Bunny Girl Ch48

Ch 48 – La Trampa del Emperador – 3

“Muy bien. Panda, si gustas.”

“Ook.”

El pequeño mono confiadamente asintió. Él me dio una banana.

Resulto que dejar una parte de mi dentro de la Raíz y tener uno de mis Familiares cerca de este, el enlace de la red hacia esa Raíz podría entonces ser parcialmente disponible para mí. Con Panda quedándose atrás, use la ahora activa conexión de Quarrevingts para ir de regreso al Árbol del Mundo.

“Vámonos.”

*boing*

Inmediatamente nos dirigimos al continente encima de Quarrevingts. Ese tenia a la gran nación Quasix, pero no era una nación que pudiera conquistar lo suficiente rápido en una pelea de frente. Lo que dejo las otras dos pequeñas naciones.

Como siempre, saltamos fuera por la barrera y aterrice en algún lado desconocido. Con el presentimiento de la localización del Árbol y Panda en mi mente, rápidamente gane una proximidad de mi ubicación. Me muevo hacia la pequeña nación Chipset hacia el este.

De acuerdo con la guía, las tres naciones en este continente son países aliados, con fuertes lazos unos con otros.

Llegue a Chipset tras medio día de viaje. La seguridad que tienen era aun solamente para defenderse contra otros humanos, así que fácilmente me deslice a través. Hice la misma cosa a la Raíz de aquí, enviando una parte de mi dentro para hacer la conexión. Dejo a Blobsy aquí, entonces tránsito a través del Árbol del Mundo hacia Xontdix.

Finalmente, fue momento para romper la trampa ampliamente.

***

Dentro de la sala de invitados del palacio real, Tiz estaba descansando en un sofá individual, enviando una mirada molesta a su excompañero sentando cercas. El otro hombre estaba sonriendo, sexy, a eso.

“Heeeey, Tizzy. ¿Estas seguro que el conejo se mostrará? Han sido cuatro días. ¡Cuatrooooo!”

“De acuerdo con ese investigador del Templo, deberíamos esperar por diez días al menos. Si ella aún así no se muestra para entonces, eso significa que va por las otras naciones más altas en la lista. También, ¿puedes por favor hablar con normalidad?”

Tiz había venido aquí a Xontdix para colocar una trampa para Shedy, incluso si no confiaba en la vaga conjetura del erudito del Templo y sus números. Aun así, era la única pista que tenía. Además, Mason había sido extrañamente elocuente en su presentación. Tiz pensó que era valioso intentarlo, al menos.

“Ese tipo llamado Mason, ¿cierto? Si, así que el tipo también se mostro en tu lugar y te dijo la misma cosa. Aunque él parece embustero como el demonio, así que lo saque a patadas. Parecer todo poderoso está bien supongo. Pero lamento que no este, aunque sea un poquito asustado de mí. Como decirlo, eso es un poco grosero.”

“… huh, ¿el no lo estaba? Eso es asombroso.”

Tiz miro a su amigo. Entonces reviso su opinión sobre Mason, solo un poco.

Así que Mason vino a Xontdix primero, entonces. La nación que él había predicho a tener la más alta posibilidad de que Shedy atacara.

Los templos eran un poder internacional, Xontdix no puede ignorarlos, y así la charla había sido confiada a Tiz su compañero de clase y amigo cercano, que entonces procedió a rechazar el trato completo en aras de que era ‘dudoso’. Lo cual es el porque Mason había ido a negociar con Tiz para conseguir la ayuda del joven emperador en convencer a Xontdix.

“¡Teehee, me conoces bien, Tiz!”

“… bueno, es como regresar atrás, después de todo.”

Aslan von Xontdix. Príncipe de la Corona de Xontdix.

Los dos se habían vuelto amigos cuando estaban estudiando en la Ciudad Academia Cinqres. Con 220 centímetros de altura, un hombre de piel bronceada que era un gigante. Cabello corto, con un aura de juventud vivaz.

A pesar de la impresión que uno consiguiera al escucharlo hablar, él no tenia intención de travestirse, ni le gustaban los hombres exclusivamente. Él simplemente amaba todas las cosas lindas y/o hermosas. Salía, la guardaespaldas de Tiz, ella tenía suficiente buen aspecto para haber atrapado la atención de Aslan. Esta fue una de las pocas veces que ella mostro miedo.

Y si Mason incluso no negara con los ojos los avances del príncipe, el erudito tal vez tenía nervios de acero.

“¡Y tú tenías tan lindo trasero en ese entonces! Que desastre, Tiz. Si solamente nunca crecieras de ser ese chico adorable.”

“Cállate… eso me recuerda, con lo mucho que te gustan las cosas lindas, pensé que estarías más animado.”

“¿Sobre qué?”

“Shedy… la conejita. Quiero decir. Ella es linda también, ¿sabes?”

“Pero ella es un hombre bestia, ¿cierto? Me gusta jugar con los esclavos, seguro, pero no estoy interesado en cuidar de ellos. Como, si fuera a tener una mascota, un león podría ser mejor.”

“Bueno, si, no me sorprender… tú matas a tus mascotas todo el tiempo.”

El príncipe tenia bestias salvajes en su habitación. Con el físico bendecido con él que nació, podía estrujarlos hasta la muerte cada que se sobre excitaba. Ese era su pasatiempo.”

Él antes tenia esclavos hombres bestias. Pero termino matándolos a todos ellos, el rey le había prohibido a él tener sus propios esclavos.

“Ella es mía, ¿sabes?” Tiz dijo.

“Nah, no me importa. Siempre y cuando el que este pagando a los aventureros y ese dinero de recompensa vaya a nosotros, ella es toda tuya.”

Como hablaban, la puerta de la habitación se abrió. El erudito del Templo Mason y uno de los oficiales civiles de Xontdix caminaron dentro.

“Su Majestad, Su Alteza Real, estamos sinceramente agradecidos por su cooperación. Hemos reunido la cantidad requerida de aventureros de Rango 3 y superior, y ellos están actualmente dentro del campo de entrenamiento de caballeros.”

“Ya veo. Lo tengo.”

“¡Eheheh, esto se va a poner divertido!”

Tiz y Aslan guiaron a sus caballeros personales hacia el campo de entrenamiento. Detrás de Tiz, Salía estaba firmemente agarrando su espada, con su puño firme. Ella parecía una mujer que se dirigía hacia la guerra.

Había más de cien aventureros de Rango 3 y superior en el campo de entrenamiento. Cerca de unos mil caballeros de pie en atención en un círculo rodeando a los aventureros.

Seguido de un corto saludo por el Emperador de Touze y el Príncipe de la Corona de Xontdix, Mason comenzó a explicar para la reunión de aventureros.

“Su misión principal será ser los guardianes de la Raíz. La duración es de diez días, justo como mencionamos en nuestro anuncio. Incluso si nada pasa, aún serán compensados con una pequeña moneda de oro. En caso de que el enemigo aparezca, su recompensa incrementara dependiendo de su contribución.”

Los aventureros asintieron. Varios entre ellos – jugadores – se veían obviamente opresivos, sus armas listas para combatir en cualquier momento. Su extraña actitud atrajo la atención de escepticismo de los aventureros nativos.

“Primero… ¡favor de buscar por cualquiera alrededor cuyo rostro esté oculto!”

A la vez, los aventureros aclararon.

Los aventureros fueron reunidos por motivo de colocar una trampa para la ‘pariente bestia conejo’.

Ella estaba atacando las Raíces del Árbol del Mundo por razones desconocidas. Si los aventureros fueran reunidos en el castillo, era como el conejo podría tener la oportunidad de infiltrarse. Con ese fin, la nación había relajado su revisión de identidad por el momento.

Al momento que los aventureros notaron que el atacante tal vez estaba entre ellos, apuntaron sus armas a cualquiera que aún ocultaba su rostro detrás de capuchas, demandando que se revelaran a si mismos. Ellos aceptaron, excepto por una sola chica.

Varios aventureros se movieron para rodearle. Al momento que estiraron sus manos, se encontraron con una explosión de niebla, instantáneamente convirtiéndolos en hielo.

Sus garras destrozaron las esculturas de hielo y ella arrojo fuera su capa. Tiz, de pie en el escenario, fue saludado con la vista de un conjunto de una mujer joven de escarlata y nieve. Ella no era más esa pequeña niña conejo que vio una vez antes. Él la miro a ella como un hombre fascinado por el amor.

“Shedy…!”

Tras escuchar su voz, Shedy giro su mirada fría hacia el escenario. Ella les dio una débil sonrisa.

“¡¡Captúrenla!!”

Con el comando de un líder del escuadrón de caballeros, los aventureros se sacudieron su rigidez. Ellos cargaron.

Shedy salto sobre la alfombra de espdas y lanzas, congelando a sus usuarios. Entonces apunto su palma hacia el escenario y la apretó.

Llevados por puro instinto, varios caballeros saltaron en frente del grupo de Tiz para cubrir a sus señores. Los caballeros veteranos colapsaron completamente en charcos de sangre, sus viejas heridas reabiertas.

“¡Maldita! ¡¿Qué es lo que hiciste?!”

Asla rugió ante la imposible vista.

Después de su ataque, Shedy una vez más puso distancia entre ella y el escenario todo mientras desplegaba niebla ártica frenando a sus oponentes.

“¡No entren en pánico! Nuestro enemigo no es más que un conejo acorralado. ¡La niebla es débil al viento, usen magia para bloquear su escape!”

Siendo la persona con relativamente más experiencia peleando con Shedy, Salía dio sus ordenes a los caballeros. Ella envió un ventarrón de viento para alejar la cortina de niebla alrededor de la chica conejo. Viendo la señal, varios aventureros siguieron su guía y usaron su propia magia de viento. Fuera del caso, Shedy dejo de moverse.

Entonces ella apunto ambas manos hacia la dirección el centro del castillo. Sus palmas se unieron en un movimiento para destrozar algo.

*crack…*

Varios magos notaron el sutil cambio Ellos gritaron.

“¡¿La barrera?!”

La barrera que cubría el castillo que sostenía la Raíz era mucho más dura que la que cubría la ciudad. Ataques desde el exterior podrían haberla roto, primero. Pero si alguien podía entrar al castillo y romper la herramienta mágica de la barrera, la protección podría desaparecer.

El castillo tenia herramientas mágicas de repuesto así que podían recuperar la barrera en unas pocas horas. El asunto aquí, sin embargo, fue que no tenían idea de como la herramienta mágica fue rota.

La desaparición de la barrera prontamente trajo pánico entre la gente. La chica de blanco, tenia poderes inconcebibles, genialmente observo con una sonrisa demoniaca en su rostro.

Entonces se derritió entre la niebla. Todo el mundo, desde los aventureros a la realeza, se quedaron como tontos ante el panorama.

Y entonces, varias horas después, noticias de la destrucción de la Raíz de su nación vecina Quarrevights llego a ellos. Una vez más, ella había hecho tontos de todos ellos.

2 opiniones en “Bunny Girl Ch48”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.