Yuusha no Furi mo Raku Janai--Riyuu? Ore ga Kami Dakara--

Yuusha no Furi Capitulo 23

Capitulo 23 Mercante de Esclavos (Reuniendo Información 2)

 

Después de tener la comida, yo y Celica reanudamos reunir información en la capital real.

Luego fuimos a los suburbios cerca de la muralla exterior de la capital.

Parece que esta es la primera vez que Celica ha venido a este sucio lugar, ella esta agarrada de mi con su brazo enlazado al mío. Ella luce un poco sudada.

Por el contrario, camino ligeramente.

Debido a que no necesito restringirme ahora que sé que no hay dios.

Es como una espina en tus muelas ha sido sacada.

Se siente muy refrescante.

Arribe en frente de una casa de peidras dentro de los suburbios.

Es un edificio de dos pisos que luce como una prisión sólida.

Tomo a la puerta hecha de madera gruesa.

Entonces, una pequeña ventanilla en la puerta se abre, y un hombre fisgonea fuera. Ojos afilados, él no es un hombre ordinario.

“… ¿Tarjeta de miembro?”

“No tengo una.”

“Entonces lárgate.”

“¿Aun no es bueno con esto?”

Saco el【Emblema del Héroe】como una gran medalla desde el bolsillo de mi pecho de mi Wafuku.

El hombre en el otro lado de la puerta detiene su aliento.

“U… Héroe…”

“No te preocupes. Soy un invitado.”

“Aa…”

Con un click la puerta se abre.

Bueno, podría destrozarla si quisiera ya que tengo el Emblema del Héroe.

–No lo hice debido a que estoy pensando en establecer una conexión y prevenir animosidad en el futuro.

Hay un hombre pelón con una herida en su mejilla de pie al lado de la puerta abierta.

“… Vaya delante.”

“Discúlpeme.”

Voy dentro del edificio con Celica.

Un cuarto tenue. El amplio es promedio, hay solo una ventana. Hay una puerta en la parte trasera.

Olor agrio se desparrama dentro. El olor de gente que no se ha bañado.

“Parece que tu negocio esta apestoso.”

El hombre calvo luce problemático.

“No sé cómo responder a eso.”

“Supongo que tienes razón. ¿Estás los esclavos dentro?”

“Si… Por aquí.”

El hombre–el mercante de esclavos nos guía dentro

El olor agrio se vuelve incluso más fuerte cuando entramos a la puerta.

Un cuarto secreto sin ventanas. Es tan amplio como un salón de clases.

Hay brevemente alguna luz, el hombre va a encender una lámpara cuando entra.

La figura de un hombre, una mujer, y un niño aparecen junto a la pared.

Todos ellos están encadenados, vistiendo ropas sucias.

Son más de 10 personas.

Doy vuelta y digo.

“Celica, si no te sientes bien–”

“… Estoy bien. Me quedare con Keika-sama.”

Su rostro luce palido, ella muerde sus labios. Sin embargo, sus dedos están agarrados a las mangas de mi Wafuku.
Parece que ella tiene miedo de dejarla sola.

“No te preocupes.”

Entonces el mercante habla.

“Estos son esclavos que puedes comprar justo ahora.”

“Hmm…”

Miro a cada uno de ellos con <<Visión Verdadera>>. Magia para ver a través de sus habilidades y técnicas.

Sin embargo, no hay esclavos que quiero. Esclavos con elemento【Luz】.

Encontré uno que es fuera de lugar.

Un chico de buen aspecto con largos miembros es actualmente un monstruo.

El monstruo es llamado【Forma Veneno】, se acerca a la gente por imitar sus aspectos y entonces puede comérselos cuando ellos bajan la guardia.

Qué debería hacer. Esto parece útil.

Repentinamente Celica jadea.

“Ah.”

Ella fuerza el agarre en mi Wafuku.

“¿Qué ocurre?”

“No… No es nada.”

Celica sacude su cabeza con una expresión forzada. Su cabello rubio destella débilmente en la tenue luz.

Sigo después las miradas de Celica.

Hay una ti de buen aspecto ahí. Ella está abrazando una chica esclava que parece estar apegada a ella.

—————-

【Estado】

Nombre: Clarissa

Género: Femenino

Edad: 41

Raza: Humana

Trabajo: Esclavo (Chef de la Corte Real)

Clase: Cocinero Lv49

Elemento: Tierra

—————-

… Corte real. Ya veo.

Una conocida de Celica huh.

Mientras estaba perdido en pensamientos, el mercante de esclavos mostro a un hombre.

“Si está mirando por alguien que pueda pelea, ¿Qué hay sobre este hombre?”

El calvo traje la lámpara cerca de la pared al hombre. Iluminando un hombre barbudo con ojos mugrientos.

“Luce débil.”

“Este hombre fue un ex-gladiador. Él tiene excelente manejo de armas.”

Miro al hombre. Sus habilidades son altas pero ha caído en【Adicción al Alcohol】.

“Él no es bueno. Tiene síntomas de alcoho–adicción a la bebida. No creo que pueda trabajar propiamente.”

“… Como esperaba de Héroe-sama. Ciertamente tiene buenos ojos.”

“¿Acaso no tienes algún Pecador?”

“Hay un montón de demandas por pecadores, así que inmediatamente se entregan cada que atrapamos uno. Ellos son muy populares para ceremonias, sacrificios, y tales.”

“Ya veo… El hombre que peleo en la final–ese tipo Leo, ¿qué paso con él?”

“Ellos están aún discutiendo el juicio de si ese hombre es un Pecador o no. Parece que no han llegado a una conclusión.”

“Es eso así… ¿Entonces puedes decirme sobre los otros Pecadores? De aquí en adelante.”

Hablo mientras miro al Emblema del Héroe.

El mercante de esclavos calvo habla mientras acaricia su cabeza.

“Estoy haciendo un negocio aquí…”

“¿Un negocio para apoyar al rey demonio?”

“No sea absurdo. Es un negocio honesto y limpio.”

“No estoy obstruyendo tu negocio. Puedes decirme la información después que vendas a los pecadores. No debería haber perdida para ti.”

“Perderé confianza, no puedo hacer esto.”

Pregunto mientras pongo mi mano en mi Tachi.

“Entonces, quieres morir.”

“¿Qué? Qué está usted diciendo Héroe-sama.”

“Quiero información sobre Pecadores. Te cortare si no vas a compartirla.”

“Si usted me mata…”

“Hay remplazos es donde sea. ¿Cierto? Entonces puedo solo continuar cortando mercantes de eslavos hasta que encuentre uno que pueda decirme donde los Pecadores son tomados.”

El mercante de esclavos me mira con ojos fríos.

“… Héroe-sama, ¿está usted cuerdo? Incluso si es un héroe, no puede solo matar a alguien inocente sin repercusión ¿sabe?”

“¿Incluso si es un subordinado del rey demonio que trajo un monstruo dentro de la capital?”

“Eh…?”

“Ese chico de buen aspecto por allá. Luce como un humano, pero él es un vampiro ¿cierto? Mira.”

Me acerco al chico y le tiro agua desde el calabacín en mi cintura.

“¡GYAAAA!”

El chico parece estar sufriendo y entonces sus ojos se tornan rojos y sus dientes caninos crecen.

Los esclavos fueron arrojados al pánico

“Hii”, “¡Ayuda!”, “¡No quiero morir!”

El mercante de esclavos está en pánico.

“¡N-no hay manera! Y-yo–”

“Estas vendiendo un vampiro como un esclavo para matar gente que lo compre ¿cierto? Como un héroe que tiene el derecho para decidir cualquier cosa relacionada al rey demonio, te juzgare. Es pena de muerte.”

Rápidamente empuño mi espada y la empujo ante el cuello del mercante de esclavos.

“Ha…! ¡Es una equivocación! ¡No sabía nada de eso!”

“No puedes hablar de esa manera de esto, no con evidencia y todo.”

“¡No hay forma! –a.”

El chico que muestra colmillos rompe las cadenas y viene atacarnos.

“¡KISHAAAA!”

Casualmente balanceo bajo mi Tachi. Esta brillando azul desde <<Otorar Hoja de Agua>>.

¡TAJO!

“¡HIGYAAA!”

El chico se divide y derrumba. Sus cenizas son dispersadas. Golpean a la tía Clarissa directamente.

Sin dejar de mirar al mercante de esclavos, empujo mi Tachi ante su cuello de nuevo.

“Ahora bien, ¿en que estábamos? Hay un montón de incongruencias ¿sabes? ¿Vas a decirme si o no?”

“Lo hare. ¡Te diré! Así que por favor ayúdame. En verdad no sabía sobre ese vampiro.”

“Si sabias o no ese no es el problema aquí. La cosa importante es el hecho que trajiste un monstruo dentro de la capital real. Te ayudare si puedes probar que eres útil.”

El mercante de esclavos retiene su aliento, “gwuu” y suspira.

“Entiendo. Te lo diré. Sin embargo, no tengo alguna información, o más bien, no tengo ninguna noticia sobre Pecadores que estén aún vivos. Porque ellos raramente aparecen.”

Rio y sonrió.

“En verdad. Entonces contáctame tan pronto como tengas algo de información. ¿Acaso conoces la posada del viejo Kimmerick?”

“Si, la conozco.”

“Notifícame ahí… Creo que lo notaste ya, pero mentir no funciona en mi ¿entiendes?”

“Si… entiendo.”

Guardo mi espada y ofrezco mi mano.

El mercante de esclavos está confundido.

“¿Eh?”

“Es una sacudida de manos. Vamos a trabajar juntos desde ahora.”

“S-sí.”

El mercante de esclavos tímidamente estira y sacude sus manos conmigo.

“Ah, también. Humanos mordidos por vampiros se convertirán en vampiros también después de un tiempo ¿correcto? No vendas a los esclavos aquí. Vendré a visitar de nuevo para disponer de ellos.”

“Si, lo entiendo.”

“Nos vemos.”

Salgo con Celica.

Es ya de noche afuera.

El cielo del oeste está tornándose rojo.

“Vamos a regresar a la posada.”

“Si.”

Celica luce triste.

Pregunto a ella mientras caminamos en el pueblo.

“¿Qué ocurre?”

“No… no es nada.”

“Eres en verdad un libro abierto. Viste a un conocido ahí ¿cierto?”

Los ojos azules de Celica se abren amplios.

“¿¡C-como!?”

“Lo sé. No te preocupes. La comprare.”

Celica sacude su cabeza.

“No debemos. No podemos comprar a alguien que podría convertirse un vampiro…”

“Ah, eso fue una mentira.”

“¿¡Eh!?”

“Fue un monstruo cierto, pero no fue un vampiro, solo un monstruo que dispersa veneno alrededor. Y cuando ellos muestren los síntomas, podría comprarlos baratos con la promesa de disponer de ellos.”

“Tal plan–no, pero espere. Entonces el mercante de esclavos tal vez muestre síntomas también.”

“Tengo un plan para eso.”

Eso fue porque añadí【Anular Veneno】en el【Estado】del mercante de esclavos cuando sacudí manos con él al final.

Rescribir estados es un privilegio especial de dioses.

Carcajeo mostrando mis dientes blancos.

“No te preocupes, ira bien. Ahora vamos a tener una comida con el viejo y Minya cuando regresemos.”

Celica estaba estupefacta con su boca abierta, pero entonces sonrió y rio a carcajadas.

“… Keika-sama es en verdad genial. Puedes hacer lo imposible posible.”

“Supongo.”

“¡Gracias, Keika-sama!”

Celica enlaza su brazo alrededor del mío. Mi brazo es interpuesto en el valle de sus grandes pechos.

Sus pechos se mueven mientras estamos caminando, así que continúo sostenido la fina suavidad.

Regresamos a la posada.

Al momento que entramos en el primer piso, la taberna, Lapisia viene balanceando sus delgados miembros, vistiendo un vestido blanco. Las coletas detrás se arrastran.

“¡Bienvenido de vuelta Keika! ¡Comida!”

Ella luce como una niña de 10 años, pero su edad mental es un poco baja. Ella aún no es capaz de dejar su acento de bebe. Pero ella es una Diosa de la Madre Tierra.

Digo mientras acaricio la cabeza de Lapisia.

“Estoy de vuelta. Vamos a comer entonces.”

“Si, vamos. Hemos caminado un montón.”

Celica habla con sus manos en sus grandes pechos.

Lapisia con su rostro infantil sonríe.

“¡Lapisia hizo este día!”

“Esta eso bien…?”

Por reflejo miro a la cocina, Minya salio de esta con sus orejas de gato moviéndose. Ella es una chica hombre bestia de 13 años. Ella es tan delgada como Lapisia, pero su pecho plano luce inocente.

“Yo le ayude… Está bien.”

“Ya veo. Entonces no hay nada de qué preocuparse. Minya hace buenas comidas después de todo.”

“…”

Minya mira abajo en silencio, pero parece que estaba feliz como su colita negra se levantó.

Y entonces nos sentamos en una mesa para cuatro personas. Yo y Celica sentados uno al lado del otro, Lapisia enfrente de nosotros.

Minya trajo los platillos a la vez.

Dumplings de carne, sopa de champiñones, vegetales rostizados. El pan fue tostado.

La carne y el pan dejan salir un aroma que estimula al estómago.

Lapisia dice mientras mira con sus redondos ojos dorados.

“¡Dumpling de carne, come! ¡Come!”

Como sugirió, pincho un dumpling de carne con un tenedor y lo pongo en mi boca.

Dulce jugo de carne se desborda en mi boca al momento que muerdo.

“¡Hm! Qué es este dumpling de carne. ¡El interior está perfectamente amasado y suave!”

“¿Bueno? ¿Bueno?”

“¡Esto es en verdad bueno! ¿¡Es este un nuevo menú!?”

“Lapisia fue como gyuu, gyuu”

Lapisia sostiene fuera su delgado brazo y hace movimientos de presión con sus delgadas manos.

Ya veo. Ella destrozo la carne con la fuerza de agarra de 30,000 y este fue el resultado.

“Eres genial Lapisia.”

“¡Un!”

Ella sonríe con su rostro entero y ojos deslumbrantes.

Con gestos elegantes, Celica pone el dumpling en su boca con un tenedor.

Sus ojos azules se abren ampliamente después que su boca se movio varias veces.

“Es en verdad delicioso. Esta es la primera vez que como esta textura.”

“¡Elogiame elogiame!”

“Eres genial, Lapisia-chan.”

“Waai”

Lapisia eleva ambas brazos alegremente.

Celica sonríe mirándole.

La comida continúa después de eso.

La cena fue vivida con risas.

El ánimo hizo el doble de sabor.

Sin embargo, como alguien que fue nacido en Japón, comencé a pensar.

Fue una comida estilo oeste ciertamente buena, pero me hace querer comida Japonesa.

Brillante arroz blanco. Sopa de miso con Dashi. Salmón salado. Y también Nori y Nattou.

Bueno es probablemente imposible supongo.

Celica luce confundida cuando suspiro débilmente.

“¿Qué está mal Keika-sama?”

“No, no es nada. Estaba solo recordando sobre los platillos de mi hogar un poco.”

“Es eso así.”

Después de asentir varias veces, ella habla con Lapisia.

“Lapisia-chan, ¿Qué vas a hacer hoy?”

“¡Hoy jugare con Minya! ¡Pelota en la pared!”

“Oh mi, puedes jugar con la pelota y volar la muralla de la ciudad. Como esperaba de Lapisia-chan.”

Celica habla con Lapisia por un rato.

Ella entiende cuando no debe alborotarse por cosas así.

Ella me deja solo.

Este tipo de consideración sana mi corazón.

Continuo disfrutando la buena comida mientras agradezco por la existencia de Celica.

 

Capitulo Anterior | Índice | Siguiente Capitulo

2 comentarios en “Yuusha no Furi Capitulo 23

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.