Watashi O motte Capitulo 13 (re-editado)

Capítulo 13.- Sin Alma
Lo han notado, siempre que planean algo
tan meticulosamente el simple hecho que no salga como lo desean los desespera a
puntos inimaginados.
Bueno, mientras ese hecho no sea debido
a un tercero, porque de ser así, pueden echarle la culpa a esa persona.

Debería decir que esta oscuro aquí, pero
gracias a mi viaje por los alrededores sé que estamos en el almacén del barco,
donde se encuentran las pertenencias de todos los que abordan el barco.
Y frente a la puerta está al que
necesitaba. Roguro.
Originalmente viajamos en barco dado que
no podía volar, pero luego de revisarlo más minuciosamente, véase que use Scan
sobre él, resulta que también puede volar como yo, simplemente que al parecer
tiene una aversión a hacerlo.
No entrare en detalles, pero por ello
doy por sentado que hasta aquí llega nuestro viaje juntos, la razón de por qué
esta aquí es para ayudarme a lidiar con mis molestias y hacer una especie de
drama para quitar sospecha o más bien formar vínculos con las mismas.
“No escaparas maldito espíritu.”
“Que sucia boca tiene tu compañera.”
“Lo lamento, aun es una niña.”
“Hikari-sama, no se rebaje a hablar así
con un mero espíritu, y tú, no digas esas tonterías.”
Hasta cierto punto no puedo verme en una
pelea con esta persona, pero con Roguro aquí puedo crear una ruta de escape
segura y con ello evitar dañar a personas inocentes a mi meta.
“Bueno, entonces aquí estamos.”
“A que te refieres con eso.”
“Cómo puedes ver, tengo la capacidad de
escapar destruyendo la base de tu sello, pero aquí viene lo malo, la base es un
barco que actualmente está navegando a mitad del mar, por lo que el simple
pensamiento de romper esta base me hace quedar en la posición de dejar
náufragos a cada uno de los que viajan en el mismo, eso las incluye a ustedes.”
“Así que pasamos a esto, todo esto fue
para mostrar que podías amenazarnos con hundirnos.”
“Más o menos, pero creo que aquella
persona no parece estar feliz por esa amenaza.”
““¿¡huh!?””
Ambas miraron a donde señale, y si, era
donde Roguro se encontraba, originalmente pensé que no lo tomarían enserio si
iba solo, algo así como farol, pero si un testigo pudiera causar conmoción en
las masas tendría un mayor impacto.
Sin dudar más clave las dagas en la proa
detrás de mí, y como antes la madera fue atravesada como mantequilla, aquellas
chicas no dudaron en contratacar pero eso es lo que esperaba.
“Usas a estas personas inocentes como
rehenes.”
“Bueno, desde un comienzo yo simplemente
dije que sería un buen samaritano pero cierta persona no quiere dejarlo pasar.
Así que el malo del cuento es el que hace el mal o el que lo indujo a ello.”
“No trates de lavarme el cerebro con tu
sermón.”
Mientras la miko parece estar realizando
un cantico usando a la shikigami como distracción, no hace falta decir que
quien pelea conmigo es la shikigami, esquivo los embistes y golpes provenientes
mientras puedo ver su hermoso cuerpo con cada intento de golpe, por cierto no
se los he detallado por lo que déjenme tomarme este tiempo para ello.
Su cabello es castaño y corto, aunque
viste una ropa un tanto rara, no es el típico traje japonés que me viene a la
mente cuando escuchas de santuarios y mikos, no sé cómo se llama, pero no es
ese, más parece un vestido de batalla por darle un nombre apropiado, aunque eso
sí, tiene muy buenas curvas, su pecho parece estrujado pero al mismo tiempo le
da un toque sensual con ese vestido. Bueno, es suficiente con esa descripción…
regresemos a lo nuestro.
Por su estilo de pelea parece una clase
de monje, claro, basándome en juegos online/rpg, no he tenido tiempo para
revisarla con scan, solo son conjeturas.
Aunque ellas piensan que estoy dejando
que la miko haga lo que quiere desde la retaguardia… bueno, están acabadas.
“Haah…”
“Hikari-sama, ¿qué ocurre? Ah…”
Con la leve distracción de la shikigami
hago que se desmaye o al menos esa era mi intención, antes de darme cuenta el
alma de ella sale a flote, no sé si por mi habilidad o simplemente por el
excesivo golpe, bueno no me culpen, es la primera vez que intento desmayar a
alguien con un golpe, por no decir que fue con el mango de una daga.
“Hey kiel, no crees que te pasaste con
eso.”
“No me culpes, es mi primera vez.”
“Cierto, dicen siempre que es más fácil
matar a alguien que simplemente dejarle inmóvil.”
No quiero saber dónde has escuchado eso.
“Y, que piensas hacer, por lo que me
dijiste, ambas pueden detectarte en ambas formas, por lo que a menos que puedas
hacer lo que dijiste no veo otra salida más que matar a una de las dos.”
“Estas mal, todo era un farol, muy
grande por cierto, simplemente hare algo que pude haber hecho desde el comienzo.
Entrar en una de ellas.”
“Jah.”
Dado por las prisas no le explique mi
plan, y ya que salió de mi mente en poco tiempo no era fácil de explicar
tampoco.
Si hubiera hecho lo de destrozar el
barco, había la posibilidad de encerrarme a mí mismo en el fondo del mar con el
barco incluido, por no decir que nunca tuve la intención de dañar personas.
“Bueno te encargo las cosas…”
“Si, pero estas seguro, cabe la pequeña
posibilidad que te descubran.”
“De ser así, entonces no hay más que
arreglar, deséame suerte.”
Sin dudar un segundo tome el alma de la
shikigami y entre en el cuerpo de ella con todo y su alma.
Creo que es la segunda vez que entro al
cuerpo de un ser “humano”, aunque la sensación es igual a cuando entre a ese
tipo llamado Midas.
>Nueva Habilidad Adquirida [Soul Link]
(Conectar Alma)
>Alma de Sakura Obtenida
¿Eh?, una nueva skill, pero no subí de
nivel, bueno debo agradecer ese giro de eventos.
Ahora podría decirse que debo actuar
como la chica esta… o tal vez.
Soul Link
Puedes enlazar y tomar la forma del
alma conectada, adquiriendo sus conocimientos y poder desarrollar nuevas
habilidades a través de esta.
Umm, así que es algo así como cambiar
personalidad y clase de forma momentánea. Bueno no tengo nada que perder.
“Hey kiel, me harías un favor…”
“¿Uh?”
“Podrías quitarte la ropa…”
“De-de que demonios estás hablando…
maldito pervertido.”
“Hey, no lo digas así, además baja la
voz, podrías despertar a la miko-san.”
“Bueno, tú tuviste la culpa por decir
semejante tontería… y desde ahora no me llames así…”
“Oh cierto, ahora eres esa shikigami. ¿Y
cómo es que se llamaba?”
“Sakura.”
“Emm, no crees que es demasiado cliché.”
“Bueno, estoy seguro que sí, pero yo no
le puse el nombre.”
“Entonces, es nuestro adiós… espero
poder reencontrarnos.”
“Lo mismo digo, será un largo viaje,
pero ante todo cuídate.”
“Tú también.”
Con esa ligera
despedida, era el momento de comenzar la actuación… Con un gran suspiro me concentre
y dije las palabras con tono serio.
“[Soul Link]”
>Alma de Sakura conectada.
[Habilidades obtenidas, (Cloaking)
(Scan) (Sealed Sword) (Shadow Knifes) (Assassination)]
Eh, no era una
monje, estás son claramente skills de ninja o de un asesino, okay, señorita
shikigami si no fuera tan impulsiva podría haber pasado una mala situación con
usted…
Lentamente sentí
como mi mente se desvanecía, era un sentimiento parecido a cuando perdí la
consciencia frente a Maou-sama pero a diferencia que en esta ocasión yo era la
causa misma de lo sucedido. Endureciendo mi corazón soporte el ligero dolor que
recorría mi espalda y espere a lo que sucediera… luego de cerrar mis ojos… yo… desaparecí.
“Aaahhh…”
Con un grito
abrupto Hikari-sama se levantó de la cama casi tirándose al suelo.
“Calma Hikari-sama, todo está bien, todo
está bien.”
Su respiración era un poco agitada, lo
más seguro es que tuvo una pesadilla, sin pensarlo mucho serví un poco de agua
en un vaso y se lo pase.
“Sa-sakura, gra-gracias.”
Aun con su rostro agitado y una voz
nerviosa tomo el vaso, en serio, que debió ocurrir en sus sueños para estar
así.
“Está todo bien, Hikari-sama.”
“Sí, disculpa mi penosa forma de
despertar.”
“Sera acaso, ¿Tuvo una pesadilla
Hikari-sama?”
“Jeje, perdóname por eso, no fue mi
intención preocuparte.”
“Nn, está bien. Mientras se encuentre
bien no hay problema.”
Aunque sudor corría
ligeramente por su cuello, su sutil silueta era firme y no dejaba escapar algún
signo de indignidad, lo que podría esperar de mi ama.
Pero aún me
intrigaba lo que fuera que perturbo su sueño tan abruptamente.
“Por cierto, Hikari-sama. Que fue lo que
soñó.”
“Sería un poco vergonzoso decirlo de la
nada, espero y puedas perdonarme por guardar el secreto un tiempo.”
“Que sospechosa…”
“No me veas así, solo que no estaba
preparada mentalmente para esa situación.”
“Juju, que clase de situación.”
Su rostro se tornó rojo mientras
amenizaba la conversación, al parecer todo volvió a la normalidad.
“Por cierto Sakura. ¿Qué fue lo que paso
ayer?”
“¿¡Eh!?”
“Luego de ir a cubierta, lo siento, pero
no recuerdo nada más. Y tengo un poco de dolor de cabeza.”
“Umm, Hikari-sama, no será acaso que
bebió sake indebidamente y por eso está sucediendo todo esto.”
“Cla-claro que no. Por quien me tomas,
no haría tal cosa.”
“Jeje, entonces no importaría decirme
quien fue el gentil caballero que la trajo hasta el camarote en la noche, y me
dijo que no podía dejarla sola en cubierta.”
“¿De que estas hablando?”
“Bueno, ayer en la noche se celebró un
festejo y se nos invitó tanto a asistir como ayudar con la vigilancia del
lugar. Y antes de darme cuenta me encontré sola porque Hikari-sama se perdió
entre la gente… es todo lo que puedo decirle.”
Su rostro rojo no calmaba, tal vez
recordó algo entre la pequeña conversación, me interesa saber que sucedió, pero
podría molestarle así que vamos a cambiar de conversación.
“En fin, mejor será prepararnos, falta
poco para que embarquemos en el puerto.”
“Sí, disculpa las molestias.”
“No es nada Hikari-sama, aunque si me
intriga saber qué fue lo que sucedió… fufufu.”
“Jejeje…”
“¿Eh? Que ocurre Hikari-sama.”
“Bueno, ha pasado un tiempo desde que te
relajabas tanto. Tal vez este viaje ya haya empezado a hacer efecto.”
“Hi-hikari…”
“Jeje, te sonrojaste. Así está mejor,
después de todo, ya nada no nos ata al pasado.”
“Hikari… sama”
Con una ligera
brisa, una pequeña pesadez era liberada de mi corazón, mirando hacia la ventana
del camarote solo podía ver el cielo y mar hacia el horizonte, sin nada más que
apreciar.
“Solo deseo que usted sea feliz.”
“Lo se.”
Con este silencio tranquilo vimos el
tiempo pasar mientras llegábamos a nuestro destino. Las tierras del Este.
☆彡
Al parecer, no solo mi alma ha cambiado,
mi personalidad y recuerdos no son míos, es como si viera una película desde el
punto de vista de primera persona, casi como un documental.
En estos momentos solo descanso mientras
engaño a la miko y también a mi propio yo. Creo haber visto este mismo tipo de
suceso en algún otro lado, pero no puedo recordar como termino… tengo una mala
sensación sobre esto.
Luego de usar la
habilidad tuve un ligero conocimiento de los sucesos pasados y presentes de
Sakura…
Al parecer Mizuki
Hikari es una miko errante que fue prodigio desde su nacimiento, literalmente
era algo así como una genio para su generación, pero nació bajo una mala
estrella que traía consigo un mal augurio, al parecer ella traerá la calamidad
al cumplir la mayoría de edad. O más bien, su primogénito sería lo mismo que el
anticristo en el mío.
No tenía nada de
que reírme, son conocimientos de este mundo por lo que es casi seguro que todo
ser vivo en estas tierras debe creer que sea verdad. Aunque fue ocultado el
hecho que sea ella, parece ser que hay una marca que la delata por lo que se
mantiene constantemente viajando para evitar ser descubierta.
Aunque podría
adentrarme en el pasado, podría decirse que es un cliché ya conocido donde un
pariente la salva, cría y educa para evitar tal profecía…
Debo decir que de
no ser que tengo estos conocimientos solo podría darme unas carcajeadas.
En cualquier caso,
solo me queda actuar hasta que pueda “morir”.
“Hah… que refrescante.”
La ligera brisa del mar golpea el barco
mientras disfrutamos de la llegada al puerto, a lo lejos se puede ver la ciudad
costera y con ello el inicio de otro viaje.
“Hikari-sama, a donde nos dirigiremos
ahora.”
“Jeje, hacia donde el viento nos lleve.”
“Entonces no se propase con la bebida,
Miko-san.”
““¿¡Eh!?””
Mientras disfrutábamos de la vista una
voz profunda y calmada nos habló por la espalda, nos sorprendimos un poco pero
resulto que fue el caballero que trajo a Hikari-sama al camarote la noche
anterior.
“Ah, muchas gracias por lo de anoche.
Disculpe las molestias que pudo haber causado Hikari-sama.”
“Nn, no importa, además pude disfrutar
una buena copa acompañado de tal hermosura a la luz de la luna, eso es más que
suficiente.”
Con la mirada trate de explicar la
situación a Hikari-sama, pero su rostro se tornó rojo al ver al joven. Sera
acaso, que recordó lo sucedido al día de ayer.
“Jeje, que linda expresión, espero tener
un encuentro con usted en otro momento Miko-san.”
“Ha-hai.”
Con esa corta charla el joven caballero
se fue con una sonrisa de oreja a oreja, no sin antes darme una ligera mirada,
aunque no entiendo que hace guiñándome el ojo.
“Hikari-sama, al parecer hizo una buena
movida en mi ausencia.”
“Mou, Sakura, no digas eso… soy una doncella
de santuario.”
“Aunque estamos exiliadas.”
“Pe… pero.”
“Nadie le va a reclamar si quiere
enamorarse.”
Con una ligera
sonrisa Hikari-sama volvió a darse la vuelta y ver hacia el mar, aunque tengo
una ligera noción de sus pensamientos en estos momentos.
Después de todo,
profecía o no, ella debe vivir su vida sin restricciones.
“Entonces, ¿Cuál sería la respuesta a
antes que el joven nos interrumpiera?”
“Sakura… ejem, disculpa, iremos hacia el
este. No sé porque, pero hay algo que me dice que habrá algo que nos ayude en
esa dirección.”
“Entonces, hacia Hoshido. Parece que
será un largo viaje… fufufu.”
“Jejeje…”
Con risas al aire disfrutamos nuestros
últimos momentos viajando en este barco, no sé cómo será el viaje pero deseo de
todo corazón que sea una experiencia inolvidable y agradable para Hikari, y por
todo lo demás, me encargare de cualquier problema.
“Entonces rumbo hacia Norh y de ahí a
Hoshido.”

★☆★☆★☆★☆★☆★

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.