Letty 14

14 – Familia

 

N/A: Advertencia: Leer este capítulo puede causar presión arterial alta. Pero no te preocupes. Una sirvienta está aquí.


 

Guardé el garrote en mi falda y dejé pasar a Mi Lady. El ruido de la puerta ha provocado que la casa entera se agite con los gritos de los sirvientes aterrorizados. Los guardias salen de la caseta de vigilancia.

“¿¡Lady Sharon?!”

Un grito de sorpresa y reconocimiento vino de un caballero algo mayor entre ellos, sin embargo, los soldados aún así levantan sus lanzas a pesar de esas palabras.

“¿A quién creen que están apuntando con eso?” Mi Lady les responde con dignidad.

El caballero lo complementó con un grito. “¡¿Qué están haciendo?! ¡Bajen sus armas, ahora!”

Los soldados apresuradamente obedecen.

“Lady Sharon, ¿qué fue lo que paso…?” El caballero pregunta mientras mira lo que queda de la puerta. Mi Lady le da una fría mirada.

“… Bardo. Estos guardias no han tenido suficiente entrenamiento. Eres el jefe de seguridad de la casa de Michel y, sin embargo, ¿qué has estado haciendo?”

“¡No tengo excusas, Lady Sharon!”

Bardo dice, arrodillándose e inclinándose en el acto. Mi Lady camina junto a él con seguridad y compostura.

Los sirvientes, los guardias, los caballeros: toda la atención está puesta en mi lady, el objetivo de su aprensión y miedo, su desdén y desprecio, su ira y odio.

Aun así avanza hacia adelante, sin desanimarse.

 

Verdaderamente elogiable, mi lady, aunque su ritmo cardíaco aumento y sus ojos ahora están súper llorosos. Se muy bien que cada vez que se estresa, automáticamente se pone arrogante y su tono se vuelve mucho más frío.

Debe haber estado muy asustada. Le daré una almohada de regazo y mucha limpieza de oídos más tarde.

Saludos a todos. Soy yo, Fleurety, la sirvienta, que sería la más feliz del mundo si se le permitiera consolar a su señora.

De todos modos, la cosa esta peor de lo que pensaba. La mayoría tienen ojos llenos de hostilidad, e incluso las mejores miradas son neutrales o apáticas. El número de personas con una actitud favorable hacia Mi Lady se puede contar con una mano.

Si bien ese viejo caballero llamado Bardo parece relativamente decente, no creo que pueda esperar mucho de él, teniendo en cuenta la calidad de los guardias aquí.

 

“¿Que está pasando aquí?… ¡¿Hermana?! ¡¿Qué has hecho?!”

 

Dios mío, entonces el bastardo (hermano) también ha regresado.

Yohanne inmediatamente hace una mueca al ver a Mi Lady. Detrás de él, esa molesta sirvienta y arpía llamada Mia también hace su aparición.

“Lady Sharon, esto es muy perturbador. Nunca hubiera pensado que un miembro de la casa de Michel podría ser tan bárbaro que incluso destrozaría las puertas de esa forma”.

“E-Eso es porque los guardias de la puerta no estaban…”

“¡Y ahora culpas a los demás! ¡Vergonzoso! El costo de reparación se deducirá del subsidio de lady Sharon y…”

 

“Mi, señorita Mia, ¿podría haber un malentendido? Mi Lady no ha hecho nada.”

Digo desde detrás de mi lady mientras dejo de borrar mi presencia. Todos los sirvientes se sobresaltan al oír mi voz.

 

“¿Q-Qué, tú otra vez? Chica mal educada, ¿nadie te ha enseñado a no interrumpir a los demás?”

“Ah, mis disculpas. Como acabo de ver a una simple sirvienta haciendo lo mismo con Lady Sharon, la hija de un marqués, he asumido que es simplemente una tradición familiar. ¿Me equivoqué?”

Sonrío, inclinando la cabeza y mostrando una mirada perpleja. El rostro de Mia cambio con una gran gama de colores.

“T-tu-”

“Los guardias de la puerta parecían tener problemas de audición, así que toque un poco fuerte. Nunca pensé que las puertas se derrumbarían, así que… deben haber estado bastante deterioradas. ¿Cierto?”

Me doy la vuelta para mirar a los guardias de la puerta que estaban metidos en su juego de cartas cuando llegamos. Sus rostros se ponen pálidos, con sus ojos clavados en el suelo.

“¡Eso es imposible! Eso-”

“Suficiente.”

Yohanne impide que Mia diga algo más, ya que se ve algo exasperada.

“No será bien visto para nuestra casa el tener una disputa aquí. Entra rápido, hermana. Padre y madre están esperando. Sígueme, Mia.”

“… tsk, entendido. ¡Guardias, reparen las puertas!”

 

Cuando Yohanne y Mia regresan al castillo, los guardias y los sirvientes se ponen a trabajar. Mi Lady toma mi mano con su débil y temblorosa mano.

“… Letty. Ten cuidado, ¿de acuerdo?”

“Sí, mi lady, tendré mucho cuidado. Por favor no se preocupe.”

Le doy una sonrisa para tranquilizarla. Su temblor se detuvo, y se acerca una pulgada más a mí.

Es como un cachorrito. Muy linda.

 

* *

 

“Lady Sharon, por favor vaya al comedor. El maestro y la señora están esperando.”

“Entendido.”

La sirvienta se aleja inmediatamente después de que terminó de transmitir su mensaje, sin realizar ni siquiera una reverencia para Mi Lady.

 

“… ¿alguna sirvienta en esta casa ha sido realmente entrenada, mi lady?”

“Está bien, Letty, ignóralo… siempre ha sido así.”

Mi Lady responde a mi queja con una sonrisa irónica completamente resignada. Realmente no tiene aliados en esta casa, ¿cierto?

“Entonces vallamos, mi lady. Estaré contigo.”

“Sí, vamos.”

 

Al parecer regresamos al castillo justo para la cena. Llegó una llamada antes de que pudiéramos dejar el equipaje de Mi Lady en su habitación. Afortunadamente, todo esto está dentro de la Bolsa Mágica que me confió, así que no hubo ningún problema.

Qué deplorables son los sirvientes de esta casa.

 

Al entrar en el comedor, varias miradas como dagas nos tenían como objetivo.

“Dios mío, Sharon. Nunca pensé que podrías ser tan desvergonzada como para mostrar nuevamente tu rostro en este lugar, después de todo eso.”

Esa voz es de una vieja bruja con cara de pastel… ejem, quiero decir, una dama con una generosa capa de maquillaje. La mujer de cabello rubio está sentada a la cabeza de la mesa.

Que extraño. ¿Por qué está en ese asiento?

“… Mis Gidel, ¿por qué está sentada allí? Ese es el asiento de padre.”

“Mi querido esposo de repente cayó enfermo y está descansando. Qué terrible debe sentirse, tener una chica tan horrible como hija. ¿Sabes? Solo el escuchar que habías vuelto fue suficiente para que se desmayara.”

“YO…”

Mi Lady se muerde los labios y no dice más.

“¡Padre ha sido muy amable! ¡Ha permitido que mamá se haga cargo de los asuntos de la casa, y también le ha permitido tomar su asiento!” Dice Yohanne mientras se sienta al lado de Gidel, sonando como si fueran todos esos fueran sus logros.

“Toma asiento, Sharon. Dejaremos nuestra advertencia para más tarde. El chef ha tenido que hacer tu porción, ya que has regresado demasiado tarde y ya casi se termina el día. Será mejor que le estés agradecida”. Dice Gidel.

“…Lo siento. Mis agradecimientos al chef”. Mi Lady responde en voz baja.

 

Una sirvienta en la habitación guía a Mi Lady al asiento más alejado, a pesar de que debería estar sentada más adelante que Yohanne.

Un extraño resplandor irrita mis sentidos, y me giro para mirarla. Dios mío, ¿no es extraño que Akiru este sentada al lado de Yohanne? Mi Lady también se da cuenta de ella y pregunta.

“Disculpen, quiero saber sobre la señorita Akiru…”

“La señorita Akiru ha acompañado a Yohanne a esta casa como su amiga, y debo decir que es una joven maravillosa. Aah, si solo pudiera tener una hija como ella… Akiru, acostumbrarse a un mundo completamente nuevo debe ser duro para ti. Siéntete libre de pensar en nuestra casa como tu nueva familia, y de mi como tu madre. Dice Gidel, sonriéndole amablemente.

¡Dios mío, Mis Gidel! ¡eso la haría muy feliz!

La señorita Akiru responde con una radiante sonrisa. Yohanne y las sirvientas miran la escena con alegría y satisfacción.

 

“Lady Sharon, su cena está aquí”.

La sirvienta de antes suelta con un ruido el plato con la comida frente a Mi Lady.

Honestamente, llamar a eso “comida” sería una ofensa para los chefs de todo el mundo. El plato está lleno de verduras picadas por gusanos que, en una mirada más cercana, todavía traen los insectos vivos por doquier, así como tierra e incluso pedazos de piedras. Veo a Mia parada detrás de Yohanne, burlándose.

Como esperaba, incluso Mi Lady se quedó en silencio. Gidel la ve y habla, sonando absolutamente encantada.

“Es todo lo que el chef pudo hacer en tan poco tiempo. Come, Sharon. No escucharé ninguno de tus egoísmos.”

“…si.”

Mi Lady susurra mientras toma los cubiertos con su mano.

 

“Mi Lady, por favor absténgase.”

La detengo suavemente antes de que pueda alcanzar la comida, y tomo el plato.

“¿L-Letty?”

“¡¿Quién eres tú?! ¡Nunca he visto una sirvienta tan entrometida como tú! ¡Conoce tu lugar!” Gidel grita. Al parecer, no ha oído hablar de mí a través de Yohanne.

Con el plato en la mano, le sonrío inocentemente.

“Mis disculpas. Soy Fleurety, la sirvienta exclusiva de Lady Sharon. Como no trabajo para la familia de Michel, no estoy obligada a seguir sus órdenes.”

“¡¿Qué-?! Sharon, ¿qué hiciste esta vez?”

“Dios mío, hubiera pensado que una dama de la nobleza sería más graciosa. Ahora, me tomaré la libertad de probar este plato.”

“¡Chica imprudente! ¿Nos estás acusando de envenenar la comida?”

“Solo he dicho que la ‘probaría’, señora, no que ‘vería si esta envenenado’. Parece que las personas en esta mansión comparten la misma discapacidad auditiva”.

 

Tomé prestados los cubiertos de las ágiles manos de Mi Lady. Con un solo bocado, limpie el plato.

Hmm, bastantes crujientes, estas piedras. Aparte del sonido de mi comida, la habitación está absolutamente en silencio. Los rostros de todos están pálidos.

 

“La frescura, los ingredientes, el método de cocción, no son del gusto de Mi Lady”. Me giro hacia ella. “¿Puedo preparar su cena, mi lady?”

Le toma unos minutos comenzar a hablar. “…si.”

“Entonces, por favor disfruta.”

Coloco frente a ella la comida que he preparado de antemano como un seguro.

“Es la favorita de Mi Lady: tortilla de arroz con los huevos más esponjosos posibles”.

Corté la tortilla, liberando un fluido cremoso y dorado que cubrió el arroz con una suave fragancia de mantequilla. Cuando el aroma del arroz con pollo, huevo y mantequilla se extendió por la habitación, escuché a alguien tragar saliva.

“En lugar de la salsa demi-glace[1], hoy el acompañante es salsa de tomate[2] extremadamente dulce que a Mi Lady le gusta tanto.”

Con la salsa de tomate, dibujo un gran corazón en el plato. Hago el mismo símbolo con mis dedos cerca de mi pecho, y miro a Lady Sharon.

“Junto conmigo, mi lady: ¡Vuélvete sabroso, vuélvete sabroso, moe, moe, kyun!”

“Umm, ¿‘vuélvete sabroso, vuélvete sabroso’?”

“Soy afortunada[3]. ¡Estoy agradecida por todo hasta ahora… te llevare a casa conmigo y entonces…!”

“Soy afortunada… espera, ¿qué?”

 

¿Mi? Que extraño. Esto es lo que la jefa de las sirvientas me enseñó, me dijo que es lo que una sirvienta debía hacer cunado sirve una tortilla de arroz. ¿He cometido un error en alguna parte?

 

“Abre, mi lady. Aaaa…”

“¿Eh? … aaaa…?”

Mi Lady reflexivamente sigue mi ejemplo, su cerebro aún no se ha reiniciado y le doy de comer con una cuchara la tortilla de arroz. Lo mastica como un pajarillo que se alimenta con su primera comida.

“¡Delicioso…!”

“Me alegro, mi lady.”

 

Mientras continúo mi feliz momento alimentando a Mi Lady, la señorita Akiru fue la primera en recuperar sus sentidos. Me pregunta.

“… Kamishiro … ¿qué es eso?”

“Este maravilloso plato ha sido elaborado con carne y huevos de aves del paraíso, así como con tomates que he cosechado del bosque de los espíritus.”

“¿¡Letty?! ¡Usaste ingredientes de monstruos de nuevo!” Mi Lady dice, sonando muy escandalizada.

“Son ingredientes de los que estoy segura de que Mi Lady no se opondrá. Además, todas las comidas de Mi Lady hasta ahora siempre las he hecho con algún tipo de ingredientes de monstruos.”

“¡¿Qué?!”

 

“¡¿Carne de monstruos?! Es casi veneno, ¿¡no?!”

Al escuchar la palabra “monstruo”, Yohanne inmediatamente se levanta y grita. Me río y saco un diario de aspecto antiguo.

“De hecho, no es así. Un elfo invocado hace varios siglos dejo atrás este diario, que desde entonces se ha almacenado en la biblioteca de la academia.”

 

Los humanos, o los seres vivos en general, se vuelven más poderosos al absorber maná.

El consumo excesivo de maná causa que la flora y la fauna, formas de vida que carecen de fuerza de voluntad, sean “monstruizadas”. Sin embargo, el cuerpo humano encuentra a la carne de monstruo que es rica en maná, algo con un abrumador sabor y responde con malestar gástrico como una forma de evitar absorber demasiado maná.

Pero ese elfo investigo el fenómeno y escribió lo siguiente.

Si el sabor y la densidad del maná dentro de los ingredientes de los monstruos pueden reducirse a un nivel que el paladar humano pueda encontrar agradable, y si una persona continúa consumiendo dichos ingredientes, con el tiempo, su cuerpo adquirirá lentamente las características físicas de los elfos.

Al parecer los esfuerzos de ese elfo habían sido para ayudar a su Socio a vivir más tiempo.

 

“Los resultados de la investigación condujeron al éxito en la eliminación del maná de ciertos ingredientes en los monstruos, que es el origen de varias delicias que conocemos hoy. Sin embargo, la comida sigue siendo cara y el sabor sigue siendo bastante difícil de disfrutar.”

“Pero, ¿qué pasa con esto…?”

Mi Lady dice, mirando la tortilla de arroz que hice y que ha probado.

“En efecto. He logrado mejorar el sabor. Lady Sharon, espero que se prepare para envejecer bastante lento, así como para vivir relativamente más tiempo en comparación a la mayoría de las personas.”

“¡¿EEEEeeeeh?!”

Mi Lady comienza a tocar sus mejillas completamente sorprendida. Recientemente, su piel ha comenzado a ser tan suave y llena de vida como la de un bebé.

 

“¡T-Tú, sirvienta! ¡Sírveme ese plato ahora!”

Gidel escupe con los ojos inyectados en sangre. Y no solo ella, las sirvientas que tienen más de cierta edad también están mirando aquí con ojos llenos codicia.

Mientras pellizco mi larga falda, me inclino en una elegante reverencia y le doy una radiante sonrisa.

 

“Mis más sinceras disculpas. Trabajo solo para Lady Sharon y solo para ella.”

 

Notas:

[1] Salsa Francesa Aquí para mas info.

[2] Kétchup pero igual lo traduje.

[3] I’m a lucky man. Seria “soy un hombre con suerte” pero como son chicas y como Tina fue la que le enseño esto a Letty y como sabemos Tina es lesbiana y se quiere cog*r a su maestra pues lo cambie.

 

Comentarios

    1. Autor de la
      Entrada
  1. Dany Rengifo Sinche

    Gracias por traer esta novela, no podrías aumyudaete con Google translation los capítulos faltanres

  2. Dany Rengifo Sinche

    Mejor lo vuelvo a escribir, no podrías ayudarte con los capítulos faltantes, no es lo ideal pero hasta que alguien no tome la batuta en inglés sería la única manera de poner aquí esta novela en “terminados”. Gracias por el capitulo.

Responder a Su-chan Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.