Yuusha no Furi mo Raku Janai--Riyuu? Ore ga Kami Dakara--

Yuusha no Furi Cap. 37

Capítulo 37 Los dioses y el Señor Demonio

En la tarde, una gentil brisa marina golpea acompañada de la luz cálida del sol.

Regreso a la bahía.

La gente del pueblo inmediatamente comenzó a nadar. La calmada playa está abrumando con voces llenas de diversión.

Me hizo feliz, como un dios, que la gente disfrutara lo que hice.

Inconscientemente comencé a sonreír.

Entonces miro alrededor de la playa, buscando por Celica.

Pero, ella no estaba ahí. Estaba solamente Minya, que viste sus ropas regulares y está sentada con las piernas cruzadas.

Estaba confundido por un momento pero pronto fui aliviado cuando la encontré en un lugar diferente.

Estaba en el mar junto con Lapisia. Lapisia estaba sumergida hasta su pecho y Celica hasta sus caderas.

Escuchándolas al usar “Oídos Agudos”.

“Ooh, fuiste capaz de mantener tu cabeza bajo el agua por un minuto, eres asombrosa Lapisia-chan.”

“¡Lapisia, asombrosa!”

“Lo siguiente, ¿tienes que intentar enrollar tu cuerpo alrededor bajo el agua?”

“¿Enrollar?”

“Como esto.”

Ella inhalo con un “fuu”, bajando su rostro hacia el agua y entonces abrazo sus rodillas mientras hacia un rollo. Su cabello dorado se desplego como un abanico mientras estaba flotando entre las olas.

Después de un rato, ella elevo su rostro con un “puhaa”.

“Haces algo como esto.”

Eso hizo los ojos dorados de Lapisia destellar.

“¡Lo intentare!”*Suuuu*

Inhalando y sumergiendo su rostro dentro del agua. Lapisia se hizo rollo. Sus coletas gemelas azules se desplegaron entre las olas.

Su pequeño cuerpo primero se hundió y entonces floto.

Entonces ella elevo su rostro, respirando con un largo momento.

“¡Lo hice!”

“Muy bien, bien hecho.”

Celica acaricio la cabeza de Lapisia, que sonreía completamente con un “ehehe”.

–Parece que debería dejarlas por si mismas por un momento.

Debido a que soy un dios de rio, puedo hacer un montón de cosas y salen solo naturalmente a mi.

Por ahora debería ir a nadar.

Nado hacia el agua profunda usando pequeñas brazadas.

Incluso aunque es un lugar estrecho. Es aún bastante amplio. Se siente placentero, cuando las suaves olas golpean mi cuerpo.

Y entonces, llego a la abertura (de la bahía).

Más allá de la entrada que es tan amplia, lo suficiente para que un barco pase a través, un majestuoso océano se despliega a lo largo y ancho.

A diferencia del interior, las olas empujan fuertemente.

En una roca al lado de la entrada, Ieturia estaba sentada ahí con su cuerpo blanco. Ella usa su bikini plateado y falda y sostiene su arpón en sus manos.

“Ah, es usted, Keika-sama. Parece que la gente ha incrementado.”

“Por favor ayudalos si alguno se ahoga.”

“Si, lo sé.”

Una luz aguda se eleva desde sus ojos rojos mientras alternadamente mira sobre la bahía y el océano.

“Es difícil prestar atención tanto a la gente y demonios, no es así.”

“Es por el bien de nuestra tribu. Hacer solo esto tanto no es nada. Además, ya que nuestra líder se arrodillo ante ti, parece que los otros están también reuniéndose desde lejos.”

“Eso es bueno. La gente aquí también incrementara. Me gustaría colocar un sistema de dos personas para observar fuera por demonios y para recatar gente.”

“Yo también pensé sobre eso. –Pero”

“¿Qué sucede?”

Ieturia mira debajo de con ojos llenos de respeto.

“Pensé que los héroes solamente existen para derrotar demonios y al Señor Demonio, pero tú también das alegría y otras cosas a la gente”

“Eso no es un gran trato, solamente sirve hacia mi meta.”

“¿Por qué es eso?”

Tenía problemas por un momento, sobre si debería decirle o no. Sin embargo, debería estar bien ya que ella noto que soy un dios.

“Quiero volverme en un dios”

“Ooh”

“No soy un dios de este mundo. En el mundo previo falle en reunir creyentes y no pude volverme un dios respetado por la gente, así que una vez más en este mundo quiero ser un dios que es amado por la gente, esta vez.”

“Así que no puedes derrotar al Señor Demonio tan rápido… Eres una persona asombrosa, estoy segura de que te volverás un dios en nombre y realidad.”

Fui de alguna forma avergonzado, cuando ella me dijo eso tan honestamente.

Rasco mi cabeza, mirando hacia el horizonte.

“Gracias, daré lo mejor de mi… Oh, es cierto.”

“¿Qué?”

“Quería saber sobre los dioses de este mundo. Fui alrededor de los templos y los santuarios, pero no había ninguno de ellos. ¿Es este el trabajo del Señor Demonio?”

“Si…”

Ieturia asiente mientras cae en silencio.

¿Hay algunas razones de porque no puede hablar sobre esto?

Escalo la roca y me siento al lado de ella.

“¿Es una pregunta difícil?”

“No, no hay duda de que ellos fueron sellados o neutralizados por el Señor Demonio.”

“Así que es como eso después de todo. ¿Acaso sabes como es que lo hizo? La Diosa de la Tierra Lupersia fue convertida en una aparición después de que su hija Lapisia fuera tomada como rehén por el señor demonio.”

“Es eso así. Parece que no hay incluso uno que sepa un poco. Incluso los dioses no lo saben todo. El señor demonio tomo ventaja de las debilidades de los enemigos, creando situaciones desventajosas o incapacitándolos.”

“Eso es… Irritante. Es una estrategia valida sin embargo. A pesar de eso soy como la gente que intercambia golpes con todo su poder.”

“Usualmente usted piensa las cosas bastante bien, pero algunas veces parece bastante apurado, Keika-sama.”

“Seré cuidoso… ¿Tal vez ya sabe el Señor Demonio que soy un dios? Viste a través de mi inmediatamente después de todo.”

“Podría ser no creíble si lo digo yo, que soy un caso especial. ¿Cómo es que paso su vida antes de conocerme, Keika-sama?”

“Hm, comenzando con…”

Le hable sobre todo desde que vine a este mundo.

Ieturia frunció sus cejas mientras dejaba salir voces de admiración.

“Bueno, debería estar bien por el momento. Tal vez sea un problema que Greyhades de los Cuatro Reyes celestiales fue asesinado por una espada. Armas de filo no deberían tener un efecto en él.”

“Me encargue del cadáver al fundirlo en una forma de lodo cuando nos fuimos, así debería parecer que fue asesinado por magia.”

En ese momento pensé que podría ser mejor a no solamente no tomar la cabeza con nosotros sino también destruir las evidencias.

Ieturia agrando sus ojos.

“¡Oh! Ese fue un movimiento prudente. En ese caso, usted esté en paz hasta que derrote al siguiente de los Cuatro Reyes Celestiales. Probablemente no puede ganar a menos que use el poder de un dios.”

“¿Quieres decir el Calamar Malvado?”

“Él es formidable. No solamente magia de fuego y tu fuerte fortaleza de magia de agua y magia de viento son inefectivas, también tiene regeneración infinita por ataques físicos.”

“¿Podría multiplicarse si lo divido a la mitad?”

Estaba pensando sobre el gusano negro que derrote antes.

“No, incluso si es cortado severamente, debería regresar al estado original.”

“Así que su único punto débil es tierra, huh… bueno, entonces pensare en eso supongo.”

Miro sobre Lapisia que está haciendo entrenamiento especial en la playa.

Cuando Celica deja caer monedas de plata en el agua, Lapisia mira en el agua y las toma.

“Así que esa niña es Lapisia. Parece aún inexperta como un dios.”

“Su madre dejo su educación a mí. –Lo que se, solo por decirme esto, es posible hacer una contramedida. Tal vez incluso funcione sin exponerme como un dios. Gracias.”

“¿Es eso así? Que otras cosas te gustaría preguntar.”

“Déjame ver. ¿Conoces el objetivo del Señor Demonio? Es diferente de la conquista mundial que es lo que visto hasta ahora.”

Ieturia baja su mirada. Una sombra oscura aparece en su agraciado rostro.

“El Señor Demonio es en serio siniestro. Su objetivo no es matar o gobernar. Él atormenta al débil solamente para verlos sufrir y luchar.”

“¿Por ejemplo?”

“Hace mucho tiempo, una cierta tribu de nuestra raza Naga fue deificada como dioses. Sin embargo, los subordinados del señor demonio vinieron masacraron la tribu entera y divulgaron el rumor que fue por nuestras manos. La familia del jefe previo que intento explicar fueron cruelmente torturados y asesinados por las manos de la gente.”

“¿Así que perdiste tu hogar y entonces fueron perseguidos por los demonios y los humanos?”

“Teniamos que huir sin conseguir ayuda de nadie… fue duro.”

Ella murmura mientras miraba hacia el océano. Su voz monótona sonó solitaria.

Estiro mi mano y acaricio su cabello plateado. Su sedoso cabello se siente genial cuando lo toco con la punta de los dedos.

“No te preocupes. Te protegeré.”

“Gracias.”

Ella se apoyó coquetamente contra mí. Espontáneamente la abrace. Su piel fría y suave se siente bien cuando se pega a mi cuerpo caliente. Su cabello plateado deja salir la fragancia amorosa del mar.

Después de un rato, Ieturia separa su cuerpo de mí, probablemente porque ella se ha calmado.

“Te cause problemas. Podría herir tu reputación así que no vaciles en alejarme por favor. Agradecidamente moriré por tu fama.”

“¿Es posible que los residentes del pueblo sean asesinados y entonces difamados de nuevo? No, eso no debería pasar.”

“¿Cómo puedes decir así?”

“Él tal vez simplemente se cansó de sus juguetes. Y de esta nación. Me pregunto por cuanto tiempo, porque Greyhades de los Cuatro Reyes Celestiales estaba en el bosque del norte. Tal vez la meta no ha sido un ataque de pinzas junto con el océano en el sur. Y también desde el oeste.”

“¿El oeste?”

“Parece que el dragón esta actuando violentamente. Aunque aprendí esto durante el examen del héroe que los dragones son neutrales.”

“Debido a que un dragón es activo en el oeste, incluso el Señor Demonio no debería ser capaz de estirar sus manos ahí.”

“Ella seguramente conocerá un miserable final ante ti. Sera matar dos pájaros con una piedra si derrotas al dragón.”

“¿Es eso así? ¿Ese dragón podría ser?… …No tienes que decir más”

Mientras ella parece expresar algo de compasión, sacudo mi cabeza.

Carcajeo y digo.

“Podría ayudar, si el en verdad no es un tipo malo. ¿Así que, el señor demonio está en el norte?”

“De acuerdo a los rumores, todo está construido en un campo de hielo en el norte helado. Debido a que las tormentas de hielo van continuamente, todas las generaciones previas de héroes fueron derrotados cuando se encontraron al Señor Demonio durante el viaje.”

“Probablemente debido a que sería problemático si ellos crecen.”

“Encontrar al jefe final justo después de poner un pie en el campo, con ese tipo de nivel, ¿Qué tipo de juego de mierda es este?”

“Shitgame–?” [K: Lo dijo en japo/ingles…]

Ieturia curiosamente inclina su cabeza. Su rostro confundido se ve lindo.

“No te preocupes sobre eso. Más bien, por favor continua en guardia.”

“Déjamelo a mí. Estoy agradecida de ser usada por alguien.”

Ella trae sus manos a sus pechos e infla sus pechos con orgullo. Sus delicados miembros fueron enfatizados.

Asiento y salto dentro del mar.

Estoy pensando profundamente mientras nado.

Ahora conozco la debilidad de este tipo de los Cuatro Reyes Celestiales.

Dependiendo del crecimiento de Lapisia, puedo hacer una estrategia para ganar como un héroe.

Lo que queda es salvar a los pecadores en el día final y asesinar al tipo de los Cuatro Reyes Celestiales.

Sin embargo, estoy preocupado que no puedo encontrar a los pecadores. No están ni en la mansión del alcalde ni en el faro.

Ellos deberían haber sido escoltados después de ser comprados, sería extraño si no están en este pueblo. [K: Según recuerdo lo que encontró en el Cap 35 fue donde los ejecutaran…]

¿Debería conocer al alcalde para conseguir algo de información de él?

No, incluso aunque el héroe tiene el privilegio de libremente regir sobre los pecadores. Puedo usarlos como carnada para cazar demonios por ejemplo.

Sin embargo, parece que quiere hacer un espectáculo de una masacre de los pecadores en este pueblo.

Ellos no me dejaran rescatarlos.

De otro modo tengo que hacerlo desde un lugar que no puede ser visto desde el faro.

Debería derrotar a ese tipo mientras protejo a los pecadores, pero me gustaría conocerlos de antemano si es posible.

Debería estar al tanto de mi posición, tal vez sea capaz de buscar las premisas.

Sin embargo, el héroe solamente tiene el derecho para investigar cosas relacionadas al Señor Demonio.

Si el alcalde es el que envía información a los demonios, es fácil a explicar pero no hay evidencia.

¿Debería fabricar algo de evidencia apropiada para atrapar al alcalde? …Tengo que pensar en algo.

Mirándolo de esa manera, el Señor Demonio es en verdad problemático, pensé así.

Él probablemente vive en el último piso de un calabozo similar a la Torre de Pruebas.

Ahí probablemente hay trampas por todo el lugar que rotan el piso y cambia la dirección cuando pisas en ellos.

En ese caso él debería solo esperar por el héroe para conquistarlo y viene desde el otro lado.

Tengo que aprender el Corte Definitivo pronto.

Mientras estaba pensando, regresaba a la playa.

Cuando Lapisia llega con Celica y Minya, saca sus manos con las monedas de plata.

Su rostro joven está lleno con una sonrisa.

“¡Keika! ¡Tome 20! ¡20!”

“Oh. Bien hecho. Asombroso.”

“Siiii”

Cuando acaricie su cabeza, ella comenzó a girar alrededor en el punto.

Sus pesadas coletas gemelas llenas de agua golpean mi cuerpo con un *batsu batsu*.

Y entonces también golpean el gran pecho de Celica, enviando su traje de baño a volar. La tela roja baila en el aire.

Sus grandes pechos expuestos están saltando.

“¡Kyaaa!”

Inmediatamente atrape el traje de baño, y la sostuve firmemente, ocultando su cuerpo delgado. Sus pechos están presionando contra mí y directamente me dejan sentir su suavidad.

Rápidamente me agacho en el agua y la cubro con el traje de baño.

“Está todo bien, no fuiste vista por nadie.”

“Uuh… el lazo, el lazo esta.”

“Por favor espera un poco, lo atare por ti.”

Muevo mis manos alrededor de su espada y ato el lazo. Sosteniendo su delicado cuerpo firmemente. Celica estaba temblando entre mis brazos.

Lapisia nos miró con sus ojos dorados e inclino su pequeña cabeza.

“¿Qué sucede, Celica?”

Sin hablar, Celica sacude su cabeza.

Con un rostro estupefacto, hablo con Lapisia.

“Lapisia, tienes prohibido girar alrededor en el mar por ahora.”

“Eeh– No quiero–”

“Es malo porque es peligroso, si golpeas a la gente con tu cabello. ¿O debería rapar tu cabeza?”

“Eso es… ..No-! –Entendido”

Lapisia estaba infeliz haciendo mueca con sus labios, pero parece estar convencida.

Termino de atar el lazo y me levanto.

El rostro de Celcia estaba azul.

“En verdad son peligrosos después de todo, estos trajes de baño.”

“Por favor resístelo hasta que Lapisia suba de nivel. Sé paciente.”

“Entendido.”

Aunque ella dice así, me mira con ojos llorosos que parecen mostrar algo de amargura.

Cuando desvió mi mirada, Lapisia estaba de pie en el agua por sí misma. Su rostro estaba pegado mientras miraba alrededor del fondo del mar.

Su cuerpo estaba brillando débilmente en su blanco traje de baño escolar.

“Gracias por enseñar a Lapisia entrar al agua.”

“Me pregunto cómo continuar la práctica de nadar desde mañana.”

“Tal vez pueda tallar una tabla de surfear de una placa de madera.”

“¿Qué sería eso?”

“Es un pequeño flotador donde puedes sostenerte.”

“Ya veo. Eres asombroso como siempre.”

Celica se aferra a mí mientras su cabello rubio mojado estaba destellando.

Después de eso, fuimos de regreso a la posad.

En el camino, asegure una placa de madera.

La hice tan fácil de manera y lije las esquinas para no causar ninguna herida.

Un comentario en “Yuusha no Furi Cap. 37

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.