Yuusha Cap 62

Capítulo 62: ¡Los dragones discuten en un lenguaje físico!

Entramos a la cueva donde el dragón vivía en la cima de la Montaña Verde.

El interior fue sulfúrico y brumoso.

Parece que hay una fuente de calor dentro de la cueva.

El techo se volvía más alto mientras avanzábamos y el camino es ahora amplio también.

Entonces llegamos a un lugar que era casi del tamaño de un estado de futbol.

El sol estaba brillando dentro.

La pared en el fondo tenía un gran agujero que conectaba con el exterior. Podíamos ver el cielo azul.

Y justo en frente estaba un enorme cuerpo que estaba agachado con sus alas dobladas. Solo el cuerpo solo era tan grande como una casa promedio.

Era un dragón con hermosas escamas esmeralda.

El dragón emitía un aura caliente y debido a que el aura llena con ira era tan caliente, su enorme cuerpo verde estaba brillando a través del humo del calor.

Inconscientemente deje salir un suspiro.

“Heh, ella es asombrosamente hermosa. Su cuerpo entero luce como una joya.”

“Si. Ella es en serio magnifica.”

Celica también respondió con una voz impresionada.

Sin embargo, el dragón estiro su largo cuello y mostro sus colmillos.

“¡Porque vinieron, oh tontos humanos!”

Leo sacude su cabello azul y da un paso al frente.

“¡Por favor espere, Dragón-sama! ¡Por favor escuche lo que tenemos que decir! ¡Soy Leo y usted me ayudo en el pasado!”

“¡Esto es estúpido! ¡Oh ignorantes humanos! ¡Discúlpense a mí con su muerte!”

La tierra esta sacudiéndose como el dragón se acerca prontamente.

——————–

[Estado]

Nombre: Aurora

Raza: [Raza Divina] Dragón Fábula

Trabajo: Dugeon Master

Atributos: “Luz Fuerte” “Gracia”

Ataque: 21000

Defensa: 16000

Vitalidad: 65000

Mentalidad: 43000

[Habilidades]

Colmillos: Ataca en línea a los oponentes.

Garras: Ataca en línea a los oponentes.

Cola: Ataca a todos los oponentes.

Furor de Dios: Cubre a todos los oponentes en flamas de desintegración.

Devastador Planetario: Ataque de calor que puede destrozar un continente.

[Data]

Usa varias magias además de sus habilidades.

Ataques de Tres-Etapas.

——————–

Hmm. Ella es fuerte, justo como esperaba de una Deidad. ¿Qué es un Dugeon Master? Es eso, ¿lo que puedes encontrar en los juegos?

Ella tiene la fuerza para erradicar a los humanos de un golpe.

–Bueno, ella no es oponente ante mí.

Grito mientras casualmente doy un paso a frente.

“¡Ustedes, quédense detrás de mi! –¡Lapisia, cuídate desde arriba!”

“¡Entendido!”

“¡Túuuuuu! ¡Debería estar en desesperación ante el poder de un dragón!”

El dragón vigorosamente corre hacia adelante.

“–“Water Blade Grant””

Balanceo mi Tachi y golpeo su barbilla con la espalda de la hoja.

Con un sonido duro, el dragón cae hacia atrás.

*doooon…!*

El dragón fue impactado contra el suelo, mostrando su estómago.

La montaña se sacude.

El dragón abre sus ojos ampliamente.

“¡Qu, que es esto! ¡¿Me arrojaste a mí?!”

“Si. ¿Acaso ahora entiendes la diferencia de nivel un poco?”

“Argh… ¡¿Yo estar el mismo nivel que un humano?! –¡Huh!”

Repentinamente los ojos del dragón se enfocan.

Ella mira a Lapisia.

El dragón repentinamente se eleva, desplegando sus alas y cargando hacia adelante, apuntando a Lapisia.

“¡¡Damelo de regreso!!”

Sin embargo, el dragón no puede llegar a Lapisia.

“Qué estás haciendo, yo soy tu oponente.”

“¿¡Qu, que fue eso?!”

Empujo el revés de mi Tachi en su grueso estómago y lo mando a volar.

*zu, zuuu..nn!*

El dragón era fuerte que antes de chocar contra el suelo.

La montaña se sacudió y varias piezas del techo de la cueva cayeron.

Las rocas caídas golpearon el enorme cuerpo del dragón y se rompieron.

Leo y los otros estaban estupefactos y con los ojos abiertos.

“Qué demonios… ¿solo que está pasando?”

“Él está usando magia, pero… ¡debería ser imposible! ¡De acuerdo a mis cálculos esto no debería otorgarle esa fuerza descomunal!”

“Ya me estoy cansando de las sorpresas por ahora…”

Celica pone sus manos en su pecho y murmura como una niña pequeña.

“Justo como esperaba… Keika-sama.”

Minya está sin expreisones, pero sus orejas están moviéndose felizmente.

Lapisia está disfrutando mientras destroza las rocas caídas con Puños Saltarines.

No es sorpresa que no use el martillo.

El dragón esta también paralizado con sus ojos abiertos.

Me acerco al draón caído mientras pongo mi mano en mi cintura.

“¿Acaso lo entiendes ahora? Que no puedes ganar. Así que, ¿no dirás ninguna de las cosas no dichas más?”

Cuando le doy la advertencia, el dragón habla telepáticamente.

Solamente otros dioses o las propias Miko deberían ser capaces de hablar telepáticamente con un dios, justo como esperaba de una Deidad que ha vivido desde tiempo inmemoriales.

Aunque hay un montón de ruido.

“*zaza*…no puede ser…*zazaza*, ¿tal vez sea un dios? *za*— esa chica también”

–Oh, ¿finalmente lo notaste? Eso es correcto. Soy un dios de un mundo diferente y esa niña es Lapisia. Ella es la hija de Lupersia.

“¡Qué! *zaza*… Lo siento terriblemente. Mi ira ha *zaza*… nublado mis ojos”

–No te preocupes. Todos hacen equivocaciones.

Desde aquí hablo fuerte debido a que era necesario que todos escucharan esto.

“Así que, ¿Por qué te fijaste en Lapisia, y apuntaste a ella?”

“…Los huevos que he estado calentando… fueron robados”

“¿Oh? ¿Tal vez este sea tu huevo? Parece ser un Huevo Evolución”

El dragón abraza su cabeza.

“Eso es correcto. Ellos fueron robados por los humanos. Esa es la razón de porque los busco.”

“Estas mal ahí. Este huevo estaba en posesión del Calamar Malvado de los Cuatro Reyes Celestiales. Lo que significa que quienes lo robaron no fueron humanos sino el Señor Demonio.”

“Qu, que fue eso—! Eso no podría ser cierto… No, debería haber pensado sobre esa posibilidad…”

Ella deja caer su cuello y se agazapa.

De alguna manera, parece lamentarlo.

“En otras palabras, ¿atacaste las villas de los alrededores debido a que tus huevos fueron robados? ¿Cuántas fueron?”

“Seis. Los atributos de aquellos que calentaba decidirían que nacerían. Si ellos son calentados por los Cuatro Reyes Celestiales, los más atroces demonios tal vez nazcan… solo tal vez sea el fin del mundo.”

“Pero no esta limitado a eso, ¿cierto? –Lapisia, por favor ven aquí un momento.”

Lapisia brevemente viene a mi lado mientras sostiene el huevo.

“Hecha una mirada de cercas. Hay líneas blancas en el previamente huevo negro azabache. Esta ahora influenciado por los atributos de Lapisia.”

El dragón abre sus ojos como mira el huevo.

“Oh…! ¡Que extraordinario! Aunque debería normalmente tomar diez años– ¡Gracias, muchas gracias por su ayuda!”

“Pero aún hay cinco más.”

“Si… tengo que encontrar los huevos antes de que nazcan.”

“¿Sera eso pronto?”

“Deberían estar bien por tres años. Si nembargo, no hay mucho tiempo para regresarlos de vuelta a huevo de dragón de coraza blanca. Aun así, estoy agradecida que uno venga de regreso.”

Cuando ella dice esto, estira su mano con sus garras afiladas, pero Lapisia salta atrás.

“¡No!”

“Mira, Lapisia. Este huevo, pertenece al dragón, ¿no es así?”

“¡No importa, no!”

Lapisia huye mientras sostiene el huevo.

“¡Hey, regresa aquí!”

Pero el dragón fuertemente asiente.

“Supongo que debería dejar el futuro de este niño a ella…”

“¿Esta eso bien?”

Cuando pregunte, el dragón hablo telepáticamente.

“Está siendo purificado por la Diosa de la Tierra, *za*… Se lo dare a ella. *zazaza*… Ese niño debería tener un buen futuro entonces.”

“Es eso así… bueno, si la madre dice así, esta bien. También cuidare a ambos.”

“Estoy agradecida.”

El dragón se inclina profundamente.

–Y, este tal vez sea una de esas veces que Lapisia instintivamente elige lo que es mejor para el mundo.

“Ahora bien”

“¿Hm?”

“De hecho vinimos aquí para tener tu cooperación.”

“¿Qué es? Estoy ocupada buscando por los huevos…”

“Lo sé, así que vamos a hacer un trato. Nosotros traemos de regreso todos los huevos y en cambio tu ayudas a Leo”

“Hmm… Leo, huh. Ha sido un tiempo.”

Leo se acerca y baja su cabeza.

“Ha sido un tiempo, Dragón-sama. Muchas gracias por el momento cuando la epidemia fue erradicada.”

“No, no. Solamente te dije dónde encontrar las hierbas medicinales.”

“Muchas gracias, Dragón-sama… y Keika-sama, hay algo que me gustaría preguntarte…”

“¿Hm? ¿Qué es?”

“…no, no es nada”

Leo oculta su rostro.

–¿Fue descubierto al final?

¿Fue malo como fácilmente me encargue del dragón?

Bueno, él ciertamente no es alguien que había sobre esto.

Y los otros probablemente no creerán incluso si les digo a ellos.

“Pero, Keika. –¿Qué quieres decir con ayudar a Leo?”

“Bueno, es fácil. Todo lo que tiens que hacer es llevarnos a la capital y decir algo como que Leo robo algo que era muy valioso de ti. Y que te encargaste de él.”

“… No lo termino de entender, pero si es solo para cooperar–y si hago esto, ¿me ayudaras a buscar por los huevos?”

“Por supuesto. Yoy la party de Leo también por supuesto”

“¿¡Eh!?”

Leo me mira en impresión.

“Tú también conseguiste un montón de este calabozo y conseguiste una buena arma, ¿no es así? No creo que estés en contra.”

Sonrio como digo esto.

Leo prontamente recupera su compostura, muestra sus dientes blancos y sonríe agriamente.

“No puedo ganar contra usted, huh. Keika-san…”

“Hehe, naturalmente– entonces, Dragón, vamos”

“Déjamelo a mi– huh, ¿conseguiste? ¿¡Solo espera un minuto!?”

“¿Qué pasa?”

Repentinamente, el dragón grita “Vista de Piso” y comienza a mirar en el espacio vacío.

“¡Esto, no puede ser! ¿¡Pasaste a través del calabozo con la más alta dificultad?!”

“Ah, así que estaba en el modo muy difícil, huh. Conseguimos algunos objetos y no tengo la intención de regresarlos. Un héroe puede reclamar cualquier cosa que encuentre necesaria para derrotar al Señor Demonio en primer lugar. Y propiedad perdida que llega a la nación es también dada al héroe después de medio año si nadie la reclama.”

–Todo es hecho a favor de los héroes así que pueden rápidamente derrotar al Señor Demonio.

“Uwaaa… ¡Qué has hecho! Mi calabozo favorito en que gaste mi cuidado personal por años…!”

“¿No estas agradecida que ahora puedes comenzar desde las bases?”

“Uaa… que cruel. La boa cristal, la ballena de arena, el Golem mágico. ¡Trabaje a muerte para prepararlos!”

Lagrimas están flotando en los grandes ojos verdes del dragón.

“Ellos fueron sabrosos, ¿sabes? Más importante, vamos a apurarnos a la capital. Si no quieres, puedo también tirar todo lo que has dejado preparado.”

“Eh…! ¡Eres un demonio! –No se puede evitar, sube.”

El dragón inclina su espalda para que sea más fácil subir.

Monto el dragón junto con Leo.

Miro de regreso a Celica y hablo.

“¡Celica! ¡Espera aquí! ¡Volveremos en un rato!”

“¡Cuidese, Keika-sama!”

Junto con la voz consiente de Celica, el dragón despliega sus alas y las agita.

El enorme cuerpo se eleva.

El dragón gira su cabeza y nos mira.

“¡Sosténganse firmemente de mí! –¡Estoy saliendo!”

El dragón voló.

Volamos fuera de la cueva hacia el cielo azul.

Nos dirigimos directo a la capital al este.

El viento aulla cuando golpea mi rostro.

Pero se siente placentero.

“¡Vamos bastante lento, vuela más rápido!”

“¡Tú no tienes que decírmelo! ¡Entonces, te mostrare mi verdadera fuerza!”

El dragón acelera, cortando a través del aire.

*kiiin—!*

Un sonido silbante perfora oídos fue emitido.

Mientras rastros de vapor fueron dejados por la punta de sus alas como volamos al este.