Yuusha no Furi Capitulo 46

Capítulo 46 El Final del Festival

(Epilogo Arco 2)

 

Salve a los sacrificios, derrote al Calamar Malvado de los Cuatro Reyes Celestiales y recibí bendiciones de la gente de la ciudad.

Incluso aunque el festival acaba de terminar en el pueblo, otro festival en mi honor de mi éxito fue llevado a cabo hoy y mañana.

Conseguí un desfile con un carruaje sin techo una vez.

La gente que llena las calles en ambos lados está bendiciéndome.

“¡Él es en verdad un héroe!” “¡Gracias por derrotarlo!” “¡Keika-sama, banzai!”

 

Además, algunas de las personas han visto la pelea desde el comienzo al final.

Así que la historia oficial fue ahora que protegí a la princesa de los tentáculos del calamar y solo como mucho un hombre con valor soy.

–La operación de Celica para manipular la información fue efectiva.

 

Aunque el énfasis fue ahora colocado en como protegí a la princesa más que en la pelea.

“Para incluso ayudar a tal mujer maldita” “Yo la hubiera abandonado” “Esa bruja, nosotros le llamaos basura de hogar” “Él es un santo, Keika-sama es” “Él es un héroe verdadero”

Actualmente fue ligeramente diferente.

 

Entonces, la extrañamente cambiada Etoile está disculpándose con la gente del pueblo.

Fue sorpresivamente aceptada con un gran aplauso.

Hubo rumores que esto es sin duda alguna debido a que ha sido tocada por mi sinceridad.

[K: =3=… siiiii… te creo…]

 

Es cierto.

Desde la perspectiva de la gente, ellos pudieron solamente ver como yo desesperadamente defendía a la princesa contra los ataques, pasado a través de la brecha y salvándola.

La evaluación del Héroe Keika se elevó rápidamente.

Lo que hice tal vez sea el opuesto exacto a ser sincero.

Bueno, es así como funciona la evaluación de la gente.

 

======

 

El desfile y ceremonia termino.

Me encuentro con Frank en la casa del alcalde.

 

Frank me saluda con una sonrisa que parece llorar.

 

“Héroe-sama, su juicio misericordioso en ese momento, muchísimas gracias”

“¿Fue un buen castigo para Jean?”

“… Me pregunto. Pero, él dijo que quiere trabajar como un alcalde por primera vez y comenzó a estudiar…”

 

“Aun así luces preocupado”

“Si, él dijo que su meta es construir una ciudad donde también los mensajeros divinos puedan vivir.”

 

¿Él está hablando sobre los Naga?

… No me digas que él, hmmm.

 

“¿Esta Lionel en casa?”

“Si, ¿debería llamarlo?”

“No, iré a verlo por mí mismo. Entonces tomare al pecador conmigo, ¿esta eso bien?”

“Por supuesto que sí, Héroe-sama”

 

“Y respecto a los fragmentos del monóculo que el Calamar Malvado usaba, por favor encuéntralos y entrégamelos antes de que parta.”

“Entendido. Ya hemos limpiado el puerto, así que no debería tomar tanto.”

 

Frank se inclina profundamente.

Dejo la habitación.

 

Toco y entro a la habitación del niño.

La habitación esta limpia completamente.

Lionel balancea su sedoso cabello mientras las ropas y comidas están dentro de una bolsa/mochila.

 

“Oh, Héroe-sama, buenas noches, ha venido en el momento justo.”

“¿Momento justo? ¿Qué significa eso? ¿Está relacionado con esa bolsa?”

 

Lionel parece avergonzado y habla tímidamente.

 

“Tengo una solicitud para usted, Héroe-sama, ¿si está bien?”

“¿Qué es?”

“¿Usted tiene algunos mercantes conocidos que trabajan en tiendas en diferentes pueblos?”

“¿A qué viene eso, tan repentinamente?”

 

“Tengo miedo de morir, así que ahora estoy pensando en dejar el pueblo. No siento ninguna disconformidad si me quedara aquí. Solo que terminare como mi hermano al final.”

 

–Antes de que pudiera decir cualquier cosa, él encontró una respuesta por si mismo.

Él es en verdad un niño inteligente.

 

“Tienes razón. Conozco a alguien que tiene una pequeña posada en la capital. Él probablemente te acepte.”

“¿Una posada, huh? Suena bien. Tal vez sea divertido conocer varios viajeros.”

“¿Es difícil imaginarlo para ti?”

“Si… Supongo”

 

Lionel dice mientas sonríe con todo su rostro. De acuerdo a su edad, era una masculina pero linda sonrisa.

 

“Bien entonces. –vamos juntos. Dejare que sepas el día de partida.”

“Gracias, Héroe-sama”

 

Dejo la voz ligeramente carcajeante detrás y salgo de la habitación.

 

Fal fue traída al suelo de piso.

Su habito de coser continua mientras viene a mi lado.

 

“Héroe-sama, gracias por salvarme.”

“No fue mucho, no te preocupes sobre esto. Solo quería derrotar al demonio.”

 

–En verdad, también quiero vender a Fal este favor.

 

Fal frunce el ceño con un rostro triste.

 

“Pero, que debería hacer ahora… No tengo un lugar a cual regresar ahora que soy una pecadora.”

“En ese caso, ¿no vendrías a la aldea que uso como mi base?”

“¿Esta eso bien? Muchas gracias”

 

“Así que, ¿cambiarias tu fe si me convierto en un Dios del Valor?”

“Lo siento. Incluso aunque me he vuelto una pecadora, aún sirvo a Lilille-sama.”

 

“Es eso así. Puedes solamente creer en el dios que quieras creer.”

“Si. Así que, ¿Cuándo es la partida?”

“Entre mañana o el día después de mañana”

 

“Entendido. Por favor déjeme saberlo. Hasta entonces debería ser capaz de quedarme en la casa del alcalde.”

“Muy bien”

 

Parto con ella y me dirijo hacia la bahía.

 

======

 

La luna cae en la bahía de noche.

Las olas son aún calmadas en la superficie del agua.

 

Ieturia está en la playa arenosa.

Ella está sentada mientras tiene su cuerpo de serpiente blanca enroscado.

 

Me siento al lado de ella.

“¿Que sucede, Ieturia? Llamándome en la noche. ¿Es acerca sobre tu trabajo?”

“El trabajo está yendo bien, no necesita preocuparse.”

“Es eso así, estoy agradecido.”

“Estamos en buenos términos con los mercantes y los hombres que se encargan de la mercancía. Pudimos hacer un lugar para nosotros. En verdad estoy agradecida.”

 

“Entonces, ¿Qué es?”

 

Entonces los ojos de Ieturia son nublados con soledad.

 

“¿No está a punto de irse a casa, Keika-sama?”

“Si, a la siguiente aventura”

 

Cuando respondo, Ieturia pone su mano en la mia que está sobre la arena de playa. Era una mano fría y suave.

 

“Entonces, tengo una solicitud”

“¿Qué es? La hare si puedo”

“Solamente por un momento, quiero volverme un humano.”

“¿Eh?”

Miro a ella pensando que era una broma, pero sus ojos eran serios.

 

Ella se apoya contra mí como si se acurrucara.

Entonces ella me susurra con una voz encantadora. La fragancia del mar viene desde su cabello plateado.

 

“Cuando me vuelva un humano, quiero tener una noche inolvidable con usted, Keika-sama… Como un dios, ¿no es posible?”

 

“¿Es en serio?”

“Solo siento que nunca lo veré de nuevo. Así que, me gustaría crear algunas memorias.”

 

Miro a la palma de mi mano con “Visión Verdadera”.

“Creyentes: 127”

–Tan pocos. No parece que pueda hacer algo como un milagro de dios aún.

 

“No se si puedo hacerlo, ¿aun así quieres intentar algo sin sentido?”

“Por todos los medios, por favor”

“Bueno, sácate el top y acuéstate”

“Entendido”

 

Ieturia se saca su bikini plateado.

Su piel blanca es iluminada por la luz de luna. Sus firmes y alzados pechos son hermosos.

 

La toco con mis manos.

Re-escribo su “Raza”.

Es muy difícil cambiar algo esencial que es con algo que naciste, a diferencia de cambiar trabajos o habilidades ganadas por experiencia.

Por ejemplo Artemisa convierte una persona en un oso, y Zeus hace esas en constelaciones.

El poder de un dios de clase principal is necesario.

 

Si el poder es insuficiente, el estatus solo cambiara en la superficie pero el estado original será aún efectivo.

Por ejemplo, cuando cambie el atributo de Celica antes de volverme un héroe, aún conseguí el bono por el atributo “Luz” virgen.

 

¿Puedo en serio hacerlo como soy actualmente?

 

Agarro sus pechos y los masajeo. Su suavidad recorre mis manos.

 

“Ah…”

 

Ieturia guiña sus delgadas cejas como si estuviera sufriendo.

Mientras acaricio su piel blanca fuertemente, mi otra mano gentilmente desliza desde debajo de su oreja a su cuello, entonces va a su espalda y sus lados.

 

“Aahhh…”

 

Ella deja salir un dulce aliento. Su cuerpo blanco está zigzagueando y dibujando patrones en la arena.

 

Entonces pongo mis manos alrededor de sus delicados hombros y coloco mis labios en su frente.

“Hm–Keika-sama…!”

Junto con la dulce voz de Ieturia, su cuerpo emite una luz blanca.

——————–

[Estado]

Nombre: Ieturia

Género: Femenino

Raza: Humana

——————–

Envuelta en la fuerte luz, su cuerpo comienza a reducirse.

 

–Pero. Solamente un poco.

El cuerpo de serpiente retorna a su tamaño original.

Entonces, la luz desaparece.

 

Molesto bajo mis hombros.

Mi poder es insuficiente. No tengo suficiente creyentes.

 

Debido a que trabaje tan duro, tengo ya 100 creyentes.

Aunque trabaje tan duro, solamente tengo 100 creyentes.

…¡Aah! Desearía ser uno de aquellos dioses con más de cien mil santuarios en la nación entera y más de dos millones de visitantes cada año…

 

Hablo.

“Lo siento. Es imposible para mi justo ahora. No puedo incluso ser llamado un dios… haha.”

“Keika-sama… no diga que es imposible y no se disculpe. Por favor no haga tal rostro triste”

Ella estira sus manos blancas y delgadas y gentilmente sostiene mis mejillas.

…Es eso así, estoy triste…

 

Ieturia eleva su cuerpo superior y pone sus brazos alrededor de mi cuello. Su piel, que es pura como agua está tocándome.

Entonces ella cierra sus ojos rojos y sobrepone sus labios con los míos.

Su suave lengua entra. La temperatura de nuestros cuerpos es mezclada.

 

Mientras sostengo rodeando sus suaves miembros con una mano, pongo mi otra mano en su cabello plateado y la abrazo.

“Hnn”

Ella jadea mientras retuerce su cuerpo en mis brazos. Sus pechos bien formados se están presionando fuertemente contra mí.

 

Mientras respondo a Ieturia que desesperadamente intenta reconfortarme, estaba pensando. Esto tal vez también sea una memoria a lo largo.

 

No puedo estar deprimido. Tengo que trabajar duro.

Cuando pienso sobre esto, solamente ha sido un mes desde que vine a este mundo. Y solamente diez días desde que me volví un héroe.

No hay necesidad de estar apurado.

Reuniré más seguidores y me volverme un dios completo por… ¿¡ellos!?

 

Atrapo mi aliento. Noto mi equivocación.

Pero antes de ponerlo en palabras, tengo que bloquear los lindos labios de Ieturia.

Nuestras lenguas entrelazadas hacen muchos sonidos.

Ella deja salir pequeños suspiros en mis brazos.

Ella abre mis ropas y sus dedos que se siente placenteras como agua están acariciando mi piel.

 

Mientras me siento confortado con mi cuerpo entero, estaba pensando.

Eso es cierto.

No es sobre “ya tengo cien creyentes” o “solamente cien creyentes”.

No debería pensar sobre cientos o diez mil  creyentes cuando no puedo apreciar a los creyentes que tengo justo ahora.

Tengo que trabajar duro constantemente.

Escuchar las preocupaciones de los creyentes que tengo y ayudarlos si están en problemas.

Tengo que pensar sobre las maneras de hacer eso.

 

Mientras aclaro mi mente, acepto las caricias de Ieturia. Aprecio su conducta pura. El sonido de las olas rompiendo en la costa continúa silenciosamente por siempre.

 

======

 

Tarde en la noche.

Regreso a la posada.

Minya y Lapisia están ya dormidas.

Celica está aún despierta y lee un libro en la recamara.

La luz de la lámpara de cama ilumina las curvas de su cuerpo que está envuelto en una cobija.

 

Cuando ella eleva su cabeza, sus suaves y blancas mejillas se relajan y sonríe.

 

“Bienvenido a casa, Keika-sama”

“He vuelto. ¿Estás leyendo ese cuento de hadas de nuevo? ¿No es solo una picara historia de amor entre una princesa y un príncipe?”

“No, este es sobre Princesas Caballero. Contiene varias habilidades y como volverse una.”

“Oh. ¿No simplemente te vuelves una Princesa Caballero si eres una princesa y te vuelves un Caballero?”

 

Celica sacude su cabeza. Su cabello rubio destella bajo la luz de la lámpara.

“Parece ser diferente. Ellas solamente se volvieron caballeros ordinarios.”

“¿Hay algo como eso? –Ah, puedo suponerlo.”

 

En ese momento.

El sonido de fuertes golpes contra la puerta hacen eco.

*konkonkonkon*, los golpes no cesan incluso por un momento. Parece ser bastante urgente.

“¿Quién demonios está ahí? ¿A esta hora?”

 

Celica se pone de pie.

“Ire a ver”

Ella se pone una bata blanca sobre sus prendas y sale de la recamara mientras su pequeño trasero está sacudiéndose.

Solo encaso, invoco “Claravidencia” y “Oidos agudos”.

 

Reviso quien está ahí.

Entonces atrapo la señal de cabello rojo y un vestido blanco en frente de la puerta.

Fue la princesa Etoile. Su hermoso rostro esta lleno de tensión.

–¿Hm? ¿Acaso algo paso?

 

Voy desde la cama y dejo la recamara.

 

Celica cruza la gran sala y va hacia la entrada.

Y tan pronto como abre la puerta, los ojos de Etoile se abren en sorpresa.

 

Celica murmura en una voz confundida.

“Etoile-sama…”

Etoile hace un Dogeza en el punto.

“Ce, Celica-sama, eso… ¡Lo siento!”

 

La sonrisa regresa al rostro de Celica.

“Por favor eleva tu rostro. Está bien ya, así que vamos a llevarnos bien desde ahora.”

“¿Tú, tú me perdonas a mí?”

“Por supuesto… está bien, ¿no es así, Keika-sama?”

 

Me alinea con Celica antes de hablar.

“¿No está bien si lo dices así, Celica? Sin embargo, Etoile, tú tal vez estés disculpándote y reconciliándote, pero aún no la amas”

“¿Eh?”

Celica está sorprendida.

 

Etoile parece que está a punto de llorar y se aferra a mi pierna.

“Te amo, Keika-sama, Celica-sama, los amo, así que… de alguna forma, por favor”

 

“Estas mal. No hay manera que alguien que ha olvidado a como ser amado es capaz de amar a alguien.”

Conozco esto de primea mano.

“Tal cosa…! Qu, qué debería hacer…!?”

 

La guio a la habitación para hablar.

“Hm–, ¿son las princesas criadas por niñeras en esta nación?”

“Si, ¿eso es correcto?”

 

“¿Le has dicho una palabra de gratitud a esa niñera?”

Etoile parece llorar ante mi pregunta.

“U… a… no, nunca”

“Supuse así. Primero tienes que ir a la niñera y decirle lo agradecida que estas. Después de eso piensa por ti misma. Tal vez aún serás capaz de recuperarte si comienzas ahora.”

 

“Si, entiendo… Juro que visitare a cada persona que he recibido amor. Así, Keika-sama, tengo una solicitud.”

Etoile inclina su cabeza mientras me hace la petición.

 

“Esa es la razón de porque viniste a esta hora supongo”

“Si, un correo ha llegado desde la capital”

“¿Un correo? ¿Qué significa eso?”

 

Pregunto mientras apoyo su estrecha quijada y hago que me mire.

 

Entonces Etoile agarra mis ropas y comienza a llorar.

“Es una convocatoria de padre. La capital ha sido atacada por un grupo de demonios, él desea por tu retorno.”

“¿¡Eh!?”

 

“Parece que pasaron a través de la crisis por ahora, pero no conozco los detalles… Sé que no puedo pedirte esto, pero por favor ayuda de alguna manera. Por favor préstanos tu fuerza, Keika-sama”

Sus ojos están húmedos y habla con una voz llorona.

Ella se aferra a mí como si presionara su cuerpo contra mí.

 

Acaricio su cabello rojo mientras hablo.

“Lo tengo. Regresaremos mañana en la mañana. Hablare con Driad para hacer un viaje especial”

“Muchas gracias, Keika-sama…!”

 

La fuerza deja el cuerpo de Etoile. Ella está de rodillas y presiona su rostro contra mi estómago. Su cabello rojo huele como flores.

Acaricio su cabello para reconfortarla. Su cabello es suave y ondulado.

Tomo la oportunidad para resetear su estado al original.

 

Celica habla.

“También tenemos que contactar al pecador, ¿no es así?”

“Y también al hijo del alcalde Lionel. Él decidio ir a la capital con nosotros.”

 

Etoile eleva su cabeza. Sus ojos violeta están mojados.

“Yo ire y decirles.”

“Entonces, por favor hazlo. Por favor ve inmediatamente”

 

“¡Si! ¡Déjemelo a mí! –Discúlpenme.”

Etoile se levanta, toma los lados de su vestido y se inclina.

Entonces deja la habitación a un paso rápido, toma a sus guardias y se va.

 

Gruño con mis brazos cruzados.

“Un grupo de demonios en la capital, hmm…”

“Esto es terrible”

“No deberíamos decirle a Minya supongo”

“Ah… tiene razón. Ella tal vez se preocupe.”

 

Tomo un respiro.

“Esto parece estar volviéndose difícil de alguna forma”

“… Gracias por tu arduo trabajo, Keika-sama”

 

Celica se acerca a mí.

Me hizo sentirme un poco mejor. Pensé que algo más de conforte tal vez sea bueno.

 

“Vamos a dormir. Tenemos que levantarnos temprano.”

“Si, Keika-sama”

 

Celica se acurruca cercas de mí, esos grandes pechos están empujando contra mí.

 

Ella no se separa de mi incluso mientras vamos de regreso a la recamara.

Por supuesto dormimos en una cama doble.

Su ostentoso rostro viene ante mis ojos. Ella sonríe tímidamente.

 

“De alguna forma… se siente que ha sido un largo tiempo desde que hicimos esto”

“¿Y que hay sobre esto?”

 

Deslizo mi mano dentro de su bata. Abrazo su blanca y suave piel. Sus grandes pechos se mueven como si estuvieran fluyendo.

 

“Hyaa… Ke, Keika-samaaa…”

Frunce el ceño con sus cejas bien formadas y relaja su cabeza.

“Esta bien, solo quiero sentirte cercas–eso calma mi corazón”

Mi corazón es aliviado solo por tener a Celica. Desde mañana, trabajare incluso más duro, creo.

 

Celica sonríe tímidamente, pero pone sus delgados brazos alrededor de mi y me abraza firmemente.

Ella susurra cerca de mi oreja.

“Muchas gracias, Keika-sama… fuimos capaz de reconciliarnos”

 

Poco a poco, ella habla sobre sus memorias con Etoile.

Cuando ella visito el Reino Daphnes cuando tenía siete años.

Parece que se llevaban bien y jugaban con muñecas. Ellas juntaban manos e iba de aquí a allá.

 

Ella habla felizmente sobre esas memorias.

 

–Estoy agradecido que Celica fue capaz de sonreír.

Inconscientemente la abrazo mientras pienso eso.

“¿¡Hyau!?”

La sorprendida Celica estaba tan avergonzada que se desmayó en mis brazos por lo exhausto.

 

Mientras lamento esto un poco, observo su lindo rostro durmiente y pienso.

 

–Siempre y cuando el Señor Demonio sepa sobre mí, tengo que tomar medidas.

Jugare al héroe, reuniré creyentes, derrotare al Señor Demonio y me volveré un dios.

Para ayudar a la linda Celica y la gente que cree en mí.

 

–Después de eso, cuando estaba a punto de dormir, Minya también se arrastró a la cama y caigo dormido.

Un comentario en “Yuusha no Furi Capitulo 46

Deja un comentario