Juzoku Tensei Ch09

Chapter 09: 7 años de Edad (3)

Al siguiente día, fui a la casa del Jefe de la aldea junto con Giselle.

 

No es que no tenga un sentido de resistencia a pedir al jefe a volverse un maestro. Para ser honesto, no soy conocido con el jefe.

Aun así, como un maestro de magia, no hay candidato calificado aparte del jefe en este asentamiento.

Las enseñanzas tal vez sean duras, pero vine aquí para eso con “Don”.

 

Cuando intente entrar por la cerca hecha de madera, una voz llama desde mi espalda.

“Oya, ¿Qué es esto? Si no es Abel el fanático Otem. ¿Qué en el mundo estás haciendo? ¿Viniendo a mi mansión?”

Cuando miro en la dirección de la voz, es una chica de la tribu Marren de la misma edad que yo de pie ahí.

Unos ojos rojos afilados que parecen tener una fuerte voluntad, me miran.

Ambos brazos cruzados en el frente de sus pechos que parecen reflejar su auto-confianza y temperamental carácter.

Su largo cabello trenzado, que la trenza al final estaba sacudiéndose con el viento.

Ella es la nieta del Jefe, Philo.

 

Una persona problemática me encontró.

 

“¡Por favor toma esas palabras de vuelta! Onii-chan no es un fanático Otem. ¡Con persuasión de padre-sama, recientemente solo hace 1 o 2 Otems por día! ¡Él también juega conmigo apropiadamente! ¡No es así, Onii-chan!”

No, si miras entre esas palabras, quieres decir que recientemente yo era un fanático Otem.

Tú, ¿acaso me veías de esa manera hasta ahora?

Onii-chan… está un poco impactado.

“Eso es llamado Fanatico Otem.”

Philo dice con ojos fríos.

 

“No te preocupes. No tengo intención de venir a verte.”

“¿Qué? ¡Yo no esperaba tal cosa por separado, yo no lo quería! ¡Yo no quería dar ese tipo de significado, no digas cosas extrañas!”

Philo tiene la cara roja cuando dice eso.

Ella estira su brazo que estaba cruzado y me apunta con su dedo.

Es bueno que los niños sean fáciles de provocar.

“Además, yo se que Abel es un pervertido que solo se excita por los Otem, ¿acaso piensas que seré perturbada con aquellas palabras?”

 

¿Acaso ella se enamoro de mi?

¿Qué es esto? ¿Soy visto como eso?

¿Qué es esto? Un gran idiota que grita tan terrible gran mentira.

 

“Vine a ver a tu abuelo.”

“¡No llames a mi abuelo-sama tan a la ligera, fanático Otem! ¡Llámalo jefe-sama!”

“Está bien, lo llamare apropiadamente en frente de otros como abuelo-sama, okay.”

En la tribu Marren, hay también cortesía hacia su familia inmediata, y esto es sofocante. Quiero hablar casualmente al menos alrededor de otros niños.

“¡Tú, tú no llames a mi abuelo-sama como abuelo-sama! ¿Qué, que es lo que piensas por ti mismo? ¡Yo no tengo ni un poco de sentimientos hacia ti y no quiero volverme tu esposa! ¡Ni incluso un poquito! ¡Así, así que no digas cosas extrañas!”

“¡Yo no dije eso! ¡Irónicamente parece que eres tú la que dice eso!”

Tengo problemas con esa reacción, así que me gustaría que parara de desviarse profundamente en una manera extraña. Al menos, al menos le llamare jefe en frente de Philo.

Me cansó, cuando hablo con Philo.

“Por eso mismo, iré a ver a jefe-sama.”

“Fuu~bueno, bueno, no entiendo que es lo que quieres hacer… Bueno, está bien, además no estoy interesada en lo que Abel quiere hacer. Al menos, no importa el viaje.”

Me giro hacia la mansión y ligeramente sacudo mi mano “shishi” hacia Philo como si la alejara.

 

Entonces cuando comienzo a caminar, por alguna razón escucho las pisadas de 3 personas.

Cuando doy la vuelta, es Philo quien está siguiéndonos.

“… Philo, no tenías nada que hacer conmigo, ¿cierto?”

“¿Qué? ¡Yo solo estaba regresando a casa! ¡Eh, que con esos ojos, no estoy intentando seguirte Abel! ¡No digas algo como eso! ¡Escucha! ¡Esta es mi casa! ¡Soy libre de regresar cada que yo quiera!”

Ella no es una mala chica, pero que debería decir…

Sin embargo, no he visto el rostro del jefe.

Quizás si esta Philo, tal vez sea de alguna manera más fácil hablar.

Incluso si está aquí está bien. Además, no hay necesidad de forzarla a que se vaya. No, si ella va a algún lado, no deseo por nada más que eso.

 

Entramos a la mansión.

En la entrada, la madre de Philo está ahí.

Después de completar el saludo simple, le digo mi intención de ver al jefe.

“Por favor, entra. Jefe-sama está libre hoy, Philo guíalos a Jefe-sama.”

“¿Seré yo? Madre-sama, bueno, no se puede evitar, con esto siguiente podría pasarcomo esto. No lo puedo evitar, en serio no quiero hacerlo, pero los guiare de todas maneras. ¡En serio yo no quiero hacer esto!”

Philo suspira un poco, y dice cosas sin sentido.

“Lo siento por causarte problemas, Philo-sama. Por favor guíenos, y gracias.”

Cambio mi actitud y le digo a ella agachando mi cabeza.

“Espera… que sucede con esa actitud…”

Soy consciente en esta actitud cuando estoy en frente de los adultos.

Esta es la mejor para ser recibido.

“Lo siento, Abel-kun. Philo no es honesta. Esta chica, normalmente es una buena niña, por favor llévate bien con ella…”

“¡Madre-sama!”

Philo se sonroja de las mejillas y da voz mientras muestra sus dientes.

Mientras se ríe, la madre de Philo va a otra habitación.

Philo aclara su garganta y comienza a caminar.

“¡Hey! ¡Hora! ¿¡Que haces de pie ahí ahora!?”

Caminamos a través del corredor con Philo en el frente, apuntamos a la habitación en el fondo donde el jefe se queda.

 

Recuerdo que el jefe era una persona bastante casual.

Hoy tengo la intención de tomar solo la visita, pero parece que tales cosas son innecesarias por motivo de ver al jefe.

Incluso aunque el jefe es la cabeza, cazar el hecho por los jóvenes.

Recientemente, ningún incidente mayor ha pasado. No creo que este ocupado tanto.

Además, soy un niño de 7 años.

No es una gran aldea aquí, y tal vez sea el sentimiento que sus nietos vienen a visitarlo.

“Bueno, mi madre-sama está tomándolo a la ligera. Bueno, te acompañare. Me molesta tomar mi tiempo y acompañarte, agradéceme por lo que hago. No sé qué es lo que quieres preguntar a abuelo-sama. ¿Por favor no imites eso que trae vergüenza a mi rostro? Si eres grosero, te noqueare, ¿lo has entendido?”

Philo mira atrás y habla rápidamente y regresa su rostro inmediatamente después de terminar.

¿Acaso no dijiste que solo quería regresar a tu casa?

Bueno, vamos a dejar de empujar ese estúpido tsukkomi.

 

Un jefe es también un ser humano.

Si él está en frente de su nieta, su actitud tal vez se suavice un poco.

Creo, no funcionara en una manera negativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.