Devil Princess V8-20

Capítulo 20: Señor Demonio, Parte 03

 

Ya que las fuerzas humanas aliadas retiraron sus líneas defensivas para reorganizarse, su confusión disminuyó y las líneas de batalla se calmaron nuevamente.

A pesar del desastre, las bajas de los humanos fueron pocas.

Aun así, eso no significa que pudieran dormir tranquilamente.

¿Era la presencia dentro de la [Santa Negra] realmente un verdadero [Señor Demonio]?

Aquellos que estuvieron presentes, pudieron sentir el miedo a algo que no puede coexistir con los humanos en lo profundo de sus “almas”, mientras que los diversos ejércitos fueron amenazados por el repentino ataque y atrapados en el campo de batalla sin poder retirarse por completo a sus propios reinos.

Tampoco podían olvidarse de las fuerzas de la Oscuridad.

Ese era el enemigo original por el cual todos estos soldados se habían reunido para pelear. Como era ahora, con esos enemigos llamados [Demonios] frente a ellos llamando su atención, las fuerzas aliadas estaban preocupadas de que las Fuerzas de la Oscuridad los atacaran desde la retaguardia.

Pero parece que las fuerzas Demoniacas atacaron también a las fuerzas de la oscuridad.

Al parecer actualmente la capital estaba siendo asediada, cuando esa nueva información llegó al campamento, los escalones superiores de cada reino suspiraron aliviados por un momento.

Pero, sin que ellos lo supieran, un masivo ejército de lo que podría llamarse refuerzos de las fuerzas de la oscuridad se acercaba a una velocidad alarmante.

No obstante, los Demonios si los notaron.

 

Viajar de la tierra de las fuerzas de la Oscuridad al lugar donde vivían los humanos les exigió pasar a través de un sistema de cuevas laberínticas, pero aunque eran nocturnos y tenían visión nocturna, en realidad no podían ver en la total oscuridad a diferencia de los Demonios.

Atacados en la seguridad de la oscuridad, la mitad de las fuerzas atacantes de la oscuridad fueron aniquiladas en un abrir y cerrar de ojos, para después dispersarse hacia el territorio humano como si hubieran sido guiados hacia allá.

Sus números eran de cientos de miles. Aunque eran menos que el total de los ejércitos de humanos, la destreza individual de los soldados de la oscuridad era mayor, tan pronto como se reagruparan, habrían sido una amenaza considerable para los reinos humanos.

El tribalismo era el mayor enemigo de un reino y este era un terrible enemigo con el que habían estado luchando durante miles de años.

También habría sido igual para ellos, por lo que no debería haber sido inusual que las líneas defensivas organizadas apresuradamente estuvieran tensas cuando comenzó la batalla.

Aun así, de quien tenían que estar más alertas y con quien debían tratar en este momento era con el [Señor Demonio] y sus tropas.

Actualmente, las fuerzas demoníacas habían estado atacando solo en ocasiones, por lo que habían estado estancados. Pero en el instante en que el Ejército Demoniaco lance una ofensiva total, con ambos lados incapaces de moverse fácilmente, había un verdadero temor de que fueran aniquilados sin poder resistir.

Entonces. ¿Qué podrían hacer ellos?

Los comandantes de cada reino se reunieron, pero dado que todos los grandes reinos velaban por sus propios intereses sobre el bien general, nadie les daría una respuesta positiva, mientras que todos los pequeños reinos trataron de empujar la responsabilidad a los grandes reinos, insistiendo en su deber como superpotencias, ya que todos trataban de proteger sus propios reinos.

Y por lo tanto, nunca podrían llegar a estar de acuerdo. Al mismo tiempo, un espía entro en el Comando de Operaciones Aliadas para hablar con Sefira, quien estaba tratando de ponerse en contacto con las fuerzas de la oscuridad, dándole la información de que los líderes de las Fuerzas de la Oscuridad estaban dispuestos a reunirse con ellos.

Algunos desconfiaban de este apresurado desarrollo, pero al comprobar que era el mejor curso disponible, y que incluso en el peor de los casos les daría tiempo para tratar con el [Señor Demonio], prepararon un embajador de inmediato.

Pero aún así, había un problema.

Las fuerzas de la oscuridad habían especificado que el lugar de la reunión debía ser en medio de sus líneas defensivas, y con un pequeño número de personas.

Habría sido mejor si se reunían en la sede general, pero como ha habido una larga historia de traición, no había ninguna posibilidad de que estuvieran de acuerdo con eso.

Al inicio de las conversaciones, los altos mandos de todos los reinos estaban tratando de obtener un asiento en la mesa para poder dictar sus derechos, pero el poder físico de los Elfos Oscuros y hombres bestia era tan grande que había una cierta posibilidad de que fueran abrumados y forzados a obedecer.

Y así, los altos mandos de cada reino confiaron sus esperanzas a los tres [Héroes] y les confiaron el futuro de la humanidad.

 

[…… Que aburrido.]

 

En una tienda que había sido reservada para ella, Sefira se mordió las uñas de la frustración.

Este misterioso [Señor Demonio] que era una variable completamente desconocida había aparecido repentinamente.

También había sentido ese primitivo terror en su alma, pero al mismo tiempo representaba una oportunidad. Si los [Héroes] que ella misma guiaba derrotaban al [Señor Demonio], el poder y la influencia de los héroes aumentarían, el plan de Sefira avanzaría un paso más.

Crear su propio mundo ideal. Para ese mismo propósito, Sefira se había convertido en una mujer[1], guio a varias personas, mostrándoles el camino a seguir para que los [Héroes] eventualmente se convirtieran en verdaderos Héroes.

Lo que la irritaba era la presencia de algo que estaba fuera de sus cálculos.

Una de ellas era la niña que llamaban la [Santa Dorada]. Aunque ocasionalmente se invocaba a otras personas desde otros mundos además de Terra, nunca había habido una persona como ella, que ejerciera tal influencia y, sin embargo, no buscara nada a cambio.

Pensó que podría dejarla a su propia suerte, pero luego la niña desapareció fuera del alcance de la vigilancia de Sefira, y para la siguiente vez que la volvió a ver, había sido devorada y convertida en ese [Señor Demonio].

¿Qué pasó durante esas pocas semanas?

Ella no lo entendía. Y no era de su interés.

No le importaban estas “irregularidades” que podrían haber arruinado sus planes.

La tregua entre las fuerzas de la oscuridad y las fuerzas de la luz había sido negociada por un espía que había sido enviado para ayudar a Sefira, y, en cierto sentido, era casi lo que esperaba, pero era solo temporal.

La humanidad aún no había madurado lo suficiente como para construir un mundo justo y equitativo.

Y por eso la humanidad necesitaba el plan de Sefira.

Si se conformaran con una paz tan a medias como esta, entonces no se convertirían en los [Héroes Verdaderos] que guiarían a toda la humanidad.

 

[… ¿Podría usarlo?]

 

Había un movimiento en los soldados de los ejércitos.

Comenzó con los soldados que habían presenciado las lágrimas de la [Santa Negra], y con el respaldo de algunos de los guerreros de la clase héroe, había comenzado un “intento de salvar a la Santa de las garras del Señor Demonio”.

 

En el centro había unos pocos jóvenes.

Puede que no querían estar en el centro de los eventos, pero después de ser invocados desde Terra, la Santa los había protegido y les había enseñado a vivir en este mundo. Habían salido a la batalla para ayudarla, al ver su entusiasmo, los soldados comenzaron a seguirlos.

 

[Disculpe, pero ¿podría tener un minuto?]

 

Sefira llamó a la chica que estaba tratando a los soldados en el cuartel.

 

[… ¿Quién?]

 

Parecía ser una maga de agua, estaba usando magia de agua en lugar de magia sagrada para limpiar, desinfectar y curar las heridas. Los soldados la amaban mucho por sus delicadas habilidades.

 

[Sí tú. Señorita… ¿Mizuki?]

[…… Ah, sí, tú eres con quien Yuru-chan estaba hablando, de las Fuerzas Aliadas…]

[Sí, soy Sefira.]

Ah, soy Mizuki]

 

Las dos se inclinaron la una a la otra a la vez como lo harían los asalariados de cierto país.

Sefira miró más de cerca a la chica llamada Mizuki.

Era una chica tímida, pero tenía una digna mirada. No obstante, en sus ojos, podía ver algo brillando. Al verificar sus habilidades con [Evaluación Mayor], Sefira pudo decir que a pesar de que no había pasado ni un año desde que fue invocada a este mundo, tenía unas pocas habilidades, pero tenía una habilidad notablemente alta en ella, como un “tipo especializado”.

También podría haber sido su naturaleza. Parece que Sail había pensado que no tenía potencial como [Héroe], pero desde el punto de vista de Sefira, había una cierta naturaleza de la “clase de héroe” en ella.

Los otros tres transmigrantes también habían sido entrenados, pero parecía que esta chica, Mizuki, estaba mucho más allá de ellos.

 

[U-uh… ¿qué puedo hacer por ti?]

[Ah, sí……. ¿trataste a todas estas personas sola? ¿Tu MP no estará en problemas?]

[Ah, está bien, también hay médicos, así que no estoy sola. Además, Yuru-chan me ha dado muchas lecciones sobre como usar eficientemente mi magia.]

 

Mizuki, como si recordara su especial entrenamiento espartano, comenzó a sudar frío.

 

[¿De Verdad? Lo siento por lo de esa chica……]

[¡Esta bien! ¡Yuru-chan no puede perder! ¡Definitivamente lograremos ayudarla!]

 

Los ojos de Mizuki cambiaron repentinamente de expresión cuando declaró su intención de salvar a la Santa, todos los soldados a su alrededor la miraban con ojos gentiles.

 

[En verdad…… Ya veo]

 

Sefira sonrió gentilmente y miró atentamente a Mizuki, convencida de que podía utilizarla.

Guiar a las personas hacia el camino correcto: esa era una de las cualidades de un verdadero [Héroe].

Eso también era una de las cosas que ninguno de los héroes tenía.

 

[¿Qué harías… si te dijera que hay una manera de salvar a Lady Yurushia?]

[¿Eh?]

[Aquí vamos.]

Sefira sacó a Mizuki del cuartel con esas sorprendentes palabras.

 

[Uh, umm, ¿qué quieres decir con eso?]

 

[Sera difícil salvar a Lady Yurushia como estas ahora… no, será difícil incluso si tuvieras a los otros tres héroes contigo.]

[P-pero]

[¡Pero! Tienes un poder oculto. Dado que fuiste entrenada por la Dama Santa Yurushia, definitivamente puedes hacerlo.]

[¿E-en verdad?]

 

Mizuki, viendo a los ojos a Sefira y escuchando su voz, comenzó a creer en sus palabras sin ningún fundamento.

Las palabras de Sefira sonaron muy bien. Las palabras de Sefira eran creíbles.

 

[P-pero…]

[Está bien. Si ganas más habilidades, te volverás más fuerte rápidamente.]

 

Mientras Mizuki expresaba sus persistentes dudas, Sefira le sonrió gentilmente nuevamente.

 

{…… evaluación no lo muestra. Me pregunto si ha sido bendecida por algunos extraños espíritus.}

 

Los héroes recibían las bendiciones de los espíritus de la luz y se convertían en héroes al recibir el título de [Héroe].

Por ejemplo, Kyoji fue bendecido por el gran espíritu del agua, pero evaluación tampoco lo mostraba.

 

[Ahora, ven conmigo. Me aseguraré de que obtengas todas las habilidades necesarias.]

 

[……YO……»]

[Disculpe por interrumpir.]

[¿¡?!]

 

Sefira retrocedió unos centímetros, sorprendida por la repentina voz ya que no había notado la presencia de nadie allí.

 

[Ah, tu eres…]

[… ah, Noa-kun.]

 

Mizuki, que la había estado mirando fijamente por unos instantes, notó al lindo mayordomo de Yurushia y hablo.

 

[Ah, sí, Yuru-chan aún está…]

[Sí, también estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo, así que por favor se paciente.]

[Si……]

[………]

 

Cuando repentinamente fue interrumpida y Mizuki comenzó a hablar con Noa, Sefira apretó sus dientes.

Era uno de los sirvientes y guardianes de la Santa y probablemente era un combatiente directo.

Sefira pensó que parte del poder de Yurushia como [Santa] estaba relacionado con la fuerza de estos sirvientes. Por eso quería separarlos de Yurushia.

Tenía que ser cautelosa con estos sirvientes. Pero eso era porque había cuatro sirvientes.

Con esos cuatro sirvientes que probablemente eran de clase héroe, Yurushia tenía el poder de varios Héroes como una Santa.

Pero ahora, solamente estaba uno. Y la capacidad de Sefira es más efectiva en hombres que en mujeres.

 

[Noa-sama, ¿podrías escuchar mi deseo?]

[Si, ¿cuál es?]

 

Cuando Sefira le sonrió, Noa le devolvió la sonrisa.

Suave, tierno cabello castaño. Aunque todavía era un adolescente, tenía una fría belleza que deslumbraba con solo mirar a alguien más.

Incluso Sefira, que había perdido todo interés carnal en los humanos, tenía la cabeza nublada, cuando se liberó de esa neblina… observo por un instante una [Oscuridad] que hervía en el fondo de los ojos de Noa como magma negro azabache, apartó sus ojos de los de él.

 

[…… n… o-no… no puede ser]

[¿Es así? Entiendo que quieres ayudar a Mizuki, pero Milady tiene una política para su educación para ella, así que ¿podrían esperar un poco?]

[………]

 

Noa se fue, dejando a Mizuki y Sefira con una escalofriante y espeluznante sonrisa que hizo que Sefira estallara en sudor frío.

 

Nota del autor:

El personaje principal no está presente, así que esto vuelve a ser serio.

Noa no es como las otras tres. Cada vez que Noa tiene un turno, se pone difícil para todos los demás porque Noa es incomparable cuando tiene la oportunidad de brillar.

La siguiente ocasión, los héroes se mueven.


 

Notas:

[1] Recuerden que Fannie ya había descubierto que originalmente no era mujer y Yuru se preguntó si se había hecho alguna clase de cirugía.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Gracias por el capitulo, otra ves esa chixa usando el poder del encanto, gracias a dios es muy debil al poder de los heroes de la novela del dios makoto, el heroe ya la habria hecho su exclava sexual y la heroina ya la habria convencido, ahora falta saber si la chica ya sospechó algo y que harán los heroes ahora.