Miss Demon Maid Capitulo 01

Lo prometido es deuda comenzamos esta nueva novel. Como ya saben esta novela esta mas enlazada con la de Yurushia que la novela de Sheddy y al parecer fue escrita antes que Apotheosis o Bunny Girl como le quieran decir. Espero la disfruten.

Errores en comentarios.

01 – La Invocación

 

Dentro de un castillo en ruinas había una vieja y polvorienta habitación, construida únicamente de piedra y utilizada con fines para rituales. En el suelo estaba dibujado un pequeño circulo mágico, ondulado y deformado.

 

“¡Sí lo hice!”

 

Era la voz de una niña. En este castillo que parecía pertenecer a una malvada bruja de esos cuentos de hadas para niños, la niña parecía ser menos una habitante y más una cautiva.

Una pequeña niña de no más de cinco años, tenía el cabello plateado y ojos violetas, llevaba un vestido algo desgastado pero distintivo de una noble casta. Ella sonrió ante la cosa que parecía ser un pequeño slime el cual había aparecido en el círculo mágico. Estiro su mano hacia el mientras hablaba suavemente, adorablemente.

 

“Hey… podrías ser…”

 

***

 

Goteo.

Goteo.

 

Frías gotas de agua mojaron mi mejilla, y lentamente, con cansancio, abrí los ojos viendo un techo desconocido… es broma, no es nada tan cliché, en realidad, es solo un cielo nublado.

Espera… ¿por qué estoy durmiendo aquí…?

Si hubiera sido suave hierba lo que estaba sintiendo en mis mejillas y mi espalda, entonces habría sido posible que me hubiera quedado dormida accidentalmente en el abierto y confortable exterior. Pero como es, actualmente estoy acostada sobre algo duro e incómodamente angular. Considerando las bicicletas oxidadas y los refrigeradores que veo a mi alrededor, este debe ser el basurero ilegal cerca de mi escuela.

Ahora recuerdo… Vine aquí para limpiar la basura como una actividad extracurricular.

Observando desde la escuela hacia esta dirección, verías un acantilado con varios metros de altura. Y como había una pendiente natural debajo de él, personas de pueblos cercanos han venido a tirar sus refrigeradores y televisores. El vertedero ilegal había sido un pequeño problema.

Realmente, en qué estaban pensando…

 

Y aunque no aprecio mucho a la escuela por hacer que sus estudiantes limpien el desorden, creo aún menos de los estudiantes idiotas que solo empeoraron las cosas por tirar sus botellas de agua y loncheras de las tiendas de conveniencia. A este ritmo, este basurero nunca va a desaparecer.

Y aquellos que contribuyen al problema igualmente son los mismos que nunca ayudan con la limpieza. Al final, son solo los estudiantes serios los que se quedan con la pajilla corta.

 

… por cierto … ¿quién soy yo?

 

“H-hey, ¿no es esto algo malo…?”

“¿Qué demonios estás diciendo Denko? ¿No estuviste de acuerdo con esto?”

“P-pero, quiero decir…”

“… ¿E-ella murió?”

“De ninguna manera…”

“Hey… vámonos de aquí…”

“Pero sospecharan de nosotras…”

“Entonces tienes alguna idea, ¿eh?”

“¡¿No fuiste tú quien la empujó, Botan?!”

“P-pero Hina-chan me dijo que lo hiciera…”

 

Oh sí… creo que recuerdo un poco ahora.

Me empujaron las chicas que, incluso ahora, se están metiendo en un alboroto (¿la gente todavía dice eso en estos días?) Al acantilado.

 

Solo hablan sobre cómo protegerse. No escucho nada sobre llamar a la enfermera de la escuela o una ambulancia. Ninguna en absoluto.

El acantilado parece tener… ¿unos cinco metros de altura? Si debajo de mí hubiera pedazos de basura más pequeños, entonces tal vez podrían haber actuado como un colchón para amortiguar mi caída. Como fue, sin embargo, fue después de nuestra limpieza, y por lo tanto, la única basura que quedaba eran las cosas más grandes con las que los estudiantes no pueden lidiar. Básicamente, fui empujada desde una altura equivalente al segundo piso de un edificio hacia una pila de metal, aterrizando sobre mi cabeza o mi espalda.

 

Sí, eso es más que suficiente para matar a alguien.

Si una persona cae desde una altura lo suficientemente alta como para hacer media vuelta en el aire, entonces es una altura muy letal. Podría haberme roto un hueso incluso si hubiera aterrizado sobre mis piernas, también podría haber sido apuñalada por algún metal oxidado y roto de una bicicleta.

 

“Oh, está lloviendo…”

“Realmente deberíamos irnos…”

“Vamos, regresemos al aula. No creo que nadie vaya a mirar bajo la lluvia.”

“… pero ¿y si la encuentran?”

 

“¡L-les diremos que solo la golpeamos un poco y se cayó sola! ¡Fue un accidente!”

“… ¿se van?”

 

*¡kracka-thoooom!*

 

“““¿¡AAAAAAAAAHHH?!”””

 

Un siniestro relámpago golpeó en el momento justo, y las tres chicas gritaron al unisonó. Gritaron debido al trueno, obviamente, y no porque les hable después de levantarme y subir el acantilado. ¿Quién gritaría cuando su compañera de clase solo les hiciera una pregunta? Eso es simplemente grosero.

 

“¡¿K-Kamishiro-san?!”

 

Oh sí… ese es mi nombre… ¿no? Mi apellido, lo que sea.

Las tres chicas que me empujaron ahora me miran con un poco de culpa, un poco de alivio… y mucho miedo.

 

“¿… P-por qué …?”

“¿N-no estabas muerta…?”

“La sangre…”

“¡Esto… no es mi culpa!”

“¡NOOOOOO!”

“Hey, esperen—” dije, pero ya se están tropezando del miedo mientras corren hacia la escuela.

 

“Vamos…” murmure, exasperada.

 

Actuaron como si debería de haber muerto. Esta gente grosera.

La llovizna se convirtió en lluvia, las gotas de agua me empapan el cabello. Distraídamente lleve una mano a mi cabeza y note una humedad extrañamente espesa en mis dedos que no es agua. Una mirada más cercana revelo que mi cabello está enredado con una cantidad excesiva de sangre debido a un rasguño.

Ahh ya veo. No es de extrañar. Las chicas normales de secundaria estarían totalmente aterrorizadas por esto.

El cielo se oscureció rápidamente. La lluvia ahora es un aguacero, el agua golpea en el patio de la escuela para convertir la tierra seca en oscuro barro en poco tiempo.

De todos modos estoy empapada, así que solo me queda usar la lluvia como una ducha improvisada para lavar la sangre, luego me dirijo al vestuario de las chicas para obtener mi cambio de ropa.

Entro en el edificio de la escuela, hago caso omiso de mis zapatos de interiores, tan sucia como estoy, cambiar los zapatos sería una pérdida de tiempo de todos modos, me dirijo directamente al vestuario de segundo año.

No me encuentro con nadie en el camino. Los menores y superiores probablemente todavía estén en sus clases.

Afortunadamente, estaba usando mi camiseta de educación física para la limpieza extracurricular. Si hubiera estado limpiando con mi uniforme, tendría que irme a casa con este deslumbrante jersey rojo.

No hay nadie más en el vestuario. Saque una pequeña llave de mi bolsillo.

… mis recuerdos se están aclarando ahora.

Abro el casillero correcto, mi casillero, sin tener que pensarlo dos veces. No es como si fuera difícil. El mío es el único tan sucio como ningún otro.

Supongo que esas tres chicas podrían haberlo hecho porque borré sus anteriores garabatos. Es sorprendente, en cierto modo, cómo pueden ser tan infantiles.

Saco una toalla de mi casillero, desabrocho la larga trenza que llega a mi pecho y me limpio completamente la humedad del cabello.

 

“… ¿Por qué tengo esto?”

 

Mi flequillo delantero llega hasta mi nariz como una cortina negra.

… oh, sí, me lo deje crecer porque no quería dejar que otras personas vieran mis ojos.

Cuando mi cabello está seco, mi flequillo solo me llega a los ojos, así que no me había molestado tanto. Sin embargo, como soy ahora1, se siente realmente irritante.

Echo un vistazo a mi alrededor. Por suerte, hay un kit de costura que alguien dejó atrás, encuentro lo que estoy buscando adentro. Pequeño, pero útil.

 

Corte.

 

Mechones de cabello caen al suelo.

Por muy aficionada que sea, pude lograr hacer que mi flequillo se alinéala, pero aun así se ve mucho mejor que esa cortina que solía tener.

Ahora que ya está hecho, tendré que cambiarme… por suerte, mi ropa interior todavía está seca.

Me cambio rápidamente a mi uniforme (es el uniforme de una escuela secundaria pública, y no tiene mucho que se pueda describir como ‘lindo’), luego me mire en el espejo de cuerpo completo colocado en una de las paredes.

 

“Oh… así es como se ve mi cara…”

 

Las luces de repente zumban y comienzan a parpadear, cubriéndome en episodios alternados de luz y oscuridad.

En el espejo, veo a una chica con un brillante cabello negro y ojos rojo oscuro. Parece una muñeca sin sentimientos, con varias cosas que la mantienen en el lado correcto de un despojado y misterioso valle.

Puede haber sonado como si estuviera describiendo a otra persona, pero sí, esa soy yo.

 

*CRACK-krrrr ..*

 

Otro relámpago, seguido de un retumbante estruendo. Las luces se apagaron por completo. En la oscuridad completamente negra, un par de ojos carmesí parpadean como si fueran velas.

 

***

 

El pueblo no era una ciudad urbana, ni estaba en el campo. Estaba cerca de una gran ciudad y también estaba a un lado de una carretera nacional, pero al mismo tiempo, por eso mismo el pueblo era solo un lugar para que la gente pasara y rara vez entrara.

Este lugar no carecía de hogares, aunque la gran mayoría de ellos eran familias antiguas. Apenas había gente joven. A los chicos no les tomaba ni treinta minutos a pie para llegar a la escuela secundaria pública ni siquiera había más de una clase para cada grado.

 

“… la profesora está tardando. Y estamos solos en el aula.”

 

Ginko, la vice-representante de la clase, una chica con una racha asertiva que se mostraba en su apariencia, se quejó.

 

“Creo que otra vez fue arrastrada a una reunión de personal…” respondió Fua, una tímida chica con gafas.

Ginko pensó en su maestra, una solterona con tanto entusiasmo que hacía hacer a sus estudiantes “servicio voluntario” que casi sospechaba que la mujer estaba involucrada en algún tipo de religión sombría, asintió, convencida de las palabras de Fua. Ginko luego libero un pequeño suspiro.

Sin embargo, entendió por qué la mujer les estaba dando el trabajo. Era debido a esta clase.

Segundo año, clase 1: de todos modos, solo había una clase, por lo que no era como si el numero significara algo, pero el punto era que la clase solo tenía diecisiete estudiantes que estaban en su segundo año, y aún tenían falta de unidad.

Los ocho estudiantes varones no eran el problema. Encajan lo suficientemente bien.

Parte de esto se debió a que la mayoría de los chicos eran callados, pero era principalmente gracias a Sei y Hao, dos guapos estudiantes que actuaron como los líderes y los unieron (a pesar de sus nombres algo extraños: “Prenda Santa” y “Rey Alado”, respectivamente).

 

Por otro lado, fue exactamente la belleza de esos dos lo que separó a las nueve alumnas.

Tres de las chicas estaban persiguiendo activamente a los dos chicos y se saboteaban entre sí.

Otras tres eran observadoras, que se involucraban principalmente en crear chismes maliciosos y el acoso como una salida para su frustración.

Ginko y Fua, que intentaron mantenerse alejadas del desastre, no querían involucrarse en el drama.

Y finalmente, una chica rechazada por todas las demás chicas.

A primera vista, los alumnos parecían lo suficientemente armoniosos. El grupo solo tenía a los diecisiete estudiantes, además no había otras clases a las que cambiarse, por lo que el grupo estaba “muy unido”, por así decirlo. Ahora, la mayoría en la clase se llamaban por sus nombres de pila, sin importar si eran chicos o chicas.

La única excepción era la chica ignorada.

Cuando habían estado en su primer año, Ginko y su amiga habían pensado en traer a la chica de aspecto solitario a su grupo. Pero antes de que pudieran hacerlo, los dos chicos antes mencionados se habían acercado a ella, ya sea por amabilidad o por un sentido del deber, y eso había sido el comienzo de su desgracia. Aparte de Ginko y Fua, todas las demás chicas comenzaron a fingir que no existía.

Incluso Ginko no creía que la situación estuviera cerca de ser buena, sin duda, pero si hubiera seguido adelante con su plan original, los dos chicos complicarían las cosas con sus propias acciones indeseadas.

Era otro año y medio hasta la graduación, y unas cuantas semanas. El hecho innegable era que no quería agitar las aguas, tenía que pasar más tiempo en una clase dividida en dos bandos en guerra cuando no había otras clases a las que cambiarse.

 

“… hoy está un poco tranquilo”, dijo Fua.

“Lo está”, respondió Ginko, dando una rápida mirada alrededor de la clase.

 

Todos ya se habían cambiado de sus camisetas por sus uniformes, a excepción de las tres chicas acosadoras. Quienes se susurraban entre ellas, parecían asustadas.

Eso le recordó, ¿dónde estaba esa chica…? Ella era la única que aún no había regresado.

 

“¿Y cuál era su primer nombre otra vez…?”

*CRACK-grrrr… *

 

“¡Kya!” “¡Waah!” “¡Eep!”

 

Un rayo cayó, esta vez bastante cerca de la escuela, las luces se apagaron. Varios estudiantes gritaron.

La lluvia se intensificó, golpeando el edificio. El cielo se volvió más y más oscuro. Alguien tragó saliva y el silencio descendió en el aula.

 

“Dios mío, ¿qué paso?”

 

La voz de una chica sonó suavemente desde la entrada del aula, provocando otro coro de gritos. ¿Desde cuándo se habían abierto las puertas?

 

“… K-Kamishiro-… ¿san?” Sei, uno de los chicos antes mencionados, susurró con voz ronca. La confusión en su voz fue compartida por todos los demás en el aula.

La chica, Kamishiro, había sido objeto de acoso debido a su herencia mixta, siendo mitad japonesa y mitad turca. Mostradas en las líneas de su rostro, el color de sus ojos… y los niños eran criaturas que podían rechazar fácilmente a aquellos diferentes de ellos mismos, incluso si nadie la mirara una vez que creciera.

La chica había sido del tipo callado en primer lugar. Siendo más joven, se había dado cuenta de que era diferente de las personas que la rodeaban, poco después comenzó a mantener la cabeza hacia abajo, ocultando su rostro.

Pero ahora, ella ya no estaba haciendo eso. Ahora, tenía un aire completamente diferente y una alegre e intimidante sonrisa en su rostro.

Como si hubiera muerto y renacido…

 

*¡¡CRACK-grrrrTHOOOM!!*

 

Cegadores relámpagos y ensordecedores truenos ahogaron los gritos de los estudiantes. Las ventanas de cristal se hicieron añicos y el aula se inundó de luz.

Los estudiantes continuaron sus gritos de terror y sorpresa, excepto por una sola chica, la chica llamada Kamishiro, que mostró una expresión sorprendida en su rostro por un solo momento. Después, sonrió y lentamente cerró los ojos con realización y aceptación.

 

***

 

“¡Éxito!”

“¡Sí lo hicimos!”

“EEEEeee-eso es increíble! ¡Son humanos!”

 

Un coro de vítores mezclados con alivio vino de los estudiantes de la academia de magia mientras unos chicos y chicas aparecían en el enorme círculo de invocación.

Para muchos estudiantes de la academia, era su quinto y último año escolar, el año en que cumplirían quince años. Los chicos nobles con una fuerte magia entre ellos invocarían criaturas inteligentes de otra dimensión para contratarlos como sirvientes llamados “Socios”.

Si bien la invocación era parte del plan de estudios, para los estudiantes con magia lo suficientemente fuerte como para manejar el lanzamiento de hechizos, los Socios que invocaran serían su prueba de graduación para pasar de ser “Brujos” para convertirse en “Magos”2. Y entre los nobles, ser un mago era un cierto tipo de prestigio.

Había muchas, muchas dimensiones de todo tipo para poder invocar.

Se habían invocado dragones, lobos lunares u otras bestias míticas con poder e inteligencia y también hubo invocaciones de elfos, enanos y otros Demihumanos que no existían en este mundo.

Y seguían siendo los resultados más seguros. Dependiendo del año escolar, también hubo casos de monstruos como ogros y trolls siendo invocados, esta había sido la razón de la tensa atmósfera y el posterior alivio entre los estudiantes.

Ahora, el alivio de los brujos en entrenamiento se estaba convirtiendo en fuertes y emocionados vítores. Después de todo, la invocación de esta vez les había dado formas de vida con la misma apariencia que ellos.

Información no confirmada decía que los mundos habitados por humanos estaban dimensionalmente muy separados, por lo que invocar humanos era raro. Además, los humanos invocados a menudo ganaban poderosa magia, las leyendas decían que solo aparecían cada varios siglos.

 

“…Uf.”

 

En la invocación de este año, los estudiantes con poderosa magia eran diecisiete.

Entre ellos estaba una chica de aspecto severo de cabello plateado y ojos violetas llamada Sharon. Se frotó los dedos, tratando de relajarse del fuerte agarre que había tenido sobre su bastón, y suspiró, su expresión aún estaba tensa.

Parece que me las arreglé de alguna manera… pensó.

Sharon no era muy buena en su control mágico. Si la invocación hubiera fallado aquí, ella podría haberse convertido en el blanco de la culpa de todos los demás. Como hija de un marqués, no podía permitirse invitar a ninguna otra desgracia.

Los aplausos gradualmente disminuyeron a medida que los estudiantes de la academia recordaron lo que tenían que hacer a continuación, el tenso nerviosismo regresó.

 

El “Contrato de Siervo” mencionado anteriormente era un ritual con bastantes similitudes a la maldición de la “Marca de esclavos”, por ley, solo se permitía su uso en sujetos peligrosos como criminales o monstruos.

Pero la invocación de criaturas inteligentes los arrebataba abruptamente de sus vidas normales. Por lo que raramente eran amigables.

Podrían tener miedo debido al cambio. Podrían llorar de pena. O incluso podrían perder el control debido a su ira e intentar dañar a los invocadores.

Era por eso que la atmósfera tensa no se limitaba solo a los estudiantes. Incluso los caballeros en espera, los que habían sido desplegados por el reino para proteger a los jóvenes hijos e hijas de la alta nobleza, esperaban sin aliento.

Para los estudiantes nobles que habían invocado a miembros de una especie inteligente, aquellos a quienes no se les permitiría el Contrato de Siervo, no ser elegidos se consideraría una mancha vergonzosa en sus registros.

Como nobleza, necesitaban poder mostrar su valía a los invocados, convencerlos de que se convirtieran en sus socios y sirvientes, tenían un año hasta la graduación para hacerlo. Después de que ese año hubiera pasado, los candidatos a socios serían empleados por el reino. Aquellos que no habían sido elegidos nunca más tendrían la oportunidad de ganar un Socio.

Los resultados de la invocación de este año fueron chicos de la misma edad que los invocadores. Aparentemente pertenecían al mismo grupo étnico, a juzgar por el cabello negro que todos compartían.

La repentina invocación los había vuelto temerosos y muy confundidos. Incluso había una chica entre ellos que parecía que estaba a punto de llorar en menos tiempo del que tardaría en caer un sombrero, algunos de los estudiantes que los invocaron dudaron en hablar, sintiéndose algo culpables.

El primero en hablar causaría impresión, pero también se arriesgaba a ser el blanco del rencor de las personas invocadas. ¿Quién tomaría ese papel?

El aire estaba cargado de tensión mientras la mente de los estudiantes zumbaba con pensamientos sobre cómo abordar mejor la situación y cómo obstruir a sus rivales. Mientras tanto, Sharon respiró hondo, tratando de calmar su agitado corazón, comenzó a buscar entre los humanos invocados, para ver si alguno se dignaría en servir a alguien como ella.

La ley permitía a uno invocar criaturas inteligentes de otro mundo una sola vez, no más. La razón era porque supuestamente, la primera vez era la única en la que se podía establecer un Enlace del Alma, el Socio tomara su elección y si eligiera a su invocador, en ese momento su maestro los elevaría a su máximo potencial.

Y cuanto más poderoso fuera el Enlace del Alma que tuviera el invocador, era más probable que fueran elegidos.

Pero Sharon no sintió nada más que inquietud con ese conocimiento.

 

“¿Qué hago si nadie me elige?”

 

Sharon había cometido un error en su juventud. Un error que hizo que esta invocación ya no fuera la primera.

A medida que aumentaba la tensión, Joel, uno de los estudiantes y el segundo príncipe del reino, decidió convertirse en un ejemplo para sus súbditos. Pero justo cuando estaba a punto de mover sus pies hacia adelante, una chica salió del grupo de personas invocadas, sus pasos eran tranquilos y serenos.

Los estudiantes nobles tragaron saliva, atraídos por su presencia, por su exótica belleza que solo podía nacer de una mezcla de diferentes líneas de sangre, de una reunión de diferentes culturas. Se perdieron en su cabello, un negro brillante como la obsidiana; su piel, clara y delicada como el terciopelo; sus ojos, una sombra fascinante de bermellón que hablaba de la poderosa voluntad detrás de ellos.

Mientras todos seguían cautivados por su belleza, esa belleza como la de una muñeca, continuo hacia adelante, sin ser molestada ni siquiera por los caballeros que se suponía estaban protegiendo a los estudiantes de la academia. Se dirigió directamente hacia el segundo príncipe Joel… y lo pasó en silencio, en su lugar se detuvo frente a Sharon, que estaba parada detrás de la multitud. Toco delicadamente su falda e hizo una reverencia, una practicada y llena de elegancia.

“Saludos, mi lady. Estaré a su servicio. Por favor, llámeme ‘Fleurety’.”

 

En el año 893 del calendario del reino, en el mes de Firstfall, comenzó la historia de una torpe villana y una sirvienta que vino de otro mundo.

 

 

  1. Sip como es ahora
  2. La cosa aquí es Magicians a magi prácticamente en español las dos significan magos y como no encontré mejor comparación para usar opte por Brujos a Magos si tienen una mejor opción me la dicen
Avatar

Autor: Su-chan

Solo un Lolicon mas xD

4 opiniones en “Miss Demon Maid Capitulo 01”

  1. De verdad gracias, esta novela por fin en español, esta historia de verdad era infaltable en esta página, disfrutaré cada capitulo que saques Su-chan, yo pienso que el autor sitúa esta novela cronológicamente «si se puede decir así en las novelas de este autor» se sitúa después de la novela de yurushia como reina en el inframundo o el mundo demoniaco, bueno sin más que decir gracias.

  2. Vaya interesante de hecho y como viene del mismo autor que yuzu y shedy solo puedo pensar en el meme»La paz nunca fue una opción»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.