Villana Lvl. 99 Vol. 01 – Interludio 1: El Rey

Villana Lvl. 99 Vol. 01 – Interludio 1: El Rey

Traducción: Carlosapb

Corrección: Ganzito


 

Interludio 1: El Rey

 

Un orbe negro apareció repentinamente en el cielo sobre la Academia Real, luego desapareció instantáneamente en el aire. El Rey de Valschein no estaba seguro de si había sido un ataque de una nación opuesta, un nuevo tipo de monstruo, o si el Señor Demonio había resucitado dos años antes de lo que habían anticipado, por lo que inmediatamente ordenó a la Orden de Caballeros que investigara la situación.

La verdad salió a la luz en poco tiempo: una joven de solo quince años, que era una estudiante entrante de la Academia, causó este evento sin precedentes. Se llamaba Yumiella Dolkness y estaba en el nivel 99. El rey inmediatamente la invitó al palacio. Después de que ella salió del palacio, el rey y la reina discutieron los eventos del día en los aposentos personales de la familia real.

“Era una chica excepcional,” Elogió el rey. “No puedo creer que solo tenga quince años.”

La reina asintió de acuerdo. “Sí, es realmente increíble.”

Dependiendo del tipo de persona que fuera Yumiella, el peor de los casos podría haber sido que el país cayera en ruinas. El rey había pedido una audiencia desesperada por al menos evitar el peor de los casos, pero los resultados fueron mejores de lo que podría haber esperado.

“No solo tiene habilidades de combate, sino que también es inteligente, lógica y no necesita nada.” Elogió el rey.

“La forma en que se comportaba también era encantadora.” Admiró la reina.

El rey había planeado monopolizarla proporcionándole todo lo que quisiera, pero había sido completamente derribado. Sin embargo, el rey no se arrepintió de este resultado. Aquellos cuya alianza estaba motivada por la codicia probablemente traicionarían esa alianza por codicia; esto era algo que el rey y la reina habían conocido demasiado bien a través de sus experiencias con el manejo de aristócratas astutos.

“Nunca hubiera pensado que una joven de quince años alcanzaría el nivel 99…”

“Ni siquiera sabía que había un límite superior para los niveles.”

Los académicos de todo el mundo habían estado desconcertados sobre lo que era un nivel durante muchos años. La única información conocida con certeza era que derrotar a los monstruos, cuyos cuerpos estaban completamente formados por energía mágica, activaría y aumentaría la energía mágica de uno.

El comandante de la Orden de Caballeros había logrado lo suficiente como para pasar a la historia en el nivel 60. A pesar de que se había corrido la voz de que el nivel 99 era el límite, no había registro de que alguien alcanzara ese nivel en todo el mundo, por lo que hasta ahora, esta información no tenía forma de confirmarse.

“Creo que el límite era una teoría con poca evidencia detrás de ella.” Especuló el rey. “Lo sabremos con seguridad si su nivel sigue siendo el mismo.”

“Puedo ver por qué a Edwin le costó tanto creerle a Yumiella, pero incluso entonces, lo que hizo fue demasiado.”

“Estoy de acuerdo, las acciones inescrupulosas de Edwin son indefendibles. Tendré que darle algo de sentido común a ese chico.”

La pareja real estaba preocupada por su segundo hijo, que había intentado condenar injustamente a la única persona que nunca debería ser antagonizada.

El rey volvió a centrarse en Yumiella. “De todos modos, me sorprende que no muriera por entrenar así. Incluso Adolphe dijo que sería imposible para él.”

“No creo que tuviera más remedio que fortalecerse. Creció sin nadie que la amara, sin nadie de quien pudiera depender…” La reina fue apagando su voz. Su corazón se sintió pesado al recordar las historias que le contaron sobre la infancia de Yumiella. “Aun así, no desprecia a los que la rodean. Es realmente una chica fuerte.”

“De hecho, tal vez deberíamos despreciar las supersticiones que impregnan nuestro país. Incluso los aristócratas en la sala de audiencias estaban demasiado cegados por sus prejuicios para ver que era una joven encantadora.” Aunque estaba oculto por su fuerza incomparable y su color de cabello inusual, Yumiella tenía rasgos refinados. Muchos aristócratas de alto rango eran guapos, pero incluso el rey, que estaba acostumbrado a estar rodeado de tantos aristócratas elegantes, podía reconocer que era una chica encantadora.

“Entonces ¿Qué vamos a hacer?” La reina reflexionó. “No podemos dejar que se vaya de este reino.”

“Por supuesto que no, pero parece que nuestras manos están atadas en este momento.”

El rey y la reina simpatizaban con la situación de Yumiella, pero también tenían responsabilidades como líderes del reino. Tenían que asegurarse de que Yumiella se quedara en Valschein y, si era posible, que usara su fuerza para el país.

“Eso es cierto.” Exclamó la reina. “Parece que no quiere nada.”

“Asumo que tratar agresivamente de apelar a ella sería el movimiento equivocado.”

“Sí, creo que se quedará aquí mientras no haya nada demasiado problemático para ella.” Razonó la reina. “Todo lo que quiere es vivir en paz.”

“Entonces debemos enderezar la Academia.” Decidió el rey. “También tendremos que evitar que los otros aristócratas intenten reclutarla.”

El rey suspiró, pensando en los aristócratas que aprovecharían cada oportunidad para aumentar marginalmente su poder. Sus esfuerzos por atraerla solo harían que Yumiella estuviera descontenta con el reino. Sin embargo, Yumiella se negó al patrocinio real: entendió que había nuevos problemas que surgían con la posición en la que la pondrían.

“No puede ser un adulto el que la persuada… Sería maravilloso si pudiera hacerse amiga de alguien de la misma edad y encariñarse con este reino.”

“Edwin definitivamente está fuera.” El rey suspiró. “Si tan solo hubiéramos sabido de ella antes…”

“Es realmente desafortunado. Había muchas otras formas en que podría haber verificado su nivel. Necesitaré tener algunas palabras con él también. Sin embargo, estoy bastante seguro de que Yumiella habría rechazado cualquier conexión con la familia real incluso sin el alboroto de expulsarla.”

“Hagamos que envíen a Ronald para que sea el nuevo director. Hará lo que pueda para cuidarla desde las sombras, pero además de eso, será un observador silencioso.”

El rey decidió que no se tomarían decisiones importantes con respecto a Yumiella en un intento desesperado por mantener la paz en el Reino de Valschein y una vida pacífica para Yumiella. Sin embargo, el rey sabía que ninguna de esas esperanzas se haría realidad.

“En dos años, el Señor Demonio regresará, y Yumiella estará destinada a enfrentarse a él.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: