Bunny Girl Ch41

Qué creen… Kiel se enfermo… hehehe…

Pero no se preocupen, solo fue una infección en la garganta por lo que solo debo cuidar mi alimentación, descansar y evitar cambios bruscos de clima y por sobre todo… inyecciones… en serio… por cuatro días una inyección diaria… (hasta el domingo)…

Y como mi trabajo es físico, bueno, me tomare esto como algo traído por los dioses gritándome «No trabajes…»

En fin, aquí les dejo el trabajo de hoy…

Ch 41 – Maldad Determinada – A

Volviendo al pasado reciente.

 

Más abajo del continente central estaba el Continente del Sur. Dos grandes naciones y cinco pequeñas naciones ocupaban el continente, y su vecindario eran dos islas continentes.

Las naciones islas solamente tenían una población de hasta 50,000 personas.

A duras penas tenían un pueblo de tamaño decente solamente. Todos a la vez, aparentemente en este mundo, cualquier grupo de población congregándose alrededor de una Raíz del Árbol del Mundo podía ser legalmente considerada una ‘nación’, y así eso fue lo que pasaba ahí.

Estuve algo de tiempo pensando sobre donde atacar primero. De acuerdo con la guía, el Continente Central era el nacimiento original de la raza humana. La civilización ahí era bastante avanzada, además aquellas naciones tenían un montón de gente también. Lo que significa que militarmente era posible que sean los oponentes más difíciles que pueda encarar.

La guía también incluía el orden en que las Raíces fueron descubiertas. Las Naciones hasta el 50 tienen la historia antigua hasta estos días. Ellos parecen ser naciones apropiadamente.

El Imperio Touze, donde Tiz estaba, era el numero 12. Este fue incluso también en el Continente Central. Militar, población, historia, tenia todo. Esta iba a ser un dolor en mi cuello.

Y así decidí ir al Continente del Sur. Razón numero uno, no era el Continente Central. Dos, las naciones ahí eran solamente cerca de la mitad entre los números.

[K: Probablemente quiere decir que la mitad en el Sur, que son como 6, son de entre los 50 primeros/grandes naciones]

Conseguir estar ahí sería tan problemático. Cruzar continentes sin usar la aeronave podría gastar tonelada de tiempo.

Si yo fuera un humano normal, tendría que tomar la aeronave o montar un barco desde Ayune a Cinqres, entonces transitar a través de Neuft y Quarondeux para entrar al continente sur. Pero no tengo tiempo para un viaje por el mundo.

El mundo no morirá en solo una década o dos, obviamente. Pero si toma demasiado moverme entre las Raíces. Podría tomar docenas de décadas destruir todas ellas. Estaba preocupada que la Tierra podría comenzar la cosecha a gran escala para entonces.

Agradecidamente, mi ‘compañero en el crimen’, el Árbol del Mundo, resolvió la mitad de ese problema.

El Árbol del Mundo y sus Raíces estaban interconectadas, transportando mana y almas a través de ellas. Así que pensé, tal vez pueda montar oculta a través del enlace, ¿considerando que era una forma de vida espiritual? Fue una idea simple, pero funciono… parcialmente, al menos.

Si me convierto en niebla, puedo viajar a través de la red. Pero una vez llego a la barrera de la nación humana rodeando la raíz. Salto fuera, quizás debido a que soy un Demonio. Y no puedo regresar a humana durante el viaje de todas formas…

 

“…¿Dónde estamos?”

Después de golpear la barrera, mi punto de aterrizaje fue un bosque en algún lado entre las montañas.

*salto*

Oh, Blobsy parecía tan vivaz como siempre. Mi [Inventario Subespacial], la evolución de [Empacador], no podía almacenar seres vivientes. O para ser más precisa, puedo forzarlas si quiero, pero su actividad biológica cesa dentro del almacén y mueren. Blobsy estaba solo bien por virtud de ser mi familiar.

Aun así, ella parece aburrida después de pasar su tiempo en el inventario. Ella salto a su usual lugar en mi hombro.

Primero, necesito conocer donde estaba yo. Saqué fuera y me puse mi capa desde [Inventario], entonces corrí hacia la montaña. En unos pocos minutos, cruce la distancia que un humano normal podría necesitar medio día en hacer.

En el camino, hubo unas pocas veces que detecte hostilidad desde lo que asumo eran monstruos salvajes. Solo me enfoque y arroje [Miedo] a ellos y ni uno se acerco más. Todo gracias al alto poder de combate.

Como llegue a la cima de la montaña, busco por un árbol alto. Lo escalo hasta la cima, de pie en puntitas.

Hacia mi izquierda estaba el mar. Lejos hacia mi derecha, puedo ver un pueblo.

Con como de cercas estaba el océano, ¿tal vez es una de las pequeñas naciones en este continente? Estaba más cercas de mi objetivo de lo que pensé, salto fuera del árbol, transformándome en niebla y volando.

 

Solo necesite mostrar mi tarjeta de aventurero a los guardias y ellos me dejaron sin ningún problema. El control de la frontera era perezoso como siempre. Bueno, supongo que un viajero entrando a la nación a pie no era exactamente una ocurrencia común alrededor de aquí.

“¡Hey, tú la de ahí!”

“…”

Por alguna razón, uno de los guardias de la puerta me llama. El joven está cercas de sus veintes diciendo algo a los otros guardias y corre hacia mi.

“¿De donde vienes?”

“De fuera.”

“No, eso es… bueno, si. Pero eso no es de lo que estoy hablando.”

Él se acerca más y habla en un susurro.

“Mirando a tus pies, eres una chica noble de algún lado, ¿cierto? ¿Acaso tu carruaje se daño y tuviste que caminar hasta aquí?”

“…ah.”

Whoops. Olvide sobre mis zapatillas estilete escarlata (que eran tan mortales como su nombre, debo añadir). Ellas están aún mostrándose por debajo de mi capa. Nunca he visto aventureros normales o viajeros usando estas.

¿Estaba el guardia planeando amenazarme? Como él me vio ligeramente subiendo mi guardia, él rápidamente salto atrás.

“Espera, no. ¡No voy a hacer nada contra ti! Quiero decir, vas a ir a una mansión noble, ¿cierto? ¿Tal vez la casa de guardia? Es peligroso si usted fuera sola todo el camino.”

Hmm… aparentemente él solo estaba preocupado sobre mi. Por supuesto que eso no era todo. Nunca pensé que todos los humanos fueran basura en primer lugar, pero tal vez tengo que hacer un poco de parcialidad.

“… quiero ir a la mansión del gobernador.”

“¡¿El gobernador?! No, quiero decir, esta bien, pero es bastante lejos, ¿sabes?”

“¿En serio?”

“Puedo guiarte ahí, ¿si no te importa? Puedo mostrarte la ciudad en el camino también.”

“…”

Él tal vez parezca amigable, pero parece que tiene sus motivos ocultos también. Bueno, era conveniente para mi de todas maneras, así que asentí. Él fue con otro guardia. Ellos le hicieron una mueca y le dieron unos golpes.

Él me hablo sobre el coche exprés de la ciudad, que encontramos y nos subimos. Su nombre era Laurent, diecinueve años. El quinto hijo de una casa de caballeros destituida. La familia está aún en la nobleza, más o menos, incluso si es de nombre solamente.

“Bueno, terminaremos cayendo con los plebeyos si no contribuimos nada valioso, supongo.”

“Ya veo…”

Laurent me dijo un montón de cosas, todo mientras se sentaba inusualmente cercas de mi.

Estamos en el Principado de Rantetrois, una pequeña nación situada al norte del continente sur. A pesar de ser llamada una ‘nación’, estaba compuesta por solamente la capital, donde estamos, y una gran plantación de cerezas para hacer vino. La población era solamente alrededor de 100,000 personas.

Ya sabia que era diferente del Continente Central. Aun así, nunca note la enorme brecha hasta que note que no había un solo establecimiento de aspecto con clase en la ciudad entera, como aquellos que ves en la capital del Reino Trestan.

“Este lugar fue llamado como ‘la puerta frontal hacia el Continente Central’ en los viejos días, pero una vez las aeronaves fueron inventadas, la única gente viniendo aquí eran mercantes tras nuestros vinos.”

“… pero tienen una Raíz, así que viven más que bien, ¿cierto?”

“Si, gracias a eso, no tenemos incluso que preocuparnos sobre malgastar la magia. Una vez escuche a un vejestorio trabajando en los campos quejándose que los vegetales estaban creciendo tan rápido debido al mana, que tenían problemas en comerlos todos antes de pudrirse.”

“Hmm…”

Así que están malgastando la magia.

Parece ser que la Raíz del Árbol del Mundo en serio estaba en la mansión del gobernador, entonces, considerando como de pesadamente resguardada era el lugar al parecer. La mayoría de las naciones probablemente son lo mismo en colocar sus Raíces dentro de sus palacios.

Unas pocas horas después, llegamos al distrito en el que el gobernador vivía. Nos bajamos del carruaje exprés y comenzamos a caminar aquí. Mis pisadas me llevaban a través de las calles… y lejos de Laurent, cada vez que comenzaba otro de sus intentos constantes de sostener mi mano.

Ahora que estaba al tanto de la verdad, el pueblo en mis ojos no parecía lo mismo.

Aquí y allá, aires acondicionadas funcionaban a puertas abiertas. Destellantes señales y letreros en la calle incluso durante el día. Pilas de víveres producidos en masa, sobre crecidos por el exceso uso de mana.

Y los humanos no están trabajando en los campos. Solamente los esclavos demi-humanos que han capturado.

Si el mana fuera tomado, ¿Qué podría pasar con esta nación?

El caos consiguiente no era difícil de imaginar. Una vez más, la imposibilidad de cualquiera de mis intentos de persuadirme se hizo presente para mi.

Me detengo en una tienda de ropa justo al camino para comprar nuevas capas y botas para propósitos de disfraz, además el más reciente libro guia. Estamos ahora de pie en frente de la mansión del gobernador un rato después.

Era en serio una mansión, no un castillo. De tres pisos, parecía bastante espacioso.

“Hey, hey, dime tu nombre ya. Vine contigo todo este camino, ¿Por qué no tenemos un poco de bebidas conmigo por el arduo trabajo de guía?”

Laurent tal vez se ha vuelto impaciente con como me he sacado de encima sus intentos de acercarse. Él continúa intentando tocarme, para arrastrarme al bar.

“Hey, Laurent.”

“¿Mmm?”

“Así que, solo hipotéticamente… ¿Qué si el mana no es completamente libre?”

“¿Quee? ¿Por qué podría eso pasar? Hemos podido conseguir mucho mana de las Raíces tanto como queremos, ¿cierto?”

“¿Y qué si el mundo empeora en el futuro debido a que continuamos haciendo eso?”

Lo miro hacia los ojos. Él solo se mofa.

“Heh, estas bromeando, ¿cierto? No hay manera que pueda pasar. E incluso si lo hace, sería después de que yo muriera de viejo de todas maneras.”

“Ya veo…”

¿Era esta la opinión general de la raza humana aquí? Así como la gente antes en la Tierra, de regreso cuando la gente estaba aún distante de la verdad del mundo.

Aun al final, todas las naciones aún continúan malgastando mana. Una vez ellos conocen el confort de sus lujos, no tienen el coraje para detenerse.

Ni uno quiere ser el primero en hablar de eso y volverse un villano.

Para cambiar las cosas. La maldad es necesaria. Una maldad abrumadora para volverse el objetivo del odio y resentimiento de la raza humana.

“Bien entonces, gracias, Laurent. Puedo continuar mi camino desde aquí.”

“¿Hahh? ¿Qué estás diciendo?”

Al principio, había pensado solo entrar a escondidas y destruir la Raíz en secreto. Pero entonces, el resentimiento de la humanidad podría solo ventilarse sobre el débil.

Justo como siempre lo han hecho con los demi-humanos. Justo como los adultos lo han hecho conmigo cuando era más joven…

Unas pocas docenas de metros alejados, los guardias de la mansión del gobernador nos miran dudosamente. Como Laurent caminando alrededor con su uniforme de guardia de la puerta, y yo ocultando mi rostro bajo mi capucha.

Para mejor o para peor, tenia bastante reputación ahora. Intente utilizarla.

Lentamente camino hacia la puerta. Laurent pone una mano en mi hombro.

“Vamos, suficiente de to-eeek!” Él grito con el aire congelante saliendo de mi.

Estiro una mano y una niebla del ártico sale disparada hacia la puerta.

“¡Aaaeeyaaa! ¡¿Q-que ha pasado?!”

La puerta se congelo en un pestañeo. El borde de la nube congelante golpeo a Laurent. Él grito, cayendo hacia el suelo.

Los remolinos de viento se crean por la diferente de temperatura, sacándome la capucha. Al momento que los observadores notaron mis orejas blanco nieve, sus ojos se abrieron ampliamente.

Me saco mi capa, mostrando mis orejas de conejo, colita, y el traje de conejita escarlata. Volviendo mi boca en una sonrisa torpe.

“Apúrense, gente. Salgan de mi camino si no quieren morir.”


Nota del Autor: Shedy se ha resuelto para jugar la parte del Mal. ¡Aun así, eso no signifique que podría tomar una pelea de frente como esta!

Este capitulo toma lugar en la nación 43, el Principado de Rantetrois.

2 opiniones en “Bunny Girl Ch41”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.