Bunny Girl Ch86

Perdón por la tardanza, se supone que este capitulo sería publicado el martes (día que salio y fue mi descanso de trabajo), pero hubieron varios inconvenientes y apenas y ayer/hoy comence a traducir los capitulos… ya termine este y el siguiente, pero quedan dos más… probablemente los saque entre el fin de semana… dios, se me están acumulando y cuando se pone la cosa más interesante… no se si leerlos y después traducirlos… bueno, estoy contra reloj porque entro a trabajar en la tarde (unas 3 horas luego de publicar esto), así que no esperen más de mi por el día… disfrútenlo…

Ch 86 – Intrusos

Mi cuerpo se sacudió con las estruendosas explosiones. Las ondas mágicas de Fiorfata lloviendo crearon cráteres de docenas de metros de amplio a nuestros alrededores.

El sleipnir estaba llevándome hacia el sur, todo mientras jadeaba y esquivaba a través de los ataques del Señor Demonio. Nos estábamos dirigiendo hacia la última ciudad en este pequeño continente, la pequeña nación de Oisanonze.

“¡Ya estamos cercas!”

Mi sleipnir dio un relinchido en afirmación.

Él podía evaporarse de solo un golpe directo de las ondas de Fiorfata, mientras yo sería severamente dañada. La única razón de porque estaba aún sin un rasguño fue gracias a su velocidad, y porque Fiorfata no se había puesto serio aún.

Incluso aunque yo sé que Fiorfata era un Señor Demonio, aún pensaba que podía manejar esto, solamente a penas. Pensé que podía mermar su poder mágico para darme suficiente tiempo, incluso si tenía seis veces lo mío.

En retrospectiva, había sido demasiado optimista. No había entendido lo que significaba una vasta superioridad enemiga.

Para los demonios, la cantidad de poder mágico que poseían directamente se ligaba hacia su poder de combate. Un ataque con valor de 10000 de magia para mi podía solamente causar alrededor de 200 de daño a Fiorfata, mientras un ataque del mismo costo de Fiorfata podía tomar cerca de 5000 de mi vida.

Esa fue una brecha en el poder, en poder puro, entre nosotros. Además, Fiorfata había existido por milenios, mientras yo no he sido un demonio incluso por un año. Su experiencia en manipular el poder mágico me sobrepasaba por creces.

Me moví al campo de batalla de aquí debido a que pensé que las armas en la Tierra, estando sin magia, podrían haber sido inútiles para Fiorfata, pero no había esperado este nivel de dureza. Incluso si los humanos de aquí tienen su artillería mágica de asedio, matar al Señor Demonio podía aún tomarle varias decenas de miles de disparos.

Parece que no tenia elección sino lidiar con él yo misma. Y debo, sin importar que pueda pasar.

“Ahí está…”

Lejos en la distancia, una ciudad rodeada por altas murallas de piedra apareció en mi visión.

Estiro fuera mis manos, preparándome para romper la barrera mágica con mi Manipulación Dimensional. Pero después de unos pocos momentos de pensarlo, cambio de parecer.

“Sleipnir… este ya es más que suficiente.”

Mi montura di un relinchido insistiendo.

“Por favor, escúchame.”

Hasta ahora, he estado abriendo agujeros en las barreras mágicas cada que llegaba a uno de mis objetivos para dejar que los sleipnir entraran, pero mi montura ya está en sus limites por todas las ondas de choque de los ataques de Fiorfata. Jalo su cabello, forzando a regañadientes a cambiar su dirección, y salto de su espalda hacia la ciudad, rodando en medio del aire para azotar niebla congelante hacia Fiorfata detrás de mí.

La niebla estaba reduciendo su movimiento. El Señor Demonio bien podría fácilmente esquivar esto si quisiera, pero Fiorfata solo cargo directo hacia aquí. La niebla no era lo suficiente poderosa para hacer algo contra eso.

Pero fue suficiente para lidiar con las dark pixies reuniéndose alrededor del Señor Demonio. Fiorfata estaba liberando miasma y creando más dark pixies solo por existir. Incluso si planeo arrastrar las naciones de humanos en mi pelea con el Señor Demonio, no tengo intención de también dejar a las dark pixies entrar.

El Señor Demonio y esta acompañado con decenas de miles de dark pixies moviéndose dentro de la niebla. Las pequeñas creaturas se congelan al momento que tocan esta y se desintegran.

“¡Ven a por mí, Fiorfata!” Grito y me sumerjo dentro de Oisanonze.

El sleipnir que deje atrás estaba intentando venir conmigo incluso cuando ya parecía muerto de pie. Sacudo un poco de débil magia para detenerle.

Era por esto por lo que odio hacer aliados que puedan unirse a mis batallas. Este no era mi lugar para decir esto, considerando como ya he forzado a seres vivientes de este mundo a sacrificarse por sí mismos, pero… si alguien tiene que pelear… si alguien tiene que ser herido… entonces sería mejor si solo fuera yo.

Mi corazón esta titubeando entre ser un “demonio” y el “individuo llamado Shedy”.

Después de la transformación demoniaca, mi corazón ahora no daba valor a otros seres vivientes en el mundo material aparte de los familiares con los que he enlazado con los sujetos alfa secretos que habían sido mis compañeros y víctimas.

Fue por eso por lo que mate sin titubear, porque manche mis manos con la sangre de mis enemigos. Entiendo que para derrotar a Fiorfata, habrá muchos más sacrificios.

Pero al mismo tiempo… la parte de mi que ha vivido por doce años como un individuo aún vive dentro de mí. Incluso aunque entiendo que debe ser hecho, aún conservo la idea de un excesivo malgasto de vida.

¿Fue este el precio que tuve que pagar por abandonar mi humanidad para volverme un demonio?

No tengo el coraje para rendirme por si misma ante la locura de un demonio. En su lugar, continúo luchando, atrapada en ideales que nunca podrán ser realizados.

“¡Esta aquí!”

Los soldados de Oisanonze habían notado mi marcha y la de Fiorfata. La artillería mágica nos disparo desde la cima de las murallas.

Estuve en lo correcto en dejar al sleipnir lejos. Él había sufrido, habia sido herido en pura determinación para proteger el mundo, y yo no quiero ser forzada a matar compañeros seres vivientes del mismo mundo. Después de todo, yo estaba aún aquí.

Un repentino escalofrió bajo por mi espalda. Me tiro al suelo sin pensarlo un segundo.

Fiorfata ya había salido de mi niebla fría, y disparo otra onda mágica. Paso por encima de mí, vaporizando las murallas de Oisanonze y la artillería encima de esta en explosiones de decenas de metros de amplio.

Justo como el ataque se detuvo, corro a través del agujero en las murallas.

Oisanonze era también dentro del área de efecto del circulo mágico. La ciudad estaba siendo atacada por dark pixies.

Aun a pesar de eso, ni una de las personas había evacuado. Solamente notaron que el peligro estaba acercándose cuando vieron que las murallas fueron destrozadas, y el pánico en masa comenzó a divulgarse a través de la población.

“¡Tú!”

Algunos entre ellos parecían saber sobre mí. La voz pertenece a un anciano que salto fuera. Él estaba armado.

“¡T-tú eres la Dark Lady! Si solamente no hubieras venido–”

“Si, lo soy.”

Respondo suavemente, arrojando una niebla congelante de amplio rango para matar solamente a las dark pixies.

“¡Así que corre si no quieres morir!”

Él vio a las desfragmentadas dark pixies que han intentado atacar por la espalda. El anciano me mira, con sus ojos abiertos.

“Tú…”

No le respondo, giro mi habilidad demoniaca Miedo a toda potencia y corro hacia el palacio, dando una advertencia final.

“¡¡Salgan de aquí, ahora!!”

En el camino, mate a los soldados dirigiéndose hacia mí y perdone a los que huyeron. La resistencia cayo a cercas de nada una vez entre al castillo – parece que mientras los civiles aún se quedaron, el dueño del castillo se había ido hace mucho. Fácilmente llegué a la parte más profunda y destruí la raíz.

[Shedy] [Raza: Conejita] [Archidemonio Nv. 32]

・El conejo demonio de Laplace. Juega y guía el destino del hombre.

[Magic Points: 118,000/118,000] 12,000↑

[Total Combat Power: 129,800/129,800] 13,200↑

[Unique Skill: <Causality Alteration> <Dimensional Manipulation> <Absorption> <Materialization>

[Racial Skill: <Fear> <Mist Form>]

[Simple Identification] [Human Form (Wonderful)] [Subspace Inventory]

[Dark Lady]

[K: Deje caso todo en inglés, porque no ha habido un cambio luego de quien sabe cuántas veces… y me canso de escribirlo todo de nuevo]

Afortunadamente, había una enorme piedra mágica cercas que había estado sirviendo como batería de mana, así que la use para rellenarme.

La batería fue lo suficiente grande para mí para que necesitara ambos brazos para sostenerla, aún tenia un poco de poder. La saco afuera, creando un agujero en las paredes del castillo, y comienzo mi ataque al Señor Demonio acercándose en la distancia.

“¡Alteración de Casualidad, Absorción, activación paralela! ¡ – [Nadir] – !”

Absorbí el calor y luz de los alrededores, combinando el espacio de nada con el mana en la piedra mágica para crear una bola blanca de poder mágico dentro de mi boca. La escupo hacia el Señor Demonio.

El proyectil blanco cruzo varios kilómetros de la ciudad ahora mayormente evacuada, congelando todo a su paso. Golpea a Fiorfata como el Señor Demonio estuvo a punto de entrar a la ciudad.

Pero Fiorfata apareció dentro del cráter congelado de kilómetros de amplio a duras penas herido. Arraso el hielo en sus alas y carcajeo.

[Unseelie LordFiorfata] [Raza: Dark Pixie] [Señor Demonio]

・Uno de los siete Señor Demonio gobernando el Mundo inferior. Un Dios del Mundo Inferior.

[Magic Points: 573,000/600,000]

[Total Combat Power: 643,000/670,000]

[K: Lo mesmo que el anterior…]

Qué diablos…

Aun así era exactamente ese poder de locos lo que estaba manteniendo a Fiorfata de ponerse serio, a mi beneficio. La batalla real podría solamente comenzar una vez ganara suficiente poder para que Fiorfata me considerara una amenaza real, pero para eso aún faltaba un largo, largo camino.

…no, este no es el momento para ser pesimista. Golpee mis propias mejillas, intentando de animarme.

Luego era Sanhuit, una nación isleña hacia el sur. Podría ser otra a pocos cientos de kilómetros de cruzar el océano. Al menos era menos rápido ahora.

Piso sobre en las murallas en ruinas, preparándome para irme. Pero entonces repentinamente, mis orejas de conejo innecesariamente capaces captan los sonidos silbantes de algo cortando a través del aire a lo lejos.

“… ¿Qué?”

Una explosión resonó.

Lejos en la distancia, un edificio que se asemejaba a una torre del reloj se abrió y partió por la mitad. Puedo escuchar los gritos cercas de la torre colapsando, probablemente gente que no salió a tiempo.

Fue solamente eso el comienzo. Un poco después, el área urbana comenzó a destruirse por una lluvia constante de explosiones.

¿Quién estaba haciendo esto? Los ataques también golpeaban a Fiorfata, pero de la manera en que lo veo, solo parecía como un bombardeo indiscriminado.

“Oof…”

El castillo donde estaba fue también golpeado. Dejo eso de lado y salgo hacia afuera. Ahí, en el cielo a lo lejos, veo unas diez aeronaves voladoras extrañas.

¿Fueron ellos los atacantes? Porque las aeronaves humanas atacan una ciudad humana…?

Como me preguntaba en confusión, una voz amplificada con magia resonó fuera de la flota de aeronaves.

-Nosotros somos – La alianza del – Imperio Lansis, Tolldorre, y Reino Luselle. Esta aeronave es ahora – bajo nuestro control de flota. – Por motivo de – derrotar al Unseelie Lord – y a la Dark Lady, y para limpiar – la infestación de dark pixies – toda esta tierra será purgada.–

… ¡¿lo dicen en serio?!


Nota del Autor: Shedy es aún una niña. Por esa razón es que mientras puede ser implacable contra sus enemigos, se deprime excesivamente aun haciéndola vacilar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.