Dream World

Buenas minna, kiel rueda para avisar que estas semanas serán casi en blanco, actualmente tengo prohibido tocar mi laptop y por ello no puedo traducir o programar algo, para evitar mi ausencia y la soledad, estaré escribiendo las novelas originales (se publicarán en cuanto sean terminados los capítulos… Así que espero y disfruten esto)

Sin más que decir, dejo esto… Nos leemos cuando todo se calme…

Matta nee |=∆=)/)

Prólogo

Los sueños, esos momentos de lucidez donde tu cuerpo descansa y tu mente se da el lujo de recrear tus más profundos deseos, dándoles forma y creando un mundo para este.

Lo has sentido, cuando por fin te das cuenta que estás en un sueño, sin lugar a dudas ignoras toda la lógica y rápidamente haces tus ‘deseos’ sin importar lo demás.

Ha esto se le llama sueño lúcido, pero te has preguntado, para aquellos dentro del sueño, ¿Es también un sueño?

×∆×

Bajo una noche azulada, no por lo hermoso, sino por la enorme luna mecanizada de color azul cobalto, una joven señorita corre dentro de una ciudad, sus gritos parecen no encontrar respuesta puesto que nadie sale de las casas, y aún cuando hay luz en las calles no hay nadie vigilando o haciendo patrullaje.

[¿Otro sueño lúcido, heh?]

“¡¿Al, Al donde estás?!”

[Um, un nombre que no conozco.]

Miro desde la distancia a la joven que parece pedir por ayuda. Su cabello es gris con toques violetas, lleva un extraño conjunto que es como unir un suéter y ropas de sacerdotisa de los animes… Creo que era ese suéter mata vírgenes o algo así, no lo recuerdo bien.

Ugh, se tropezó, que cliché, bueno, es un sueño mío, normal que sucediera cuando le prestó atención a la escena.

Con un leve suspiro desciendo desde la azotea.

×∆×

(¡Al, Rue, donde están!)

Mientras ignoro el dolor de mi cuerpo corro con todas mis fuerzas, tratando de dejar atrás a los Yoma*.

[K: Yoma = Demonio, ser demoníaco.]

Sin darme cuenta, como si algo jalara mi pierna, tropiezo sin razón alguna.

“¡Demonios!”

Antes de darme cuenta, estoy rodeada de yoma, por favor, alguien… Ayuda.

“Que molestó, al menos no hagan tanto ruido.”

(¡¿Eh?!)

“Se supone que deberían ‘dormir’.”

Slash

Por un extraño brillo, tuve que desviar la vista cuando intenté encontrar la fuente de la voz, pero al evitarla pude escuchar un sonido claro y frío de algo cortando el aire.

(¡¿Acaso es un Yoma pura-sangre?!)

Mientras trataba de mirar de nuevo, todos los yoma ya no estaban.

“¿Eh?”

Frente a mí, había un joven de aspecto sospechoso, su ropa era normal, su rostro, cabello e incluso su mirada eran normales… Lo sospechoso era la extraña arma sacada de una pesadilla.

Un extraño bastón tan delgado que confundirlo con una rama no sería extraño, pero la parte superior eran largas hojas filosas parecidas a ramas de un árbol marchito, y al final del otro lado, una especie de látigo con púas, toda el arma recubierta de una oscura y siniestra aura con un brillo negro puro que apenas reflejaba la luz.

“¿Estás herida?”

Con una voz fría y sin una pizca de preocupación, el joven hablo, ni siquiera extendió su mano hacia mi cuando lo dijo.

“¿Si?”

“Porque dudas, ¿acaso te sientes mal?”

Cómo si notará mis sospechas, volvió a preguntar. Creo que no tiene sentido preocuparme tanto, aunque no puedo confiar en el, me ha salvado.

Aun sin su ayuda, me levanté del suelo y sacudí mis ropas.

“Muchas gracias por ayudarme… Etto”

“Así que presentaciones, que molestó… No tengo un nombre, así que eres libre de darme uno.”

(¡¿Eh?! ¿Acaso eres un cachorro perdido?)

Ignorando mis pensamientos internos de rechazar la idea, mis labios se movieron por sí solos y lo dijeron sin vacilar.

“Nightmare”

“Um ‘pesadilla’, no es malo. Está bien. Solo dime Nightmare.”

(¡Y lo aceptas como si nada!)

Aún con mi pelea interna, el chico parece ignorar el hecho que lo nombre con lo primero que pensé.

Y más aún, no preguntó más, mientras pensaba en como presentarme, el chico se da la vuelta y se aleja lentamente.

“A-acaso me vas a dejar sola.”

“¿Tengo algún motivo para estar a tu lado?”

“¡¿Ugh?!”

“Entonces, con tu permiso.”

“E-espera!”

Antes de que diera un paso más, sin darme cuenta, lo tome de la ropa. ¿No es demasiado suave esa ropa?, incluso no parece tener alguna protección contra las maldiciones o el efecto de la sangre azul.

“¿Qué quieres?”

Sin cambiar su tono o expresión, el chico hace un extraño movimiento y el arma en su mano se desvaneció en el aire.

(¡¿Si era un Yoma pura-sangre?!)

“So-solo quería darte las gracias.”

“No te preocupes, solo lo hice porque quise. Después de todo, solo era basura que arruinaba la vista.”

(Debo de encontrar a Al y Rue, al parecer no está trabajando para la Reina de la Luna, pero tampoco sé si esta en contra. No quiero imaginar que pasaría si descubre quien soy.)

“Bueno, si me disculpas.”

(¿Eh?)

Sin darme cuenta, su tono y personalidad se volvieron más amigables, acaso, esa aura siniestra era solo del arma.

Ignorando mis pensamientos, el chico parecía desvanecerse entre las sombras.

“E-espera!”

×∆×

“*Suspiro* Ah, que cansado. Pero en serio, como una chica de 16 usa ropas tan reducidas. Es casi como si quisiera que este sueño fuera +18.”

Mientras me quejaba contra el aire, una presencia apareció alrededor.

“Ohohoho, buenas noches joven desconocido-cha~”

“Es Nightmare, y no hables así contra mi.”

“Qué miedo, que miedo.”

Una niña o jovencita de 12-14 años apareció, su ropa se asemeja a un vestido cirquero, como si tratara de asemejarse a un Pierrot. Además lleva una extraña máscara que sacó de algún carnaval u obra de teatro.

“¿Y bien? Que es lo que quieres, pierrot-chan.”

“Mwu.”

“Ves a lo que me refiero, bueno, dejando bromas de lado, dime, necesitas algo de mi.”

Mientras parecía pensar en algo, inspeccione a la chica, su cabello es azul celeste, tan largo hasta sus caderas tal vez, pero está arreglado en trenzas y desafiando la gravedad pero siendo un sueño es aceptable.

Tiene un cuerpo de acuerdo a su edad o a menos que sea una loli legal, un escalofrío recorre mi espalda cuando pensé eso.

“Estás pensando cosas groseras sobre mi. ¿Verdad?”

“Más bien es un cumplido, pero aún sigues pensando que decirme.”

Su voz cambio a una fría y serena, su acento parece sacado de esos animes del prota frío y calculador, acaso sufre de Chuunybyo.

“Solo seguía un rastro, pero parece que no eres a quien buscaba.”

“¿Buscabas? Acaso era una chica en ropas de Miko un tanto ‘reveladoras’.”

“No.”

“Ella hablaba de un tal Al, o algo así. Sabes algo al respecto.”

“Estás pasándome un recado acaso.”

“Solo te doy la información que se, si te es útil o no, depende de ti.”

“Que frase tan singular.”

“Por no hablar de tu personalidad.”

Mientras terminaba de hablar con ella, una chica de cabello rojo fuego estaba luchando contra esos extraños seres de antes frente a la iglesia que era donde estábamos, aunque sobre el techo.

“Un, esta vez no es alguien en problemas. Bueno, te dejo. No tiene sentido que me meta en esto, pero tal vez ella tenga información, probablemente está buscando a la otra chica que te mencioné anteriormente.

Sin esperar por su respuesta, volví a dar el salto entre sombras. Esperando disfrutar de esta noche tranquila.

×∆×

“Un callejón sin salida.”

Mientras trataba de continuar mi camino y me ocultaba de los yoma, terminé perdida.

Se supone que está ciudad la conozco, pero por más que lo intento es como si una fuerza extraña forzará mi camino a esta ubicación.

“Liliana…”

(¡¿Eh?!)

“¡Al!”

No había duda, la voz que escuche era la de Al. Ignorando mi propia seguridad corrí sin descanso hacia la voz.

“Nos volvemos a encontrar, miko ojou-chan.”

El joven de antes apareció antes de poder pasar a la zona de almacenamiento, al parecer, sin su arma parece una persona común y corriente.

“¡Lili, Liliana!”

Otra vez escuchó su voz, pero ahora es de espaldas.

“Ha-hazte a un lado, por favor.”

“En realidad, no me importa, pero hay un extraño demonio en forma de cetáceo casi-gigante. ¿Estás segura de ir?”

(¿Cetáceo?)

“E-estoy bien.”

“Tu voz y cuerpo no dicen lo mismo.”

Ignorando su preocupación, salgo de ahí, o al menos así sería, pero mi vista fue envuelta en sombras, como si cayera en sueño y antes de darme cuenta estoy en el patio trasero de la catedral del pueblo.

“¡¿Eh?!”

“No debería ser imprudente, señorita, mejor espere a su amiga donde sabe que la puede encontrar.”

Un poco confundida, escuchó la voz de aquel chico demasiado cerca. Cuando volteo para comprobar, su rostro estaba demasiado cercas, no solo eso incluso nuestros cuerpos.

“Ah, a…”

No podía formular palabra alguna, sus manos eran suaves tal vez incluso más que las mías, su cabello es plateado y refleja completamente la luz de la luna aún cuando estamos bajo esta noche eterna.

Pensé que tendría músculos pero se asemeja al cuerpo de Al cuando era más joven, pero no siento ‘eso’ sobre mi cuerpo…

“Bueno, es un gran servicio, pero la solté desde hace rato, puede alejarse, sabe.”

“Lo, lo, lo siento.”

“‘No se haga una idea equivocada, no es lo que piensas’, es lo que pensabas, ¿Verdad?”

(Co-como lo supo)

Aún si poder ocultar mi vergüenza, trato de mirar la hora… Pero

“Ah, mi reloj se cayó.”

“Umm, creo que fue antes de que trataras de intentar irte, era uno de bolsillo ¿verdad?”

“Si, uno de esos.”

“Entonces se quedó ahí, bueno, al menos puedes decir que es una pista para decirles que estuviste ahí.”

Qué mal, era un preciado tesoro mío, pero este chico dice algo cierto, sería mejor esperar en un lugar donde se que Al o Rue sepan que esperaré y sea un lugar donde sea fácil encontrarme.

“¡Nuestro escondite secreto!”

“Parece que ya lo decidiste, bueno, entonces es de nuevo mi salida.”

“Alto ahí, tú fuiste quién me detuvo y me trajo a este lugar, ahora hazte responsable y ayúdame a llegar.”

“Que clase de lógica es esa.”

“La misma lógica que me obligó a darte un nombre y que por cierto mi nombre es Liliana.”

Ah, por fin pude sacarlo de mi pecho, con un suspiro pesado estire mi mano y el joven sin decir nada sacudió mi mano.

“Entonces, un gusto en conocerte, Liliana.”

(Ni siquiera entiendo su forma de pensar.)

“Es un gusto conocerte igualmente, Nightmare.”

×∆×

A veces pienso, realmente estoy soñando, hubo ocasiones donde incluso sentí como la muerte se arrastraba bajo mi piel, como era dañado y perdía miembros y sangre…

Un dolor que te hace preguntar, ¿Y si no despierto?, ¿Si esto se vuelve mí realidad?, realmente no puedo ver esto como un sueño.

Antes de darme cuenta, mis sueños se volvieron realidad, realidades de mundos donde todo era posible, poderes mágicos, entidades sobrenaturales, y todo lo que puedas imaginar.

Todo eso y más, mientras dormía…

Deja un comentario