Bunny Girl Ch38

Ch 38 – Reencarnación

Yo fui una niña no deseada.

Mi primera memoria fue de una pelea entre mis autoproclamados “padres”.

Ellos me miraban con ojos de odio. Ellos ventilaban cualquier tipo y toda su irritación sobre mi. Ellos estaban siempre discutiendo. El hombre me llamaba con desdén cada vez que me miraba, me decía que me callara cada vez que yo lloraba.

Cuantas veces me ha pateado, no lo recuerdo. Ni podía recordar el numero de golpizas que la mujer me había dado, incluso como ella gritaba “¡Tú nunca deberías haber nacido!”

Cicatrices decoraban mi piel. Cada mañana, conseguía una rodaja de pan duro para al menos el día entero.

Una vez cada pocos días, podría tener la oportunidad de bañarme con las sobras del agua del baño. Ellos incluso me dejaban a la intemperie en la noche, y podía solo hacerme bolita y dormir en cualquier espacio vacío que podía encontrar entre las montañas de basura fuera de la casa.

Antes de que lo notara, el hombre ya no estaba en la casa. La mujer, con mente enferma y corazón retorcido, me llamo “demonio” como sus ultimas palabras hacia mi. Lo ultimo que vi de ella fue su sonrisa malformada como sus manos agarraba firmemente mi garganta.

Cuando desperté, estaba en una habitación blanca de hospital. Tuve una comida decente y caliente por primera vez.

Yo vomite todo.

No podía hablar, reír, o incluso llorar mucho. Nadie podría amar a tal niña. Los adultos del orfanato siempre me golpeaban primero antes de hablar. Ellos podían alejar mi comida, encerrarme dentro de un almacén hasta la mañana, y eso lo llamaban “disciplina”.

¿Qué es lo que yo hice?

Hasta llegué a los ocho años de edad en el orfanato, finalmente me rendí en ser inocente.

***

“Audrey, ¿Qué esta ocurriendo ahí? No. 13 tuvo una respuesta, ¿cierto? ¡Vamos, explica rápidamente!”

El dispositivo audio-visual VR no podía compartir nada de data que no fuera aún digitalizado. Brian, en el 7mo centro de investigación, no podía ver lo que pasaba en la instalación de recolección. Audrey y los miembros de personal escucharon su voz.

Pero ni uno pudo hablar. La vista innatural que vieron y el escalofrió presionante que sintieron se arraigo en ellos en el momento.

No. 13 estaba acostada ahí, fuera de la capsula de animación suspendida y conectada a un sinfín de máquinas. Su cuerpo se torno blanco, como si el color estuviera siendo succionado de ella, y finalmente se derrumbo en una pila de sal.

Como si respondieran, los otros cincuenta-seis cuerpos de los sujetos alfa secretos dentro de las capsulas siguieron eso y colapsaron en sal.

La voz de una niña débilmente sonó profunda dentro de los oídos de todos ahí presentes.

…He vuelto…

Una blanca y brillante bola de luz gentilmente se elevo desde la pila de sal de No. 13. La sal voló y se arrímelo alrededor de la bola, formando una vaga forma humana.

Sonidos de vidrio fracturándose sonó a través de la habitación. Desde las otras cincuenta-seis capsulas, la sal se deslizo de las recién formadas grietas y bailaron alrededor de la silueta humana. Esta se reunió, poniendo los detalles a la forma.

Suave piel blanca, como porcelana.

Cabello ondulado blanco como la nieve colgando hasta los hombros, y entre saliendo de los flecos había dos largas y similarmente blancas orejas.

Sus ojos lentamente se abrieron, revelando dos piscinas de rojo sangre como sus pupilas.

Ella floto en el aire, con miembros agraciados al desnudo. Entonces un charco de líquido sangriento comenzó a formarse, estancándose en la blancura pura. El liquido se transformo en un vestido escarlata con un cuello negro y una esponjosa minifalda de capas. Calcetas negras con una pizca de rojo, tacones altos escarlata, y guantes rojos envueltos alrededores de garras afiladas completaron el conjunto.

Tal vista de una chica conejo.

Como la chica calmadamente estiro sus brazos, cincuenta-seis bolas de luz se reunieron hacia ella. Ella gentilmente las abrazo contra su pecho.

“¿Pueden escucharme? ¡¿Qué demonios esta pasando ahí?!”

La voz de Brian desconociendo corto a través del fantástico espectáculo, trayendo a los ocupantes de la sala a sus propios pensamientos.

Escuchando la voz, la chica blanca finalmente giro sus ojos hacia los humanos. Sus ojos rojos se entrecerraron en una mirada fría.

Una vara de electrodo cayo al suelo.

“…¿ah?”

Sus pensamientos no pudieron atrapar la realidad por un instante. Entre un pestañeo y el siguiente, la patada de la chica blanca ya había tomado el brazo izquierdo de la supervisora.

El miembro fue pulverizado hecho polvo.

“…aa…¿¡aaaaAAAAHHH!?”

El muñón se congelo. A pesar de carecer de dolor o sangre, la mujer aún gritaba por el terror de ver su propio brazo siendo arrancado. Como sostuvo la herida con su mano derecha, el congelamiento se expandió a sus dedos. Estos se desfragmentaron, ocasionando otro aullido.

“¡¡¡AAAaaaAAAArRGGHH!!!”

No hubo dolor. Como la mujer aterrorizada se congelo en el suelo, gritando todo el tiempo, la chica blanca levanto el electrodo del suelo. Ella calmadamente se acercó, sosteniendo abajo a la mujer, y lentamente empujo la vara profundo dentro de su oído.

“Aakh… gah…”

La supervisora se retorcio, una vez, dos veces, hasta finalmente caer. Los miembros del personal podían solamente observar el silencio el horror.

“…¡¡¡aaaaaaAAAAAAHHHHH!!!”

Una mujer fue la primera entre los espectadores en reaccionar. Su terror, no pudo mantenerse bajo control, haciendo aparentemente un grito que podría partirle la garganta.

Con su voz, los otros miembros del personal finalmente volviendo de regreso a sus sentidos. Sonando la alarma.

“Gah…”

Unos pocos intentaron escapar a través de la salida, aun en otro pestañeo de ojo, la chica estaba ahí. Sus garras arrancaron limpiamente sus cabezas.

Los otros miembros de personal iban a correr en su aterrorizado pánico. Un banco de niebla desde la chica los convirtió en estatuas congeladas en un instante. Las esculturas cayeron y se hicieron trizas.

La temperatura de la habitación cayo bruscamente, convirtiendo el aliento de los sobrevivientes en neblina blanca. Sus ropas estaban mojadas con sudor frío.

“¡Congélate!”

Los guardias se mostraron, gritando una advertencia. Al momento que notaron la masacre, ellos inmediatamente abrieron fuego hacia la chica blanca.

La prontitud con lo que ellos aclararon la situación e hicieron la situación de disparar a una chica que parecía ser una adolescente hacia luz de su experiencia. Mas como, ellos eran exmercenarios contratados a través de los contactos de la corporación que tenia en la industria de defensa.

Tres guardias de pie en frente. Corriendo directamente detrás de ellos otros cinco. Las balas alcanzaron a la chica. Ella entrecerró sus ojos, entonces apunto su palma a ellos e hizo un movimiento para destrozar algo con su mano. Los ocho guardias repentinamente colapsaron, escupiendo sangre desde todos lados de sus cuerpos.

Qué es lo que ella hizo…?

Sus heridas no compartían nada en común, ambas en localización o severidad. Más de la mitad de ellos aún respiraban. Un hombre entre ellos, con ambas piernas rotas, aun intentaba apuntar su arma incluso como se retorcía de dolor. Pero sus esfuerzos fueron inútiles, la amenazante niebla lo convirtió a él y al resto de los guardias sobrevivientes en esculturas de hielo.

“¡Doy permiso para desplegar las armas mágicas!”

 

Brian finalmente noto que algo estaba mal y se conectó a una cámara de monitoreo dentro de la instalación de recolección. Dando así su orden.

Los avatares monstruos estaban aún en fase experimental. Sin embargo, el desarrollo de armas con runas gravadas permitiéndoles la habilidad de usar mana estaba casi completo. La autollamadas “armas magitech del mundo moderno” estaba casi listas para usarse en combate real.

Para crear material sensible al mana, podría necesitar almacenar una cantidad de plata en contacto cercano con el mana por cerca de dos años. Entonces, los recursos disponibles para manufacturar las armas eran aún limitados, y las armas en sí no podían disparar automáticamente debido a la gran cantidad de mana requerida para su activación. En la otra mano, las balas rúnicas tenían el rango y poder de un rifle típico a pesar de disparar balas de 9mm. Además, los proyectiles no eran afectados por la atmosfera o la gravedad. El primer disparo de un arma en el mundo con una bala en línea recta.

Varios minutos después, otro grupo de guardias llego. Ellos sostenían rifles de asalto de aspecto extraño.

Las armas en sí eran delgadas. Adjuntas a la cabina había pequeños contenedores del tamaño de un lapicero: baterías de mana. Si pudieran desplegar avatares operados de mana aquí, podrían ya haberlo hecho así. Desafortunadamente, el tiempo de operación era aún demasiado limitado, quizás debido a la atmosfera moderna de la Tierra, o quizás debido a que la Tierra en sí no tenia mana. La otra elección de avatares eran el viejo modelo que no usaba mana, y este tipo podía solo exhibir 70% de su capacidad física de un adulto normal. Al final la corporación fue forzada a usar humanos reales para pelear.

Aunque el poder de las armas usando mana tal vez variaba, no cambiaba el hecho que eran efectivas contraformas de vida espiritual.

Actualmente, la instalación poseía veinte de esas ‘pistolas mágicas’, incluidas la reserva. Doce guardias y seis miembros de personal con experiencia en disparar estaban apntnado las dieciocho pistolas a la chica.

“¡¡Fuego!!”

Sillas y mesas fueron hechas trizas por la munición. Al momento que todo el mundo pensó que la chica podría encontrarse en su destino…

…ella se convirtió en niebla. Las balas pasaron a través de ella sin dejar un solo rastro.

En su shock, los guardias incluso olvidaron al existencia de las armas en sus manos por un momento. Una niebla los rodeo, y desde ella, la chica salto fuera. Una vez la niebla se aclaró, todo lo que restaba eran dieciocho estatuas congeladas.

“…¡¡¿Qué demonios fue eso?!!”

La voz de Brian se escapo del dispositivo VR. La chica blanca miro a la cámara que estaba conectada a su visión, sus orejitas de conejo se balancearon como diciendo. “¿Acaso ya lo olvidaste?” Ella apunto su palma hacia la cámara y la estrujo.

“…¡aaAAAAaaaAAGAAaaaAA! ¡Mi pierna! ¡Mi piernaaaa!”

Brian que se supone estaba aún en el fondo del 7mo centro de investigación, grito.

Él había olvidado. Sobre el hecho que en su niñez, él había casi perdido una pierna en un accidente de trafico. Afortunadamente, el conductor se había detenido a tiempo, y su herida no había sido severa como podría ser.

Pero de regreso en el presente, desafortunadamente, el conductor resulto no haberse detenido a tiempo del todo. Una de las piernas de Brian fue arrancada de su cuerpo.

Un corte corto desconecto su grito haciendo eco.

En la habitación el frio era suficiente para congelar el agua, Audrey estaba sentada en el suelo. Su rostro se había tornado azul, sus labios morados, y no podía incluso tener el coraje para levantarse.

“…No. 13…” Audrey susurro, con su voz temblando.

Había a duras penas alguien vivo. Escuchando su susurro, la chica lentamente se giro a ella.

Clack… clack… Ella se acerco en tacones que parecían más que eran para cercenar carne que cargar el peso de la chica. Las pisadas afiladas se detuvieron en frente de Audrey. La chica miro su rostro.

“¿Me reconociste?”

“Eres tú… ¿No. 13? ¿Por qué te vez como eso? Qué es lo que le hiciste al Director Punitivo…?”

Escuchando a Audrey responder con solo más preguntas, No. 13… la chica blanca llamada Shedy parecía exasperada. Ella silenciosamente jalo su cabeza hacia arriba.

“Nada especial, en realidad. Además… bueno, tú servirás.”

“¡Ah!”

Ella levanto a Audrey con una mano alrededor de su cuello.

“Tengo que ir de regreso pronto. Aún no soy lo suficiente fuerte como para estar aquí demasiado tiempo. Pero recuerda esto…”

Audrey trago saliva. Su rostro estaba casi a diez centímetros. Ella pensó que veía flamas negras débilmente en lo profundo de los ojos de la chica.

“Yo volveré, y seré mucho más fuerte entonces. El demonio vendrá de regreso a matarlos a todos.”

Shedy tiro a la mujer al suelo. La chica casualmente se dio la vuelta alejándose y desapareció, derritiéndose dentro de la gruesa neblina.

Ese día, la corporación aprendió de la existencia del demonio que podría ser su enemigo.


Nota del Autor: La descripción de su traje tal vez no sea fácil de entender, así que hice este bosquejo.

Si no son muy buenos imaginando como luce ella y si les interesa, siéntanse libres de echar una mirada.

View post on imgur.com

Un comentario en “Bunny Girl Ch38”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.