Drawn Story Capitulo 24

¡Desventuras en el Gremio de Aventureros! (1ra Parte)
Conozco
gente molesta y siempre hay que saber tolerar, pero parece que alguien no les
dijo a estas personas que son un malestar para los demás. Cada que encuentro a
una siempre hago una de dos cosas, me alejo de ellas siempre que puedo, o
simplemente provoco a que se alejen de mí. Espero no ser el único con esta
mentalidad.

Ha casi
oscurecido luego de dejar aquella fortaleza, recuerdo que el Lord del lugar
quiso acompañarme, pero lo deje plantado en el suelo con mi poder, no hace
falta decir que también borre sus recuerdos sobre mi ‘terror’, para evitarme
molestias en el futuro.
Y luego
de unas cuantas horas de caminar llegue a lo que parece ser la ciudad Stella,
no se mucho sobre la edad contemporánea que lleva el mundo, pero si uso como
base aquella fortaleza, debería ser cercana a la era medieval.
Ahora
comentemos un poco sobre la ciudad mientras evito a los guardias.
Aunque
tiene un especie de muralla recubriendo la zona es de apenas unos 3 metros, y
puedo ver torres de vigilancia cada cierto tiempo en aquella muralla. Imagine
que habría patrullaje sobre la muralla pero no parece el caso al igual de las
torres, probablemente solo sea durante la noche.
Luego de
pasar ‘disimuladamente’ logro entrar a la ciudad, me recuerda un poco a los
animes de época, aunque no es en todas las casas la mayoría están hechas de piedras
casi como si fuera concreto, supongo que debieron usar magia puesto que no veo
grietas o rastros de mano de obra humana, el otro tipo son casas hechas de
madera, aunque estas parecen ser menos tienen un poco más de presencia al
resaltar demasiado.
“Buenas
noches joven, está interesado en algo de nuestra mercancía.”
“Ah,
buenas noches. Lo siento, no estoy interesado en algo solo estoy buscando el
gremio de aventureros.”
“Jojo,
así que busca una comisión, o va a inscribirse.”
“Lamento
arruinar sus expectativas, solo busco por una persona, me dijeron que podría
conseguir información fiable en ese lugar.”
Luego de
un cortés saludo pedí indicaciones sobre la ubicación del gremio, y aunque las
obtuve, bueno resulto que había problemas a la vista.
“Así que
ya es tarde.”
“Es
correcto, aunque probablemente esté abierta para ingreso entre miembros del
gremio, creo que a estas horas el personal está fuera de servicio. Sería mejor
que descansara y se dirigiera hasta mañana a primera hora.”
“Umu,
muchas gracias por la información. Entonces ahora solo queda buscar una
posada.”
“Si gusta
también soy dueño de una posada. Podría recomendarle pasar la noche alojado en
mi propiedad.”
“Muchas
gracias por la invitación, pero debo declinar. No quiero causarle más
problemas, así que con su permiso.”
Con esa
corta charla me despedí, ya que aun sin el gremio debo conseguir información, y
que mejor lugar que el bar.
Luego de
buscar en los edificios entre en la taberna con más gente, puedo decir que el
olor es realmente molesto, pero inhibirlo solo lograría que pudiera terminar
mal en algún punto, simplemente debo resistir.
“Buenas
noches, que le sirvo.”
“¿Umm?,
ah, buenas noches, en realidad solo un vaso de agua por el momento. Estoy solo
algo cansado.”
“Jeh,
cansado, bueno entonces espere un momento.”
Al apenas
sentarme en la barra una señorita se acercó, es algo inusual que una mesera
venga a tomar la orden de los de la barra, aunque eso es lo menos extraño. Bueno,
tal vez sea mejor dejarlo para después.
“Aquí
está su agua joven.”
“Gracias.”
“Oiga, usted
no es de aquí verdad.”
“Ummm,
porque lo dice.”
“Bueno,
hay varias razones, pero la más singular es que nunca había visto una raza como
la suya por estos lugares.”
“Oh, ya
veo. En realidad es que estoy de viaje buscando a un amigo mío, y como podría
deducir es un hombre bestia, aunque de una raza distinta.”
“Lo
entiendo. No sé si pueda ser de ayuda, pero si va al gremio de aventureros
podría obtener más información.”
“Si, ya
supe sobre eso, pero me informaron que a estas horas se encuentra fuera de servicio.”
“¿Eh?
¿Quién le dijo eso? Eso no es verdad joven, aunque es cierto que el personal ya
no debe laborar, puede pasar al área de descanso y preguntar al menos a la
gerencia.”
“Ehh, así
que esa persona me mintió.”
Di una
ligera sonrisa sarcástica, pude sentir un escalofrío en la joven, pero debió
ser mi imaginación puesto que ya no estoy en mi modo fantasma.
“Entonces
me dirigiré allá, muchas gracias señorita.”
“No, no,
es solo parte de mi trabajo, jejeje.”
Con una
ligera risa temblorosa, la chica se encamino de regreso a sus funciones, claro
no sin antes dejarle una moneda de oro como pago.
La
señorita sonrió antes de irse y perderse entre la multitud de bebedores, aunque
no le preste atención puesto que no tenía más asuntos con ella.
“Umu, la
noche es encantadora.”
La noche
oscureció en gran manera el área, hay pocos edificios abiertos y en su mayoría
son de ‘ese’ tipo, no digo que tenga una atracción o deseo, pero como cualquier
humano (creo) tengo algún deseo mundano aún.
Pero lo
dejare para más tarde, después de todo, prefiero hacer las cosas ‘laboriosas’
luego.
Luego de
caminar unos minutos encuentro mí destino, un gran edificio de tres pisos esta
frente a mí, está hecho de madera y su diseño es simple pero también robusto
además siento que hay material anti-mágico en ciertas áreas, probablemente debe
poseer un lugar de entrenamiento donde puedan luchar tanto con fuerza como con
magia.
Qué bueno
es ser joven…
“Quítate
de en medio enclenque”
Mientras
admiraba la instalación un grupo de patanes totalmente normales en cualquier
lugar salieron a relucir, debo decir que este tipo de sucesos es algo cliché
ya, pero como siempre es un evento que debe pasar uno cuando no es reconocido
he de decir.
“Oh,
buenas noches.”
“““¡¡Hiiiii!!”””
Libere mi
aura de miedo hasta solo ser percibía por ellos y luego los remate sonriendo
‘realmente’. No hace falta decir que sus vejigas cedieron ante el miedo y se
dieron a la fuga, lo siento, pero espero y sea un buen escarmiento.
Sin mirar
a donde salieron pitando esas personas entre al edificio, creo que no fue una
gran idea pues todas las miradas estaban dirigidas hacia mí.
Oigan,
entiendo sus deseos a preguntar qué demonios fueron esos gritos de nena, pero no
por ello tienen que verme de ese modo, es molesto. Ignorando con todas mis
fuerzas las miradas de los presentes me acerco al mostrador, ahí se encuentra
una chica que se parece en gran manera a la mesera de aquel bar, pero gracias a
mis ojos sé que no son la misma persona completamente.
¡¿Qué,
son parientes de las enfermeras Joy?!
Con ese
remate trato de aclarar mi mente y comienzo mi primer charla en el gremio.
“Buenas
noches, que se le ofrece a estas horas de la noche señor.”
“Oh,
buenas noches. En realidad solo vengo por informes, su hermana en el bar me
dijo que podría informarme a pesar de la hora.”
“Oh, es
un conocido de mi hermana, ¿pero es extraño? Es la primera persona que no
reacciona como si hablara con la misma persona.”
Dio una
ligera risilla mientras por mi parte mantuve un rostro plano, aunque se supone
que cambie de aspecto al parecer continuo provocando miedo con mi sonrisa, que
molestia.
“Entonces,
que clase de información requiere, ¿acaso piensa registrarse en el gremio? O
piensa abrir un pedido.”
“Creo que
es casi el segundo, estoy buscando a una persona en específico, por lo que
necesitare un informante. Podría guiarme hacia ese punto.”
“Entendido,
si pudiera seguirme, lo llevare a otro lugar que es mejor para ello.”
“Gracias.”
Desde mi
comienzo en la charla con la recepcionista la multitud de gente ha resaltado
murmullos por esto y aquello, claro que los ignore por completo puesto que
podría perder información valiosa de no prestarle atención a ella.
Siguiéndole
nos dirigimos hacia el tercer piso del lugar, por lo que pude observar en el
camino, el segundo piso parece ser oficinas, lo cual fue raro ya que el primer
piso resulto ser como un bar y recepción al mismo tiempo. De modo que no
entiendo porque me lleva al último piso.
“Por
favor espere aquí mientras traigo a alguien que pueda dar continuación a su
pedido.”
“Muchas
gracias.”
Con esa
corta explicación la recepcionista salió fuera de la habitación dejándome solo
y esperando a una persona que desconozco.
No sé
cómo funciona la etiqueta si es que existe en este mundo, pero recuerdo leer en
las novelas que al menos dejan té servido mientras uno espera.
Con un
leve suspiro termine revisando el lugar hasta aburrirme, como nunca he tenido
una buena noción del tiempo (más mientras duermo) mire las puertas, las
ventanas, los muebles, los extraños agujeros en las paredes que eran tan
pequeños que podrían ver personas por ahí?, el techo donde había otros agujeros
más, y luego de terminar la observación total del lugar la recepcionista entro…
no, más bien la señorita del bar.
Es en
serio.
“Yoh,
lamento hacerte esperar, resulto que el turno fue más tardío. Así que nos
volvemos a encontrar, tehe.”
(‘Tehe’
tu ma… okay, calma.)
Sip, al
parecer la sirvienta del bar es la persona mandamás de aquí, bueno aunque solo
la mire de vistazo antes y tener el título de maestro de gremio fue algo a
disimular, no es que me sorprenda, después de todo ella oculta otra cosa
incluso más sorprendente.
“Y yo que
pensé que solo mis ojos me engañaron en el bar, bueno, cada quien tiene sus
gustos. Nadie se imaginaria que la camarera de un bar resultaría ser el maestro
del gremio en esta ciudad. No, maestro de gremio del ‘Gremio de Aventureros’ en
sí.
Eso nadie
se lo espero.”
“Ups, me
atrapaste. Aunque es inusual que supieras que incluso era ‘ese’ Maestro de
gremio. Eres interesante, demasiado interesante.”
“Tal vez
si intentas mirar demasiado resultara contraproducente para ti.”
“Jeje,
‘me agarraste con las manos en la masa’, no.”
El dicho
que recién dijo fue en uno de los idiomas de mi mundo, pero no en mi dialecto,
si no me equivoco era japonés o chino. Así que ya conoce parte de eso.
“[Sorry, I can´t speak Japanese.]”
“Ohya, un
lenguaje que nunca escuche, pero quiere decir que entiendes el significado de
mis palabras. Así que también eres un World Traveler (Viajero de Mundos). Sabía
que había llegado alguien interesante. El simple rumor de escuchar que algo
puso fin al intento de invasión de los demonios en solo unos minutos y tú
llegada fueron hechos demasiados fáciles de relacionar.
Pero es
extraño tengo entendido que los hombres lobo no existen en tú mundo, acaso
vienes de otro Japón. O acaso…”
“Detente
ahora mismo. ¿Acaso no necesitas respirar?”
“Lo
siento, es que, eres demasiado interesante.”
Lo puedo
notar por los destellantes ojos que portas, pero al menos trata de no tirarme
todo el embrollo de un golpe. Bueno, si lo que dijo es verdad hay varias cosas
que puedo y no puedo decir.
1.- Esta
‘persona’ ya ha entrado en contacto con otros viajeros del mundo, por lo que
probablemente puede que sepa algo sobre ‘él’.
2.-
Aunque no es completamente cierto, solo han sido japoneses, puesto que no
menciono otro país.
3.- Supo
sobre el asunto de la destrucción de ambos ejércitos, pero no dijo si en verdad
sabe si fui yo.
4.- Sabe
del folclore de Japón probablemente debido a esas personas que conoció. Así que
no sabe que solo conoce una fracción de aquel mundo.
“Ya te
has calmado.”
“Nop,
pero al menos puedo escuchar a quien buscas.”
Cierto,
aunque ignore el hecho que poseía ese título le platique sobre mi búsqueda, así
que es normal que al menos también esté interesado en ello.
Si se
preguntan porque hablo de esta persona como un sin género, bueno la respuesta
es más simple.
“Entonces
antes de eso, primero podrías explicarme ¿porque un dragón de tu categoría se encuentra
entre estos ‘sacos de huesos’?”
“Ohya
ohya, eres demasiado interesante. Incluso para ver a través de mi disfraz. Eres
la primera persona en poder descubrirlo luego de vernos por segunda vez. No,
estoy equivocada verdad. Lo supiste desde el primer instante, ¿verdad?”
“¿Quién
sabe? Bueno si voy a recibir tu ayuda no me importa compartir información, pero
solo para aclarar, si solo siento que no consigo nada con tu ayuda me iré de
inmediato.”
“Que
malhumorado. Aunque no es al primero que es así, bueno entonces pasemos a los
negocios. Por lo que escuche buscas a cierto hombre bestia, así que indagar
entre los asentamientos sería lo más adecuado cuando no sabes a donde ir. Pero
si buscas a un [kitsune] sería más adecuado ir hacia esta parte.”
Mientras
trataba de relajar el ambiente saco un mapa de entre sus pechos, no necesito
decir que fue magia pero también un truco barato de seducción, debo decir que
muchos caerían ante ese vil truco.
No es que
no me gusten las mujeres, eso se los aseguro.
“Al menos
podrías darme más detalles.”
“Umm,
claro, vive dentro de una caja.”
“¡¿Jah?!”
“¡No lo
escuchaste, es un kitsune que vive dentro de una caja! Ya que casi nunca sale
ni siquiera sé cómo se viste o su tamaño o peso. Solo lo he visto salir un par
de veces y apenas la cabeza.”
“Qué
clase de ‘viajero’ eres.”
“Único en
mi tipo.”
Luego de
ese pequeño intercambio un silencio incomodo surgió entre los dos. Bueno,
quería que probara un poco de su propio chocolate al no poder procesar tanta
información de golpe.
“Ajajajaja…”
Y rompió
a carcajadas, que molestia.
“En
serio, es en serio. Había pasado un buen tiempo que no encontraba algo
interesante en que pasar el tiempo. Umu, está decidido. Te acompañare en tu
búsqueda.”
Demonios,
tenía que encontrar al personaje molesto en mi primera parada. Aunque podría
alejarme de esto en un instante, puede aún ser de utilidad para este mundo.
Mientras
trataba de ver los pro y contras de la próxima decisión la recepcionista
(doble) regreso.
“Lamento
interrumpir, pero ya termine los arreglos para que puedan partir de inmediato.”
“Oh, tan
confiable como siempre, mi ‘otro yo’.”
“Deberías
no jugar de esa manera frente a alguien que ya sabe tu teatro. Es molesto.
*Suspiro”
““Tch,
aguafiestas.””
Al menos
no se sincronicen, en serio próximo chiste malo y me piro de la ciudad. Con ese
pensamiento me levante sin más.
““¡Hey, a
donde vas!””
“Próximo
desvió del tema y me largo de aquí.”
“No no
no. Sentémonos y calmemos un poco el ambiente.”
“Si, si,
tienes razón.”
““Ajajaja…””
En realidad
no creo que hayan aprendido algo, bueno al menos ya había tomado la decisión de
permitirle acompañarme como guía. Pero obligarle a ser más calmado no está de
menos.
“Bien,
entonces como procederás, aunque por lo que dijo ‘eso’, ya estas lista para partir
en este instante.”
“Que malo
eres, llamar a una parte de mi ‘eso’, haces que me den ganas de llorar. Pensé
que eras una buena persona.”
“Aquellos
que piensan eso siempre terminan traicionados. En fin, tú me guías y se acabó.
Si encuentro algo fuera de lugar no me volverás a ver en toda tu vida.”
““Ugh…””
Con ese
pequeño malestar en sus rostros conseguí mi guía (mapa) para este mundo.
Ahora,
hacia donde me llevara este dragón molesto.
★ ☆ ★ ☆ ★ ☆ ★ ☆ ★ ☆ ★ ☆

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.