Death march kara hajimaru isekai kyusoukyokuUncategorized

Death march kara hajimaru isekai kyusoukyoku Capitulo 14-23

Reino Nevado (4)
Satou está aquí. Ya que usar veneno en
un drama de suspenso ha salido fuera demasiado, un amigo me dijo que podría
identificar la era de escritura del trabajo original por mirar el tipo de
veneno usado. En primer lugar, es raro para un drama de suspenso a usar veneno
en los días de hoy.


“Entonces, estamos saliendo.”
“Houi, estaremos en el laberinto,
contacta con nosotros si alguna cosa pasa okay.”
Intercambio palabras con Arisa en el
puente del barco volador que circula el cielo sobre el castillo real del Reino
Kiwolk.
Un montón de nobles y mercantes se han
reunido en muelle de campo aéreo debajo.
Hay un montón de gente dándonos la
bienvenida.
Probablemente debido a que la Princesa
Shistina está con nosotros.
Después de ver salir a Arisa y las
otras, el Equipo Pendragón, me encuentro con el Equipo de Turismo que vino
desde el palacio en la isla solitaria.
La princesa está vistiendo un vestido
dorado, mientras Sera está vistiendo un vestido plateado.
Zena-san y Lady Karina están vistiendo
gafas de sol y ropas estilo SP(Agente Especial) con su cabello en estilo bob.
Ambas están equipadas con una delgada
espada como una decoración, se ven bastante geniales.
Este es el resultado de Arisa y mi mal
gusto.
“Gracias por esperar, su excelencia
vice-ministro.”
Sonrió de regreso a Sera que me molesta
un poco y baja al barco volador.
“Un montón de gente está ahí desuwane.”
“¡Ellos tal vez estén dándonos la bienvenida!”
Lady Karina que suena intrigada, y
Zena-san que tiene una impresión inocente.
“Ya que un barco volador es bastante
inusual, tal vez deberíamos poner algunos guardias estrictos dentro.”
“¿Ara? Si alguna cosa pasa con el barco
volador, ellos estarían tomando una pelea con el Reino Shiga ¿correcto?”
“No deberías bajar tu guardia,
Tina-sama. Cada nación tiene tontos que no entienden la bien evidente verdad
después de todo.”
Para responder a la conversación de Sera
y la princesa, convoco guardias golem desde el palacio de la isla solitaria
aquí.
Tres tipos gárgola alada en la cubierta
de vista, un guardia exclusivo que puede usar cada tipo de barrera, y ocho
muñecas vivientes tipo caballero para resguardar la rampa.
Cada golem es alrededor de nivel 30,
pero esto debería ser suficiente para prevenir simple ratería e intento de
intromisión.
Veo que la reina está en el centro de la
gente dando la bienvenida cuando miro alrededor.
La reina de Kiwolk es una belleza que no
parece que estuviera en sus cuarentas, su área del pecho es particularmente
intensa y ella esta vistiendo un vestido negro.
La etiqueta correcta aquí es para mi
inmediatamente encontrarme con ella, pero ya que parece que sere miraro debajo
si fuera mucho a apurarme, debería ir después de varios pasos.
Esto es problemático–.
“Así que ese es el Vizconde Pendragon,
él es bastante joven huh…”
“Su excelencia, su voz es un poco
fuerte.”
Puedo escuchar tales susurros desde
entre la gente arrodillada.
El único que puede escucharlo era probablemente
yo con mi habilidad [Agudizar Oído].
“Santo cielo, porque debería yo, el hijo
mayor de un duque, arrodillarme ante un mero vizconde incluso si es él un noble
de un reino extranjero.”
“El Vizconde Pendragon es un subordinado
del virrey del gran territorio Muno, además, ha sido reconocido para recibir
tal precioso objeto como un barco volador, una vez él se case con la princesa
del Reino Shiga, no hay duda que él se volverá un hombre influyente en la
capital. Esa influencia es igual a Su Majestad la Reina, o quizás más.”
Hee, así que vice-ministros y virreyes
tienen tanto poder huh…
“¿Ese jovenzuelo es?”
“De hecho. Si por alguna casualidad,
nosotros incurrimos en su ira y consigue enviar el ejército a nosotros, nuestro
reino podría eventualmente perecer y nuestras cabezas podrían probablemente se
mostradas ante la puerta del castillo.”
Oy oy, que tipo de estado de alerta de
periodo es esa charla.
“Sin embargo, nuestro reino tiene
alBosque de Nieve. No importa cuánto ejercito nos ataque–”
“Por favor no subestimes un poder mayor.
Ellos tienen al『Ogro Carmesí』-dono protegiendo el oeste del reino, y un grupo de gente anormal
llamada las Ocho Espadas Shiga.”
“A pesar, nuestro reino también tiene a
los generales y la Princesa de Luz Nevada.”
“Desafortunadamente, ellos no son nada
contra ellos. Ellos son guerreros todo poderosos que pueden pelear contra
demonios en campos iguales.”
“Contra de-demonios…”
No sé quién es este Ogro Carmesí, pero
parece que la parte ‘igualando a demonios’ es un punto altamente valuado.
Creo que incluso Zena-san y Lady Karina,
no solo nuestras chicas, puede fácilmente pelear contra un demonio menor ahora.
–Ahora bien, debería estar bien ahora.
Aunque el contenido de la charla fue
interesante, tomo más tiempo de lo que planee. Siento que la sonrisa de la
reina ha comenzado a desmoronarse.
Doy un paso al frente mientras pienso en
mantener la conducta refinada, veo a la reina lentamente tomar un respiro.
Aparentemente, había accidentalmente
dándole alguna presión innecesaria a ellos.
Una vez paso adelante lo suficiente,
saludo a la reina.
“Soy el vice-ministro del Ministerio de
Turismo del Reino Shiga, Satou Pendragon.”
“Soy la Reina de Kiwolk, Heitana. Yo
deseo permitir al Vizconde Pendragon a llamarme Heitana.”
“Eso es un honor, Su Majestad Heitana.”
Ligeramente beso la mano de la reina que
está envuelta en un guante blanco.
Siento como la gente de los alrededores
que echo una mirada parecen estar aliviados y liberan su tensión.
De acuerdo al Libro de Turismo, parece ser
una etiqueta para mostrar a un noble que está por encima de ti en las naciones
oestes, así que probablemente estén aliviados de ver que trato a la reina para
ser la posicionada por encima.
Esto parece ser una costumbre obsoleta
en el Reino Shiga.
Presento a mis acompañantes, la princesa
y Sera a la reina y cambiamos la locación al interior del castillo.
“–Asombroso.”
Una de las maids de la reina que vio el
tributo tiene su aliento tomado.
Este lugar no es una sala de audiencias
sino la habitación privada de la reina.
Dos oficiales, un noble, y una chica con
altos aires cercana a la reina se han reunido aquí.
Cristalería, seda de jade, y tela pongee
Shiga, obras de arte y pinturas que conseguí en montones en la Capital Real,
también traje algunos ingredientes inusuales para una nación montañosa como
pescado seco de agua salada y abulones. No hay armas.
Entre las obras de cristal también puse
algunos sellos tallados para hacerlos estar entre pseudo-herramientas mágicas.
Son solo objetos que pueden prevenir
ligeras heridas, y proteger contra microorganismos y débiles gérmenes.
Estos parecen como juguetes comparados a
los accesorios de mis compañeras que tienen incluso protección contra el veneno
mortal de la Hidra, pero esto debería no ser problema ya que son solo algo para
añadir valor a los accesorios.
De paso, le pedí a Sera y la Princesa
Shistina a seleccionar los regalos.
“Para traer tales regalos por una
llamada de cortesía… como esperaba de un subordinado del lord del gran
territorio Muno. ¿Acaso el Vizconde Pendragon tiene un deber como un gobernador
además de ser un vice-ministro?”
La reina que está de buen humor debido
al tributo pregunta así.
Aunque soy un gobernador de nombre
solamente, ella de seguro sabe información rápido.
–Olvide el nombre de la ciudad minera
abandonada, así que reviso el nombre en el mapa.
“Si, justo el otro día, fui asignado
para ser el gobernador de la Ciudad Blaiton por el Conde Muno.”
La gente excepto la reina fue
sorprendida cuando ellos escucharon la parte [Gobernador].
“Para ser un vice-ministro de la
capital, gobernador, además, un guerrero que derroto al monstro todo poderoso
del Laberinto Selbira, el『Maestro de Piso』a tal edad joven, quizás, ¿El Vizconde Pendragon está relacionado a
la Realeza Shiga?”
“No, soy solo una celebridad de
nacimiento plebeyo.”
Un nombre de mediana edad con mostacho a
media luna al lado de la reina–parece ser el primer ministro de esta
nación–me pregunta, pero prontamente le niego eso.
Aunque he dicho la verdad, él dice, “que
bromista”, mientras sonríe agriamente. Qué misterio.
Y entonces, maids vienen a la habitación
empujando vagones con utensilios de té.
“Mi, que asombrosa fragancia.”
“Es el té azul desde Rumooku. Es un bien
de primera clase que puede incluso compararse al productor del Condado Zetsu
del Reino Shiga.”
El que reacciona a la Princesa Shistina
fue la chica con cabello ondulado.
Ella es la segunda princesa de Kiwolk,
su nombre es Cruu. Ella no está casada a pesar de ser una realeza de 21 años,
una hermosa con rostro de bebe con enormes pechos. Los pechos en su vestido
blanco son probablemente del mismo tamaño como Nana.
Y también, en contraste a su actitud
calmada, ella es una guerrera mágica de nivel 37 que posee las habilidades
Martillo a Dos Manos, Magia de Hielo, y Equitación.
Si fueran persuadidos por su apariencia,
ella tal vez use esa oportunidad para derrotarlos.
“Su Alteza Luz Nevada favorece a
Rumooku. ¿No debería dar la bienvenida a los invitados desde otra nación con el
té de nuestra nación?”
“General Ganun–”
El primer ministro refuta al general
musculoso de cabello rojo.
Aparentemente, la princesa Cruu es la
Princesa de Luz Nevada.
Ella es la persona que el agente secreto
del Reino Shiga me advirtió a ser cuidadoso.
El otro personal militar continúa
observándonos sin decir una palabra.
Él es probablemente el así-llamado
[General del Invierno].
Él es un hombre de cabello negro que
luce como un soldado desmotivado, un hombre de 29 años, tiene una boina que
parece adecuada a él.
Está observando los alrededores mientras
sorbe el té.
El té es bueno, pero el pastel de té fue
demasiado dulce con azúcar gratinada.
Parece que hay un montón de dientes
dulces en esta nación, el primer ministro y el general cabello rojo están
comiéndolo con delicia.
“¿Acaso las cosas dulces no son del
gusto del Vizconde Pendragon?”
“No, es en verdad delicioso.”
“Sin embargo, parece que usted no tiene
apetito.”
“Estaba admirando el hermoso pastel que
luce como la nieve nueve de este reino”
“Hohoho, Vizconde tiene una agudeza con
las palabras.”
Hice algunas adecuadas excusas para la
reina.
Usando la ayuda de Poker Face, pongo una
sonrisa de negocios y pongo el pastel demasiado dulce dentro de mi boca.
Ah, es demasiado. No me disgustan las
cosas dulces, pero esto es duro.
“Aunque la nieve es hermosa para
nosotros los viajeros, ¿no es duro para la gente viviendo aquí?”
“La nieve continua podría hacer difícil
para la gente vivir en las montañas, después de mirar el castillo, vamos a ir
en una cacería.”
Sera-san entra en el tema que traje.
“L-la gente de nuestra nación ha
conseguido usar la nieve, por favor no se preocupe.”
“He escuchado rumores que el invierno es
inusualmente largo–”
Sera salta en la excusa del primer
ministro.
“Fufufu, Sera-dono es amable. Estoy al tanto
del invierno continuo, entonces tengo que ordenar al primer ministro a exentar
todas los impuestos y forzar labores.”
“S-Si, Su Majestad. Nosotros proveeremos
suministros de comida si hay en verdad tales aldeas.”
El primer ministro deja salir un suspiro
de alivio por el apoyo de la reina.
Fumu, no pregunte sobre impuestos y
trabajos forzados, pero no vi alguna comida añadida al menos.
“¡Su Majestad y primer ministro-dono son
demasiado suaves! ¡No hay suficiente auto-apoyo esforzado! No importa cuánto
alargue exentar impuestos y labores, la guerra no terminara. ¡Una vez
reensamblemos nuestras fuerzas, incluso sin confiar en el invierno, sacaremos
lejos a aquellos salvajes del Reino Kogeoku!”
“–¡General Ganunu!”
El primer ministro chitea el desliz verbal
del general cabello rojo.
Parece que pueden en verdad considerar
el [Invierno] de esta nación como hecho por el hombre.
El General del Invierno-shi luce
amargado, pero voltea a otro lado cuando él nota mi línea de visión.
Parece que el general cabello rojo no le
gusta hacer uso del [invierno] para prevenir la invasión aunque sus razones
parecen ser diferentes.
“Satou-sama, por favor dígame sobre el
Reino Shiga.”
“¿Qué tipo de vestidos están de moda en
la Capital Real?”
“Me fue dada la oportunidad de ver la
Seda de Jade presentada a su Majestad, fue en verdad asombrosa.”
“¿Ha Sato-sama visto la cosa llamada
mar?”
“Vi en el libro que los mares de arena
son llamados desiertos, ¿es eso verdad?”
Fuimos invitados a una fiesta de baile
después de la charla con la reina, fui rodeado por las hijas nobles.
Cada chica está vistiendo un vestido
costoso con finos ornamentos.
Comparado al sufrimiento popular, los
nobles parecen ser prósperos.
Sera y la princesa por voluntad toman
cuidado de las chicas, así que fui finalmente capaz de disfrutar la fiesta.
Aun así, es una fiesta chillona que es
increíble para un reino rural.
Delicadeces que nunca he visto en los
barrios bajos están alineados en la mesa del buffet.
Intento comer varios, el galette con
yogurt que parece ser hecho con ingredientes locales, y el gran burdock y
zanahoria envuelto en carne de ave con la salsa dulce son sabrosos.
Los otros son como versiones inferiores
de platillos del Reino Shiga, no hay bastantes ahí.
No es un problema con la frescura de los
ingredientes, siento como que los chefs no están solo acostumbrados a los
ingredientes.
“Qué piensa, Vizconde-dono. Sobre la
cocina de nuestra nación.”
El hijo mayor del duque que está
chismeando sobre mí antes viene a hablarme mientras sostiene una copa de vino
en una mano.
“Son muy lujosas. El platillo de por ahí
es especialmente esplendido.”
“El ave envuelta en gran burdock Kiwolk
dices, parece que usted prefiere un platillo rustico.”
Elogio este platillo del reino ya que
tengo una favorable impresión, pero él lo trato como un [Platillo Rustico] en
su lugar.
Parece ser que le disgustan los
platillos de su propia nación.
“Si, es simple pero en verdad delicioso.
Suficiente para hacerme querer agradecer al chef luego.”
“E-es eso así…”
Si es posible me gustaría conseguir que
el chef me enseñe la receta y el secreto a esto, eso sería bueno.
El joven hombre noble fue retrocedido
con mi respuesta.
¿Quizás estaba intentando provocarme?
“¡Aquí está, Vizconde-dono!”
Aquel que me llama con una voz afable
fue el general cabello rojo, sosteniendo una espada curveada en una mano.
Su rostro parece un poco roja, son
rastros de licor. Parece que esta ebrio.
“¡Escuche que Vizconde-dono tiene varios
actos valerosos para estar orgulloso! Por favor muéstreme su valor haciendo un
baile de espadas conmigo.”
El general cabello rojo arroja una
espada curveada envainada a mí.
Como si coincidiera el momento, la gente
que está bailando alrededor se mueve a los lados para limpiar el escenario para
el baile de espadas.
Cortésmente, la danza de espada del
cabello rojo y mía es oficialmente anunciada a la gente alrededor.
Parece que es imposible rechazar la
invitación a un baile de espadas.
Miro alrededor del salón para recolectar
información.
La reina está sin expresiones como una máscara
noh, así que no puedo leer su emoción, el primer ministro, el General del
Invierno y algunos nobles de aspecto capaces están mirando como si fuera
desagradable, la Princesa Nieve Ligera y la mayoría de los nobles que parece
que miran delante de esto.
Juzgando por los ánimos, parece que el
general cabello rojo es popular entre los militares y nobles adinerados.
Zena-san y Lady Karina que están
fisgoneando desde atrás de los pilares están mirando aquí con rostros
excitados.
Los rostros de Sera y la princesa
parecen que están diciendo, “¡Ve por él!”
–Este no es un duelo sino una danza de
espadas ¿saben?
Comenzando con un sonido resonante,
melodía heroica desde la orquesta comienza.
De alguna forma siento que suena cruda,
quizás porque he usado de estándar la música de Mia.
“Aquí voy, Vizconde.”
“Por favor vaya fácil conmigo.”
Él empuña la espada curveada y sostiene
la funda en la otra mano.
El general cabello rojo parece ser un
niitoryu (doble empuñadura), así que usa la funda para la otra en su lugar.
–Zazan.
Bloqueo las dos espadas balanceándose
abajo en mi con la espada curveada mientras coincido con la melodía.
Debido a la delgada hoja curveada, hace
un sonido peculiar cuando bloqueo.
Deslizo mi pie en la alfombra,
revolviendo una vez mientras aún bloqueo las dos espadas del lado del general
cabello rojo, y entonces firmemente alejo ambas de sus espadas.
Coincidiendo el tiempo cuando él fija su
postura, golpeo mi espada contra la suya haciendo sonidos za, zan rítmicamente.
“¡T-tú pequeño!”
Ya que esto era una danza de espadas,
saque fuera el estándar de la esgrima e intente hacer movimientos exagerados,
pero parece que el general cabello rojo no le gusto.
Estoy imaginando la batalla baile desde
el anime el [Retorno del Rey], le pediré a Arisa una puntuación una vez
regresemos. [K: Cof, cof… señor de los anillos… cof, cof…]
Fue popular con las chicas y las maids
en el salón al menos.
En el medio de la danza de espadas, ya
que vi a la reina siendo excitada, no solo la princesa, fue valioso el
esfuerzo.
Cuando la música acabo, el general
cabello rojo estaban quedándose sin aliento.
Parece que el estrés es demasiado para
él ya que fue el nivel de golpes simulando con las chicas bestias.
Por favor deja de mirarme con aquellos
ojos, esto fue una danza de espadas que propusiste por ti mismo.
“Fue un bastante asombroso
entretenimiento. Ambos, General Ganunu y Vizconde Pendragon son representantes
de valerosos guerreros de cada nación. Yo les dare a ustedes estos presentes.”
La reina nos elogia y da unos brazaletes
con piedras de hielo dentro.
No son herramientas mágicas pero parecen
bastante costosos.
Sin un sonido, una maid viene a mí y
presenta un vino en copa en una bandeja.
Bebo el vino de miel y regreso la copa
vacía a ella.
Ya que parece que había un veneno
paralizante con efecto retardado dentro del vino de miel, pongo una marca en la
maid.
De paso, aunque puedo curar por mí mismo
el estado parálisis usando magia desde la Columna de Magia, este tipo de estado
anormal no funcionara debido a mi Resistencia, así que no hay razón.
“Vizconde-sama, ¿podría tener un poco de
su tiempo?”
“Pero por supuesto.”
Respondo al mercante pariente comadreja
encapuchado que me llamo fuera con una sonrisa.
◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇ ◇

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.