Bunny Girl Ch89

Ch 89 – La Heroína Descarada

¿Marlene? ¿La heroína que convoco a Fiorfata junto con Brian? Que es lo que esta pensando, ¿mostrándose ahora de todos modos?

En ese momento, sin embargo, actualmente no me importa nada sobre eso.

“… largo.” Le gruño.

Siendo aplastado por su pie estaba el cuerpo aún caliente del dragón de viento que había peleado junto conmigo, antes de haber sido asesinado por la Heroína.

“¡¿Haah?! ¡¿De que demonios estas hablando?!” Ella chilla, golpeando sus tacones hacia abajo.

Al siguiente instante, los dragones encirculan el cielo y dejan salir intención asesina que hiela la sangre. Otro dragón de viento baja para liberar su rabia en Marlene. Repentinamente explota durante su descenso, y se estrella contra el suelo fuera de la ciudad.

¡¿Qué paso?!

Durante mi momento de sorpresa, Marlene gira su bastón que sostenía en una extraña postura hacia mí. El suelo debajo de mi abruptamente explota, azotándome varias decenas de metros a lo lejos.

“Tsk, los pequeños objetivos son tan problemáticos de golpear.” Marlene escupe. Rápidamente metiendo algo al final de su bastón y una vez más apuntando hacia mí.

Ese no era un bastón. Era más bien… ¿un mosquete? Pensé que era un bastón ya que parecía diferente de un arma moderna, más porque estaba hecha de madera, pero mirando de cercas parece asemejarse a un rifle.

No siento mucha magia viniendo del mosquete en sí. Sin embargo, la cosa que está atrapada dentro estaba dando una señal mágica de locos.

“… ¿Qué es esa bala?”

Me pongo de pie, sacudiéndome el polvo. Marlene se burla, su inadecuada sonrisa se muestra una vez más en su rostro.

“No había pensado que un demihumano supiera sobre las pistolas. Brian consiguió algunas raras pero en serio buenas de medida, ¿pero esta de aquí? La hicimos en Quarancinq por nosotros mismos. Dispara piedras mágicas que han sido comprimidas con magia especial. ¡Puedes matarte incluso a ti, Perra Oscura!”

Cuando Marlene habla, saca fuera otra bala de su pecho. Siento una poderosa emanación de magia más poderosa que la de antes.

“Esta es una bala hecha de una piedra mágica de dragón. Como puedes ver, un solo disparo puede incluso matar dragones. Esta cosa es más poderosa que la artillería mágica. ¡Se agradecida, animal, he estado reuniendo piedras mágicas por cerca de diez años solo para esta!”

Viendo que la bala que uso fue una piedra mágica de un dragón, todos los dragones sobre volando rugen en ira. Marlene apunta su pistola hacia el cielo.

“¡¡No!!” Grito, e inmediatamente estiro mi mano para estrujar.

Marlene hace una mueca. Pero el ataque de Casualidad solamente rebota de ella con un chispazo, junto con algo cayendo de ella. Parece ser como un talismán.

“¡Desde hace mucho me prepare para tus trucos, conejo! ¡No das tanto miedo si tengo mis chivos expiatorios!”

Marlene se mofa al mostrar uno de sus amuletos.

¿Una herramienta mágica para protegerla? ¿Pero cuanta magia habrá vertido dentro de esa cosa para que de hecho sea capaz de defenderse contra mi? [K: Cuando lo descubran… el odio incrementara…]

“… Pelea conmigo, sola. Uno a uno.”

“Bien. Te mostrare el poder de una Heroína. ¡El poder de la Sabia!”

Le digo a los dragones que se queden atrás con una mirada de mis ojos. Cuando consigo acercarme a ella, Marlene apunta su pistola hacia mí.

“¿Por qué no estás peleando contra el Unseelie Lord? ¿Acaso no te llamaron?”

“… cállate. Como demonios podría hacer algo sobre esa cosa.”

“¿No eres una heroína? ¿Acaso no tienes responsabilidades?”

“¡Cállate, cállate!” Marlene grita en histeria, tratando de no escucharme. “¡esto no es mi culpa! … ¡es cierto, es de Brian! ¡Es todo culpa de él! ¡Ellos no van a echarme la culpa a mí, no pueden! Solo necesito matarme con mis propias manos, y seré perdonada. ¡Ellos no harán esto!”

“… cierto.”

No creo que su nombre pueda ser limpiado solo por matarme, pero parece que para ella, la reputación que tiene como un ‘Héroe’ era más importante que nada más.

Incluso más importante que las vidas de los otros o el destino de este mundo.

No puedo entenderla, pero hay una cosa que yo entiendo: No puedo dejar que su locura sea la causa de más sufrimiento.

“¡¡Muere, Perra Oscura!!”

Su pistola mágica escupe fuego. Había rápidamente esquivado, pero la onda de choque aún me arrojo a varios metros lejos.

Esto era difícil de esquivar. La onda era demasiado grande. Aterrice, rodando en el suelo, y arroje una gran nube de frío hacia Marlene.

“¡No puedes herirme!”

Mi magia una vez más rebota con un chispazo de electricidad, removiendo otro de sus talismanes. Su pistola dispara otra bala.

“¡Oof!”

“¡Deja de correr, conejo!”

[Marlene] [Raza: Humana ] [La Heroína “Sabio”]

[Magic Points (MP): 757/800] [Hit Points (HP): 293/300]

[Total Combat Power (TCP): 14590]

Ella no era muy diferente en poder de combate ante los otros Héroes, aun así los dragones con más de veinte mil de poder de combate aún morían de un solo disparo. Lo que significa que el poder de ataque de esa pistola sobrepasaba esos veinte mil.

Si asumo que el poder no viene de la pistola en sí, entonces la otra posibilidad eran aquellas balas mágicas.

Incluso debería haber difícil presionar si Marlene estuviera disparando completamente automáticamente, pero ella siempre se detiene a revisar lo resultados de cada disparo. Estaba mostrando un montón de irritación cada vez que fallaba.

… ¿acaso no tiene mucha munición?

Si aquellas balas fueron hechas de dragones y similarmente monstruos poderosos, entonces incluso si los almaceno por una década, no creo que tuvieran tantas.

Y quizás pasa lo mismo con su defensa.

Un solo uso o no, era muy diferente de que pudiera usar un número ilimitado de tal poderoso encantamiento defensivo.

“¿Qué? Finalmente te has rendido, ¿entonces?”

Marlene estaba confundida por un momento, viéndome repentinamente quedarme quieta, pero aun así rápidamente apunto su pistola. Sacudo mis dedos ante ella en provocación. Sus cejas se elevaron, y disparo a mi rostro.

Mantengo mis ojos en la velocidad del proyectil, confirmando su trayectoria, y retuerzo mi cabeza solo lo suficiente para que pase de mí. La bala golpea lo que eran los restos del palacio de Soixansept detrás de mí y exploto.

“Qué-?! ¡Qué-quédate quieta, jodida conejo!”

Marlene disparo dos, tres, todo apuntando hacia mi cabeza. Las esquive de la misma manera que antes; por centímetros.

Si hacia una equivocación ahí, podría estar en un mundo de dolor. Afortunadamente, la velocidad de las balas era apenas dentro de mi capacidad siempre y cuando supiera hacia donde iban a llegar.

Y como esperaba, ella era una Heroína, no un soldado.

Cuando pelee con el ejército en la Tierra, la gente usando explosivos nunca apuntaron directamente hacia mí, en su lugar hacia el suelo debajo de mí. Confiando en la explosión misma para dañarme.

Si Marlene comenzara a hacer eso, estaría en problemas. Afortunadamente, ella continúo disparando arriba como un resultado de que la estuve provocando sin moverme.

“Maldición, porque…”

Después de fallar varias veces más, la expresión de Marlene ligeramente palideció cuando estaba a punto de cargar la siguiente bala.

¿Esta agotándose? ¿O estaba preocupada que no pueda tener suficiente daño con los dragones si usa su pistola más?

No pierdo mi oportunidad. Mis manos apuntan a ella y la estrujo.

“¡¡¡¿AAAAAAAGGHH?!!!”

Chispas mágicas vuelan sobre ella. Un bulto de talismanes cae.

¿Cuántos tiene encima? Muy bien, solo necesito derrotarla si tiene más. Cuando doy un paso al frente para acercarme, Marlene apunta su pistola mágica, vacilando por un instante, entonces cambia a castear un hechizo contra mí.

“ ¡– [Lighting] –!”

Un rayo recorre fuera desde la punta de su dedo hacia mí en línea recta. Puedo sentir que no va a perseguirme, así que simplemente doy un paso al lado. Llego a rango cuerpo a cuerpo justo con Marlene, no aprendiendo su lección aún, una vez más jala el gatillo de su pistola.

Mi mano derecha toma la pistola lejos, mientras mi rodilla impacta sobre su estómago. Ella tose dolorosamente, sangre escupiéndose fuera de su boca como cae sobre sus rodillas, sus talismanes se caen por el impacto. La pistola esta fuera de sus manos.

 

Y así termino… ¿pero que puedo hacer con ella?

Si la dejo ir y si los humanos la capturan, probablemente sea ejecutada. ¿Pero tal vez pueda usar su defensa mágica contra Fiorfata?

Con la nueva idea en mente, tomo uno de los talismanes caídos, sin pensar los identifico.

No puedo creer lo que ven mis ojos.

“… ¡TÚ!”

Tomo a Marlene desde su cuello. Ella patalea.

“Que eres tú…”

[Talismán Chivo expiatorio] [Objeto Defensivo]

Un objeto consumible. Sellado en su interior está el alma de un ser viviente. Sirve como un chivo expiatorio para proteger al usuario de ataques de muerte instantánea.

Material: [Elfo Infante]

“… ¡¿Y te llamas a ti misma humana?!”

“Pe-Pero fue debido… porque continuas… usando trucos raros…” Marlene dice, impertinente incluso con su rostro ensangrentado, sus palabras tiran de agonía.

“Que son los humanos… ¡¿Qué demonios crees que es la humanidad?!”

La azoto contra el suelo, obteniendo un grito de dolor de ella, y una vez más la levanto por el cuello.

“¡Había un anciano ahí que murió protegiendo a un niño demihumano! ¡Incluso conozco humanos que puede ser desinteresados! Aun así hay humanos que matan a su propia raza, humanos como tú que van por ahí blasfemando la vida de otros sin siquiera pestañear, todo solo por fama, por la gloria! ¡¿POR QUÉ?!”

“… no-no importa… no es… mi culpa…”

“… cierto. Ya veo.”

Azoto a Marlene contra el suelo una vez más. Busco entre su pecho por esa bala piedra mágica más poderosa que me mostró antes, y la cargo en la pistola, intento recordar como ella hizo eso.

¡Oh, Doncella de Oscuridad! ¡El Unseelie Lord viene! ¡Debemos partir, apuraos!” El dragón dorado me advierte desde el cielo.

Miro hacia la dirección de Fiorfata, dándole una mirada. Entonces giro a los dragones sobre mí y les llamo.

“¡Vayan adelante primero! ¡Iré tras ustedes luego de conseguir golpearlo con esto!”

¿Esta vos segura? No es tan simple.

“¡Esta bien! ¡Vayan!”

Los cinco dragones flotan sin certeza, pero aun así lentamente vuelan lejos al final.

Tomo a Marlene como la mujer esta intenta arrastrarse lejos. Con la pistola mágica en mano, vuelo hacia Fiorfata.

“… qué-que estas… ¿qué vas a hacer?”

“Hacer que tu muerte sea al menos útil.” Respondo fríamente.

Su rostro visiblemente palideció.

 

 

No entiendo a los humanos. Eran como si hubiera un ángel y un demonio viviendo dentro de sus corazones.

Pero había una cosa que yo sabía.

Los humanos son débiles. Son abrumadoramente débiles comparados a otras creaturas. Fue por eso por lo que buscaban poder en su miedo. Su debilidad fue por lo que podían ser gentiles con otros.

Los humanos nunca deben ganar poder.

Y yo removeré a aquellos que continúan moviéndose a ese camino.

Fiorfata está mostrándose claramente en mi vista ahora. No parece haber perdido mucho de su poder mágico. Tras verme, esta vibrando como si carcajeara, me saluda con una extragrande onda mágica.

La esquivo, rozando el proyectil. Arraso con el bosque entero y la ciudad humana por el impacto.

Estaba burlándose de mí, diciéndome que deje de correr, para encararlo de frente.

“No aún. Espera un poco, y peleare contigo seriamente… aquí, algo para marearte.”

Marlene chilla temerosa como siente mi poder mágico elevarse.

Uso Alteración de Casualidad para romper los talismanes y liberar las almas atrapadas dentro. Luego, convierto los residuos de los talismanes y las balas en poder mágico, entonces las introduzco en Marlene para convertir a esta mujer en una bomba.

“N-no, por favor….”

Y con todo mi poder, uso Manipulación Dimensional y Alteración de Casualidad para arrojar a la mujer luchando a Fiorfata a cientos de kilómetros lejos.

Marlene voló a través del cielo como una bala, gritando sin sonido todo el rato. Al momento que Fiorfata elevo su mano hacia ella, apunte y dispare la pistola mágica, usando Alteración de Casualidad para asegurar un golpe de la actualmente muy volátil mujer.

Ella detono en una enorme explosión justo al lado de Fiorfata. Yo fue arrojada incluso aunque estaba ya a varios kilómetros de la onda expansiva.

 

Aaaah, maldición… Use demasiada magia.

Giro mis ojos hacia Fiorfata mientras mi cuerpo continuaba siendo arrojado alrededor en el aire por la onda de choque. Parece que incluso con la explosión esta ileso… bueno, tal vez un poco herido esta vez.

Reanudo a arrojar una onda mágica hacia mí. Incapaz de esquivarla en medio del aire, tomo una postura defensiva.

Pero justo en ese momento, un dragón, blanco como la nieve, me atrapo entre sus dientes. La bestia inmediatamente me llevo lejos, volando tan rápido como podía.

“… tú eres…”

No te sobre exijas a ti misma, Doncella Oscura. Soy la última de mi linaje con la misión de distraer al Unseelie Lord. Mientras vos has sido demasiado imprudente. Espero que mi ataque haya provocado al demonio a perseguirnos solamente a nosotros para nada. Confía en mis alas de ahora en adelante. ¡Esta batalla aún continua!

“Si… ¡vamos!”


Nota del Autor: La Sabía ha salido del juego.

Shedy había decidido tomar el poder de la raza humana. El poder militar de los humanos es lo que preserva el balance en la Tierra, pero en Yggdrasia, la existencia de Shedy en sí sirve para ese rol.

Con respecto a los otros Héroes… bueno, depende en sus acciones desde ahora.

3 opiniones en “Bunny Girl Ch89”

    1. Bueno noe quejo de su muerte pero aún pienso que hubiera quedado viva para ver lo que ella originó, la destrucción de la civilización humana como la conocen. Es una pena que muriera el anciano y de paso también ese rey. Bueno ahora solo queda de héroes un payaso y uno verdadero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.