Necromancer Girl 22

Tiempo para jugar

 

Hice una señal de V hacia Junior, quien estaba mostrando sus colmillos.

“¿Qué quiero al venir aquí? ¡Eso es obvio! ¡Estamos aquí para patearte el trasero, picarte y quemarte hasta tus huesos!”

Junior se estremeció cuando dije eso, pero se recuperó rápidamente.

“Puedo expulsarte fácilmente de aquí… ¡Lo único que necesito es aferrarme al alcalde y decir algo como ‘Onee-chan estaba haciendo algo extraño’ mientras lloró!”

“¿Realmente vas a hacer eso? Si me echan de esta mansión, quemaré toda la ciudad y mataré a todos los ciudadanos para que no tengas más comida, ¿sabes? ¡Por supuesto que te incluiré a ti! Sería muy triste ¿cierto?”

“¡¿Hah?! ¿Qué estás diciendo? ¿No viniste a salvar a los ciudadanos?”

“¡Por supuesto no! ¡Vinimos para obtener muchas recompensas exterminándote!”

“Es verdad… un nigromante es eso… inhumanos… son unos barbaros sin igual… ¡unos bastardos herejes que nunca consideran lo que es la vida!”

Como de costumbre, incluso los monstruos dicen esas cosas sobre los nigromantes.

“¡No te perdonaré por hablar mal de Nene-sama!”

Flan atacó a Junior llena de rabia. Al ver eso, Junior cambió su mano derecha para convertirla en algo así como la de un gran cangrejo y detuvo la espada de Flan.

“¡Esta también es extremadamente radical! ¿Intentas convertir la habitación de un niño en una llena de entrañas?”

Mientras movía su espada sagrada Durandal que Junior sostenía, Flan le susurró.

“Así es, a los enemigos de Nene-sama, los cortaré finamente hasta que no queden ni sus entrañas…”

“¡Aun así quedarán sus vísceras, incluso si las cortas finamente!”

“No pasa nada… ¡podemos quemar la habitación si es necesario!”

“¡El alcalde también arderá!”

Junior hizo que su pierna se hinchara y envió a Flan volando con una patada. Su fuerza es excelente ya que la hizo volar a través de las sillas y la mesa antes de estrellarse contra la pared, haciendo un gran agujero.

“¡Chi, un no-muerto eh! Un humano normal debería haber muerto con eso…”

Junior chasqueó la lengua.

Tal vez porque escuchó un fuerte sonido, el alcalde abrió la puerta y miró la situación asomándose.

“¿Qué está pasando? Escuché un gran ruido pero…”

Respondo de inmediato mientras le sonrío.

“¡Solo estamos jugando con Junior! Como dijo que quería jugar con una pelota sin importar qué, ¡usé una bola mágica con un poder de ataque 100 veces mayor de lo normal!”

“¡No aumentes tu poder de ataque! Y ¡Jueguen con pelotas afuera!… ¡Dios!”

Agité una de mis manos para despedir al alcalde que se fue mientras se quejaba.

La puerta se cerró.

“¡Guhaaaaaaaa!”

Junior abrió su gigante mandíbula y me atacó por detrás. ¡Sí, ya no se parece nada a su disfraz anterior! ¡Es un lindo monstruo!”

“¡No comerás a Nene-sama!”

Flan rodó y ataco a Junior con su espada sagrada Durandal… pero lo evadió con un movimiento hacia atrás justo antes de que la espada lo golpeara.

La puerta se abrió de nuevo.

“¿Júnior? ¿Qué era esa fuerte voz de ahora…?”

El alcalde miró sospechosamente la habitación desde la entrada.

“¡No es nada, papá! ¡Solo practicamos un poco para cantar!”

Junior respondió con una infantil sonrisa.

“¿Fue eso? Entonces está bien, pero…”

La puerta se cerró.

“¡Guhaaaaa!”

“¡¡Muuueeeereeeeee!!”

Disparé espíritus vengativos hacia el infantil atacante.

Continuamos intentando matarnos el uno al otro escondiéndonos de la familia hasta que termino el día.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.