Necromancer Girl’s Cap. 06

Estuve leyendo la novela de tina…. digo de la sirvienta demonio y me gusto así que mañana sale su primer capitulo esperenlo…

Volcán Volca

 

A la mañana siguiente, después de salir de la posada, Flan y yo nos dirigimos a la montaña Volca. Parece que el alcalde habló adecuadamente con el portero ya que nos permitieron pasar. Subimos el sendero de la montaña mientras recogíamos hierbas medicinales o comíamos la comida que recibimos de la posada en ratos.

Siempre he caminado cómodamente a mi propio ritmo que, cuando estaba con el héroe, decían algo como “¡Date prisa! ¡Ustedes los nigromantes son realmente lentos!”. Por cierto, creo que la razón por la que era más lenta que ellos es porque solamente soy una niña, no había ninguna relación conmigo siendo un nigromante.

Cuando estaba a punto de entrar al volcán desde la gran caverna en la superficie de la montaña, se escucharon voces humanas que se acercaban desde atrás. Llegaron algunos sucios aventureros, o más precisamente, peludos, como gorilas. Parecía que el alcalde del pueblo envió otra misión. ¿Pensó que no éramos confiables porque solo éramos unas niñas? Eso es molesto.

 

“¿Hn? ¿Por qué hay unas mocosas aquí?”

 

Uno de los aventureros me miró desagradablemente.

 

“También vinimos a exterminar al Wyvern.”

“¿Hah? ¿Unas Mocosas como ustedes exterminando al Wyvern?” “¡¡Estas mocosas son divertidas!!” “¡Se convertirán en comida de Wyvern!” “No, son demasiado pequeñas incluso para ser comida.” “Gyahahaha.”

 

La cara de Flan libreo humo cuando los aventureros se rieron mientras sostenían su estómago.

 

“¡Eso es rudo! Nene-sama es increíble sabes. ¡Sera fácil para ella derrotar a algo como un Wyvern!”

“Oh sí, sí. Si solo quieres decir tonterías o jugar a las casitas, hazlo en un campo de flores.” “¡Largo, malditas mocosas!”

“¡¿Kya?!”

 

Caí al suelo cuando los aventureros se abrieron paso. Con su ruda risa resonando a través de la cueva, avanzaron hacia las partes internas del volcán.

Flan me ayudo rápidamente.

 

“Nene-sama, ¿estás bien?”

“Si estoy bien.”

 

Eso me tomo por sorpresa. Esos tipos son del mismo tipo que el grupo del héroe. Piensan en nada más que en sí mismos y desprecian a los niños. Unos asquerosos adultos.

 

“¡Cómo se atreven! ¡Empujar a Nene-sama, esos cobardes!”

“Está bien, si hay alguien que quiere ir primero, déjalos hacer lo que quieran.”

“Nene-sama… eres muy amable.”

“No es eso… fufufu”

“¿…?”

 

Flan inclinó la cabeza cuando me vio reír mientras me tapaba la boca con mi larga manga. Más bien, estoy agradecida de que vinieran aventureros extras.

Flan y yo entramos lentamente en la cueva un poco más tarde de lo esperado.

La roja y brillante lava hizo ríos aquí y allá, murciélagos chupadores de sangre morían mientras escupían fuego. Las rocas en el suelo también ardían, lo que hizo que el aire fuera nebuloso.

 

“Uuu… me estoy derritiendo…”

“Nene-sama… creo que es mejor que te quites el vestido…”

“No… este es el uniforme de un nigromante…”

 

A pesar de que mi ropa interior esta empapada en sudor. En realidad, quería quitármelo. Pero es vergonzoso. Incluso si no hubiera nadie más excepto mi familiar Flan y monstruos, este lugar esta al aire libre.

Y, a lo lejos, se escuchó el sonido de metales chocando y explosiones mezcladas con gritos y rugidos.

 

“¿Qué fue eso…?” Flan rápidamente se puso en guardia.

“¿Quién sabe? ¡Vamos!”

“¡Si!”

 

Comenzamos a correr hacia la fuente del sonido.

Había muchos escalones en la superficie del río de lava y los usamos para ir más allá. Flan también ocasionalmente cortaba murciélagos chupadores de sangre cuando saltaba entre las rocas.

Y luego llegamos a un espacio abierto con aire caliente especialmente denso.

 

“… Ahí está.”

 

El señor de este volcán estaba esperando enojado. Un musculoso Wyvern, con los ojos enrojecidos e inyectados en sangre mientras respiraba la llama residual de su diabólica mandíbula.

 

Había muchos cadáveres diseminados alrededor del Wyvern… esos eran los rudos aventureros que me empujaron hace un rato. Sera fácil despejar esta mazmorra si tiene tantos cadáveres como estos.

“¡¡¡Roooaaaarrrr!!!”

 

El Wyvern lanzó un rugido cuando vio nueva comida (Flan y yo). Sí, no puedo entender que dice, ¡así que negociar es imposible!

 

Rociando sangre de canguro Harawata de un recipiente cilíndrico, comencé a recitar el hechizo.

 

“¡Tú, cadáver que ha perdido su vida, tú, alma desesperada y sin corazón, sé mi sirviente ahora! Bal Diad Bolteus.”

 

Los cadáveres de los aventureros se levantaron mientras gemían. Cuando agité mi manga, los aventureros que se habían convertido en muertos vivientes se apresuraron hacia el Wyvern.

 

“Sí, sí, ¡den lo mejor de ustedes! ¡Luchen!”

 

¡Aunque no me gusta mucho lo que esperaba!

Efectivamente, los cadáveres de los aventureros fueron derribados de inmediato por la cola del Wyvern.

 

“¡Aaaaaaa!”

 

Flan corrió hacia el Wyvern mientras gritaba. Ella trató de golpear al Wyvern pero fue repelida por su gruesa piel, liberando un fuerte sonido metálico.

 

“¡Eso es inútil! Los ataques directos no tienen ningún efecto en este tipo.”

 

“¿¡Pero!?”

 

Incluso usando todo su poder, Flan ni siquiera pudo raspar la piel del enemigo.

 

“¡Ese Wyvern, su existencia ya está fusionada con el volcán! Es el verdadero señor reconocido por el espíritu que reside en esta montaña. ¡Es increíblemente fuerte porque tiene un suministro de energía ilimitado!”

Cuando el furioso Wyvern respiró fuego, Flan lo evitó con un salto hacia atrás.

 

“¡Solo deja esa cosa en paz! ¡Hay un buen material por delante!”

“¿Material…?”

“¡Si! ¡El mejor!”

 

No lo usé en mi primer juego (me dijeron “tu estrategia es jodidamente estúpida, como el infierno no la usaremos”), pero puedo usarla esta vez. Además, conozco perfectamente la ubicación del material, por lo que puedo ir directamente allí utilizando la ruta más corta.

 

Usando los cadáveres de los aventureros para evitar los ataques de Wyvern, Flan y yo atravesamos por espacio abierto. Dejamos el lugar y apuntamos al centro del volcán, pero después de todo, la velocidad de una niña no se puede comparar con la de un Wyvern. Inmediatamente los temblores se acercaban y llamas venían de atrás.

Había algunos aventureros vivos dentro de la mazmorra, intentaban escapar del Wyvern.

 

“¡Oi, váyanse! ¡Ustedes malditas mocosas deberían convertirse en el cebo!”

“¡¿Hyaa?!”

 

El guerrero con una gran estructura me atrapó de la mano y me lanzó hacia el Wyvern y luego se escapó.

 

“¡Nene-sama!”

 

Flan inmediatamente corrió hacia mí. El Wyvern se estaba acercando.

 

“¡…! ¡Por aquí!”

 

Agarrando la mano de Flan, rodé hacia la habitación oculta que encontré en el primer juego. Silenciosamente ocultándonos, el Wyvern pasó sin notarnos. Los aventureros que se adelantaron fueron quemados por el aliento de fuego del Wyvern.

“¡¡¡¡Gyaaa!!!!”

“Oohh. Mis peones han aumentado~”

 

Saqué la cabeza de la habitación oculta para mirar. Eso es de ayuda pero, por favor, que no se quemen demasiado. Será difícil manipularlos si se convierten en cenizas.

 

Después de salir de la habitación oculta, Flan y yo apuntamos al centro del volcán una vez más. Olfateando nuestras presencias nuevamente, el Wyvern se dirigió hacia nosotras, exhalando fuego mientras sus pies aplastaban las piedras.

 

“¡Tú, cadáver que ha perdido su vida, tú, alma desesperada y sin corazón, sé mi sirviente ahora! Bal Diad Bolteus.”

 

Usando magia de nigromancia, manipulé todos los cadáveres alrededor de mi perseguidor para retenerlo un poco. Los cadáveres de los aventureros hicieron un muro de carne para protegernos a Flan y a mí. En ese momento, avanzamos y corrimos con todas nuestras fuerzas. El muro de carne fue destruido por el Wyvern en muy poco tiempo, con un sonido terrible del aleteo de sus alas, su ataque de viento también es escandaloso.

 

“aah … aah … ah …”

“¿Estás bien, Nene-sama?”

 

Tal vez no.

En primer lugar, los nigromantes no son del tipo físico, no estamos preparados para correr durante mucho tiempo y el ataque del Wyvern se está volviendo más fuerte. Si no resuelvo esto rápidamente, me quemaran viva.

 

Al final del pasaje, Flan y yo nos deslizamos hacia una trampa y llegamos a una caverna subterránea.

 

“Esto es…”

 

Flan observa la escena frente a ella con los ojos muy abiertos.

En esa cueva subterránea estaba el esqueleto de un dragón gigante. Recostado en el medio, era lo suficientemente grande como para llenar toda la caverna.

Me pregunto cuántas decenas de miles de años han pasado desde que murió. Ya parecía un fósil, pero la cabeza, el cuerpo y las extremidades aún estaban intactos y conectados entre sí.

Estoy segura de que este era el señor que el espíritu de esta montaña reconocía mucho antes que al Wyvern. En otras palabras, su poder de ataque tiene suficiente poder para derrotar a ese Wyvern.

El Wyvern corrió hacia la caverna subterránea mientras agitaba sus alas y exhalaba una llama con un poder terrible.

 

“¡Protegeré a Nene-sama!”

 

Flan inmediatamente se paró frente a mí y extendió sus dos brazos. La llama golpeó directamente a Flan, pero su piel no sufrió una sola quemadura ni fue dañado.

“¡La habilidad a la resistencia al fuego se aplicó perfectamente! ¡Quédate aquí!”

 

Saqué una vasija de barro de mi bolsa y abrí la tapa. Desde adentro, muchos familiares murciélagos salieron y atacaron los huesos del dragón. Aplastando sus propios cuerpos contra los huesos, cubrieron los huesos del Dragón con sangre y lo erosionaron. De esta manera, se creó unos círculos mágicos en la superficie de los huesos que fueron la base para comenzar el ritual.

 

“¡¡Tú, que eres el antiguo vórtice, eres el gran dios de la tribu dragón, manifiéstate y conviértete en mi sirviente! ¡Revela la grandeza de tu poder! ¡Andagulda Void Vulhachika!!

 

Los huesos del dragón comenzaron a moverse con un fuerte crujido como si se estuvieran rompiendo. Una piedra gigante fue aplastada por la cola que salió de la pared interior del volcán. Al ver el colapso del techo, el Wyvern levantó la guardia.

Lo que resucitó allí fue… un Gigante Dragón Esqueleto.

El Wyvern trató de atacar al enemigo que repentinamente apareció, pero fue fácilmente derribado por los pies del Dragón Esqueleto. Aplastado de un solo golpe. El Dragón Esqueleto hizo crujir al wyvern y se lo tragó. El cuerpo aplastado de Wyvern cayó de los huecos del Dragón Esqueleto.

 

“Sí, terminamos~”

 

Incluso el grupo del héroe necesito tres horas para vencerlo en el primer juego, pero esta vez fue en un instante. Sin embargo, quedaba un problema. Al parecer este dragón es la base de esta caverna, en otras palabras, si este dragón se movía,

 

“¡Nene-sama! Podríamos ser enterradas vivas si nos quedamos aquí.”

“Me pregunto si fui demasiado lejos…”

 

Después de recoger el cuerno del Wyvern, Flan y yo saltamos al ala del Dragón (esqueleto) y escapamos del volcán manipulándolo. Al volar la pared, volar el techo y volar a los monstruos, escapamos.

Hubo una gran explosión que se pudo escuchar de la parte trasera, pero tenía miedo de asumir la responsabilidad, así que pretendamos no escucharla.

 

Y así, volvimos a la aldea de fuego.

 

“Aquí.”

 

Como prueba de subyugación, presenté el cuerno frente al alcalde. El alcalde que estaba en la plaza abrió mucho los ojos.

 

“¿Qué, qué hiciste… realmente lo derrotaste…?”

“Si. Un nuevo señor nacerá después de unos años, pero no debería ser tan feroz como este Wyvern. ¡Si eso sucede, lo derrotaré incluso si está arrasando como un rey demonio!”

“¿Qué… tú… eres el héroe?”

“¡No me compares con el! ¡Soy Nene! ¡Nene la Nigromante!”

“¿¡Nigromante!?”

 

El sorprendido alcalde y los aldeanos en la plaza se volvieron ruidosos.

 

“Ah”

 

Sostuve mi boca. Lo he hecho. Lo dije porque estaba enojada. Si conocen mi trabajo, ¿no recibiré una recompensa?

 

“Umu… así que es así eh. ¡Entonces no hay problema!”

“¿¡No hay problema!?”

“¡Seas lo que seas, nigromante o cualquier otra cosa, los habitantes de mi pueblo son más importantes que eso! Salvaste la ¡Atracción turística! ¡Aguas termales! ¡Y también el volcán! ¡Tienes mi gratitud, Nene la Nigromante!”

 

Los demás aldeanos también asintieron.

 

“¡Nos salvaste Nene!” “¡Gracias por vengar a nuestros hombres!” “¡Puedes entrar a las aguas termales tanto como quieras de ahora en adelante!” “¡Por favor, quédate en nuestra posada todo el tiempo que quieras!” “¡Creo que será una buena idea vender un producto especial llamado Nene Manju!” “¡Ágamos una fiesta esta noche!”

 

Me pregunto cómo debo decirlo… ¿son personas muy tolerantes? ¿O simplemente tienen un fuerte espíritu de comerciante? Incluso en el primer juego, apenas me reconocieron y todos los servicios fueron para el héroe.

Flan estaba sonriendo a mi lado.

“Nene-sama, gracias por tu arduo trabajo.”

 

“Si.”

 

Simplemente cambié ligeramente la ruta, pero el resultado fue muy diferente. Incluso mi magia de nigromancia puede apreciarse tanto como esto.

Ese día, estuve rodeada de aldeanos llenos de alegría en la fiesta que duro hasta altas horas de la noche.

 

[El Lado del Héroe]

 

Fue al día siguiente después de que Nene dejó el Pueblo de Fuego cuando el grupo del héroe llego a ese lugar.

Como de costumbre, el grupo entro a la residencia del alcalde sin pedir permiso. Mirando al alcalde, el héroe hablo con un tono muy arrogante.

 

“He oído hablar de eso, viejo. Algo así como el volcán en continua erupción o algo terrible ¿verdad? Nos encargaremos de eso, así que primero, entrégame mujeres y dinero.”

Era demasiado franco e hizo que todos los rostros de los sirvientes del alcalde se pusieran azules, pero los del grupo del héroe hablaban con calma. Hasta ahora, siempre hicieron eso y tuvieron éxito. En cualquier caso, recibirán recompensas, por lo que decir lo que quisieran sería más rápido. El héroe quería probar a las chicas del pueblo lo más rápido posible.

 

Sin embargo,

 

“No sé quién eres, pero no necesitamos tu ayuda. Ese asunto ya fue resuelto.”

“¿Hah? ¿Qué quieres decir? La causa es un jodidamente poderoso Wyvern, ¿verdad? ¡Nadie puede vencerlo, excepto yo, el Héroe!

“Pero fue derrotado. Fue solo una niña la que lo derrotó. Es una encantadora niña que lleva un vestido con volantes, pero su fuerza es tremenda”.

“¡No me mientas!”

“¡No estoy mintiendo!”

 

Cuando el alcalde los negó firmemente, los del grupo del héroe se miraron a las caras.

 

“¿Quién demonios es esa…?” El guerrero inclinó la cabeza.

“Vestido eh… Nene-chan, ¿no es verdad?”, Reflexionó la sacerdotisa.

“¡De ninguna manera! ¡Es imposible para ella hacer algo así! ¡Sin mí, su única opción es morir en alguna esquina, esa estúpida mocosa!”

 

Mientras hacían una mueca, el alcalde se levantó en silencio.

 

“Por cierto, esa niña hizo una predicción. Después de un tiempo, aparecerán algunos sinvergüenzas que se nombran a sí mismos el grupo del héroe. Debido a que son muy malos, traerán calamidades al pueblo. Les recomiendo meterlos inmediatamente en la cárcel, o algo así…”

 

“Eh… ¿qué? Espera, eso es una mentira ¿verdad…?”

 

La sacerdotisa intentó retroceder. Pero luego se dio cuenta de que ya estaban rodeados por los guardias del pueblo.

 

“¡Atrápenlos! ¡Y arrójenlos al cráter!”

 

La sonrisa del alcalde relucía como la de un cocodrilo.

 

Comentarios

  1. Dany Rengifo Sinche

    Jajajaja, no creo que sea el final para ellos, he visto muchos héroes que son basura, claro que muchos menos que “Heroínas” que realmente son villanas pero este héroe paea mi queda en segundo lugar como uno de los más despreciables. Por otro lado gracias por traer aquí la novela de la maid demonio, no podía faltar aquí esa novela.

Responder a Dany Rengifo Sinche Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.