Necromancer Girl 27

Rehén

 

“Gegege… cuando lo hiciste…”

Junior, atado con cadenas en las manos y pies, hizo una mueca ya que no puede moverse. Se convirtió completamente en un monstruo, la ternura del hijo del alcalde ya no está allí (aunque, realmente no era lindo desde el principio).

“¡Waaai, juego terminado~! ¡¡Victoria!! ¡Entonces, matémoslo!”

“Gagagagagagaagaga”

Cuando acerque mi bastón al círculo mágico, corriente eléctrica atravesó las cadenas e hicieron que el cuerpo del titan Junior se estremeciera.

“¡Qué, espera! ¡Hablemos! ¡Hablemos primero!”

“¡No lo haré! ¡Ya que tengo hambre! ¡Terminemos rápido y luego comamos algo!”

“¿Pero no acabas de comer?”

“¿Eh? ¿Es así? En cualquier caso, ¡no esperaré!”

“¡Dije que esperes! ¡Hay algo bueno en lo que quiero decirte! ¡El hijo del alcalde sigue vivo!”

“¿El hijo del alcalde…? Bueno, está bien, ¡realmente no escuche bien, así que matémoslo!”

“¿No escuchaste bien? ¡Te digo que encerré al hijo del alcalde! Ya que pensé que tendría algún uso.”

Junior dijo eso muy rápidamente. Parecía muy impaciente.

Flan frunció el ceño.

“Nene-sama, como se esperaba, no podemos dejar al niño solo…”

“Hnn, bueno, escuchemos su historia.”

Cuando quite mi bastón del círculo mágico, la corriente eléctrica se detuvo. Podremos obtener más recompensas del alcalde si su hijo está bien.

En el primer juego, el héroe inmediatamente mató a Junior sin hacer preguntas, por lo que no sabía que el niño todavía estaba vivo.

Por supuesto, no sé dónde Junior escondió al chico y tampoco sé si el verdadero o no. Pero tal vez no sea algo malo esperar.

Mientras aún tiene dificultad para respirar, Junior se burló.

“Ja-jajaja… ahora la situación está revertida. Si valoras la vida del rehén, entonces arrodíllate y lame mi pie.”

“¿Te estás burlando de mí? ¡Muere!”

“¡¡¡¡Gyaaaaaaaa!!!!”

Levanté mi bastón que tiene un cráneo en la punta, por ahora, vamos a aplastar una de las piernas de Junior con las cadenas. Darle una lección será algo bueno para un bastardo que le ordena a una doncella pura que haga algo tan vergonzoso.

“Contaré hasta diez, luego tomaré la otra, ¿de acuerdo? Entonces uno,”

“¡¿Gyaaaaaa?! ¡No rompas ambas, eso no es lo que dijiste!”

“¿Que dije? ¿Dije algo? ¡No me acuerdo! ¡Así que uno!”

“Espera, espera, escondí al niño en la cueva que está al final del lago cerca de aquí, ¡por eso, por favor, perdóname!”

El miasma del círculo mágico exploto, dispersando en pedazos el enorme cuerpo de Junior.

“Fiuh~ finalmente se calmó~”

Me dirigí a la cueva después de quitar la suciedad de mi vestido.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.