Necromancer Girl 29

Barco

 

Un barco estaba anclado en el puerto de la ciudad.

Un barco mercante que utilizaba el comerciante residente de la ciudad para su comercio. Era tan grande ya que la capacidad de espacio era el objetivo principal de este barco, pero la estabilidad no era realmente buena.

Por cierto, el precio tampoco es realmente alto. Debido a que la familia del comerciante fue salvada de la maldición, felizmente entregaron el barco.

“Bueno, entonces Nene-sama, que tengas un buen viaje.”

“¡¡Ten un buen viaje!!”

Cuando nuestro barco partió, el alcalde y Junior (el verdadero) nos despidieron del muelle. Me pregunto cuándo el alcalde comenzó a usar -sama en mí nombre.

También los ciudadanos están en el muelle (incluidos algunos que se convirtieron en monstruos por un tiempo), comenzaron a agitar sus pañuelos y arrojar algo como una larga cinta.

No entiendo lo que está sucediendo, pero es algo como un modo festival.

“Todos ellos, ¿están felices de que me voy? De alguna manera es molesto, ¡borremos toda la ciudad!”

“¡No hagas eso por favor! ¡Todos ellos están agradeciéndole a Nene-sama!”

Flan me detuvo de inmediato cuando les apunte con el carneo de mi bastón.

“Si me están agradeciendo, entonces deberían lanzar dinero en lugar de cinta ¿verdad?”

“¡Eso es demasiado explícito!”

“Está bien ser explícito, porque necesitamos dinero más que nada.”

Mientras decía algo como eso y lo otro, Flan levantó el ancla. ¡Ahora, partamos!

Con las velas totalmente empujadas por el viento, rápidamente nos alejamos del puerto.

Flan misma hace el trabajo de diez personas, corre por aquí y allá para operar el barco.

“Para conseguir un barco propio tan fácilmente, como se esperaba de Nene-sama.”

“¿¡Verdad!? Como se esperaba de mí, ¿verdad? ¡Con esto finalmente podemos comenzar nuestro comercio!”

“¿¡Comercio!? ¿No salvarás al mundo?”

“Bueno, comerciar es problemático, ¡así que no lo haré! Más importante aún, tenemos que conseguir el próximo barco lo más rápido posible.”

“¿Próximo… barco? Acabamos de recibir este barco, ¿verdad…?”

“Este es un barco comercial, no tiene maniobrabilidad ni durabilidad, hará mucho ruido al navegar cuando el mar este agitado. Quiero decir, cuando tengamos que pelear en el mar, esta nave se hundirá primero.”

“¿Pelearemos en el mar…?”

“Nunca lo sabremos ¿verdad? Tal vez cuando huyamos de la marina de algún país o algo así.”

“Nene-sama, ¿qué demonios planeas hacer…?”

Parece que Flan tiene sus dudas, pero aun así las cosas necesarias son necesarias.

 

No olvido mi primer juego. El héroe es tan tacaño, que tuvimos que usar un barco en mal estado. Y fuimos perseguidos por un grupo de hombres-pez.

En ese momento, me arrojaron al mar como señuelo y me convertí en cebo de hombres-pez. ¡Al final fuimos tragados por una ballena! ¡Esta vez no quiero tener otra tumba en el agua!

 

Casi al mismo tiempo cuando Nene y Flan salieron del puerto.

 

Bruges el héroe, Sara la sacerdotisa guerrera, y Bahamunk el guerrero blindado, robaron un barco y comenzaron a remar hacia aguas profundas.

Ellos lo llamaron barco, pero en realidad era solo un bote. Era tan pequeño e incomparable al barco de Nene, y muy desgastado. Aunque era solamente Bahamunk quien estaba haciendo todo lo posible por mover los remos con su musculosa fuerza.

En la punta, el héroe se levantó orgulloso, poniendo ambas manos en sus caderas y riendo a carcajadas.

“¡¡Jajaja!! ¡¡En su cara, plebeyos!! ¡Esto es lo que sucederá si no proporcionan un barco al grupo del Héroe! ¡Esto es su retribución!”

“Retribuirles es bueno, pero me pregunto si no hay otro barco mucho mejor.”

Sara miraba temerosamente la superficie del agua que estaba muy cerca de la borda. Sería bueno si fuera una cita en el lago, pero en un pequeño bote como este en el mar daba miedo.

“¡No digas esas cosas! Debido a que no tenemos dinero para alquilar un carruaje, no hay nada más que podamos hacer excepto usar un bote para movernos rápidamente…”

Cuando el héroe estaba a punto de terminar de reír, el barco mercante de Nene se estrelló contra el bote del héroe.

El bote se rompió y se hundió.

“¡¡¡Gobogobogobogobobobobo!!!”

El héroe se ahogaba.

“¡¿Por qué nos pasa algo como esto!”

Sara nadó desinteresadamente.

“…que lamentable.”

Bahamunk se hundió por su pesada armadura.

Por otro lado, Nene y Flan no se dieron cuenta de la existencia del pequeño bote debido a la diferencia de tamaño.

“¿Eh? ¿Golpeamos algo?”

Nene preguntó sorprendida.

“Creo es solo la imaginación de Nene-sama. Pero más importante, obtuvimos unos sandwich’s como bento de los ciudadanos, comámoslos.”

“¡Uwaa! ¡Se ven deliciosos!”

Con las suaves olas del mar y un cálido sol acariciando su piel,

Fue un viaje tranquilo y pacífico.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.