Otome Game's Burikko Villainess

Otome Game Vol.2 Capitulo 19

Primer Año Primer Semestre – Q de Corazones – Mansión (Parte 4)

¿Cómo cuantas veces ya he tirado a los soldados en un agujero?

Ni un solo hombre de valor ha hecho para llegar donde estoy.

“Camille, ¿Cuánto más vas a estar jugando alrededor?”

Achille me trajo al frente de la puerta.

Cuando vi que el número de pilares de hielo habían incrementado, note que mientras estaba ocupada tirando soldados en agujeros, el número de víctimas de Achille incrementaron más allá.

“Nnnn, no estoy jugando, sabes.”

Elevo mi voz en protesta, pero Achille no me presta atención y toma mi brazo.

Con mi brazo aún enlazado como esto, caminamos al lado de Royce-sama.

“Me pregunto qué deberíamos hacer con estos.”

Con ojos destellantes llenos con asombro, Royce-sama está observando al conde y su hija que están ambos enredados por hiedras espinosas. ¡Qué buena sonrisa!

El conde había probablemente luchado bastante duro para salir de las hiedras. Sus ropas estaban rasgadas y andrajosas.

Para su hija, ella no tiene energía. Ella es una chica con un rostro conocido, pero esta chica ha estado actuando extrañamente incluso desde que nos vio entrar a la habitación.

Su complexión empeoro, y ella estaba mirando aterrorizada en dirección de Raiga.

Para Raiga, debido a excederse aquí por sí mismo y comenzó a pelear, su cuerpo está herido por todos lados. Kai está cubierto en heridas duras similares.

Conde, incluso aunque Raiga es el hijo del Príncipe Real, ¿usted lo ataco? No es eso no bueno…? Incluso si fue en auto-defensa, esto es excederse.

Supongo que no hay elección, huh. ¿Debería sanarlo a él?

Cuando hice por sanar a los dos, fui detenida por Achille.

“No tienes mucho poder mágico, así que lo hare yo.”

“Pero…”

“Camille, solo déjaselo a Achille.”

Por alguna razón, Royce-sama me detiene con una mueca.

En verdad no lo entiendo, pero tomo la oferta de Achille.

Achille precisamente envió magia de curación a una distancia. Que habilidoso…

Estaba mirando a Achille con una mirada de lado, cuando Royce-sama me hablo con una voz calmada.

“Achille tiene un sorpresivo fuerte deseo de monopolizarte, ¿no es así? Él no quiere que trates con otros hombres, sabes.”

“Eh…”

Fui anonadada por la inesperada respuesta. ¿Es esa la razón para detenerme justo ahora?

Miro como las heridas de Raiga y Kai han sanado. Una sonrisa ha regresado, solo un poco, al rostro de Mei.

Raiga llama a Mei sobre algo, pero debido a que estamos demasiado lejos, no puedo en verdad escuchar.

¿Es una conversación de amantes? ¿O están hablando sobre los eventos que llevaron a esto?

En el otro lado, Kai está observando a los dos con una expresión insatisfecha.

La facción Espadas están aquí en poder completo, pero porque Kai está en un lugar como este…?

He estado teniendo mis dudas sobre eso por un rato ahora, pero como pensé, no puedo en verdad encontrar la razón.

Después de todo, está también el hecho que siento que llego un poco demasiado rápido para alguien que encontró sobre el daño a su hermana por casualidad.

“Así, Conde Tito, ¿Lo que dice Mei es verdad?”

Raiga repentinamente habla con el conde.

¡Eso es! ¡Era Conde Tito! ¡Tan cerca! Incluso aunque recordaba tanto como ‘Ti-’…!

Aún envuelto en las hiedras, el Conde Tito grita.

“¡Raiga-sama! ¿¡Por qué es tan familiar con aquellos de la Facción del Rey!? ¡Usted es el hijo del Príncipe Real Kuuga!”

Parece que está insatisfecho sobre el hecho de que Raiga está con nosotros.

“Con quien sea familiar es mi derecho. No es nada que te importe a ti.”

“¡Pero, ellos son el enemigo!”

“¡Para mí, tú y la basura que hizo esto a Mei son más el enemigo!”

Raiga les mira a ellos con una expresión furiosa. La hija comenzó a temblar incluso más.

“Fue un complot para separar a Mei de mí, y casarme con esa mujer de allá, ¿no es así? ¿Giraste tu hoja incluso hacia mi debido a que querías capturarme debilitado y tenerme moviendo como querías?”

Con una sonrisa maliciosa, Raiga se acerca al conde y su hija.

“Eso fue por su bien…”

“¿¡Fue por tú bien, no es así!? Usar a Royce para despojar al rey, separar a Mei y yo… Quieres convertirme a mí, que podría ser tú futuro hijo-por-ley, en una marioneta y adecuarlo a tu control, ¿¡cierto!?”

“Hii-!”

El enojo de Raiga no puede parar. Hay suficiente momentum que el Conde Tito terminara muerto a este ritmo.

El conde acorralado continúa dando más excusas.

“¡Es esa mujer! ¡Esa mujer está equivocada! ¡Ella susurro algo en sus oídos! ¡Ella es una espía de la Facción del Rey!”

El Conde Tito comenzó a atacar a Mei. [K: Verbalmente]

Podría decir que un pequeño esbirro como el conde está atacando sin misericordia solamente a Mei quien no se resiste.

“Eso es suficiente, ¿okay?”

Repentinamente, una de las hiedras atrapando al Conde Tito se eleva en el aire, y entonces baja golpeando su trasero.

“Higii-”

“¿Royce-sama?”

El conde dejo salir un grito de angustia. Parece que Royce-sama tiene su propio enojo sobre esto.

“¿Bueno? ¿Quiénes son los otros que están conectados con esto?”

“Kuu… ¡No tengo nada que decirte a ti!”

Otra hiedra vino bajando a él.

R-R-R-Royce-sama, ¿es esta una interrogación? ¿¡Solo cuando aprendió algo como eso!?

Estaba en pánico. Con la hiedra espinosa balanceando contra el conde, Royce-sama está preguntándole con una sonrisa. Parece que él es un experto en esto por alguna razón, pero esto no es algo que un príncipe normal haría.

El enorme trasero del conde fue tornado rojo brillante, y sus pantalones rasgados.

“En cualquier caso, después de tener a padre fuera del trono, estaban planeando en matarme junto con él, ¿cierto? Eso es sin inspiración, ¿no es así? ¿Quién te dio aquellas ordenes?”

Francamente hablando, él es varias veces más terrorífico que Raiga.

“¿O fue algo que pensaste por ti mismo? Solo como reuniste esta cantidad de soldados, ¿me pregunto?”

“Guahh-”

Achille que había notado que palidecía ante la escena me trae hacia él, y bloquea mi vista con un abrazo.

“Royce-sama, vamos a dejar el resto al servicio de interrogación. La gente del castillo debería llegar en un momento.”

“Hmph, supongo que no hay elección, huhh.”

Royce-sama luce un poco descontento, pero obedientemente sigue la sugerencia de Achille.

Siendo liberado por Royce-sama, el conde mojo sus pantalones en alivio, y perdió la consciencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.