Watashi O motte Capitulo 11 (re-editado)

Capítulo 11.- Viaje en Barco
1ra. Día
No ha pasado nada inusual, aunque Roguro
parece no ser bueno con los navíos por lo que a pocas horas de partir del
puerto se encuentra mal por mareo, originalmente pensó que distraerse lo
mantendría bien pero no duro mucho en cubierta y no sale actualmente del
camarote.
Las comidas que dan son muy, emmm,
insípidas o al menos eso dice mi compañero, cada que puede me recuerda la
envidia que tiene dado que yo no necesito nada para subsistir, luego de
platicar durante sus lapsos de vómitos me contó su llegada a este lado del
tiempo, y como es que dedujo que nos encontrábamos en otro mundo diferente al
que ya veníamos.
Puede que no lo parezca pero es bueno
explicando en detalle cada cosa que le intriga, aunque si fuera un poco más
calmado podría no sería tan fastidioso, al parecer durante su viaje encontró
grupos de aventureros al igual que yo, por lo que pudo saber parece ser que hay
una especie de guerra latente entre los humanos y tal parece que no estamos en
el mismo mundo dado que estos no poseen habilidades como se nos había explicado
anteriormente, es como si fuéramos sacados de un tablero de ajedrez y
termináramos en uno de damas chinas, aunque esa es mi analogía sobre la
situación.
En otras palabras, actualmente poseemos
una clara ventaja sobre todos los seres vivos de este mundo, y el no tener
habilidades. Las claras distinciones de razas humanoides, y la historia del
mundo no coinciden con el lugar a 10 años de dónde venimos, puede que ese
círculo mágico que fue usado sea una puerta entre mundos espejo o paralelos,
por lo que…
Lo que dijo Maou-sama era una mentira…
Originalmente quería platicar más pero
el cansancio, mareos y todo por lo que paso, dejaron a Roguro fuera de combate antes
de darme cuenta.
1ra. Noche
Dado que no necesito dormir solo me
encargue de cuidar las pertenencias y el cuarto, o esa era mi intención, pero
varias cosas extrañas rondarián la cubierta a altas horas de la noche.
Es normal que pasen cosas de este tipo
cuando se saben historias de fantasmas, y ya que me atrae lo paranormal no dude
un segundo en buscar los misterios que rondaron el barco…

La luz de la luna baña el mar y la
cubierta del barco, este por su parte no es tan grande como pensé, son unos 8
metros de ancho con unos 30 metros de largo, tiene como tres pisos dentro, así
que debe tener cerca de 6 metros, y sip, es un barco de velas.
Pensé que el timón estaría a la
intemperie pero hay un cuarto donde debería estar aunque no sé si está el
capitán en su puesto todo el día, por el momento no escucho ningún ruido y no
encuentro nada interesante por ningún lado.
Esto se estaba volviendo aburrido así
que subí al mástil más alto por la escalera como si fuera humano, ya que no
quería llamar la atención de más.
La vista en el mirador era hermosa, una
noche pura iluminada con la luz de las estrellas y la Luna, mientras disfrutaba
de la vista escuche ligeros murmullos bajo de mí, lo más seguro es que son
personas que querían apreciar la vista del mismo modo que yo.
Me apoye en el barandal del mirador
viendo el horizonte, aunque no hace falta decir que solo era una pose fingida y
en realidad flotaba mientras me dejaba llevar.
Entre murmullos y murmullos empecé a
escuchar que se movían cosas de un lado para otro, por lo que no pude mantener
mi concentración ante el escenario y mire bajo de mi para encontrarme con
varios arreglos en la cubierta del barco, varias cadenas de papel y flores
adornaban el lugar, varias mesas y barriles, iluminados con velas fueron
alineados en varias partes.
Al parecer van a hacer una fiesta o algo
así, aunque estaba bien iluminado, no opaco las luces celestiales por lo que no
me molesto significativamente todo, pero me preocupaba que fuera demasiado
escandaloso, desde que llegue a ser un fantasma no poseo deseos como dormir,
comer o beber, así que solo se me hace molesto un poco como la gente disfruta
de esos placeres.
“Qué molestia.”
Dije al aire y continúe admirando el
lienzo de los cielos, parece que será una larga noche.
Aunque no poseo un reloj actualmente
tengo una cierta noción del tiempo normal frente a los más excéntricos por lo
que se me hace difícil dar una declaración como “Hace media hora” o “Han pasado
x tiempo”, solo lo clasifico en día, tarde y noche, y he notado que aquí el
tiempo es más corto a diferencia del otro lugar.
Eh tratado de pensar y analizar toda la
plática de Roguro con su hipótesis de que este sea un mundo paralelo al mío o
al de Maou, pero de ser así, entonces quien era aquella niña de entonces, está
claro que se presentó a sí misma como ‘Princesa del Continente Demoniaco’ si la
memoria no me falla y aunque no eran iguales ciertamente el castillo tenia
cierto parecido.
Tengo entendido que la teoría de los
mundos paralelos ejerce el hecho de que ciertas condiciones y hechos son
cambiados, se ajustan con el mundo, las leyes y por ende la historia se
reescribe dando varios puntos diferentes pero algunos en común.
Ah que dolor de cabeza.
Pensar en estas cosas no ayuda en nada,
por el momento lo único que podemos hacer es reunirnos en el continente de los
hombres bestia, pero tal parece que no existe tal continente, oh, ahora que
recuerdo no le dije a Roguro que este mundo tiene cierta similitud a un juego
de mi mundo, y también, si los chicos y yo somos del mismo mundo o al igual que
este caso, o somos de mundos totalmente distintos.
Algunos parecen haberse dado cuenta de
mi presencia desde hace tiempo y aunque seguía medio pensando en esto y aquello
me las ingenie para que no notarán mi naturaleza no humana.
“Disculpe.”
“Um, que sucede…”
“Lamento las molestias, pero le gustaría
bajar un momento, tendremos una fiesta y nos gustaría que todos nuestros
huéspedes disfrutaran de este momento.”
“Ah, entiendo. Pero disculpe, por el
momento solo quiero disfrutar el hermoso paisaje, espero y me entienda.”
“Entendido, si cambia de parecer con
gusto lo esperamos.”
“Gracias.”
Con lentamente me gire a aquella muer y
con una ligera sonrisa me despedí de la mujer, la cual se tornó levemente azul
tras ello, no sé qué le habrá pasado pero se alejó rápidamente sin dar vuelta
atrás.
Que mosquito le pico.
Con cierta ironía me apoye en el mirador
tratando de evitar ser visto desde abajo del mismo. El bullicio comenzó bajo
mis pies con bailes, cantos y comida, en realidad no me molestaría adentrarme a
ese tipo de fiesta pero el simple hecho de no tener cuerpo físico, y ningún
ritmo musical, me dejaría en vergüenza ante toda esta gente.
Es molesto ser ignorado pero más aún
tratar de ser ignorado por propia voluntad.
“Hey Kiel, que tal. “
Una voz familiar me sorprendió por la
escotilla del mirador. Provocado que casi saltara del susto… en el aire.
“Jeje, lo siento por asustarte.”
“Dios, no me hables así de la nada.”
“Bueno, es tu culpa por estar tan
concentrado con la mente en los aires. Por cierto…”
“Qué pasa.”
“Me parece que asustaste a una de las
sirvientas del lugar.”
“¿Asustarla?”
“Sip, dicen que un fantasma apareció en
el mirador y asusto a una de las sirvientas. Les dije que tal vez solo la luz y
sombra de la noche debió darles una mala pasada, pero, ¿No le habrás sonreído,
verdad?”
“¿Eso que tiene que ver?”
“Um, pensé que ya  te habías dado cuenta, pero eres un fantasma,
sabes.”
“Y lo repito, ¿eso que tiene que ver?”
“Dios, que das miedo, que asustas, creo
que eso lo deja claro no crees.”
“Ahhh… esp-espera un minuto, como que
asusto. Si soy una lindura, o al menos eso creo.”
“Jeje, egocéntrico verdad. Nunca has
visto como sonríes.”
“Bueno, no. Pero es que no hay espejos
más que el manantial del castillo.”
“Um, ya lo entiendo. Tal vez deberíamos
buscar alguno luego. Pero te advierto, no sería bueno que le sonrías a alguien.”
“¿Tanto miedo doy?”
“Has visto alguna película de terror…”
“Si. Creo que las normales.”
“Bueno, creo que serían como inofensivos
gatitos frente a tu sonrisa.”
“¿Hah?”
Luego de una pequeña plática, donde
Roguro se centró en mis defectos, terminamos de vuelta en el camarote nuestro,
ya que recayó de nuevo en sus náuseas y mareos.
Aunque cayo rendido casi al instante de
entrar de nuevo a la cama, por mi parte solo me quede viendo hacia fuera, en un
momento así pensé en sobrevolar por los alrededores del barco pero recordé el
evento en cubierta, por lo que repensé lo que quería hacer con mi tiempo libre.
Gracias a los avisos se dé por medio que
debo evitar sonreír, aunque nunca me lo hubiera imaginado, cuando tenga un
espejo o semejante hare la prueba por si acaso, y por ello mi mente comenzó a
pensar en cualquier otro efecto que tenga que ver mi cuerpo al hecho que soy un
fantasma en su totalidad.
Nunca he sido el personaje serio hasta
cierto punto pero si tengo que ocultar mi lado fantasma debe ser mi prioridad.
*Toc, toc…*
“Disculpe cliente-san, se encuentra
despierto. Tenemos un evento en cubierta y estamos haciendo la cordial
invitación a todos nuestros huéspedes.”
“Ahh, disculpen, mi compañero se
encuentra un poco mal pero si veo el tiempo tomare su palabra.”
“Si, estaremos esperándolo.”
Diablos, ahora debería pensar en algo,
dado que una de las criadas del barco me vio aunque sea un poco es oficial que
necesito un disfraz.
Umm, ahora que pienso en ello un poco
nunca me he cambiado ropa o al menos intentado quitarme esta, ciertamente entre
al agua en mi primer día en el laberinto, pero nunca me despoje de mis ropas y
ya que no poseo olor nunca se me vino a la mente darme un baño o cambiarme de
ropa.
Si mi madre escuchara eso me daría un
gran regaño.
Luego de pensarlo un poco comencé a
quitarme la ropa que ya formaba parte de mí, y dado que nunca vi un apartado de
equipamiento en mi ficha de estado creo que cambiarme de ropa no haría mucha
diferencia.
Roguro compro varia ropa en su viaje he
de suponer debido a sus “problemas” con ser un personaje físico. Bueno ponerlo
de esa manera me hace sentir lastima por él, pero por el día de hoy tomare
prestada un poco para variar.
Luego que la ropa dejo de tocarme solo
parecía ropas normales, en serio no entendía la lógica de eso. Y dado mi
sentido de la moda no le tome ninguna importancia, con respecto a la ropa que
tome solo fue un cambio vago, pero entre mis cosas guarde una de las mantas con
capucha de aquellos seres que vencí.
Se ve un poco andrajosa pero es usable,
no creo que sea confundido con uno de ellos ya que tiene un gran corte
transversal, lamento decirlo pero se ve un poco feo por lo que lo arregle con
los pocos materiales convirtiéndola en una especie de capa aunque cubre gran
parte del rostro y solo deja descubierto parte del frente de mi cuerpo.
Si tuviera un espejo podría dar un
veredicto, pero sé que al menos así no se verá mi rostro y dado a la hora puedo
usar la sombra de las luces para ocultar más mi rostro.
Luego de terminar mis arreglos subí a
cubierta una vez más, aunque no recuerdo bien la cara de aquella mujer, soy
bueno recordando voces y olores. No soy un perro, es algo que tengo desde niño,
no me juzguen.
“Buenas noches cliente-sama, espero que
pueda disfrutar de nuestras delicias marítimas y bebidas especiales.”
“Ah, sí, disculpe las molestias.”
El lugar estaba bien iluminado por lo
que cubrir mi rostro fue una buena idea, debido a que no tenía sed o hambre
rápidamente me di a la tarea de aparentar que ya había comido a los encargados,
una mentira piadosa he de decir.
“¿Disfrutando de las estrellas?”
Mientras miraba el cielo nocturno, lejos
del bullicio de gente, comida y luces, una joven chica se acercó con esas
palabras.
“Si, buenas noches por cierto.”
“Ah, disculpe mis modales, buenas
noches”
“Nn, está bien, no es algo por lo que
molestarse en este tipo de plática.”
“Tienes una forma singular de hablar,
por no hablar de tu aura.”
“¿Aura?”
“Si, puede que no lo parezca, pero soy
una sacerdotisa viajera.”
“Ah, interesante.”
“No me cree verdad, o debería decir no
entiende que es.”
“Más que no entender, solo no me hago a
la idea. Supongo que tener una imagen a la realidad es un poco… desilusionador.”
“Bueno, lamento oír eso. Supongo que por
eso dicen que no es bueno confiar en los rumores.”
“Jeje, tienes razón. Entonces, miko-san,
que es tan singular para que tenga su atención.”
“¿Miko-san? Bueno, escuche entre el
personal del barco que alguien vio un ser sobrenatural por lo que me pidieron
revisar los alrededores.”
“Umm, espero que tenga suerte en su
cometido.”
“Gracias por su preocupación. Pero creo
que el trabajo fue más fácil de lo que pensaba.”
“Jeh, y puedo saber la razón…”
“Porque el ser sobrenatural se está
haciendo pasar por un pasajero, ¿verdad fantasma-san?”

★☆★☆★☆★☆★☆★

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.