Armoured Girl Cap 3

Capítulo 3: La chica armada y sus amigos del techo

 

El antiguo castillo donde vive Monette puede parecer deteriorado dado que a nadie le ha importado desde hace tiempo, pero sigue siendo un edificio bien construido.

Es bastante cómodo de usar ya que hay mucho espacio, y como es un antiguo castillo, tiene un ambiente único gracias a su ambiente antiguo. Por la noche, se puede ver un cielo nocturno lleno de estrellas desde el balcón, y en la mañana, una brisa refrescante lleva el aroma del bosque. Si el camino hacia el castillo se mantuvo correctamente y se limpió el interior, sin duda se convertiría en una posada elegante.

Sigue leyendo

Armoured Girl Monette Cap 2

Capítulo 2: El desafortunado príncipe

 

Alexis Radoll es el primer príncipe de este país que vivió una vida bendecida y fácil que cualquiera envidiaría hasta hace un año. Con sus ojos marrones oscuros, su altura alta y sus manos y piernas ágiles, era lo suficientemente apuesto para que cualquier mujer dejara escapar un suspiro de deseo al verlo. También tenía talento como realeza: agresivamente se lanzó a sus estudios de temas que necesitaba saber para ascender al trono.

Era serio, trabajador y fácil de entender. Él trataría a las personas por igual de buena fe, mientras permanecía tan digno como cabría esperar de la realeza. Era un príncipe ideal, amado por la gente, querido por sus servidores. Todos soñaron con él ascendiendo al trono y hablaron sobre cómo el futuro del reino era seguro.

… Hasta hace un año.

Sigue leyendo

The Heavily Armoured Noble Girl Monette Cap 1

Capítulo 1: Chica armada

 

“¡Como si me casara con una mujer fea como tú!”

Esas fueron las primeras palabras que pronunció la primera vez que Monette Idira lo encontró cara a cara.

Esas fueron también las últimas palabras que escuchó de él.

Qué feas palabras. Para empeorar las cosas, esas palabras fueron pronunciadas por su prometido, Alexis Radoll. Monette, aún joven, estaba muy herida por sus palabras, y antes de que la herida pudiera sanar, al día siguiente, se desesperó cuando supo que su hermana menor se había convertido en su prometida. Comenzó a temer la mirada de los demás ya que no sabía qué parte de ella era fea. Y temiendo que se burlaran de su fealdad, dejó de aparecer frente a los demás …

Y, finalmente, ella decidió usar una armadura de hierro desde la parte superior de su cabeza hasta la punta de los dedos de sus pies.

Sigue leyendo