Death march kara hajimaru isekai kyusoukyoku Capitulo 14-29

※Esto no es en el punto de vista de Satou.
Reino de Agua de Melocotón (2)
◆Villa Real del Reino
Rumooku◆
“–Su Alteza, ¿qué le preguntó esa
comadreja?”
“Permitirles entrar en el Castillo Sombrío,
diciendo que ellos lo harían flotar de nuevo.”
El segundo príncipe contestó
tranquilamente al ministro del gabinete de su facción quien vino a su
habitación.
El ministro ordenó a un oficial detrás
de él desalojar a los soldados y cerrar la puerta.
“¿El Castillo Sombrío? ¿Es eso posible?”
“Por supuesto que no.”
El segundo príncipe planteó las razones
por las cuales es imposible una tras otra.
“La puerta no se abrirá a menos que lleves
a una niña pequeña con el『Collar de la Llave
del
Tesoro』el cual no se puede ser tomado fuera excepto durante el gran
festival, encima de eso, el castillo está protegido por centinelas que incluso
hicieron que el Rey Héroe Yamato huyera ¿lo sabes?”

La leyenda pasó por la mente del segundo
príncipe.
El Héroe Rey Yamato quien derrotó al
gran Señor de los demonios, quien arruinó el antiguo
Imperio Furu el cual reinaba con
supremacía en este continente, el símbolo del [Más Fuerte].
Una existencia que ni siquiera puede ser
derrotada por el [Más Fuerte], él no puede imaginarlo.
“Aun así, es realmente malo ¿no?, si el
guardián de dios no estuviese allí, Su Alteza podría haber puesto sus manos en
los tesoros que duermen en el Castillo de la Sombras…”
“¿Estás insinuándome asaltar la tumba?”
“No del todo, Su Alteza sólo tomaría un
poco de la herencia de su antepasado.”
El segundo príncipe vacila ante las
palabras del ministro.
Como si tomará ventaja de esto, el
oficial detrás del ministro murmura.
“¿Tal vez el subordinado de la comadreja
que contactó con el gremio criminal el otro día estaba relacionado con esto?”
“–¿Quieres decir que ellos instigaron a
las personas del gremio criminal para secuestrar a Rumia quien actuará como la
Princesa de la Sombras?”
“Con todo el debido respeto…”
El ministro aceptó la preocupación del
segundo príncipe.
“¿No me digas que–los aventureros de
clase B quienes tuvieron una audiencia con Su Majestad también fueron
convocados por ellos?”
“Eso es posible. Está también el informe
de un aventurero explorador que iba hacia el lugar prohibido en el castillo
real.”
Probablemente sea difícil infiltrarse en
el Castillo de la Sombras, sin importar cuántos gamberros envíen allí, pero si
estás acompañado de los aventureros más activos en la frontera, la tasa de
éxito debería ser diferente.
“Dejen a los caballeros a estar cerca
del lugar de la ceremonia.”
El segundo príncipe se levantó mientras
entrego una orden al ministro.
“Yo también saldré. Es el trabajo del
hermano mayor salvar a su hermana pequeña.”
El pensamiento de salvar a su pequeña
hermana del gremio criminal y los aventureros, conseguir los tesoros que ellos
tienen y entonces confiscar la irresponsable firma de la comadreja flota en su
mente.
No hay nadie aquí que le señaló acerca
de contar pollos antes de que estos nazcan.
◆Rimia la Sexta
Princesa de Rumooku◆
“Rumia está calmada hoy.”
Me duele el corazón escuchando a
Nii-sama que habló y sonrió ligeramente.
Incluso a pesar de que he cambiado con
Rumia ane-sama para hacer el papel de la Princesa de las
Sombras en el festival, Nii-sama no lo
nota en absoluto.
Tal vez mi hermano no me reconoce, a mí
quien no tiene el cabello rosa, como su hermana pequeña.
“Si estás cansada, déjame ser el quien
salude a los ciudadanos, Rumia puede simplemente sonreír adecuadamente mientras
bebe el agua de fruta.”
“Muchas gracias, Nii-sama.”
Le respondí la amabilidad de mi hermano
sonriendo lo mejor posible.
–El día se oscurece antes de tiempo y
una fogata se enciende en el centro del lugar de la ceremonia.
“Hou, este es un sabroso vino…”
“Fue traído en un barril por el
representante anterior.”
“Debe ser un rico comerciante para traer
un barril de un vino tan costoso como este.”
Nii-sama sorbe el vino con buen humor.
Nunca he bebido vino anteriormente pero
las personas dijeron que el vino en este reino es astringente y malo así que
este debe haber sido importado desde algún país extranjero.
“Aquí hay algo de agua de uva para
Rumia-sama.”
“Gracias.”
Bebo una bebida roja transparente
ofrecida por una criada desconocida.
–Dulce.
Es tan refinado como el agua dulce que
me dieron durante la ceremonia de la mayoría de edad Nii-sama en aquel
entonces.
Ahora me olvido de mi estado de ánimo
deprimido y bebo el dulce agua de uva.
Mi vista se estremece.
Me tambaleé, caí al suelo y miré hacia
los alrededores con una mente desordenada.
–¿Todos están durmiendo?
“Hey, ¿no está la princesa muy
importante despierta por allí?”
“Keh, esa maldita comadre nos dio un
producto defectuoso.”
“¡Oy! guarda tu queja. Vámonos de aquí
rápidamente.”
Sólo podía temblar con la cara pálida
escuchando las palabras violentas.
Justo cuando pensaba aquello mi mano fue
atrapada, fui arrojada dentro de un saco con extraño olor y cargada como un
equipaje.
“N-o, sal–”
Mi frágil protesta no alcanzó a nadie, y
me desmayé cuando fui cargada toscamente.
◆Gremio Criminal◆
“¡Jefe! ¡La caballería nos está
persiguiendo desde atrás!
“¡¿Qué?!”
Cuando el jefe del gremio criminal miró
hacia atrás, él vio a la caballería portando cotas de mallas.
A pesar de su pesada armadura, la
velocidad de sus caballos es más rápida.
“10 caballos huh…. Sólo hay un par de
ellos, pero aparecieron demasiado rápido.”
Ellos debían estar esperando incluso
antes de que la princesa fuese secuestrada.
Este es un tactica imposible para los
incompetentes caballeros de este país.
“Tsk, ¿nos preparamos para el bastardo
comadreja?”
“Jefe, esas son las tropas del segundo
príncipe.”
“Ese desvergonzado confabulador segundo
príncipe seguro es rápido. Oy, usa la bola de humo que tomamos de los
Exploradores del Reino Shiga. ¡Lánzala después de que nosotros pasemos esa
torre de vigilancia!”
“Sí”
Cuando el jefe pasó por una torre de
vigilancia para uso del festival, él cortó las cuerdas de la torre.
Ligeramente después, su subordinado
arrojó un bulto blanco, y luego el humo cubrió el entorno explosivamente.
Sin preocuparse por los gritos en la
espalda, los hombres corrieron pasando la Capital Real por la puerta abierta.
Ellos destruyeron varias decoraciones
festivas cuando pasaron por la puerta y dejaron que un subordinado les
prendiera fuego.
“Jefe, ¿está bien esto? Hacer esto
tanto.”
“No te preocupes. Solo tenemos que
escapar del país una vez que consigamos los tesoros en el
Castillo Caído.”
El jefe se río de la preocupación de su
compañero.
Hubo muchos casos en los cuales los
perseguidores no pudieron ser alcanzarlos considerando el hecho de que hay un
poco de tráfico entre las ciudades y las fronteras de los países del este.
Aunque, los casos de secuestro de un
miembro de la realeza y saquear el tesoro nacional como estos probablemente
serían una excepción.
Sólo algunas personas, incluyendo el
jefe y el vice-capitán, lo notan.
“¿Y si no conseguimos los tesoros?”
El tímido vice-capitán le preguntó al
jefe mientras azotaba su caballo.
“No te preocupes. Las cosas que robamos
del príncipe y de la princesa anteriormente ya son bastante valiosas. También
podríamos conseguir un rango de nobleza si vendemos este『Collar de la Llave del Tesoro』que esta princesa tenía a algún rey de los países vecinos.”
“Como esperaba del jefe, ¡está bien
pensado!”
A diferencia del sombrío vice-capitán,
los subordinados aplaudieron al jefe.
Los hombres que escaparon plácidamente
de la caballería recorrieron el bosque hacia el Castillo Sombrío sobre sus
caballos.
◆Rumia la Quinta
Princesa de Rummoku◆
“¡Rimiaaaaa!”
Farsa, mi nodriza me contuvo cuando yo
iba a salir corriendo.
Mi hermana pequeña Rimia fue secuestrada
por malvados hombres enmascarados ante mis ojos.
“Déjame ir.”
“Princesa-sama, usted no debe.”
Farsa comprobó con los soldados de
escolta la seguridad en el entorno, y dejar que los soldados de escolta fuesen
a la estación de guardias después de confirmar que era seguro.
Y a continuación apareció un grupo
montando a caballo.
Ellos probablemente son los caballeros
de este país.
“¡Chicos, persigan a los ladrones!,
ellos deben haber ido hacia el Castillo Sombrío.”
“““¡OU!”””
Dejando algunas personas cabalgando
aquí, ellos persiguen a los ladrones que secuestraron a Rimia.
“¿Ah, esa es la cresta del segundo
príncipe?”
Escuchando a Farsa, levanto la vista,
ciertamente, el digno Nii-sama mayor está allí.
“¡Nii-sama!”
“–Rumia, ¿por qué estás aquí?”
“¡Es terrible! Rimia fue secuestrada por
malas personas.”
“Así que es así…”
El rostro de Nii-sama es aterrador.
Él debe estar enojado con las malas
personas que secuestraron a Rimia.
“Debes volver al castillo–oy, chicos,
llamen a los soldados del castillo, llevaré a mi pequeño hermano ante el médico
de la corte.”
El Nii-sama mayor tomo a mi Nii-sama más
joven y montando a caballo hacia el médico de la corte en el castillo.
La otra caballería también corre para
llamar a otras personas.
“¿Oh? ¿Qué pasó aquí?”
Mientras estaba mirando aquello, mi cuerpo
se estremeció al escuchar la voz que de repente apareció detrás de mí.
Allí, una mujer de cabello rojizo, un
hombre delgado como un explorador y un gigante guerrero dos veces más grande
que un adulto normal–los aventureros del Imperio Saga quienes visitaron el
castillo en aquel entonces estaban de pie.
“–¿Nn? ¿No eres princesa-chan? Qué
sucede, pareces como si fuese a llorar ¿sabes?”
Le dije a la Aventurera-san sobre la
situación, reventando como una presa rota, y pedí ayuda.
“Muy bien, he perdido ante el espíritu
de princesa-chan quien quiere ayudar a su pequeña hermana. ¡Esta aventurera de
clase B Kaizemain-sama se lanzará y ayudará!”
Incluso a pesar de que esto debería
haber sido reconfortante, salí de la Capital Real, sintiéndome como una rata que
está jugando con un gato de alguna forma.
“Princesa-sama, dejemos a Su Alteza el
segundo príncipe salvar a Rimia-sama.”
“¿Qué vas a hacer princesa-chan?”
“Voy, por favor, llévenme.”
“¡Está bien! ¡Estarás sana y salva con
nosotros!”
Mi nodriza objeto incluso ahora, pero
quiero salvar a Rimia quien cambió de lugar conmigo debido a mi egoísmo.
Pensaba que íbamos a perseguirlos con
caballos, pero nosotros fuimos a una granja cerca de la
Capital Real.
Tres golems salieron de uno de los
cobertizos.
“Estos son nuestros『Ogros de Guerra del Mar de Fuego』ves.”
Aventurera-san mostró a los golems
mientras sonreía como cuando Nii-sama estaba mostrando sus juguetes.
“…. Los golems utilizados por los
parientes comadreja.”
“Eso es correcto, nodriza-dono está bien
informado huh.”
Farsa que temblaba con un rostro pálido
se desmayó cuando vio a la Aventurera-san sonreír.
“Nosotros no podemos llevar a alguien
que se haya desmayado. Dejemos que las personas de la aldea tomen cuidado de
ella.”
“Dices eso después de poner esa
coacción.”
“¿Has dicho algo?”
“N-no, nada en absoluto Nee-san.”
“Entonces deja de hablar y hazlo
rápido.”
“Sí, Nee-san.”
El delgado aventurero corrió hacia el
pueblo ordenado por aventurera-san.
Sin embargo… ¿Qué es esa coacción de
la que ellos hablaron?
“Ize Nee-san. El arranque está completo.”
“Está bien, voy a seguir adelante con la
princesa-chan. Ve con ese chico una vez que regrese.”
Soy cargada bajo el brazo de
aventurera-san, y llevada al golem el cual es más alto que las casas circundantes.
Este es más corto que el balcón del
castillo, pero la sacudida es dolorosa y aterradora.
“Vamos a correr ¿de acuerdo? Mantente
firme para que no te caigas.”
Sin poder responder a la alegre
aventurera-san, me aferro desesperadamente a su cintura.
Espérame, Rimia.
¡Voy a salvarte!
◆Weaselkin◆
“Entonces, cuiden de la firma.”
“Si, presidente”
Después de decir aquello al empleado pariente
rata, me subo al carruaje.
Sólo he llevado a la esclava que posee
la habilidad [Caja de Objeto] conmigo.
Habrá poco daño incluso si la firma es
confiscada por el reino desde que he tomado los fondos y los objetos costosos.
“Tal parece que Kaizemain-dono se dirige
hacia el Castillo Sombrío exitosamente. Será lo mejor si puedo traer un
Artefacto de la era de dios en el Castillo Sombrío, pero traer información de
incluso una de las sondas exploradoras debería ser suficiente para hacer que Su
Majestad el emperador se deleite. Nada de valor se perdería aunque pierda una o
dos sucursales en un país pobre.”
Murmuré solo y levanté mi vista, y
entonces sombras negras se reflejaron en mis ojos.
La presión del viento sacude el
carruaje, la esclava grita.
Cuatro monstruos se encontraron con el
comerciante que bajó del carruaje.
Pariente lagarto y pariente bestia con
collares de esclavos están montados en la espalda de los monstruos.
Las cosas que los esclavos están
montando son wyverns domesticados que solamente los comerciantes ricos poseen incluso
en nuestro Imperio Comadreja.
“Presidente, hemos venido a recogerlo.”
“Buen trabajo, dejen que estos vayan
hacia el Bosque de las Sombras salvo aquel que nosotros estaremos montando.”
Los Jinetes Wyvern salieron volando
después de recibir la herramienta mágica para recuperar la sonda exploradora.
“Presidente, los soldados Rumooku se
dirigen aquí.”
“Entonces vámonos también.”
“¿Nuestro destino es el imperio?”
El jinete pariente conejo me preguntó a
mi quién había montado en el wyvern.
“No, iremos al Reino Silga antes de
regresar al imperio.”
“Ciertamente.”
El wyvern despega mientras desliza la
gravilla de la carretera.
“No voy a pedir algo tan extravagante
como un colmillo, pero me gustaría conseguir garras, o cuernos–o al menos las
escamas.”
Murmuré mientras dejaba mi cuerpo a la
temperatura corporal del esclavo aferrado a mí.
◆En el Bosque del
Castillo Sombrío◆
“Maldita sea, ¿por qué no se abre la
puerta?”
La condición necesaria debería haberse
cumplido, el jefe coge y tira del cabello de la niña.
La peluca rosa se desprende de la
princesa quien grita brevemente, cabello dorado aparece con la luz de las
antorchas.
“–¿Una impostora?”
El jefe marrón oscuro miró a la pequeña
princesa.
“No soy una impostora.”
“¡No tiene sentido si un miembro de la
realeza no tiene el cabello de color rosa! Maldita impostora.”
El jefe todavía está lanzando palabras
violentas a la princesa que está luchando con una voz temblorosa.
“No se puede evitar, la llave es aun lo
suficientemente rentable. Vamos a largarnos”
Las antorchas brillan sobre la espada
curvada del jefe que reluce suspicazmente.
La espada curvada desciende casualmente
hacia la princesa quien retrocede sin siquiera poder gritar.
Todos esperaban que la sangre se
derramara, pero en el momento siguiente, sólo escucharon el sonido de la hoja
hundiéndose en un trozo de madera.
En el lugar donde la princesa debería
haber estado, hay un tronco envuelto en un vestido–
“Utsusemi no jutsu~?”
“–¡Quien!”
Hacia la voz que podía escucharse en
alguna parte, el jefe preguntó su identidad.
Un chico enmascarado aparece con una
ráfaga de viento.
Junto a él, hay un pequeño vistiendo una
armadura dorado con un manto rosa de pie.
“Hola, encantado de conocerles, pero
creo que nuestro encuentro será breve, mis saludos.”
Escuchando al chico que no tiene una
pizca de tensión, cada miembro del gremio criminal está temblando como si su
columna vertebral hubiese sido atravesada con un carámbano.
◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇

Deja un comentario