Watashi O motte Capitulo 11 (re-editado)

Capítulo 11.- Viaje en Barco
1ra. Día
No ha pasado nada inusual, aunque Roguro
parece no ser bueno con los navíos por lo que a pocas horas de partir del
puerto se encuentra mal por mareo, originalmente pensó que distraerse lo
mantendría bien pero no duro mucho en cubierta y no sale actualmente del
camarote.
Las comidas que dan son muy, emmm,
insípidas o al menos eso dice mi compañero, cada que puede me recuerda la
envidia que tiene dado que yo no necesito nada para subsistir, luego de
platicar durante sus lapsos de vómitos me contó su llegada a este lado del
tiempo, y como es que dedujo que nos encontrábamos en otro mundo diferente al
que ya veníamos.
Puede que no lo parezca pero es bueno
explicando en detalle cada cosa que le intriga, aunque si fuera un poco más
calmado podría no sería tan fastidioso, al parecer durante su viaje encontró
grupos de aventureros al igual que yo, por lo que pudo saber parece ser que hay
una especie de guerra latente entre los humanos y tal parece que no estamos en
el mismo mundo dado que estos no poseen habilidades como se nos había explicado
anteriormente, es como si fuéramos sacados de un tablero de ajedrez y
termináramos en uno de damas chinas, aunque esa es mi analogía sobre la
situación.
En otras palabras, actualmente poseemos
una clara ventaja sobre todos los seres vivos de este mundo, y el no tener
habilidades. Las claras distinciones de razas humanoides, y la historia del
mundo no coinciden con el lugar a 10 años de dónde venimos, puede que ese
círculo mágico que fue usado sea una puerta entre mundos espejo o paralelos,
por lo que…
Lo que dijo Maou-sama era una mentira…
Originalmente quería platicar más pero
el cansancio, mareos y todo por lo que paso, dejaron a Roguro fuera de combate antes
de darme cuenta.
1ra. Noche
Dado que no necesito dormir solo me
encargue de cuidar las pertenencias y el cuarto, o esa era mi intención, pero
varias cosas extrañas rondarián la cubierta a altas horas de la noche.
Es normal que pasen cosas de este tipo
cuando se saben historias de fantasmas, y ya que me atrae lo paranormal no dude
un segundo en buscar los misterios que rondaron el barco…

La luz de la luna baña el mar y la
cubierta del barco, este por su parte no es tan grande como pensé, son unos 8
metros de ancho con unos 30 metros de largo, tiene como tres pisos dentro, así
que debe tener cerca de 6 metros, y sip, es un barco de velas.
Pensé que el timón estaría a la
intemperie pero hay un cuarto donde debería estar aunque no sé si está el
capitán en su puesto todo el día, por el momento no escucho ningún ruido y no
encuentro nada interesante por ningún lado.
Esto se estaba volviendo aburrido así
que subí al mástil más alto por la escalera como si fuera humano, ya que no
quería llamar la atención de más.
La vista en el mirador era hermosa, una
noche pura iluminada con la luz de las estrellas y la Luna, mientras disfrutaba
de la vista escuche ligeros murmullos bajo de mí, lo más seguro es que son
personas que querían apreciar la vista del mismo modo que yo.
Me apoye en el barandal del mirador
viendo el horizonte, aunque no hace falta decir que solo era una pose fingida y
en realidad flotaba mientras me dejaba llevar.
Entre murmullos y murmullos empecé a
escuchar que se movían cosas de un lado para otro, por lo que no pude mantener
mi concentración ante el escenario y mire bajo de mi para encontrarme con
varios arreglos en la cubierta del barco, varias cadenas de papel y flores
adornaban el lugar, varias mesas y barriles, iluminados con velas fueron
alineados en varias partes.
Al parecer van a hacer una fiesta o algo
así, aunque estaba bien iluminado, no opaco las luces celestiales por lo que no
me molesto significativamente todo, pero me preocupaba que fuera demasiado
escandaloso, desde que llegue a ser un fantasma no poseo deseos como dormir,
comer o beber, así que solo se me hace molesto un poco como la gente disfruta
de esos placeres.
“Qué molestia.”
Dije al aire y continúe admirando el
lienzo de los cielos, parece que será una larga noche.
Aunque no poseo un reloj actualmente
tengo una cierta noción del tiempo normal frente a los más excéntricos por lo
que se me hace difícil dar una declaración como “Hace media hora” o “Han pasado
x tiempo”, solo lo clasifico en día, tarde y noche, y he notado que aquí el
tiempo es más corto a diferencia del otro lugar.
Eh tratado de pensar y analizar toda la
plática de Roguro con su hipótesis de que este sea un mundo paralelo al mío o
al de Maou, pero de ser así, entonces quien era aquella niña de entonces, está
claro que se presentó a sí misma como ‘Princesa del Continente Demoniaco’ si la
memoria no me falla y aunque no eran iguales ciertamente el castillo tenia
cierto parecido.
Tengo entendido que la teoría de los
mundos paralelos ejerce el hecho de que ciertas condiciones y hechos son
cambiados, se ajustan con el mundo, las leyes y por ende la historia se
reescribe dando varios puntos diferentes pero algunos en común.
Ah que dolor de cabeza.
Pensar en estas cosas no ayuda en nada,
por el momento lo único que podemos hacer es reunirnos en el continente de los
hombres bestia, pero tal parece que no existe tal continente, oh, ahora que
recuerdo no le dije a Roguro que este mundo tiene cierta similitud a un juego
de mi mundo, y también, si los chicos y yo somos del mismo mundo o al igual que
este caso, o somos de mundos totalmente distintos.
Algunos parecen haberse dado cuenta de
mi presencia desde hace tiempo y aunque seguía medio pensando en esto y aquello
me las ingenie para que no notarán mi naturaleza no humana.
“Disculpe.”
“Um, que sucede…”
“Lamento las molestias, pero le gustaría
bajar un momento, tendremos una fiesta y nos gustaría que todos nuestros
huéspedes disfrutaran de este momento.”
“Ah, entiendo. Pero disculpe, por el
momento solo quiero disfrutar el hermoso paisaje, espero y me entienda.”
“Entendido, si cambia de parecer con
gusto lo esperamos.”
“Gracias.”
Con lentamente me gire a aquella muer y
con una ligera sonrisa me despedí de la mujer, la cual se tornó levemente azul
tras ello, no sé qué le habrá pasado pero se alejó rápidamente sin dar vuelta
atrás.
Que mosquito le pico.
Con cierta ironía me apoye en el mirador
tratando de evitar ser visto desde abajo del mismo. El bullicio comenzó bajo
mis pies con bailes, cantos y comida, en realidad no me molestaría adentrarme a
ese tipo de fiesta pero el simple hecho de no tener cuerpo físico, y ningún
ritmo musical, me dejaría en vergüenza ante toda esta gente.
Es molesto ser ignorado pero más aún
tratar de ser ignorado por propia voluntad.
“Hey Kiel, que tal. “
Una voz familiar me sorprendió por la
escotilla del mirador. Provocado que casi saltara del susto… en el aire.
“Jeje, lo siento por asustarte.”
“Dios, no me hables así de la nada.”
“Bueno, es tu culpa por estar tan
concentrado con la mente en los aires. Por cierto…”
“Qué pasa.”
“Me parece que asustaste a una de las
sirvientas del lugar.”
“¿Asustarla?”
“Sip, dicen que un fantasma apareció en
el mirador y asusto a una de las sirvientas. Les dije que tal vez solo la luz y
sombra de la noche debió darles una mala pasada, pero, ¿No le habrás sonreído,
verdad?”
“¿Eso que tiene que ver?”
“Um, pensé que ya  te habías dado cuenta, pero eres un fantasma,
sabes.”
“Y lo repito, ¿eso que tiene que ver?”
“Dios, que das miedo, que asustas, creo
que eso lo deja claro no crees.”
“Ahhh… esp-espera un minuto, como que
asusto. Si soy una lindura, o al menos eso creo.”
“Jeje, egocéntrico verdad. Nunca has
visto como sonríes.”
“Bueno, no. Pero es que no hay espejos
más que el manantial del castillo.”
“Um, ya lo entiendo. Tal vez deberíamos
buscar alguno luego. Pero te advierto, no sería bueno que le sonrías a alguien.”
“¿Tanto miedo doy?”
“Has visto alguna película de terror…”
“Si. Creo que las normales.”
“Bueno, creo que serían como inofensivos
gatitos frente a tu sonrisa.”
“¿Hah?”
Luego de una pequeña plática, donde
Roguro se centró en mis defectos, terminamos de vuelta en el camarote nuestro,
ya que recayó de nuevo en sus náuseas y mareos.
Aunque cayo rendido casi al instante de
entrar de nuevo a la cama, por mi parte solo me quede viendo hacia fuera, en un
momento así pensé en sobrevolar por los alrededores del barco pero recordé el
evento en cubierta, por lo que repensé lo que quería hacer con mi tiempo libre.
Gracias a los avisos se dé por medio que
debo evitar sonreír, aunque nunca me lo hubiera imaginado, cuando tenga un
espejo o semejante hare la prueba por si acaso, y por ello mi mente comenzó a
pensar en cualquier otro efecto que tenga que ver mi cuerpo al hecho que soy un
fantasma en su totalidad.
Nunca he sido el personaje serio hasta
cierto punto pero si tengo que ocultar mi lado fantasma debe ser mi prioridad.
*Toc, toc…*
“Disculpe cliente-san, se encuentra
despierto. Tenemos un evento en cubierta y estamos haciendo la cordial
invitación a todos nuestros huéspedes.”
“Ahh, disculpen, mi compañero se
encuentra un poco mal pero si veo el tiempo tomare su palabra.”
“Si, estaremos esperándolo.”
Diablos, ahora debería pensar en algo,
dado que una de las criadas del barco me vio aunque sea un poco es oficial que
necesito un disfraz.
Umm, ahora que pienso en ello un poco
nunca me he cambiado ropa o al menos intentado quitarme esta, ciertamente entre
al agua en mi primer día en el laberinto, pero nunca me despoje de mis ropas y
ya que no poseo olor nunca se me vino a la mente darme un baño o cambiarme de
ropa.
Si mi madre escuchara eso me daría un
gran regaño.
Luego de pensarlo un poco comencé a
quitarme la ropa que ya formaba parte de mí, y dado que nunca vi un apartado de
equipamiento en mi ficha de estado creo que cambiarme de ropa no haría mucha
diferencia.
Roguro compro varia ropa en su viaje he
de suponer debido a sus “problemas” con ser un personaje físico. Bueno ponerlo
de esa manera me hace sentir lastima por él, pero por el día de hoy tomare
prestada un poco para variar.
Luego que la ropa dejo de tocarme solo
parecía ropas normales, en serio no entendía la lógica de eso. Y dado mi
sentido de la moda no le tome ninguna importancia, con respecto a la ropa que
tome solo fue un cambio vago, pero entre mis cosas guarde una de las mantas con
capucha de aquellos seres que vencí.
Se ve un poco andrajosa pero es usable,
no creo que sea confundido con uno de ellos ya que tiene un gran corte
transversal, lamento decirlo pero se ve un poco feo por lo que lo arregle con
los pocos materiales convirtiéndola en una especie de capa aunque cubre gran
parte del rostro y solo deja descubierto parte del frente de mi cuerpo.
Si tuviera un espejo podría dar un
veredicto, pero sé que al menos así no se verá mi rostro y dado a la hora puedo
usar la sombra de las luces para ocultar más mi rostro.
Luego de terminar mis arreglos subí a
cubierta una vez más, aunque no recuerdo bien la cara de aquella mujer, soy
bueno recordando voces y olores. No soy un perro, es algo que tengo desde niño,
no me juzguen.
“Buenas noches cliente-sama, espero que
pueda disfrutar de nuestras delicias marítimas y bebidas especiales.”
“Ah, sí, disculpe las molestias.”
El lugar estaba bien iluminado por lo
que cubrir mi rostro fue una buena idea, debido a que no tenía sed o hambre
rápidamente me di a la tarea de aparentar que ya había comido a los encargados,
una mentira piadosa he de decir.
“¿Disfrutando de las estrellas?”
Mientras miraba el cielo nocturno, lejos
del bullicio de gente, comida y luces, una joven chica se acercó con esas
palabras.
“Si, buenas noches por cierto.”
“Ah, disculpe mis modales, buenas
noches”
“Nn, está bien, no es algo por lo que
molestarse en este tipo de plática.”
“Tienes una forma singular de hablar,
por no hablar de tu aura.”
“¿Aura?”
“Si, puede que no lo parezca, pero soy
una sacerdotisa viajera.”
“Ah, interesante.”
“No me cree verdad, o debería decir no
entiende que es.”
“Más que no entender, solo no me hago a
la idea. Supongo que tener una imagen a la realidad es un poco… desilusionador.”
“Bueno, lamento oír eso. Supongo que por
eso dicen que no es bueno confiar en los rumores.”
“Jeje, tienes razón. Entonces, miko-san,
que es tan singular para que tenga su atención.”
“¿Miko-san? Bueno, escuche entre el
personal del barco que alguien vio un ser sobrenatural por lo que me pidieron
revisar los alrededores.”
“Umm, espero que tenga suerte en su
cometido.”
“Gracias por su preocupación. Pero creo
que el trabajo fue más fácil de lo que pensaba.”
“Jeh, y puedo saber la razón…”
“Porque el ser sobrenatural se está
haciendo pasar por un pasajero, ¿verdad fantasma-san?”

★☆★☆★☆★☆★☆★

Watashi O motte Capitulo 10 (re-editado)

Capítulo 10.- Encuentro inesperado.
Igual que como en el castillo, de algún
modo me las ingenie para descansar en el cuarto, pedí un cuarto simple ya que
no necesitaba muchos lujos, aun cuando sé que el ambiente es más del pasado la
cama no esta tan mal como pensé, ya que si me concentro puedo sentir los objetos
de mi alrededor, es algo esponjosa, me pregunto de que estará hecha, bueno
nunca fui bueno en la materia de historia y no voy a comparar por completo este
mundo al mío, porque terminare llevándome algún malentendido.
Pase cierto tiempo mirando con detenimiento
mi estad actual y habilidades, dado que conseguí subir de nivel varias veces hasta el momento.
Kiel
Clase: Oveja Pedida
Nivel: 20
Trabajo: Soul Link
Raza: Fantasma神忘れ
HP: 333
MP: 0
STR: 0
INT: 33
DEX: 10
AGI: 10
VIT: 33
LUC: 12
Habilidades
Objetos
Habilidad
Magia del Alma (*)                                               Despertar
del Alma
Flotar/Deambular                                                  Polstergeit
Habilidad Única
Siete Pecados                                                               
  
  
Dudo que los monstruos sean más fuertes
pero conseguí subir de nivel demasiado rápido con esos tipos encapuchados.
Tal vez sea buena idea ir a cazarlos.
Hasta cierto punto veo que es normal ir
con compañeros en viaje, aunque me duela decirlo, se ve mejor que hacer un
monologo para mí mismo. Pero nunca he sido bueno para hacer amigos o hablar con
desconocidos, los pocos y muchos amigos que tenía antes solo eran personas al
otro lado de la pantalla. Hasta cierto punto eran reales para mí, pero sabía que
algo escondían al igual que yo, podrían ser menores de edad, cuarentones o
algunos psicológicamente perturbados… tal vez. Sea cual sea solo nos reuníamos
para jugar, no por otra razón, por lo que tener amigos físicos era solo un
delirio natural.
“Mejor dejemos eso de lado. Si no me va
a doler la cabeza.”
Sacudiendo la cabeza me enfoque en
revisar de nueva cuenta mis habilidades, ya que podría ignorar pequeñas cosas
por tener la cabeza en otros puntos. Hay momentos donde lo que trato de pensar
se desvía por lo primero que imagino, y no quiero que este sea uno de esos
momentos.
Tras pensar sobre el asunto el cansancio
inusual se apodero de mí, ahora que lo empiezo a notar, mi cuerpo se cansa por
las peleas al parecer dado que no poseo mana el hecho de usar habilidades gasta
mi vitalidad hasta el punto de forzarme a quedar exhausto.
Solo debo tomar en cuenta cada cantidad
de habilidades que uso para no quedar desprotegido a la hora de recuperarme
para la próxima pelea.

*Toc, Toc*
La puerta sonó a cierta hora de la madrugada,
supongo que alguna razón tendrían para que alguien moleste a estas horas. Mi
cuerpo no había descansado lo suficiente pero era lo mínimo para resistir una
charla al menos.
“Buenos noches. ¿Cliente-san, está
despierto?”
Una voz juvenil vino tras la puerta,
sino me equivoco debe ser de una de las chicas que se encargan del lugar, en
realidad no tenía ganas de abrir, pero si pudiera ser importante no podría solo
ignorarle dado que el trato con la guardia de anoche fue de ese modo.
“Voy, voy en un momento.”
“Ha-hai…”
Con calma camine a la puerta y trate de
hacerme lo más normal posible, puesto que he notado que cuando me relajo
demasiado soy tan traslucido como papel celofán y debo tener cuidado para que
no descubran parte de mi identidad.
“Que se le ofrece a esta hora.”
Tras abrir la puerta me encontré con una
chica un tanto más bajita que yo, tenía un buen aspecto puedo decir pero no era
mi tipo, bueno no soy prejuicioso pero era linda. Se veía un poco nerviosa, a
lo mejor pensó que saldría en pijama o casi sin ropa ya que sus mejillas
estaban un poco rojas al verme.
“Per-perdone las molestias cliente-san,
pero una persona lo busca en el bar del primer piso.”
“Oh, muchas gracias, dígale que en un
momento voy.”
“Si-si…”
La chica no duro un segundo más y se fue
corriendo por el pasillo, en realidad debería conseguir una habilidad para leer
la mente, porque esto lo podría malinterpretar en varios modos.
Baje la escaleras después de “arreglarme”,
hago énfasis en algo que no hice pero solo fue para que nadie sospechara, para
encontrarme con ese alguien en el bar, me suponía que sería aquella guardia
pero mi sorpresa fue más allá de mis expectativas.
“Hey chaval, como has estado.”
Con un trago a la mano una persona
conocida apareció dentro de mi vista, Roguro estaba en la barra con una sonrisa
alegre de oreja a oreja, ni idea si era por la bebida o por su reencuentro
conmigo.
Pero era claro que no era una ilusión,
ya que sin dudar un segundo use Scan en el, lo cual provoco un pequeño cambio
de actitud.
“Oy, Kiel no andes usando eso en
público.”
Si, era el verdadero ya que hay pocos
los que saben mi nombre y nadie que venga hacia acá excepto por los chicos.
Antes de darme cuenta ya estaba a escasos metros de él. Pero ahora que lo miro
con detenimiento se ve un tanto diferente, supongo que ha pasado por mucho.
“¿A qué te refieres con eso? Acaso está
mal revisar si mi amigo es real.”
“No digo eso, sino que han pasado unas
cosas, ven, deja y te cuento.”
Pensaba en sentarme en la barra con él,
pero se levantó de su asiento y fuimos a la mesa más alejada de la gente, y con
cierto recelo comenzó a hablar.
“Y bien, ¿dime? No has notado nada
extraño desde que llegaste al pasado.”
“¿Extraño? Excepto por la gente que he
conocido, creo que nada.”
“Umm, entonces no has estado conectado
con mucha gente, bueno, eso está bien también. Al parecer algo fallo en el
viaje en el tiempo.”
“¿De qué diablos estás hablando?”
“Cálmate y escúchame. De algún modo no
hemos viajado solo al pasado, sino a otro mundo…”
“Eh… ¡¿Eeehhh?!”
Roguro rápidamente tapo mi boca. Antes
de que todos enfocaran su atención hacia nosotros, literalmente mi mente se fue
al garete, aunque ciertos puntos cuadraban en este asunto.
En el futuro, había gente
antropomórfica, como seres reptilianos u hombres bestia deambulando en la
ciudad Xaos. Pero en esta ocasión solo vi personas con orejas puntiagudas o sin
características más allá de lo anormal. Además que solo los que residían allí
no han dado indicios de lo que sería el continente demoniaco según recordamos.
Chrom y compañía… espera un minuto.
“Roguro, déjame aclarar algo.”
“Dime.”
“No estamos en Xaos.”
Roguro solo asintió ante mi afirmación.
Lo cual no quería reconocer, sí, mi
información previa era que este continente tenía la forma de media luna, pero
durante todo mi viaje, por no decir que era por el aire, nunca pude observar
dicha forma a mí alrededor, más parecía una gran mancha que colindaba con una
bota. En retrospectiva, este no podía ser el continente demoniaco que menciono
Maou-sama al viajar.
Ciertamente hay coherencias entre las
personas que aquí, como el hecho que aún existe Maou-sama (el padre de Lilith),
pero la ciudad y el castillo no eran iguales a como yo los recordaba por lo que
la teoría de estar en otro mundo era más que vigente.
Pero porque razón Maou-sama (Lilith) nos
enviaría a otro mundo, con qué motivo después de haberse esforzado tanto en
darnos una razón para ayudarla.
Las preguntas sin respuesta
arremolinaban en mi mente pero estar tan preocupado no me ayudaría en nada.
“Entonces, ¿Dónde se encuentran los
demás?”
Roguro sacudió su cabeza, al parecer no
ha encontrado a nadie más, la razón de su parada aquí fue para conseguir
información, pero fue tan buena que llego a esa conclusión y con más énfasis
decidió esperar mi llegada.
Aunque fuimos enviados con casi una
semana de diferencia al viaje del tiempo. Tal parece ser el caso que para él
han pasado más de 1 mes desde que llego, así que parece que el viaje para cada
uno hubo un intervalo demasiado grande, si mis cálculos no fallan él fue
lanzado con casi una semana de antes de mi llegada por lo que debe ser un
intervalo de un mes a cada llegada.
Espero que todos los demás se encuentren
bien.
Nuestra platica continuo hasta que la
luz del sol ilumino la zona, dejando ver la aldea en todo su esplendor o al
menos eso quisiera decir, pero el lugar es algo así como un pueblo pesquero,
doy gracias a mi falta de sentidos, odio el olor de los mariscos y animales de
mar… en serio, doy gracias.
“Entonces, Roguro, deberíamos ir aun así
rumbo al “continente humano”. ¿O sabes algo que no me hayas contado?”
“Umu, pues sería mejor que quedarme en
este lugar, ciertamente no es muy higiénico que digamos, si sabes a lo que me refiero.”
Al parecer le sigue molestando la época
donde los baños siguen siendo tan anti-higiénicos. Bueno, no es que lo
comprenda hasta cierto punto, pero gracias a este cuerpo sin molestias de ese
tipo casi me da igual todo.
“Okay, solo quiero conseguir un poco de
dinero y deberíamos ponernos en rumbo.”
“Eh, así que vas a vender pertenencias.”
Mientras le platicaba sobre las cosas
que tome de los tipos encapuchados nos acercamos a la caseta de la puerta de
ayer. Lo cual Roguro tomo por extraño, hasta que también le comente sobre mi
conexión con aquella mujer.
“Buenos días chico, que haces por acá
tan temprano. Are, estas acompañado.”
“Oh, buen día, si, al parecer uno de mis
amigos ya me esperaba en esta ciudad por lo que solo hare lo que acordamos ayer
y me iré de la ciudad.”
“Umu, entonces deja arreglo unas cosas y
con gusto los acompaño.”
En ese instante un intento de golpe por
parte de Roguro traspaso mi costado, de no ser porque la guardia cambio de
vista podrías haber causado un problema mayor, no le dije nada en respuesta a
su intento, pero comenzó a platicar sobre cosas triviales.
“Hey Kiel, sí que eres rápido, tan solo
tienes un día aquí y mira que buena tía te has encontrado. No tengo nada que
enseñarte, jeje.”
“No sé de qué hablas, solo es alguien
qué se ofreció a ayudarme. Nada más.”
“Che, que aguado. Y pensé que ya andabas
de mujeriego.”
“Así serías tú, solo dio la casualidad
de conocernos, no tengo otro pensamiento sobre ella.”
“No me digas que te gustan los…”
“Cállate, no es así.”
Saque parte de la daga en mi costado lo
cual solo provoco una risa forzada en Roguro, quien además dio un paso hacia
atrás. Odio que sea la gente un tanto pesada en asuntos que no les incumbe.
Tras esperar unos minutos la onee-san regreso a donde estábamos.
“Lamento la tardanza, entonces déjame
ser tu guía.”
La chica sonrió frente a nosotros, era
una linda sonrisa juvenil. Ahora que recuerdo la señorita tiene una voz que no
coincide con su aspecto, debería decirles que tiene una buena figura y cabello
lacio hasta los hombros, creo que tenía un nombre ese estilo de cabello, pero
como soy pésimo para recordar cosas lo deje de lado en un segundo.
En cambio, Roguro solo observaba los
puntos importantes (para él) y a leguas de distancia se veía su mirada lasciva
ante la chica, lo que me dejo en medio de los dos durante nuestro paseo.
“Al menos aprende a disimular…”
Murmure ante el aura de deseo que
despedía mi compañero.
Tras una caminata llegamos al área de
mercaderes y lo volveré a decir. Gracias a dios que no poseo olfato, todo aquí
estaba a la intemperie y por las expresiones de Roguro, debe de oler horrible.
Antes de darme cuenta ya me encontraba solo con la onee-san.
“Oye, que paso con tu amigo.”
“Umm, a lo mejor se olvidó de algo.”
O más bien se olvidó que aquí todo huele
horrible, jeje.
Mientras caminábamos la onee-san me dio
un pequeño tour sobre los puestos, al parecer de algún modo es un tanto
conocida por los lugareños ya que la mayoría la saludaban naturalmente,
aquellos que no lo hicieron era porque tenían clientes frente a ellos.
“Heh, así que eres bastante popular nee-san.”
“¿Nee-san? Ejem, disculpa, bueno es que
este pueblo es pequeño, así que es fácil saber quiénes son los visitantes y
lugareños.”
“Ya veo, entonces he de suponer que
también al mercante que veremos debe ser amigo tuyo.”
“Sí, aunque no tanto como crees, es más
como un conocido por estos rumbos, creo que tiene una especie de cadenas mercantes
en varias ciudades.”
Tras su respuesta dio un ligero vistazo
hacia mí, como si algo que dije estuviera mal. Luego de tanto caminar llegamos
a lo que parece una tienda de campaña de esas que ves en los videojuegos o más
bien, una que ya conocía y no recordaba porque… hasta que entre.
“Bienvenidos a mi humilde tienda. ¿En
qué puedo servirles hoy?”
“Ah, Ana, buenos días, disculpa las
molestias tan temprano, te traigo un cliente un tanto despistado.”
Debería decirle que soy bueno notando el
sarcasmo, o mejor dicho, a quién estas llamando despistado.
Bueno, si me encontré con seres que
reconocí de un juego era normal que este personaje también estuviera en algún
punto, Ana, la mercante hermana, creo que sería como la típica chica que
encuentras en cada punto para comprar y vender cosas. Hay muchas cosas que
quiero decir pero mejor lo dejare para otro momento.
“Buen día. Emm, sonara algo que ya
debería haber escuchado, pero no nos hemos visto en otra parte.”
Las risitas de ambas chicas solo me
animaron por lo que no tardaron a notar que ya sabía lo que diría Ana.
“Así que eres un cliente de una de mis
hermanas. Entonces no tengo mucho que decir. Dime, ¿que se te ofrece?”
“Verás, conseguí algunas cosas durante
mi viaje y no creo que las vaya a usar por lo que pensé en venderlas.”
“Nn, entonces serían materiales.”
“No, lo siento, son al parecer equipos
de alguien. No sé si son de gente de este pueblo pero es algo que tome ya que
parecían valiosos.”
La guardia me vio con cierta mirada
sería, tal vez imagino que ataque a alguien o simplemente espere a que alguien
se descuidara y robara sus pertenencias. Pero tras ver el equipo solo dio un
suspiro de alivio, por lo que deben ser cosas que nunca le vio a un conocido
suyo.
“Nn, sigue en buena forma para ser usado,
además no parece haber sido usado demasiado. Lo cual es raro. Pero bueno,
entonces quieres venderlos, ¿Me equivoco?”
“Sí, si no es problema necesito el
dinero, jeje.”
“Okay, déjame hacer la valoración y
continuaremos.”
Al final termine con una bolsa con 10
monedas de oro, debo decir que necesito unas clases de finanzas de este mundo,
ya que no se valorar cuanto es, sería demasiado poco, o lo contrario. Bueno lo
dejare por eso.
Cuando Ana miro mi bolsa de donde saque
las cosas solo dio una tos para llamar mi atención.
“Emm, cliente-san, no es por ser
quisquillosa, pero esa bolsa. ¿De dónde la has sacado?”
“Ah, esto… umm, como decirlo. Supongo
que fue un regalo. Lo siento ni yo mismo lo entiendo.”
“Heh, así que un regalo, solo por
curiosidad, me podrías decir en qué ciudad la conseguiste. ¿Te puedo pagar por
la información?”
“Lo siento, en realidad ni se me dijo de
donde venía, en verdad lo siento.”
Ana suspiro ante lo que podría haber
sido una gran venta para ella, bueno no es mi culpa que esto también era algo
que encontré entre los restos de aquellos encapuchados.
“Gracias por confiar en nosotras. Espero
hacer negocios con usted en un futuro.”
“Sí, gracias. Supongo que la veré… no,
veré a sus hermanas en otro momento.”
Con todo eso dicho y hecho deje la
tienda y por ende el mercado…
Por cierto, Roguro me espero de nueva
cuenta en el bar de la posada.
Originalmente pensaba en viajar volando
pero debido a que Roguro no posee la capacidad de volar como yo, bueno, se ha
dictado que viajaremos en barco hasta nuestro próximo destino.
“Estarás bien.”
“Eso espero.”
En realidad, no creo que sea bueno ese viaje…
para Roguro.

★☆★☆★☆★☆★☆★

Watashi O motte Capitulo 9 (re-editado)

Capítulo 9.- Habilidad Única
No sé cuánto me he alejado de los chicos
de FE, dado que estoy caminando para que no sospechen que soy un ser no humano,
normalmente no me importaría pero no quiero arruinar la historia pasada cuando
apenas y tengo conocimientos de esta.
Pero esos tipos encapuchados me rodearon
aun cuando no hay razón aparente para ello, tal vez alguno escucho nuestra
plática antes de que me marchara, pero sigo sin saber sus razones para cambiar
su objetivo.
Bueno, ha pasado un tiempo desde que
pelee por lo que podría estar bien practicar, que mejor forma de entrenar que
dar algunos golpes.
“Entonces, si es como quieren…
Polteirgeist”
Sin apuntar o mover mi mano, solo pensé
en usar los árboles aledaños y hacer que su raíces salieran del suelo, causando
un temblor en mis alrededores, debido a que podía flotar solo hice que yo no me
veía afectado por la sacudida repentina.
Pude notar que subieron a los árboles,
lo cual era mi intención, con la habilidad aún activa hice que los árboles
encarcelaran a los tipos y sin dejarlos intentar algo.
“[Soul Awaken]… [Soul Strike]”
En vez de lanzar balas o rayos como
siempre, concentre el poder en mis dedos y forme una especie de navajas y
apuntando a las copas de los arboles las arroje…
Una
voz diciendo「Has subido de nivel」resonó en mi cabeza e imagine los
gritos de la gente que eran los objetivos de mis ataques, pero estos nunca
llegaron, solo veía algo como polvo negro salir de entre las ramas de los
árboles.
Solo bastaba suponer que eran como los
encapuchados de antes, en efecto, los tipos de antes no dejaron cadáveres y
estos no eran la excepción, no sabía que tramaban pero aún había algunos vivos
rondando. Tal vez imaginando que no me di cuenta trataron de tomar distancia y
buscar un punto ciego.
>[Soul Meteor Habilidad Adquirida]
Umm, conque una nueva habilidad, bueno
después de todo no tengo muchas en uso, usando Poltersgeist cubrí los puntos
que no atacaría y solo indicando mi objetivo con el dedo probé el nuevo poder.
“[Soul Meteor]”
Varias bolas cristalinas azules se
enrollaron a mi alrededor y antes de que pudiera verlas mejor estas se lanzaron
contra el lugar objetivo devastando tanto los arboles como los seres que
estuvieron en su camino. Despejando parte del bosque frente a mí.

Al parecer es demasiado fuerte como para
usarla en pequeños esbirros. Ahora que presto atención al parecer cuando subo
de nivel obtengo alguna habilidad relacionada a lo que use antes de eso… si es
ese el caso.
“[Sevens Sins]…”
Frente a mi apareció una especie de sombra
sin forma que parecía un ser traído desde más allá de lo imaginado. Este solo
se postro ante mí sin decir palabra.
“Así que tú eres uno de los pecados.
¿Dime tu nombre?”
“Antiguo Rey Demonio Shakrasta, Pecado
de la Envidia, a sus órdenes.”
“Umm así que un Rey Demonio, bueno, no
espero mucho de ti, solo quiero mejorar la habilidad por lo que mata todo ser
encapuchado en el área como esos.”
Señale a los que saltaron desde atrás de
los árboles, pero antes de que hicieran algo sus cabezas fueron cercenadas a
mano limpia por aquel tipo.
Al parecer no se considera una habilidad
única solo por nombre, supongo que si sirve como una especie de segundo jugador
para momento de vida o muerte.
“Entonces te encargo los que traten de
escapar. Cuando termines vuelve aquí inmediatamente.”
“Entendido amo.”
Sin desacelerar se adentró más allá del
bosque, lo bueno es que fue al lado opuesto a donde acampaban Chrom y compañía.
“Bueno, solo queda lidiar con estos
tontos. Espero y me puedan entretener.”
Tome una de las armas que dejaron caer
sus compañeros hechos polvo. Nunca he usado armas pero la práctica hace al
maestro, y literalmente soy inmortal frente a estos.
Mientras no use mis habilidades, si mi
teoría es correcta, al subir de nivel mejorare mi habilidad única.
Hice que polstergeist se calmara y abrí
todas las aberturas para qué pensarán que me había quedado sin magia, con esa
ventaja a su ver todos se abalanzaron hacia mi sin dudar un segundo, ahora que
los miro más de cerca tienen un aspecto tenebroso como si fueran… umm, momias
tal vez. Diría que zombis pero esos movimientos no creo que fueran capaces para
esos seres.
Pensé en usar Scan pero si mejoraba
alguna otra habilidad todo se iría al garete.
“Jeje, que mal aspecto se cargan.”
Sin dudar deje que las espadas de cada
uno intentara atravesar mi cuerpo, y doy gracias que todas eran tan normales
que algunos terminaron dañándose unos a otros. No deje que pensarán en ello y
trate de usar el arma para cortarlos, pero eran duros, casi como piedras, la
espada que tome solo se atascó entre su carne pero no termino el corte.
“Y dicen que la carne podrida es más
fácil de picar.”
Dije con sarcasmo antes de alejarme un
poco. Había perdido el arma en ese pequeño intercambio pero no era gran cosa,
pero antes de algo más una sombra en los cielos descendió frente a mí.
“Listo amo. La limpieza de esos bichos
esta hecho.”
“Muchas gracias,”
“Entonces si me disculpa, tengo que
retirarme.”
“Eh, espera un momento. A que te
refieres con retirarte.”
“El Amo ha hecho uso de su habilidad y
se me dio una orden que ya he cumplido. No hay otra razón para permanecer bajo
su mandato.”
“Tsk. Entonces solo es para una orden,
diablos pensé que sería más flexible que eso. Está bien, te podrás retirar pero
antes de eso dame un arma o algo para vencer a estas momias andantes.”
El Rey demonio presento un par de dagas
tan pequeñas que la hoja era tan grande y amplia como la palma de mi mano. Y
sin que pudiera decir algo más este se desvaneció del mismo modo que apareció.
“En serio esto acabara con esos tipos.
Bueno, es de un rey demonio debe ser un arma maldita o algo especial aun siendo
de este tamaño.”
Sin pensar más en eso tome las dagas en
cada mano y me prepare para pelear.
No sé si era por las armas o por el ya
desaparecido rey demonio, pero las restantes momias salieron corriendo en todas
direcciones antes de darme cuenta.
“Ah, que molesto.”
Gracias a la vista ganada por Midas aun
con todo este alboroto podía saber el camino a tomar para llegar a las momias y
cuando ataque a la primera, las dagas hicieron un corte limpio en su piel como
si fueran tijeras dividiendo papel, aun cuando tienen una hoja muy pequeña el
corte era profundo difiriendo de mi expectativa.
Y antes de darme cuenta me había
encargado de los tipos esos esos sin esfuerzo alguno.
“Umu, lo que son buenas armas.”
Dije al mirar de nuevo esas hojas, eran
planas y de un metal negro como la noche, no brillaban aun frente a la luz de
la luna. Su diseño era ligero por lo que no eran muy llamativas. Pero ahora me
enfrentaba al problema de lidiar con como guardarlas, ya que tenerlas agarradas
era un reto al ser tangible.
Mientras pensaba que hacer con las
dagas, unas extrañas vainas aparecieron en mi espalda con un diseño parecido a
las empuñaduras de las dagas. En realidad quería pensar más detenidamente en lo
que sucedía pero tras el alboroto provocado por la pelea pude escuchar un
bullicio entre el bosque.
“Mejor que digan aquí corrió, que aquí
quedo.”
Guarde las dagas, cargue algunas cosas
que soltaron al suelo los tipos y me aleje usando Encubierto. Tenía demasiadas
dudas sobre todo lo que había sucedido pero este no era momento para quedarme
atónito ante la situación. Cuando sentí que no tenía a nadie viendo me eleve a
toda velocidad con Vuelo para seguir con mi camino hacia mi verdadero destino.
Sin dudar he recorrido una gran cantidad
de terreno bajo el manto de la noche. Siento que debería conseguir un mapa
cuando vea a un mercader y gracias a mi buena intuición lo que pude recoger fue
un pequeño botín bien merecido para mi segunda pelea. Más específicamente
conseguí una bolsa mágica, aunque no tiene gran capacidad como me imaginaba, pude
cargar dentro las cosas que tome antes.
“Que molesto… fuh”
Continúe mi viaje aéreo llegando a lo
que parece ser el límite del continente demoniaco, debido a que la noche aún
pesaba en el lugar, el área era un tanto lúgubre, como esos mares donde sabes
que un asesinato u homicidio ocurren, pero ignore ese hecho y decidí continuar.
Hay una ciudad en el litoral junto a lo
que pensé era la playa, pero es más como un acantilado rumbo al mar. Por lo que
puedo ver, parece ser que esta área está a gran altura con respecto al nivel
del mar, iba a inspeccionar la zona pero vi varios lugares iluminados por lo
que decidí y buscar algo de información sobre los chicos y ver si consigo un
mapa del mundo o al menos de los lugares a donde me dirijo.
Con descenso ligero voy a lo que parece
ser la entrada a la aldea, tienen barricadas de unos 3 metros de altura con
varios puestos de vigilancia a cierta distancia, supongo que una razón ha de
tener para traer este sistema de seguridad.
Trato de evitar ser avistado ya que
podría malinterpretarse como un ataque enemigo o algo por el estilo. Cuando
llegue a escasos metros del suelo use Encubierto para evitar ser visto dado que
la visibilidad debería ser buena en este punto. Luego de esconderme
momentáneamente pase a caminar como si nada hacia la puerta como si de un
viajero común se tratara, aunque es más como mi propia imagen imaginada.
Tras ser visto note una serie de señales
entre los centinelas arriba de la barricada. Y tras cierto tiempo alguien salió
de la puerta, debido a la luz no podía visualizar con certeza si era hombre o
mujer, pero algo era claro, no estaba de buen humor.
“Mira, mira, qué tenemos aquí esta
noche.”
Umm, parece que es una mujer, aunque
debo decir que su voz es más grave por lo que puede ser una mujer pasando sus
30.
“Que haces aquí chaval, es una noche muy
rebuscada para que llegue un chico como tú a este lugar.”
“Simplemente estoy viajando.”
“Jum , es una inusual razón, bueno, entonces
muéstrame tus papeles.”
“¿Papeles?”
Eh, hay papeles en este mundo, serán
como visa o algo así, no sabía que responder ante esas palabras, pero la mujer
solo continuo su plática.
“Ya veo, supongo que debes ser de esas
aldeas nómadas, no me suena tu ropa de nada.”
¿Aldeas nómadas? Hay demasiado que
quiero preguntar pero sería mejor no decir algo que me haga ser más sospechoso.
“Emm, disculpe onee-san. Pero sabes algo
sobre unos chicos…”
Sin titubear trate de cambiar a un tema
que más me atraía la atención, información sobre si los chicos han pasado por
aquí. La luz se hizo más tenue y pude ver como los centinelas regresaban a sus
posiciones mientras la mujer escuchaba mi historia. Podía recordar los nombres
y parte del aspecto de los chicos, pero si cambiaron su ropa o equipos sería un
tanto difícil.
“Entonces, estás buscando a esos chicos,
no te importa contarme los detalles sobre porque razón los buscas.”
“Supongo que es un encargo del jefe de
mi aldea, lo siento no tengo más información tampoco.”
En realidad solo mentí pero decir que
somos personas que venimos del futuro para evitar un desastre que podría traer
el final de este mundo sería demasiado loco.
La chica me llevo a lo que parece ser
una caseta de vigilancia donde me pidió que tomara asiento, el lugar está bien
iluminado y hay tanto zona de descanso (a mi parecer), como una mesa con varias
sillas al ambos lados de la mesa.
Tsk, parece que la señorita va a querer
interrogarme. Voy a seguir su juego un rato, pero si veo que algo anda mal me
largo de aquí.
“Puedes tomar asiento por favor.”
Solo asentí ante su propuesta y tome el
asiento solitario del lado izquierdo, en cambio ella tomo el asiento opuesto.
Me ofreció un poco de beber, pero era claro que iba a negarme, dado que ni lo
necesito. Con un suspiro de su parte tomo un trago de su bebida, casi como si
me indicara que no era nada malo, sin embargo continúe con el rechazo del
líquido.
“Entonces no te molesta si puedo hacerte
unas preguntas.”
“Depende que clases de preguntas. ¿Hay
alguna razón para escucharlas?”
“Supongo que no eres lento. Tenemos
reportes de unos tipos encapuchados por la zona, no sabemos sus propósitos pero
gracias a ellos nadie ha llegado o salido de la aldea… Así que dime, ¿Cómo es
que has llegado desde tu aldea hasta aquí?”
Ah, dado que ese era el problema. Puedo
ver que entonces esos tipos no estaban tras los chicos de antes, sino que son
un problema para todos, serán extremistas o algo así.
“Volando.”
Sin dudar un segundo dije mi forma de
llegar. Quedo atónita unos segundos pero recobro la compostura tras un intento
de toser muy forzado. Se me quedo mirando unos segundos como tratando de buscar
algo, he de suponer que alas o algo que relacione ‘volar’.
“Si no me cree, podría irme volando de
aquí si eso es lo que quiere. En realidad solo vine a este lugar por la razón
simple de conseguir información de las personas que antes mencione.”
Eh de decir que no soy la persona más
paciente, pero odio que la gente no cree lo que digo cuando soy más sincero que
los programas honestos de televisión. Okay, eso es un mal ejemplo, pero creo
que entienden mi punto.
“Entonces puedes volar montando una
bestia mítica o algo así.”
“Sí, digamos que es una habilidad
natural para mí.”
Como si disimulara mi ‘humanidad’ di un
bostezo lo más natural posible, lo que parece dar buena señal en la mujer que
cambio de tema aún sin querer.
“Piensas descansar en alguna posada.
Creo que aún hay vacantes en un hostal cercano que atiente una amiga mía.”
Umm, publicidad desde los guardias. Que
tan mal ha de estar la economía, bueno puedo decir que haría lo mismo si fuera
un conocido mío. Con calma rechazo su oferta ya que como dije era un farol para
cambiar el tema.
“Lamento decirle que no tengo dinero. Pero
conseguí objetos durante mi viaje, no sé si podría ayudarme a encontrar un
lugar para valorarlos.”
“Umu, supuse que sería algo así, pero lo
siento, a estas horas los mercaderes han cerrado sus negocios por lo que no hay
forma de hacer eso.”
Doy gracias que hablo antes de la
posada, fufufu.
Con maestría en mi antiguo trabajo le
hice la propuesta de darme asilo en la posada antes mencionada y al día
siguiente ayudarme a hacer el cambio de objetos por dinero. Con todo eso
arreglado me di por servido.
No era necesaria la posada para empezar,
pero si no ponía un beneficio para ella sería imposible que aceptara mis
demandas. Con un apretón innecesario de manos dimos por acordado todo.
“Em, que fue eso…”
“No sé, tal vez ya estamos cansados.”
No voy a mentir, esa flama azul era algo
que ya conocía, no sé cómo se activa pero había hecho uso de nuevo del Pacto
del Alma. Aun cuando me propuse que lo usaría solo en momentos necesarios
desconozco los requisitos para activarla.

Fui guiado por la chica hasta el hostal, creo que usare este descanso para revisar mis propios atributos, no quiero acabar como el grandulón de antes. Mientras flotaba entre la cama y el techo me dispuse a tomar nota sobre mis propias habilidades…

★☆★☆★☆★☆★☆★

Watashi O motte Capitulo 8 (re-editado)

Capítulo 8.- Encuentro con Aventureros
Apenas han pasado unos días tras irme
del castillo, ciertamente me siento mal de dejar así a Lilith, pero aun
sintiendo que podría animar su día, ella misma me dio una misión, así que
lamento tener que ignorar los deseos de su yo pasado…
Solo espero que se encuentre bien y se
mantenga a salvo. Gracias a mi visita improvisada obtuve nuevas habilidades,
además que conseguí información de los chicos.
«Ahora, es momento de comenzar mi
aventura…»
Es temprano en la mañana, pensaba en
reunir información en los alrededores de la ciudad Xaos, pero tras lo que pude
indagar entre las pistas que dejaron los demás se dirigieron al continente
humano por lo que sería mejor empezar a viajar sin descanso.
Estoy aliviado que no necesito nada para
sobrevivir así que solo tendré que conseguir información y buscar.
«Umm, si lo pienso bien, soy un
tramposo.»
Normalmente en los juegos de rpg, no es
necesario descansar a menos que tenga fatiga, heridas graves, estados
alterados, etc. pero debido a este cuerpo casi inmortal eso es solo un capricho
mío.
Al principio pensaba en derrotar
monstruos (no humanoides) para conseguir experiencia y algún que otro objeto
valioso para conseguir dinero, dado que de otro modo no obtendría información,
pero hasta hace poco me di cuenta que no poseo un objeto para cargar cosas y lo
poco que puedo cargar me dejaría en desventaja.
«Que molestia. Como conseguiré dinero…»
Suspiraba en el aire mientras me dirigía
hacia el sur, gracias a mi investigación previa al viaje al menos se dónde se
encuentran los continentes y… sigo sin poder leer el lenguaje en este mundo.

Por lo que llegue a conseguir en los
días previos al viaje en el tiempo, este mundo se encuentra dividido en 6
continentes al igual que nuestro mundo pero no es igual en estructura, y por
desgracia mi conocimiento en de 10 años al futuro por lo que puede que haya
varias
incoherencias, pero el continente
demoniaco se encuentra al noroeste de los demás continentes y su porción es
casi tan grande como Groenlandia. Aunque su forma es de media luna y los mares
que le rodean se encuentran en el rango más peligroso por sus bestias marinas,
tiene una senda de viaje para ir a otros continentes.
Al sur de aquí se encuentra el
continente de los monstruos y como su nombre indica no hay ser o raza que lo
gobierne sería un poco como el África salvaje pero su forma es más como un
grupo de islas tipo Oceanía, y como he dicho, ahí es un modo de vida a lo
superviviente donde los monstruos más fuertes residen, debido a su cercanía al
continente demonio es algo así como su respaldo para invasiones, supongo que
por esta razón se tardó tanto en juntar un ejército apto para conquistar ese
continente.
Al este se encuentra el continente
gélido, por un motivo u otro esta zona está en un invierno eterno por lo que no
se ha conseguido mucha información del mismo, de alguna forma me suena como
Antártida, no hay muchos aventureros o eruditos que hayan intentado deambular
ese lugar, por lo que no le dieron mucha importancia en la plática informativa
pero me da una ligera molestia algo de ahí, por lo que cuando tenga tiempo
pensaba dar una vuelta, después de todo este cuerpo no siente dolor o cambios
de clima, debería estar bien.
Al sureste están tres continentes
conectados, casi como el área de Europa, África y Asia. Y si, ahí está nuestro
objetivo, el continente humano, junto con el continente bestia y la tierra
sagrada.
El continente humano es el más pequeño
entre los tres aunque pensaba que era al revés. Debido a su historia y si
pienso que son como los humanos de mi mundo, deben estar malgastando las
materias primas de su tierra y debido a que ya no tienen abasto empezarán su
campaña para seguir ese ciclo que está matando al mundo y llevándolo a su
ruina, bueno he de decir que son unos ineptos aún en este mundo paralelo.
El continente que le sigue es la tierra
sagrada, se llama así porque al parecer ahí nacieron los seres vivos de este
mundo y aunque es más grande que el continente humano la población parece ser
menor, lo primero que se vino a la mente que sería, que es donde viven los
religiosos o algo así, para mi desgracia era peor, resulta ser que ahí residen
los que se hacen llamar dioses o hijos de los dioses. Si hay seres humanos pero
debido a que tales dioses ven mal solo a los monstruos y demonios, no hay más
información al respecto.
El continente bestia es el más vasto entre
los tres su población es proporcional a sus aldeas por la información que
conseguí, sus gobernantes sigue la ley del más fuerte y tienen un gran apego a
la naturaleza por lo que ven con malos ojos a los humanos y su forma de vida,
bueno no soy quien para juzgar, fui un humano con anterioridad, pero al parecer
también ven mal a los demonios he de suponer que es debido a que también no
siguen una convivencia a lo natural.
“¡¡Uwah!! Sera un molesto viaje…”
Suspire al volar por el cielo azul, si
mi conocimiento en la atmósfera no me falla me encuentro a unos 100 metros
sobre la tierra, gracias a las habilidades ganadas por devorar el alma de
Midas, puedo ocultar mi presencia y cuerpo, pero quedo expuesto a cualquier
ataque ya que no he practicado con las habilidades guardadas, por no hablar que
deben existir habilidades que anulen las habilidades que ya poseo.
“Umm, que es eso.”
Mientras llegue a un bosque, la noche
caía tras mi espalda, y a lo lejos pude ver como se colocaba una fogata entre
los árboles, he de suponer que son aventureros por lo que decidí bajar un poco
para usar mis habilidades y mirar.
Apenas me acerque a unos 10 metros y
pude sentir que algo malo se cernía.
El grupo consiste de 2 hombres, 3
mujeres y una niña, y los otros, son unos 6 seres. Tras apenas buscar entre los
árboles una voz ligera me llamo.
“Hey, tu entre los árboles, sal de ahí
sino quieres pasar un mal rato.”
Casi dejo salir una risa por la frase,
pero no tenía la intención de mostrarme agresivo ante estas personas, solo
quería información y provocar una pelea sería un mal escenario.
Cuando me acerque para salir entre la
copa de los árboles unas siluetas a lo ninja salieron de entre las sombras del
bosque que rodeaba a los chicos. Extrañamente nadie más que yo parecía
extrañado por lo sucedido aunque he de decir que aún me encontraba oculto entre
las copas de los árboles, nadie miro en mi dirección por lo que deducía que lo
que se dijo antes no era para mí.
Solo podía sentirlos de algún modo, pero
a mi ver todos esos parecían ninjas por lo que no sabía con certeza sus
intenciones. Bien, solo queda ver que es lo quieren hacer.
“Quien los mando.”
Uno de los hombres dio una mirada
amenazante a los ninjas, pero nadie se inmuto a hablar en respuesta.
“Así que están silenciados, entonces
supongo que tendremos que sacarles la información a la mala.”
El otro hombre junto al primero sacan sus
armas, y dos de las mujeres siguen el mismo patrón, por lo que las restantes
deben ser los objetivos de estas personas encapuchadas. Originalmente pensé que
eran ninjas pero sus ropas más parecen de sectas religiosas, túnicas que cubren
su cuerpo totalmente y apenas se puede ver algo en el área del rostro.
“Chicas, encárguense de protegerlas.
Frederick ayúdame con estas molestias.”
“Entendido su alteza.”
Casi en ese instante caí al suelo por la
información que conseguí por Scan…
Nombre: Chrom Ylisee
Nivel: 41
Título: Exaltado de Ylisee, Bendecido
por Naga, Aquel que sigue lo correcto.
Nombre: Frederick
Nivel: 45
Título: Capitán de la Guardia Real de
Ylisee, Trabajador Compulsivo, Quien sigue su senda.
Nombre: Sumia Ylisee
Nivel: 32
Título: Esposa Cariñosa, Reina de
Ylisee, Bendecida por Naga, Aquella que es sutilmente torpe.
Nombre: Elizabeth Ylisee
Nivel: 32
Título: Santa, Bromista, Bendecida por
Naga, Quien es entusiasta, Enamorada Secreta.
Nombre: Lucina Ylisee
Nivel: 9
Título: Hija de un gran espadachín,
Aprendiz de espada, Quien tiene un gran futuro, Próxima generación, Bendecida
por Naga y Grima.
Si mi memoria no me falla, estos son
nombres de personajes de FE*, ¿verdad? No estoy metido en otra historia, trate
de jalar mi mejilla pensando que estaba soñando al mirar esos estados, pero al
verlos pelear contra esos encapuchados no había duda que eran los que vi en ese
juego.
Sus movimientos y armas coincidían con
mis recuerdos, pero simplemente no eran algo que pudiera procesar de forma
simple, entonces termine en el mundo de FE o qué demonios pasaba aquí.
“Al final no eran tan fuertes, o eso me
gustaría decir. ¿Cuál crees que sería su objetivo Frederick?”
“Disculpe la descortesía, pero sería
mejor preguntar al ratón que aún se esconde.”
Extrañamente en esta ocasión la mirada
de Frederick termino hacia el lugar donde me encontraba, bueno era de esperar
ya que hice demasiada tontería al descubrir sus identidades.
“Qué molestia, pensé en irme tras ver
esta locura.”
Hice como si bajara del árbol
normalmente, ninguno parecía tener la habilidad de Scan por lo que nadie sabría
mi nombre y nivel, mucho menos que no era humano. Pero ahora que lo noto, casi
todos los seres que he visto son humanos (en el sentido estructural) por lo que
imagine que sería como FF*, bueno mejor comenzar a ser amable para no hacer una
mala imagen.
“Que trae por aquí a una rata de
alcantarilla.”
“Oye, que mala forma de hablar para el
caballero de su Alteza, además solo porque miraba entre las sombras no quiere
decir que sea una mala persona. Simplemente no quería entrometerme en asuntos a
los que no soy bienvenido.”
“Entonces, habla, ¿Cuáles son tus
motivos para deambular por este lugar?”
“No me molestaría hablar, pero sería
bueno que bajaran sus armas, como pueden ver estoy desarmado y lo único que
cargo son mis ropas. No estás muy a la defensiva contra un simple viajero. “
“Frederick-san, tiene razón en eso, aún
si hubiera una razón para espiar, es demasiado inusual que alguien así sea una
amenaza para ti.”
“Simplemente no me agrada.”
“Como a todos los que conocen por
primera vez a Chrom.”
“¿Qué dijiste?”
“Nada, solo lo que pensaba.”
“Ahora dime ‘viajero’, como es que
conoces mi nombre cuando nunca se ha dicho. ¿Quién eres y que te trae por
aquí?”
Sin más me senté apoyándome al árbol en
mi espalda. Suspire como si dijera que todos se sentarán, y al entender todos
tomaron asiento y cruce mis brazos frente a ellos para que no pensaran que
ocultaba algo.
“En primero, sería mejor una
presentación simple. Mi nombre es Kiel, estoy en un pequeño viaje para reunirme
con unos compañeros de armas, es todo lo que puedo decir de mí. La razón de
porque me acerque fue porque vi la fogata y pensé que serían personas de la
zona, por lo que solo venía a pedir información y continuaría mi viaje. Es
todo.”
“Hoho, por lo que un guerrero viajero.
Demasiado sospechoso para no cargar armas y viajar. Tan confiado estas de tus
habilidades.”
“Eso no es de tu incumbencia, ustedes
preguntaron de porque me acerque, y he ahí la razón.”
“Entonces, se puede saber cómo es que
conoces mi nombre.”
“Supongo que no es algo extraño, poseo
la habilidad Scan, puedo saber el nombre y habilidades de mis oponentes. “
“¿Habilidades?”
“Are, dije algo extraño, acaso ustedes
no poseen habilidades por si mismos.”
Bueno es cierto que son extraños al
punto que sus nombres no muestran afinidad a algún elemento. Bueno si pongo de
media a los humanos de FE, estos poseen habilidades muy ‘notorias’, son algo
así como artes aprendidas por sus clases.
“Entiendo un poco su incredulidad, pero
supongo que estar en el continente demoniaco ya es raro.”
“¿Continente demoniaco? De que estas
hablando, estamos en el territorio del Gran Reino de Naga”
“Are, ¿Cuándo me perdí? Bueno, no soy
bueno en direcciones después de todo.”
Todos me miraron con miradas extrañas
ante mi comentario, supongo que no puedo dar por sentado mis conocimientos de
10 años en el futuro. Pero tal vez hubiera sido mejor investigar en Xaos antes
de moverme, bueno al fin y al cabo nunca he sido paciente con las cosas
problemáticas.
“Solo para asegurarme, ¿De dónde eres?”
“Ah, bueno eso será difícil de
responder… Solo digamos que han pasado años desde que deje mi hogar.”
Reí un poco ante mi respuesta, pero
bueno, podría inventarme una mejor historia aunque no creo que gane el nobel de
literatura por hacerla, por lo que iré con lo más básico en este tipo de
situación.
“Conque un exiliado.”
Dijo Frederick como si tratara de
comprender todo lo que dije, si no recuerdo mal, él es el más desconfiado ante
los que se acercaban a Chrom, en el juego.
“Más que exiliado, decidí escapar de mi
destino, pero mejor cambiemos de tema.”
Dije tratando de desviar ese mal momento
de mi vida a otro lado. Mire por un momento hacia lucina que se ocultaba detrás
de Sumia.
“No preguntare de más, pero debido a mi
habilidad hay algo inusual entre sus ‘compañeros’, ya que me interrogaron solo
quiero que respondan algo simple.”
“Dinos…”
“¿Por qué Naga y Grima?”
Sin cambiar la expresión de mi rostro me
puse de pie, ya que solo quedaban de dos sopas, si entendían mi pregunta y
responden como es debido, o simplemente deciden no responder.
“¿Cómo es que Grima esta con ustedes?—
No sabía que tan enterados de los
titulos se encontraban, pero todos pusieron rostros serios ante mi pregunta. Por
lo que entonces ya estaban enterados quien era el mencionado, bueno es de
esperar si Lucina ya tiene edad suficiente para verla como una niña.
Sin más solo suspire ante sus miradas
presionándome, casi como si fueran a atacarme en cualquier momento.
“Así que ya lo saben, bueno entonces ya
deben estar al tanto de las consecuencias. Creo que ya respondieron mi
pregunta. Lamento las molestias, por lo que los dejare en paz. Espero que
tengan un agradable viaje.”
Pase por su lado sin mirarlos más, no
quiero inmiscuirme en otra historia cuando ya tengo una misión, ciertamente no
pude conseguir información y tampoco datos sobre esos encapuchados, ya que no
revise sus estados no sé qué habilidades poseen.
Antes de desaparecer entre los árboles
alguien intento tomarme de la espalda, pero debido a mi naturaleza eso fue
imposible. No puedo ver quien lo intento aunque será mejor seguir este camino
en soledad.
Mientras más me adentraba en la
profundidad del bosque, una sensación de ser observado recorría mi espalda.
“Oigan, si van a atacar háganlo ya, sino
tendré que ir por ustedes.”
Dije al aire mientras continuaba mis
pasos, es momento de ver los frutos de todo lo que he entrenado en este tiempo…

★☆★☆★☆★☆★☆★

Watashi O motte Vol.2 Un largo Viaje Prologo

Prologo
Es de nuevo de noche, han pensado que
quieren ser héroes pero el mundo les juega una mala pasada.
Bueno, debo decir que este viaje es
completamente aburrido, así que me dije a mi mismo.
“Mi mismo, debemos hacer algo” (Kiel)
Lo sé, es una broma vieja, pero tener
que viajar en el aire a cientos de metros incapaz de ver a humanos o monstruos
y evitar todo contacto humano con tal de no dañar a otros, bueno eso es lo que
hago actualmente.
Desde que empecé el viaje no he visto
más que animales salvajes como jabalís, osos, y debes en cuando una que otra
caravana de gente. Pero debo decir que van en grandes grupos y no puedo solo
llegar y saludar como si nada.
Me gustaría viajar en carreta o barco, pero
teniendo la habilidad de volar eso sería un desperdicio, y además se a leguas
que costara dinero, lo cual no tengo no importa como lo veas.
Si sucediera que me encontrara con gente
que no conozco y comenzara a viajar con ellos durante un rato, luego encontrara
en una ciudad extraña a uno de mis compañeros y por azares tuviera que cambiar
de rumbo o algún secreto más allá de lo pensado saliera a la luz, sería más
interesante que matar bestias salvajes de por aquí.
Aun siendo convertido en un fantasma
parece ser que tengo deseos, esperanzas y sufrimientos. Que molestia.
Bueno, debo buscar algo de ánimos entre
todo esto, después de todo aun si tengo el mundo en contra si quiero regre… oh
mierda, es cierto, si logramos nuestro cometido regresaremos a nuestro mundo o
simplemente desapareceré sin más…
Entonces… mi meta está clara…
Demasiado clara… este será un Largo
Viaje.

★☆★☆★☆★☆★☆★

Watashi O motte Vol.1 Epilogo

EPILOGO.
Gracias a la nueva habilidad que obtuve poco a poco
fui arreglando el bosque que dañe con mi propia mano o más bien mente, pensé
que me tomaría demasiado tiempo pero gracias a ella pude acomodar casi todo al
instante, al parecer me permite controlar los objetos como si fuera un evento
del más allá, bueno, suena como esos sucesos de fantasmas donde mueven mesas,
lámparas y esas cosas que asustan a la gente, creo que hasta hubo una película.
Con esto queda en claro que soy un fantasma en toda
regla, pero nunca pensé que pudiera controlar todo un bosque. Ahora que lo veo
desde el cielo son cerca de un kilómetro, pero aunque digo que lo controlo
todo, en realidad solo puedo enfocarme en lo que veo, por lo que no es tan
omnipotente como imagine, supongo que si fuera mujer podría tener eso de pensar
en dos cosas al mismo tiempo.
Luego de terminar busque desde el aire a Lilith, lo
cual termino con mi sorpresa de ser visto por el batallón de maids del
castillo, ciertamente pase por alto que este bosque no esta tan lejos de ahí,
con cierta pena y calma baje de nuevo al suelo, por cierto Eve ya está ahí
también.
“O-oni-onii-chan… ¡eso
fue impresionante! Primero fue Bam y luego fue Crash… ¡Los fantasmas son
asombrosos!”
Solo reí ante sus comentarios infantiles, ya que la
mirada de las maids que nos rodeaban no era nada lindas.
Duele saben, tal vez no lo sepan, pero duele ser
mirado tan seriamente.
Imagine el peor escenario posible por lo que sin dudar
más de tres segundos… Salí volando del lugar, no es por ser malo con Lilith
pero si dejaba que me atraparan lo que me esperaba era una gran sesión de
preguntas & respuestas conmigo como invitado especial, por no decir que
sería un interrogatorio.
Pensé que sería perseguido sin descanso por el
personal del castillo pero antes de darme cuenta la única que corría tras de mi
era Lilith, parece ser que me perdonaron por salvar a la princesa, tal vez.
Suspire cuando vi los intentos de alcanzarme de la
niña, en serio tengo un corazón muy blando. Sin pensar un segundo más baje a
despedirme.
“Onii-chan, por-por que huiste.”
“Umm, bueno, deberías saber que soy un viajero y el
simple hecho de quedarme aquí podría causarte problemas.”
“Pero eso no tiene sentido.”
Lo sé, pero dime que quieres que le diga a una niña de
10 años…
“Quédate conmigo, puedes seguir siendo un peluche,
puedes seguir jugando conmigo… puedes… puedes-“
Supongo que continuar esta conversación sería doloroso
para ella, en realidad no creo haber hecho mucho por ella, pero si me pongo a
pensar, todo el día nunca vi a alguien que se tomara el tiempo de escucharla o
jugar con ella, siempre eran personas que la trataron con respeto como si ya
fuera una adulta y no una inocente niña.
Las maids le siguieron hasta aquí, ninguna dio un paso
más como si esperaran mi respuesta… lo malo fue lo que paso.
“Puedes seguir durmiendo conmigo…”
“¡¡¡Eeeehhhh!!!”
Acha, tenía que decirlo, bueno al menos no dijo…
“Y puedes verme también desnuda.”
Oy, oy, no me des esa bandera aún, no hace falta decir
que la mirada sería de las señoritas alrededor mío cambio a una asesina en
menos de un milisegundo.
Sip, es hora de correr, sin dudar un segundo más salí
volando de ahí y cuando pude me hice invisible para perderles el rastro, mi
destino… el sur, Hacia el continente de los hombres bestia.
Doy gracias que ninguna de ellas sabe hacia dónde me
dirijo, debo esperar que ya estoy vetado del castillo con pena de muerte.
“Que molestia.”

★☆★☆★☆★☆★☆★

Watashi O motte Capitul 7 (re-editado)

Capítulo 7.- Un Día
Siendo Peluche
Umm…
*bostezo*
Luego
de vivir en este mundo de fantasía por casi un mes, pude dormir, es extraño
dado que me dijeron que no era necesario, pero al parecer no hay problema si
quiero descansar…
La luz
del día se filtra entre las cortinas y mi cuerpo acolchonado está siendo
abrazado… por una niña de apenas 10 años.
Creo
que he de decir que no se siente tan mal… pero no es porque me guste,
entendido, simplemente quería matar el tiempo y me la pase poseyendo objetos en
la habitación para matar el tiempo…
Qué
terminara dentro de un oso de felpa, abrazado y dormido no era algo que
esperaba, para empezar.
“Buenos
días Hime-sama, con permiso”
Una
maid distinta a la de ayer entro a la habitación, comenzó a abrir cortinas y
con su dulce voz trato de despertar a Lilith, por mi parte, no hace falta decir
que no dije o hice algo, ya que entre a este peluche y si hago un movimiento en
falso no creo salir bien parado.
Lilith
sin soltarme (al peluche) se levantó aún con sueño a mi parecer y limpiando sus
ojos salió de la cama. No comentare que es una cálida sensación más allá de lo
normal, pero debo ser un peluche, debo ser un peluche…
“Hime-sama, escuche que salió anoche…”
“Ahg…”Tch””
No sé
si Lilith se dio cuenta de mi casi sonido o que me encontraba dentro del
peluche, pero chasqueo su lengua ante las palabras de la maid solapando mi voz,
ahora que miro más de cerca a la maid, tiene un cierto aire de ser más
importante comparada a Eve, aunque se parecen físicamente…
Luego
de una pequeña charla entre ellas sobre lo malo que es para Lilith salir a
altas horas de la noche, un ligero evento tuvo lugar.
Lo diré
en forma simple…
En este
momento estoy en una mala situación.

En el
momento que la maid se acercó a Lilith, pensé que alguna de las dos me
alejaría, que tonto de mi parte, la maid comenzó a desvestir a Lilith
como si fuera normal, por su parte Lilith no se opuso y solo levanto los brazos
aún sin soltarme… estoy molesto, en más de un sentido.

No es que me moleste que soy pasado de una mano a otra o que una menor de edad está
siendo desnudada y cambiada de ropa frente a mí, pero creo que si alguien más
supiera que hago esto aún si no es por voluntad propia, creo que
la cárcel sería lo mínimo para ser mi castigo.

“Listo Hime-sama, quiere que le traiga el desayuno al
cuarto o va a bajar al comedor.”
“Comeré
aquí Perséfone, además pensaba en salir a jugar luego.”
“Entendido
Hime-sama, en un momento traeré el desayuno por lo que ruego y espere con
paciencia.”
“Hai, por cierto… ¿Qué paso ayer en la noche?”
“Ahh,
lamento las molestias de ayer, al parecer Eve fue la causa de tal alboroto, Goshijin-sama
ya se ha encargado del asunto por lo que no se preocupe.”
“Umu,
bueno, eso es todo gracias.”
“Con su
permiso Hime-sama.”
La maid
no dijo alguna palabra más y con delicadeza salió de la habitación cerrando la
puerta. Por mi parte, colgaba de un brazo aún sostenido por Lilith. Sin más fui
arrojado a la cama como un juguete desechado y comenzó a buscar algo debajo de la
cama.
“Etto, Lilith-chan, estoy aquí.”
Con un pequeño golpe bajo la cama, parece que Lilith
noto mi presencia, pero salió de su cama con un ligero rubor rojo en sus
mejillas. Okay, si no supiera de tantos animes con este cliché, no sabría que
esta avergonzada ya que la he visto mientras se cambiaba.
“O-onii-chan,
¿do-donde… dónde estás?”
Con una dulce voz, Lilith pregunto tartamudeando,
esperando que no se asustara levante la mano (del peluche) haciendo la seña de
mi ubicación. Viendo como su lindo color rojizo lleno casi todo su rostro, es
linda su forma de reaccionar… aunque sé que es una niña apenas.
“Estoy aquí, dentro del peluche.”
Antes de decir algo más fui asaltado por el pequeño
cuerpo de Lilith, tumbándome en la cama, dado que solo lo estoy poseyendo no
sentí dolor al ser estrujado por sus lindas y delicadas manos. Varias palabras
vagas salieron de su boca pero dejemos que desahogue su vergüenza.
Dentro de mi mente solo reí ante su reacción infantil
y a la vez madura de aceptar lo que ha pasado. Ya que fue en primer momento su
error, dejar a su ‘Onii-chan’ dormir en su cama.
Lilith se calmó y
la maid regreso con su desayuno, seguí fingiendo ser un peluche, pero en esta
ocasión Lilith ya sabía de mí y aun así no me soltó para nada, hubo ocasiones
que la maid hizo comentarios sobre el sobre apego que tuvo Lilith sobre el peluche
(yo), pero de alguna forma consiguió salirse con la suya y fui cargado cada
minuto de ese momento.
“Entonces hime-sama, si me disculpe volveré a mis
labores matutinos, si me necesita no dude en hacer sonar la campanilla.”
“Nn, entendido Persefone, voy a salir un rato al
jardín en un momento.”
“Okay, pero recuerde no alejarse mucho, tiene
prohibido entrar al bosque trasero”
“¡¡Haiiii!!”
Tras una animada
platica pos desayuno, la maid dejo el cuarto, dejándonos a Lilith y yo solos de
nuevo. Parece ser que la higiene bucal no está dentro de este castillo, o a lo
mejor aún no se inventa, cuando comencé a ponerme cómodo fui tomado a la fuerza
de la cama y llevado a pasear por los alrededores del castillo.
Con Lilith como
guía visitamos varios lugares, desde su habitación hasta la cocina. El castillo
era lo suficientemente grande sentí que tomo demasiado tiempo visitar las
partes importantes y cada que encontrábamos a alguien siempre eran con un aire
como de criada o mayordomo, mostrando respeto ante Lilith aun cuando cargaba un
peluche (yo) abrazándolo con los brazos cruzados.
“Y aquí está la sala del trono. ¿Are? Umm, aquí
debería estar Oto-sama, pero supongo que debió salir por algún trabajo.”
Lilith todo el tiempo se la paso hablando conmigo así,
explicándome el lugar y quienes trabajaban ahí, e incluso me presento a cada
persona que nos encontramos, pero todos pensaron que sería una inocente
princesa que se divertía con un peluche.
Fue buena idea tomar este cuerpo, aunque como
cualquier niña, el cuarto de Lilith ya de por si estaba lleno de peluches. Por
cierto, note que el peluche que tome tenía una forma como un héroe random de
anime, creo que era de un juego pero no recuerdo cual.
Ya hemos salido al jardín, tiene un mejor aspecto a
comparación de anoche. Es más brillante y vivaz, donde Lilith decidió jugar
entre los árboles y antes de darme cuenta nos hemos metido entre los árboles…
Al parecer esta niña no hace caso sobre lo que se le dice.
“Hey, Lilith-chan, no dijo la maid-san que no fueras
más allá del jardín.”
“Sip, pero lo dijo en caso de ir sola. Ya que
onii-chan viene conmigo debe estar bien.”
Que confianza, en más de un sentido, está mal que se exponga
al peligro de este modo. Al parecer me toca ser la niñera de esta princesa
mimada.
Suspire en mi mente mientras seguía siendo cargado por
Lilith entre sus brazos.
¿Por qué sigo siendo abrazado? ¿Qué sigo haciendo
siendo un peluche?
Bueno, es una experiencia inusual que no creo que
logre hacer en otro momento, por lo que está bien si malgasto un poco de tiempo
siendo un peluche y ser mimado como tal, pero he de repetir, no me gustan las
niñas pequeñas… no quiero ser etiquetado de lolicón o pedófilo, no vaya a ser
que la ONU interdimensional aparezca.
Después de un rato regresamos a las ruinas de ayer,
debido a todo el alboroto de ayer no preste atención, pero tenían cierto toque
distintivo a las que vi en el futuro, pero no en el sentido que se ven en mejor
estado, sino que parecen más dañadas aunque varias estructuras están más
completas.
“Onii-chan, vamos a jugar.”
Dijo Lilith con una sonrisa. Y sin pensarlo más salí
del peluche, por mi parte solo estire mi cuerpo pero solo era un acto reflejo
ya que estar poseyendo ese objeto me hizo sentir como descansar mi cuerpo en
una cama. Tal vez por esa razón pude dormir.
“Entonces… ahhh… ¿Qué quieres jugar?”
“Yay, voy a jugar con onii-chan.”
Con Lilith juegue un poco casi como si volviera a ser
niño, sigo pensando que tener sobrinos me dio gran paciencia con los niños por
lo que no pensé mucho en oponerme a la idea.
Puesto que era una niña los juegos no serían muy
“divertidos” hasta que note que por algo tenia nivel 10, su forma de jugar es
más ‘distintiva’, el juego de pillar era más como yo ser el objetivo de sus
ataques siendo arrinconado contra varios árboles de la zona (no diré que hice
trampa con mis habilidades).
Luego de que se calmara por tanto jugar tomo un
descanso bajo la sombra de uno de los árboles cercas del lugar donde aparecí
ayer. Al principio solo me puse a verla descansar pero de algún modo me pico la
curiosidad por lo que fui a ver los alrededores de las ruinas.
Hasta cierto punto son parecidas a las estructuras
barrocas en mi mundo, pero tienen una estructura muy singular que nunca he
visto, aunque puede que si existan dado que no conozco tanto como quisiera de
la construcción de estructuras antiguas, se encuentran en un estado deplorable
que pareciera que si doy un ligero golpe podrían venirse abajo.
“Are, ¿qué es esto?”
Mientras observaba las inusuales formas de la edificación
note algunos garabatos escritos en una parte de ellas. Al parecer era un
mensaje para la gente que llego, viéndolo desde mi punto de vista, estaba
escrito en una letra que apenas y reconocía, supongo que era de los chicos.
“Una pista, tal vez.”
Dije al aire mientras trataba de ver mejor, no es que
fuera mal escrito sino que era tan tenía que si no conociera mi alfabeto
pensaría que son solo garabatos hechos al azar.
“’Todos diríjanse al sur, nos encontraremos en el continente
de los hombres bestias.’ ¡Qué diablos!”
Luego de eso, hay varias palabras y consejos de los
demás, como información vaga sobre algunos asuntos que no puedo comprender.
Pensaba en escribir algo más pero ya que era el último en viajar lo deseche, y
para evitar que esto afectara el tiempo simplemente borre lo que estaba escrito
o más bien tire parte de la estructura con mi mano.
“Are… tal vez así es como termino en el futuro.”
Ya decía yo que estaba más destartalada en el futuro.
Bueno, con esto parte del futuro se ha completado de…
“Kyaaaaahhhhhh”
Algo abruptamente interrumpió mis pensamientos, pero
no era algo que pudiera desconcertarme, ya que se trataba de un grito de Lilith
ante algún peligro. Sin dudar un segundo fui en su búsqueda para encontrarme
con una especie de monstruo me molestaría en describirlo, pero estaba más al
pendiente de la seguridad de Lilith que estaba escapando del mismo.
“¡Lilith!”
Le grite para que notara mi presencia, tanto la bestia
como Lilith y aunque el monstruo no cambio su objetivo hacia mí, volé lo más
rápido que pude para alcanzarles y a escasos metros ataque al monstruo a
quemarropa con Soul Strike pero parece no ser efectivo, debe haber una razón, o
es que es demasiado fuerte para mí o simplemente soy demasiado débil aún.
Pensé que el ataque podría al menos provocarlo pero
siguió teniendo como objetivo a Lilith que usaba los árboles como escondite
entre su huida. Sin dudar decidí poseer uno de estos para usar sus ramas y
raíces como obstáculos para el monstruo. Ya que de este modo al menos le daría
tiempo a Lilith de ocultarse e huir del peligro.
Con un tanto de dificultad al principio logre hacer
una barricada con varios árboles, provocando que se desconcertara el monstruo
sobre Lilith pero no impidiendo su paso, aunque gracias a lo previo que hice
comencé a tener más movilidad usando parte de las raíces para hacer un
laberinto de conexión entre cada árbol y cambiar entre estos más rápido
volviéndome uno con todo el bosque, encerrando entre el mismo al monstruo.
>[Posesión Skill Adquirida]
La voz del mundo hizo este anuncio pero no tenía
tiempo para averiguar de qué se trataba, después de todo primero tenía que
encargarme del peligro.
Mientras se abría paso entre las raíces y ramas que
ponía como obstáculos trataba de pensar como encargarme de tal monstruo, dado
que no tenía poder suficiente para hacerle un daño contundente y matarle. Pero
antes de darme cuenta entre al árbol más viejo del bosque, además del más
singular. La primera vez que poseí un cuerpo (el ser llamado Midas), obtuve conocimientos
directos de sus habilidades y funciones, y con los árboles no fue la excepción,
pero este Abeto era otro mundo.
“Abeto Ancestral, tiene más de 1000 años y una altura
de unos 20 metros, se de árboles más grandes en mi mundo, pero lo singular de este
es que posee habilidades aun siendo un árbol.”
Bueno, es hora de ejercitar el cuerpo de un anciano.
Me llene de ánimos al lanzar por los aires al
monstruo, ahora que lo saque del bosque puedo ver que es una especie de Oso,
pero tiene una aspecto un tanto peculiar, ya que uso mis habilidades naturales
no puedo usar Scan pero debería ser unos 10 a 20 niveles más alto para que no
le haga daño con mis ataques fuera de los árboles.
Antes que cayera de nueva cuenta al suelo saque parte
las raíces del Abeto Ancestral y cree una cama de lanzas de madera, note que
varios árboles del bosque fueron sacados por mi decisión pero poder arreglarlos
luego. Pero de algún modo este Oso se las ingenió para esquivar la caída en
estas lanzas y caer en el hueco que hice, concentre todas mis fuerzas para
acomodar rápidamente las raíces de nuevo en su lugar.
Sentí que no lo lograría a tiempo, aunque era grande,
este árbol es pesado y lento por lo que era difícil este trabajo, podría
intentar usar los árboles más cercanos pero entre cambio y cambio ese monstruo
debería tener oportunidad de escapar de nuevo en algún descuido.
>[Polstergeist Skill Adquirida]
Con esa voz de nuevo resonando en mi cabeza, no lo
dude y active la habilidad que había conseguido.
“[Polstergeist]”
Sentí como mi mente se derretía mientras fui expulsado
de aquel Abeto gigante. Pensé que era el fin de mi intento de ataque, pero los
árboles bajo mi ser comenzaron a moverse como lo estaba pensando, como si sus
cuerpos siguieran mis pensamientos, tenía tantas dudas en esos segundos pero no
era el momento indicado, con una gran suspiro mire el intento de huida del Oso
y abrí la tierra bajo sus pies usando los árboles como tijeras y antes de que
reaccionara use cada raíz que pude para coser la misma enterrándolo de por
vida.
>[Has derrotado al Werebear]
>[Has subido al nivel 10]
Con un sonido sacado de los juegos que ya había
escuchado antes se declaró mi victoria.
“En serio… que fue todo eso.”
Mire mis alrededores viendo la destrucción que
provoque tratando de pensar en cómo arreglar este problema.

★☆★☆★☆★☆★☆★

Watashi O motte Capitulo 15

Buenas minna, kiel rueda para traer el siguiente capitulo de mi novela original, diablos de no ser por tantos problemas ayer, hubiera publicado esto a primera hora de la mañana (programado), pero bueno, el caso es que todo esta bien y se publicara ahorita.

Oh cierto, voy a colocar el banner de adf y quitare los pops que salen, así que den click cada que entren a la pagina o antes de irse, al menos una vez… si mi cuenta de visitas (por persona) no me falla debería al menos llegar a la meta antes del fin de semana… kamo.

Bueno, no hay nada que anunciar… esperen… se me olvidaba…

Aunque se que sus comentarios son leídos (cada que abro el editor de bloger), y doy respuestas, espero y por favor lo hagan en la pagina de Staff, ya que ahí es más fácil poner las respuestas para todos (en la pagina) y así no repiten las preguntas, algunos sabran a que me refiero…

Ahora sí, es momento de seguir con la novela… que aun no me doy a la idea como ponerle… yay…

Entonces… Matta nee |>w<)/)

Capítulo 15: Festival Bajo la Luz de la
Luna (Segunda Parte)
Luego de una pequeña y extraña
presentación, la familia real de Hoshido dio la bienvenida a Hikari y su
Shikigami ‘Sakura’, en la sala, ya dentro del santuario, disfrutaron de
pequeños aperitivos y te para calmar a los presentes.
“Entonces, una corazonada te trajo a
estos lugares.” (Ryoma)
“Si. No puedo explicarlo con palabras pero
durante nuestro viaje para recorrer estas tierras. Bueno, aun no puedo
recordarlo bien. Lo siento.” (Hikari)
“No, está bien. Siendo una Doncella del
Oráculo es natural que tus acciones sean llevadas por las ‘corazonadas’”
(Kamui)
“Eh, acaso…”
“Si, hubo un tiempo que había una entre
nosotros.” (Kamui)
Levemente la atmosfera se tornó sombría,
pero al otro instante Ryoma tosió para aclarar la garganta.
“Y bien, que lugar es su destino final.”
(Ryoma)
“No se cómo sea llamado o si hay una
ciudad, pero se debe encontrar al norte de la ciudad capital de Hoshido.”
(Hikari)
“Así que al norte, creo que Rinka sabe
bien de esos lugares. Permítanme presentárselas con ella para evitar cualquier
percance.” (Ryoma)
“Oh, no podría, el simple hecho de ya
ser conocidas de su familia es un halago enorme. No quisiera importunarlos con
más cosas. ¿No es así Sakura?” (Hikari)
“…” (Sakura)
Aunque la plática dentro de la sala era
animada, aquella Shikigami no parecía del todo igual, miraba al horizonte
desinteresada de la plática. No paso ni un minuto antes de salir a calmar sus
pensamientos fuera del santuario. Por su parte Hikari solo la miro de reojo,
imaginando que tal vez estaba molesta por la broma de desvanecerla, y más aun
de cambiar su nombre.
“Voy a dar una vuelta, Hikari-sama.”
(Sakura)
“Está bien.” (Hikari)
Con esa pequeña conversación salió del
santuario, tal vez a disfrutar de nuevo del festival bajo las escaleras de este
santuario oculto a la vista humana. Hikari aún se preguntaba cómo es que
entraron de ser así. Si fue casualidad, ciertamente era una posibilidad, pero
la actitud de Sakura en ese momento no dejaba ver que lo fuera.
Con un ligero suspiro desapareció
bajando las escaleras, para Hikari, Sakura estaba muy extraña, desde el momento
que llegaron a este continente había dado señales de un cambio, su actitud era
más animada de lo normal, como si lo que viera fuera por primera vez, lo cual
le intrigo un poco, aun cuando el viaje a esta ciudad fue calmado podía sentir
una ligera ansiedad proviniendo de su compañera, algo que nunca había sucedido
antes.
Y lo que era más, su actitud de hoy era
completamente diferente a como era usualmente. Como si de algún modo, fuera
otra persona. La razón principal de esta sospecha, ella había dejado de lado su
obsesiva sobreprotección, era más anormal que un viaje fuera calmado, ya que
Sakura siempre buscaba pelea cuando conocían a alguien, y nunca había cambiado
antes.
“¿Pasa algo malo, Hikari?” (Ryoma)
“¿Eh?” (Hikar)
Como trayéndola de sus pensamientos,
Ryoma hablo con un tono tranquilo, ciertamente vagar entre sus pensamientos al
ser una invitada no era propio de ella, trato de sacudir su preocupación y
continuar con el intercambio de información. Si todo seguía como esto,
terminaría obteniendo más ayuda de la que creía al llegar a este continente.
Qué
diablos es esto.
Estoy caminando hacia fuera del
santuario, dejando atrás de Hikari-sama, pero el problema… Yo no estoy haciendo
eso.
“Voy a dar una vuelta, Hikari-sama.”
(???)
“Está bien.” (Hikari)
No
está bien, Hikari-sama, esa persona no soy yo…
Mi voz no llega a mis labios, mi cuerpo
no hace lo que quiero, es como si alguien más moviera mi cuerpo mientras yo
solo miro sin poder hacer más.
Antes de darme cuenta, veo como
lentamente mi cuerpo baja las escaleras, y escucho una ligera risa salir de mí,
como es que sucedió esto, no recuerdo estar bajo ningún ataque mental o nunca
fui poseída mientras estuve con Hikari-sama en todo este tiempo.
Eh, estas consciente aun. No me lo
esperaba, pero lo siento, voy a tomar prestado tu cuerpo un rato sino te
molesta.
¿Quién
eres tú?
Nadie que debas saber, o recordar, solo
duerme un rato y disfruta las vacaciones que te ofrezco.
Una voz masculina comenzó a hablar,
tengo una ligera noción de que la he escuchado antes en algún otro lugar.
¿Acaso es él quien me tiene aprisionada en mi propio cuerpo?
Devuélveme
mi cuerpo maldito… sino… yo…
Mientras más me alejo del santuario, más
pesados se ponen mis ojos, entonces, este es mi fin, sin saber quién me
controla, que ser amenaza a Hikari-sama.
Como
si pudiera darme por vencida tan fácilmente…
Luchando contra mi propio cuerpo trato
de liberar estas cadenas invisibles, aun si es por un segundo, solo necesito,
un… momento… por favor… ayúdame…
Hi…
ka… ri…
Con esa última palabra siento mi mente
desvaneciéndose, cayendo en un profundo sueño.
*Y ya se durmió…
“Es molesto cuando la gente trata tan
desesperadamente salir adelante, me hace recordar esas series donde toman
fuerza de quien sabe dónde para derrotar a alguien que excede por mucho sus
poderes…” (*Kiel)
Con este pequeño monologo salgo de lo
que era la barrera protectora de este santuario, regresando al festival que se
llevaba a cabo en las faldas del mismo. Estire un poco ‘mi cuerpo’ mientras
observo los alrededores.
*poyonpoyon…
“¿Eh?” (*Kiel)
Sentí una ligera pesadez al estirar al
cielo los brazos y ese inusual sonido llego a mis oídos. Oh cierto, ahora tengo
pechos…
Ummm, supongo que podría jugar con
ellos, pero no soy un pervertido así que dejemos ese ‘asunto’ para luego. Por
el momento, vemos que podemos hacer para divertirnos durante estas vacaciones.
Sin esperar un segundo más fui a cuantos
puestos pude, después de todo desde que me volví un fantasma no he podido comer
o beber algo decente, por no decir que nada. Gracias a mi nuevo cuerpo
temporal, decidí ir por cada puesto comprando y consumiendo comidas
apetecibles, después de todo, el dinero no es mío… fufuu.
“Hey, onee-chan, ven a jugar con
nosotros.” (???)
Mientras disfrutaba una manzana
acaramelada en un lugar de descanso solo, un grupo de tres idiotas se acercaron
con esa línea tan cliché, con un ligero suspiro continúe saboreando la manzana
ignorando a esos idiotas, después de todo, ya era hora de comenzar mi plan.
“Hey hey, no nos ignores. Vamos a pasar
un rato divertido.” (Idiota #1)
Con uno de los tres ineptos a punto de
acercar sus brazos preparo el inicio del plan, pero como siempre tiene que
pasar, nunca es como uno espera.
“Alto ahí escoria nohriana.” (Takumi)
“““¡¿Ahh?!””” (Idiotas)
Por qué tenía alguien interrumpir mi
gran plan, sacudí la cabeza al ver a una de las personas que deje atrás en el
santuario. Si mal no recuerdo su nombre es Takumi, por cierto, su peinado me
recuerda una piña. Me apiado de él si cree que se ve bien con ese estilo.
“No molestes bichejo, no ves que vamos a
divertimos por aquí.” (Idiota #1)
“Si, si, solo eres una molestia diminuta.”
(Idiota #2)
“Por no decir que apesta tu peinado.”
(Idiota #3)
Bueno, ciertamente estoy de acuerdo con
lo último, pero no sería buena idea insultar a parte de la nobleza de otro
país…
“Malditos…” (Takumi)
Bueno, basta de disfrutar el festival, es
hora de que comience el espectáculo.
“Voy a…” (Takumi)
Antes de que terminara su línea,
lentamente deje el cuerpo de Sakura, claramente me traje su alma conmigo, ya
que podría despertar y eso no sería bueno.
Con una gran y esplendida sonrisa salgo
por su espalda haciendo que de unos ligeros pasos hacia atrás Takumi…
>[Aura de Miedo Habilidad Obtenida]
Hey, ahora cambio también la voz del
mundo, acaso cambia con el continente o es una actualización, debería demandar
al escrr…
En fin, supongo que podría usarla en
este gran momento.
Con Takumi alejado unos pasos uso
Fantasmagoría para literalmente hacer que se los trague la tierra a estos
ineptos ebrios. Que les sirva de lección para su próxima vida. Mientras trataba
de revisar si había algún cambio por matar a esa gente, una flecha de luz
literalmente paso a través de mi cuerpo… ¿espera? ¿No se supone que los ataques
elementales si me dañaban?
Al mirar el origen de la flecha, Takumi
se encontraba empuñando un arco, por cierto, Sakura yace tirada en el suelo
bajo de mí, aunque originalmente quería elevarla conmigo, podría ser sospechoso
ya que esta persona pudo ver de primera mano mi salir, aunque parte fue
cubierto por los ineptos muertos, supongo que de algo sirvieron.
“Maldito monstruo, de donde has salido.
Y más aún asesinar a sangre fría a esos i-inocentes.”
No creo que los consideres así,
vacilando en tu forma de hablar de ellos.
“Simplemente vine a saludar a la
sacerdotisa que ha entrado a mis dominios. No es nada personal con la familia
real de otro continente.” (*Kiel)
“¿Qué, de qué diablos estás hablando?”
(Takumi)
“Podría explicarlo, pero tendría que
matarte, y como he dicho, ‘tú no eres mi objetivo’ ¿Quedo claro, chaval?”
(*Kiel)
Ah, poder hablar como alguien malvado se
siente bien para variar, por desgracia ahora que no tengo el alma de Midas no
puedo saber su nivel, pero si esa flecha no pudo dañarme, supongo que no tiene
oportunidad contra mí.
“¿Cómo si fuera a dejar que te acercaras
a…?” (Takumi)
“Espera un momento, ‘héroe’, no creas
que tienes derecho a elegir…” (*Kiel)
Que bien que mi plan no tiene aberturas,
con esa última línea uso Fantasmagoría sobre los arboles de alrededor para
elevar el cuerpo de Sakura y ponerla en una pose de rehén.
“A menos que quieras que esta inocente persona
y todas las que disfrutan el festival sean ‘Masacradas’, ¿no es así, verdad?”
(*Kiel)
“Maldito cobarde.” (Takumi)
“Dime como quieras, solo tráeme a esa
sacerdotisa y te juro que no hace daño a ningún ciudadano, como mencione antes,
solo vine a saludar. O no fue así.” (*Kiel)
“Tsk…” (Takumi)
Con un ligero chasqueo de lengua Takumi
lanzo una flecha al cielo, supongo que para alarmar a su familia, o un aviso a
los soldados y gente del lugar. Qué mal que no iba a dejar que eso ocurriera.
“[Aura de Miedo] [Fantasmagoría]”
(*Kiel)
Lentamente creo un laberinto a la vista
con el suelo y árboles del lugar, claro el santuario y esta pequeña plaza están
conectados, así que solo es para persuadir sus intentos de ‘matarme’.
Para mi sorpresa [Aura de Miedo] fue más
impresionante de lo que creí y toda la gente en el festival que ni siquiera
podía verme comenzó a correr despavorida como pollos sin cabeza.
*Slash*
Con un sonido de metal cortando madera
pude notar como una silueta en el cielo corto las ramas que aprisionaban a
Sakura, demonios, se me olvido que había bestias voladoras en este mundo.
“Bien hecho Hinoka” (Takumi)
“Así que tu flecha de antes fue para
avisar sobre eso, bien hecho… Takumi.” (*Kiel)
“¿Co-como es que sabes mi nombre?”
(Takumi)
“No solo eso, también el de toda tu
familia, el de la sacerdotisa, incluso los más bajos secretos de esa mujer… no,
‘shikigami’.” (*Kiel)
“¿Acaso tú?” (Takumi)
“Si, es como piensas, acabo de tomar sus
recuerdos, y no solo eso. También tengo su alma.” (*Kiel)
Con cierto orgullo muestro la ligera y
tenue bola de luz blanca que es el alma de sakura, en cierta manera se ve casi
igual a la de midas, pero su color difiere, se supone que los dos eran
shikigami por lo que me dijo sakura y hikari cuando vieron mis habilidades.
“Ahora puedo decir que no necesito ver a
esa sacerdotisa. Si me disculpan…” (*Kiel)
“Alto ahí.” (Ryoma)
*Pztztztzt**Slash*
Cuando me eleve a cierto punto una
silueta rojo claro salto de entre los árboles hacia mí, debo decir que fue
fácil de esquivar, después de todo, un humano no puede volar. Pero si estuviera
completamente fuera de sintonía, eso hubiera sido peligroso.
Con un aterrizaje que retumbo el suelo
un hombre que podría ser la botarga perfecta de una langosta apareció.
“Así que ahora también Ryoma. Uno que
trata de evitar los problemas y mira lo que sucede.” (*Kiel)
“Maldita sabandija. Baja y pelea.”
(Takumi)
“Calma viejo… fufufu…” (*Kiel)
Con una risa burlona incito más a Takumi,
no podría ser más fácil esto, bueno, no es hora de comenzar el espectáculo.
Tengo la ligera idea que Sakura #2 y Hikari están esperando la oportunidad de
algo, pues fácilmente pude ver que ambas eran sacerdotisas. Lo bueno es que
Takumi no ha dado la información de ventaja que tengo, así que solo esperan el
momento correcto. Qué mal que no pienso dejar que eso pase.
“[Sevens Sins: Lujuria]”
Sin dudar un segundo uso mi carta del
triunfo, o más bien primer trampa, usando a fantasmagoría oculto mi cuerpo dentro
de las ramas, eso les dejara acercarse a mí, pero o que encontraran dentro no
seré yo. En el momento de envolverme completamente aparece una persona envuelta
en una capa negra toda destartalada, pero se encuentra sin una pizca de polvo
como si fuera nueva, la persona en sí no muestra su rostro ya que tiene una
capucha como cuando convoque a Envidia pero lleva un látigo a su izquierda y
una cruz dorada a su derecha.
“Así que he sido invocado. Siendo un
asesino de monstruos, tú eres quien pide mis servicios. Que lamentable es mi
destino.” (Lujuria)
“No es hora de hablar mucho, tu orden es
hacerte pasar por mí y derrota a mis enemigos, específicamente dejarlos
inconscientes. No quiero ver a nadie muerto excepto si puedes a Hikari.” (Kiel)
“Aun siendo un monstruo solo pides una
vida usando mi poder. No sé si eres cauteloso o algo peor que un monstruo.”
(Lujuria)
“Me halagas, supongo que eres un caza
vampiros…” (Kiel)
“En efecto, León Belmont es mi nombre.”
(Leon)
“Jeje, así que el pecado de la lujuria
resulto ser el infame primer cazador de vampiros. Debo decir que serás libre
una vez que termines mi pedido. Así que puedes decir que es tu último trabajo
sucio.” (Kiel)
Con esa pequeña charla escucho como las
ramas se rompen poco a poco, dándome cuenta el poco tiempo que me queda antes
de dejarlo en las manos de este hombre. Pero si es cierta la leyenda que esta
frente a mí, esto solo será un paseo en la pradera para él.
“Entonces te lo encargo. León Belmont.
Derrota a mis enemigos sin matarlos, y tráeme la vida de Hikari, la
sacerdotisa.” (Kiel)
“No sé si eres un gran malvado o un gran
miedoso.” (León)
“Ni uno, ni otro… kamo.” (Kiel)
“Entonces es un adiós.” (León)
Con la última defensa de ramas, la
cúpula fue rota y León quedo a la vista de todos, por mi parte me oculte en un
árbol y de ahí me desliza hacia los árboles, alejándome poco a poco entre las
sombras. Aunque podría detectarme Hikari, no creo que tenga tiempo de
preocuparse por mi.
“Así que esa es tu verdadera forma
monstruo.” (Ryoma)
“No tienes a donde escapar.” (Takumi)
Ahora a ver esta pelea como si fuera un
cine, que mal que no poseo ya la habilidad de ocultar. Tendré que verla desde
el suelo si no quiero llamar la atención.
Usando un retoño de árbol tomo asiento
en su alma y observo lo que va a suceder.
“Es hora de comenzar este trabajo.”
(León)
“¡De qué diablos hablas ahora escoria!”
(Takumi)
“Calma Takumi, este individuo es más
fuerte de lo que parece.” (Ryoma)
“Nii-sama aun no llega.” (Hinoka)
“Hinoka, él está resguardando a ellas
dos. No podemos esperar su ayuda hasta que estén listas.” (Ryoma)
Oh, así que planeaban algo desde la
distancia, no me imaginaba algo así, pensé en informarle a León sobre el asunto
pero en un pestañeo fue directo al santuario. No debo decir que solo Takumi no
pudo seguir el paso. Eso te pasa por solo entrenar en el arco joven piña.
Mientras corría entre los árboles como
si no existieran se desplaza a una velocidad que no pudiera considerar humana,
de no ser que me puedo transportar por las raíces de los árboles no pudiera
seguirle. Aunque el esfuerzo de Hinoka y Ryoma es de elogiar. Le siguen desde
el aire, para que no pareciera extraño casualmente levanto unas que otras ramas
como tapadera de que él es yo.
“Ese monstruo puede controlar las
plantas a su alrededor.” (Hinoka)
“No lo creo así, fácilmente creo un
laberinto en plena ciudad, sería más fácil decir que todo lo que toca puede ser
controlado por él.” (Ryoma)
“Pero esa es una locura.” (Hinoka)
“No si tomas en cuenta, que su objetivo
sea esa sacerdotisa. Tal vez nos estemos enfrentando a un avatar de un dragón.”
(Ryoma)
Houhou, esa es una buena platica, tal
vez deba investigar sobre eso cuando llegue a alguna biblioteca o indague entre
ciudadanos.
Mientras deambulo un poco llegan al
Santuario, bueno no estaba tan lejos, pero se tomó el camino entre los árboles,
aun cuando el laberinto era más rápido. Bueno, no diré nada si él no se
molesta.
Al subir al santuario Sakura #2 y Hikari
parecen estar recitando algo, mientras Kamui empuña una espada dorada, extrañamente
tiene un aura violeta despidiendo de ella mientras unos cosas como de
motosierra giran sobre el filo, ciertamente parece una motosierra.
“No se preocupen chicas, yo me ocupare
de él.” (Kamui)
Sin retroceder un paso reafirma su
postura, claramente esto se pondrá bueno.
“Ven aquí monstruo.” (Kamui)
Extrañamente la única ligeramente
desconcertada es Hikari, supongo que sí ha detectado que ese ‘monstruo’ no es
el que ataco al principio. Pero aun así no deja su concentración. Parece que
todo va como deseo.
Supongo que mi presencia aquí es
innecesaria. Aunque sería emocionante ver lo que sucede, puede traer un mal
desenlace si no tengo cuidado.
Al ver como León saca su arma (Látigo)
espero a su primer choque de poder para alejarme sigilosamente, evitando
levantar sospechas a Hikari.
Así que este será mi último campo de
batalla, solo tomar una vida de entre todos, no hay duda que son solo humanos
entre ellos, pero esa persona frente a mí quien protege a mi objetivo, no lo
es.
“Derrota a mis enemigos sin matarlos, y
tráeme la vida de Hikari, la sacerdotisa.” Esas fueron las palabras de quien me
invoco, nunca pensé que sería traído a la vida una segunda vez por un fantasma,
y con solo verlo puedo decir que no es normal. He asesinado tantos monstruos que
es imposible recordar cada uno, y siempre vi a los fantasmas como bichos, sin
embargo, él es diferente, si posee ese poder de traer a alguien como yo a
caminar de nuevo, es sin duda por esa extraña aura que posee.
Si no fuera porque algo me obliga a obedecerlo,
sin falta levantaría mi mano contra él y lo destrozaría, pero dudo que pueda
lograrlo como estoy ahora, aunque tengo mi mata-vampiros conmigo y la cruz
bendita, la inseguridad me inunda frente a él.
Jah, pensar en revelarme contra los que
me dan ordenes es típico de mí, pero si lo que dijo es verdad, este será mi
último trabajo y por fin podre descansar en paz.
Sigo pensando que esa orden fue
demasiado benevolente con ellos, más parece como que aunque me lo ordeno no
quiere ver muerta a esa chica.
Esa espada podría ser poderosa, pero lo
siento chico, estas a años luz de siquiera hacer un rasguño a este cuerpo que
pudo derrotar una vez al señor de los vampiros.
“Groooaaaaaaaaahhhhhhhh-” (León)
Ignorando todas las sandeces que dicen
las personas a mi alrededor libero todo mi poder, está claro que podrán
sobrevivir a él, después de todo sé que son fuertes.
Aunque nunca los he visto o conocido, sé
que este hombre que se asemeja a una langosta es un samurái, la personificación
de poder, orgullo y disciplina en estas tierras. Así que tampoco fui despertado
en mi mundo, que sorpresas me trae esta convocación.
Esquivando sus mandobles puedo decir que
tiene un gran poder y su precisión no está nada mal. Tal vez en diez años o
menos podrá alcanzar a al menos darme un corte. Pero esta noche no será esa
ocasión, ciertamente sus compañeros son fuertes, pero incluso así no están a mi
altura, lo único destacable es su gran trabajo en equipo. Puedo deducir por
ello que han pasado por grandes batallas donde sus vidas pendieron de un hilo.
Pero…
“Es inútil… [Holy Rain]” (León)
Ya que debo evitar esa magia que usan
las sacerdotisas atrás, uso mi poder para que llueva agua bendita, aunque no
debería dañarlos severamente destruirá la concentración de esas dos chicas.
“¡¡¡Sakura…!!!” (Hinoka)
La chica sobre el pegaso puede resistir
bien el ataque, y rápidamente se pone encima de las dos para evitar que sean
desconcertadas, aunque eso también viene bien para mí. Sin dejar una brecha
entre el intercambio de golpes lanzo mi confiable cruz impactando al pegaso
bajo del cuello, no lo matara pero lo dejara inconsciente, nunca pensé en
encontrarme en esta vida con tan bella bestia mágica.
Con la caída del pegaso, interrumpí el
hechizo de esas dos chicas.
Literalmente fue un 3×1, 4 si cuento al
pegaso, pero dejemos las bromas para después.
Ese samurái, y el chico extraño son
buenos, aunque han intentado buscar una brecha sin descanso, aun estando
exhaustos no se dan por vencidos, debo felicitarlos por su perseverancia.
Pero ya es hora de terminar todo, apenas
tomo mi cruz que regresa, la impacto contra el suelo.
“[Holy…]” (León)
Antes de que pueda formular la palabra
comando, una flecha se dirige a gran velocidad a mi ubicación. Que gran
habilidad, pero aún no. No sé si es porque cada vez más me acostumbro a estar
de nuevo usando mi cuerpo, o alguna otra razón. Pero cada segundo que pasa me
siento más fuerte.
Mi orden fue dejarlos inconscientes sin
matarlos y la última parte no fue obligatoria, entonces no hay más necesidad de
restringirme tanto, después de todo esta será una última vez.
Reúno toda la fuerza en mi cruz y la
lanzo al cielo, orando porque mi amada me espere al final, libero todo mi poder
para un hermoso gran final que me lleve a ella.
“[Last Sactuary]” (León)
Siendo engullido con la luz, siento como
todo mi ser es llevado al cielo, esta luz es tan cálida y a la vez tan triste,
por favor espera por mí… Elizabeth.
Así que ya acabo, fue un gran
espectáculo vistoso. Aunque no hizo lo último, fue un gran trabajo, ahora sería
bueno irme de aquí sin levantar sospechas.
“Señor, es esta mascara de su agrado”
(Tendero)
“Sip, disculpe que no tenga dinero pero
con eso está bien verdad.” (Kiel)
“Si, sí. En sí creo que nos ha dado
demasiado ayuda a nosotros para pedirle dinero, en cambio debería usted ser
recompensado.” (Tendero)
“Qué va, con esta ropa y la máscara es
más que suficiente, gracias por todo.” (Kiel)
“Entonces, muchas gracias. Espero volver
a encontrarme con usted.” (Tendero)
Con ligero pasos el viejo tendero se
aleja, puedo decirles que solo les abrí un pasillo para salir y les hice creer
que encontré la salida, un simple truco de dar y recibir. Aunque lo único que
pedí era cosas para ocultarme, también tome una especie de amuleto que segundo
ellos aleja los malos espíritus. Pero más bien resulto ser algo para ayudarme,
pues no me daña y en cambio oculta mi estado como fantasma.
Por cierto, con la batalla de antes he
subido unos cuantos niveles, pensé que matar era la forma de subir, pero si no
recuerdo mal, puedes subir experiencia con solo derrotar gente aun sino la
asesinas. Aunque eso solo era en los juegos de Fire Emblem, donde cada vez
estoy más seguro de estar actualmente. No conozco si ellos son de una nueva
entrega o una antigua, pero debo decir que entonces Hikari es una sacerdotisa
de otro juego.
Hubiera jugado más intensamente si
hubiera sabido que esto ocurriría, bueno, no se puede evitar, después de todo
quien creería que viajaría al mundo de una saga de juegos…
Entonces, ahora que ya todos los civiles
se han alejado, es hora de movernos. Mientras inspeccionaba mis cosas, descubrí
que la gabardina que soltaron los tipos encapuchados cuando me encontré con
Chrom y compañía, también poseen la habilidad ocultar, eso es demasiada suerte.
Bueno, con eso puesto y mi nuevo disfraz
‘humano’ vamos hacia nuestro siguiente destino.
Las montañas nevadas al norte de
Hoshido.

★☆★☆★☆★☆★☆★

Watashi O motte Capitulo 6 (re-editado)

Capitulo 6.- Una Bienvenida Inesperada

Mi cuerpo se sentía pesado, como si fuera succionado por el mismo suelo.
Tras la luz solo veía oscuridad, tan oscuro como si fuera tragado en el mismo abismo. Con ese sentimiento de ansiedad mi corazón se acelero por el propio miedo infundado en mi mente, el simple hecho de pasar un solo segundo más en este lugar me volvería loco.

Con miedo a lo desconocido, vi una pequeña luz al final del todo. Una luz de esperanza… que me trajo.

«Onii-chan, estas bien.»

Una inocente voz me levanto de mi sueño, o más bien de mi pesadilla.

Mientras lentamente abría mis ojos pude ver las estrellas en lo alto del cielo, y por la esquina de mis ojos lo que parecía ser las ruinas donde me encontraba antes de que la luz me tragara.
¿Acaso fue un fracaso el viaje?

«Onii-chan, en serio estas bien.»
«Ah…»

La voz que hace poco escuche volvió a resonar a mi lado, y cuando gire la cabeza una pequeña niña se encontraba a pocos metros, más exactamente fuera del circulo gravado en el suelo.

Lo más seguro era que se sorprendió de mi llegada.

«Si, estoy bien. Gracias por preocuparte, ugh, duele un poco.»

Mientras me ponía en pie, figurativamente ya que flotaba, la niña cayo de golpe al suelo como si hubiera visto… okay, soy tonto, tal vez nunca ha visto un fantasma en ese sentido.

«Perdón por asustarte. No era mi intención, jeje. Estas bien.»
«Nn, lo… lo siento también.»

Seré sincero, no me van las niñas pero tengo demasiadas sobrinas como para no poder lidiar con niñas y ser amable con ellas. Me ven con ojos brillantes aún si tengo que decirlo por mi mismo, pero en este caso se que no debo hacer algo que le afecte negativamente.

Y más aún sabiendo quien es ella.

Sip, si mi vista no me falla debe ser Maou-sama cuando era niña. Solo quiero saber que tan atrás en el tiempo nos mando para tener ese aspecto, esto no es broma, ya me había confundido tanto como para ponerme en esta situación nada más llegando.

«Entonces, onii-chan, ¿cual es tu nombre?»
«Um, no es por sonar mal, pero cuando quieres saber el nombre de alguien es necesario decir primero el tuyo a modo de cortesía.»
«Oh, lo siento. Soy Lilith Ganeydh, primer princesa del continente Demoníaco.»

Dio una linda reverencia ante mi, y pude notar su linda silueta…

«Muy bien. Entonces señorita, déjeme presentarme, mi nombre es ■▲▼◆.»
«¿Como?»
«Perdón, perdón, soy un extranjero que acaba de llegar y olvide que no todos saben mi lenguaje»

La joven Lilith estaba extrañamente feliz por mi equivocación en pronunciación, bueno eh de suponer que conocer a alguien que es extranjero es algo inusual (yo también he pasado por eso). Pero antes de que pudiera decir más la señorita me asalto con preguntas.

«Entonces ¿todos en tu reino son así? ¿todos flotan como tu? ¿Son así de transparentes?…»

Era un aluvión de preguntas sin cesar que sino fuera por que sentí una molestia repentina en los alrededores hubiera continuado.

«Cuidado princesa.»

Nop, no fue mi voz, sino de otra mujer que salto de entre las ramas de los árboles para atacarme de la nada. Lanzando unos cuchillos de entre sus ropas.

«Es-, espera un momento.»

Antes de que hiciera algo para defenderme o esquivar la princesa cubrió mi cuerpo con el suyo como si tratara de protegerme del las dagas arrojadas por aquella mujer.
Sin pensarlo un segundo tome a Lilith en mis brazos y volee por encima de los árboles para evitar el ataque, pero al parecer la mujer no pensó que lo hacia con buena intención por sus palabras.

«Cobarde, usando una niña como escudo. Baja aquí y enfrentarme como el hombre que eres.»
«Ugh, a este paso será una larga… espera, es de noche.»
«Nn, al parecer onii-chan se quedo dormido mientras brillaba el circulo.»
«Qué le estas diciendo a hime-sama, bájala en este instante, sino, sino yo misma.»

Sin prestarle atención a esa mujer baje al suelo de nuevo. De no ser por ese entrenamiento no hubiera podido salvar a Mao -ejem- Lilith de ser acribillada por los cuchillos. pero dejando eso de lado, baje a Lilith que aún le brillaban los ojos de la emoción de volar. A mi ver.

«Entiendes rápido cobarde. Sino» «Ya cállate Eve, el me salvo de tu tonto ataque.» «Pe-, pero… hime-sama»
«He dicho que te callaras.»

Okay, una cosa es como hablo infantilmente y cortésmente conmigo y otra como habla ahora. Al parecer la mujer debe ser un guardaespaldas o algo de Lilith, pero ese intento de salvarle era más como intento de asesinato dejando escapar el verdadero vocabulario de la señorita.

«Es-, estas bien onii-chan.»
«Si, no te preocupes. jeje.»

Creo que noto su cambio drástico en su forma de hablar y trato de mantener esa apariencia frente a mi. Eve, que era como se llamaba al parecer, solo estaba como murmurando algo mientras miraba al suelo, no hace falta decir que estaba molesta.

«Entonces entonces, puedes volar sin magia. Nee, nee, que eres…»

Era difícil combatir ante tanta ternura e inocencia, sino fuera por que esta no es su verdadera forma hasta cierto punto. Para cambiar un poco el tema y calmarla solo suspire antes de decir palabra alguna.

«Mi nombre es Kiel, y soy un fantasma errante.»
«Ooh, fantasma-san… es la primera vez que conozco uno, kufufu.»
«Hi-, hime-sama, es hora de volver al castillo, ya es muy tarde y Maou-sama podría enojarse.»
«Hai, hai, que molesta eres Dojimeido (Dojiko Maid/Torpe Maid).»
«Ughh~~~»

No sabía si reírme por tan inusual apodo, pero al menos descubrí algo, Eve es una maid que debe estar cuidando a Lilith. Aunque la forma de hablar es diferente ante mi, se nota su sentimiento de inferioridad ante su Ama.
Por si acaso revise los Estados de ambas gracias a [Scan].

Nombre: Lilith Ganeydh
Clase:     Dark Princess
Nivel:     10
Titulos:   Daughter of Demon King, Bipolar, Dreadful child of Demons.

Nombre: Eve Evergreen
Clase:     Maid of Demon Castle
Nivel:     25
Titulos:   Dojiko Maid, Intrusion Killer.

Are, la maid tiene más nivel que yo o Lilith, eso no me lo esperaba. Bueno, pero supongo que debo explicar esta habilidad.
Solo me muestra estos datos pero te puedes dar una idea con los colores y títulos sobre el peligro gracias a un sistema que denota la afinidad del objetivo y su atributo más alto, además de los títulos que ostenta. En este caso al parecer maid-san tiene afinidad viento, pero esto no significa que sean todas sus habilidades de viento.

Lo mismo pasa con Lilith que su afinidad es oscuridad, pero esos títulos. Bueno, ahora que recuerdo no revise los de su yo en el futuro.

«Onii-chan, quieres pasar la noche en mi casa.»
«Pe-, pero hime-sama.»
«Dije que te callaras.»
«Hai…»

De alguna forma me sentía mal por la maid que solo trataba de evitar que algo malo le sucediera a Lilith, entendía que el simple hecho de llevar a un desconocido a su casa, el castillo, sería malo en más de un sentido.

«Onii-chan me salvo de una tonta asesina que no sabe hacer su trabajo.»
«Solo estaba salvandola de un salvaje.»
«Dijiste algo.»
«Na-, nada…»
«Muy bien, onii-chan, ven conmigo.»

Sin decir más, Lilith tomo mi mano y me arrastro de vuelta al castillo…

En serio ese es el castillo del pasado.
Es aterrador no importa por donde lo mires, esto no se compara a nada al castillo que vi hace unas horas o más bien al castillo en un futuro.

El tono es más grisesco y aunque predomina aún el rojo en los tejados da una sensación de terror en cada uno de sus bloques, y con esta vista nocturna da un mal rollo el simple hecho de acercarse. Pensé que entraríamos al castillo de algún modo normal, pero al parecer Lilith subió por una soga de sabanas por la parte externa del castillo.

Imagine que Eve diría algo, pero me sorprendió con hacer lo mismo que Lilith, estas dos esperaron a que tomara la soga, pero mejor decidí volar hasta el otro lado. Ambas me miraron atónitas, pero en el caso de Lilith era con ojos de intriga, a medio camino las dos me hablaron.

«Onii-chan, puede ayudarnos.»
«Hi-… hime-sama.»

Los ojos de Lilith brillaban a cada segundo y con un suspiro decidí cargarlas una a una.

«Entonces, agárrate bien.»
«Hai, onii-chan.»
«No oses ver a hime-sama con esos ojos.»

Aún entre los ánimos de Lilith y la molestia de Eve sobre como le cargue. sin contratiempos también cargue a Eve aunque entre pataleos y enojos por como la estaba cargando. Bueno, yo entiendo esa molestia ya que era el tan tradicional levantamiento de novia, y si, fue del mismo modo que cargue a Lilith.

«Con-, con más cuidado bestia.»
«Hai, hai, maid-san.»
«Te-, tengo nombre… aah.»
«Te asustan las alturas. Qué irónico, jejeje.»

Aunque Eve seguía molesta con el viaje, su cuerpo levemente temblaba al ver al suelo mientras ascendíamos a la ventana, era raro puesto que salto muy alto cuando nos ataco cuando recién me vio.

«Heeh, así que ha onii-chan le gustan los pechos grandes…»
«Hi-, hime-sama»

No se que mirada o rostro estaba poniendo ante eso pero Lilith solo me vio por un instante con una extraña mirada, mientras Eve se sonrojaba ante el comentario. Sin prestarles atención solo atravesé la pared tras dejar a Eve al otro lado de la ventana y todos llegamos al tercer piso del castillo.

La anterior vez ni entre al castillo o subí a el. Por dentro el lugar estaba oscuro y la luz de la luna apenas y daba visibilidad suficiente para andar con sigilo. Sin antes que pudiera decir algo, Lilith tomo de nueva cuenta mi mano, aunque en esta ocasión debido a que observaba los alrededores y anteriormente traspase la pared, mi cuerpo seguía intangible, por lo que su intento de tomar mi mano termino en cerrar su mano y caminar sin nadie a quien agarrar.

Pero no tardo mucho en darse cuenta de su error.

«A-, are, onii-chan… no te quedes atrás.»
«Lo siento. Estaba admirando el castillo.»
«Entonces Hime-sama quiere que prepare la habitación de invitados para el invitado.»
«Qué estas diciendo, onii-chan dormirá conmigo…»
«»¡¡¡Haaaahhhh!!!»»

Al mismo tiempo Eve y yo reaccionamos con la misma frase ante la declaración tan repentina de Lilith. En el mismo instante varias luces se encendieron entre las habitaciones, he de suponer por el escándalo provocado.

«Por aquí.»
«Hime-sama…»

Sin decir más seguí a Lilith ya que varias puertas se abrieron pero Eve se quedo atrás, y antes de darnos cuenta nos encontramos en su cuarto, o al menos eso creo.
En que situación más incomoda fui a acabar nada más llegando ya que Lilith sin pensarlo me metió a la cama para ocultarme, aunque no era necesario puesto que sin decirle nada pase a través de la cama y descanse bajo el colchón.

Umu, las ventajas de ser un fantasma es ser compacto y poder dormir donde quiera… es como ser un gato.

Mientras escuchaba como todo el lugar se ponía patas arriba por lo sucedido, solo me quedaba intentar matar el tiempo mientras llegaba el día, por lo que decidí intentar dormir…

«Buenas noches, onii-chan.»
«Buenas noches… Lilith.»

★★◆⧫◆ ◆⧫◆ ◆⧫◆ ◆⧫◆ ◆⧫◆ ◆⧫◆★★

ESTE ES UN TRABAJO HECHO DE UN FAN PARA FANS… TODO ES GRATIS… MENOS EL INTERNET TwT…

Matta nee |@w@)/)

Watashi O motte Capitulo 5 (re-editado)

Capitulo 5.- Un Giro de Eventos

Otro día ha terminado, ha pasado casi un mes desde que comenzó mi entrenamiento dentro del calabozo y también aunque no era obligatorio se me permitió estudiar de este mundo.

Are, que quieren saber que paso esa noche…
Umm, no tengo problemas con eso. Pero, no es algo taaan… «interesante».


Duele, duele demasiado.
Mi cuerpo duele como si fuera oprimido y estirado a cada segundo, el dolor era tan insoportable que me encontraba rodando por el suelo y al momento de casi perder la consciencia debido al dolor este paro súbitamente como si nunca hubiera estado.

«Aah, jah… de.. demonios… que fue… eso… puah»

Me encontraba jadeando por lo que sea que me sucedió, solo me sentía extremadamente cansado pero el dolor de hace unos segundos parecía solo algo que vino de mi mente.

Con un poco de dificultad me levante del suelo, una extraña sensación de pesadez me recorrió pero no le preste atención ya que recuperaba el aliento. Mire los alrededores y extrañamente se veían igual, no, mejor dicho parecía que se sentía igual a como estaba dentro del cuerpo de ese sujeto sin estarlo, mi vista había mejorado significativamente y pensé que tal vez hubiera poseído por error de nuevo aquel cuerpo al caer.

Para mi sorpresa el cuerpo yacía en el suelo a pocos pasos de mi.

No podía llegar a una conclusión directa sin verme a mi mismo, por lo que revise lo más rápido que sería ver mi propio estado.

«No me digas.»

Con un pensamiento, la ventana de estado apareció frente a mi con una transparencia inusual a la primera vez, pero lo más sorprendente en ese segundo fue al ver mis habilidades.

Nombre: Kiel
Clase:     Extraña
Raza:      Fantasma ■▲▼◆
Job:        Soulink
Nivel:    1
Títulos:  NH
Habilidad única:
-Sevens Sins (Siete Pecados)
Habilidades:

-Soul Magic (Magia del Alma)
-Soul Distortion (Distorsión del Alma)
-Soul Skills (Habilidades del Alma)
-Pact of Soul (Pacto de Alma)
-Fly (Volar)
Como algo insólito debido a mi falta de información note que mis habilidades habían disminuido, pero luego de prestar atención, solo se habían simplificado en dos ramas, Magia y Habilidades, no entendí el por que… hasta que los revise. 
[Soul Skills]
Habilidades ganadas por el consumo de Almas, para su uso es necesario activar la habilidad Soul Distortion (Distorsión del Alma), con el defecto que inhabilitara por consecuencia [Soul Magic] mientras se este en uso.
Habilidades guardadas:
-Exorcism (Exorcismo)  -Sealed (Sellado)             -Warm Wind (Viento Cálido)
-Healing (Curación)       -Cloaking (Encubierto)    -Scan (Scanear)
Umm, supongo que al final era un soporte… espera, no no, eso no es lo importante.
Por que tengo este cambio de habilidades, más aún, no se supone que solo debo obtener habilidades hasta cierto nivel, por que tengo más en este momento.
Divagaba ante esta cantidad de sucesos posteriores a una extraña ‘pelea’ con dos tipos gamberros pero sin ningún conocimiento era mejor dejar todo esto para mañana y preguntar a los chicos…
Sip, tras ese suceso al día siguiente fui directo a Ball y compañía para aclarar mis dudas. Aunque si soy sincero, solo les comente lo sucedido sin entrar en detalles de lo que parece ser mi aumento de habilidades.
No es que no confié en ellos, pero tengo que decir que deseo investigar mis problemas lo mejor posible con mis propios medios. Simplemente siempre me he sentido mejor haciendo esto a mi manera que involucrar a otros solo por molestia.
«Jeje, has mejorado mucho en este tiempo, chaval.»
«Que te dije sobre decirme así.»
«Ya, ya, entiendo tu molestia pero es algo así como un apodo de cariño.»
Solo suspire ante la excusa barata de Roguro, aunque es cierto que he mejorado en mi forma de ‘luchar’ aunque es mejor decir que solo trato de esquivar los ataques y atacar cuando puedo. Con respecto a eso tengo una gran ventaja ya que en si podría esquivar los ataques aún sin necesidad de moverme, solo debo cuidarme de cualquier ataque elemental.
«Bueno, entonces creo que ya es hora.»
«¿Hora? De que estas hablando.»
«Vamos hombre, recuerda que ya te había dicho eso. La razón de porque estamos entrenando.»
«Ah, de mi primer misión. Umm, crees que este listo.»
«La verdad ni idea, pero vamos que si sigues por aquí no creo que avances en algo más que en contar ovejas y leer libros. Y ve tu a saber que haría Maou-sama si a eso te dedicas.»
Aún un tanto confuso con lo que se avecinaba deje la sala de entrenamiento. Tras el mes he descubierto y admirado la estructura del calabozo creado por Maou-sama, aunque podría ser llamado laberinto de alguna forma no es tan grande para eso, consta de 10 salas cada piso y el ultimo piso (antes del propio castillo) es más como varias instalaciones para investigación por lo que puede ser pasado de largo por un pasillo recto que va desde el tercer piso a la cima, donde se erige el castillo.
Por cierto, pensé en verificar si se podía subir al castillo por el exterior con mi habilidad de vuelo, pero hay una especie de barrera que le cubre para evitar ataques e invasiones exteriores, por lo que la forma más rápida es pasar por el calabozo.
En este momento el calabozo es más como una instalación de quien sabe que de Maou-sama y todos los ciudadanos de aquí pueden pasar, siempre y cuando sepan el camino, si una persona con malas intenciones entra, el calabozo se activaría y se encargaría de la molestia, pero esa noche debido a que yo era la persona dentro de la sala afiliada a Maou-sama, el calabozo opto por dejarme el trabajo a mi.
«Y cuando hablare con Maou-sama.»
«Ni idea.»
«Siempre tan confiable, verdad.»
«Jeje, lo siento. Bueno, no te desanimes al parecer no eres el único sin misión. Escuche que todo el mundo salio para completar trabajos. Por el momento quedamos tu y yo, deberías sentirte mal por mi que también tendré que salir en algún momento.»
«Y que crees que me toque hacer.»
«Umm, Maou-sama nunca nos dice la tarea de otros, solo se reúne personalmente con uno y pues así. Di que es como imaginar que hará el otro»
Demasiado vago.

Roguro se despidió hace unos días, ya que su misión había sido decidida. Aunque ya me he acostumbrado de algún modo a este lugar sigo sin poder adaptarme a vivir por aquí, por lo que no me siento a gusto quedarme a solas, así que en momentos como este salgo a deambular por los cielos.

«Al menos, esto es relajante.»

El viento es agradable sin importar la hora, desde que aprendí a volar decentemente me la paso matando el tiempo entre la biblioteca y disfrutar las alturas, que que tan lejos llego… bueno, disfruto las estrellas cada noche sentado en una nube, es algo increíble que puedo hacer a diario.

«Ahora, que debería… are, que es eso.»

Mientras miraba las nubes, volaba entre ellas de todos modos, note una nube de polvo levantándose de la tierra a la lejos con gran rapidez.
Pensé que se trataba de un rebaño de bestias salvajes o animales pero al mirar con detenimiento descubrí que se trataba de un batallón de humanos, de no ser por la habilidad que obtuve… no estaría tan preocupado.

«Que diablos.»

Todos los integrantes en ese ejercito ostentaban al menos nivel 20 y había, aunque pocos, niveles 40 entre sus filas. No quería ver el desenlace de dicha escena y fui directo a buscar a los guardias, ya que no sabía que más pudiera hacer por mi mismo lo principal era evacuar a la gente a un lugar seguro.

Pero al llegar al suelo… la ciudad estaba vacía.

Umm, no sabía que pasaba, pero no había ni un alma en todo el trayecto, fui al bar y lugares que más concurrían pero se encontraba en las mismas condiciones. Sin dudar un segundo más me dirigí al castillo de Maou-sama por si diera la casualidad a que fuera ahí donde los civiles se habían ocultado.

«¿Donde esta todo el mundo?»

Con cierta ansiedad y este cambio drástico de eventos me sentía un poco asustado por lo que tal vez iba a suceder tras esto. Me imagine un escenario donde la matanza de unos contra otros sería lo principal, pero el evacuar la ciudad, no era algo que me esperaba.
Para mi sorpresa, el castillo, era el desolado, por lo que una gran molestia recorrió toda mi espina dorsal.

La razón era simple, si no había nadie dentro de la ciudad ni en el castillo, la respuesta era que todos habían salido de la ciudad. Si, lo más probable a enfrentar al ejercito que se avecinaba a toda prisa. Confundido y ansioso salí del lugar o al menos eso era lo que iba a hacer, cuando una dulce voz me hablo.

«Nos volvemos a ver.»

Cuando voltee a esa voz, la figura de una hermosa mujer vino ante mis ojos no tenia que decirlo, esa bella silueta era la que conocí antes de llegar aquí, Maou-sama.

Su ropa y estilo no coincidía con mi memoria, pero si sabía que se trataba de aquella chica.
Y antes de que pudiera formular palabra para decir algo, ella hablo…

«Espero que te hayas acostumbrado a este lugar. Lo siento, pero es hora de darte tu primera misión.»
«Espera, no debemos evitar lo que pasara fuera de la ciudad…»
«No te preocupes, todo estará bajo control así que esta bien que lo dejes pasar.»
«Pero y la gente…»

Maou-sama sacudió su cabeza como si estuviera resignada a lo que pudiera ocurrir allá fuera. No entendía que tenia en mente, aunque sabia que no podría hacer algo grande aún si me lo propusiera. Me sentía consternado ante su actitud, pero quería creer en sus palabras.

«Entonces, Maou-sama…»

Me incline y trague todas mis preocupaciones.

«Cual es mi misión.»

No mire de nuevo a ella, solo espere sus palabras y un leve suspiro llego a mis oídos.

«Kiel, tu primer misión sera salvar al mundo de la guerra ocasionada por los humanos.»
«Jaaahhh.»

Casi al instante se rompió la sensación de valor que apenas junte, tras escuchar tales palabras provenir de su boca.

«Deseo que vayas al pasado y evites que se desencadene esta guerra contra los humanos.»
«Estas hablando en serio. Solo… solo dame un momento. Esto es demasiado repentino.»

Esto no era una simple misión, era completamente irracional en todos los aspectos. Como podría una persona parar un guerra que comenzó… espera… al pasado.

«Es-,espera un poco, ¿a que te refieres con ir al pasado?»
«Justo como suena, iras al pasado y te encargaras de esto. No te preocupes yo me encargare de tu viaje y no seras el único, todos los demás han sido enviados al pasado a cumplir la misma misión.»

Okay, esto es un cambio exagerado de eventos, apenas y me acostumbro a este pequeño estilo de vida y ahora me estas obligado viajar al pasado… que es esto, se le acabaron las ideas al escritor o que.

Con cierto malestar trate de pensar en todo lo que esto acontecería ante mi. Pero Maou-sama mantuvo la palabra.

«Sígueme, ya tengo los arreglos hechos, en el momento que llegues al otro lado. Todo dependerá de ti.»

Sin más comenzó a caminar a las afueras del castillo hacia la parte trasera del calabozo. La vista era impresionante pero se veía algo inusual, es como si la tierra se hubiera elevado de forma antinatural a nuestro alrededor lo cual no se notaba desde el exterior.

«Tu misión consistirá en desmantelar todo lo que pueda causar una guerra y proteger a todo ser no-humano. Debido a que eres el ultimo en viajar es posible que encuentres a alguien esperándote al otro lado del portal.»
«Pero, no se supone que viajar a otro tiempo y cambiar la historia, es malo.»
«El problema de las paradojas temporales, ¿cierto? Al parecer solo afecta a personas nacidas en este mundo, y en dado caso que pasara, este provocaría que regresaran a su mundo ya que sin motivos de guerra ustedes no hubieran sido transportados a este mundo.»

Hasta cierto punto su lógica tenía razón, normalmente solo es efectivo según decía si te encuentras con tu yo del pasado, pero ya que nosotros fuimos traídos en el momento que la guerra comenzó si llegáramos a evitarla nuestra existencia no es necesaria.

Mientras divagaba en silencio incomodo con Maou-sama llegamos a lo que parecía antiguamente un bosque y en lo profundo de este unas ruinas. Ciertamente sabía que era grande el área del calabozo pero la plataforma formada por este lugar lo era igual.

Las ruinas parecían extremadamente antiguas y sería difícil perderse de no ser por la guía de Maou-sama que se paro ante lo que parecía un altar extraño.

«Bueno, hemos llegado. Unas ultimas cosas que debes saber. Aunque es algo que ya deberías saber, trata de buscar a los demás y recuerda no mencionar el futuro. Creo que es todo.»
«Es esto seguro.»
«Si… tal vez.»

Solo me resigne con un suspiro ante su animo, y palabras.
Era momento de tomar una decisión, continuar el viaje al pasado o rebelarme y de algún modo librarme de este pequeño destino auto-inducido por ella.

No era necesario decir que opte por lo primero.

Me puse de pie en medio de aquel circulo y pude ver como Maou-sama conjuraba el que debería ser el hechizo para enviarme al pasado. El circulo comenzó a brillar mientras continuaba recitando eso.
Demasiado largo, no se si era por la ansiedad, pero el tiempo era demasiado y ya me estaba molestando eso. Mientras más tiempo pasaba el circulo giraba y la luz se volvía más intensa.
«Entonces, buena suerte… salúdame del otro lado.»
«Eh.»
Ante de decir algo más solo vi como se borraba la sonrisa de Maou-sama. Por cierto, no me dijo a que época del pasado me iba a enviar…
★★◆⧫◆ ◆⧫◆ ◆⧫◆ ◆⧫◆ ◆⧫◆ ◆⧫◆★★
ESTE ES UN TRABAJO HECHO DE UN FAN PARA FANS… TODO ES GRATIS… MENOS EL INTERNET TwT…

Matta nee |@w@)/)