Isekai Mahou Capitulo 23

Capítulo 23: La Espada Espiritual
“Parece que las cosas no han terminado
aún.” (Lefille)
Con su mirada afilada, el comentario de
Lefille lleno a los otros con ansiedad.
“L-Lefille-san estas bien. ¡Ellos vienen
a este lugar! Y hay más que la última vez…”
“¿Es en serio?”
“¡Malidción! Hay gente herida en la
pelea justo ahora. ¡No tenemos suficiente gente!”
Las palabras de la joven chica envían a
los guardaespaldas y aventureros a un clamor frenético.
La realidad de la continuidad en su
batalla con el Mazoku fue evidente por la presencia de presencias adicionales.
Además, no solo tenía algunos de sus números siendo heridos en la pelea anterior,
sino que había incluso más Mazoku que la última vez. Las cosas se habían vuelto
a lo peor.
Viendo eso, que se sintieran perturbados
era solo natural.
Un paso después, Suimei comenzó a
enfocar su reconocimiento. Cerrando sus ojos por motivo de callar información
innecesaria, él activo su sexto sentido de mago.
Entonces
que, ¿diez? No, cerca de veinte. Justo como han dicho, son más que la ultima
vez.
La fuerza de las presencias sentidas
estabán a la par de la batalla anterior.
Entonces eran el mismo tipo de Mazoku—

Como Suimei estaba mirando a la
distancia, los guardaespaldas lamentaron su situación salvajemente.
“… ¿Qué deberíamos hacer ahora?”
“¿Acaso incluso tienes que preguntar?
¡Contener su ataque! ¡No hay lugar a donde correr, después de todo!”
“¡Escuchen! ¡Todo aquel herido en la
pelea anterior, retroceda! ¡Todos los demás, prepárense!”
El grito de comando se sobrepuso,
sirviendo solamente para profundizar la ya desorganizada atmosfera. Muy pronto
sus enemigos llegarían.
Ellos ganaron a duras penas la primera
vez, pero eso fue solo debido a que abrumaron sus números al enemigo. Ahora que
sus números habían disminuido mientras sus enemigos habían incrementado, el
miedo se notó en sus rostros. Terror y tensión había sido puesto en este campo
de batalla.
Galeo, que se había escondido en el
vagón de carga con los otros mercantes hasta ahora, se puso de pie fuera.
Él camino entre los inestables
guardaespaldas, que estaban ocupados con preparaciones.
“L-la batalla no ha terminado aún…?”
Galeo pregunto en voz chillona, su rostro cenizo.
Como un no-combatiente, como a el le
concierne, el Mazoku era solamente un objeto de miedo.
Por las acciones y palabras de los
otros, parece haber notado la situación.
Una de las escoltas hablo.
“Si. Por favor continúe esperando,
parece haber más Mazoku dirigiéndose a este camino.”
“¿Q-qué? ¿Van a estar bien?”
“…Eso, huh. Bueno, por lo que fue dicho,
parece que hay más que la última vez y no tenemos el tiempo para sanar a
aquellos que fueron heridos. Las cosas tal vez no vayan bien esta vez para
nosotros.”
“Como pudo pasar esto… ¡¿Estás
diciéndome que vamos a morir?!”
“No, los protegeremos con todo lo que
podamos. Es solo que…”
“¿Qué?”
“En el peor escenario, nuestra defensa
colapsara y algunos de los guardias tal vez huyan.”
“—¡? … Y-ya veo. Como viene a esto…”
“Si pasa eso, antes que nuestra defensa
colapse completamente, por favor tome a los otros mercantes y escapen.”
Su voz baja y suave, sus expresiones
serias, y su rostro fijo, el aventurero informo a Galeo de la posibilidad de
que algunos de los guardias tal vez corran. Como él dijo, una vida era algo
irremplazable.
Aquí solo por el dinero, estaba
definitivamente la posibilidad que alguien podría correr, priorizando su
seguridad personal.
Si tal cosa fuera de hecho a ocurrir,
sería mejor hacer planes para su propio escape, los aventureros parecen estar
diciendo.
Desesperado, una mirada extraña apareció
en el rostro de Galeo. Él originalmente pensó que iba a ser un viaje calmado,
que llegarían al imperio sin algún dificultado. Sin embargo, justo antes de la
línea final, algo como esto había pasado.
No solo habían aparecido Mazoku
repentinamente, sino ahora eran atacados en una encrucijada sin fin. Porque
ellos habían puesto tal esfuerzo en dañar una pequeña caravana y unas pocas
escoltas era lo incomprensible.
Esos pensamientos corrían por su mente.
Como Galeon gruño en frustración,
Lefille – la primera que noto la segunda oleada de la pelea que estaba a punto
de comenzar – camino.
Su postura confiada parece ser incluso
confiable.
“—Por favor no se preocupe, Galeo-dono.
No dejare a uno solo de los Mazoku vivo.”
Su cabeza se levantó.
“E-es Gurakis-dono… Aunque tus palabras
ciertamente parecen ser bastante confiables, pero contra los Mazoku, una joven chica
como usted…”
“No
puede ser fácil hacer todo eso,”
él parece querer
decirle, pero evito ser tan directo.
Desde sus ojos era fácil ver que solo
podía ver una frágil joven chica, dejándole confusión y incredulidad.
Él no era conocido de sus esfuerzos y
poder de antes en el bosque.
En luz de eso, él no podía ser criticado
por su escepticismo…
Los aventureros que habían previamente
hablado a Suimei tomaron la oportunidad para dar un paso al frente y hablar con
gran confianza.
“¡No, no es como eso del todo! ¡Lefille
es fuerte, sabe! ¡Los Mazoku de la pelea justo ahora fueron mayormente
asesinados por ella sola!”
“¡Si! ¡Y Lefille-san incluso tiene la
habilidad para matar a un medio-gigante con un solo golpe! Es por eso que no
necesita preocuparse demasiado sobre estos Mazoku,” la chica maga dijo,
apoyando las palabras del guerrero.
Comparada a los otros aventureros, este
pair fue más colectivo, como conociendo su propia experiencia peleando al lado
de Lefille en el pasado. Sus palabras causo a Galeo mirarlos y a Lefille con
sorpresa, como si fueran capaces de mantener la calma en tales terribles
circunstancias.
“Es eso verdad…?”
“Absolutamente. Así que no se preocupe.”
Aunque no fue fuerte, el asentir de
Lefille fue sin duda lleno con confianza.
Quizás porque no sentir la ligera pista
de debilidad en sus palabras, Galeo, finalmente se calmó.
Cuando vino a este joven chica, que había
ligeramente derrotado a todos los Mazoku en la batalla de antes, quizás los
Mazoku también no eran más que hormigas.
En esa nota—
“… De seguro eres confiable.”
La escena de la pelea de antes había
dejado una profunda impresión en ellos, el guerrero y la chica maga miraron a
Lefille con ojos de admiración.
Esas palabras vinieron de Suimei, que,
suspiro, estaba reaccionando por sus expresiones de adoración.
“… Po-por favor no diga eso, Suimei-kun.
Estaba bastante nerviosa por mi misma, sabe. No es como lo haces sonar.”
Lefille dijo, avergonzada.
“Tú tal vez digas eso, pero estaba esa
expresión en tu rostro en ese momento, ¿sabes?”
“… O-oh.”
El ataque continuo de Suimei profundizo
sus sentimientos de vergüenza. Su rostro se enrojecio, haciendo de esta una
impresión increíblemente linda.
Habiendo escuchado el consejo del par,
Galeo volteo a Lefille.
Su mirada aun a medio creer, tosio, y
hizo lo mejor que pudo para controlar sus sentimientos, hablando.
“… Entiendo. Mirare adelante por ver que
pueden hacer.”
“Seguro. Dare lo mejor de mi para su
expectativa.” Lefille dijo, conociendo su asunto-como manera de modestia.
Con su conversación terminada, Lefille
volteo a Suimei.
“Suimei-kun.”
“¿Hmm? ¿Qué pasa?”
¿Qué es esto tan repentino?
Con su voz seria con la que hablo a él,
Suimei volteo su rostro a Lefille.
“Me disculpo por ser un poco molesta
aquí, ¿pero estas bien? Aun si nada paso en la pelea pasada, por favor no te
fuerces a ti mismo. Sería lo mejor si te pones atrás con los otros.” Ella dijo
solemnemente.
Ella
trae esto a mención porque mi magia no funciono en el Mazoku, huh.
De hecho, desde la perspectiva de un mago,
fue lo mejor para evitar peleas problemáticas.
Quizas podría ser lo mejor dejar esto a
otros. Eso fue lo que otros parecen sugerir, después de todo.
Sin embargo, hay demasiados enemigos. En
una situación como esta donde su seguridad no puede ser garantizada, no puede
decirlo y hacer nada.
“No, está bien.”
“¿Estas seguro?”
Justo como Lefille pregunto eso, el
aventurero hizo eco de su pregunta.
“Si, ¿estas seguro estar bien? Usaste
bastante pocas magias antes ahí. ¿No estas cansado?”
“Oh, no. Estoy bien. Tiempor para
despejar, en serio.”
“’Tiempo para despejar’, ¿dices?… Ser
demasiado confiado en tus habilidades es un error con consecuencias que podras
lamentar luego, ¿sabes?”
“Aprecio la advertencia.”
La respuesta de Suime fue fría, pero
cortés. Sus palabras han salido concierne a su prospecto, después de todo, él
no dijo directamente algo contrario.
El asintió su cabeza para indicar un
acuerdo superficial, pero el aventurero que conocio tenia una mirada dudosa,
sin creerle enteramente.
Lefille hablo una vez más.
“Pero Suimei-kun, ¿estas en verdad bien
considerando que tu magia no parece que sea efectiva contra el Mazoku?”
“Oh, eso. Creo que hare algo.”
“¿Acaso piensas que puedes hacerlo?”
“Mi magia no esta limitada a lo que
mostre justo ahora. Si un sistema mágico particular no funciona, entonces solo
tengo que hacer infirencias de lo que observe y continuamente intentar cosas
hasta encontrar algo que funcione,” él responde, explicando el razonamiento
detrás de su confianza.
Lefille fruncio, como si algo que ha
dicho fuera extranjero para ella.
“…? ¿Un ‘sistema’ que funcione? ¿No un
elemento?”
“Oh, ya veo, um, como poner esto… es
complicado.”
Su rostro confundido se aclaro en si con
su visión. La respuesta de él fue más que nada evasiva.
Mientras la magia que había usado
previamente había definitivamente demostrado menos que buenos resultados, no
era como algo de vida o muerte.
Regresando a la palabra, ‘sistemas’ era
como ellos clasificaban a los varios tipos de magia.
Esta era evidencia que la magia en este
mundo no se había elevado desde su origen.
Aunque su palabra era una que la ciencia
propago en a tráves de la sociedad, dejando la magia como una cosa de mitos y
leyendas, incluso en tal mundo, había incontables ejemplos de cosas misteriosas.
En adición a la astrología, el Kabbah, y
hexes (maldiciones), eran también de origen brujo, que el famoso alquimista, onmyoudu,
un compuesto de varias magias; Vajrayana Budishm y sus numerosas sectas, fueron
también como el más grande sistema mágico del Lejano Este, senjutsu.
Solo los tipos que fueron conocidos y
clasificados ya sobrepasaban los treinta números.
Si fueran subdivididos más alla por
elemento, secuencia, efecto, etc., podría resultar en un molesto número de
tipos.
Poniendolo simple, el mundo de él fue
casa de diversos rastros de misterios.
Incluso si fuera excluida los sistemas
mágicos que él era incapaz de usar, siempre y cuando aquellos que había
aprendido no estaban llenos de requerimientos para usar, podría definitivamente
ser capaz de encontrar algo efectivo
entre esos restantes.
Exorcismo o magia sagrada, por ejemplo.
De todas formas, el hecho que su magia
fuera menos efectiva que la normal no quería decir que fuera de alguna forma
inferior de la magia de este mundo. Incluso si él fallaba para encontrar un
sistema que trabajara incluso después de repetidas intentos, entonces podría
simplemente derrumba a sus enemigos con poder puro como ha hecho antes.
—Sean
diez o veinte Mazoku, siempre y cuando coincida sus números con hechizos de si
mismo, no debería haber problemas.
Si hay algo del todo que no fuera
concierne, entonces fuera que tal vez tener que revelar de lo que era
verdaderamente capaz por motivo de lidiar con el enemigo.
Si viniera a eso, a pesar, su
preferencia de mantener las cosas en secreto podría caer a segundo por la
seguridad del grupo.
Aunque
es un último intento, pero si lo peor viene, voy a tener que activar mi almacen
mágico.
Si el peligro que ellos enfrentaran
fuera lo suficiente malo, tendría que exiliarse a si mismo al menos. Aun para
míseramente restringirse con su poder, y ellos fueran forzados en una crisis
como resultado, entonces todos los que lo esperaran a él podrían ser
lamentables.
No había equivocación que podría
esforzarse en hacerlo.
Apuntaba ese pensamiento a ello.
“Justo como antes, de seguro eres
calmadao, Suimei-kun. Generalmente hablando, la gente podría solo ponerse
frenética como los otros guardias en este tipo de situación.”
“¿Acaso ustedes dos justo han dicho que
no hay necesidad de preocuparse?”
La boca de Suimei retorcio sus palabras.
“Eres diferente de ellos. No siento ni
una pizca de inestabilidad de ti.”
“No lo sé, ¿tal vez solo estoy
haciéndome el valiente?”
“De nuevo con la vergonzosa decepción.”
Parece que Lefille no podía con sus
respuestas evasivas. Reconociendo esto, él respondio seriamente.
“—Dejame poner
esto de esta manera: No tengo la intención de perder mi calma.”
“¿Acaso eso quiere decir que has estado
en crisis como esta antes?”
“Más o menos. Aunque pensando al ver esto,
tengo un montón de experiencias en sobrevivir batallas de vida o muerte.”
“¿Cómo qué?”
“Eso es un secreto.”
Aunque su respuesta evasiva fue
ligeramente molesta, Lefille sin duda continuo brillantemente, “De seguro eres
una persona extraña. Es un placer hablar con al menos el tiempo, pero eres
completamente inexplicable para revelar algún secreto tuyo.”
“Eso es lo que significa ser un mago.”
“Si te mantienes así, ire a arrancar esa
mascara tuya tarde o temprano.”
“—¿Oh? ¿Y como
planeas hacer eso?”
“Haha. Siempre he hecho las cosas de la
misma manera – con mi espada.”
“Dios santo… De seguro das miedo,
Lefille-san.”
Suimei encontró el humor de Lefille, si
audacia, palabras propias. Con los dos bromenado con el otro, Galeo,
preocupado, interrumpio.
“… Gurakis-dono. ¿Acaso no necesita
prepararse?”
“Si, ya estoy lista. Siempre y cuando
tenga mi espada conmigo. Estoy bien.”
“Yakagi-dono, estoy de acuerdo a
cuidarse debido a su valor con magia de curación. Por favor no se exiga.”
Suimei rasco su cabeza extrañamente en
respuesta al concierne de Galeo.
“Aprecio su concejo, pero no se
preocupe, estare bien.”
“Pero…”
“Cuando mis servicios de curación sean
necesarios, me retirare. Definitivamente no exigire o algo como eso. Nunca
planeo hacer más que mi parte, de todos modos.”
“…Muy bien. Por favor cuidese, ¿okay?”
Galeo respondio seriamente.
Aunque él perdió la cabeza un poco
antes, él era sin duda el líder de la caravana. Parece como los mercantes que
viajan entre ciudades fueran de hecho confiables cuando todo se calmara.
“—Bueno entonces,
en cualquier momento.”
“Si.”
“…?”
A pesar de las vagas palabras de Suimei,
Lefille sin dudar responde sin un segundo pensamiento. Tomando una postura una
vez más.
Mientras Galeo intenta de entender el
significado de este increíble corto cambio, la chica maga repentinamente grita.
“¡Todo el mundo! ¡Ya están aquí!”
Justo como ella dijo, las hojas de los
árboles comenzaron a sacudirse. El sonido del viento y algo pasando a tráves de los árboles fortelecio la ya nerviosa tensión.
Un aventurer, viendo a Galeo mirando
alrededor, y notando que no entendia aún que la pelea estaba a punto de
comenzar, le llamo.
“¡Hey, Galeo-san! ¡Apurate y escondete,
la pelea va a comenzar!”
“¡C-cierto! ¡Mucha suerte en la pelea!”
Galeo salto en respuesta antes de
espacar a donde estaban escondidos como un conejo huyendo.
Después, los guardias hicieron sus
respectivas preparaciones.
Parece como ella, una vez más, planea
encargarse de todo ella misma.
“Hey, Lefille.”
“No te preocupes. Esta vez, planeo
interceptarlos justo aquí. Suimei-kun, cuando el momento llegue, por favor
apóyame.”
“No hay problema, ¿pero como quieres
cordinar las cosas con los otros?”
“Eso, hmm—”
¿Un
show de un solo hombre de nuevo?
Justo como cruzaba su mente de nuevo en
confusión, Lefille camino fuera a donde todos podrían verle y abruptamente
hablo.
En un grande, y exagerado gesto, ella
hundio su espada en el piso.
El fuerte sonido y presión no vista
dirigio todas las miradas a ella.
Entonces
“…¡Yo sere la vanguardia! ¡Todos los
demás, formen una formación defensiva y tomen a cualquier Mazoku que pase de
mi!” Lefille declaro fuertemente, su acción fue para aumentar la moral de
aquellos que habían comenzado a perderse entre sus miedos por el número de
Mazoku.
Su voz al menos parece una fuerza
tangible como resonando a través del área.
Su voz, como un trueno arrollador, y su
aura mejestuosa sin miedo, coincidia con cualquier general.
Incluso si ni una palabra era escuchada
en respuesta, esto no significaba que el silencio fuera debido a mirar debajo
las palabras llenas de resolución de Lefille. Por el contrario, la anterior
atmosfera oscura y pesimista ya se había aligerado considerablemente.
Habían sido llenados por la atmosfera de
la joven mujer, su frenético correr y grito habían ya parado. Un humor
remarcable, y en alto estima se levanto, y una excitante energía los lleno en
su lugar.

Así que este es su talento, el auto-llamado carisma en acción.
Justo como Lefille mostro esta
sorpresiva habilidad, ella repentinamente volteo al oeste.
Al mismo tiempo, algo volo fuera de las
profundidades del bosque – eso fue sin duda, Mazoku.
Un grito perforante sono.
“¡Aquí vienen!” alguien grito.
Aun en vuelo, el Mazoku llego a ellos en
un instante.
Repentinamente, justo como el Mazoku se
acerco, Lefille corrió directo a confrontarlo, acelerando sin parar con un
salto en el aire.
“¡HAAAAAAA!”
Antes de que los otros guardias pudieran
incluso llegar, Lefille ya había tomado el liderazgo en el ataque enemigo.
Su hoja destello. Con un solo tajo de su
espada, tan larga como su altura, los tres de los Mazoku fueron enviados a
volar.
Con ellos tocando el suelo, Lefille y
Mazoku se enfrentaron uno contra el otro.
El comienzo de esta batalla había sido
derrumbada por el Mazoku.
Esto dejo una fuerte y clara impresión
en Mazoku y los guardias.
Los guardias gritaron con sorpresa y
delirio. Desde su lado a salvo donde estaban observando, varios de los
mercantes observaban sus gritos.
Justo com Lefille había tomado la iniciativa
con esta muestra paralizante.
“-?!”
La presencia de los Mazoku
repentinamente descendió desde atrás.
Sintiendo esto varia gente miro ahí.
“¡Desde atrás!”
La advertencia de la chica maga fue un
segudo tarde con ellos repentinamente emboscandolos desde atrás.
El Mazoku había aparentemente distraído
a ellos con un ataque desde un lado mientras preparaba una emboscada desde
atrás.
¡Ellos
intentan arrojar el campo de batalla en un caos! Mierda, si ellos rompen la
formación, no serán capaces de arreglarla.
Esto podría destruir alguna ventaja para
magos y arqueros, y si esto se vuelve una pelea cercana, entonces ellos no
podrían ser capaces de separarse del enemigo hasta que la batalla termine.
Si ellos fueran entrenados en como
tratar situaciones como esta, como soldados, las cosas podrían ser diferentes,
por supuesto
En cualquier caso, esto era malo.
En acuerdo, Suimei preparo para invocar
su magia, cuando repentinamente—
“En ese caso…”
Una calmada y fría voz salia de los
labios de Lefille.
Acompañada de sus palabras, algo paso.
“¡¿Qu—?!”
¿Qué
fue lo que ella hizo?
Los alrededores de Lefille
repentinamente comenzaron a iluminar con luz escarlata.
Una luz brillante que parecía como si
pudiera devoara la oscuridad radiaba de la joven chica. Esta luz podría solo
ser descrita como el fenómeno comúnmente conocido como ‘aura’.
Actualmente, un enorme poder junto a un
difernte mana comenzó a surgir.
Este poder baño su cuerpo, espada, y
alrededores con luz destellante.
“—¡HAAAAA!”
Lefille corto, como si fuera a partir
los cielos también.
Su espada era, por supuesto, lo
suficiente larga como para alcanzar a los enemigos de donde ella estaba. Sus
enemigos lejanos estuvieron conscientes, ella simplemente cortó el aire vacio.
Por el contrario, a pesar, una brillante luz carmesí trazo el arco que dibujo
en el aire con su espada y continúo delante, partiendo todos los Mazoku ante
ella. Sus cadáveres cayendo al suelo.
Ni incluso paro para tomar un respiro
entre golpes, ella balanceo su espada sin descanso. Como si una repentina
tormenta, en un instante todos sus ataques habían encirculado a los Mazoku con
un tornado de cortes.
“Qu…?” Suimei murmuro en shock.
Las palabras “matanza de un solo lado”
atravesaron su mente.
La escena ante él se sintió irreal. Si él
dijera porque, entonces fuera por la luz escarlata.
“Hey, espera…!”
Por lo que él sabia, esa luz no era algo
que podría posiblemente encontrar en el mundo físico.
Generalmente hablando, a menos que algún
factor externo fuera a interferir directamente, algo como eso nunca se
manifestaría físicamente.
Los gritos de los otros fueron una
historia diferente a Suimei. Ellos también, eran incapaces de comprender
completamente lo que Lefille hizo, pero sus gritos eran de alegría.
“¡Asombrosa!”
“¡¿Hey, viste lo que hizo?! ¡¿Lefille
uso esa misma técnica antes para partir al enorme monstruo en dos con un golpe,
sabes?!”
“…¿Eso? ¿Lefille lo uso antes?”
“¿Eh? Si, ella… ¿Qué pasa?”
Como el aventurero respondio a su
respuesta en esta manera, Suimei fruncio.
Quizas debido al milagro mostrado ante
sus ojos, pensó en algo.
… El ‘enorme monstruo’ que hablo tal vez
fue el semi-gigante que había sido mencionado antes.
Así
qu este es el poder que derroto esa cosa, huh. Eso tiene sentido, si es este
poder, entonces ella podría ser capaz de matar cosas con facilidad.
Justo como estaba en ese momento.
“… ¿Así que? ¿Algo esta molestándote?”
“No, no. No es como eso…”
Fue como si su cuerpo u mente parecen
tonteados por la impresión. Eso dicho, el impactante pensamiento tal vez había
sido, no algo para estar asustado.
Mirando a Suimei fuera de la esquina de
sus ojos, una luz parece ir fuera de los cerebros de los aventureros como
llamado fuera de sus compañeros.
“¡Hey, dejen de tontear alrededor!
¡Vamos a ayudarla!”
“¡SI!”
Voces salieron en acuerdo, no solo
aquellso de su mismo equipo, sino los aventureros y otros guardias también.
Como esto paso, Lefille, aun bañada en
esa luz roja brillante, continuuo cortando los Mazoku en dos con cada golpe de
su espada.
“…”
Suimei, en la otra mano, de pie donde
estaba, como si se hubiera congelado.
Aunque Lefille le pidió que le apoyara
cuando lo necesitara, por lo que veía ahora, eso no parecía ser necesario.
Si fueran a preguntar porque, contra la
respuesta podría ser la luz roja envolviéndola. En su mundo, este poder era
conocido como ‘espiritu’, ‘telesma’, o ‘el poder de los espiritus’.
Esto fue algo que era diferente junto al
mana o ether. Este poder encontraba su origen en seres espirituales como
angeles o demonios, un poder que iba más allá de la humanidad, un poder que
enia de dimensiones altas.
—Cuando mencionan dimensiones altas, de paso, la palabra sea tal vez
confusa. ‘Alta’ no se refiere a la fuerza, sino más bien a la habilidad para
interferir con, y resistencia a interferir, otras dimensiones.
No decir que significa fue carente en
fuerza de todos modos. Descrito simplemente, un poder que no puede ser detenido
por objetos físicos no solo increíblemente adecuado para defensa, también
podría no caer sujetos a cualquier tipo de ataques ofensivos. Tal poder era
prácticamente como trampa en la existencia.
Mientras la magia era diferente, sin
duda dependía de la fuerza del practicanete en cuestión, su poder podría
similarmente ser dividido entre avazado y alto poder dimensional.
“Espiritu”, en la otra mano, era
fundamentalmente un alto orden de poder.
Y así la escena ante él…
¿Transformación
Espiritual? No, Lefille es una humana… No, espera un minuto, eso no es cierto…
Ha habido espiritus vivientes con cuerpo y mente todo este tiempo…?
Por lo que podía ver, ella
definitivamente no estaba pidiendo prestado los poderes espirituales. No, esto
era definitivamente un poder que ella poseía en todo su ser.
Esto fue lo que había impresionado a
Suimei más allá de creer.
Por el conocimiento que él poseía de su
mundo original, un espíritu existiendo físicamente en el plano material – eso
es, el mundo viviente – era imposible.
Fue definitivamente el caso que espiruts
habían sido manifestados en su mundo antes. En mitos y leyendas, fue posible
confirmar tales cosas que ocurrieron en la antiguedad.
En días modernos, a pesar, el ‘origen de
existencias’ como demonios, angeles, y espiritus – que eran juntos conocidos
como espiruts – como deidades entre bien y mal, había efectivamente siendo
usurpadas por la expansión de la ciencia. Estas existencias sobrenaturales de
antaño se desvanecieron enteramente, dejando solo ‘seres poseyendo poder
similar’ existencias fuera de su mundo. De lado de pocos particularmente y bien
conocidos y nombrados seres, incluyendo los dioses gobernantes, ni uno otro
quedo.
Subsecuentemente, si uno desea usar su
poder, era necesario primero comunicarse con ellos desde este lado y establecer
un contrato antes para poder ser capaz de manifestar una porción de su poder.
Por esta razón, que había pasado ante
sus ojos, la señal de Lefille manifestando este poder por si misma,
complemtanete de forma sin restricciones, lo dejo completamente estupefacto.
Rindiendose a lo que vio, Lefille tal
vez era media-humana, media-espiritu, poseyendo el poder del espíritu y la
forma de un humano. Una verdadera rara existencia.
…De
todos modos, esto es una salvaje suposición, pero aun así.
Algo
como esto puede posiblemente existir… Es un mundo de fanstasia para ti.
Aun así—
“No importa como lo veas, para ella ser
un espíritu en si, eso es solo trampa…”
Su sorpresa fue tan extensa que su mente
se había practicamente congelado.
Eso además, que su meta era adentrarse
entre todos los misterios de este mundo, habiendolo dejado en tal estado era un
testamento de lo surreal de la escena ante él.
“Algo de este nive—l!” Lefille
rugio como enviaba más de la mitad de los Mazoku a volar, como si intentara
terminar con cada Mazoku con un solo golpe.
El Mazoku, en la otra mano, aunque aún
demostraba el deseo de pelear, había sin duda comenzado a vacilar.
“¡Bien! ¡Lefille, mantente haciendo lo
que estes haciendo! ¡Matalos a todos!” los guardias dijeron felizmente como
veian esto.
Dominancia. La victoria ya se mostraba por
aquellos pensamientos.
En ese momento—
“¡E-esperen! ¡Algo esta viniendo! ¡Algo
insanamente poderoso!”
Quizas sitiendo el movimiento del mana,
algo entre la multitud grito. Inmediatamente, la chica maga grito fuera una
advertencia paralizante.
“¡¿Q-qué es esto?! ¡Es enorme! ¡Todo el
mundo sea cuidadoso! ¡Un enorme poder esta viniendo a este lugar!”
Desde lo profundo del bosque detrás de
los restantes Mazoku, un explosivo sonido podría ser escuchado.
Fue como si alguna criatura gigantesca
fue destruyendo todo en los alrededores.
Este sonido crecio mientras se acercaba.
Esta era una peligrosa presiencia. El
mana irradaiba al nivel que cualquiera a lo lejos puediera sentirlo.
Dame
un descanso. Las cosas finalmente justo iban a calmarse, también…
¡Maldición!
Suimei maldijo raramente. La presencia
trazada al acercarse dejaba una densa y peligrosa aura. Lefille repentinamente
volteo su cabeza atrás.
“¡Todo el mundo, retroceda! ¡Esta
viniendo!”
Luego, como si pisoteara todas sus
esperanzas de victoria, el dueño de ese enorme poder, destruyo todos los
arboles en su camino, apareciendo en el campo de batalla.

Perdiendo un rugido que impacto al suelo, un Mazoku con presencia terrible toco suelo como si golpeara la tierra.

5 opiniones en “Isekai Mahou Capitulo 23”

  1. Gracias Por la Traducción.
    No hay prisa por entregarlo periódicamente por lo que vendría bien revisarlo, pues hay una falta de morfosintaxis y algunas palabras que se mantienen en inglés.. 🙂

    1. gracias por entenderme, y lo se… actualmente la edición es por parte de Suraga, pero entre dos lograr que todo esto salga a flote tengo por sentado que no siempre todo saldrá limpio…
      Además que como dije, estos capítulos los encontré no hace mucho, luego de investigar como 24 pags… -w-

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.