Watashi O motte Capitulo 6 (re-editado)

Capitulo 6.- Una Bienvenida Inesperada

Mi cuerpo se sentía pesado, como si fuera succionado por el mismo suelo.
Tras la luz solo veía oscuridad, tan oscuro como si fuera tragado en el mismo abismo. Con ese sentimiento de ansiedad mi corazón se acelero por el propio miedo infundado en mi mente, el simple hecho de pasar un solo segundo más en este lugar me volvería loco.

Con miedo a lo desconocido, vi una pequeña luz al final del todo. Una luz de esperanza… que me trajo.

“Onii-chan, estas bien.”

Una inocente voz me levanto de mi sueño, o más bien de mi pesadilla.

Mientras lentamente abría mis ojos pude ver las estrellas en lo alto del cielo, y por la esquina de mis ojos lo que parecía ser las ruinas donde me encontraba antes de que la luz me tragara.
¿Acaso fue un fracaso el viaje?

“Onii-chan, en serio estas bien.”
“Ah…”

La voz que hace poco escuche volvió a resonar a mi lado, y cuando gire la cabeza una pequeña niña se encontraba a pocos metros, más exactamente fuera del circulo gravado en el suelo.

Lo más seguro era que se sorprendió de mi llegada.

“Si, estoy bien. Gracias por preocuparte, ugh, duele un poco.”

Mientras me ponía en pie, figurativamente ya que flotaba, la niña cayo de golpe al suelo como si hubiera visto… okay, soy tonto, tal vez nunca ha visto un fantasma en ese sentido.

“Perdón por asustarte. No era mi intención, jeje. Estas bien.”
“Nn, lo… lo siento también.”

Seré sincero, no me van las niñas pero tengo demasiadas sobrinas como para no poder lidiar con niñas y ser amable con ellas. Me ven con ojos brillantes aún si tengo que decirlo por mi mismo, pero en este caso se que no debo hacer algo que le afecte negativamente.

Y más aún sabiendo quien es ella.

Sip, si mi vista no me falla debe ser Maou-sama cuando era niña. Solo quiero saber que tan atrás en el tiempo nos mando para tener ese aspecto, esto no es broma, ya me había confundido tanto como para ponerme en esta situación nada más llegando.

“Entonces, onii-chan, ¿cual es tu nombre?”
“Um, no es por sonar mal, pero cuando quieres saber el nombre de alguien es necesario decir primero el tuyo a modo de cortesía.”
“Oh, lo siento. Soy Lilith Ganeydh, primer princesa del continente Demoníaco.”

Dio una linda reverencia ante mi, y pude notar su linda silueta…

“Muy bien. Entonces señorita, déjeme presentarme, mi nombre es ■▲▼◆.”
“¿Como?”
“Perdón, perdón, soy un extranjero que acaba de llegar y olvide que no todos saben mi lenguaje”

La joven Lilith estaba extrañamente feliz por mi equivocación en pronunciación, bueno eh de suponer que conocer a alguien que es extranjero es algo inusual (yo también he pasado por eso). Pero antes de que pudiera decir más la señorita me asalto con preguntas.

“Entonces ¿todos en tu reino son así? ¿todos flotan como tu? ¿Son así de transparentes?…”

Era un aluvión de preguntas sin cesar que sino fuera por que sentí una molestia repentina en los alrededores hubiera continuado.

“Cuidado princesa.”

Nop, no fue mi voz, sino de otra mujer que salto de entre las ramas de los árboles para atacarme de la nada. Lanzando unos cuchillos de entre sus ropas.

“Es-, espera un momento.”

Antes de que hiciera algo para defenderme o esquivar la princesa cubrió mi cuerpo con el suyo como si tratara de protegerme del las dagas arrojadas por aquella mujer.
Sin pensarlo un segundo tome a Lilith en mis brazos y volee por encima de los árboles para evitar el ataque, pero al parecer la mujer no pensó que lo hacia con buena intención por sus palabras.

“Cobarde, usando una niña como escudo. Baja aquí y enfrentarme como el hombre que eres.”
“Ugh, a este paso será una larga… espera, es de noche.”
“Nn, al parecer onii-chan se quedo dormido mientras brillaba el circulo.”
“Qué le estas diciendo a hime-sama, bájala en este instante, sino, sino yo misma.”

Sin prestarle atención a esa mujer baje al suelo de nuevo. De no ser por ese entrenamiento no hubiera podido salvar a Mao -ejem- Lilith de ser acribillada por los cuchillos. pero dejando eso de lado, baje a Lilith que aún le brillaban los ojos de la emoción de volar. A mi ver.

“Entiendes rápido cobarde. Sino” “Ya cállate Eve, el me salvo de tu tonto ataque.” “Pe-, pero… hime-sama”
“He dicho que te callaras.”

Okay, una cosa es como hablo infantilmente y cortésmente conmigo y otra como habla ahora. Al parecer la mujer debe ser un guardaespaldas o algo de Lilith, pero ese intento de salvarle era más como intento de asesinato dejando escapar el verdadero vocabulario de la señorita.

“Es-, estas bien onii-chan.”
“Si, no te preocupes. jeje.”

Creo que noto su cambio drástico en su forma de hablar y trato de mantener esa apariencia frente a mi. Eve, que era como se llamaba al parecer, solo estaba como murmurando algo mientras miraba al suelo, no hace falta decir que estaba molesta.

“Entonces entonces, puedes volar sin magia. Nee, nee, que eres…”

Era difícil combatir ante tanta ternura e inocencia, sino fuera por que esta no es su verdadera forma hasta cierto punto. Para cambiar un poco el tema y calmarla solo suspire antes de decir palabra alguna.

“Mi nombre es Kiel, y soy un fantasma errante.”
“Ooh, fantasma-san… es la primera vez que conozco uno, kufufu.”
“Hi-, hime-sama, es hora de volver al castillo, ya es muy tarde y Maou-sama podría enojarse.”
“Hai, hai, que molesta eres Dojimeido (Dojiko Maid/Torpe Maid).”
“Ughh~~~”

No sabía si reírme por tan inusual apodo, pero al menos descubrí algo, Eve es una maid que debe estar cuidando a Lilith. Aunque la forma de hablar es diferente ante mi, se nota su sentimiento de inferioridad ante su Ama.
Por si acaso revise los Estados de ambas gracias a [Scan].

Nombre: Lilith Ganeydh
Clase:     Dark Princess
Nivel:     10
Titulos:   Daughter of Demon King, Bipolar, Dreadful child of Demons.

Nombre: Eve Evergreen
Clase:     Maid of Demon Castle
Nivel:     25
Titulos:   Dojiko Maid, Intrusion Killer.

Are, la maid tiene más nivel que yo o Lilith, eso no me lo esperaba. Bueno, pero supongo que debo explicar esta habilidad.
Solo me muestra estos datos pero te puedes dar una idea con los colores y títulos sobre el peligro gracias a un sistema que denota la afinidad del objetivo y su atributo más alto, además de los títulos que ostenta. En este caso al parecer maid-san tiene afinidad viento, pero esto no significa que sean todas sus habilidades de viento.

Lo mismo pasa con Lilith que su afinidad es oscuridad, pero esos títulos. Bueno, ahora que recuerdo no revise los de su yo en el futuro.

“Onii-chan, quieres pasar la noche en mi casa.”
“Pe-, pero hime-sama.”
“Dije que te callaras.”
“Hai…”

De alguna forma me sentía mal por la maid que solo trataba de evitar que algo malo le sucediera a Lilith, entendía que el simple hecho de llevar a un desconocido a su casa, el castillo, sería malo en más de un sentido.

“Onii-chan me salvo de una tonta asesina que no sabe hacer su trabajo.”
“Solo estaba salvandola de un salvaje.”
“Dijiste algo.”
“Na-, nada…”
“Muy bien, onii-chan, ven conmigo.”

Sin decir más, Lilith tomo mi mano y me arrastro de vuelta al castillo…

En serio ese es el castillo del pasado.
Es aterrador no importa por donde lo mires, esto no se compara a nada al castillo que vi hace unas horas o más bien al castillo en un futuro.

El tono es más grisesco y aunque predomina aún el rojo en los tejados da una sensación de terror en cada uno de sus bloques, y con esta vista nocturna da un mal rollo el simple hecho de acercarse. Pensé que entraríamos al castillo de algún modo normal, pero al parecer Lilith subió por una soga de sabanas por la parte externa del castillo.

Imagine que Eve diría algo, pero me sorprendió con hacer lo mismo que Lilith, estas dos esperaron a que tomara la soga, pero mejor decidí volar hasta el otro lado. Ambas me miraron atónitas, pero en el caso de Lilith era con ojos de intriga, a medio camino las dos me hablaron.

“Onii-chan, puede ayudarnos.”
“Hi-… hime-sama.”

Los ojos de Lilith brillaban a cada segundo y con un suspiro decidí cargarlas una a una.

“Entonces, agárrate bien.”
“Hai, onii-chan.”
“No oses ver a hime-sama con esos ojos.”

Aún entre los ánimos de Lilith y la molestia de Eve sobre como le cargue. sin contratiempos también cargue a Eve aunque entre pataleos y enojos por como la estaba cargando. Bueno, yo entiendo esa molestia ya que era el tan tradicional levantamiento de novia, y si, fue del mismo modo que cargue a Lilith.

“Con-, con más cuidado bestia.”
“Hai, hai, maid-san.”
“Te-, tengo nombre… aah.”
“Te asustan las alturas. Qué irónico, jejeje.”

Aunque Eve seguía molesta con el viaje, su cuerpo levemente temblaba al ver al suelo mientras ascendíamos a la ventana, era raro puesto que salto muy alto cuando nos ataco cuando recién me vio.

“Heeh, así que ha onii-chan le gustan los pechos grandes…”
“Hi-, hime-sama”

No se que mirada o rostro estaba poniendo ante eso pero Lilith solo me vio por un instante con una extraña mirada, mientras Eve se sonrojaba ante el comentario. Sin prestarles atención solo atravesé la pared tras dejar a Eve al otro lado de la ventana y todos llegamos al tercer piso del castillo.

La anterior vez ni entre al castillo o subí a el. Por dentro el lugar estaba oscuro y la luz de la luna apenas y daba visibilidad suficiente para andar con sigilo. Sin antes que pudiera decir algo, Lilith tomo de nueva cuenta mi mano, aunque en esta ocasión debido a que observaba los alrededores y anteriormente traspase la pared, mi cuerpo seguía intangible, por lo que su intento de tomar mi mano termino en cerrar su mano y caminar sin nadie a quien agarrar.

Pero no tardo mucho en darse cuenta de su error.

“A-, are, onii-chan… no te quedes atrás.”
“Lo siento. Estaba admirando el castillo.”
“Entonces Hime-sama quiere que prepare la habitación de invitados para el invitado.”
“Qué estas diciendo, onii-chan dormirá conmigo…”
“”¡¡¡Haaaahhhh!!!””

Al mismo tiempo Eve y yo reaccionamos con la misma frase ante la declaración tan repentina de Lilith. En el mismo instante varias luces se encendieron entre las habitaciones, he de suponer por el escándalo provocado.

“Por aquí.”
“Hime-sama…”

Sin decir más seguí a Lilith ya que varias puertas se abrieron pero Eve se quedo atrás, y antes de darnos cuenta nos encontramos en su cuarto, o al menos eso creo.
En que situación más incomoda fui a acabar nada más llegando ya que Lilith sin pensarlo me metió a la cama para ocultarme, aunque no era necesario puesto que sin decirle nada pase a través de la cama y descanse bajo el colchón.

Umu, las ventajas de ser un fantasma es ser compacto y poder dormir donde quiera… es como ser un gato.

Mientras escuchaba como todo el lugar se ponía patas arriba por lo sucedido, solo me quedaba intentar matar el tiempo mientras llegaba el día, por lo que decidí intentar dormir…

“Buenas noches, onii-chan.”
“Buenas noches… Lilith.”

★★◆⧫◆ ◆⧫◆ ◆⧫◆ ◆⧫◆ ◆⧫◆ ◆⧫◆★★

ESTE ES UN TRABAJO HECHO DE UN FAN PARA FANS… TODO ES GRATIS… MENOS EL INTERNET TwT…

Matta nee |@[email protected])/)

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.