Maou Kyoudai Capitulo 4

Capítulo 4 – El Miedo de Dios

El héroe está en un “Lugar Sagrado” en el Dominio de Dios, y todos se llevan bien.

Dado que Dios ha estado ocupado, no han ido muchas visitas al Reino Sagrado.

El héroe ha estado enviando reportes sobre los niños, sin embargo…

Ya que no está de acuerdo con cada uno, ha estado un poco preocupada sobre su situación…

“¡Hel~lo Guerrero Humano!”

Con un animado saludo, una chica en traje de maid aparece frente a Byron, su cabello era negro al igual que sus ojos, su cola se asemejaba a la de una león, y tenia cuernos un poco parecidos a los de Asuka, en forma, tamaño y color. A diferencia de todos los reyes demonios, ella tenia un par de alas de ángel de color negro en su espalda.

“¡Tú secretaria privada de élite, Cicily-chan, ha venido a recoger los reportes!”

“Ah…! ¡D-disculpame! ¡Los olvide!”

Con un sándwich en su boca, a medio comida, Byron apuradamente comenzó a ir por los reportes, pero debido a que Asuka se encontraba a su lado, estoy salieron volando y se dispersaron por todo el suelo.

“¡Por favor espera un minuto!”

“No, no, tomate tu tiempo~”

***

“Te lo pido a ti, Héroe.”

“¿Eh?”

“¡Por el bien de la paz en el mundo, cría a estos niños!”

『Y así en adelante. Dejo el resto en tus manos…』

 

“¿Estará todo bien?”

En un lugar del reino divino, la gerente del Mundo Humano ‘Dios’, agarraba su cabeza en preocupación, con sudor rodando por su mejilla. En este instante estaba recordando su ultima reunión con el héroe a quien osadamente pidió que acabara con el Rey Demonio, pero su fin no fue como esperaba, y debido a varios acontecimientos termino encargándole cuidar de los fragmentos dejados atrás por ese mismo Rey Demonio.

“Sí estas tan preocupada por ellos. ¿Qué tal ir a darles una visita?”

“¿Hm? ¡Cicily!”

“¡Si! ¡Aquí tiene, Dios! El reporte del héroe humano~”

“Ooh…”

Con manos temblorosas, Dios tomo la pila de hojas entregadas por Cicily, y rápidamente trato de leer su contenido para calmar sus nervios, pero…

“¿¡Huh!?”

En la primera hoja había un extraño dibujo amorfo que a duras penas parecía ser una persona, unas extrañas bolas con puntos negros y debajo una palabra mal escrita… ‘Asuka’, aunque la s y la k estaban volteadas al lado opuesto.

“¿Q-qué es esto?”

Dios, exaltado, miro apresuradamente las hojas restantes del reporte, para encontrar más dibujos amorfos y sin sentido, uno detrás de otro.

“Es este el reporte…? Seguramente, ¿esto no es el alfabeto de los humanos?”

“¿Qué es?”

“¿¡Es esta una cara sonriente!? ¡Acaso tal vez enloquecio!”

Mientras más y más revisaba, las hojas no mostraban más que dibujos mal hechos que ni la pintura moderna podría apreciar.

“Gah… Parecen como hojas de descifrado… Me estoy poniendo más y más preocupada.”

Con el humor por los suelos, Dios dejo los papeles de lado y tomo un respiro.

“Paremos esto. Trae la llave, Cicily.”

“Aquí tiene~”

“¡Tus palabras han llegado a mí, iré a visitar a los niños!”

Tomando una pequeña llave, que Cicily trajo dentro de un cofre pequeño, Dios la giro en el aire y en ese instante de la nada apareció una puerta tan magnifica que solo podría describirse como divina.

“Ahora, por favor observa al mundo en mi ausencia.”

“Si~”

Sin girar al escuchar la respuesta, Dios atravesó la puerta mágica y al cerrarse desapareció como por arte de magia, tal como apareció.

Quedándose atrás, Cicily solo pensaba en algo que tal vez a Dios se le paso, probablemente debido a su estrés actual.

“Nos vemos luego”

‘Héroe, creo que te confundiste antes, e hiciste una equivocación.’

「¡Perdóname! ¡Aquí! ¡Gracias por esperar!」

‘Pero ya que esto será interesante, me quedare calladita.’

Mientras tanto, mientras Dios pasaba por el pasillo tras la puerta, ella seguía imaginando más y más, creando malentendidos por doquier.

‘Incluso aunque ellos sean niños, aun son reyes demonio. Sin embargo, el héroe es solamente un humano.

Sin embargo, si él está cuidándolos…

「¡Uwah, ellos tal vez llenaron su reporte terminado con natto!

Ponen tachuelas en sus botas…

¿¡Cuando esta durmiendo escriben en su rostro con tinta de aceite!?」

¿¡Están ellos intimidandolo!?’

“¡Héroe! ¿¡Estas bien!?”

“¿Eh? ¡Woah, Dios! ¡Ha sido un tiempo!”

Tras pasar la puerta apresuradamente, una escena hogareña pasaba ante sus ojos, un grupo de 12 niños calmadamente comían algo con cucharas, mientras sostenían una taza con una mano, claro, los más pequeños eran alimentados por sus hermanos mayores. Todo para evitar accidentes.

“¿Quieres unirte a nosotros?”

“Qu… ¡Qué esta pasando aquí!”

Ante la escena surrealista, parece que la mente de Dios se rompió instantáneamente.

“¡Así que hasta ahora has ganado sobre los reyes demonio! ¡Ese es el poder del héroe!”

“¿Eh? ¿¡Qué quieres decir con eso!?”

Mientras parecía confundirse más el par de tontos, rápidamente algo en la mente del héroe encajo, y rápidamente saco algo de un morral cercano.

“Ah, podría ser, ¿el reporte? ¡Yo me disculpo! Antes, veras…”

Mirando hacia otro lado para ocultar su vergüenza, entrego una nueva pila de papeles.

“Hice una equivocación y entregué los garabatos de Asuka por error… ¡El reporte real está aquí!”

“¡Qué quieres decir con garabatos! ¡Esas eran obras de arte!”

“¿Ah? Oh…”

Debido a que Byron no miraba a Dios, no pudo notar que ella también se sonrojo de vergüenza, probablemente al notar que todos sus delirios eran más que malentendidos.

“Por este problema… ¡Ah, ya lo tengo! Por esto, estaría feliz si pudiera comer bocadillos, todos juntos.”

“¿Bocadillos?”

Como si la partiera un rayo, Dios parecía nerviosa, feliz, y con ansias a la vez.

“Es solo pudin. Si lo odias bueno…”

“¿¡Pudin!?”

El héroe presento el vaso transparente con el dulce manjar humano, era de color amarillo cremoso y en su fondo un tono café caramelo podía verse. Era un Pudin casero hecho en taza. Sin siquiera reaccionar, el héroe entrego el Pudin a Dios y este no pudo siquiera decir algo.

“……”

“¡Ah! ¡Hey, Asuka! ¡No te comas dos!”

“¡E-este es solamente el primero!”

“¡No mientas!”

Mientras las mejillas de Dios se sonrojaban, observaba la manera de como el héroe cuidaba a los pequeños reyes demonio. Tal como si fuera un padre cuidando de sus hijos. No sabia porque, pero sus mejillas rojas y su vergüenza continuaban…

Para tratar de calmarse, dio el primer bocado a este nuevo y exótico manjar.

***

“¿¡Huh!?”

“¿Comiste bocadillos? ¡Qué injusta!”

De regreso a la oficina de Dios, Cicily escucho los acontecimientos que se perdió, pero lo que más llamo su atención y comenzó a envidiar fue el hecho que Dios comiera el Pudin y no trajera algo para compartir a su secretaria favorita (única).

“¿¡Fue al menos delicioso!?”

“Ah… no estuvo mal.”

Jugando con sus dedos, las mejillas rojas y mirando hacia otro lado, Dios dijo con una voz tan pequeña que casi parecía estar susurrando.

【Héroe, Byron】

Un joven normal a quien Dios dio sus poderes. Él es un buen humano moderadamente.

Los pequeños Reyes Demonio que tienen demasiado tiempo libre juegan con él.

Incluso aunque está desarmado, él aun parece ser más fuerte que ellos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.