamente. Es por eso que necesita
pelear con los dos al mismo tiempo.” (Suimei)
Con una fría mirada de cero absoluto, la
mano de Suimei cubrió la cabeza de Enmarph.
… Ocaso. En ese momento, el rojo carmesí
del sol se mezclaba en el azul oscuro del cielo nocturno.
Su prueba termino, Suimei hizo su camino
de vuelta del Pabellón Crepúsculo a su cuarto en la posada, antes de tirarse
pesadamente en su cama.
Aunque habían sido algunas inesperadas
prioridades torcidas en su prueba, todo lo que procedió adelante había avanzado
justo como planeo, encontrar el lugar donde quedarse, o exitosamente obtener su
identificación del gremio, y así se regresó aquí.
Ser capaz de resolver todo sin problema
era suerte de hecho.
La única cosa que había ido más allá de
sus expectativas era el encuentro entre él y Lefille en el lobby de la misma
posada.
“Un fortunoso encuentro de hecho…”
Suimei murmuro, como recordando las circunstancias de su encuentro anterior.
Lefille Gurakis. Una espadachín con
cabello largo y rojo. La figura que creo cuando estaba de pie no podía ser
descrita sino como ostentosa. No estaba seguro de que tan fuerte era, pero
considerando como insuperable había sido después de su batalla, fuerte era
definitivamente la palabra.
Además, aunque era definitivamente capaz
de cuidarse por sí misma, había algo que le hizo preocupar. Después de la
batalla, cuando ella estuvo mirándole, él lo noto.
Esa mirada originalmente clara y aguda
había momentáneamente oscurecido. Eso era algo único de aquellos que habían
sido capturados sin importar su efímero destino, como si se sumergieran en
desesperación.
No
puede ser, cierto…?
Suimei sacudió su cabeza fieramente para
aclarar sus pensamientos. No hay ningún punto en perderse en aquel tipo de
pensamientos aquí. No importa quien, todos tenían aspectos que los hacen preocuparse.
Eso era todo.
… Suimei miro fuera de la ventana.
Estaba actualmente ese periodo de tiempo cuando el anochecer era
indiscutiblemente de noche. Hablando de eso, “Caída de la noche” – ¿justo como
había salido con esa palabra? La luz tenue del sol opacada por una larga sombra
por los alrededores, arrojándolos en la oscuridad, llenándole con un
indescriptible sentimiento.
“Haaah…”
Suimei bostezo bajo los efectos del
cansancio que había repentinamente escalado en él.
¿Qué había sido? No era aún el momento
cuando él normalmente dormía, y aun el Hombre de la Arena había claramente comenzado
a causar influencia en su cuerpo. No había hecho nada particularmente cansado,
y aun se encontró a si mismo incapaz de sacudirse esta hola de sueño.
¿Por qué?
Oh…
Eso es porque. Mierda… Esto es…
Pensando en la razón. Conocía este
sentimiento. Conocía porque este sobreacogedor sueño habia llegado ahora que
estaba totalmente solo.
De hecho. Este era un fenómeno que
podría inevitablemente ocurrir una vez se separara de ‘ese tipo de persona’.
Así
que es él porque… por supuesto…
Este era un juego de escenas del futuro,
algo a lo que era forzado a mirar debido a la maldición de Ludqig. Anunciando
la crisis que le esperaba, solo de memorias de lo que ve a desvanecerse una vez
despierte. Estas visiones podrían al menos solo por el momento intermedio, una
clarividencia sin el menor valor.
Así
que esto pasa incluso aquí, ¿huh?
Incluso algo como
esto, ¿esto podría aun pasar? Incluso en un mundo como este, extraído de las
páginas de un libro de fantasía, un mundo si la menor conexión al mundo que
llamaba hogar.
Había sido ciertamente encantador que no
pudiera pasar aquí. Si podía exitosamente encontrar un camino a casa, este
había sido la única cosa que no quería tener de vuelta.
No queriendo dejarse ir con sus
pensamientos, mientras pensaba cosas, su cuerpo inconsciente se sacudió, y
colapso encima de la cama. No había manera de pelear con el sueño una vez
llegara.
Al mismo punto durante este proceso, la
imagen de su madre, que nunca antes había visto, apareció en la silla de este
cuarto. Esta mujer, que solo había escuchado sobre ella de su padre, apareció
ahora ante sus ojos bajo los efectos de la maldición.
Ahhhh
Ella estaba cantado. Más que una nana
para dejar dormir a un niño, era más una aria de dolor lamentando el
sufrimiento del niño era la experiencia. Esta misma canción lo atrajo al mundo
de los sueños que no eran sueños. Sueño
Su madre, a merced de la maldición
Ludwig, sostuvo en una mano el libro que registraba su futuro por lo que lo
recito gentilmente, dulcemente.
―Enticing, ultramarine Al Kern. (TN/Kiel: No hay idea de que se
supone que signifique… アル・ケルン)
Esto era indudablemente un poco de como
la maldición era llamada. Habiendo cantado los versos de un poema que contaba
el pasado y el futuro del que ella no podía ser salvada. Esta ilusión de su
madre, que había sucumbido a esta maldición, aparecía cada vez.
Esta era la razón que llego al lado de
todos aquellos que se encontraban con destinos inevitables. Sus días de pelear
iban a comenzar una vez más al parecer.
Forzando a abrir levemente sus pestañas,
Suimei miro por encima de las palabras del libro sostenido por su madre.
“―¡Silencio! No voy a correr nunca más.
¡Deseo vivir como yo quiero!”
La sobreviviente de una nación
destruida. La joven, medio-espiritu y espadachín, forzada a cargar la misma
dolorosa maldición puesta a ella por las Varias Razas: Lefille Gurakis Nosya.
“¡Cállate! ¡Para alguien como yo, solo
es necesario para mi habilidad en combate, esto está bien!”
Odiando su eterna compasión, el arma del
Imperio humano que fue sumergido en el abismo de la magia oscura: Liliana
Zandark.
“―Nos encontraremos de nuevo, Suimei.
Pensé de seguro que nunca nos veríamos de nuevo. Es por eso, vamos a nunca
apartarnos de nuevo”
A merced del destino y Nureha de Kadath,
su amiga que había venido a ser conocida como la Princesa Espada: Kuchiba
Hatsumi.
“¡Suficiente con las lindas palabras!
¡No importa cuántas veces digas tales cosas, la felicidad nunca vendrá!”
La figura verde oscuro, maldita por
Ludwig, que él prometió llevar a la salvación: Isrina Coulanges.
“Suimei. Humanos y el Mazoku son el
mismo. Si ambos lados son inadecuados a esto, entonces Yo―”
Quien había sido convocado junto con
Suimei, el héroe que había dado su espalda a la humanidad en desesperación. Con
Espada Sagrada en mano, el espadachín del dios oculto: Shana Reiji.
“―Ha sido un largo tiempo, patán. ¿Cuánto
ha sido? ¿Eres más fuerte ahora?”
El espadachín más fuerte del mundo, llamado
a este mundo por una prohibida y no planeada convocación: Beowulf Schneider.
“―¿Así que este es mi enemigo?”
El feroz señor demonio que controla
todas las maldiciones, la emperatriz de las Varias Razas: Nakshatra.
…Duerme,
Suimei. Si no descansas cuando puedes, entonces vendrá el día cuando tú caerás.
Porque ese es el destino que te espera sin salida.

Con aquellas palabras que podría no
haber sido capaz de escuchar, la consciencia de Suimei se desvaneció en la
oscuridad.

Isekai Mahou Capitulo 15

Capítulo 15: Una Inolvidable Batalla
¿Solo
que parte de un encuentro como este es diferente de la hostil recepción que
conseguí antes?
El número de gente que se había
enojado con él era la razón para su enojo pero en diferente categoría con la de
antes, y aun siente como esta situación fue repetida en si una vez de nuevo. E
par era abiertamente hostil, vertiendo su enojo en una víctima inocente,
guiando a la víctima en cuestión – Suimei – a suspirar. El canciller, la
recepcionista, y ahora estos dos. Hoy era aparentemente el día para estar
sumergido en miradas de odio.
Por lo que había escuchado, los
oponentes de Lefille durante su asignamiento de rango habían sido estos dos.
Uno era el guerrero llamado Raikas, y el otro un mago llamado Enmarph.
El rango de asignamiento también
significaba a ser un momento cuando los aventureros del Pabellón Crepúsculo
podrían pedir por apuntar en técnicas de batalla. Originalmente, nuevos
reclutas seleccionaban un solo oponente contra quienes fueran completados.
Lefille, sin embargo, había peleado uno tras otro.
El resultado era obvio, y podría determinar
con una mirada rápida. Sí ignorabas la delgada espada de Lefille y armadura
ligera finamente creada, entonces lo qué fue dejado era una joven dama con una
hermosura de una mariposa o flor. Dando esa pobre actitud hacia una chica de
tal naturaleza, ellos perdieron al grado de ser apaleados en su lugar.
Dorothea y el par terminaron de hablar,
su consulta había llegado a un fin.
“Así que es mi turno ahora, ¿cierto?”
Suimei respondió, de una forma grosera.
Si iban a tratarlo como esto, entonces
no tenía necesidad de ser cortes.
“Si,” Raikas respondió
“¿Qué tipo de batalla debería ser?”
“El gremio no tiene una guía con
respecto a eso. Solo necesita ser una batalla, y entonces damos nuestro
asignamiento. Fin de la Historia.”

Se porque encontró la pregunta molesta o
porque estaba de mal humor, la respuesta de Raikas había sido corta y aguda.
“’Solo necesitan una batalla’ – eso
significa que una batalla de fuerza debería estar bien, ¿correcto?”
“Si. La única regla es que las armas
reales no pueden ser usadas durante el asignamiento. Ya que eres un mago, eso
significa usar un bastón mágico. Hmm… Bueno, si tienes uno en mano, solo usa
eso. Solo recuerda que tipo de magia uses descuidadamente, no está permitido
causar heridas mayores o matar a alguien. No es como hacer algo como eso con
tus oponentes de todos modos. ¿No esta eso correcto, Enmarph?”
“…No hay problema.”
En respuesta a la pregunta de Raikas,
esta era la primera vez que Enmarph hablo. Era probablemente originalmente un
hombre de una naturaleza taciturno, pero el aspecto de su rostro era idéntico a
Raikas – que musitaba auto-confianza.
Repentinamente, una desconocida voz los
provoco, “Dices eso, ¿pero no consiguieron patear sus traseros?”
Era Dorothea. Sorpresivamente, era una
joven chica bastante cariñosa.
“¡Cállate! ¡Nadie te pregunto nada!”
Raikas rugió.
Una ira sin palabras podría sentirse
emanando de su persona. Dorothea respondio sacando su lengua y haciendo una
mueca. Esta chica en verdad le gusta ser
fan de las flamas, no es así..
“¿Así que? ¿Quién va a ser? Si no
elijes, entonces vamos a decidir entre nosotros.”
“…”
“¿Y? ¡¿Qué es lo que será?!”
“Bueno…”
…Tal vez no había algún punto en pensar
tanto sobre esto.
Desde la vez que llego en este mundo
hasta ahora, no había encontrado un oponente sin magia. Vio a Reiji y los
caballeros encontrarse en combates de práctica varias veces, pero mirar algo y
tomar parte eran dos cosas diferentes. Además, pensó en si mismo más de una
ocasión que le gustaría tomar parte en solo tal pelea. Con eso en mente, este
duelo en el campo de entrenamiento era la oportunidad perfecta. Lefille podría
irse pronto, y eso le dejaría solo con ellos. Ya sabía cómo iba a limpiar
después de una vez la batalla haya terminado.
Además, si tenía cuidado de cosas aquí,
entonces tal vez solo sea capaz de saldar cuentas de lo que ocurrió antes, en
el escritorio de recepción.
Eso
hace esto una oportunidad real, ¿no es así?
En un instante, Suimei concluyo que
incluso si Dorothea había añadido gasolina al fuego para hacer estados
provocados, el resultado final podría aun ser el mismo.
“Aunque esto es probablemente preguntado
un poco más, pero… Quiero pelear con ambos. Al mismo tiempo.”
“¿Ohh?”
“¡¿Qué?!”
El interés de Lefille parecía ser picado
por su respuesta, mientras Dorothea grito en sorpresa.
Las expresiones del otro par, los que
habían sido retados, también cambio.
“…¿Huh? ¿Quieres pelear con nosotros al
mismo tiempo? Eres idiota, ¿es en serio?”
“Hmph. Odio las bromas que no son
divertidas.”
Sin sorpresa, las palabras calmadas de
Suimei solo sirvieron para empeorar el ya extremadamente de mal humor Raikas.
“Tal vez si tuvieras la fuerza de esa
mujer, ¿pero un débil pequeño mago como tú piensa que puede derrotarnos? ¿No me
digas que piensas en tu cabeza enviarnos a volar como a ese tipo de antes?”
“…”
La mirada de Enmarph era perforadora,
fácilmente coincidía al desquiciado Raikas. Suimei había ya anticipado esta
reacción. Para aventureros con confianza en sus habilidades como estos dos ser
retados por un patán verde con aire caliente en la cabeza, por supuesto cosas
habían tomado este turno.
Sin embargo, habían mostrado su irrespeto
desde el comienzo. Como tal, esto no era más que darles una probada de su
propia medicina. Quizás un foráneo podría haber visto tal elección como
subestimar, pero tenía su propia meta para lograr, y en luz de eso, no fue a un
lugar con mucho énfasis en preocuparse sobre como otra gente se sentía.
Sintiendo la tensión en el aire,
Dorothea, incapaz de controla su voz, pregunto, “Um, Suimei-san. ¿En verdad
estas seguro sobre esto?”
“Ah, si, eso es lo que quiero. Tengo que
ir a ver por algún lugar para quedarme después de esto, así que me gustaría
encargarme de las cosas tan rápido como sea posible.”
“Eso no es lo que quiero decir”
“Tienes la confianza para derrotarnos
rápidamente, ¿no es así?” Raikas interrumpio, cortan a Dorothea.
“Si.”
“Qué ridiculez clamas.”
“No es como un gran asunto. Solo como
ustedes chicos tienen confianza en sus habilidades como aventureros, tengo
orgullo en el camino que he caminado para estar aquí. Excesiva modestia no es
buena para mi salud mental, después de todo.”
“… Tú pequeño patán. Si continuas
sobrestimando tu propia fuerza, entonces serás derrotado como un pulpo. Quita
esta estúpida broma y elige tu oponente. Puedo aun perdonarte.”
Raikas de nuevo trato a Suimei
advirtiéndole a que se retractara de sus palabras. Suimei, habiendo dicho esto
muchas veces ya, no se rendiría tan fácilmente.
“No, no lo hare. Y no tengo intención de
pedir por tu perdón.”
“…Te arrepentirás.”
“Aprecio la advertencia.”
“Hmph. Enmarph, no podemos dejar que
este pequeño insolente nos vea como esto. ¡Vamos a destrozarlo!”
“…Lo tengo.”
Suimei encarando a Raikas enojado más
allá de toda razón y provocando una furiosa respuesta de Enmarph. Raikas, miro
a su compañero a los ojos, enviando una mirada de muerte hacia Suimei. La
mirada de Enmarph no era menos penetrante. En esta manera, los dos caminaron al
centro del campo de entrenamiento.
(…)
… Él había sido el objetivo de su enojo
desde el comienzo. Con eso dicho, había también ignorado su buena voluntad, y
molesto jactándose de su propia habilidad. Por el momento había notado, que la
cosa ya había pasado el punto sin retorno. Si se mantenía en esto, entonces
eventualmente podría venir el día cuando sus acciones podrían cazarlo a él.
Las circunstancias de donde había
también contribuido a la situación. Como un mago, no tenía al menos estar un
poco preocupado, pero también era verdad que la situación actual era
exactamente lo que sus oponentes querían. Como hombre, no podría perder ante
unos patanes inmaduros. Suimei era indistinto ante preocuparse de todo esto,
pero no podía evitar sino seguir estos sucesos sin sentido.
Como la situación creció más seriamente,
una voz le llamo desde atrás.
“Suimei-kun. Aquellos dos son bastante
fuertes. ¿Estás seguro que está bien?” Lefille pregunto cómo acercándose al
campo de entrenamiento.
¿Es
eso porque está preocupada sobre mí peleando con los dos al mismo tiempo o
porque ella está prueba mi verdadera fuerza?
Suimei asintió a su dirección.
“Si.”
“¿Tienes la confianza en enfrentarlos al
mismo tiempo?”
“Tristemente, es bastante duro imaginarlo
con lo ordinario que me veo, ¿no es así?”
Él le respondió con una pregunta,
Lefille inesperadamente sonrio.
“Ciertamente lo es.”
“―¡Tú respuesta fue rápida! Qué cruel.”
Así que de esa forma le veía. Su
palabras tontas causaron que los dos comenzaran a reir.
“Hehehe…”
“Hahaha…”
Sorpresivamente, parecían bastante
compatibles de hecho. La guía de la Diosa
Ashurne de seguro es milagrosa
, Suimei murmuro para sí mismo.
“… De todos modos, pelear con ambos a la
vez está en línea con mis objetivos. Esto funcionara perfectamente.”
“… Ya veo. Muy bien entonces, no diré
nada más.”
Lefille asintió, antes inesperadamente
volteo a Dorothea.
“Disculpeme, ¿pero puedo mirar esto
desde las gradas.”
“¿Wuh?”
Completamente y musitado impacto, algo
que no era incluso una palabra salió de la boca estupefacta de Suimei.
“Ese no es un problema, pero Suimei-san,
probablemente no quieres que alguien mirara, ¿cierto?” Dorothea pregunto,
después de haberle consentido eso a Lefille.
“Oh… No, está bien.”
“Si está bien, ¿entonces porque tu
rostro se puso así?”
“Oh, esto no tiene nada que ver con eso.
Fue solo que me tomo por sorpresa es todo.”
“¿En serio?” Dorothea pregunto,
cocinando su cabeza en confusión.
Habiendo recibido permiso, Lefille
asintió ligeramente.
“Genial. Vamos a ver que puedes hacer.”
Lefille parecía llena con intención de
mirar. Su batalla contra ambos oponentes a la vez parecía haber despertado su
espíritu guerrero.
Su magia era sobre ser vista por otros.
Aunque ya conocía como hacerse cargo de eso, no podía evitar sino chasquear incluso
al terminar de caminar al centro de la arena.
Y entonces
“Muy bien. ¿Todos están listos?”
“… Si.”
“…”
“Todo bien aquí.”
Raikas empuño su espada desde su funda y
Enmarph cambio a una postura de batalla, apuntando el final del bastón hacia
Suimei.
Como ellos hicieron, Suimei expreso
estar listo al comienzo, simultáneamente poniendo sus Guantes Divergentes sobre
sus manos y extrayendo un frasco de su bolsillo.
Raikas, no comprendiendo que estaba
viendo, pregunto, ‘¿Qué es eso?’
“Nada en especial. Es solo mi arma.”
“…?”
Bajo la sorpresa y confusión de las
miradas de su alrededor, Suimei removió la tapa del frasco y vertió el
contenido en el suelo. Esto era, por supuesto, la misma cosa que uso en la Sala
Blanca, la arma mágica multiusos en su posesión.
Debido a la extrema novedad del
contenido del frasco, Lefille observo el brillo, de la sustancia plateada.
“Agua… ¿de plata?”
“Esto es mercurio. ¿Nunca lo has visto
antes?”
“Si, esta es la primera vez.” Ella respondió.
“Um, Suimei-san, ensuciar intensionalmente
el suelo es algo…” Dorothea dijo débilmente.
“… Oh, no. No estoy ensuciando nada.”
“Eso es seguro lo que parece, sin
embargo…”
La mirada de todos observando, como
vertía el líquido en el suelo. Eso era innegable, sin embargo…
“Ustedes lo entenderán pronto.”
“Hah…”
“… Hmm. ¿Es eso algún tipo de droga?”
“Nop―”
Por el momento a responder la pregunta
de Lefille, el contenido del frasco habia sido completamente transferido al
suelo. Después, con su extremadamente denso liquido deslizándose sobre el
suelo, concentro su mana, y dijo la encantación que podría alterar su forma.
“―Permutatio Coagulatio Vix Lamina
(Transmutar, solido, convertir poder.)”
Con su encantación dicha, el mercurio en
el suelo está irradiando, un círculo mágico en la superficie.
Un círculo mágico que irradia una suave
luz rojo mágica.
“―!”
“¡¿Qu?!”
“¿Eh?”
“…?!”
Con operar su magia, cuatro diferentes
exclamaciones de sorpresa llegaron a sus oídos. Eran probablemente la sorpresa
por su habilidad a construir un círculo mágico sin dibujarlo primero, justo
como Felmenia había hecho.
“Alquimia…” murmuro Enmraph, el mago.
Parece que entendiendo lo que Suimei
había hecho. Bajo la dirección de la luz emitida por el círculo mágico, el
mercurio se empujó y trazo a sí mismo como la arcilla, antes de finalmente
posarse en las manos de Suimei en la forma de una espada.
“―Esto es mi arma.”
Lo suficiente seguro, esto había
respondido la pregunta de Lefille. Suimei entonces se enfocó, listo para la
pelea enfrente. No habia un cuarto de retirada aquí. Con sus manos enguatadas,
Suimei tomo su espada de plata pura y cambio a una postura de combate,
encontrándose con los ojos dudosos de Raikas.
“… Hey tú. ¿No eres un mago?”
“¿Has visto mi magia justo ahora y aun
no lo crees?”
“Es porque eres un mago sosteniendo una
espada… De hecho, ¿incluso sabes como se usa esa cosa?”
La pregunta de Raikas le hizo recordar
la misma cosa de Felmenia. Parece que la idea de un mago guerrero no era
escuchada en este mundo. Su “sentido común” le recordaba un juego o una
historia al menos, donde los magos tomaban posición en la retaguardia y
guerreros servían como la vanguardia. Entonces de nuevo, vio como la magia y el
combate cercano eran dos dominios enteramente diferentes, era probablemente la
cosa natural de esa manera―
“Bueno, conozco una o dos cosas.”
“Ya veo.”
Suimei sonrió despreocupado de Raikas,
que no respondió, parecía alimentarlo con hablar.
Viendo la oportunidad, Dorothea elevo su
brazo.
Y entonces―
“¡Comiencen!”
Con el comando de Dorothea, la ofensiva
comenzó. El primer ataque de Raikas fue fácilmente seguido.
Corrió adelante, con un tajo diagonal
hacia Suimei.
Suimei hizo reflejo de su acción.
“Ha―”
Guardando la risa, Raikas no podía ver
nada especial sobre el ataque de Suimei. La diferencia en su brazo fuerte
podría ser vista con una mirada, solo ver sus relativos tamaños de brazos
podría decir mucho.
Suimei podía leer la sonrisa fría de
Raikas que creía haber obtenido la victoria, pero el resultado final era algo
que solo había predicho. Justo cuando las espadas iban a cruzarse, Suimei dio
un paso a la izquierda, dejando salir la fuerza de sus brazos, y llevo su
espada a seguir la secuela de Raikas. La abertura había sido creada, dio un
circulo entero y desde su nueva posición, al suroeste de donde estaba
originalmente de pie, di un tajo a su oponente una vez más.
“¡¿Qu?!”
La reacción de Raikas fue un momento más
tarde, y había perdido su oportunidad para corregir su postura, en su lugar fue
forzado por el momentum de su cuerpo y su espada a continuar delante.
Lo que habia pasado era completamente
inesperada. Había sido una asombrosa técnica que específicamente tenia de
objetivo especialmente un ataque oponente y destruir su balance, causando que
cayera.
Esto movimiento volteo las cosas
completamente. Suimei no dejo la oportunidad pasar. Con un salto, libero un
ataque a la espalda indefensa de Raikas. Raikas, en la otra mano, fue lento
para reaccionar. Parecía arrepentido del precio de su descuido. Suimei, sin
embargo, noto que podría no tener la oportunidad para terminar a su oponente.
Eso era porque había aun alguien mirando
desde la espalda, como un depredador mirando a su presa.
“―O viento. ¡Enfoca tu eterno poder que
destruye todo ante ti. Libera tu ira hacia mis enemigos! ¡Wind Fist (Puño de
Viento)!”
“¡Secundum Excipio! (¡Segunda Barrera,
Activación local!)”
Abandonando su ataque sin la más mínima
vacilación, Suimei activo una magia defensiva para detener el progreso de la
enorme ventisca hacia el con toda la fuerza del puño de un gigante.
La magia que había usado era el
resplantediciente muro de la Fortaleza dorada. Era una técnica defensiva que se
especializaba en defensa mágica.
“Qu―?!”
Un grito de sorpresa, de origen no
claro, entro a los oídos de Suimei. Suimei, manteniendo su espada apuntando
hacia Raikas, había puesto su brazo izquierdo detrás de él, una magia defensiva
dorada con su palma como centro. La bola de cañón de aire comprimido golpeo el
círculo mágico muriendo antes de dispersarse sin causar ningún daño a su magia
siquiera. Un momento era todo lo que tomo para esta magia ofensiva de poder
terrorífico a volverse inútil.
Su expresión se retorció con el
pensamiento de su descuido, Raikas elevo el momentum, dando la vuelta y fijando
su postura antes de hablar.
“Hmph. Tú esgrima es bastante extraña.”
“La tome de un dojo cercas a donde
vivo.”
Justo como Suimei dejo su respuesta con
gran compostura―
“¡¿Qué demonios fue eso?!” Enmarph
grito, su expresión había cambiado drásticamente.
De vuelta a la mirada impactada de
Enmarph, Suimei guio sus ojos.
“… ¿Mi magia defensiva?” respondio,
sorprendido en su voz.
“¡Nunca habia escuchado nada como eso
antes! Tú, justo ahora, tú…!”
“¿Qué? ¿Hay algo extraño sobre eso?”
Suimei no podía figurar que era sobre lo
que Enmarph hablaba, además era porque lo último había comenzado a no ser capaz
de hablarlo propiamente.
La brillante fortaleza dorada era un
tipo de magia defensiva. Era una obra maestra de su propia creación, diseñada
para ser efectiva contra cualquier tipo de ataque, una inquebrantable
fortificación. Con eso dicho, no era nada más que una magia defensiva, sin
embargo brillante; si no era la magia en sí, ¿era tal vez la repentina
aparición del círculo mágico lo que habia asombrado a Enmarph? No, ellos ya
habían visto eso momentos antes.
¿Así que porque habia gritado como eso?
“No solo es raro, esto es”
El completo Enmarph impactado era
aparentemente incapaz de terminar su sentencia, Dorothea tomo el terminar la
explicación en la mitad.
“¡Pero Suimei-san! Esa magia de justo
ahora, ¡¿las has activado sin una propiedad?!”
“… Bueno, sí. No le di una propiedad,
después de todo. Es una magia defensiva; añadir una propiedad podría no tener
significado, ¿no es así?”
De hecho, propiedad mágicas no tenían
significado cuando venía la defensa mágica. Si quieres detener una magia
ofensiva del oponente, podrías suprimirla con un hechizo defensivo, y así eso
era una parte integral del repertorio de cada mago. Mientras habia debates
efectivos contra una magia de la propiedad opuesta – eso podría requerir
adaptar tú hechizo al que será usado, algo que toma tiempo. Un momento de
descuido podría dar fin al hechizo.
Habiendo llegado a una conclusión en el
asunto, era la opinión de la comunidad que una magia defensiva sin propiedad
era la elección superior.
Sin embargo―
“¡Eso es imposible! ¡Como algo tan
desquiciado podría posiblemente pasar! ¡La magia es creada al usar una
propiedad como médium! Algo como una magia sin propiedad no podría posiblemente
existir…”
“Huh…? ¿Qué? Propiedad… ¿Cómo un
médium?”
¿Qué
demonios?
Suimei no podía entender que es lo que
decían del todo. ¿No pueden usar magia
sin usar una propiedad como médium? ¿Qué demonios se supone que significa? Una
propiedad es solo una manera de categorizar magia, no es esencial para componer
en el uso de magia.
No es necesaria.
Aunque era innecesario a pesar, pero,
quizás
“… Suimei-kun. La magia de este mundo
requiere el poder de los elementos en orden para manifestarse. Es imposible
usar magia de otra manera. O al menos, así es como se supone que sea. ¿Cómo es
eso que eres capaz de usar magia que desafía el sentido común?”
Lefille añadió un comentario que era la
pieza necesaria del rompecabezas de Suimei para entender.
En otras palabras…
“Aaaaaaaah. Ha, así que es como eso.
Ahora lo tengo… La magia de este mundo otorga una propiedad elemental para
construir magia sino más bien requiere magia usando una propiedad como
catalizador para crear magia.”
Con eso, la pregunta que había
continuamente molestado la mente de Suimei desde su llegada había finalmente
sido respondida. ¿Por qué los magos de este mundo siempre imbuían sus hechizos
con una propiedad? Esta pregunta había sido finalmente resuelta.
Desde el comienzo, Suimei había siempre
asumido incorrectamente que los magos de este mundo eran practicantes de magia
de naturaleza.
La magia de naturaleza, de paso, era
magia que tomaba la fuerza de la naturaleza. Más específicamente, era magia que
reproducía fenómenos encontrados en la naturaleza – más que eso no era
necesario decir.
Por lo que había visto, la magia de este
mundo seguía esta categoría.
Y así el malentendido había nacido. Pero
finalmente el acertijo había sido resuelto – la magia de este mundo aburrido
era sino un estructura superficial de magia de naturaleza.
Hablando de la magia de convocación del
héroe como un ejemplo: donde la puerta había sido abierta con magia de
naturaleza, entonces podría simplemente usar magia para invocar y entonces
controlar la fuerza de atracción encontrada en la naturaleza.
Por motivo de llamar el poder del
viento, vertían su mana en el aire, con esta infinitésima masa, era
horriblemente ineficiente.
O más bien, ese podría ser el caso si estuvieran
usando magia de naturaleza.
Simplemente puesto, porque no hacían esto, la magia de este mundo
no era llamado el cuarto poder que existía naturalmente. Si no hacían uso de
los ‘elementos’ de los que hablaban, más específicamente, si no tomaban el
poder directamente de uno de los ocho elementos, entonces la magia podría no
ser activa. Por esta razón, la magia de este mundo siempre tenía la marca
distintiva de uno de los elementos.
Usando los ocho elementos como un médium
para magia podría ser considerado más conveniente, y así no era como la magia
de este mundo que era completamente ineficiente. Con eso dicho, era una muy
problemática otra manera de hacer las cosas.
… ¿Era esto debido a algo heredado en la
magia en sí o era meramente un producto de la cultura de este mundo? La
respuesta de esta pregunta formada había nacido de una nueva.
“Tener que depender del poder de una
propiedad – lo siento, elemento, la
magia de aquí tiene dolor en el trasero. Integrar eso en la construcción de
magia solo añade pasos innecesarios, no menciono el hecho que hace las cosas de
manera más complicada sin razón. Que asombrosa estupidez.”
“Que clase de mierda estas escupiendo…”
“No es nada, no es nada. La magia
defensiva no requiere que inbuyas con una propiedad eso es simplemente
inneficiente.”
Mirando como la magia de este mundo no
seguía la estructura de construcción usada en su propio mundo. En su lugar, el
escenario de inyección de mana y construcción de hechizo había añadido un paso
extra después del último – canalizar un elemento. Era por esta razón que las
encantaciones aquí eran trazadas, y subsecuentemente, esos otros eran
sorprendidos cuando uso magia sin uno.
Incluso si esto hacia las cosas más
duras, no era algo que podría evitarse. Esta era la culpa del originador de la
magia en este mundo.
Incluso sin decirlo, sin embargo, como
un mago moderno, lo que buscaba era inneficiente. Con eso dicho, ¿cómo era que
Suimei había hecho tal malentendido fundamental de la magia de este mundo?
… Incluyendo la pelea con Felmenia,
Suimei había aun investigado la magia de este mundo. Más correctamente, no
había tenido oportunidad. Aunque, naturalmente, la librería del palacio tenía
libros incluidos de magia, Suimei no había leído uno.
¿Por qué? Bueno, eso era porque en el
mundo de Suimei, un grimorio era esencialmente libros de secretos. Estos no
eran libros para magos principiantes comenzando, sino más bien manuales con la
intención de aquellos listos y capaces para sostener magia. Había varias
variedades diferentes de grimorios, incluyendo aquellos que eran magia en sí.
De acuerdo a eso, intentar aprender
magia de un grimorio era imposible. Las bases de la magia nunca fueron
escritas, en su lugar habían pasado de un maestro a otro. Sin este conocimiento
fundamental, los contenidos del grimorio podrían ser todos ilegibles. Además,
dependiendo del libro en cuestión, habían incluso grimorios peligrosos capaces
de destruir la mente de sus lectores o que estaban encantados con magia de una
indeterminada naturaleza de muerte.
Si Suimei habría puesto más atención,
quizás podría haber notado que el sentido común de su mundo no aparecía aquí.
Ya que conocía esos grimorios no sabía nada más que eran peligrosos, así que no
estudio ni una copia. Sin embargo, ya que Reiji y Mizuki habían estudiado bajo
Felmenia directamente, en su lugar incorrectamente asumió que los grimorios de
este mundo eran de naturaleza idéntica a aquellos en su hogar.
Por esa razón, Suimei nunca intento
entender los trabajos internos de la magia de este mundo. Había malentendido
que el pensamiento que entender la magia del mundo podría requerir una
sustancial inversión de tiempo y energía, y eso sin un entendimiento
fundamental del origen de este mundo, magia de naturaleza,  las tradiciones que pasaban en la magia,
nunca había hecho algo por eso.
En su lugar, uso su tiempo para adquirir
conocimiento general sobre este mundo como analizar el circulo de convocación
de héroe, y había olvidado la oportunidad para aprender más sobre el sistema de
magia de este mundo incluso ahora.
Finalmente, había dicho eso, en su
corazón, también miro por pelear con magos sin conocer de antemano como eran
los magos en sí.
Él, que prontamente deseaba
personalmente descubrir los misterios había aun entendido, mirar por la
oportunidad de encontrar nuevos misterios con gran ánimo.
… Y esa misma anticipación, había
empezado desde haber llegado a este mundo, había salido con este tipo de resultado: no había un solo
punto favorable en la magia de este mundo.
“… Olvídenlo. Vamos solo continuar. Solo
estoy impactado de ustedes chicos, así que sigamos, ¿bien?”
“Tch.”
“Simplemente puesto, la magia de esa
manera es demasiado subdesarrollada, donde la mía es bastante moderna. Eso es
bastante a que decir de todo.”
“Sub ¿Subdesarrollada? Qué es lo
dices…?”
“Bueno, sí. Es super primitiva.
Comparada al nivel de misterios con los que lidie de dónde vengo, puedo solo
ver que esta tan mal que quiero llorar.”
Enmarph está enfurecido por la mirada
lamentable de Suimei.
“Hmph. ¡Cómo no necesitar usar los
elementos no es nada para estar orgulloso! ¡Ese tipo de cosas, es rota con el
poder y números!”
Las palabras de una encantación se
encontraron con la provocación de Suimei.
“¡O viento! ¡Enfoca tú poder eterno en
formación de batalla, una viciosa formación! Vamos fuerza deja todo en ruinas.
¡Aniquila a nuestros enemigos con solo poder! ¡Noise Tyrant (Tyran Ruido/so)!”
La palabra de activación era “noise
tyrant”. En un instante, un remolino comenzó a girar alrededor de Enmarph, con
un similar vortex apareciendo en su vecino. Esto era muy diferente del ataque
de insolación usado antes, una formación de barreras usando el aire en sí,
tirar el poder abrumador de Suimei con la fuerza.
Sin embargo
“¡Secundum Perfectus! (¡Segundo
Baluarte, Fortalecer!)”
La tempestad tiranica del viento
rugiendo atacaba en sucesión. Cada golpe individual sobrepasaba la compresión
del aire de Suimei en destrucción, sin mencionar que había más diez o veinte en
número.
Una y otra vez la tormenta impactaba a
la nueva fuerza de Suimei, incluso más brillante barrera.
―Disparos Consecutivos (Rush).
Como sugería el nombre, en un momento,
los ataques cayeron como lluvia.
El viento fue abatido por la magia,
resistiendo por un momento antes de desaparecer. Esta escena se repitió en si
una y otra vez, aunque Suimei se mantenía completamente sin daño, su magia
defensiva se sostenía como una montaña.
Finalmente, la magia de tempestad
gradualmente vino al final. Había sido como una magia de efecto de área,
pequeños remolinos continuaron danzando cercas.
Formalmente en el centro de la tormenta,
la mirada de Suimei se fijó al callado Enmarph.
Él continuaba sosteniendo su bastón,
pero solo podía mirar estúpidamente sin creerlo, como si nada hubiera pasado en
el intento.
Repentinamente, Rakas salto a Suimei, de
pie con su espalda a él, con toda su fuerza.
“No tan rápido…!”
Sosteniendo sus dos manos, el voló a
Suimei como una bala. En el momento perfecto para emboscarlo en el preciso
momento que la magia de Enmarph había terminado, pero desde el punto de vista
de Suimei, su ataque podría solo ser visto como lento.
Suimei se deslizo, con su brazo suelto.
Siguiendo el movimiento de Raikas con sus ojos, activo el primer baluarte.
“¡Primum Excipio!”
“¡Con todo tu ser!”
La esapda y la parede de la fortaleza
colicionaron, causando un chillido metalico alto de metal raspando el metal.
Mirando más de cerca al punto de impacto, era el material de la hoja que había
pasado, y la fortaleza inmaterial varios grados era mejor. Ni una cedió a la
otra, y chicas fluyeron en todas direcciones como si se quebraran una a la
otra.
Sin duda, el ataque de Raikas probaba un
poco como fútil era atacar una muralla de una fortaleza real con una espada. La
fiera colisión no afecto la pared mágica al final, pero lo mismo no podría
decirse de la espada de Raikas, que había rescabrajado al caer.
“Es imposible para un ataque de ese
nivel tocarme.”
“Mi-mierda…”
Suimei meramente de pie en el lugar,
calmadamente espero el siguiente ataque mientras miraba a sus oponentes llenos
de fuerza de ataque con contemplación, como si mirara un acto de comedia sin
chiste. Captando la mirada de expresión molesta de Raikas, determino que era
una oportunidad perfecta para atacar. Al momento exacto cuando Raikas abandono
su ineficiente ataque, repentinamente dio un paso a la izquierda.
Como Suimei casualmente camino adelante,
Raikas balanceo su espada en cruce.
Suimei calmadamente ajusto su dirección,
mirando el ataque de Raikas en la esquina de su ojo activo otra magia
defensiva.
“¡Quartum Excipio! (¡Cuarto Baluarte,
activación local!)”
Bloqueando al desesperado Raikas
intentando revertir la situación se encontró con la pared de la fortaleza. Este
cuarto baluarte fue diseñado para reflejar todos y cada uno de los ataques.
Esta cuarta pared defensiva tenía poder
terriblemente reflectivo enviando a volar a Raikas hacia Enmarph.
“Uwah―”
“Qué―?!”
Una figura volando, el sonido de
colisión y sorpresa, no era el último movimiento de Suimei. Esta magia,
fácilmente capaz de reflejar toda fuerza física, había por supuesto efectuado
este resultado.
Antes que sus oponentes pudieran
levantarse en sus pies, comenzó un ataque acelerado.
“Nutus Multitudo Decresco… (Disminuir
masa, reducir gravedad.)”
En un destello, la aceleración generada
por cada paso había sido incrementando a varias decenas. Bajo el efecto de esta
última magia, Suimei aprovecho la velocidad del aire, pero Raikas se las
ingenió para reaccionar a tiempo. Cambiando su espada a su mano izquierda,
preparando atacar a Suimei con su puño derecho.
No
es una mala respuesta. Parece que tiene algo de habilidad después de todo.
Sus oponentes no eran los únicos que
actuaban a las circunstancias, aunque. Empuñando su espada plateada en su mano
derecha, dejo su mano izquierda libre como un escudo.
“¡Como demonios eso fuera a hacerlo!”
Raikas grito enfurecido.
De frente con el gran peso del puño
viniendo de Raikas, Suimei opto por usar su mano para defenderse. El grito de
ira de Raikas habia sido una respuesta a esta acción, pensado que era imposible
que tal mano delgada pueda posiblemente bloquear su ataque. Y de hecho, si
fuera meramente un asunto de fuerza, entonces Suimei no tuviera ligeramente
esperanza de defenderse contra este ataque.
―Era meramente un asunto de fuerza, es así.
Justo como la mano derecha y mano
izquierda se encontraron, el guante de Suimei – originalmente puesto para
encontrar inevitablemente el ataque viniendo – en su lugar pasado de largo el
ataque de puño.
―Guantes Divergentes. Estos son una herramienta mágica que crea una
‘divergencia’ con objetos físicos que vienen en contacto con estos. Cuando los
dos lados tocaron, crearon una brecha con la que era capaz de esquivar.
Después, Suimei perforo su espada en el
suelo, simultáneamente sosteniendo el collar de Raikas como un judoka.
Combinando la fuerza generada por el golpe de su oponente con el momentum
generado por su velocidad, arrojo a Raikas.
Sin mucho más la mirada de Suimei cambio
de dirección, dirigiéndose a Enmarph, que se había solo levantado. Tomando
ventaja del momento nulo de acción, elevo su bastón, y desesperadamente canto
un ataque mágico.
“¿Esta eso bien? Tu magia no tiene
ningún poder como este, ¿sabes?”
Las palabras de Suimei presionaron
duramente al oponente. Esa magia de Enmarph era incapaz de herir a Suimei era
algo que ya había visto. La última magia defensiva había completamente
destruido su entera ofensiva.
Las palabras de Suimei golpearon al
clavo, la expresión de Enmarph se retorció amargamente.
“Hmph, incluso así―!”
Incluso
así, quiere continuar de todos modos, ¿huh?
Como si
declarara que quiere terminar esto con magia, su determinación quemo como una
flama furiosa, Enmarph comenzó a cantar una vez más.
“Buddhi, brahma. Buddhi, vidya.
(Despertar, poder, junto al gran conocimiento)”
“O viento. ¡Enfoca tu eterno poder y enfurece!”
Los dos hablaron sus respectivas
encantaciones como uno. Todo siempre sería lo mismo, la victoria podría ser
decidida por la velocidad de encantación. Sin embargo, Suimei era un
practicante de Kabbalah Hebreo que empleaba el Notarikon. Su oponente, en la otra
mano, era un practicante de un sistema de magia que requería el paso adicional
de canalizar un elemento por motivo de activar la magia. Para él intentar y
competir en velocidad era el peso de la estupidez. Al momento que hizo esa
decisión, esta batalla habia sido decidida.
Todo eso asumido, por supuesto, que
ambos hechizos fueran del mismo nivel
“¡Vendaval!”
El primero en terminar su encantación no
fue Suimei, sino Enmarph. Su inesperada velocidad era el resultado de acortar
la encantación ni incluso dos o tres frases. Como resultado, sin embargo, su
capacidad ofensiva había sido débilmente considerable. Un ataque de este nivel
era simplemente incapaz de herirle.
¿Así que porque uso esa magia?
La respuesta pronto aparecería.
Eso fue porque el vendaval convocado
vino desde su espalda.
No
está nada mal.
Como un escalofrió bajo por su espina,
su boca se curveo con alegría mezclada con una sonrisa. Esto era que había sido
puesto sus esperanzas en esto, no magia de batalla en sí, sino que magia
pudiera empujarlo. Suimei no pudo evitar querer aplaudir a Enmarph, que había
tirado todo esto en tal cosa.
Eso es porque Suimei habia elegido esta
magia. Esta encantación: Buddhi, brahma. Buddhi, vidya. Buddhi, karanda―
“¡Buddhi, karanda trishna! (¡Y entonces,
abandona tus tentaciones con una dulce voz¡)
―trishna. Un término aproximadamente equivalente a ‘tercero’. Esto
era una palabra de Sanskrit, un lenguaje central por más de cinco rituales
religiosos, y con un poder fiero desde la perspectiva de la magia. Suimei habia
solo usado esto en su magia.
Después, como si una directa
manifestación de lo que significaba esta palabra, un círculo mágico drenador
apareció bajo los pies de Enmarph.
“¡No ha terminado aún!”
Como si reflejara su espíritu de pelea,
un aura de mana quemaba desde el cuerpo de Enmarph.
Si meta: suprimir la magia de Suimei con
poder sólido. Esto podría ser descrito como el último ataque de un mago. Cuando
se enfrenta con una magia de naturaleza desconocida, esta no era una mala
elección de contramedida.
Desafortunadamente, la magia que Suimei
había elegido tenia efecto de drenado – La dulce voz de Kalavinka. Drenar el
mana del oponente era precisamente le propósito del hechizo, en otras palabras
“¡Qué―
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!”
Con un grito que hiela la sangre, al
ritmo que la magia surgió del cuerpo fuera de control de Enmarph. En esos
momentos, cayó en sus rodillas, seco.
“¡Uoooooooooooooooh!”
Raikas rugio desde atrás. Aunque habia
sido arrojado, el hecho que fue capaz de acercarse tanto era sin lugar a dudas
gracias a la asistencia de Enmarph.
No eso importaba a Suimei, que estaba
ecuánime. Con gracia, estiro su brazo y tomo la espada incrustada en el suelo,
y fluidamente la balanceo alrededor.
La velocidad del tajo de Suimei sobrepaso
eso del destello reflejando la espada de Raikas que atacaba. En un instante,
cerro la brecha.
“Ugh…”
Solo con un balanceo habia acercado su
espada a la garganta de Raikas, deteniendo su movimiento.
“―Y esta victoria es para mí. ¿Aceptan?”

Sin duda sus oponentes no tenían ninguna objeción.

Isekai Mahou Capitulo 14

El Asignamiento es una Pelea… Por
supuesto lo es…
Suimei, habiendo sido instruido por la
recepcionista que fuera a sentarse, tomar un asiento en la sala conectado a las
salas internas del gremio de aventureros.
Una linterna tenuemente ilumina el
cuarto, llenándola con un profundo sentido de deja vu.
―El sentimiento de un hospital de noche.
Como Suimei fue lleno con este
sentimiento tan irrelacionado a este mundo, mientras se sentaba fijamente en la
silla con la espalda recta, un miembro del gremio emergio desde lo profundo del
pasillo. Era una chica con esponjoso, y sedoso cabello, vestida en el mismo
uniforme que la recepcionista del gremio vestía.
Antes de saberlo, la chica habia llegado
a su lado, e inclino su cabeza, preguntando, “Un, Suimei Yakagi-san,
¿correcto?”
“Si, ese soy yo.”
Suimei dio un asentir franco. La
expresión de la chica fue una brillante y gentil sonrisa tocando sus labios
como se presentó a si misma.
“Lo siento por eso. Mi nombre es
Dorothea, y estoy a cargo de guiar a los nuevos reclutas. Por favor un gusto
conocerlo.”
“Ah. Es un placer hacerme su conocido.”
Con esta chica, con respeto y
amabilidad, él mantuvo su tono cortés usado con la recepcionista antes.
Este era un mundo de diferencias entre
la manera de ella tratar con él, y la manera a ser tratado por fuera. Como
Suimei reflejo en contraste, Dorothea sonrió felizmente y hablo de nuevo.
“Oh, no hay necesidad para tal
formalidad. Por favor hable normalmente. Somos de la misma, así que está bien.”
“…¿Está eso bien? ¿No debería ser eso
grosero?”
“Está bien, está bien Esto es más fácil
para mí también, no lo mencione pero mi trabajo es hacer a los nerviosos nuevos
reclutas preocupados por la asignación calmarse. Aunque, tengo que decirlo, no
creo que esa última parte aplique a ti, Suimei-san.”
“Haha… Muy bien entonces. Gusto en
conocerle.”
“¡Mucho gusto también!” Dorothea
respondió con gran entusiasmo, Suimei había aceptado su solicitud.
“Vamos a ir a caminar,” ella continuo,
guiando el camino a la sala con Suimei siguiéndole de cercas.
Ella repentinamente se volteo a él, aparentemente
golpeada por un pensamiento repentino.
“Oh, la forma de antes – Mire un poco tu
registro Suimei-san, eres un mago, y uno con propiedad de fuego y viento,
¿correcto?”
“Oh, sí. Más o menos.”
“¿’Mas o menos’ es? Eres de seguro
modesto. ¿Acaso no casteaste magia sin una encantación o palabra y enviaste a
Roha-san a volar? ¿Eres más que un asombroso mago?”
“No, no, nada de eso. Era en un poco de
crisis, así que lo hice inconscientemente. Es algo que pasa solo en ocasiones,”
Suimei respondió, la sonrisa en su rostro coincidía con la de ella.
El antes mecionado “Roha-san” era el
hombre que tenía la claymore de antes, huh. Fue truncado tan rápidamente que
han sido incapaces de calcular sus habilidades; ¿quizás era de hecho una
persona de algún renombre en el gremio? No esperaba llamar demasiado la
atención, intentando ocultarse detrás de una careta de modestia, pero parece
que sus acciones han sido malentenidas.
“Hmm… Por lo que se, aunque, la magia no
es algo temperamental como haces sonar…”
Su escepticismo es un duro pensamiento.
Lo que Suimei había dicho no funciono. Sus palabras demostraron que ella sabía
conocía cierta cantidad sobre la magia.
En ese caso, ¿qué debería decir para
despejar sus dudas? Él no quería dejar una mala impresión a ella, así que
decidió una adecuada explicación como garantía.
“…Encantación de lado, es posible
activar magia en otras maneras. Además, la magia que use no es nada asombroso.”
“¿En verdad?”
“Es conocimiento común, ¿ya sabes?”
Esto podría como prevenir futuras heridas.
Más que aparentar un individuo sospechoso que estaba claramente escondiendo
secretos, era mejor darle lo que aparentaba ser una plausible explicación.
Dorothea como que no quería escarbar más
profundo, y de hecho no lo hizo. En su lugar, cambio el tema.
“Suimei-san, suena justo como una
lectura de magia. ―¿Le importa si pregunto algo? Si no es por encantación, ¿entonces
cómo puede la magia ser activada?”
“Eso es un secreto.”
“Hmph. Eres sorpresivamente precavido,
Suimei-san.”
“¿Hay en verdad gente que exponen sus
secretos tan fácilmente?” Suimei respondio con una mueca.
Dorothea parece haber aceptado la
respuesta.
“Supongo que eso es verdad,” dijo, antes
de cambiar el tema de nuevo. “…Con eso dicho, aunque… Mientras Roha-san es
definitivamente más una persona impulsiva, pero repentinos incidentes como el
anterior de seguido han estado pasando un montón recientemente.”
El remarque de Dorothea parece intentar
aliviar algo de la molestia de Suimei que tal vez haya con el equipo del
gremio. Entonces Suimei hizo una pregunta de si mismo.
“…¿Hay en verdad varia gente que juega
bromas?”
“Si, en verdad la hay. Estos son
aquellos que se acercan a la ventana de recepción soñando con la vida de
aventurero a pesar de no tener la más mínima habilidad de combate, siempre son
más que tipos desagradables que solo piensan sobre las ventajas de la membresía
del gremio. Creo que tal vez debido a la aparición del Héroe, pero comenzaron
hace tres días, han sido un montón de ellos.”
Parece que esto ha causado un montón de
problemas al equipo del gremio, causando que Dorothea suspire pesadamente al
caminar. Para la humanidad, fue desesperanzador en el despertar de la caída de
Noxeas en las manos de los demonios, la convocación del Héroe haya sido como un
disparo en el brazo. No estaban bastante seguros de lo que la mayoría de la
gente pensaba del Héroe, pero si sus sentimientos eran como los de aquellos en
esta ciudad, entonces carecían de evidente cordura, es como si vieran su
existencia como un símbolo de victoria. De hecho, ellos habían sido inspirados
a pensar eso con un poco de esfuerzo, no podría hacer nada. Por esa razón, un
número de gente que han sido ‘infectados’ al punto que perdieron la señal de la
realidad y han comenzado a pensar que pueden tomar el lugar de habilidad.
Había sido esta rabia de entusiasmo lo
que causo el incidente de antes.
“¿Eso quiere decir que voy a correr
junto con gente como esa a dónde vamos?”
En su mente, visualizo una multitud
sufriendo chuunibyo toda junta.
“Nop. Eres la última persona a ser
evaluada hoy. Todo el mundo ha terminado ya.”
“…Ya veo.”
“¿Hay algo extraño sobre eso?”
“…No, no es nada. Nada del todo.”
Suimei sacudió el asunto ante la confusa
Dorothea, proponiendo a cambiar el tema aun de nuevo.
“Oh, eso me recuerda, Suimei-san. ¿Acaso
has visto al héroe durante el desfile?”
“Bueno, supongo que podrías decir eso…”
O más bien, el rastro de ese rostro había
sido una ocurrencia diaria para él antes – pero sin decir eso era esto algo que
no podría ser compartido.
Dorothea parece admirarlo.
“Reiji-sama, ¿cierto? Él en verdad tiene
solo esta indescriptible aura, como esperaba de aquel llamado Héroe. Por lo que
escuche, cada generación de Héroe parece como ser solo la encarnación de coraje
y justicia.”
Al habar, repentinamente se detuvo y
cerró los ojos, con una expresión de admiración en su rostro. Tal vez estaba
reviviendo el momento del desfile.
Junto con la figura del héroe que quemo
en su memoria, ¿había encontrado esperanza? Ya que Suimei había gastado sus días
junto con Reiji y Muzuki, no tenía tal sentimiento, pero quizás las cosas eran
iguales para Dorothea y otros como ella.
Suimei pregunto algo a ella, puesto que
su actitud hacia el héroe era quizás representando a la gente.
“Dorothea, ¿en verdad crees que el Héroe
vaya destruir al Maou y su ejército?”
“Si el amable poder del legendario Héroe
es real, entonces no creo que debería haber problema.”
“¿A qué historias dices?”
“¿Acaso no lo sabes, Suimei-san?”
“Desafortunadamente no, lo siento por
decirlo.”
Esto no era algo que Suimei actualmente
sienta, pero decidió que un tono de disculpa era la manera correcta para tomar
en este momento. Leyendas sobre Héroes era obviamente algo de sentido común
viniendo de esta gente. Mirando la reacción de Dorothea, Suimei sintió quizás
las historias del Héroe eran cercanas al corazón de la gente como las leyendas
y fabulas en su propio mundo.
“…Como esperaba,” ella respondió, su
sentimiento no inesperado, antes de comenzar a explicar. “La fuerza de aquel
llamado Héroe es algo que puede ser encontrado en los libros de historia como
en las leyendas pasadas entre nuestra gente. A través de la historia ha habido
un sin número de veces cuando el mundo encara una crisis, y la gente del mundo
ha respondido con la convocación de un Héroe. El Héroe en batalla es un signo
glorioso. Las historias incluyen cuentos de héroes pasados cortando gigantes
tan altos como montañas en dos con un solo golpe, usando magia vuelo para
destruir a los malos déspotas, o cortar el oscuro y bestial Maou con una espada
sagrada.”
“Haa―”
Sus palabras picaron su interés, no solo
por su propio motivo, sino porque hay también gente hablando sobre la situación
de Reiji y Mizuki. Era solo natural que podría estar interesado, en verdad.
Debería hacer investigación más exhaustiva después.
“¿Y qué es lo que piensas, Suimei-san?”
“¿Hmm?”
La repentina pregunta lo había tomado
con la guardia baja. Esencialmente sugería que era su turno de hablar, ella
continúo.
“Sobre el Héroe y la fuerza de supresión
del Maou. ¿Crees que puedan hacerlo, Suimei-san?”
“…Esa es una buena pregunta. Si el
actual Héroe es en verdad como aquellos en las historias que mencionas,
entonces podría ser posible. El problema es si puede o no coincidir con el
actual en realidad.”
“¿Crees que puedan hacerlo?” mi culo. Reiji y los otros definitivamente
no pueden hacer aquel tipo de cosas, así que no hay manera que vaya tan
tranquilamente como en esas historias.
“Oh, ¿no estás de acuerdo?”
“No, no es eso. Más específicamente,
creo que tonto presumir que la victoria vendrá simplemente porque el Héroe
existe. Si tiene éxito o no es algo que alguien no puede saber con certeza…”
Suimei, como uno con un preciso
entendimiento de la situación actual, era más que molesto. Si uno en verdad
creía que recibir un enorme poder era suficiente para garantizar la victoria
eso solo serviría para demostrar que poco en verdad conocía sobre pelear.
Los ojos de Suimei se desviaron en
apuros.
“Tales pensamientos sería mejor no
decirlo cuando estes afuera. Si los creyentes de la Iglesia de la Salvación,
quienes creen que los héroes son los emisarios de la Diosa Arshuna, te
escucharan, terminaría en un buen sermón.”
“Haha… seré cuidadoso.”
Eso de nuevo. Lefille había dicho la
misma cosa. Parece que a la gente de este mundo, sermones de la Iglesia era
algo para asustarse al punto que presentan como un castigo tangible. Por el
motivo de su meta, tenía que ser muy cuidadoso desde ahora.
La expresión de Dorothea cambio. Su
apariencia reprimida fue reemplazada con un aspecto de estar de acuerdo.
“Eso dicho, lo que dices es verdad
ciertamente, Suimei-san. De hecho, la mayoría de los aventureros del gremio no
se acercan a ese optimismo. De todos modos, es verdad que la radiante
apariencia del Héroe ha afectado cosas grandiosamente. No solo a los caballeros
o milicias que han rápidamente incrementado en aplicantes para unirse en sus
filas, en los pocos días, hemos recibido varias veces más aplicantes de lo
normal.”
“Y así la recepcionista intenta
conseguir que se vayan, ¿correcto?”
“Correcto, Suimei-san, al menos, debería
cargar un bastón mágico con usted. Aun aquellos aplicantes descalificados de antes
habían traído equipamiento apropiado con ellos, dejar  que entre alguien a ser miembro del gremio
como usted. Eso fue completamente inaudito.”
“Lo siento por eso, en verdad. Estoy
reflexionando por mis acciones.”
Si sus acciones simplemente no hubieran
sido malinterpretadas propiamente era una cosa, pero esta vez, también fallo en
tomar nota de sus alrededores, en serio subestimo en verdad.
Su cabeza bajo y suspiro extrañamente.
Dorothea hincho su pecho y hablo.
“Está bien si lo entiendes. No es como
si fuera un gran lio de todos modos.”
Inesperadamente, esta chica tenía
bastante incentivos de lado.
“Incluso si dices eso, eso fue una
bastante violenta manera para conseguir que alguien se vaya, ¿no es así?”
Esto era algo que Suimei había molestado
sobre el momento. Incluso si querían sacar a alguien del edificio, la manera
que tomaron sobre eso había sido apresurada, para decir al menos. Quizás esto
era simplemente porque Suimei estaba demasiado acostumbrado a la política de
servicio de su propio mundo, pero incluso entonces, ¿Cuál era el ideal con este
mundo?
[Kiel: Segmento de conocer japo con
gogle y kiel… En Japón tienen una gran política de servicio donde el cliente
sin importar como vista, se veo o actué, debe ser bien atentado mientras cumpla
con los requerimientos para el servicio… si quieren más info como es costumbre
visiten gogle…]
“¿Te refieres a la manera que actuó el
equipo del gremio?”
“Si. Hacer cosas de esa manera podría en
verdad dañar la reputación de ustedes. Si otros como yo recibieran el mismo
trato, pero no tomaran la manera como lo hice, entonces el gremio podría perder
algunos reclutas prometedores, ¿correcto?”
Inesperadamente, respondió
indiferentemente, “Si alguien no vuelve solo por algo como eso, entonces no
tenía el interés de todos modos. No es como nos duelan los números.”
Su respuesta habia sido claramente corta
y sin vacilación. Respondio a el otro asunto que podría salir, “También, los
malos rumores circulando sobre el gremio de aventureros es la norma.”
“¿Debido al éxito del Pabellón
Crepúsculo?”
“Si.”
Su tono sugería que no estaba molesta al
menos.
“¿Alguna otra pregunta?”
Por supuesto tenía. Sobre que no podría
evitar―
“¿Así que de que va exactamente el
asignamiento?”
Directamente fue al asunto. En aquellas
novelas que Mizuki le mostro, el registro gente al gremio de otro mundo era
siempre involucrando poner su mano en algún cristal que media el mana o algo
loco con ese efecto. Este mundo, a su ver, era el mismo.
Como si hubiera esperado a esta pregunta
todo este tiempo, la respuesta de Dorothea era ciertamente enérgica.
“¡Con una batalla, por supuesto!”
“¡Por supusto!” mi culo.
No mucho después de responder su
pregunta, Suimei paso a través de un conjunto de puertas con la pomposa
Dorothea. Apareciendo ante sus ojos un enorme campo de entrenamiento bajo
techo.
“No me sorprende que el gremio sea tan
grande. Había algo como esto aquí.”
Suimei murmuro palabras en acuerdo con
Dorothea.
“Eso es correcto. Este es el más grande
gremio de aventureros en los tres reinos, después de todo. Por supuesto,
tenemos instalaciones como esta preparadas.”
Un campo de entrenamiento. De modo para
conocer la fuerza de los miembros del gremio, algo como esto era necesario.
Pero―
“¿Esta vacío?”
Justo como había dicho, el campo estaba
actualmente desocupado. Aunque se podía ver a alguien detrás de las puertas
localizadas al fondo.
“Antes del mediodía, este segundo campo
de entrenamiento es reservado para propósitos de asignamiento. Nadie está
permitido a usarlo. Aquellos que han terminado su asignamiento deberían estar
en aquella sala, terminando su registro.”
“Ah…” Suimei respondió calmadamente.
Repentinamente, notando que el
sentimiento que transmitía de su pie era extraño – o más bien, el cuarto entero
le dio un extraño sentimiento – miro abajo.
“Discúlpame, pero este material…”
“Buen trabajo notando eso. Este cuarto
de entrenamiento fue construido con un material resistente a la magia recién
descubierto. Incluso si usas magia aquí, el edificio no sería fácilmente
dañado,” respondió orgullosamente.
“¿Material resistente a la magia?”
“Correcto. Este es aun muy nuevo, así
que solo es usado aquí. ¿Asombroso, verdad?”
“Si. Algo como esto existe…”
La respuesta calmada de Suimei fue
completamente ignorada por Dorothea, que esta cercas a quemarse de orgullo.
Su tono sin charla o duda, su mirada se
mantuvo fija en el suelo. El piso y paredes, siempre y cuando pudiera decir,
simplemente eran mezcla de madera y piedra. Podría esto en verdad ser llamado
¿material resistente a la magia? De vuelta en su mundo, materiales tratados con
magia eran bastante comunes, pero de su inspección, este material no tenía
rastro de tratar con magia. Si esta resistencia a la magia era una propiedad
innata, entonces eso en verdad era algo de buen interés.
Como Suimei miraba alrededor
interesadamente, Dorothea interrumpió.
“Como mencione antes, el duelo será
hecho aquí. Suimei-san, tendrá una pelea con los miembros del gremio de su
elección, y su rango será basado en nuestro asignamiento de su presentación
durante la pelea. ¿Esta eso bien?”
“Bueno, no es como tenga un problema con
eso – pero, hablando hipotéticamente – solo como ejemplo – ¿no hay otro método
de asignamiento aparte de pelear?”
“Hah… Esa es una pregunta un poco
difícil. De hecho, déjeme hacerle una pregunta en turno: ¿Si no hay pelea, entonces qué?”
Si, ellos no tenían otro modo, ¿al
parecer?
“…Oki-doki.”
“¿Huh?”
“Oh, solo estoy diciendo que entiendo.”
Dorothea no entendía su respuesta,
Suimei explico que había dado la respuesta en afirmativo. Aunque traducía
japonés sin dificultad, aparentemente palabras raras no funcionan. Como
remaneció en la ineficiencia de comunicación, elevo su mirada al techo de
madera. Mirando atrás, Dorothea aún se veía confundida.
“Ha… si dices así. Ahora bien―”
Justo como Dorothea iba a continuar,
sintieron actividad desde el cuarto interno. Las puertas se abrieron y alguien
dio un paso fuera.
Habiendo notando su presencia, el nuevo
llamo fuera entonces.
La voz que llego a sus oídos era como el
tintineo de una campanita plateada, un voz como una gentil brisa―
“¿Es ese Suimei-san?”
“Oh, Gurakis-san. Nos encontramos de
nuevo.”
Mirando a ese lugar era la persona que
conoció antes por una decidida única razón, Lefille Gurakis.
Su brillante cabello rojo fluyo detrás
de ella al acercarse, saludando a Suimei de frente, una mirada de shock en su
rostro.
“¿Qué te trae aquí?”
“Me dijeron que estoy bajo un
asignamiento de algún tipo.”
“…¿Huh?”
“¿Esta algo mal?”
“…¿No estabas aquí para hacer una solicitud?”
“Oh…”
Mirando a la sorpresiva Lefille, Suimei
finalmente lo entendió. Eso era lo que significaba lo de antes.
Antes cuando se separaron en el
escritorio de recepción, le había deseado bien con su “comisión”. Ella lo
malentendió. Pensando de nuevo, ahora entendía la razón de esas palabras.
Esperando por despejar el malentendido
tan rápido como fuera posible, Suimei de nuevo explico su meta.
“De hecho, soy como Gukaris-san: Estoy
aquí para unirme al gremio. Oh, por cierto, soy básicamente un mago.”
“Ya veo ahora. No estás cargando ningún
arma, así que pensé…”
“…Lo siento. En verdad, verdad lo
siento.”
“¿Por qué esta disculpándose?”
“No te preocupes por eso.”
Por supuesto esto había pasado. Hablando
sobre lo que vio. Las palabras que escucho no eran tan molestas.
Mirando a los dos hablando con
familiaridad, Dorothea interrumpió.
“¿Son ustedes dos amigos?”
“No, actualmente nos conocimos por
primera vez afuera, en la ventana de recepción.”
“Oh, ya veo,” Dorothea respondió.
Suimei entonces pregunto a Lefille, que
justo había respondido a Dorothea.
“Gurakis-san, ¿Cómo fue tu
asignamiento?”
“Ahh, he terminado, de hecho.”
“¿Y el resultado?”
“Nada mal.”
Con su respuesta, sus ojos se cerraron y
sonrió valerosamente. Por lo que miro, su “nada mal” no era un “me las ingenie
para eso” ni tanto como un “no tuve que ir con todo.” No se veía cansada, ni
respiraba pesadamente.
Una vez Dorothea noto quienes eran los
oponentes de Lefille, miro simultáneamente paralizada y molesta.
“¿Peleaste con esos dos y aun dices
‘nada mal’? Aquellos dos son considerados maestros reales aquí, ¿sabes?”
“¿En verdad? Solo pelee como
normalmente.”
“’’Como normal,’ es esto… Lefille-san,
de seguro es molesto que no planees quedarte aquí. ”
“…? ¿Vas a ir a algún lado?” Suimei, sorprendido
por el comentario de Dorothea, sin esperar pregunto a Lefille.
“Ah, sobre eso”
“Lo siento por interrumpir a los dos,
pero es momento para comenzar aquí. ¿Esta eso bien?”
Consiente sobre el tiempo, la pregunta
de Dorothea tiro la respuesta de Lefille. En esa nota, habían gastado algo de
tiempo conversando mientras caminaban.
Parecían continuar mientras el tiempo
como este podría crear problemas a los otros.
“Ah. Estoy listo cuando sea.”
“Entendido. ―¡Entonces Raikas-san
y Enmarph-san! ¡Si pudieran!” Dorothea repentinamente les llamo, volteando el
rostro al profundo campo de entrenamiento.
Voces respondieron de regreso, y dos
hombres caminaron fuera desde las puertas del cuarto interior. Uno era un
guerrero con armadura de cuero que cargaba una espada de dos manos mientras el
otro vestía una túnica y cargaba un bastón en una mano, un mago al parecer.
Su asignamiento parecía ser directo a
este par, haciendo de ellos oponentes de pelea para el asignamiento. La única
cosa era―
“¿Son los dos?”
“Si. Por favor elija su oponente entre
Raikas-san y Enmarph-san. Raikas-san es un guerrero y Enmarph es un mago.
Aunque sus especialidades son diferentes, ambos son muy habilidosos, y también
deberían estar bien para evaluar su fuerza.”
“Hmm…”
Al terminar de hablar, Suimei tomo la
oportunidad para evaluar al par. Poder mágico, presencia, esencia. Ni uno diera
una pelea tonta que acompañara oponentes que no bajaran la guardia alrededor.
Suimei se calmó y se acercó.
Repentinamente, el guerrero –
Raikas-san, ¿al parecer? – dijo en un resentido tono.
“¿Eres el tipo nuevo?”
”Si.”
“¿Nombre? ¿Ocupación?”
“Mi nombre es Yakagi Suimei. Soy
básicamente un mago.”
Reaccionando a su tono hostil, Suimei
dijo de forma un poco grosera. Su corta respuesta causo que Raikas lo mirara
con sospecha.
“¿Huh? ¿Qué quieres decir con ese
‘básicamente’?’”
“Ese ‘básicamente’ es un asunto de
sentimiento personal. No te preocupes por eso.”
“Ha. ¿Es eso así?”
Suimei no está seguro porque, pero
Raikas había sido hostil y molesto. ¿Era porque estaba de mal humor o solo era
ese tipo de persona? Su manera era muy grosera. El mago Enmarph era lo mismo.
Aunque había estado sin decir una palabra, el aire era grueso con una tensión
nerviosa.
Raikas miro a Lefille.
“… Tú. ¿Aun estas aquí?”
“Ah. Estaba platicando con ellos por un
rato.”
Las cejas de Raikas se cernieron y dio
la cara a Suimei una vez más.
Su dura línea de actitud parece tener
una molestia considerable, y ahora parecía como Nio.
“¿Conoces a esta persona?”
“¿Huh? Si, supongo que puedes decir
eso…”
Como Suimei estaba intentando decidir si
dejar claro que era un nuevo conocido más que viejos amigos, la voz de Raikas
bajo varios grados y su siguiente palabra tomo un peligroso tono.
“…Ya veo. Alguien que conoces.”
“…?”
“¿La conoces? ¿Correcto?”
¿Qué
es con esta atmosfera?
Mirandoles, Suimei podía
sentir una hostilidad similar de actitud de Enmarph. ¿Qué demonios hacen?
Como si revisara eventos en su mente,
una idea se le ocurrio.
Volteo a Lefille, preguntando, “No me
digas… Gurakis-san, los dos fueron derrotados…”
“Si, es lo que estas pensando. Los dos
que derrote son estos dos… Esto es un poco debido a mi. Lo siento sobre eso.”
“Como esperaba…”

La respuesta era enteramente esperada,
pero Suimei no podía evitar sino suspirar.

Isekai Mahou Capitulo 13

Pelea en el Escritorio de Recepción
Bañado en murmuradas miradas, Suimei se
encontraba en una extraña situación.
La formalmente cálida recepcionista lo
miraba fríamente mientras el hombre ante él estaba tan enojado que su cuerpo
temblaba descontrolablemente.
Los otros miembros del equipo del
gremio, parecían personalmente ofendidos, alrededor. Una densa, y molesta
presión envolvía a Suimei, este visitante de otro mundo.
Uwaaa, esto se ve mal…
Suimei gruño inadvertidamente. Su
elección de ropa había sido terrible. Si fuera a ser regañado por su acción de
ahora, entonces tendría que aceptarlo. Después de todo, esta era una
organización que conseguía el pan de cada día con sus espadas; que alguien
vestido como él pensando en unirse a sus rangos era de hecho lucido. No solo
hizo parecer completamente normal, sino que su ropa estaba muy bien. No importa
que aspecto de su apariencia evaluaran, podrían solo ver a alguien sin una
ligera pizca de experiencia en combate.
Añadiendo su pequeño cuerpo Asiático
encima de todo eso, y era solo natural que otros podrían verlo como nada más
que un desilusionado niño que no conocía sus propios límites.
Sin embargo, en el mundo de donde venía
– asumiendo que una organización como el gremio existiera – incluso su
apariencia actual no podría haber creado el predicamento ahora encontrado. En
un mundo que era hogar de incontables técnicas, habilidades, y armas; incluso
si era pequeño de estatura, incluso si parecía completamente ordinario, incluso
si era un chiquillo o un anciano, ellos siempre tenían la posibilidad de
esconder algo increíblemente peligroso. Armas de fuego, otras armas, artes
marciales, incluso magia – cuando se contaban las cosas peligrosas, había un
sin número.
Aunque tal vez diría que un fuerte
físico y una apariencia feroz era una ventaja de ese tipo, pero era duro un
factor decisivo cuando venía el combate real, y juzgar un enemigo por su
apariencia había llevado a combatientes a su muerte. Eso era doblemente verdad
cuando los magos – infinitamente más terroríficos que sus oponentes, que,
extrañamente, parecían los más peligrosos – eran tomados en consideración.
Comparados con tales cosas, el poder de la magia de uno o sus cartas del
triunfo ocultas eran más importantes.
Suimei había hecho su decisión mientras
inconscientemente adhiero los estándares propios de su mundo, actuando en
concierne con eso, para él, era solo “sentido común”. Esto había sido
convertido en un punto ciego.
Sin embargo, esta no era razón para la
gente de este mundo actuara de este modo, y así el subestimarlo era enteramente
la culpa de Suimei. Eso sin duda, no iba a ser tomado como un error pequeño al
mantenerse con unirse al gremio. Registrarse como un miembro era algo que había
pasado. Además, aun había que ver un lugar para quedarse; no podía perder más
tiempo aquí.
No podría solo decir una palabra y
volver, pensé; su apariencia ya había sido alojada en sus memorias por esta
terrible primera impresión. Cambiar sus ropas ahora no podía cambiar algo. Solo
sería sacado de aquí una vez más.
Suimei pensé duramente, mirando por una
manera para salir de la situación actual, los ojos del hombre lo miraban con
enojo, y él hablo.
“…Hey, escoria. Pareces estar bastante
seguro de ti mismo, ¿cierto?”
“Podrías decir eso. Quisiera decir antes
que si no estuviera seguro de mí mismo, no hubiera venido a este aquí en primer
lugar. ”
“Es eso así. Muy bien, entonces, vamos a
ver qué es lo que tienes…” el hombre alzo la mano, como alcanzando la espada en
su espalda.
En pánico, la recepcionista corrió a
detenerle.
“¡Es-espera! No importa que haga, esto
es aun…”
“Debería estar bien. Ese tipo parece ser
serio al respecto.”
“¡Pe-pero la regulación del gremio
estrictamente prohíbe actos de violencia contra personas normales!”
“Esto no es un ‘acto de violencia.’ De
todos modos, eso es solo contra ‘una persona normal.’ Este patán quiere unirse
al gremio, ¿correcto? Entonces él no es una persona normal. Eso significa darle
una pequeña prueba debería estar bien.”
“Pero… incluso si dices eso…”
El hombre no cedió, la recepcionista
podía solo pararse a refutar. Ingnorandola completamente, el hombre probó a
Suimei con una pregunta.
“Lo dices en serio, ¿no es así? ¿Así que
esto está bien?”
“Bastante.”
Suimei acepto la provocación del hombre,
pero no podía resistir el suspiro que vino. Era desafortunado que la situación
había sido tomada en este turno, pero daba la atmosfera de baño de sangre en la
sala, el necesitaba demostrar un poco de fuerza con certeza para impresionar.
Y así comenzó a planear su siguiente
movimiento―
Bueno,
al menos este no es nuestro mundo. Aquellos bastardos de la iglesia no están
aquí, y este es un mundo donde la magia vive en la luz. Supongo que no necesito
ocultarla
tanto…
Para ser honesto, los pensamientos de
Suimei en cómo debería aprovechar la vida en este mundo había cambiado
drásticamente en los últimos días. Al principio, planeo mantener sus poderes
como un secreto como en su propio mundo. Pero para esta gente, la magia era
parte de la vida diaria. Donde el encuentro con otro oponente que tuviera
magia, entonces la magia era la contramedida apropiada. Siempre y cuando
viviera en este mundo, era imposible considerar esconder su magia
permanentemente.
Además, la magia era visto como un
milagro, una bendición de los dioses. Aquellos que veían la magia solo como una
herejía – La Iglesia- no se encontraba.
De acuerdo a eso, no tenía razones para
tener que esconder su magia considerablemente. Otro oculto, esa magia tal vez
sería vista y robada, era similar a un descontento en su mundo. Viendo el
estado penoso de magia en este mundo, a diferencia de su mundo, siempre y
cuando pudiera decir, ni uno incluso poseía la habilidad para entender su magia
a menos que expusiera los secretos el mismo.
Simplemente, sostener su magia aquí
debería ser bastante seguro. De todos modos, si exitosamente se volvía un
miembro del gremio, su secreto podría haber salido tarde o temprano. En ese
caso, revelarlo ahora, como se opuso antes, hacia diferentes las cosas.
Aunque en su corazón, podría haber
preferido mantener este secreto tanto como fuera posible, pero considerando las
circunstancias, era también verdad que la actual situación proveyó la
oportunidad paralela para demostrar que tenía una fuerza necesaria para el
gremio. Finalizar este predicamento con la audiencia como era adecuado.
Como Suimei acomodo sus opciones en
silencio, el hombre perdió los estribos y grito.
“¿Estás jugando al tonto o algo así? ¿No
puedo decir el peligro en el que estas?”
“Bueno, para que eso pase, tengo que ser
un peligro primero, ¿no es así?” Suimei respondía calmadamente.
Más que eso, no podía pensar cómo
reaccionar. La calmada expresión de no ver alguna necesidad de preocupación no
era un acto.
Aunque la atmosfera tal vez sea tensa,
pero una presión de meramente este grado era nada para sentirse molesto. Ya
había sido probado antes, Suimei había ya experimentado peleas de vida o muerte
en más de una ocasión. Era un veterano en combate.
El sentimiento de presión viniendo del
hombre era simplemente nada al mismo nivel que lo que experimento en su hogar.
Yendo más lejos aún, cuando lo comparamos con la furia de un conejo exhibida
por aquellos que creen en Dios contra los magos, entonces ‘hostilidad abierta’
de este nivel podría prácticamente ser llamado buena voluntad. Eso no incluía
el sentimiento de ser rodeado por unidades militares armados con las armas
modernas de última generación, incluso ni se acercaba al trato de ser exhibido
por aquellas extrañas creaturas llamadas Monstruos, y las fuerzas de naturaleza
que poseían.
En comparación, el trato bueno que
sentía de este hombre era una broma. Con eso dicho, Suimei reconoció que había
simplemente vuelto demasiado acostumbrado a terribles experiencias, y que era
por esa razón que no sería ligeramente pista de peligro.
¿Me
pregunto qué piensa de mí?
Quizás lo veía como un
inmaduro patán que no conocía sus límites, un idiota que era incapaz de leer la
atmosfera en la sala, o una escoria tonta que no conocía cuando era el momento
de dar la vuelta. Como un estándar practicante de magos de su mundo estaba
restringiendo su mana como parte para ocultar su identidad, es por eso que no
podían incluso decir que podía usar magia.
El hombre gruño.
“Hmph,… Voy a comenzar. Vas a querer
bloquear o esquivar esto―”
Pronunciando el comienzo del encuentro.
Era solo ese momento que los otros en la sala notaron esa sería intención de
Suimei para ir adelante con esto.
Si era solo una demostración de fuerza,
¿Qué necesidad podría haber en ser anunciado por sí mismo? Es como cosas
inesperadas se vuelven serias.
Aunque aun extrañamente pensaba en
conflicto, Suimei no se desenfoco en sí mismo.
La postura del hombre mostraba que iba a
bajar su espada y balancearla. Mirándolo, decidió que podría ser trivial
identificar el momento cuando deje una abertura y trazar su trayectoria.
Apunto por golpear la espada como la
llave de victoria, él eligió el óptimo uso de su mana. Como si casualmente
aplastara un insecto, chasqueo sus dedos.
“¿¡Guhooo?!”
En un instante, el rugido de una
explosión y un trágico – por no mencionar el terrible corte – grito se escuchó.
El impacto por la explosión de aire comprimido arrojo al hombre en el aire solo
para ir a caer momentos después. Su espada, el objetivo que había Suimei
apuntado, fue soltado de sus manos y voló por los aires.
El sonido de la pesada espada cayendo al
suelo rugió al mismo tiempo que el hombre perdió con un grito de dolor.
“Ugh… Cuando lo hizo… ¡Mi-mierda!
So-solo que paso…?”
Incapaz de discernir la verdadera forma
del ataque que le golpeo, el hombre miro alrededor sin duda en confusión.
“Qué…?”
La recepcionista, de pie ante él, dio
una voz de confusión. Donde fue impactada por la discrepancia entre la
verdadera fuerza de Suimei y su imagen de él, o porque estaba completamente
pérdida para explicar que solo lo que ocurrió no era claro.
Los espectadores del duelo estaban
similarmente paralizados, sus ojos abiertos en shock.
“Perdóneme, pero tal vez pregunte ¿Qué
es lo que paso?”
“Use magia.”
Suimei respondió indiferentemente a la
pregunta puesta por la cobarde recepcionista.
La otra parte parece haber finalmente
notado, y el hombre camino de vuelta con su mano presionando firmemente su
cabeza.
“Magia…? Pero nunca escuche una
encantación o una palabra…?”
“Eso es correcto.”
“Me estas tomando el pelo…”
“No haría nada como eso.”
Suimei había respondido sin una pizca de
modestia.
Dar la reacción que había visto, la
sorpresa de Felmenia tenia un montón de sentido. Para activar magia sin una
encantación o una palabra de activación era algo no esencial para la gente de este
mundo.
Magia Ceremonial. Dependiendo de la
ocasión, era conocida como magia ceremonial o magia ritual; una de las formas
de las artes mágicas. Aunque era categorizada como magia, no era sin sentido
diferente de otras técnicas ocultas, astrología, u otros tipos de sistemas de
magia. Usada para anular el canto de frases con significado, y requería una
producción exacta de la prescrita moción y encantación antes de poder
activarla. Cuando describe por magos modernos, esta forma de magia era conocida
como magia manual.
Magia que actúan de acuerdo con
predeterminadas acciones y encantaciones era una muy común magia en el sistema
de magia moderna. Magia de convocación era quizás el mejor ejemplo, y era como
eso toda la magia en este mundo se
sentía bajo esta categoría.
Lo que Suimei había usado sin embargo,
fue una magia para juntar diferentes sistemas. Al chasquear los dedos había
sido el enlace para esta magia. Llenando los requerimientos de activación era
todo lo que necesitaba para hacer.
Simple y común, una vez la magia había
sido sistematizada, era extremadamente conveniente de usar.
Magia sin encantación o palabra de
activación no era nada de magos de este mundo.
“Entonces, eres…”
“Ah, sí. Lo siento por no decirlo antes,
pero soy… algo como un mago, si.”
Ah su desalineada explicación, una
conmoción rompió a su alrededor.
“Un mago… ¡¿vistiendo como eso?!”
“Nunca escuche de una mago que no
necesitada encantación o palabras…”
“Oi, no me digas que ese tipo de hecho
es un asombroso mago…?”
…Había ido un poco lejos. Pero aun así,
todo lo que hizo fue chasquear sus dedos, en verdad. Desde la perspectiva de
magia moderna, activar un hechizo con una predeterminada acción era nada
especial. Magia encantada mientras apuntas al objetivo o castear con una gran
moción existía en su repertorio, pero Suimei no quería usar nada tan vistoso.
Decidió ignorar sus preguntas. Habiendo llegado a su conclusión, se volteo.
De cara a la recepcionista, su mirada
fue sorpresiva, Suimei pregunto.
“¿Me crees ahora?”
“N-no mucho. Tu magia era ciertamente
indudable, pero no entiendo ¿por qué un mago como usted no viste una túnica o
carga un bastón? ¿No son aquellos objetos indispensables para un mago?”
…?
“¿Hmm? ¿Son aquellos en verdad
necesarios para magos?”
“…Bueno, no. No en verdad, pero
bastantes magos hacen uso de ellos aun.”
“¿Entonces quien se preocupa? No soy uno
que sigue la tradición porque sí.”
“…”
Su respuesta había sido inesperada que
la recepcionista no sabía que decir, su boca abierta, pero sin palabras que
venir.
Cuando pronto…
“¡E-esto no es un asunto de ‘porque si’!
¡¿Aquellas cosas son necesarias para precisar el control de magia o advertir a
otros magos, sabes?!”
“Bueno, tengo algo que es equivalente a
una túnica de mago, pero no tengo necesidad de algo como un bastón de mago.
Ahora, cuando vas a castear algo particularmente complejo, entonces por
supuesto son necesarios herramientas suplementarias. Cuando vienes con algo tan
simple como controlar el buen flujo de mana, aunque, entonces solo magos del
tercer grado podría necesitar algo para ayuda con eso.”
“Haaah…”
La decisiva declaración de Suimei dejo a
la recepcionista sin habla.
¿Es
en verdad sentido común aquí que magos siempre tienen túnicas y un bastón?
Debido a que Felmenia no uso un bastón, no había notado lo último.
El hecho del asunto era, por ahora, el
bastón mágico era considerado una herramienta de absoluta importancia. De
acuerdo a los archivos dejados, esta era una práctica que se originó en el antiguo
Egipto, cuando los báculos mágicos en la era que aquellos contentos por sus
dioses se volvieron símbolos de autoridad. Entre los incontables ejemplos,
quizás el más conocido eran los Druidas Celtas. Incluso en tiempos modernos,
había ejemplos de tales como el Báculo de Loto Mathers.
La diferencia entre variantes sistemas
de magia sin dificultad, el bastón mágico era una invaluable añadido a todo
tipo de magos, siendo particularmente común entre aquellos practicantes del
sistema fuego. (Usuarios de Fuego)
Con eso, de hecho no tenía uno – la
razón para eso debería ser dejada para una discusión después.
Cuando vino la necesidad de túnica de
mago, que aumentaban la capacidad defensiva de un empuñador de magia, este
mundo y su antiguo estaban de acuerdo.
En la Sociedad de Magos, un traje formal
Occidental (Smokin) había remplazado a la túnica. Con esta habilidad para
defender contra la magia, era algo que había ya preparado. Podría la situación
requerirlo, ya había materializado ese traje negro-blanco y un manto en un
notado momento.
…Una túnica de mago y un bastón.
Él no los evito porque sienta que eran
una antigüedad o tenía algo en contra de la antigua imagen de un mago quienes
eran una parte integral. Mientras eran en verdad una parte importante a través
de la historia no parecen realmente adecuados para un mago moderno… esa fue
duramente una razón para descartarlos.
No, habían sido otros desarrollos
modernos que llevaron a abandonar la túnica y el bastón.
Aunque había sido medio perseguido
después por los misterios del mundo como mago, un ideal que corría en dirección
opuesta a la que la ciencia quien dominaba el mundo en donde vivía, no tenía
sentido ser influenciado por la misma sociedad. Nuevas herramientas mágicas
habían sido desarrolladas para tomar el lugar de las viejas. Caminar en el
camino de la magia evocaba ser el cabeza de la Sociedad que había dejado a
Suimei a donde está hoy.
El bastón mágico se había vuelto una
pistola o espada mágica, y la túnica se había vuelto un traje Occidental. Las
tradiciones del tiempo eran importantes, pero buscar maneras para improvisar
aquellas tradiciones y forjar nuevas es importante.
Sin duda, que esto había creado una
sustancial confusión era indudable.
“Lo lamento. No había notado que mi
elección de ropa podría importar mucho.”
Sus hombros cayeron al disculparse con
el hombre que hizo una frenética respuesta en sí.
“N-no del todo. Fue mi equivocación por
juzgarte demasiado rápido. En verdad lo siento.”
“Aprecio que diga eso… Con eso saldado,
¿está bien que me una al gremio ahora?”
“Ah, sí. Eres un mago así que no tengo
ningún complejo sobre eso. Ella le ayudara con el resto.”
El hombre camino y apunto a la
recepcionista.
Siguiendo su guía, “¿Esta eso correcto?”
Suimei pregunto a la recepcionista.
“S-sí. Unirse al gremio está bien.
Lamento por mi grosera manera de antes.”
“Mm. No se preocupe sobre eso. No es un
gran problema…” respondió a la joven mujer, ella agacho su cabeza con pena, su
tono traiciono su confusión.
“No, en verdad lo lamento.”
La actitud de ella dio un giro de 180°,
pero eso era entendible.
En este momento, los molestos
alrededores que criticaron a Suimei antes volvieron a sus asientos uno a uno.
Por la situación, parece claro que el asunto había sido resuelto. El hombre de
nuevo se disculpó y se fue.
“…Estos son los documentos que necesita
llenar. Por favor introduzca cualquier información requerida”
“Lo tengo.”
El papel que la recepcionista paso
preguntaba por alguna información básica como su nombre y edad.
La recepcionista dio un vistazo rápido a
la hoja.
“Así que, Yakagi Suimei-san… Lamento por
mis descortesía, pero esto es un raro y único nombre, ¿no es así?”
“Lo sé, ¿cierto? La gente siempre me
dice la misma cosa.”
Suimei sonrio amargamente a su remarque.
Era japonés, después de todo, y este mundo era ásperamente equivalente a la
Europa Medieval; tal sentimiento solo era esperado.
Con eso dicho, era verdad que esto era
algo que escuchaba bastante seguido. Incluso en Japón, “Suimei” era un nombre
raramente visto, y había sido molestado más de una vez por tener tal nombre
“brillante”. No importa a donde fuera, era un extraño nombre… pero eso no era
para pensarlo mucho ahora.
“Incluso no has puesto una dirección.
¿Puedo preguntar porque?” la joven mujer pregunto al mirar sobre el formulario.
Como justo había dicho, el espacio de la
dirección se encontraba en blanco.
Esto no significaba que intentaba estar
sin hogar, sino más bien que planeaba tomar un hogar después de esto.
“Estoy planeando mirar por un lugar para
quedarme después de esto, así que lo deje en blanco por ahora.”
“Si gustas, ¿el gremio puede proveerte
de acomodada?”
Aunque aprecio el pensamiento, ya había
hecho planes, así que sacudió la cabeza.
“Gracias, pero planeo dirigirme al
Imperio Nelferina. No estaré en Mehter por tanto.”
“Ya veo…” la mujer respondió con un tono
de disculpa.
No sabía que era de lo que se sentía
arrepentida, pero hospedaje era de hecho algo que había ser cuidadoso. Iría a
eso por lo siguiente.
“¿Hay algo mal?”
“No, no es nada. Es solo que el gremio
necesita conocer como los miembros están, así que una vez encuentras una
residencia más permanente, por favor venga a decirnos.”
“Lo hare.”
“Okay, Suimei-san. Solo para confirmar:
desea ser enlistado como un mago como ocupación, ¿correcto?”
“Correcto.”
“Siguiente pregunta, entonces. ¿Puedo
preguntar que propiedad elemental es?”
La recepcionista casualmente pregunto
dejando de algún modo perplejo a Suimei.
“…¿Es un problema si no lo especifico?”
“Es una regulación del gremio. No se preocupe,
sin embargo: no haremos tal información personal publica.”
“Ya veo, hmm…”
“¿Hay algo mal?”
La joven mujer inclino su cabeza,
confundida por el aspecto de la cara de Suimei. Esa pregunta habia sido
preguntada como sentido común en este mundo. De hecho, de vuelta al palacio,
sobre animados por haber aprendido magia, Reiji y Mizuki habían mencionado algo
sobre como la afinidad de magia era decidida al nacer. Sin embargo, habiendo
escuchado esto de dos que eran aparentemente capaz de usar cada tipo de magia,
no estaba seguro de cómo dar la información. ¿Quizás esto era relacionado a
eso?
Desde el punto de vista del gremio,
querían saber en qué se especializaban los miembros eran solo natural.
Al final, Suimei, con una extraña
expresión en su rostro, murmuro una respuesta.
“Bueno, soy un poco mejor en magia de
fuego…”
“Fuego, ¿es así? Pero lo que uso justo
ahora definitivamente no era magia de fuego…”
“Uh, um… puedo usar magia de viento
también.”
“Ya veo. Así que tiene propiedad dual.”
“Si… algo como eso.”
Suimei pudo solo responder de forma
ambigua. Parece ser que estaba bien para este mundo.
Como dijo, era de hecho mejor en magia
de fuego. Pero era solo en una manera muy general de hablar. A diferencia de la
restricción de afinidad que Reiji y Mizuki describieron, no tenía problemas en
usar otros tipos de magia.
No era como que lo que dijeron había
sido completamente sin bases. Incluso en su mundo, porque los magos estudian
diferentes sistemas de magia, era un hecho que tipos de magia eran incapaces de
usar.
Él, sin embargo, era una excepción. Era
un practicante de la numerología Hebrea, o más específicamente, el Kabbalah,
con la grande representación de toda creación con enumeración (Sefirah) y
formulas, y usa combinaciones mágicas para dar a luz magia. Magia de Fuego,
magia de agua, magia de rayo… incluso la reproducción de una fase de transición
tal como la solidificación de un líquido era posible. Siempre y cuando el
propio proceso fuera seguido y una apropiada cantidad de mana fuera usada, y entonces
cualquier y todo fenómeno podría ser reproducido por su magia.
Sin embargo―
(Propiedades, huh…)
Solo ahora había comenzado a notar que
importante un concepto era para la magia de este mundo. Era verdad que incluso
para la perspectiva de un mago moderno, la doctrina de cuatro (o cinco)
elementos y las cinco fases eran extremadamente importantes, considerando a ser
los conceptos básicos independientemente del mundo.
A pesar de eso, sin embargo, la noción
de “propiedades” era nada más que una tosca indicación del elemento al que
pertenecía la magia. Como un ejemplo, aunque magia de agua y fuego sean fuertemente
contradictorias, solo porque puedes usar magia de fuego no quiere decir que no
puedes usar magia de agua.
La idea que afinidad elemental era
innata era más un concepto básico. Aunque, técnicamente hablando, cada quien
posee el potencial de usar todas las propiedades de magia, hay aun aquellos que
son considerablemente más difíciles para un mago dado a usar. No era duro
imaginar que podría ser algo parecido llegar a esa decisión.
Si tomamos rápidamente el fuego como un
ejemplo, mientras técnicamente la gente es capaz de aprender a usar todas las
herramientas, hay indudablemente alguien que puede comenzar fuego con un
mechero, pero que no saben cómo hacerlo con un fosforo. Tal persona podría ser
descrita por tener una “afinidad” para mecheros, mientras es “debíl” con
fósforos.
Cuando refraseas en términos de magia,
mecheros y fósforos pueden ser vistos como diferentes sistemas de magia. Un
fuego podría ser creado por tomar el poder de dios y demonios; usar el Sefirah
para nacer fuego en la existencia, como hacia Suimei; otros métodos de
adivinación tales como astrología o tarot; o el uso de runas o onmjouji; etc.
Todo podía ser archivado en el mismo resultado, pero que método empleaba era un
asunto de la afinidad de uno. Había inevitables fenómenos que uno podría fallar
para producir cuando trabajas con un sistema de magia que eres particularmente
débil.
Entonces, era uno capaz de usar otros
sistemas de magia, entonces siendo capaz de usar otras propiedades mágicas se
volvió posible. No era como ciertamente
uno podía usar todas las propiedades de magia, pero para Suimei, un mago
moderno que encontró varias, varios sistemas de magia, la noción de ser
“imposible” para usar todas las propiedades de magia era en verdad solo un
problema con su naturaleza (personalidad).
Escucho de magos modernos que se
enfocaron solamente en una sola propiedad y eran incapaces de usar otras.
Pensando solo en aquellas líneas, era fácil entender porque los magos de este
mundo estaban limitando sus habilidades a usar ciertas propiedades y no otras.
Era como la “magia” de este mundo era dominada por el mismo sistema de magia
que Reiji y Felmenia practicaron. Incluso si hay otros, no parece ser lo
suficientemente grande para tener efecto en nada.
“Por cierto, ¿puedo preguntar si
Suimei-san puede usar magia de restauración?”
“¿Hmm? ¿Magia de restauración?”
Suimei elevo su cabeza con la abrupta
pregunta.
Una desconcertante mirada apareció en su
rostro.
“¿No me diga que no sabe que es magia de
restauración?”
“No mucho. Es más como no sé nada sobre eso…”
Escuchando de nuevo el término, Suimei
sintió que era de alguna forma diferente del término que conocía. Quizás era
solo una diferente frase y ¿no había en realidad una diferencia semántica?
De todos modos, cuando vino con magia de
restauración―
Parece ser que era un término
compactando todas las magias relacionadas a magia de curación.
Magia de Recuperación era un vital―no, no,
necesario, poder. La habilidad para curarse a uno y otros después del combate
era esencial, algo que tienen muchos sin saberlo. De vuelta a su mundo
original, la crónica de suficientes números de magos que practicaban magia de
recuperación había plagado la sociedad a través de la historia.
No estaba preocupado sobre revelar algo
a este grado.
“…Con relacionado a magias de curación,
puedo usar magia de energía, alquimia, y magia de reconstrucción.”
“¿Huh? Energía… ¿curación? ¿Alquimia?”
“Si. Eso es correcto…”
Revelo las magias que podía usar para el
tiempo que vendría, pero la recepcionista parecía confundida. ¿Quizás no podía
entender la terminología usada?
“Um… Lo siento, pero no soy versada en
magia, así que en verdad no entiendo lo que ha dicho.”
…Cierto.
“Hahaha…”
Por supuesto. Por supuesto esto había
pasado de nuevo. Suimei parecía que no sabía lo que iba a decir.
Magia de Energía era una técnica para
curar heridas con magia. Algunas veces era conocida como magia de curación o
cirugía espiritual por su habilidad para curar heridas extendidas más allá del
cuerpo físico a la mente. Era capaz de curar serías enfermedades y reconectar
miembros. Magias de Curación eran todos de este tipo, mientras magia de
reconstrucción – como si nombre sugiere – era para reconstruir objetos rotos a
su estado original. Era lo que significaba usar en cosas inorgánicas, pero a un
limitado extenso, podría ser usado para curar también.
…La recepcionista decidió poner de lado
el asunto de esas magias que nunca había escuchado, y preguntar por algo en su
lugar.
“Um, ¿Qué tiene magia de restauración
que ver con refinar metal?” (Alquimia es “錬金術,” literalmente “arte de refinar metales”.)
“Porque las pociones mágicas son
producidas via alquimia.”
“¿Esas son pociones metálicas?”
¡¿Qué
demonios es ese tipo de poción?!
Suimei retorció su
mente antes de continuar con, “…Lo siento, no estoy familiarizado con esa
‘alquimia’ a la que se refiere, ¿podría explicarme?”
“Oh, um, okay. Alquimia es, como su
nombre sugiere, el control del metal via el médium de magia de tierra. Es
típicamente usado en la creación de objetos metálicos, el proceso de
orichalcum, o la creación de los golems de más alta calidad. Las pociones de
magia que usted menciona, Suimei-san, son de una diferente disciplina de magia,
farmacología mágica…”
“…”
“…¿Suimei-san?”
“Lo siento, no es nada.”
La alquimia de su mundo habia originado
con el antiguo Egipto y Grecia. Combinando metalurgia, medicina, hacer vidrio,
y las técnicas científicas del tiempo en un enorme cuerpo de conocimiento. Con
el desarrollo de una medicina que otorgara la inmortalidad como su meta, era
dicho que había amasado la suma total de todo el conocimiento humano al momento
bajo una sombrilla.
Las secuelas, vinieron bajo las
influencias de Hermes y el legendario alquimista Paracelsus, la alquimia habia
gradualmente cambiado. En esta nueva forma, la medicina de la inmortalidad se
habia convertido en sinónimo con la Piedra Filosofal, y su primera meta era
convertir el refinamiento de metales preciosos y la creación de homúnculos y
reproducción de materia. Entendiblemente, se habia vuelto una de las mayores
escuelas de magia. Porque este mundo nunca tuvo a Hermes Trismegistus o a
Paracelsus, era obvio que la alquimia de este mundo sería diferente de ese
mundo.
Metalurgia y la creación de golem
podría, a lo mucho, solo ser descrita como un corona de la alquimia de este
mundo. Él era, sin embargo, interesado en esta “farmacología mágica” que
aparentemente estaba irrelacionada con la alquimia de este mundo. Aunque, era
claro que la alquimia de este mundo era diferente del que era familiar. Si no
era cuidadoso cuando hablara, podría causar complicaciones.
“…C, correcto. Bueno bien, ¿está bien si
lo pongo como capaz de magia de restauración?”
“Si.”
Después de ligeramente asentir, la
recepcionista escribió la pertinente información en la forma de registro.
Entonces, aclarando el aire con una tos, continúo con un tono de negocios.
“―Ahem. Discúlpeme. Siguiente, voy a
explicar sobre el gremio de aventureros. Pabellón Crespúsculo, y la evaluación
de rango. Los detalles de lo segundo serán explicados después por el personal
correspondiente; hablare sobre el Pabellón Crepúsculo primero.”
Suimei asintió, y la joven mujer comenzó
su explicación.
“El gremio de aventureros, Pabellón
Crepúsculo, es el gremio de aventureros primario operando con las fronteras del
Reino Aster, el Imperio Nelferian, y los Territorios Autónomos Unidos Sadias.
Los servicios necesarios varían tanto como las comisiones aceptadas, aunque la
vasta mayoría caen entre uno de los siguientes; misiones de escolta para
aquellos que reúnen hierbas en áreas peligrosas, entrar a antiguos calabozos,
explorar regiones fronterizas, y la eliminación de monstruos. ¿Alguna
pregunta?”
El silencio de Suimei provoco una
pregunta de confirmación de la recepcionista. Hasta este punto, todo lo que
escucho era lo que leyó en la librería de Camelia.
El gremio de aventureros, Pabellón
Crepúsculo, era un gremio especial con la habilidad de libremente operar con
las fronteras de los tres reinos. Sus cuarteles estaban localizados en los
Territorios Autónomos Unidos Sadias, con masivas ramas localizadas en Astery
Nelferian. Esta era una organización con la autoridad para aceptar solicitudes
con respecto al gobierno en sí.
Siguiendo el asunto, Suimei asintió,
señalando a la recepcionista continuar.
“Entonces continuo con la explicación,
¿okay? Ahora, aunque antes dije que opera ‘principalmente’ con las fronteras de
los tres reinos, pero estrictamente hablando, miembros del Pabellón Crepúsculo
no están asignados para operar fuera de los tres reinos. ¿Sabe usted porque?”
La repentinamente era inesperada, pero
no difícil, así Suimei respondió directamente.
“Porque otros reino los verían como
hostilidad de los tres reinos o serían visto como enemigos, ¿correcto?
Subsecuentemente, los miembros del Pabellón Crepúsculo no pueden fácilmente
entrar a otras naciones, y además, no pueden usar su membresía de gremio.
Porque de ser así, podría seguir a peligrosas circunstancias. Algo como eso.”
“Eso es correcto. Es por eso que cuando
deje los tres reinos, necesita ser cuidadoso. Si no va a través de los canales
apropiados, entonces sería posible que fuera arrestado como sospechoso de ser
un espía. Aunque la relación entre las naciones ha sido improvisada desde que
los demonios han atacado, es aún mejor ser cuidadoso.”
“Lo tengo.”
Algo como eso ocurriera era más que
posible, y así Suimei expreso su entendimiento a la recepcionista que tenía una
sería expresión al recordarle del peligro.
“Moviéndonos, nuestro gremio usa un
sistemas de grados para conseguir información de nuestros miembros. Los rangos
van desde rango-E a rango-S, con miembros recibiendo comisiones de acuerdo a su
rango. Más específicamente, miembros rango-E no pueden aceptar comisiones de
rango-D. Si desea tomar comisiones de mayor rango, entonces complete varias tareas
para probar su evaluación y asignar el rango.”
“¿Y en que es basada la evaluación?”
“Mientras hay varios factores, logros
obtenidos mientras completa las comisiones es el primer criterio. Eso es,
después de todo, el tipo de organización que es. Esto debería ser esperado.”
Suimei asintió en respuesta.
Sorpresivamente, la evaluación de la
fuerza de los miembros se vino abajo con experiencia de trabajo. Había
comisiones como cazar monstruos o encargarse de bandidos, y así algo como esto
era solo injusto. Uno podría nunca elevar su rango sin el positivo asignamiento
de sus habilidades. Suimei solo planeaba aceptar adecuadas comisiones de todos
modos, así que no había problema para él.
“Adicionalmente, solicitudes, la mayor
parte, son anunciadas por los miembros del equipo del gremio. Por favor
siéntase libre de mirar el pizarrón de solicitudes para un trabajo que guste
hacer, y entonces tráigalo a uno de nosotros. En ese punto, investigaremos y
determinaremos la adecuada comisión basado en su rango, así que por favor
téngalo en mente.”
Partiendo a través de su explicación,
Suimei noto algo.
“¿’la mayor parte’? ¿Significa que hay
veces cuando las comisiones son dadas con el asignamiento?”
“Buen trabajo notando eso. Si.
Comisiones de gran escala con personal normal son incapaces de tomar
responsabilidad y comisiones de extrema dificultad son dadas en esta manera. Como
beneficio de la solicitud en cuestión, son reunidos miembros del gremio y
asignamos el asunto a los individuos apropiados para tener el asunto cuidado.
Sin embargo, aquellos elegidos son miembros de alto rango o aquellos que poseen
habilidades especiales. Esto no tiene nada que ver con usted a este punto.”
“¿Quizás?” Suimei respondió vagamente.
Aunque incluso si quería tomar tal
solicitud, daba que actualmente no tenía logros para hablar, y aún era pronto
para creer en el gremio, era verdad que tal solicitud no era algo que podría
concernirle a él.
“El objeto final del asunto que
concierne es su carta de membresía del gremio. Después de esto, se le dará una
tarjeta que sirve como prueba de su membresía del gremio como también
identificación personal. No la pierda. Si cayera en las manos equivocadas,
varias malas cosas podrían ser hechas. Por favor, manténgala a salvo. Si la
pierde causaría un daño a la reputación del gremio, y sería castigado de
acuerdo a eso. Por favor tenga cuidado.”
“Lo hare.”
“Una nota final. El diseño de la tarjeta
de membresía cambia dependiendo de su rango, y así durante los momentos cuando
su rango este siendo evaluado o cambie, necesitaremos su tarjeta de vuelta.
Lamentamos por algún inconveniente que eso tal vez causa.”
Terminando con su explicación, la
recepcionista respiro profundamente.
“Eso es todo de la introducción al
gremio, lo siguiente sería la evaluación de rango. Por favor tome asiento más
allá de la puerta que está ahí y espere su turno,” dijo, indicando la puerta en
cuestión con su mano.

Como dirigió, Suimei camino hacia la puerta interior.