Bunny Girl Ch49

Ch 49 – La Trampa del Emperador – 4

Después de estropear la herramienta mágica de la barrera del castillo de Xontdix, salte en la inestable conexión, forzándome a llevarme de regreso al Árbol del Mundo.

“De hecho esto funciono, siii.”

Había tantas cosas que pudieron haber salido mal ahí.

Había unos cientos de aventureros y al menos unos mil caballeros en el castillo. Incluso si todos ellos tenían solamente entre 300 a 500 de poder de combate a lo mucho, eso era aún suficiente gente para malograr mis propios 26,000. Si me hubiera tomado mucho regresar entonces y le permitía a la corporación interferir, tal vez hubiera terminado en un problema real.

Había necesitado colocar las trampas para temerme como preparación para mi siguiente jugada. Para ese fin, había sacado todo sin parar.

Le había mostrado a los cientos de aventureros el poder completo de mi magia sin reservas, para conseguir que estuvieran cautelosos de mí.

Cuando note al grupo de Tiz, había intentado usar [Alteración de Casualidad] en aquella gente de aspecto importante. Haber hecho así tal vez hubiera sido un gran tiro, pensé. Fallo cuando unos pocos otros saltaron en mi mira, pero bueno, eso no fue importante.

Estaba mucho más preocupada sobre si podía destruir la barrera del castillo.

En las naciones que he estado, la herramienta de la barrera estaba siempre en el centro del castillo, cerca de la Raíz, y así apunte mi [Alteración de Casualidad] en esa dirección general. Si no hubiera estado ahí, o si el supervisor de la herramienta no hubiera estado cercas, la habilidad podría haber fallado. Podría haber malgastado una tonelada de magia absolutamente sin razón.

Entonces, con la nube de niebla ya alrededor, forcé una conexión a la red. Había repetidamente usado [Alteración de Casualidad] para conseguir que funcionara la conexión inestable bien.

Así que gaste mucho mana. Agradecidamente, estaba regenerándome un montón más rápido solo por quedarme cercas del Árbol del Mundo. Me quede por una hora, consiguiendo mi magia de regreso y calmando mis acelerados nervios. Y entonces fue momento para ir de regreso a Quarrevingts, donde una parte de mi esperaba.

 

Panda estaba flojeando dentro de la sombra de las ramas de la Raíz. Como llegue, él salto a mí, aferrándose a mi cintura.

“Hola Panda. Estoy aquí.”

“Ook.”

Ya te dije, no necesito bananas.

“… ¡¿qué-quien eres tú?!”

“¡¿Un hombre bestia?! ¡¿Orejas de conejo?!”

Gritos resuenan. Unos pocos humanos investigadores(?), que han estado cosechando el mana cerca de la Raíz, estaban sorprendidos ante mi repentina aparición…

“¡Atrápenla! ¡Ella es esa coneja de la recompensa!”

Pensando que su oponente era solo una normal chica pariente bestia, los investigadores ni incluso llamaron a los guardias. Ellos cargaron contra mi todos a la vez. En serio, si ellos saben que tengo una recompensa, ellos deberían saber que estoy destruyendo las Raíces alrededor. Que yo era una ‘Terrorista Peligrosa’.

“¡Voy a ser ric-aaaaaAARGH!?”

Azoto niebla congelante a los cinco, congelándolos en un instante.

Escuchando los ruidos y sintiendo el aire frió, los guardias rápidamente se mostraron. Los incapacite con [Alteración de Casualidad], convirtiendo sus viejas cicatrices en heridas debilitantes. Hice que me observaran destruyendo la Raíz volviéndola polvo justo en frente de sus ojos.

“Adiós.”

Desesperación ahora albergaban en sus rostros. Les di un saludo casual, entonces salte en la ahora disponible conexión para ir de regreso al Árbol del Mundo.

Al siguiente.

***

“¡¿La Raíz de Quarrevingts fue destruida?! ¡¿La nación había caído?!”

El príncipe de la Corona de Xontdix agarro al mensajero por el cuello y grito.

Gracias a la cercanía geográfica de la masa de tierra, las naciones en estos pequeños tres continentes habían forjado un poderoso lazo, más fuerte que cualquier relación en otro continente o nación que podrían tener con sus vecinos. La línea de sangre frecuentemente se cruzaba más allá de las fronteras. La princesa de Xontdix, la hermana menor de Aslan se había casado con el príncipe de la Corona de Quarrevingts hace varios años atrás. Ella estaba esperando su primer hijo.

“Entonces que fue lo que padre… ¿Cuál es la decisión del rey? ¡Necesitamos enviar ayuda en este momento!”

“Su-Su alteza real… Re-reportando, el culpable fue la rumoreada coneja. Su Majestad cree que la coneja vendrá aquí de nuevo, así que había ordenado priorizar en aumentar las defensas de nuestra nación.”

“¡¿Entonces que pasara con Quarrevingts?! ¡¿Qué pasara con mi hermana?!”

Aslan parecía listo para salir con su propio ejercito en cualquier momento. Él podría hacerlo, si no hubiera sido por la intervención de Tiz.

“¡Aslan, cálmate!”

Cuando Shedy se mostro dentro de la trampa, ellos habían pensado que no era más que una rata en sus últimas. Cuando ella repentinamente desapareció, habían pensado que o estaba ocultándose en el castillo o en la capital real. Aun así, solo en unas pocas horas después, ella se había mostrado en Quarrevingts a cientos de kilómetros lejos y destruyo su Raíz.

Su hipótesis fue que ella poseía una manera desconocida de transporte. Con su impredecible apariencia, el rey de Xontdix hizo la decisión correcta de enfocarse en la seguridad de su propia Raíz.

Incluso si la Raíz de Quarrevingts fue destruida, el continente aún tenia la del propio Xontdix. El clima no había cambiado mucho. Quarrevingts tal vez ha perdido su fuente de mana y todas las conveniencias nacidas de esta, pero si la realeza aún vive y no hay una solicitud oficial por asistencia, entonces a mayoría de las naciones extranjeras podían solo preguntar si ellos necesitaban ayudar o no. No más.

“S-si… eso es correcto… no es como si la familia real de Quarrevingts se haya ido, después de todo.”

“Correcto. Las cosas podrían ser mucho peor si la Raíz de esta nación fuera también destruida. Por el momento, deberían enviar unas pocas personas para confirmar la situación primero.”

Todo a la vez, Tiz pensó que no había manera de Quarrevingts pudiera levantarse de nuevo tras esto.

Había naciones que intentaron recuperarse después de la destrucción de sus raíces. Pero antes de que pudieran comenzar a tratar con las perdidas de sus mercados y utilidades, ellos tenían que enfrentar un problema más fundamental: ¿Cómo podrían comer cuando todos los animales y peces se han ido por tierras más abundantes?

Estas eran las platicas de casa entre el grupo de Tiz, sus compañeros desde el Imperio Touze. Ellos decidieron quedarse al final, sin embargo.

Incluso si Xontdix no hacía nada, aún podía dejar que los refugiados vinieran. La gente que se había rendido en su nación al momento que la Raíz se fue.

Los monstruos nunca habían aparecido cerca de los pueblos y las carreteras antes, estaban ahora atacando los asentamientos y los refugiados que se movían. La nación fue forzada a enviar a la mayoría de los caballeros y soldados, dejando la defensa de la Raíz fuera de supervisión. Como soldados de una nación con relación amigable, los caballeros traídos desde el Imperio Touze fueron por voluntad a ayudar con cuidar la Raíz.

 

Tres días después, la situación cambio.

La gran nación del Reino Quasix, situada en el continente norte de los alrededores, había anunciado su intención de enviar cien soldados para ayudar a mantener el orden público, también grandes cantidades de comida en apoyo.

Los dos continentes estaban separados solamente por un delgado viaje de océano. Barcos, mercantes u otra afiliación, llenaron el canal.

Las preparaciones del viaje ya habían terminado. Para su calendario, los soldados podían cruzar el océano y comenzar a llevar la paz en una semana después.

Sin embargo, justo cuando la flota de apoyo del Reino Quasix dejo el puerto, el desastre cayo en la pequeña nación de Kancinq al oeste de Quasix. Su raíz fue destruida por Shedy.

El intercambio que venía e iba desde el Continente Sur tenia que pasar a través de la puerta que fue Kancinq. Fue una capital de comercio, un líder de lujos y modas. La nación solamente tenia una población de 80,000, pero sus calles estaban siempre animadas con marineros y mercantes.

Por supuesto, Kancinq estaba al tanto de la destrucción de la Raíz en Quarrevingts, también del Principado de Rantetrois cruzando el mar. Ellos estaban en alerta roja. Sin embargo, el rey había solicitado a las naves, incluidas las mercantes, a venir al canal para transportar comida y otros bienes diarios. Un gran numero de soldados y aventureros los habían acompañado por necesidad.

Lo cual dejo a doscientos guardias para proteger la Raíz del castillo, incluidos tanto caballeros y soldados. Ellos no tenían poder contra el ataque nocturno de Shedy. Ellos perdieron la raíz en solo unas pocas horas.

Y así, el reino Quasix había solicitado al principado de Chipset en el este a venir a ayudar a Kancinq. Pero solamente medio día después de la destrucción del ataque de Kancinq, Shedy repentinamente apareció dentro del castillo de Chisept y destruyo su raíz.

***

Saludo a Blobsy, aún esperando por mi en la Raíz de Chisept.

“Hey, lo siento por llegar tarde.”

*boing*

Ella salto, acariciándose contra mí. Ella tal vez se había sentido un poco sólita. Panda la recompenso con una banana para animarla.

Rompo la Raíz, tomo de vuelta el paquete de mana que deje atrás, tomo una pelea rápida con los guaridas de aquí, entonces salto a la recién nacida raíz.

“Tú también, lo siento por hacerte esperar.”

Cada que visitaba a las nacidas raíces, ellas están siempre en el medio de la absoluta nada. El árbol del mundo tal vez ha tomado ubicación donde los humanos pudieran encontrar difícil vivir.

Como siempre, construyo una pequeña colina de hojas y musgo para ocultar a la joven planta justo con Blobsy y Panda. Como siempre, me envían una piedra mágica blanca.

[Shedy] [Raza: Conejita] [Archidemonio Menor Nv. 8]

・El conejo demonio de Laplace. Embustero y guía del destino del hombre.

[MP: 33,000/36,200] 10,800↑

[TCP: 36,600/39,800] 11,900↑

[Habilidad Única: <Alteración de Casualidad> <Ciber-Manipulación> <Absorción> <Materialización>]

[Habilidad Racial: <Miedo> <Forma Niebla>]

[Identificación Simple] [Forma Humana (Asombroso)] [Inventario Sub-espacial]

Después de recibirlo de tres Raíces, conseguí subir a nivel 8. Conseguí una tonelada más de magia y poder de combate. Por ahora, debería ser capaz de pelear de frente con una pequeña nación desarrollada y ganar.

Pero eso no significa que sea menos cuidadosa ahora.

El continente este en este grupo de tres, el único con dos pequeñas naciones, podría dejarlo solo. Estoy bastante segura de que están alentados por ahora. Creo que solo me olvidare de ellos por un tiempo, de hecho.

Y fuera de las naciones en los dos continentes que había atacado, los únicos con Raíces fueron las grandes naciones de Quasix y Xontdix.

Honestamente, con toda la atención sobre mi en estos días, podría ser mejor que los ignore a ellos también. Pero al mismo tiempo, podía sentir algo dentro de mi despertando, urgiéndome a continuar.

Muy bien, vamos.

 

La región alrededor de Xontdix estaba lentamente descendiendo al caos. Justo como planee, la nación tenia que temerme. Ellos no hicieron un movimiento.

Pronto, podría haber una gran ola de refugiados entrando al Reino Quasix. Además, la mayoría de sus soldados y aventureros había sido enviados a la frontera de Xontdix. Ellos no tienen suficiente poder humano.

Use la conexión del nuevo Árbol en Chipset para conseguir ir al lado este de Quasix. Después de medio día de viaje, me acerque a la capital. La puerta del pueblo estaba cerrada, y la carencia de soldados era evidente. Cargue justo a través de la puerta como niebla, desfragmentándola.

“¡¿Qué paso?!”

“¡¿Niebla?!”

Los soldados hicieron un alboroto. Los ignoré a ellos y corrí a través de la ciudad, congelando a cualquiera bloqueando mi camino. Una vez llegue al castillo, regrese a mi forma humana por un instante, congelando la puerta y haciendo uso de mi alto poder de combate para destrozarla con un golpe de palma.

Los soldados y miembros de personal de castillo estaban todos embobados por la escena.

Di una vuelta alrededor, mostrando mi vestido rojo y orejas blancas. Uno de ellos tal vez me había reconocido. Su grito fue el anuncio de mi llegada.

“¡¡¡Ese es el conejooooooo!!!”

Soldados y caballeros salieron.

Me sumergí directo dentro del ejercito de cientos. Mate solamente a aquellos en mi camino, desviando los hechizos en el momento si eran demasiado peligrosos. Me tomo solamente treinta minutos para mi ventisca llevarme desde la puerta de la ciudad hasta la destrucción de la Raíz.

El próximo, Xontdix.

Tengo una premonición. De alguna forma, en algún lugar, podría ser transformada para este siguiente batalla.

4 opiniones en “Bunny Girl Ch49”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.