Watashi O motte Capitulo 18

Capítulo 18: ¿Fantasma Dragón o Dragón
Fantasma? 
(Primera Parte)
Dado que el viaje por la tundra será
duradero acorde con Kuzo en adelantarme, la razón real, bueno digamos que la
actitud de Kuzo y Ria es demasiado molesta. Al menos sé que hago un mal tercio
en ese par, por lo que decidí no molestarles.
Actualmente me desplazo por encima de
las montañas nevadas, antes temblaba apenas al entrar al clima frió, pero ya no
sucede, he usado mi habilidad Soñador para anular varias cosas en mí.
Pero hay una razón más importante detrás
de todo esto, volviendo al tema de que nos reuniremos en lo profundo de esta
zona norte, aún queda el problema de las personas de Hoshido que inconscientemente
dirigí aquí, para aclarar esto tengo que volver al día cuando entre al cuerpo
de Sakura, de eso ya casi 14 días cuando aún me encontraba con Roguro en el
barco…

“Entonces… ¿Cuál es el plan?” (Roguro)
“Umm, usarla como medio de transporte, y
mayormente para conseguir información.” (Kiel)
“Me parece bien y todo, pero si las
diriges inconscientemente ahí tendremos que matarlas. Cuando llegue el momento.”
(Roguro)
“Tienes razón. ¿Espera, tengo una idea?”
(Kiel)
Con la mirada fije a la sacerdotisa,
actualmente comparto los recuerdos de Sakura gracias a la habilidad Soul
Linker, pero eso también me da paso a manipular esos recuerdos, aunque no posee
muchos al respecto de nuestro objetivo tal vez la sacerdotisa no sea igual.
“『Soul Linker』”
>¿Desea enlazar su alma con esta
segunda alma (Hikari [Viva])?
Umm, no hay problema en enlazar más de
un alma. Bueno, no he revisado mucho esta habilidad de todos modos.
>Si.
“¿Qué tal? Algo interesante se te vino a
la mente.” (Roguro)
Roguro sin saber qué hacía con esa
habilidad solo miraba de pie sin más.
“Espera. Estoy tratando de buscar en sus
recuerdos algo que nos sir… ¡Oh, lo encontré!” (Kiel)
“¿Qué es?” (Roguro)
“Un punto de encuentro preliminar.
Digamos que les daré una meta sin daño alguno.” (Kiel)
“Oye, trataron de exorcizarte, no sería
mejor simplemente dejarlas tres metros bajo tierra.” (Roguro)
“Llevas razón, pero creo que si hago eso
podría cambiar drásticamente la historia de aquí. Además podría servirnos a
futuro” (Kiel)
Aunque comprendía el malestar de Roguro
debido a que no podía estar en buenos términos con estas dos por lo sucedido.
Pero con unos ligeros cambios eso no importaría. Lentamente navegue en las
memorias de las dos borrando los sucesos ocurridos esta noche y con ayuda de
Roguro nos borramos la basura de terceros esa misma noche.
Le dije a Roguro los recuerdos que
implante en las dos sobre la noche y que nos veríamos en un santuario a un día
antes de llegar al lugar de reunión.
Luego de eso rompí el enlace con Hikari
y le pedí que llevara a la sacerdotisa en brazos por donde la mayoría de gente
pudiera verles para darle credibilidad a esos recuerdos.
Y regresamos al presente, sip, mi
destino actual es dicho Santuario, puesto aun si no espero al grupo que
actualmente acompaña a Sakura y Hikari, puede que Roguro este aun esperando en
ese lugar si es que llego antes.
“¿O tal vez no?” (Kiel)
Mientras pensaba en esas cosas, llegue
al santuario, el cual está un poco vacío si me permiten decirlo, se encuentra
en el costado de una montaña y como mencione está a un día caminando de nuestro
punto de encuentro, ese día es rodeando la montaña y por ende no pasar por
aquí.
Pero por alguna extraña razón se
encuentra vacío en este momento, lo cual es extraño, pues debería al menos sacerdotisas
que deberían resguardar este tipos de lugares.
“Vamos a revisar.” (Kiel)
Baje al suelo para revisar los
alrededores, pues después de perder el alma de Midas regrese a tener una vista
normal, desde dicho incidente no he comido otra alma, o más bien, usado la
habilidad devorar alma, digamos que los orcos saben bien (alma)…
Incluso el lugar está muy callado, si
dicen que es por la falta de personas, se equivocan, incluso como dice el
pensamiento ‘Si un árbol cae y nadie está para oírlo el árbol hace ruido’.
Ninguno de los árboles hace ruido, a pesar que incluso cae la nieve de ellos.
Esto es demasiado raro para ser normal.
Sin nada mejor que hacer y molesto por
la falta de ruido comencé a limpiar la nieve alrededor del templo. Usando
Fantasmagoría maneje las palas que encontré en un cobertizo abierto y removí la
nieve de la entrada y techo.
“Umm, creo que esto se parece a esos
jardines de arena donde puedes dibujar cosas.”
Sin desconcentrar la limpieza tome con
mi mano una escoba rara que parece un rastrillo de palos.
“Haber, esto por aquí, un arreglito por
acá, y listo.” (Kiel)
>[Dibujo Habilidad Adquirida]
>[Trazo Blanco Habilidad Adquirida]
>[Trazo Negro Habilidad Adquirida]
“Ehh… Estas de broma… Me estas tomando
el pelo…” (Kiel)
Cuando termine mi pequeña obra maestra
(garabato) la voz del mundo resonó en mi mente, haciendo que casi gritara mi
malestar. Mandando a volar casi todas las herramientas que aún continuaban
limpiando.
“Sigo sin entender estas cosas.” (Kiel)
Suspire mientras retomaba las
herramientas tiradas entre los árboles, techos y arbustos.
Quería revisar esas habilidades y en que
podrían servirme a futuro, pero parece que encontré algo con que entretenerme.
Luego de terminar la limpieza note que habían llegado visitantes inesperados.
“Buenas…” (Kiel)
“¿Quién eres tú?” (Mujer)
Llego una mujer de piel oscura y
sobresalientemente musculosa, su manera de hablar y expresarse se parece a un
hombre, aunque no está sola, aun si no se presentan en sí mismos puedo sentir
la presencia de otras dos personas en las cercanías.
“Un simple viajero que pasaba por aquí,
y como puedes ver ya que vi un poco ‘vacío’ el lugar quería tomar refugio el
día de hoy.” (Kiel)
“¿Así que un viajero? Es extraño…”
(Mujer)
“¿Porque es extraño?” (Kiel)
“Porque la única ruta para llegar aquí
está bloqueada por la nieve y da la casualidad que es de ahí mismo en donde
estuve.” (Mujer)
“Fumu entonces no está de más decir que
no tome la ruta normal…” (Kiel)
Sentí como las presencias entre las
sombras se sacudieron un poco ante mi respuesta, al parecer tendría que haber
conseguido información de un tercero sobre este lugar. Que molestia.
Pude notar que la mujer saco una especie
de garrote que estaba adornado de una manera sutil como esos palos usados para
exorcismos o rituales para purificación. No creo que sea buena idea tentar a mi
suerte y evitar una pelea ya que no tengo información de estas personas.
“Entonces, me dejara quedarme, solo
estoy esperando a unos viajeros o más bien, tal vez sean conocidos suyos.”
(Kiel)
Indagando en mi otro ‘yo’, saque
información por parte del lado de Sakura, al parecer la persona frente a mi
debe ser Rinka, una Oni (Demonio), cuida la frontera norte por ataques de
monstruos/bestias salvajes. Pude saber que no es la única persona protegiendo
esta zona, pero no conseguí más información sin parecer extraño del lado de
Sakura.
“¿A que te refieres con eso?” (Rinka)
“Suposiciones, puesto que no tengo prisa.
Decidí esperarlos calmadamente aquí.” (Kiel)
“Sigues diciendo cosas incoherentes…”
(Rinka)
Ignorando su continua plática decido
elevarme lentamente hacia el techo del santuario y sentarme en la orilla con
una pose que recuerdo haber visto en un juego, por cierto gracias a mi
habilidad única arregle mi ropa antigua a un nuevo estilo, por lo que me veo más
increíble (palabras de Ria).
Di una ligera sonrisa cuando me termine
de acomodar tratando de dar la impresión de más poderoso de lo que soy, pude
notar como temblaba débilmente su cuerpo, pude sentir miradas desde mi espalda probablemente
de los ‘guardias’ que le acompañan.
Sin dejarme revisar más unas cadenas
salieron de entre las sombras para intentar restringir mi cuerpo, no hace falta
decir que dichas cosas solo atravesaron mi cuerpo y no encontraron nada.
“¿Co-Como es posible?” (Rinka)
“Qué estaban intentando… chicos…” (Kiel)
“Maldición nos detectó, aléjate…” (Ninja
Rojo)
“Entendido.” (Ninja Verde)
En realidad solo lo dije como finta,
pero al parecer funciono bien, las sombras salieron a la luz y ahora hay tres personas
frente a mí. Dos hombres que casi podría decir que son gemelos están en ropas
que simplemente podría clasificar como ninjas, por cierto, las cadenas las tome
luego que quedaran atascadas en el techo donde estoy sentado.
“Así que terminamos la plática sin poder
llegar a un alto al fuego, que molestia.” (Kiel)
“Que locuras estás hablando.” (Rinka)
“Simple, ustedes me atacaron, estoy en
todo mi derecho de defenderme… sabes…” (Kiel)
Sin esperar una respuesta use a
fantasmagoría para encadenar a los dos ninjas, de algún modo sé que no están
completamente restringidos pero solo quería ver si podía volver a ‘intentar’ a
colocar una tregua para evitar una pelea sin cuartel…
“A quien quiero engañar, simplemente me
molesto que intentaran algo como eso…” (Kiel)
“““¿Huh?”””
Sip, todo era una farsa, en mi interior
quería una excusa por más pequeña que fuera para matar a estos tipos, no sé
porque pero cada vez más quiero intentar más y más cosas sobre volverme un
‘monstruo’. Hasta donde se nunca me he sentido vivo, y extrañamente durante
este viaje he encontrado nuevas formas de vivir, ciertamente hay tantos
misterios que fácilmente pareciera que tratara de inmiscuirme en entender la
vida misma, pero eso solo lo hace más interesante.
Antes de darme cuenta los ninjas frente
a mí preparaban sus armas, sin duda un clásico de todo, vi algunos destellos
entre sus manos, probablemente las armas ocultas. Lo más probable es que cuando
este descuidado con Rinka ellos harán su movimiento.
“『Soul Awake』 [Soul Strike]”
(Kiel)
“Qu-¿Qué diablos has hecho?” (Rinka)
“Solo una advertencia, si pasan más allá
de esta línea, morirán. Fufufu.” (Kiel)
Cuando reí pude notar el temblor en el
cuerpo de las tres personas frente a mí.
Y algo inesperado salió de sus bocas…
Luego de encontrar leña para pasar la
semana vino un informe de Kaze y Saizo, al parecer alguien llego al santuario,
lo cual era extraño, un informe directo de que alguien ya encontrándose en el
santuario sin haber sido reportado como alguien que perdido o que apenas venia
era demasiado extraño.
En palabras simples, esta persona eludió
a los dos mejores ninjas en el reino y ya se encuentra en el santuario al dios
dragón Naga. Sin esperar más me dirigí rumbo al santuario dejando que Kaze y
Saizo que se encargaran de la situación hasta mi llegada.
Al llegar me encontré con un ser fuera
de lo normal, no podía sentir vida en él, incluso después de conocer a hombres
bestias y draconianos, la persona ante mí no desprendía algo que llamara ser,
era como si el mismo aire tomara forma y voz.
Su manera de hablar tiene un acento
singular, pero no puedo dejar a alguien tan sospechoso como él libre por estos
lugares. Luego que Kaze y Saizo intentaron encadenarlo algo extraño sucedió,
las cadenas no tuvieron efecto, o más bien solo pasaron por dentro de él.
Estaba claro que no era un humano con
quien tratábamos, sus ropas eran parecidas como aquellos encapuchados que
enfrentamos hace mucho tiempo cuando recién conocí a Kamui, pero incluso, podía
sentir vida de esos seres, en cambio, algo más siniestro y oscuro venia de él.
Antes de darme cuenta encadeno a Kaze y
Saizo con las mismas armas que usaron en su contra, pero lo más inusual es que no
uso siquiera un dedo, no veo que traiga un grimorio o un espíritu en sus
brazos.
¿Solo qué diablos es él?
“Rinka, vamos a desatarnos cuando llames
su atención, trata de no provocar…” (Saizo)
Antes de que terminara de susurrar su
plan, una especie de navaja de aire (Vendaval) de color azul salió de su mano y
cortó el suelo frente a mí… Acaso con esto fue que limpio la nieve de todo el
lugar. No, eso es imposible.
“Solo una advertencia, si pasan más allá
de esta línea, morirán. Fufufu.” (Joven encapuchado)
Estaba sin habla, normalmente un
vendaval no es más grande que un caballo, pero el corte que hizo se trazó sobre
todo el suelo empedrado. Mi cuerpo inconscientemente comenzó a temblar, y al
parecer no era solo yo, tras esa sonrisa podía sentir a alguien siniestro pero
un escalofrío y una voz puso en la tierra.
“¡Eso es imposible!” (Kaze)
“Calma, Kaze, es demasiado pronto para
sorprenderse…” (Saizo)
Justo como Saizo dijo con voz calmada,
la presencia que emitía el joven frente a mi cambio en un segundo,  pero una presencia que recordaba más que nada
en este mundo fue más clara en ese instante, esto era…
“¿Un dragón?” (Rinka)
“¿Eh?” (Kiel)
Un dragón ¿Dónde? El sueño que he tenido
desde que he leído cuentos ha sido ver uno al menos una vez en la vida, sé que
no son reales en mi mundo pero de este lado está claro que lo sean…
“¿Así que se trataba de un dragón? Su
aspecto no concuerda a como dicen los rollos.” (Ninja Rojo)
“Entonces quiere decir que ha descendido
el dragón dormido en las montañas…” (Ninja Verde)
De qué diablos están hablando, no veo a
nadie más, y mucho menos algo que haya bajado de las montañas… Espera un
minuto, ahora solo estamos nosotros cuatro, y su tonta discusión comenzó cuando
deje de restringir el aura de miedo provocada por mi sonrisa…
Umu, tal vez pueda calmar la cosa, por
ahora.
“Al parecer podemos volver a hablar…
Humanos.” (Kiel)
“Así que es verdad, eres… un dragón.”
(Rinka)
Entonces, no estoy equivocado, ellos
piensan de mi como un dragón, aunque de hecho soy un fantasma, creo que nunca
se han enfrentado uno hasta el momento, pero mi esencia es parecida al ‘dragón’
que ellos conocen.
Aunque no sé si sea de importancia, pude
notar que las ‘bestias’ que adornan la entrada son dragones así que
probablemente este santuario sea para adorar al dios dragón o los dragones, que
se yo, pero estos son de un estilo parecido al Europeo más que Asiático, sus
cuerpos son robustos y un poco regordetes como los que aparecen en películas de
ese género fantástico, tal vez deba seguirles el juego para ganarme su
confianza o al menos ganar tiempo aunque sé que ya no me sirve de nada…
“Pero eso no explica lo que sucedió con
nuestras armas, He-Saizou.” (Ninja Verde)
“Tienes razón, aun si fuera una especie
personificación al menos nuestras armas deberían tocarlo.” (Saizou)
Bueno, al parecer siguen dudando, puedo
aclarar y al mismo tiempo darles más dudas… vamos a ello.
“La respuesta es simple, porque ya no
estoy vivo. Soy algo que llamarían, un ‘Fantasma’…” (Kiel)
“A que te refieres con fantasma, no se
supone que una vez muerto la única forma para aparecer es reencarnando, incluso
si fueres uno de ese tipo, ese poder que posees…” (Rinka)
“¡¡Ah callar!! Como ya dije antes de
comenzar hostilidades, solo estoy esperando a unos aventureros que conoces muy
bien. Rinka, son tus compañeros de armas en la guerra librada hace poco entre
ustedes y su país vecino. Por cierto, también se parte de sus hazañas Kaze y
Saizou.” (Kiel)
En el momento justo, buen trabajo por
parte de Hikari en el otro lado, conseguí un poco de información de estas tres
personas…
Kaze y Saizou son ninjas que ayudaron a
Kamui durante su cruzada para lograr la paz entre las dos naciones vecinas, no
tengo más información que esa pero algo es algo.
Se ven un poco dudosos pero al menos
están más calmados esperando a que diga algo, más que planear un ataque
furtivo, después de todo, ya han notado que sus armas no son efectivas contra
mí y puedo usarlas en su contra.
“Entonces, ya se han calmado.” (Kiel)
“Al menos podemos escucharte.” (Saizou)
“Muy bien, pero no traten nada extraño.”
(Kiel)
Les quite las cadenas a los dos ninjas,
aunque no lo hubiera hecho es probable que de algún modo se las quitaran, pero
ese no es el punto ahora, baje del techo tan lento como fuera posible para
revisar si aún tenían intenciones de continuar con nuestra pelea inevitable.
Después de todo, en poco tiempo, esto se
volverá un baño de sangre… Fufufu…

★☆★☆★☆★☆★☆★

2 opiniones en “Watashi O motte Capitulo 18”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.