Isekai Mahou Capitulo 14

El Asignamiento es una Pelea… Por
supuesto lo es…
Suimei, habiendo sido instruido por la
recepcionista que fuera a sentarse, tomar un asiento en la sala conectado a las
salas internas del gremio de aventureros.
Una linterna tenuemente ilumina el
cuarto, llenándola con un profundo sentido de deja vu.
―El sentimiento de un hospital de noche.
Como Suimei fue lleno con este
sentimiento tan irrelacionado a este mundo, mientras se sentaba fijamente en la
silla con la espalda recta, un miembro del gremio emergio desde lo profundo del
pasillo. Era una chica con esponjoso, y sedoso cabello, vestida en el mismo
uniforme que la recepcionista del gremio vestía.
Antes de saberlo, la chica habia llegado
a su lado, e inclino su cabeza, preguntando, “Un, Suimei Yakagi-san,
¿correcto?”
“Si, ese soy yo.”
Suimei dio un asentir franco. La
expresión de la chica fue una brillante y gentil sonrisa tocando sus labios
como se presentó a si misma.
“Lo siento por eso. Mi nombre es
Dorothea, y estoy a cargo de guiar a los nuevos reclutas. Por favor un gusto
conocerlo.”
“Ah. Es un placer hacerme su conocido.”
Con esta chica, con respeto y
amabilidad, él mantuvo su tono cortés usado con la recepcionista antes.
Este era un mundo de diferencias entre
la manera de ella tratar con él, y la manera a ser tratado por fuera. Como
Suimei reflejo en contraste, Dorothea sonrió felizmente y hablo de nuevo.
“Oh, no hay necesidad para tal
formalidad. Por favor hable normalmente. Somos de la misma, así que está bien.”
“…¿Está eso bien? ¿No debería ser eso
grosero?”
“Está bien, está bien Esto es más fácil
para mí también, no lo mencione pero mi trabajo es hacer a los nerviosos nuevos
reclutas preocupados por la asignación calmarse. Aunque, tengo que decirlo, no
creo que esa última parte aplique a ti, Suimei-san.”
“Haha… Muy bien entonces. Gusto en
conocerle.”
“¡Mucho gusto también!” Dorothea
respondió con gran entusiasmo, Suimei había aceptado su solicitud.
“Vamos a ir a caminar,” ella continuo,
guiando el camino a la sala con Suimei siguiéndole de cercas.
Ella repentinamente se volteo a él, aparentemente
golpeada por un pensamiento repentino.
“Oh, la forma de antes – Mire un poco tu
registro Suimei-san, eres un mago, y uno con propiedad de fuego y viento,
¿correcto?”
“Oh, sí. Más o menos.”
“¿’Mas o menos’ es? Eres de seguro
modesto. ¿Acaso no casteaste magia sin una encantación o palabra y enviaste a
Roha-san a volar? ¿Eres más que un asombroso mago?”
“No, no, nada de eso. Era en un poco de
crisis, así que lo hice inconscientemente. Es algo que pasa solo en ocasiones,”
Suimei respondió, la sonrisa en su rostro coincidía con la de ella.
El antes mecionado “Roha-san” era el
hombre que tenía la claymore de antes, huh. Fue truncado tan rápidamente que
han sido incapaces de calcular sus habilidades; ¿quizás era de hecho una
persona de algún renombre en el gremio? No esperaba llamar demasiado la
atención, intentando ocultarse detrás de una careta de modestia, pero parece
que sus acciones han sido malentenidas.
“Hmm… Por lo que se, aunque, la magia no
es algo temperamental como haces sonar…”
Su escepticismo es un duro pensamiento.
Lo que Suimei había dicho no funciono. Sus palabras demostraron que ella sabía
conocía cierta cantidad sobre la magia.
En ese caso, ¿qué debería decir para
despejar sus dudas? Él no quería dejar una mala impresión a ella, así que
decidió una adecuada explicación como garantía.
“…Encantación de lado, es posible
activar magia en otras maneras. Además, la magia que use no es nada asombroso.”
“¿En verdad?”
“Es conocimiento común, ¿ya sabes?”
Esto podría como prevenir futuras heridas.
Más que aparentar un individuo sospechoso que estaba claramente escondiendo
secretos, era mejor darle lo que aparentaba ser una plausible explicación.
Dorothea como que no quería escarbar más
profundo, y de hecho no lo hizo. En su lugar, cambio el tema.
“Suimei-san, suena justo como una
lectura de magia. ―¿Le importa si pregunto algo? Si no es por encantación, ¿entonces
cómo puede la magia ser activada?”
“Eso es un secreto.”
“Hmph. Eres sorpresivamente precavido,
Suimei-san.”
“¿Hay en verdad gente que exponen sus
secretos tan fácilmente?” Suimei respondio con una mueca.
Dorothea parece haber aceptado la
respuesta.
“Supongo que eso es verdad,” dijo, antes
de cambiar el tema de nuevo. “…Con eso dicho, aunque… Mientras Roha-san es
definitivamente más una persona impulsiva, pero repentinos incidentes como el
anterior de seguido han estado pasando un montón recientemente.”
El remarque de Dorothea parece intentar
aliviar algo de la molestia de Suimei que tal vez haya con el equipo del
gremio. Entonces Suimei hizo una pregunta de si mismo.
“…¿Hay en verdad varia gente que juega
bromas?”
“Si, en verdad la hay. Estos son
aquellos que se acercan a la ventana de recepción soñando con la vida de
aventurero a pesar de no tener la más mínima habilidad de combate, siempre son
más que tipos desagradables que solo piensan sobre las ventajas de la membresía
del gremio. Creo que tal vez debido a la aparición del Héroe, pero comenzaron
hace tres días, han sido un montón de ellos.”
Parece que esto ha causado un montón de
problemas al equipo del gremio, causando que Dorothea suspire pesadamente al
caminar. Para la humanidad, fue desesperanzador en el despertar de la caída de
Noxeas en las manos de los demonios, la convocación del Héroe haya sido como un
disparo en el brazo. No estaban bastante seguros de lo que la mayoría de la
gente pensaba del Héroe, pero si sus sentimientos eran como los de aquellos en
esta ciudad, entonces carecían de evidente cordura, es como si vieran su
existencia como un símbolo de victoria. De hecho, ellos habían sido inspirados
a pensar eso con un poco de esfuerzo, no podría hacer nada. Por esa razón, un
número de gente que han sido ‘infectados’ al punto que perdieron la señal de la
realidad y han comenzado a pensar que pueden tomar el lugar de habilidad.
Había sido esta rabia de entusiasmo lo
que causo el incidente de antes.
“¿Eso quiere decir que voy a correr
junto con gente como esa a dónde vamos?”
En su mente, visualizo una multitud
sufriendo chuunibyo toda junta.
“Nop. Eres la última persona a ser
evaluada hoy. Todo el mundo ha terminado ya.”
“…Ya veo.”
“¿Hay algo extraño sobre eso?”
“…No, no es nada. Nada del todo.”
Suimei sacudió el asunto ante la confusa
Dorothea, proponiendo a cambiar el tema aun de nuevo.
“Oh, eso me recuerda, Suimei-san. ¿Acaso
has visto al héroe durante el desfile?”
“Bueno, supongo que podrías decir eso…”
O más bien, el rastro de ese rostro había
sido una ocurrencia diaria para él antes – pero sin decir eso era esto algo que
no podría ser compartido.
Dorothea parece admirarlo.
“Reiji-sama, ¿cierto? Él en verdad tiene
solo esta indescriptible aura, como esperaba de aquel llamado Héroe. Por lo que
escuche, cada generación de Héroe parece como ser solo la encarnación de coraje
y justicia.”
Al habar, repentinamente se detuvo y
cerró los ojos, con una expresión de admiración en su rostro. Tal vez estaba
reviviendo el momento del desfile.
Junto con la figura del héroe que quemo
en su memoria, ¿había encontrado esperanza? Ya que Suimei había gastado sus días
junto con Reiji y Muzuki, no tenía tal sentimiento, pero quizás las cosas eran
iguales para Dorothea y otros como ella.
Suimei pregunto algo a ella, puesto que
su actitud hacia el héroe era quizás representando a la gente.
“Dorothea, ¿en verdad crees que el Héroe
vaya destruir al Maou y su ejército?”
“Si el amable poder del legendario Héroe
es real, entonces no creo que debería haber problema.”
“¿A qué historias dices?”
“¿Acaso no lo sabes, Suimei-san?”
“Desafortunadamente no, lo siento por
decirlo.”
Esto no era algo que Suimei actualmente
sienta, pero decidió que un tono de disculpa era la manera correcta para tomar
en este momento. Leyendas sobre Héroes era obviamente algo de sentido común
viniendo de esta gente. Mirando la reacción de Dorothea, Suimei sintió quizás
las historias del Héroe eran cercanas al corazón de la gente como las leyendas
y fabulas en su propio mundo.
“…Como esperaba,” ella respondió, su
sentimiento no inesperado, antes de comenzar a explicar. “La fuerza de aquel
llamado Héroe es algo que puede ser encontrado en los libros de historia como
en las leyendas pasadas entre nuestra gente. A través de la historia ha habido
un sin número de veces cuando el mundo encara una crisis, y la gente del mundo
ha respondido con la convocación de un Héroe. El Héroe en batalla es un signo
glorioso. Las historias incluyen cuentos de héroes pasados cortando gigantes
tan altos como montañas en dos con un solo golpe, usando magia vuelo para
destruir a los malos déspotas, o cortar el oscuro y bestial Maou con una espada
sagrada.”
“Haa―”
Sus palabras picaron su interés, no solo
por su propio motivo, sino porque hay también gente hablando sobre la situación
de Reiji y Mizuki. Era solo natural que podría estar interesado, en verdad.
Debería hacer investigación más exhaustiva después.
“¿Y qué es lo que piensas, Suimei-san?”
“¿Hmm?”
La repentina pregunta lo había tomado
con la guardia baja. Esencialmente sugería que era su turno de hablar, ella
continúo.
“Sobre el Héroe y la fuerza de supresión
del Maou. ¿Crees que puedan hacerlo, Suimei-san?”
“…Esa es una buena pregunta. Si el
actual Héroe es en verdad como aquellos en las historias que mencionas,
entonces podría ser posible. El problema es si puede o no coincidir con el
actual en realidad.”
“¿Crees que puedan hacerlo?” mi culo. Reiji y los otros definitivamente
no pueden hacer aquel tipo de cosas, así que no hay manera que vaya tan
tranquilamente como en esas historias.
“Oh, ¿no estás de acuerdo?”
“No, no es eso. Más específicamente,
creo que tonto presumir que la victoria vendrá simplemente porque el Héroe
existe. Si tiene éxito o no es algo que alguien no puede saber con certeza…”
Suimei, como uno con un preciso
entendimiento de la situación actual, era más que molesto. Si uno en verdad
creía que recibir un enorme poder era suficiente para garantizar la victoria
eso solo serviría para demostrar que poco en verdad conocía sobre pelear.
Los ojos de Suimei se desviaron en
apuros.
“Tales pensamientos sería mejor no
decirlo cuando estes afuera. Si los creyentes de la Iglesia de la Salvación,
quienes creen que los héroes son los emisarios de la Diosa Arshuna, te
escucharan, terminaría en un buen sermón.”
“Haha… seré cuidadoso.”
Eso de nuevo. Lefille había dicho la
misma cosa. Parece que a la gente de este mundo, sermones de la Iglesia era
algo para asustarse al punto que presentan como un castigo tangible. Por el
motivo de su meta, tenía que ser muy cuidadoso desde ahora.
La expresión de Dorothea cambio. Su
apariencia reprimida fue reemplazada con un aspecto de estar de acuerdo.
“Eso dicho, lo que dices es verdad
ciertamente, Suimei-san. De hecho, la mayoría de los aventureros del gremio no
se acercan a ese optimismo. De todos modos, es verdad que la radiante
apariencia del Héroe ha afectado cosas grandiosamente. No solo a los caballeros
o milicias que han rápidamente incrementado en aplicantes para unirse en sus
filas, en los pocos días, hemos recibido varias veces más aplicantes de lo
normal.”
“Y así la recepcionista intenta
conseguir que se vayan, ¿correcto?”
“Correcto, Suimei-san, al menos, debería
cargar un bastón mágico con usted. Aun aquellos aplicantes descalificados de antes
habían traído equipamiento apropiado con ellos, dejar  que entre alguien a ser miembro del gremio
como usted. Eso fue completamente inaudito.”
“Lo siento por eso, en verdad. Estoy
reflexionando por mis acciones.”
Si sus acciones simplemente no hubieran
sido malinterpretadas propiamente era una cosa, pero esta vez, también fallo en
tomar nota de sus alrededores, en serio subestimo en verdad.
Su cabeza bajo y suspiro extrañamente.
Dorothea hincho su pecho y hablo.
“Está bien si lo entiendes. No es como
si fuera un gran lio de todos modos.”
Inesperadamente, esta chica tenía
bastante incentivos de lado.
“Incluso si dices eso, eso fue una
bastante violenta manera para conseguir que alguien se vaya, ¿no es así?”
Esto era algo que Suimei había molestado
sobre el momento. Incluso si querían sacar a alguien del edificio, la manera
que tomaron sobre eso había sido apresurada, para decir al menos. Quizás esto
era simplemente porque Suimei estaba demasiado acostumbrado a la política de
servicio de su propio mundo, pero incluso entonces, ¿Cuál era el ideal con este
mundo?
[Kiel: Segmento de conocer japo con
gogle y kiel… En Japón tienen una gran política de servicio donde el cliente
sin importar como vista, se veo o actué, debe ser bien atentado mientras cumpla
con los requerimientos para el servicio… si quieren más info como es costumbre
visiten gogle…]
“¿Te refieres a la manera que actuó el
equipo del gremio?”
“Si. Hacer cosas de esa manera podría en
verdad dañar la reputación de ustedes. Si otros como yo recibieran el mismo
trato, pero no tomaran la manera como lo hice, entonces el gremio podría perder
algunos reclutas prometedores, ¿correcto?”
Inesperadamente, respondió
indiferentemente, “Si alguien no vuelve solo por algo como eso, entonces no
tenía el interés de todos modos. No es como nos duelan los números.”
Su respuesta habia sido claramente corta
y sin vacilación. Respondio a el otro asunto que podría salir, “También, los
malos rumores circulando sobre el gremio de aventureros es la norma.”
“¿Debido al éxito del Pabellón
Crepúsculo?”
“Si.”
Su tono sugería que no estaba molesta al
menos.
“¿Alguna otra pregunta?”
Por supuesto tenía. Sobre que no podría
evitar―
“¿Así que de que va exactamente el
asignamiento?”
Directamente fue al asunto. En aquellas
novelas que Mizuki le mostro, el registro gente al gremio de otro mundo era
siempre involucrando poner su mano en algún cristal que media el mana o algo
loco con ese efecto. Este mundo, a su ver, era el mismo.
Como si hubiera esperado a esta pregunta
todo este tiempo, la respuesta de Dorothea era ciertamente enérgica.
“¡Con una batalla, por supuesto!”
“¡Por supusto!” mi culo.
No mucho después de responder su
pregunta, Suimei paso a través de un conjunto de puertas con la pomposa
Dorothea. Apareciendo ante sus ojos un enorme campo de entrenamiento bajo
techo.
“No me sorprende que el gremio sea tan
grande. Había algo como esto aquí.”
Suimei murmuro palabras en acuerdo con
Dorothea.
“Eso es correcto. Este es el más grande
gremio de aventureros en los tres reinos, después de todo. Por supuesto,
tenemos instalaciones como esta preparadas.”
Un campo de entrenamiento. De modo para
conocer la fuerza de los miembros del gremio, algo como esto era necesario.
Pero―
“¿Esta vacío?”
Justo como había dicho, el campo estaba
actualmente desocupado. Aunque se podía ver a alguien detrás de las puertas
localizadas al fondo.
“Antes del mediodía, este segundo campo
de entrenamiento es reservado para propósitos de asignamiento. Nadie está
permitido a usarlo. Aquellos que han terminado su asignamiento deberían estar
en aquella sala, terminando su registro.”
“Ah…” Suimei respondió calmadamente.
Repentinamente, notando que el
sentimiento que transmitía de su pie era extraño – o más bien, el cuarto entero
le dio un extraño sentimiento – miro abajo.
“Discúlpame, pero este material…”
“Buen trabajo notando eso. Este cuarto
de entrenamiento fue construido con un material resistente a la magia recién
descubierto. Incluso si usas magia aquí, el edificio no sería fácilmente
dañado,” respondió orgullosamente.
“¿Material resistente a la magia?”
“Correcto. Este es aun muy nuevo, así
que solo es usado aquí. ¿Asombroso, verdad?”
“Si. Algo como esto existe…”
La respuesta calmada de Suimei fue
completamente ignorada por Dorothea, que esta cercas a quemarse de orgullo.
Su tono sin charla o duda, su mirada se
mantuvo fija en el suelo. El piso y paredes, siempre y cuando pudiera decir,
simplemente eran mezcla de madera y piedra. Podría esto en verdad ser llamado
¿material resistente a la magia? De vuelta en su mundo, materiales tratados con
magia eran bastante comunes, pero de su inspección, este material no tenía
rastro de tratar con magia. Si esta resistencia a la magia era una propiedad
innata, entonces eso en verdad era algo de buen interés.
Como Suimei miraba alrededor
interesadamente, Dorothea interrumpió.
“Como mencione antes, el duelo será
hecho aquí. Suimei-san, tendrá una pelea con los miembros del gremio de su
elección, y su rango será basado en nuestro asignamiento de su presentación
durante la pelea. ¿Esta eso bien?”
“Bueno, no es como tenga un problema con
eso – pero, hablando hipotéticamente – solo como ejemplo – ¿no hay otro método
de asignamiento aparte de pelear?”
“Hah… Esa es una pregunta un poco
difícil. De hecho, déjeme hacerle una pregunta en turno: ¿Si no hay pelea, entonces qué?”
Si, ellos no tenían otro modo, ¿al
parecer?
“…Oki-doki.”
“¿Huh?”
“Oh, solo estoy diciendo que entiendo.”
Dorothea no entendía su respuesta,
Suimei explico que había dado la respuesta en afirmativo. Aunque traducía
japonés sin dificultad, aparentemente palabras raras no funcionan. Como
remaneció en la ineficiencia de comunicación, elevo su mirada al techo de
madera. Mirando atrás, Dorothea aún se veía confundida.
“Ha… si dices así. Ahora bien―”
Justo como Dorothea iba a continuar,
sintieron actividad desde el cuarto interno. Las puertas se abrieron y alguien
dio un paso fuera.
Habiendo notando su presencia, el nuevo
llamo fuera entonces.
La voz que llego a sus oídos era como el
tintineo de una campanita plateada, un voz como una gentil brisa―
“¿Es ese Suimei-san?”
“Oh, Gurakis-san. Nos encontramos de
nuevo.”
Mirando a ese lugar era la persona que
conoció antes por una decidida única razón, Lefille Gurakis.
Su brillante cabello rojo fluyo detrás
de ella al acercarse, saludando a Suimei de frente, una mirada de shock en su
rostro.
“¿Qué te trae aquí?”
“Me dijeron que estoy bajo un
asignamiento de algún tipo.”
“…¿Huh?”
“¿Esta algo mal?”
“…¿No estabas aquí para hacer una solicitud?”
“Oh…”
Mirando a la sorpresiva Lefille, Suimei
finalmente lo entendió. Eso era lo que significaba lo de antes.
Antes cuando se separaron en el
escritorio de recepción, le había deseado bien con su “comisión”. Ella lo
malentendió. Pensando de nuevo, ahora entendía la razón de esas palabras.
Esperando por despejar el malentendido
tan rápido como fuera posible, Suimei de nuevo explico su meta.
“De hecho, soy como Gukaris-san: Estoy
aquí para unirme al gremio. Oh, por cierto, soy básicamente un mago.”
“Ya veo ahora. No estás cargando ningún
arma, así que pensé…”
“…Lo siento. En verdad, verdad lo
siento.”
“¿Por qué esta disculpándose?”
“No te preocupes por eso.”
Por supuesto esto había pasado. Hablando
sobre lo que vio. Las palabras que escucho no eran tan molestas.
Mirando a los dos hablando con
familiaridad, Dorothea interrumpió.
“¿Son ustedes dos amigos?”
“No, actualmente nos conocimos por
primera vez afuera, en la ventana de recepción.”
“Oh, ya veo,” Dorothea respondió.
Suimei entonces pregunto a Lefille, que
justo había respondido a Dorothea.
“Gurakis-san, ¿Cómo fue tu
asignamiento?”
“Ahh, he terminado, de hecho.”
“¿Y el resultado?”
“Nada mal.”
Con su respuesta, sus ojos se cerraron y
sonrió valerosamente. Por lo que miro, su “nada mal” no era un “me las ingenie
para eso” ni tanto como un “no tuve que ir con todo.” No se veía cansada, ni
respiraba pesadamente.
Una vez Dorothea noto quienes eran los
oponentes de Lefille, miro simultáneamente paralizada y molesta.
“¿Peleaste con esos dos y aun dices
‘nada mal’? Aquellos dos son considerados maestros reales aquí, ¿sabes?”
“¿En verdad? Solo pelee como
normalmente.”
“’’Como normal,’ es esto… Lefille-san,
de seguro es molesto que no planees quedarte aquí. ”
“…? ¿Vas a ir a algún lado?” Suimei, sorprendido
por el comentario de Dorothea, sin esperar pregunto a Lefille.
“Ah, sobre eso”
“Lo siento por interrumpir a los dos,
pero es momento para comenzar aquí. ¿Esta eso bien?”
Consiente sobre el tiempo, la pregunta
de Dorothea tiro la respuesta de Lefille. En esa nota, habían gastado algo de
tiempo conversando mientras caminaban.
Parecían continuar mientras el tiempo
como este podría crear problemas a los otros.
“Ah. Estoy listo cuando sea.”
“Entendido. ―¡Entonces Raikas-san
y Enmarph-san! ¡Si pudieran!” Dorothea repentinamente les llamo, volteando el
rostro al profundo campo de entrenamiento.
Voces respondieron de regreso, y dos
hombres caminaron fuera desde las puertas del cuarto interior. Uno era un
guerrero con armadura de cuero que cargaba una espada de dos manos mientras el
otro vestía una túnica y cargaba un bastón en una mano, un mago al parecer.
Su asignamiento parecía ser directo a
este par, haciendo de ellos oponentes de pelea para el asignamiento. La única
cosa era―
“¿Son los dos?”
“Si. Por favor elija su oponente entre
Raikas-san y Enmarph-san. Raikas-san es un guerrero y Enmarph es un mago.
Aunque sus especialidades son diferentes, ambos son muy habilidosos, y también
deberían estar bien para evaluar su fuerza.”
“Hmm…”
Al terminar de hablar, Suimei tomo la
oportunidad para evaluar al par. Poder mágico, presencia, esencia. Ni uno diera
una pelea tonta que acompañara oponentes que no bajaran la guardia alrededor.
Suimei se calmó y se acercó.
Repentinamente, el guerrero –
Raikas-san, ¿al parecer? – dijo en un resentido tono.
“¿Eres el tipo nuevo?”
”Si.”
“¿Nombre? ¿Ocupación?”
“Mi nombre es Yakagi Suimei. Soy
básicamente un mago.”
Reaccionando a su tono hostil, Suimei
dijo de forma un poco grosera. Su corta respuesta causo que Raikas lo mirara
con sospecha.
“¿Huh? ¿Qué quieres decir con ese
‘básicamente’?’”
“Ese ‘básicamente’ es un asunto de
sentimiento personal. No te preocupes por eso.”
“Ha. ¿Es eso así?”
Suimei no está seguro porque, pero
Raikas había sido hostil y molesto. ¿Era porque estaba de mal humor o solo era
ese tipo de persona? Su manera era muy grosera. El mago Enmarph era lo mismo.
Aunque había estado sin decir una palabra, el aire era grueso con una tensión
nerviosa.
Raikas miro a Lefille.
“… Tú. ¿Aun estas aquí?”
“Ah. Estaba platicando con ellos por un
rato.”
Las cejas de Raikas se cernieron y dio
la cara a Suimei una vez más.
Su dura línea de actitud parece tener
una molestia considerable, y ahora parecía como Nio.
“¿Conoces a esta persona?”
“¿Huh? Si, supongo que puedes decir
eso…”
Como Suimei estaba intentando decidir si
dejar claro que era un nuevo conocido más que viejos amigos, la voz de Raikas
bajo varios grados y su siguiente palabra tomo un peligroso tono.
“…Ya veo. Alguien que conoces.”
“…?”
“¿La conoces? ¿Correcto?”
¿Qué
es con esta atmosfera?
Mirandoles, Suimei podía
sentir una hostilidad similar de actitud de Enmarph. ¿Qué demonios hacen?
Como si revisara eventos en su mente,
una idea se le ocurrio.
Volteo a Lefille, preguntando, “No me
digas… Gurakis-san, los dos fueron derrotados…”
“Si, es lo que estas pensando. Los dos
que derrote son estos dos… Esto es un poco debido a mi. Lo siento sobre eso.”
“Como esperaba…”

La respuesta era enteramente esperada,
pero Suimei no podía evitar sino suspirar.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.