Kurasu no Daikiraina Joshi to Kekkon Suru Koto ni Natta Capitulo 2

Capítulo 2: Una nueva vida.

 

La fecha límite para la respuesta pronto llegó.

Después de la escuela, un carro fue enviado a la escuela, recogiendo a Saito y Akane hacia la mansión de Tenryuu.

En la habitación llena de lujosos pergaminos colgados, Tenryuu y Chiyo estaban sentados en el medio, uno enfrente del otro. Mientras, Akane llevaba una expresión para un funeral.

“Así que ambos habéis decidido, sí?”

Preguntó Tenryuu.

““Si””

Los dos asintieron.

“Entonces preguntaré. Por cual camino planean llevar su vida? El camino de idiotas, o el sabio?”

“Yo…” “Yo…”

Saito y Akane tomaron un profundo respiro.

““Me casaré””

La simultanea respuesta hizo eco por toda la habitación, asombrándolo por un breve momento.

“Está eso bien?”

Él pensó que incluso si el concordaba, los chances de que Akane se negaran serian altos – y él estaba anticipando eso – pero su respuesta sorprendió a Saito y miró a Akane.

“N, no hay otra opción… Casarse o lo que sea está bien, yo lo haré! Pero no es por amor! Definitivamente no!”

Akane tembló y mordió sus labios, su cara estaba sonrojada hasta sus orejas.

“Asombroso!”

“Felicidades, Akane. Estoy aliviada ahora.”

Tenryuu hizo una pose de un general de guerra victorioso, mientras Chiyo limpiaba las lágrimas de su cara con un pañuelo.

“Está decidido entonces. Después de graduarnos de la universidad, nos prepararemos para registrar el matrimonio.”

“De que estás hablando? Ustedes dos se casarán aquí mismo y ahora mismo. Ya preparé una nueva casa para ustedes dos.”

“Que acabaste de decir…?”

Saito no estaba seguro de lo que escuchó de su abuelo.

“Espera un minuto! Suéltame~! Perdóname~!”

Akane golpeó su puño contra la ventana de la limosina.

“Detente Akane. No hieras tus lindas manos más.”

Chiyo aguantó las manos de Akane y la consoló.

Akane y Saito estaban impresionados por los guardaespaldas de Tenryuu en la limosina, y ahora se estaban dirigiendo hacia la nueva casa. Las ventanas estaban cerradas, y no estaban dañadas para nada.

Saito estaba mirando a Tenryuu, quien estaba inclinado en la fila de asientos de al frente.

“Al menos déjame ir a casa una vez. Actualmente solo tengo la mochila de la escuela.”

“No hay punto en huir. Todo tu equipaje fue movida a tu nueva casa.”

“Desde cuando…”

“Mientras ustedes dos estaban en clase. La juventud es limitada, así que mientras más pronto, mejor.”

Chiyo dio una amable sonrisa.

“Ustedes estudiantes están ocupados cierto, así que ya presentamos su registro de matrimonio en nombre de ustedes dos.”

“Eres IDIOTAAAAAAAAAAAA ~!”

Akane se arrodilló en derrota.

–– Nosotros ahora somos marido y mujer, con esta chica de aquí…?

Esta situación puso a Saito muy confuso. No había amor, confesión, citas, no había nada. Y de algún modo estaban casados. Su corazón definitivamente no estaba preparado para esto.

Después de un rato, Akane se sentó y abrió algunos videos en su teléfono. Ella miró algunos videos de gatos con sus ojos muertos.

“Aah… Lindos gatos… Tan suaves y peludos… este mundo está lleno de gatos… no hay humanos en este mundo, solo gatos……”

“No huyas de la realidad.”

Comprendiendo sus emociones, Saito se sintió triste también.

“No estoy huyendo de la realidad… Hey, no está el gato durmiendo en mis muslos… Quédate quieto, no le dejes despertar… Fufu~”

“No hay ningún gato. Despierta.”

Sus sugerencias caían en oídos sordos, Akane siguió mirando su teléfono y murmurando. Aparentemente esta era lo que sucedía a jóvenes sentenciados a la vida en prisión.

–– Maldición, no puedo sobrepasarlo. Aunque si soy solo yo, tengo que mantener mi calma…

Saito fue a su juego de estrategia en su teléfono y jugó. Usar su cabeza para cosas irrelevantes a la realidad lo hizo sentirse un poco más aliviado.

El lugar en el que la limosina se detuvo era una casa completamente nueva.

Tenía dos pisos, un parqueo y flores plantadas en el jardín del patio trasero.

Saito y Akane agarraron sus mochilas fuertemente, y miraron a la casa después de salir del caro.

“Es, esta inútil casa se ve bastante bonita……”

“Esto, no hay manera…”

Siendo mirado por Saito, Tenryuu afirmó su sospecha.

“Brillando nueva. La construí para ustedes dos tortolitos.”

“Y que si rechazábamos el matrimonio?”

“Hubiera hecho todo para hacerlos aceptar. Sin importar que tipo de plan tuviera que emplear.”

“Kuh~…”

Saito rechinó sus dientes.

Él estaba molesto al ser tratado así por su abuelo, pero no había opción para el ahora a parte de obedecer sus palabras. El decidió internamente que después de que tenga sus manos en la compañía, el inmediatamente sacaría a su abuelo de ella.

“Que increíble casa. Tenryuu y yo discutimos el diseño de la casa. También imaginamos que dos jóvenes recién empezados a vivir juntos necesitarían un diseño como corresponde.”

Chiyo abrió la puerta con un humor excitado.

La primera cosa que los saludaba después de entrar a través de la puerta era el olor a madera nueva.

Los niños fueron llevados por sus abuelos, hacia el pasillo.

Había una sala, conectada con la cocina, pero separada por un mostrador.

La gruesa alfombra estaba tirada sobre el suelo, y un sofá ubicado en dicha alfombra, viéndose confortable. Al frente de una lujosa y pesada mesa había un gran TV, completamente equipado con bocinas que lo rodeaban.

“Wow~…”

Todos esos hacían brillas los ojos de Akane.

“Que te pone tan entusiasmada de repente?”

“Q, quien está entusiasmada! Estoy temiendo de mi nueva vida en el infierno! Si este fuera un lugar para mi viviendo sola entonces seria genial! Pero contigo a mi lado, arruina el perfecto hogar para mí.”

“Aahh, así es. Yo también estoy imaginando un soñado estilo de vida solitario!”

Saito y Akane de nuevo discutieron, chispas volaban entre los dos.

Viendo esta escena, Tenryuu y Chiyo rieron entre dientes. Saito, mientras tanto, no comprendió que era tan interesante acerca de esto, y quería que se detuvieran.

Dejando las mochilas en la sala, los dos siguieron a sus abuelos al tour de la casa.

“Este es el baño.”

La habitación de la que Tenryuu abrió la puerta era el baño, espléndido al punto de que nadie pensaría que era algo construido para una casa de dos pisos. La bañera fue construida sobre el piso, con una serie de grifos de agua alineados en la horizontal y perfectamente lisa superficie.

“Increíblemente grande…”

Tenryuu levantó su pulgar al asombrado Saito.

“Con un baño tan grande, no habrá dificultades si ambos entran, cierto?”

“A, ambos~?”

Los hombros de Akane se sacudieron.

Chiyo felizmente encendió un interruptor en la pared.

“Si cambias este interruptor, la bañera se llenará con burbujas~. Este cambia la luz de hasta el rojo. Yo recomiendo purpura, para la romántica atmosfera.

“No necesito ese tipo de atmosfera! No habrá definitivamente una situación en que entremos juntos al baño!”

Akane sacudió sus manos con un rostro carmesí.

“Yo también prefiero mis baños solo…”

La cara de Saito también se estaba calentando.

Las metas que los abuelos prepararon para los más jóvenes eran muy exageradas. Él quería decir que si querían revivir su juventud, entonces deberían hacerlo ellos mismos, pero en realidad, ellos hicieron tanto que hasta sus nietos fueron afectados, así que él se rindió.

Tenryuu cruzó sus brazos y dijo.

“Tomó mucho convencer a dos jovencitos como ustedes a vivir juntos, aun ustedes eligen bañarse solos. Eso es el pico de la idiotez. Limpiando el cuerpo del otro, cabello, haciendo bebés, habían muchas mejores opciones que podían escoger.”

“H, hacer bebés…”

Akane comenzó a tartamudear. Este era el pináculo de la vergüenza.

El siguiente lugar al que Saito fue llevado era el dormitorio.

Una gran, lujosa cama fue instalada dentro, junto con un reloj. Las ventanas estaban cubiertas con cortinas, y junto a la pared, había un pequeño refrigerador que guardaba botellas de agua, y un dispensador de agua.

Era un buen dormitorio… pero la cuestión era, que no habían otros dormitorios.

Saito tenía una mala premonición.

“Erm… por qué solo veo una cama…?”

Akane dijo mientras temblaba.

Tenryuu asintió con su cabeza.

“Por supuesto, ustedes dos duermen en la misma cama. Es algo obvio para una pareja casada, cierto?”

“No puede ser!”

“Aun si no quieres, tienes que escuchar. Usar el sofá o dormir en el suelo está prohibido. Ustedes dos absolutamente tienen que dormir juntos en la noche. Esta es su condición para el matrimonio.”

“Como llego a eso~…”

Esas imperdonables palabras hicieron a Akane estremecerse.

Chiyo presionó el interruptor en la bandeja cerca de la cabeza de la cama.

“Esta no es solo una cama normal. Puede moverse alrededor con solo presionar un botón, y espejos están incluidos. También hay una lista de canciones de fondo para elegir para hacer sus noches de parejas más festivas.”

“No necesito esa funcionalidad!”

“Es importante. Es algo memorable para ambos, tú y Saito, así que da lo mejor.”

“A que te refieres con que de lo mejor~!”

Después de tener sus manos agarradas y escuchar esas palabras, Akane se veía como si estuviera lista para explotar por la ventana y correr por su vida.

Este tipo de servicio considerado puso raro hasta a Saito. No hables acerca de hacerlo con alguien más, él ni siquiera podía pensar en el haciéndolo con Akane.

Después de eso, los abuelos convertidos cupidos continuar mostrándoles los alrededores de la casa.

El diseño de la casa sin duda traería lágrimas de felicidad a cualquier nuevos recién casados. Pero, desafortunadamente, nuestra pareja aquí no era exactamente normal, al contrario, eran como agua y aceite. Mientras más trucos empleaban para fortalecer su amor, más aterrador es para ellos.

Después de guiarlos a los dos, era hora para que las personas viejas se fueran.

La limosina que los condujo hasta aquí no estaba en ningún lugar, en su lugar estaba el convertible que Tenryuu normalmente usaba. El conductor de la mansión debe haberlo conducido hasta aquí.

Solo sentándose en el carro, Chiyo rio entre dientes.

“Ahora solo son ustedes dos jóvenes así que tómenlo lento.”

“Espera! Abuela! No me dejes aquí! No me dejes atrás~!”

Chiyo golpeó la mano que la estaba agarrando y la dejó sola en las calles.

“Te dije que te rindieras. Tan obstinada.”

La amable expresión no se veía en ninguna parte, permaneciendo en su lugar ahora era un demonio. Aura negativa irradiaba de ella.

Tenryuu se sentó en el asiento del conductor y tomó el volante. El sol se estaba poniendo, el aun llevaba sus gafas de sol, y aparco sus piernas en el carro.

Había un sonido de motor y canciones románticas, y el carro llevando a las personas mayores se fue.

“Aaaaaaaaaaaa…”

Akane lloriqueó y apenas podía formar una palabra, ella se arrodilló en el camino y extendió sus manos. Esa mano no podía alcanzar a su abuela. Esto era una injusticia.

Ellos no podían permanecer afuera por siempre, así que Saito y Akane entraron en su nueva casa.

Justo después de cerrar la puerta, Akane apoyó su espalda a la pared.

“Ha, harás……?”

Sus llorosos ojos miraban a Saito.

“Huh…? Hacer que?”

“Tú lo harás, verdad…? Ignorando mis suplicas y llantos, tu seguirás tus instintos sexuales y lo harás conmigo, cierto!? Me lo harás tan duro que no podremos ir a la escuela el día siguiente!”

“Como dije, hacer que?”

“No pretendas que no lo sabes! Es-esas cosas pervertidas! Piensas que no noté que me estabas mirando con una mirada lujuriosa desde el comienzo!?”

Akane tembló y agarró su cuerpo.

“Tú te lo estas imaginando completamente! Yo absolutamente tengo cero interés en ti.”

“Yo, se… en situaciones como estas, los chicos solo piensan en una cosa… Ellos solo piensan en cosas pervertidas… Eso no pasará…”

Akane tomó una postura defensiva con un lápiz como si fuera una espada.

Su poder defensivo no era tan alto, pero su convicción llego a Saito. Saito nunca ha visto a Akane empujada hasta el borde así antes en la escuela, lo que le dio a él un sentimiento de orgullo y de logro. Por lo que precisamente quería intentar amenazarla un poco.

“…Lo sabes bien. Yo también estoy considerando no dejarte dormir esta noche.”

“NO———————————!!”

El lápiz que Akane estaba agarrando explotó en pedazos. Parecía que su ataque era más destructivo de lo imaginado.

Saito sintió un escalofrío bajando por su espina dorsal.

“C, cálmate. Yo no soy una persona que forzaría a los otros así.”

“Eres un ser humano?”

“Estás retorciendo eso!? Me veo como algo más que un humano para ti?”

“Quien sabe… hay una posibilidad de que puedas ser un cambiante de formas…”

“Así que soy un zorro o un tanuki entonces?”

No importa que tan convincente Saito pueda ser, Akane no relajó su guardia. Apoyando su espalda contra la pared, ella lentamente se movió a la sala.

Si el primer día de su matrimonio era así, él no quería pensar acerca del futuro. Saito se bloqueó.

Justo como Tenryuu dijo. Las pertenencias de Saito y Akane fueron empaquetadas fuertemente y ubicadas en el vestíbulo y en la sala.

Agradecidamente, habían separados cuartos de estudios para los dos en el segundo piso así que ambos tenían espacio para organizar sus pertenencias. Ellos no tenían opción que escuchar a sus abuelos. Aun si regresaban a sus viejas casas, no serían su hogar más nunca.

Cuando ellos terminaron, ya era tarde. Saito estaba muy cansado, él no tenía energía para hacer la comida, así que el abrió el refrigerador en la cocina.

Había comida enviada adentro. Parece que Tenryuu predijo que los chicos no tendrían tiempo para hacer los quehaceres en el primer día. Su abuelo era molesto, pero él era muy observador en cosas pequeñas como estas.

Saito puso la pizza en el gran microondas para calentarla. Él se sentó en la barra y cuando estaba a punto de comer la pizza… la figura de Akane entró en su vista.

Akane se estaba escondiendo detrás de la puerta del pasillo, puso sus manos en su boca y miró la pizza. El hasta podía escuchar a su estómago rugir.

Dejaría un mal sabor en su boca si él era el único satisfecho. No había otra opción así que Saito comenzó la conversación.

“…Si no te molesta, vamos a comer?”

“No quiero hacer algo como ser marido y mujer!”

‘Marido y mujer mi trasero’ — Pensó Saito, pero él no quería replicar así que permaneció en silencio.

“Aun si no lo fuéramos, al menos siéntate y come algo.”

“Aun si no somos una pareja, tu todavía quieres comerme? Tu me desvestirás desnuda aquí y ahora!?”

Akane tembló.

“Estás tratando de retorcer mis palabras?”

“No estoy retorciendo tus palabras. Yo lo escuché claramente.”

“No sé dónde escuchaste esas ondas sonoras.”

“De un mundo sin ti!”

“Desafortunadamente, ese mundo no es real.”

“Estoy a punto de hacerlo real.”

“Por favor no. Es suficiente, además, te morirás de hambre.”

Saito cliqueó su lengua “tsk tsk tsk” entonces él puso una rebanada en el plato y se la dirigió.

Los ojos de Akane brillaron. Ella se lanzó hacia Saito, agarró el plato y salió de la sala. Sus pasos hacían eco desde las escaleras.

——Eres un gato callejero que está asustado de humanos o qué?

Saito se sintió exhausto.

Aun así, la verdad era que se sentía más cómodo sin Akane alrededor. Él puso el gluten y la pasta dentro del microondas para calentarlos, y los probó solo.

—Genial. Esto es hecho por una tienda de calidad.

Él pensó en dejarle la mitad para Akane, pero la codicia gano la batalla interna, así que él se lo terminó solo.

El rápidamente tomo un baño, y después de prepararse para la escuela mañana, él fue a la cama.

Akane todavía no estaba ahí. Ella intentó dormir en su propio cuarto de estudio?

Saito prefirió dormir solo si fuera posible, pero sería peligroso subestimar a Tenryuu. No sería extraño que esta cama tuviera instalado un sensor de peso, o una cámara de vigilancia.

Y, si el no cumplía la condición de Tenryuu, el perro se convertiría en el CEO1

Él debe evitar eso a toda costa. Era el problema de Akane si ella ignoraba la condición, pero al menos, Saito tenía que obedecerla.

Lo que había en la cama era que había en la cama era una almohada Yes-No.2 Como sea, ambos lados fueron impresos con Yes.

“…………”

Debido a la incapacidad de imaginar el futuro donde el usaba “Yes” con Akane, Saito sacó la funda de la almohada y la tiró en la caja.

Él puso el teléfono cerca de la cima de la cama, y lo tapó. Aparatos eléctricos estaban cubiertos para detalles diminutos así que él podría comprender la seriedad de Tenryuu y Chiyo.

Él se acostó en la cama y cerró sus ojos. Inmediatamente, el sueño lo asaltó.

Mucho paso hoy. Incluyendo uno de los eventos más importantes en la vida, y él no quería repetir este día nunca en el futuro. Mientras él pensaba en ello.

La puerta del dormitorio fue abierta, dejando entrar la luz del pasillo.

“D, disculpe la intromisión…”

Akane estaba vistiendo sus pijamas de pie en el pasillo.

Calentura irradiaba de ella después de tomar un baño, y su pelo estaba brillante debido a la humedad.

“Er, erm…”

Saito inmediatamente abrió sus ojos.

Este era un raro estado normalmente no visto por una compañera de clase femenina que está compartiendo el dormitorio con él. Aun si ellos discutían como perros y gatos normalmente, este tipo de poder ofensivo es todavía inalterado. Especialmente para esta joven señorita, cual apariencia exterior irradiaba lindura perfecta.

“La cama, es bastante estrecha, huh…”

“Esos dos deben haber comprado la más pequeña apropósito…”

La cama era apenas lo suficiente grande para mantener a dos adultos acostados. Parecía que los abuelos vinieron con esto para forzar a que los dos se peguen juntos, mientras más mejor. Hay un límite en cuan inquietantes pueden ser.

Akane dio algunos pasos incomodos hacia la cama y se acostó en ella. Los resortes de la cama hicieron sonido por su peso, poniendo a Saito nervioso al punto de moverse hasta la esquina de la cama.

El aroma de su champú olía a fruta, mezclado con el dulce olor del cuerpo de Akane, y entro en la nariz de Saito. Ese olor lo mal ventiló.

— Esta chica es peligrosa…

Aun si el entendía bien en su cabeza que era la chica que el despreciaba, su cuerpo no lo hacía. Aun si el monopolizaba la posición número uno en su año, no podía librarse de las rabiosas hormonas de un chico en pubertad.

Akane levantó el futon y se acurruco en la cama. Ella le dio la espalda a Saito. La distancia entre ellos era muy corta, el menor movimiento haría que sus espaldas se tocaran. La calidez de la fresca señorita bañada era transmitida a él a través de las sabanas.

Akane suspiró con una voz marchita.

“Yo, si haces algo raro, yo estaré realmente molesta. Aun si acepté casarme, no acepté las cosas pervertidas.”

“…Entiendo.”

Saito notó que su tono era también un octavo más alto que lo usual.

“Tu seriamente, seriamente no puedes, okay? Yo, nunca he hecho las cosas pervertidas antes, y nunca he tenido un novio antes… A, así que yo todavía soy virgen, sabes…”

Y Akane lloriqueó con vergüenza.

“No te preocupes… Yo también soy virgen.”

Saito no sabía que estaba diciendo. Él no tenía la confianza para responder si preguntaba que significa “No te preocupes.”

“Yo, si es así, entonces está bien.”

Akane fue convencida por él sin ninguna razón en lo absoluto.

Ambos apoyaron su espalda con el otro, inimaginable de la noche de bodas.

Él podía escuchar la suave respiración de su compañera de clase junto a él. Parecía que Akane estaba también nerviosa y no podía dormir, ya que su respiración no era rítmica.

“…Tu, por qué accediste a casarte conmigo.”

Cuando Saito preguntó, Akane aguanto su respiración.

“……No lo voy a decir.”

“Te diré mi razón así que es mejor si me dices la tuya, cierto?”

“No te estoy pidiendo que me la digas.”

“Eso es verdad, pero…”

Él sabía que Akane no confiaba en él, pero él no estaba satisfecho con ello.

“Primero que todo, tuve que casarme contigo, y tu conmigo. Aunque solo es en papel, tenemos que actuar apropiadamente.”

“Seria problemático si nuestros abuelos sospechan.”

“Si. Aunque no me gusta, no hay nada que podamos hacer más dar lo mejor. Por mi sueño, puedo hacerlo.”

Parecía que era justo como Saito, ella aceptó este matrimonio con las esperanzas de cumplir sus sueños.

“Pero… Y si nuestros abuelos añaden la condición de tener niños?”

“T, tener niños~!? Eso~……!”

Akane se retorció, dejando su cuerpo siendo tocado por la mano de Saito.

—Que es este suave sentimiento…

Una redonda suave sensación, que llenaba su mano perfectamente. Siguiendo sus reflejos, Saito apretó ese curvo sentimiento. Esto era… El detrás de su compañera de clase.

Akane gritó mientras temblaba.

Ella sostuvo la mano de Saito con lágrimas en sus ojos.

“Te atreviste a tocar mi tra, tra, tra, trasero!? Qué tal si rompo tus dedos!!”

“No se podía evitar, la cama es muy estrecha!? Y tú fuiste quien me toco—!!”

Su primera noche juntos comenzó con los gritos de dolor del esposo recién casado.

Ahora regresemos al principio.

La atmosfera de la temprana mañana era estresante en los pasillos de la preparatoria.

Mientras el sol estaba brillando en su chispeante cabello, Akane miro a Saito.

“Primero que nada, el hecho de que estamos casados no es para decírselo a ninguno de tus compañeros de clases. Te partiré la cabeza, no solo tus dedos.”

Este era el ultimátum3 la mañana después de la noche de matrimonio.

“Te dije que entiendo. Yare, mantendré mi palabra.”

“Más bien, no menciones del matrimonio en la escuela en general. Seria problemático si somos escuchados por casualidad.”

“Tú eres quien comenzó esto.”

Cuando Saito la criticó, Akane lo estranguló.

“…urk, mi error! Pero cuídate de ahora en adelante!”

“Especialmente tú. Ya que eres tal idiota.”

“Yo no soy una idiota! No eres tú más idiota que yo?”

“No de acuerdo a nuestras habilidades académicas.”

Saito rio.

“S, solo siéntate en tu trono sin importarte el mundo, un día caerás! Cierto… exactamente como hoy a la medianoche por ejemplo…”

Los ojos de Akane estaban llenos de oscuridad.

“Puedes ser más específica cuando me lo vas a hacer?”

“No te atrevas. Nosotros dormimos en la misma cama cada noche, yo puedo borrar tu existencia cuando sea que quiera.”

“No acordamos recién no hablar de ello en la escuela?”

Saito rápidamente miro alrededor.

“Ah~………”

Akane cubrió su boca.

Esta joven señorita era realmente viciosa, pero era también torpe. La última noche en el nuevo hogar, ella casi se cae de las escaleras sabe Dios cuantas veces. No había ningún punto en encontrarse en el pasillo en primer lugar, ellos salieron a diferentes momentos así nadie descubriría que ellos están viviendo juntos.

Ambos entraron en la clase 3-A a través de distintas puertas.

Himari, quien ya estaba en clase, llamó a Akane.

“Buenos días, Akane. De que hablaste con Saito?”

“N, nada importante.”

“Eh~? No te molestaste tanto que tiraste de la corbata de Saito?”

“No estoy molesta. Solo es mi expresión normal.”

“Ah, la cara de Akane siempre se ve aterradora huh~”

“E, enserio? Donde?”

Akane rápidamente tocó su cara.

“Como decirlo, básicamente estabas arrugando tus cejas. Viéndote justo como un demonio.”

“No es demasiado llamarme demonio!?”

Akane recibió una ofensa masiva. Himari usó la cámara frontal de su teléfono para reemplazar un espejo y se lo dio a Akane. Akane entonces intentó eliminar la arruga en sus cejas pinchándolas. Esas dos eran tan cercanas como siempre.

Saito nunca ha visto a esas dos discutir entre sí, así que él pensó que ellas nunca discutirían. Era completamente lo opuesto a la relación de Akane y Saito.

Después de que Saito llegó a su asiento, Shisei vino.

Ella no lo saludó, pero repentinamente acercó su nariz cerca de la cabeza de Saito, y entonces la olfateó.

“Q, que ocurre…?”

Saito se congeló.

Shisei alejó su nariz y lo miro.

“Ani-kun, tu champú huele distinto hoy. Donde dormiste anoche.”

Ella era tan perspicaz. Saito intentó encontrar maneras de contestarle.

“Erm… Mi padre compró un champú extraño.”

“No solo el champú.”

Shisei agarró el pecho de Saito y llevó su nariz a su cuello.

La punta de su nariz frotó el cuello de Saito, haciéndole cosquillas y erizándolo.

“… Y hay un olor de mujer.”

Y Shisei mordió el cuello de Saito.

“Ouch~!? No muerdas!”

“Si estas saliendo con alguien, quiero que me respondas claramente. Como tu hermana, no escuchar tu reporte diario de tu encuentro tortolito me frustra.”

“Lo que es más frustrante es tener a mi hermana preguntándome acerca de mi vida romántica.”

Es más, la cara de Shisei no mostró pizca de frustración. Inexpresiva como siempre.

“…Mentiroso. Ani-kun se casó, cierto?”

“~……Por qué……”

Antes de que el pudiera preguntar como ella ya lo sabía, Shisei dijo.

“Abuelo estaba haciendo algunas cosas raras así que investigue. Tambien encontré la dirección de tu nuevo hogar. Con quien Ani-kun se casó es Sakuramori — mu gu gu~”

Saito uso sus palmas para cubrir su boca, y la cargo. Shisei no se resistió ni un poco, y solo balanceo su mano. Saito fue al balcón, bajó a Shisei y cerró la puerta detrás de él.

“Fui secuestrada por Ani-kun. Secuestro de lolis es crimen Ani-kun.”

Shisei usó ambas manos para cubrir sus mejillas.

“Así que te identificas a ti misma como loli, huh…”

En realidad, la apariencia de Shisei era indistinguiblemente de una niña de primaria, pues si ella iba a un parque de diversiones, ella solo necesitaría pagar la entrada de niños. Peor aún, pueden hasta darle el ticket de niños en la enfermería.

Saito juntó ambas manos.

“Te lo ruego. No le digas a nadie acerca del matrimonio por mí, por favor.”

“Por qué? El matrimonio es cosa buena. Deberías decirles a todos en clase así ellos puedan darte su bendición.”

El tiró de la espalda de Shisei, quien intentaba regresar a clase.

“Shise está impresionada. Entonces esto es realmente secuestro.”

“No es secuestro. Si la historia del matrimonio se esparce, especialmente a nuestra edad, va a ser un gran problema. Más aun, es con una compañera de clase.”

“Shise no tiene responsabilidad de mantener silencio. Ani-kun no lo discutió conmigo antes de casarse.”

“Si estamos hablando de discutirlo contigo entonces lo hice.”

“Eso es estafa. Shise necesita alguna cuota de silencio.”

“Que ahora…?”

Saito se sintió estresado. Shisei era la nieta de Tenryuu, estaba ella aspirando por la mitad de los recursos de Houjou Corp?”

Shisei puso su dedo índice en sus labios y pensó.

“Hmm~…… cuota de silencio… cuota de silencio… silencio…”

En ese momento, una mariposa se acercó por el jardín.

“Wow~”

Shisei torpemente siguió a la mariposa.

“No se te ocurre nada?”

“Pronto me surgirá algo. La vida de Ani-kun está en manos de Shise.”

Shisei abrió y cerró sus palmas. Aunque ella se veía como un niño practicando para una actuación escolar, es muy difícil leer sus pensamientos.

Mientras, Saito estaba aterrado del aspecto de ella dándole a él una terrible condición.

El primer periodo era volleyball, en el gimnasio.

Saito estaba sentado en la esquina, mirando a los equipos competidores.

Shisei estaba de pie en el medio de la cancha, obviamente las pelotas volaban a su alrededor.

Las pelotas golpearon su cabeza, rostro, cuerpo, como si ella fuera un agujero negro de pelotas. Cada vez que esto sucedía. Su pequeño cuerpo volaba sin un solo grito.

Ella era silenciosa. Una silenciosa, voladora joven señorita, aterrando a las personas a su alrededor.

“L, lo siento! Houjou! Estás bien!?”

Los estudiantes del equipo opuesto preocupadamente iban hacia ella, como sea, Shiseri estaba,

“No hay problema. No estoy muerta todavía.”

Ella dijo sin ninguna preocupación en el mundo. La más similar a Tenryuu en la casa Houjou tenía que ser Shisei. Pero, aun si ella era indiferente, su cuerpo lentamente acumulaba heridas.

—Está realmente bien…?”

Mientras Saito estaba preocupado por ella como un hermano mirando el partido, Akane sostuvo la pelota y se acercó a él. Ella se detuvo junto a Saito, y preguntó mientras apartaba su mirada.

“Esta mañana, que hablaste con Shisei?”

“…Algo.”

Saito tartamudeó. Si él decía que Shisei lo sabía todo, sería problemático.

“Dilo claramente. No le dijiste a Shisei acerca de nuestro matrimonio, lo hiciste?”

“No lo hice.”

Él no se lo dijo, no.

“En serio? No puedo confiar en ti.”

“Es en serio. Que gano yo diciéndoselo a Shise?”

Akane abrazó la pelota fuertemente y miró a lo lejos.

“Seres humanos son criaturas que harán cosas sin sentido cuando están aburridos… Es estúpido.”

“No puedo entender tu filosofía.”

“No estoy en lo cierto? 95% de la humanidad no pone esfuerzo en sus vidas, ni intentan crecer, pero siguen haciendo cosas sin sentido todos los días.”

“Discúlpate con el 95% de la población.”

Es cierto que muchas personas están viviendo vidas ineficientes, pero pensó que todos necesitan algo de libertad en sus propias vidas.

El profesor de educación física dio una tarjeta roja porque Shisei fue golpeada por la pelota un poco demasiado — Esta era la primera vez que el veía una tarjeta roja siendo usada para volleyball, Shisei fue sacada fuera de la cancha y el partido concluyó.

“Shisei, haz tu mejor esfuerzo.” “No queda nada asustadizo.” “Ven con nosotros a un lugar seguro.” “Vamos a ir a algún lugar silencioso y protegido de la luz del sol.”

Algunas chicas haciendo expresión de guardianas se llevaron a Shisei. Parece que el pequeño cuerpo de Shisei despertó sus instintos maternos.

Shisei dirigió su mirada a Saito mientras era alejada y levantó su dedo pulgar.

“Ani-kun, el resto, te lo dejo a ti.”

“Si, descansa en la enfermería.”

El no entendió que le estaba dejando a él, pero su partido estaba comenzando así que el entró a la cancha. Aunque educación física no es su materia favorita, el entendía que el fortalecimiento por ejercicio durante el periodo de crecimiento es muy importante para negocios en el futuro.

Saito y Akane eran los bloqueadores izquierdo y central, respectivamente, mientras Himaru era el defensor central.

Akane miró a Saito.

“Tráelo. Definitivamente no perderé contigo.”

“Estamos en el mismo equipo.”

“Nunca te he considerado un compañero mío.”

“Considérame uno entonces! Al menos en este partido!”

Mientras ellos estaban teniendo esa conversación, el equipo opuesto sacó.

“..~”

Saito estaba tratando de recibir la pelota, pero,

“Kya~!?”

Akane usó toda la fuerza de su cuerpo para hacerle un placaje a Saito. Sus frentes se golpearon juntas con gran fuerza, haciendo un sonido que le recordó a todos las campanas en las iglesias. Estrellas se reunieron en la visión de Saito.

“Qué diablos están haciendo!?”

“Esa es mi pregunta! Es mi pelota!”

“No es tu pelota! Es mía!”

“Huuuuuuuuh!? Quien te dio el derecho de decidir eso? Desde el principio de la realidad, ya era mi pelotra.”

Saito y Akane se miraron uno al otro a través de sus lágrimas de dolor. Himari llamó.

“A, ano-, la pelota no es de ustedes~? Es de la escuela~?”

“Ahora que lo mencionas…”
Saito se palmeo la cara. Él fue arrastrado junto a la corriente de Akane.

Él normalmente era una persona calmada para su edad, pero, siempre que él hablaba con Akane, el apenas podía contener sus emociones. Más aun, el solo no quería tener nada que ver con Akane.

El balón rodó fuera de la cancha, causando un punto perdido para su equipo.

Himari reía como si estuviera teniendo el mejor tiempo de su vida.

“No lo sabrías por su apariencia, pero Saito es bastante bobo, huh~”

“Kuh~…”

Que metedura de pata. Quien se enorgullecía como el Top 1 del año fue ahora llamado bobo. Para no perder su calma, Saito inhaló profundamente para reajustar sus emociones.

“Está bien, tráelo!”

Ahí hay determinación, por seguro. Como sea, ellos de nuevo chocaron entre si tratando de alcanzar el balón.

Su estómago tuvo un bocado, o debería decir mordida estomacal, de la cabeza de Akane.

-Esta enana es como una bala…

Aunque sus sentidos estaban entumecidos, el voló fuera del campo.

Saito se levantó mientras tosía sangre.

“Realmente quieres matarme!? Piensas que no vas a ser condenada si me matas en el partido?”

Sangre también se formaba en los labios de Akane. Ambos ahora tenían heridas en sus propios cuerpos.

“Es porque estabas parado en el lugar al que me dirigía! No me bloquees el paso!”

“Quien está bloqueándolo eres tú!”

“Es tu culpa por estar de pie en frente del bulldozer!”

“Está bien para ti llamarte a ti misma bulldozer?”

No es algo que normalmente usarías para describir a una linda chica de preparatoria.

“Puedes jugar apropiadamente la próxima vez? O al menos prefiero ser sustituido para recoger pelotas.”

“Uh grr…”

Akane apretó su puño viéndose molesta. Este era su posición de pelea. Saito se puso en posición de defensa, ya que, si él no estaba prestando atención, el seria noqueado por la amenaza como si fuera un ring de boxeo.

El silenciosamente declaró que el no fallaría en recibir el balón.

El enfocó todos sus sentidos en el balón, utilizando hasta el sexto sentido, calculó el movimiento de rotación de la pelota volando en el campo opuesto.

-Ahora!

En el segundo en que Saito saltó, su rodilla beso la barbilla de Akane. Los dos se enredaron y cayeron al piso del gimnasio. Akane estaba boca arriba, mientras Saito estaba encima de ella. Sus ropas de educación física estaban arrugadas, exponiendo la suavidad femenina. Su cabello estaba sobre el suelo, mientras sus pechos se movían arriba y abajo.

“Escuché un crujido? Te rompiste un hueso en algún lado!?”

Saito definitivamente estaba preocupado, y tocó la barbilla de Akane. Mientras tanto, los ojos de Akane se llenaban de lágrimas.

“T, tú estás haciendo esto en público…… Aun si somos ma-“

“Akane iba a gritar “Aun si somos marido y mujer” pero Saito rápidamente la calló.

“Mmphh~! Mugamugamuga!”

Akane se sacudió aterrada, pero Saito no la dejó ir. Él estaba asustado de su venganza, pero estaba aún más asustado de divulgar su matrimonio.

Akane empujó a Saito al lado para escapar de su prisión. Ella abrió la boca para respirar y miró a Saito.

“T, tu pervertido… Es un crimen participar en actividades lujuriosas durante clase.”

“Yo no hice nada lujurioso.”

“Fue un hecho por ti! Solo un poco más y no puedo convertirme en esposa!”

Saito quería gritar ‘No eres una esposa ahora!’ pero él lo aguantó. Akane usó la pelota de volleyball como escudo para su cuerpo.

Sus compañeros estaban mirando desde lejos y murmuraban entre sí.

“Lo están haciendo de nuevo…” “Ellos no se aburren~” “Ustedes son muy cercanos…”

Ellos le daban miradas cálidas y afectivas.

“A que te refieres por ‘lo están haciendo de nuevo?’”

Escuchando la pregunta de Saito, Himari respondió,

“No lo sabes? Ya que Akane y Saito siempre pelean, ustedes dos son ahora considerados un artículo en la escuela. Ustedes están nombrados en la lista de Parejas Reales, y ganaron el top 2 por la pareja de marido y mujer más graciosa en la escuela?”

“N, nosotros no somos marido y mujer––––––––!!”

Akane negó mientras se sonrojaba, pero ellos eran obviamente marido y mujer.

Innecesario decir, si ellos estaban jugando al gato y al perro en la escuela, sus vidas en la casa no estaban yendo muy bien.

Cuando Saito estaba leyendo un libro en la sala, él pudo escuchar el chillido de Akane desde la cocina.

“Que pasa contigo?”

Saito miró a la barra en la cocina. Akane acababa de regresar de la escuela así que ella todavía estaba vistiendo su uniforme y sosteniendo los comestibles que compro en el supermercado.

“Que es esto! No es esto solo jugo de frutas?”

El refrigerador estaba lleno de cajas de cartón de jugo de frutas.

“Ah, yo los compre. Jugos de frutas altamente concentrados.”

“No puedo ubicar los comestibles así! Por qué compraste tanto, y por qué jugo de frutas?”

“Porque los jugos de frutas son muy buenos en balancear tus nutrientes. Llenos de vitaminas, jugo de frutas es todo lo que necesitas.”

“Todo lo que necesitas mi trasero! No solo necesitas vitamina, necesitas un poco de maicena.”

“Ah, esos. Los he preparado.”

Saito abrió el cajón de los utensilios de comer para mostrarle. Lo que vieron sus ojos eran fideos instantáneos, llenos hasta el borde del cajón. El cerebro del estudiante top del año estaba construido por fideos.

“Kya––!”

“Es bueno al punto de exclamar? Eso es bueno y dandi. Fideos instantáneos son la combinación perfecta de los tres aspectos: Barato, rápido, delicioso.”

Saito se veía orgulloso. Mientras tanto, Akane hacia una cara seria y abrazaba su cabeza.

“Déjame preguntarte solo una cosa… Donde está la proteína?”

“La proteína está asegurada.”

Saito sostuvo la proteína y la sacudió en la botella. Él también tomó un poco de polvo de proteína de la bolsa plástica del suelo.

“Toma una mirada. La combinación perfecta entre el suero y la caseína4. Este es el pináculo de la nutrición balanceada, no me digas que no sabes de esto.”

“No sé nada acerca de esto!”

“Qué tal si pruebas un poco?”

“No lo haré!”

Akane negó su sugerencia. Sin otra palabra, Saito puso un poco de proteína y jugos de fruta en la botella para sacudir y gentilmente la sacudió. Akane se estremeció.

“Tu… intentas vivir con solo fideos instantáneos, jugos de frutas, y proteína de ahora en adelante?”

“Esta es la comida más simple que puedo hacer.”

“Esto no es comida, me rehúso! Especialmente la cosa que estás haciendo ahora mismo. Es como gasto de agua.”

Saito frunció el ceño.

“Que rudo. Sabes cuánto tiempo me tomo apreciar el sabor de esta atrocidad?”

“No trates de confundir tu sentido del gusto!”

“No lo estoy confundiendo. Solo estoy entumecido.”

Él puso su mano en su pecho y dijo orgullosamente. Akane cruzó sus brazos, miró al suelo y murmuró.

“La frase ‘Todo genio tiene un tornillo suelto’ es cierto… esto es mucho más peligroso de lo que pensé… Si lo dejo solo él podría morir… Y si el muere yo no recibiré el beneficio del contrato del matrimonio… eso sería malo para mi… Eso es cierto! Tengo que hacer algo! Esto es por mi propio bien… no por el!”

“Acabas de recitar una mantra5

“No?”

Akane levantó la vista. Ella apunto a la cara de Saito y dijo.

“Lo cosa que estas preparando ahora mismo no es comida, sino un gasto de ciencia! Déjame enseñarte lo que es comida real! Solo siéntate ahí y espera un poco!”

“No, yo ya tengo mi comida poderosa…”

Saito dejó que Akane mirara a la bebida especial que había mezclado entre lo verde del jugo de fruta y el color cocoa del polvo de proteína. E hizo sacudir los hombros de Akane.

“No pongas ese veneno cerca de mí! Que asqueroso, apresúrate y viértelo en alguna parte!”

“Cómo puedo verterlo… No deberías desperdiciar comida.”

“Esa cosa no es comida!”

“Como te atreves a ridiculizar mi invención…”

Saito rechinó su mandíbula, mientras vertía la proteína en el lavabo. Un día, también necesitarían limpiar el conducto que drenó el odio de un líquido. Akane vistió un lindo delantal rosado sobre su uniforme. Se torció para atar las tiras del delantal, amarrándose su cabello como un bollo y rio.

“No mires tan excitado.”

“Ah, no estoy excitado para nada! Solo prepáralo por tu cuenta, porque te mostrare comidas reales que las tuyas no pueden siquiera compararse!”

Esto parecía en realidad bastante interesante.

En la cocina, Akane estaba entusiasmadamente batiendo algunos huevos y vertiéndolos en un molde para hacer huevos enrollados. Ya que ella tenía una hermana pequeña, ella hizo mucha comida nutricional, así que ella confiaba en su habilidad culinaria. Aunque ella no podía ganar académicamente contra Saito, ella era mucho mejor en los quehaceres del hogar que él. Es más, Saito básicamente carecía de supervivencia del mundo real. Él lo llamó proteína, obviamente implicando que él nunca ha cocinado seriamente en su vida.

Akane giró los palillos para enrollar en huevo frito en una forma. Atrás cuando ella lo intentó en la primaria, el huevo se revolvió, pero ella ahora estaba acostumbrada. El plato estaba blando y se veía bien. El aroma del huevo y salsa fue llevado a toda la habitación. Si ella usaba un cuchillo para cortar ligeramente la punta, el corte brillaría.

“Bien.”

Akane estaba satisfecha con el resultado.

Ella era consciente de que Saito estaba dando una mirada aquí y allá. Él estaba haciendo la cara de un cachorro hambriento. Akane estaba orgullosa de hacer que su archi-némesis la escuchara y esperara. Él estaba esperando por Akane lo alimentara. Solo por hoy, él era justo como un perro mascota. No importa que tan gran hombre fuera, alguien con un estomago hambriento nunca mordería la mano que lo alimenta.

Akane puso la carne de cerdo hervido en el plato y decoró los lados con tomates y encurtidos. Ella también roció algunos rábanos, sanguijuelas y espinacas. Finalmente, Ella vertió un poco de salsa ponzu6 encima.

Este era el mejor plato de Akane. Un plato de alta calidad, fácil de preparar, altos nutrientes. Siempre recibía evaluaciones favorables de su hermana. Saito definitivamente estaría embobado probando este plato. Entonces él notaría las asombrosas habilidades de Akane, alabaría su cocina, y le agradecería desde el fondo de su corazón. Ella había perdido con Saito una y otra vez, pero esta vez ella lo sorprendería por seguro.

Mientras soñaba despierta, Akane dejó salir la risa que ella estaba aguantando en su corazón.

“Fufufufufufu……”

“De que te estás riendo, es aterrador.”

“Que vulgar! Solo estoy haciendo la cena para ti?”

“Mi última cena, huh… Me pregunto si hay veneno ahí dentro…”

Saito tembló.

–– Este tipo siempre me molesta!

Akane vigorizó sus hombros y siguió cocinando.

La cena finalmente llegó. Saito estaba temblando mirando la comida que Akane presentó en la mesa.

Normalmente, una chica que considera a Saito un enemigo definitivamente pondría veneno en los platos. Además, no hay manera de que ella sirviera a su némesis así. Con ese pensamiento, aunque él estaba mirando cuidadosamente cuando ella estaba cocinando, el no pudo atraparla insertando veneno.

–– Ella puso el veneno cuando yo no estaba mirando? No, ella definitivamente estaba dirigiendo mi línea de visión a un punto ciego? O ella puede haber usado trucos mágicos…

Saito no tenía duda que Akane intentaba matarlo. Aunque esta era la primera vez comiendo la comida de una chica, sentimientos de felicidad no estaba por ningún lugar. Al contrario, ansiedad y miedo llenaban su corazón.

“Por favor pruébalo… Yo definitivamente te derrotare hoy…”

Akane organizó los platos mientras decía cosas peligrosas con una expresión aterradora.

Había un puerco con espinaca, huevo frito, sopa de miso y arroz.

Saito uso sus palillos para cavar alrededor del arroz. Aunque se veía mal educado, su vida era mas importante.

“Uñas o bombas… nada encontrado, aparentemente.”

“Por supuesto que no! Esos son incomibles!”

“Eso significa, el veneno está diseñado por consumo…”

“Que estás diciendo? Apúrate y come.”

“Me estás apurando como si quisieras matarme rápido…”

“A que te refieres por matar!”

Akane ni siquiera tocó sus palillos, ella solo estaba observando a Saito.

––Ya que esta envenenado, ella no quiero comerlo…?

Medio aterrado, medio estremecido, Saito levantó el cerdo y lo puso en su boca. El medio se preparó para su muerte, tomó un respiro profundo y masticó.

“Que? Delicioso?”

Akane apoyó su barbilla con ambos brazos, y lo miró con ojos brillosos. Una mirada llena de expectativas.

 

Saito estaba sorprendido. Su garganta no explotó, ni su lengua picó del dolor, y el no perdió la conciencia. Era completamente normal. Esta era comida hecha para el consumo humano.

El cerdo hervido estaba bien, y las especies consistían el nabo, las sanguijuelas y espinacas acentuaban su sabor. Cuando el mordió el tomate, él podía sentir la acidez y dulzura del jugo a través de su lengua.

Aunque era favorecido por su abuelo, Saito era descuidado por sus padres, así que él mayormente tenia bento o fideos instantáneos en la casa. Pero cuando el comía con su abuelo, siempre era invitado a algunos lujosos restaurantes o tiendas. Había una enorme diferencia en sus experiencias de comer.

Así que, para Saito, una “Cena familiar normal” era algo muy especial. Diferente a la casa de sus padres donde todos era distantes aun si estaban relacionados, esto le dio a él la atmosfera de una familia.

“………Normal.”

Aun si él lo dijo como un halago.

“Entonces deja de comer!”

Akane estaba molesta y levantó el plato.

“Por qué! Por qué me detienes cuando ya has hecho todo esto!”

Sería el infierno si le dijeran que regresara a esa proteína sacudida después de experimentar comida como esta. Las papilas gustativas de Saito no era un robot, él también quería disfrutar un poco de arte culinario real en vez de esa mortal combinación química.

“Si no está bueno entonces no tienes que comerlo! Alimentaré a los perros con esto.”

“Que malgasto! Yo no dije no estuviera bueno.”

“Tú no dijiste que estuviera bueno!”

Akane tomo el plato y corrió fuera de la sala, mientras Saito estaba cerca persiguiéndola. Pero él no entendió por qué Akane se molestó. Él rara vez da halagos como esos, pero cuando lo hizo, no fue apreciado para nada.

Era como todos los días. Saito y Akane, ambos excelentes y extravagantes estudiantes, pero siempre peleando entre diente y uña desde que entraron en la preparatoria. Nadie sabe cómo se volvió así.

Saito agarró el plato de la mano de Akane y lo devoró a máxima velocidad.

“Aguanta, por qué te lo estás comiendo sin mi permiso!”

“Me comeré todo lo que cocines! No dejaré nada, aunque solo sea un grano de arroz!”

“Él no quería no malgastar la comida casera que ella esmeradamente preparó.

El devoró el arroz, el huevo, y sorbió la sopa de miso.

Akane tiro de la muñeca de Saito.

“Devuélvelo! Ladrón! Monstruo~!”

“Esta es la primera vez que me llaman ladrón por comer la comida de casa. Ríndete, tu suerte se fue en el momento en que me serviste la comida.”

“Bastardo~……! Te odiaré por siempre!”

Akane lo miró con ojos llorosos, viéndose molesta.

Esta era también la primera vez siendo odiado cuando terminó su comida.

“Despierta… despiértate…”

Una linda voz entro en sus oídos, cuando él estaba durmiendo en un suave colchón. La rítmica pero gentil sacudida de sus hombros le dio más sueño. Él podía sentir la luz del sol sobre sus parpados. La suave manta estaba llena de un dulce aroma de señorita, gentilmente envuelto alrededor del cuerpo de Saito.

Él no quería dejar que este momento confortable terminara, Asi que Saito mantuvo sus ojos cerrados y susurró.

“Solo un poco más…”

“No puedes. Tienes que despertarte apropiadamente.”

La señorita ligeramente golpeo las mejillas de Saito. La sensación era también refrescante y cómoda.

La única que haría algo así sería su prima Shisei. Desde que ella era pequeña, Shisei seguía escurriéndose en la cama de Saito. Con esos confusos pensamientos, Saito abrazó a la señorita.

“Está bien. Vamos a dormir juntos.”

“Hya~!?”

La joven se congeló.

El dulce aroma entro en la nariz de Saito. No era un aroma que el odiaba. Al contrario, despertaba sus instintos. El cuerpo de la señorita encajaba perfectamente en sus brazos, como si ella hubiera sido esculpida exclusivamente para él.

“T, tú, tú…”

La joven ahora estaba temblando. Su voz estaba llena de timidez.”

Algo estaba mal. Cuando Saito notó eso, el no tuvo tiempo para despertarse.

“Dije que te despiertes––––––––––––!!”

Siendo empujado por toda su fuerza, Saito cayó de su cama.

“~!? ~!? ~!?”

El frotó sus ojos en pánico, e identificó la silueta de la joven.

La persona ahí no era Shisei, sino Akane en delantal. Su cara estaba roja y ella tenía hasta lágrimas.

“H, hay una regla en esta casa que declara que serás tirado a la cama si despiertas a alguien…? No hay esas leyes…?”

“Cálmate. Pensé que eras Shise ahora mismo…”

“Así que la tirarías si era Shisei!? Esa es la relación que ustedes dos tienen?”

“Yo no sé qué es nuestra relación, pero claramente no es la que estas imaginando! Primero que todo, baja las armas!”

Ella lo intentó atacar en su sueño, por qué estaba sosteniendo un cuchillo de cocina así. Saito rodó en el futon para asegurar su perfecta defensa.

“Esto no es un arma, yo solo estaba haciendo el desayuno.”

“Dijiste ayer que no querías hacer comida más nunca.”

“No estoy haciendo tu porción!”

El cuchillo reflejó la luz del sol.

“Está bien. Lo siento.”

Saito encogió sus hombros después de que erróneamente esperara mucho. Estaba devuelta a la proteína para desayuno para él. Está bien, científicamente hablando.

Akane apartó la vista e hizo un puchero.

“Uh, erm mira? Yo accidentalmente hice demasiado. Si dices que quieres comer, puedo darte algunas sobras.”

“No necesito sobras.”

“Por qué!? Tú quieres tener mis sobras, no?”

“No importa que comida sea, no necesito sobras.”

Esto era un asunto acerca de la dignidad humana.

“Pero te comiste todas las sobras ayer…”

“Eso una cena apropiada que te preparaste!?”

Saito sintió peligro cuando él fue considerado una máquina que procesa comida malgastada.

“Y, no pensé que siquiera me despertarías.”

“AH~, Recordé! No estaba aquí para despertarte, sino para molestarme contigo.”

“Molestarte…?”

“Ven aquí, rápido.”

Saito obedientemente siguió el pedido de Akane. Él no era tan tonto como para ir contra su enemigo quien está sosteniendo un cuchillo en sus manos en la mañana. Especialmente cuando él estaba desarmado.

Él fue llevado a la cocina.

Nabos y tocinos rebanados fueron tomados del refrigerador y puestos en la mesa. Un escenario encantador. El teléfono de Akane estaba tocando una música de fondo.

“Esto!”

Akane apuntó al fregadero. Los platos usados para la cena de la noche anterior estaban ahí.

“Que ocurre con el fregadero?”

“No es ‘que ocurre’! Por qué están los platos sucios ahí todavía!? Yo preparé la cena anoche así que tú debes limpiarlos.”

“Está bien dejarlos así. Tenemos muchos suplentes, suficientes como para enfilarlos hasta el techo.”

“Bien mi trasero! Es sucio, y afecta negativamente en la estética. Límpialo ahora! No tendremos arroz si la arrocera no está limpia.”

“No pienso que haya algo mala con eso…”

Siempre que sus padres estaban de vacaciones o ausentes en la casa, Saito compró muchas ollas y sartenes para usar uno diferente cada día, entonces los limpiaba todos el fin de semana. Es más eficiente que limpiarlos individualmente.

Primero que nada, Saito terminaba sus rutinas matutinas, entonces limpiaba los platos. El superficialmente fregaba los platos así el terminaba con ello tan pronto como fuera posible, entonces Akane vino desde el retrete.

“Por qué dejaste el asiento del retrete levantado?”

“Pasa algo con eso?”

“Es terrible! Bájalo cuando sea que termines!”

“No es mejor para ti bajarlo por tu cuenta?”

“No quiero tocarlo! Tengo que deletreártelo?”

“Sin pista.”

“Huh~? Increíble!”

Akane mostraba completa decepción.

Aun si ella lo decía así, ni sus padres ni Shisei alguna vez se quejaron acerca del asiento del retrete, así que él no podía entender. Aun si ella se molestaba, poniéndose gritona así en la mañana.

“Los núcleos del papel sanitario todavía están ahí, también el estuche del jabón. Planeas convertir esta increíble casa en un bosque tropical?”

“La basura se puede limpiar una vez por mes.”

Viendo a Saito encoger sus hombros, Akane lo miró.

“T, tú estás en serio…? Eres humano siquiera?”

“Yo soy humano. Así que no huyas de la basura, sino aprende a vivir con ella.”

“No, a que te refieres por vivir con ella! Yo quiero una limpia, linda y apropiada vida.”

“Desafortunadamente para ti, yo no soy tan diligente. Estoy hasta cuestionando el significado de bañarse y limpiarse.”

“Estoy sin habla por tu conciencia! No hay duda de ahora!”

Akane temblaba con miedo.

“Terminé de limpiar los platos, eso es eso.”

“Espera, espera un momento.”

“Me está dando dolor de cabeza rondando temprano en la mañana. Cállate un poco por mí.”

“Huh????? Esas no son palabras para usar con alguien que estás conviviendo.”

“La convivencia es para nuestros propios bienes. No intervengas más de eso.”

Entonces Saito dejó la cocina. El escuchó algunos pisotones de Akane, pero su salud no se mantendría si el seriamente la enfrentaba.

Entonces Saito se preparó para la escuela.

No solo en los asuntos de los quehaceres, los dos encontraron varios problemas en sus actividades diarias.

Vivir con la chica que el odia lo llevó a niveles de estrés al límite absoluto.

La persona sobrecargada, Saito, se fue a su consola después de la cena. Verdaderamente, solo juegos podrían disipar un poco de estrés de él.

Afortunadamente, esta casa tiene un gran televisor y un set de alta voces que la casa de sus padres no podría comparar. El disparaba para jugar juegos en este monstruo desde la mudanza, pero no tenía tiempo libre.

La pantalla mostraba un disparo en primer plano de un ejército zombi.

Saito usaba armas para aniquilar esas oleadas de zombis, el escuchó a Akane acercarse cuando él estaba siguiendo la historia. Saito sintió su estómago arder solo por eso. Él pensó en discutir, o que ella se quejara de el por algún quehacer. Era molesto ser interrumpido cuando uno está divirtiéndose.

Él estaba rezando por que el espíritu maligno se fuera, pero en vano, Akane abrió la puerta de la sala.

“Como puedo concentrarme en estudiar cuando estás haciendo tal música! Y, que juego extraño estás jugando aquí!?”

Saito explicó claramente.

“Esto no es un juego extraño. Es una comunidad basada en los juegos de acción de cazar zombis. En este juego tienes que matar todos los zombis que aparecen alrededor del país usando las figuras públicas de cada área. El mayor te guiara a través de los escenarios, y las localizaciones del escenario serán basadas en figuras históricas…”

“No me importa! Puedes explicar todo lo que quieras! Se ve asqueroso, bórralo!”

Akane usó sus manos para cubrir sus ojos.

“Esto no es asqueroso. Le bajé el nivel de gore a 40%. Ya que si era mayor no vería nada a través de la sangre.”

“No me importa si es 40% o lo que sea, gore es gore. Tu gusto es asqueroso.”

“Tú también comes órganos de animales.”

“No quiero comer más después de ver esto! No puedo entender a las personas jugando juegos violentos. Esas personas son esencialmente criminales.”

Saito se sintió molesto.

“Estas siendo parcial? Deja de refunfuñar acerca de los gustos de otras personas.”

“Estoy diciendo que dejes de jugar esto en mi casa!”

“Es mi casa también!”

“Tu solo eres un visitante!”

“Disculpa!”

Frentes rechinando entre si y mirándose directamente uno al otro. Si uno preguntara acerca de sus cambios después de matrimonio, la honesta respuesta seria que no solo no hicieron que su relación no mejore, sino su campo de batalla solo creció.”

“Suficiente. Voy a desconectarlo.”

Akane molestamente se acercó a la consola.

“Oi espera espera espera!”

Saito rápidamente agarrño las manos de Akane.

“N, no me toques! Es cobarde confiar en la violencia.”

“Tú eres quien está usando la violencia. Planeas matar toda la data que he empollado en estas dos horas?”

Akane inclinó su cabeza y puso su dedo índice en sus labios.

“Empollado… data…? No tengo idea, pero no la estoy matando.”

“Ni siquiera entiendes la data de juegos?”

“Estas subestimándome?”

“No estoy subestimándote! Haz tu jugado un juego antes?”

“Lo he hecho. He jugado el juego de agarrar el animal. Hasta he agarrado un gran juguete de peluche.”

Ella infló su pecho orgullosamente, pero esta experiencia no era algo que podría usas para entender a los gamers.

Akane empujó la mano de Saito y corrió a la consola.

“Que estas tratando de hacer!”

“Lo desterrare hasta los cajones. Jugar estos juegos en esta casa está prohibido!”

“Eres mi madre!”

Saito agarró la consola fuertemente para tomarla de vuelta.

“No tengo recuerdos criar a alguien con una personalidad problemática como esta!”

“Quien tiene la personalidad podrida!”

Ambos pelearon sobre la consola, sin ceder un paso, sus palmas comenzaron a sudar. Solo tomo un desliz para soltarlo, así que Saito uso sus uñas para agarrar la consola.

En ese instante, el timbre sonó.

“Ah~, un visitante.”

“Oi kuh~…”

Akane rápidamente lo dejo ir, sacando a Saito fuera de balance. Y el saco el cable de poder de la consola y la pantalla. Saito miro como si su data de juego fuera convertida en polvo.

“AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA…”

Mirando a la ahora pantalla negra, Saito gritó de dolor.

Quien tocó el timbre era la compañía de mudanza. Parecía que quedaban algunas pertenencias en casa de los padres de Saito.

Era agradecido que ellos se lo enviaran así, pero en realidad, ellos solo trataban de eliminar toda la presencia de Saito de casa de sus padres, haciendo a Saito sintiéndose perjudicial.

–– Así que no puedo regresar a la casa de mis padres…

Una vez más recordando eso, el abrió la recién enviada maleta mientras suspiraba. Él no tenía lamentos, pero era aún el lugar donde nació y creció, y cualquier lado era mejor que este campo de batalla. Para no ver la cara de Akane de nuevo, Saito estaba dispuesto a hasta vender su alma a un demonio.

Una nueva feroz guerra esperaba por el en la mañana. Para enmendar su herida, Saito se remojaría en los baños.

El salió de la habitación sin traer nada consigo.

–– Es cierto. Debo traer alguna ropa para cambiarme.

El regreso a su habitación, llevando su ropa interior y pijamas.

A parte de ocasiones donde Shisei aparecía para jugar, en casa de sus padres, no había problema si el caminaba desnudo desde el baño a su propia habitación, así que él lo olvido. Pero si él era atrapado desnudo por Akane, habría definitivamente otra clase.

Pensando tal cosa, Saito se desvistió en el vestidor.

Había una luz viniendo del baño, pero no había sonido de él.

Cuando fuera que Saito olvidara apagar la luz, él era reñido “Deja de gastar electricidad” Pero Akane no estaba siendo malgastadora también… Él estaba molesto, y abrió la puerta al baño.

“…?”

El escenario adentro lo hizo congelar.

Akane sumergida dentro de la bañera, en su traje de nacimiento.

Ella estaba acostada boca arriba en la gran bañera con los ojos cerrados.

Su usualmente pecho modesto bajo el uniforme, está ahora a la vista, y es francamente … fuera de toda imaginación. La forma era acentuada por el agua, revelando el pedazo rosa en la punta.

Sus delgados hombros, justo con sus piernas bajo la clara agua se veía tan brillando que cegó sus ojos. Su firma de cabello amarrado estaba suelto, dejando gotas de agua bajando por sus mejillas.

Saito tenía que concordar que ella era hermosa. Aun si ella estaba peleando con él todos los días, ese era un hecho que no podía negar. No había equivocación, ella era una joven hermosa. Saito estaba tan inmerso que olvido regresar al vestidor.

Pero, inmediatamente recobró su sanidad.

–– Crap.

Miedo original irradiaba de todo su cuerpo. Él sabe que acaba de cometer un crimen.

Eso es invadir el baño de su compañera.

No sería extraño si el recibía sentencia de muerte. No, Akane lo veía como un némesis, ella puede darle un castigo peor que la muerte.

Como sea, afortunadamente para él, los ojos de Akane estaba cerrados, parecía que ella no había notado a Saito todavía. Este era el primer momento para escapar de la madriguera del dragón.

Saito dio un paso fuera del baño.

No debe hacer ruido, esto significa la vida y muerte para él.

Hasta el sonido de su pie alejándose podía alcanzar a Akane, lo que hacía a Saito increíblemente estresado.

El calor del baño hacía difícil respirar. No tantos minutos habían pasado desde que el entró en el baño, sin embargo, él está sudando balas, y se siente como si el tiempo fuera eterno.

De algún modo u otro, él llegó al vestidor, pero Saito estaba exhausto.

El usó lo que le quedaba de fuerzas para cerrar la puerta lentamente, entonces intentó correr por su vida con sus ropas.

Pero.

“…Que extraño.”

Saito se detuvo en el pasillo.

Aun si Akane solo estaba cerrando sus ojos, el que ella no notara a Saito significa que estaba muy insensible a sus alrededores.

Estaba ella simplemente cerrando sus ojos?  Seria severo si ella tenía problemas ahí. Si él la dejaba ahogarse, su esposa, nada menos, sería el condenado?

Desnudo en el pasillo, Saito estaba seriamente preocupado.

Aun si esa persona era su némesis, él no podía dejarla morir así.

“Maldición~…”

Saito una vez más se acercó a la madriguera del durmiente dragón.

Primero, el intento tocar la puerta del baño.

“O, o~i, todavía estás viva~…?”

Sin respuesta.

“Oi despierta! Todavía estás viva! No te rindas contigo misma!”

Aunque él no tenía la intención, él podía pensar algunas mejores palabras que decir, y el siguió gritando aleatoriamente.

La habitación respondió con una innatural calma.

No había otra opción, así que Saito abrió la puerta.

Akane todavía estaba boca arriba, cerrando sus ojos. El temió que su cuerpo parecía haberse hundido a una posición más baja que antes. Solo un poco más y su boca estaría bajo el agua.

Saito se acercó a Akane quien estaba en la bañera, y podía escuchar sus suaves sonidos de respiración.

–– Así que estás dormida!

Su preocupación resultó ser en vano, pero la peligrosa situación todavía permanecía. Había una cantidad de accidentes fatales debido a dormir en las bañeras.

La cara de Akane estaba normalmente decorada con su ceño fruncido, ahora desaparecido como si todo fuera una mentira. Una Akane sin arrugas en sus cejas se veía tan linda que no había quejas. Sus labios estaban húmedos, y su nuca solo reflejándose desde el agua se veía pura.

“Despierta… Despierta… Diablos que despiertes!”

Saito se acercó para despertarla, pero Akane no abrió sus ojos.

Murmuras escaparon de los labios rosa cereza.

“Munya munya… finalmente admitiste tu derrota… Buen chico… Si te arrodillas para disculparte, permitiré dejarte vivir en la casa del pe…”

“…Aparentemente es mejor dejarla aquí, huh.”

Saito hizo una expresión irritada.

Parecía que hasta en sus sueños, Akane estaba buscando pelea con Saito. Además, ella estaba demandando algunas cosas desorbitantes. Ella debe odiar a Saito demasiado.

Aun así, dejar a una chica ahogarse en su casa dejaría un mal sabor.

Saito sacudió los hombros de Akane.

“Okay eso es suficiente! Tú morirás!”

Akane siguió durmiendo.

––  Dejarla a ella así… no está bien.
Saito decidió mover a Akane a un lugar seguro.

El sostuvo los brazos de Akane y la arrastró fuera del baño.

La parte desnuda escondida bajo el agua estaba ahora completamente visible, trayendo el poder ofensivo a través del tejado. Su delgada cintura entro en su visión, haciendo a Saito apartar la vista inmediatamente.

Su suavidad rompió su balance, haciendo que el cuerpo de Akane se apoyara en Saito.

Un suave sentimiento. El seno de su compañera de clase estaba ahora apretado en el pecho de Saito. La sensación de las puntas era sentida por el vívidamente.

Los dos están pegados a través de piel desnuda, la respiración de Akane se trasladó a su piel. El rostro de Akane se veía encantador de cerca.

Saito podía sentir su mitad inferior preparándose para ir.

–– Esto solo es biológico, esto solo es biológico, esto solo es biológico…!

Él no podía resistirlo cuando él tenia tal reacción a su jurado enemigo, así que él hizo tal cantico para calmarse. Él no estaba haciendo nada maligno, esto era para salvarla después de todo. Como sea, la culpa seguía atacándolo.

“Uhn~… Saito es… un idiota…”

La linda voz de Akane, y las suaves respiraciones, entraron en sus oídos.

–– Quieres matarme!

Saito inmediatamente canto la formula integral que se le fue enseñada en la escuela, pero no importa que tan avanzada la formula sea, él no podía ganar contra el cuerpo de una chica. Gradualmente, el fenómeno biológico de Saito floreció completamente, llenado hasta el borde con energía suficiente para cambiar el mundo.

Justo en ese instante.

Akane abrió sus ojos.

“Ah.”

Saito se congeló.

Akane se vio desconcentrada por un segundo, pero después de eso, comenzó a enfocarse hasta que su cara estaba pálida como nieve.

“Eh, que, que es esto…? Porque nos estamos abrazando desnudos…? Acoso sexual…? Asalto sexual…?”

“Explicare esto claramente, así que por favor cálmate y escucha.”

Aun si Saito quería explicarle calmadamente cansado de su sudor frio, es difícil calmar a una chica que acaba de despertar en tal situación.

Junto con un grito que podía despertar a toda la calle, Saito fue golpeado fuera del baño.

Y la puerta detrás de él fue cerrada con una fuerza ardiente.

“No puedo creerlo! Pervertido! Sal de aquí ahora! Sal de esta casa! Sal de este planeta ––––––!!”

“Al menos déjame vivir en la Tierra! No hice nada mal!”

“Estas diciendo que invadir a una chica bañándose no es nada mal?”

“Eso~……”

La situación era demasiado complicada, él no podía explicarla inmediatamente.

“Tú me viste desnuda, cierto!? También viste mis senos!? Más importante, la parte inferior…”

“Yo no––”

Él lo hizo, completamente. Y de mala gana lo excito. Él no podía negarlo ni explicarlo.

“Bruto! Desaparece! No entres a este baño más nunca––––!!”

Dando una solicitud completamente irrazonable, Saito salió del vestidor.

Después de salir del baño, Akane seco su cabello en el vestidor con ojos lagrimosos.

Esta era la primera vez que era vista absolutamente desnuda por un chico, y ese chico no era más que su archi-némesis. Ella pensó que moriría de la vergüenza.

Además… si ella lo pensaba claramente, puede no haber sido un asalto.

La fatiga de los quehaceres y estudios la hicieron dormirse en el baño. Así que no estaba Saito tratando de ayudarla… Ella se sentía de esa manera.

Si ese era el caso, gritarle a Saito la haría a ella una terrible ingrata persona.

Sin cara para hablar con Saito ahora, ella tomo más tiempo en secar su cabello que lo usual.

Sus pasos pesados llegaron al dormitorio.

Ella se sentiría más aliviado si él se hubiera dormido, pero Saito estaba despierto. Él estaba leyendo como de costumbre en la cama.

“………”

Viendo a Akane acercarse, el silenciosamente cerro el libro y se cubrió con el futon. Él estaba definitivamente molesto.

Akane se acostó al lado de Saito y puso la cara para el otro lado.

“A, ano~…”

Ella no sabía si disculparse, o dar las gracias.

“…Que.”

Saito no se giró, y respondió con una pequeña voz.

“Erm, pus, acerca … El accidente… yo…”

“Estoy durmiendo.”

“…~!”

Recibiendo tal fría respuesta, las mejillas de Akane ardieron.

Ella estaba repentinamente molesta, y podía no ser honesta con ella más.

Siempre es así, desde que comenzaron la preparatoria y conoció a Saito.

“Oh, es así! Entonces adelante? Porque no planeaba decir nada importante!”

Akane molió sus dientes, y se cubrió la cara con el futon.

 

 

Notas:

  1. Director Ejecutivo
  2. Yes-No pillow, son las almohadas que como dicen cada una tiene escrito si y no, o cosas como rey y reina- cosas de parejas
  3. es una resolución definitiva que establece un periodo específico para que se cumplan unas exigencias determinadas y que viene respaldada por una advertencia que será cumplida en caso de que las exigencias no se satisfagan
  4. es una fosfoproteína presente en la leche y en algunos de sus derivados
  5. Es una palabra sánscrita que se refiere a sonidos (sílabas, palabras, fonemas o grupos de palabras) que, según algunas creencias, tienen algún poder psicológico o espiritual
  6. Es una salsa usada comúnmente en la comida japonesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comments

    1. KiteG

      Lo siento, por diversas razones esta serie posiblemente la tome lolipoi. Pido disculpas por eso. Para cualquier cosa manten un ojo en grupos como Lolipoi y Saekano

error: