Necromancer Girl 23

Poltergeist

 

Al final, cuando llegó la noche, no se resolvió nada entre nosotras y Junior.

Así que Flan y yo nos quedamos en la habitación de invitados que nos proporcionó el alcalde.

“¡Fuaa~ Que suave y esponjoso~! ¡Tal vez sea una buena idea el quedarse aquí y convertirme en la tutora privada de Junior!”

Me zambullí en la cama, rodando y envolviéndome con una pila de mantas.

“Pero la ciudad tendrá problemas si no derrotamos a Junior.”

Entonces Flan estaba preocupada.

“¡Está bien, está bien! Junior no puede comer si mata a todos los ciudadanos, creo que los mantendrá medio muertos.”

“¿¡Medios muertos!?”

“¡Sí, sí, eso! ¡Junior estará feliz de comer algo, yo estaré feliz de dormir en una suave y esponjosa cama y los ciudadanos estarán felices de estar vivos de alguna manera, por lo que todos ganamos!”

“¡¿Eso me hace pensar que solo los ciudadanos estarán perdiendo?!”

“Es solo tu imaginación.”

“Ya veo… si eso es lo que dice Nene-sama, entonces es solo mi imaginación. Sí, seguramente es eso.”

¡Ella se convenció!

Esta chica, si le dijera que muriera, es probable que se suicide de inmediato y eso da miedo. ¿Podría pensar por ella misma un poco más? Bueno, Ya que no lo hace es muy útil como familiar.

“Pero bueno, no podemos relajarnos ya que no resolvimos nada. Mi ambición no es vivir en esta ciudad en mal estado de todos modos. Además, por aquí podría estar bien, pero no creo que ese sea el caso por allá…”

“¿Eh…?”

Flan se sorprendió cuando de repente me puse de pie sobre la cama.

Comenzaron a oírse agudos estallidos desde el techo.

Pakki… pakki… pakki…

“¿Qué es ese ruido…?”

“¿No es el sonido de los huesos del alcalde rompiéndose?”

“¿¡Eso está bien!?”

“¡Está bien, ya que no son mis huesos! Aparte de eso, tenemos que levantarnos temprano mañana, así que vamos a dormir…”

“¿Eso está bien? Siento una tremenda presencia viniendo desde afuera pero… ¿también es mi imaginación?”

“No, no es tu imaginación… pero es molesto.”

Una fuerte presión, o más específicamente, miasma, se acercó desde las paredes, el piso y el techo.

Inmediatamente después de eso, un jarrón flotó desde un cofre y voló hacia mí.

“¿¡ !? ¡¡ah!”

Flan me abrazó en su pecho y usó su puño para golpear y romper el jarrón. Gracias a que ella me protegió, ni un solo fragmento me golpeó.

¿Qué es esta chica? Es tan genial.

“Uu…”

“Sus mejillas están rojas, ¿se siente mal?”

“No es nada.”

“Pero, aun así, incluso sus orejas están rojas, ¿acaso fue envenenada…?”

Flan examinó mi rostro.

“¡No es nada!”

Empujé a Flan lejos.

Los fragmentos del jarrón que cayeron al suelo se elevaron lentamente y comenzaron a girar, dando vueltas a nuestro alrededor.

Flan sacó su espada y tomó una posición para estar lista.

“… ¿Esto también lo está haciendo ese monstruo?”

“Bueno, sí… ¡ahí viene el próximo ataque!”

Tan pronto como dije eso, los muebles dentro de la habitación volaron hacia nosotras.

Enormes cantidades de espíritus vengativos aparecieron y rugieron juntos.

“Vete… Vete… Este es un lugar maldito… Si te quedas… Perderás tú vida…”

Sus ojos se abrieron, sus bocas están partidas, sus cuerpos están fundidos en una sustancia fangosa, quemados horriblemente.

Debe estar pensando en alejarnos asustándonos. Bueno, si se trata de un experto en maldiciones normales, se asustarán e inmediatamente huirán. Sin embargo,

“¡Tienes a un mal oponente! ¡Soy un nigromante capaz de callar a los niños llorando! ¡Los espíritus vengativos son como parfaits para mí! ¡Gracias por la comida!”

Levanto mi bastón sobre mi cabeza, arrebato los espíritus vengativos del control de Junior.

Los muebles que volaban hacia mí fueron interceptados por Flan y los espíritus vengativos.

La ruidosa noche con poltergeist se prolongó hasta muy tarde.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.