Bunny Girl Ch28

Ch 28 – Trifulca del Conejo

“… ¿un demi-humano?”

“Es esa… ¿una chica bestia?”

Entre la oscuridad de la sala de subastas, todos los ojos se enfocaron en el escenario. Las flamas revelaron a una sola chica de blanco, de pie sola.

 

Con el ladrón revelado siendo la chica que había estado con ellos hasta ahora, Tiz casi salto de su asiento. Mirando a la chica.

“… ¡Shedy!”

¿Pero fue esa chica en serio ella?

La primera vez que la conoció, pensó que era una niña de unos diez años. La segunda vez, ella parecía más cercana a los once. Quizás su primera estimación estaba mal, así pensó. Nada más.

Fue verdad que los niños que poseían alta magia, como pasaba entre la nobleza, tendían a crecer más rápido. Aun así Shedy, de pie en el escenario, parecía como si hubiera ganado otro año y altura en solo unos días. La pequeña niña ya se estaba convirtiendo en una jovencita. Ella mostraba los primeros pasos de una belleza de muerte.

Sin embargo, no era lo que más atraía a la vista sobre ella. Toda la audiencia estaba mirando el par de largas y suaves orejas blanco nieve balanceándose sobre su cabeza.

Había especies caninas con orejas caídas, cierto, pero la más larga entre ellas era alrededor de los 10 centímetros. Ni uno había escuchado, o visto, tal especie de hombre bestia a tener orejas tan largas que llegaran a su barbilla. Teniendo las orejas de un conejo.

 

“… ¡Así que, esa chica era una hombre bestia conejo!” El grito de Salia hizo eco dentro de la silenciosa sala. Sus palabras no pudieron ser más claras.

“… ¿un conejo?” “Un conejo…” “Conejo…!!!”

Murmullos sonando de uno en uno. Como comenzando a comprender las palabras, los asistentes dejaron de verla con miedo y terror. Deseo desbordaba de sus ojos.

“¡¡Denme esa coneja!! ¡¡Esa cosa es MIA!!”

En uno de los asientos del segundo piso, un obeso noble de mediana edad se apoyo en el barandal y grito.

Tiz conocía ese rostro. Él era el hermano del rey de este Reino Trestan. Aun así su posición no difería de los otros invitados, llenos de ricos y la nobleza de otras naciones. Prontamente por su grito y cegados por avaricia, se pusieron de pie, uno después de otro, y dieron órdenes a sus propios subordinados.

“¡Atrapa a esa chica conejo!”

“¡No, subástenla! ¡Les pagare cien grandes de oro!”

“¡Mi firma de transacción la asegurara! ¡Traigan a los guardaespaldas por aquí!”

“¡No jodas conmigo! ¡Esa conejo pertenece al Reino Trestan!”

“¡¿Esta es una subasta, a quien demonios le importa eso?! ¡¡Atrápenla ya!!”

Una chica bestia conejo. Una raza no visto o escuchada. Y la chica era una belleza, además. Ella podría alcanzar un precio absurdo.

 

Docenas de guardaespaldas estaban corriendo uno sobre otro para completar sus órdenes dadas. Ellos desbordaron hacia el escenario. Viéndolos, el anfitrión de la subasta escupió órdenes a los guardias sobrevivientes.

“¡Estamos tomándola para la subasta! ¡Captúrenla, pero no dañen su cabello o cabeza! ¡Les pagare a cada uno una gran moneda de oro una vez ella este en mis manos!

Shedy solo miro en blanco y pestañeo. Sus ojos escarlata miraron a través de la sala, deteniendo a la ola de guardias y guardias acercándose, y arrinconándola en disgusto.

“Muy bien, solo mantén la cal-aghk!”

Un pequeño espadachín fue el primero en subir al escenario. Justo como sus manos limpias estuvieron a punto de agarrar a la chica, sus movimientos inexplicablemente se ralentizaron. La chica corrió. Su daga destrozo a través de su garganta.

Entonces salto. Varios guardaespaldas se acercaron a ella, pero al momento que entraron en contacto con la niebla desbordando por debajo de su capa, sus rostros rápidamente se tornaron azules y sus movimientos se ralentizaron. Dagas y garras los hicieron trizas.

 

¿Era esa niebla blanca algún tipo de magia de hielo?

 

Los guardaespaldas notaron que esta no era un simple objetivo. Algo cambio en la magia, algunos rompieron unas sillas cercanas para hacer proyectiles improvisados.

“¡Esto tal vez duela un poco, pequeña coneja!”

Uno de los guardaespaldas rápidamente cambio su equipo y agarro una lanza desde el suelo. Él se abalanzo, limpiando la niebla, entonces uso el pomo (la parte sin punta) para noquearla.

“¡¡Agh!!”

Aún a pesar de parecer de parecer habilidoso en manejar la lanza, el hombre misteriosamente se deslizo en un camino de sangre congelada, perdiendo el equilibrio. La chica agarro su rostro. Su cuerpo entero rápidamente se tornó pálido como si el calor estuviera siendo succionado fuera de él. En un pestañeo, el hielo blanco lo cubría enteramente, y como el último suspiro de vida lo dejo, la estatua congelada se hizo añicos.

Ante a la ejecución sin misericordia justo en frente de ellos y el sentimiento de la niebla que robaba el calor rozando su piel, todos los guardaespaldas se tornaron pálidos. Ellos tragaron saliva.

 

En los asientos del segundo piso, Tiz estaba mirando la vista con los ojos flameantes. Él pregunto al mayordomo a su lado, que está mirando a la chica mientras parecía tan pálido como los guardaespaldas.

“Abuelo… ¡Abuelo! ¡¿Qué demonios estás haciendo?! ¡¿Cuánto es el poder de combate de Shedy?!”

Considerando que eran empleados para esta sala de subastas, los guardias deberían tener una habilidad de combate a nivel 3. Como dirían entre los aventureros, ellos eran Rango 3.

Y los asistentes todos eran gente con profundos bolsillos o eran poderosos nobles. Sus guardaespaldas a lo mucho eran Rango 4, como Salia. Quizás habría incluso Rango 5 – peleadores tan habilidosos como caballeros maestros – entre ellos.

Salia era un caballero mágico, poseía alta magia. Su poder de combate era cercano a los 400.

Debería haber plenamente otros guardaespaldas aquí que estuvieran rondando su nivel. Incluso si no les permitieran el uso de sus armas favoritas en su captura, e incluso si estaban molestándose unos a otros, debería haber al menos docenas de gente sobre 300 de poder. Es imposible para ellos estar teniendo varias casualidades contra una pequeña niña con solamente 200 de poder de combate.

“Y-Yo… ¡yo no puedo [Identificar]la!”

“¡¿Qué?!”

“… ¡sus puntos mágicos, sus puntos de salud, su poder de combate total, están todos ocultos a mis ojos!

Eso le recordó a Tiz algo. Cuando fueron al gremio de aventureros para su identificación, el cristal mostró la magia de Shedy como 120, poder de combate cercas de 200, pero no su salud.

Solamente [Poder de Combate Total] y [Puntos Mágicos] eran importantes en combate, así que la gente prestaba menos atención a [Puntos de Salud]. Incluso así el personal del gremio pensó que era solo un error y lo ignoraron. A simple vista, quizás era una señal de que Shedy estaba ocultando su poder.

“Tú me la has hecho esta vez… ¡Shedy!”

 

Un ventarrón de viento visito el escenario, alejando la neblina envolviéndolo.

“¡Detente ahí, villana!”

Ira coloreaba el rostro de Salia tan rojo que estaba sacando vapor. El caballero apunto la daga en su mano hacia Shedy.

Notando la mujer, Shedy sutilmente frunció el ceño. Ella silenciosamente giro al rostro del caballero.

“¿Qué vas a hacer con ese mediocre cuchillo?”

“Te atreves a decir eso después de haberme engañado tanto, ¡¿bribona?!”

Salia estaba brillando carmesí ahora. Ella aplasto la daga que Shedy le había dado contra el suelo.

“¡Nada más que la muerte debería remediar la decepción que nos has inflingido! ¡Tu vida termina aquí en mi mano!”

“En serio…”

A la furiosa declaración de Salia, Shedy solamente respondio con una mirada fría. La chica sin prisa alisto una daga en su mano izquierda, mientras la derecha estaba oculta en su capa.

“¡Ven!”

Salia tenía confianza. Si Shedy estaba usando un hechizo de neblina tipo agua, entonces debería ella tener la ventaja con los hechizos tipo viento. Exactamente el tipo de magia en el que era especializada.

Así que estas llena de confianza con esa niebla, ¿no es así? ¡Déjame ver como terminas cuando mi viento te aplaste, con niebla y todo!’ Salia hizo una mueca.

Y justo como la mujer caballero esperaba, Shedy cargo mientras liberaba niebla desde algún lado alrededor de su mano derecha oculta. Salia disparo sus manos hacia adelante.

“¡[Wind Bomb]!”

Una explosión de aire exploto desde las manos de Salia. Justo como predijo-no, excediendo sus predicciones, Shedy fue lanzada a los aires como si no tuviera peso. La chica sonrió y se despidió. Ella voló por sobre las cabezas de los guardias rodeándola.

“¡Nooooooo! ¡No huyas, miserable!”

Shedy dejo los gritos de Salia detrás y aterrizo sin prisa en el suelo. Antes de que los guardaespaldas pudieran recuperar sus sentidos, ella corrió fuera dentro de la multitud de los asistentes e invitados.

Las damas dieron gritos y corrían de ella. Los mercantes se acercaban con ojos avariciosos. Shedy simplemente respondió con una gran nube de niebla, usándola para deslizarse a través de la multitud y correr hacia la salida.

En el camino, sus ojos se encontraron con Tiz, que estaba aún de pie en el segundo piso. Sus colmillos mostrándose en una sonrisa salvaje y declaro.

“¡Recuerda esto, chica! Soy Tischlar, el Veinteavo Emperador del Imperio Touze, y tú. Lo juro. Serás. ¡Mía! ¡Solo espera por esto!”

“…”

Shedy no dio una respuesta.

 

La chica escapo por la puerta frontal y desapareció dentro de la ciudad.

Los soldados del rey fueron enviados a buscarla, pero no tuvieron éxito. Ella no estaba más en la capital.

Esto fue el comienzo de un flujo de extravagantes recompensas colocadas por los adinerados, y por los nobles de Trestan y de otras naciones. Aun incluso entre ellas, la recompensa colocada por las manos del Emperador de Touze por si mismo era la cabeza y hombros sobre todas Todos en el continente central estaban al tanto de la recompensa demencial.

Se Busca

Una joven chica hombre bestia conejo color blanco, que comanda una niebla mágica.

Cualquiera que la aprenda y entrega a la chica será enormemente recompensado.

La chica no debe estar herida.

El Emperador de Touze jura por su nombre; cualquiera que complete esto, se le otorgaran Cinco Mil Monedas Grandes de Oro como recompensa.

Además, varios habían esperado que este evento agravara la marginación de los hombres bestia, aunque no fue así. Por el contrario, demandando por jóvenes mujeres bestia, color pálido o de largas orejas surgió. Ellas fueron vendidas por precios extremadamente altos y otorgadas unas vidas de lujos por sus compradores.

3 opiniones en “Bunny Girl Ch28”

  1. ajjajaja lo mas idiota fue decirle tu nombre y de donde vienes, después si te quiere muerto no tendrá que buscarte xD

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.