Bunny Girl Ch62

Ch 62 – El Mundo Cambiante

“Se han ido…?”

En su habitación en la Torre de la Verdad, Marlene la Sabia, débilmente frunce el ceño como nota la desaparición de las señales mágicas de sus subordinados.

La Conejo Blanco, la Dark Lady, posee algún tipo de poder para ocultar sus atributos de [Identificación].

Como lo más básico, [Identificación] era una habilidad que hacia uso de la propia experiencia y naturaleza para analizar la información del usuario que tomaban a través de sus ojos, oídos y piel, entonces esta era expresada como números. Pero eso no significaba que el usuario no era capaz de reunir más que solo información vaga – con la ayuda de la habilidad, el número que veían era virtualmente el reflejo exacto del poder del objetivo.

Sin embargo, el humano poseía débiles sentidos comparados con los demihumanos y monstruos, forzándolos a gastar más magia para activar la habilidad. Además, el máximo numero de atributo que la habilidad podía mostrar era limitado a diez veces el del propio usuario. Esto era simplemente debido a que la medida estándar estaba basada en el usuario, y si había una gran brecha de poder, no sería capaz de medirla precisamente por la diferencia. La habilidad del usuario puede solamente sentir vagamente que hay un ‘montón’, es como el conocimiento carente del humano nunca podría comprender el tamaño de un océano.

El guerrero había reportado que él fue incapaz de identificar las habilidades del Conejo, pero Marlene pensó muy diferente, de que la Dark Lady podría sobrepasar el poder de Gold por diez veces.

Cualquier monstruo con tal poder podría incluso colocarse sobre la clase Catástrofe tales como dragones normales y Generales Oscuros. Ellos podrían ascender fácilmente a la clase Calamidad, y dentro de la historia entera de este mundo, tales existencias podrían ser contados con una mano.

La clase Calamidad describía peligrosas que eran capaces de destruir varias naciones. El Conejo blanco había ciertamente hecho así, pero eso fue debido a que ella ataco las Raíces del Árbol del Mundo. Era improbable que ella de verdad tuviera el poder para enfrentar de cara a las naciones.

Juzgando por los registros de las habilidades del Conejo de las batallas también como la batalla en la audición del Reino Trestan donde ella fue vista por primera vez, Marlene había concluido que era imposible que la Dark Lady pudiera haber ganado un poder equivalente a un Héroe en solo unos pocos meses.

La hipótesis de Marlene era que la Dark Lady Conejo Blanco era un demihumano con una habilidad especial, similar a un humano Niño de Dios, y que podría solamente sustraer suficiente poder para destruir una ciudad bajo ciertas circunstancias.

Entre eso, o había otra posibilidad…

“Esos malditos demihumanos están ayudándola.”

Hoy, los humanos ven a las razas demihumanas no más que basura, pero en el pasado, su cultura mágica había sido de lejos más desarrollada que la humana. Ejemplos tales de magia avanzada eran las razas de altos elfos y parientes dragón. Temiendo a la amenaza que poseían, la raza humana los había llevado a la extinción hace un centenario.

De las razas bestia, solamente la canina y felina aún sobrevivieron, porque eran útiles para los labores humanos. De acuerdo con la literatura guardada en la Torre de la Verdad, varias razas bestias habían sobrevivido hace varios cientos de años, y las razas herbívoras entre ellas poseían alta tecnología mágica avanzada.

Entonces el Conejo blanco debería ser o una sobreviviente de una de las razas extintas hombre bestia; o ella poseía una herramienta mágica avanzada dejada detrás por una civilización previa, quizás por los altos elfos; o ella tenia la ayuda de gente en su travesía.

“Si los demihumanos están detrás de ella, entonces solo necesito lidiar con ellos primero,” Marlene rio,” Oh, Conejo… Asesinare a tus camaradas en todos lados, y no habrá una sola cosa que puedas hacer. Ah, ¿pero entonces tal vez enviar a aquellos chicos a solas fue un poco rápido? Bueno, lo que sea. Tengo suficientes remplazos.”

Sus soldados eran aquellos que soportaron la tortura que ella llamaba su pasatiempo. Ellos lloraron, gimieron por días y días. Mientras la mayoría dieron su ultimo respiro en agonía y desesperación, algunos habían terminado con sus mentes rotas y retorcidas. Ellos ya no tenían ningún interés para Marlene y solo se mantuvieron con vida como conejillos de indias para sus experimentos. Recibieron entrenamiento, y Marlene los uso como obedientes ratas de laboratorio o como soldados de vanguardia. Aun así, los chicos que envió los había conseguido recientemente, así que no le importaba mucho si es que vivían o morían.

Marlene suspiro. Ella miro al mapa de señal mágica una vez más y noto que una poderosa señal mágica que asumió había entrado en combate con el Conejo estaba en la actualidad moviéndose rápidamente, como si estuviera lavándose a algún lado.

Marlene había estado convencida que la poderosa señal era algún tipo de monstruos de alto rango, como una quimera o un manticore. Pero entonces, ¿hubo una razón para que el Conejo lo hubiera perdonado?

Fue su conjetura correcta, ¿que el Conejo tenia limitaciones en usar su poder? ¿O era hubo una razón de que ella no matara a la señal?

“… no podría ser ese estúpido pervertido, ¿cierto?”

La primera vez que Marlene lo conoció fue cuando estaba aún en mediados de su adolescencia. Fue en una fiesta de una cierta nación. El rubio y apuesto joven le había saludado con una sonrisa sagaz y dijo:

“¡Qué hermosa es usted! ¡Por favor vuélvete mi 6827ma mujer! ¡Permite a este Calimero mostrarte el significado del verdadero amor!”

Marlene había quemado a esa cosa hasta las cenizas… o lo intento, al menos. Como si el hechizo de flamas que lo engullo a él fue también hacia otros nobles desafortunados, Calimero una vez más se mostro a si mismo detrás de los obesos nobles usándolos como escudo y dijo:

“¡Tal pasión! ¡Vamos, no seas tímida, mi cariño!”

Si el Campeón no la hubiera detenido en ese entonces, la nación entera podría haber sido una tierra baldía en llamas.

Como Marlene observo las luces en el mapa, ella comenzó a trabajar en su “Plan de Asesinato al Maestro Espadachín” que comenzó. Era prácticamente su pasatiempo por ahora.

***

“¿Salia se ha ido?” A pesar de escucharlo, Tiz pregunto por confirmación.

“De hecho, joven amo.”

Él había escuchado el reporte de sus mayordomo en el palacio del Imperio Touze. Normalmente, no había necesidad de molestar al emperador con tales tonterías. Su padre, el oficial caballero, ya se había retirado. Este tipo de cosas donde las únicas palabras que Tiz necesitaba escuchar eran “ha sido hecho.”

Pero el problema esta vez fue que la otra gente que había desaparecido al mismo tiempo.

“Los nobles problemáticos dentro de nuestra nación que han estado bajo arresto domiciliario o encarcelamiento, también como los encarcelados magos, han desaparecido al mismo tiempo. Similarmente, nuestras plantas en varias otras naciones también han reportado la desaparición de varios personajes peligrosos.”

Tiz gruño.

Cada nación tenia magos haciendo peligrosos experimentos o nobles con ideologías amenazantes. La mayoría de ellos simplemente morían por enfermedades desconocidas, pero para aquellos que, a pesar de ser una amenaza a la nación, también poseían conocimiento y habilidades útiles, algunos podrían ser puestos bajo arresto domiciliario y convencerlos a dirigir sus talentos para servir a propósitos de la nación.

“¿Quiénes fueron?”

“Un investigador sobre como controlar a los monstruos, un necromante, un investigador trabajando en un hechizo de destrucción en masa, y un adorador de demonios.”

“Ya veo… Usa al Tercer Escuadrón de Caballeros para buscarlos. Si los encuentras en nuestras fronteras, ejecútalos en el acto. No necesito que los captures. Solo tráeme sus cabezas.”

“… entendido.” El viejo mayordomo se inclinó profundamente.

Tiz libero un largo suspiro y se apoyó su espalda profundamente en su silla reclinable.

Con Shedy destruyendo Raíces alrededor por todo el mundo, cada nación había fortalecido su seguridad alrededor de sus fronteras. Esto resulto en un efecto adverso en supresión de monstruos, y los ejércitos de los Generales Oscuros, el Lord Ogro y el Rey Orco, se volvieron más activos.

Y justo como si estuvieran esperando por esto, los demihumanos comenzaron a atacar naciones que habían perdido sus raíces por motivo de rescatar a sus camaradas en esclavitud. Y ahora los personajes más peligrosos a través del mundo estaban desvaneciéndose al mismo tiempo, como si todo hubiera sido arreglado de antemano.

El mundo había comenzado a cambiar. La chica de color blanco detrás de todo vino a la mente de Tiz. Él dejo salir un susurro silencioso escuchado por nadie más.

“Shedy… ¿Qué planeas hacer con este mundo?”

***

“Urgh…”

Gold el Héroe había perdido su nación hogar. Ya no más tenia un lugar al cual regresar. Él se había convertido en una maquina que no sabía nada sino pelear, y había dejado la tierra de los humanos para vagar en los profundos bosques.

Él pensó que podría haber prevenido el desastre solamente si fuera más fuerte. Él podría haber sido el héroe que se supone que sería, incluso si él hubiera dado la espalda a su emperador que había sido su hermano. Si él se hubiera quedado con sus camaradas, si hubiera mantenido su equipo, tal vez habría sido capaz de enfrentarse con el General Oscuro, incluso detenido a la Dark Lady.

Pero nada podía cambiar el hecho de que había perdido ante el Rey Troll. Al final, él solamente vivió debido al capricho de la Dark Lady.

Él no sabía cuantos días habían sido desde que entró al bosque.

Su suministro de comida se había ido. Aun así, continúo balanceando su espada, matando monstruos con solamente la carne y sangre de animales para subsistir.

Quizás debido a que se empujó a sus límites, pudo recuperar el poder y el honor de un Héroe. O quizás solo castigarse a si mismo con el entrenamiento espartano con nada a quien mostrarlo.

¿Entonces porque Gold se puso a si mismo a este tortura?

La Dark Lady había matado al Rey Troll, un enemigo al cual no era rival, de un solo golpe, incluso si había sido una emboscada, y ella le había mostrado su misericordia. Sus palabras, las palabras de la chica color blanco, había apuñalado en lo profundo de su corazón.

“Divertido eso. Para mí, humanos, demihumanos, goblins, todos ellos son vidas iguales.”

¿Por quién estaba blandiendo su espada?

Él estaba haciendo esto por la gente, por su nación, por su hermano, por la paz del mundo… así que entonces, ¿Cuál era esa paz?

Gold dejo salir un rugido de dolor.

Él había estado balanceando su espada por días sin descanso. Él habia asesinado cientos de monstruos. Sus fuerza se había agotado, la luz de un héroe no brillo más. Ahora, incluso los monstruos tan débiles como lobos demoniacos eran capaces de asesinarlo.

No, eso no fue correcto. La luz había desaparecido una vez ya que Gold había comenzado a dudar de sí mismo.

Siempre y cuando un Héroe ostentara verdad en su convicción, el elemental de luz nunca le abandonaría, incluso para alguien como el Maestro Espadachín. Si Gold no podía llamar más a la luz, entonces el elemental tal vez finalmente se habia rendido con él.

Justo como Gold termino de encargarse del ultimo lobo demoniaco, él colapso, sin tener más la fuerza para sostener su propio peso.

No importa que tan héroe él fuera, una vez perdió ambos, sus bendiciones y su consciencia, él estaba indefenso. Su destino podría ser sellado en el momento que un monstruo lo encontrara.

Pero él fue afortunado. Una sombra encapuchada, pequeña como un niño, tímidamente se acerco a él, sus nervios fueron sobrepasados por curiosidad. Un dedo pincho al inconsciente héroe.

“… ¡Papaaa! ¡Hay un humano desmayado aquí!”

Su voz resonó a través de lo profundo del bosque. Su capucha cayo hacia su espalda, revelando las largas orejas de un elfo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.