Bride of Demon God C07

Capítulo 07: Señor Demonio

Lentamente Alice entro en la cueva.

Según había investigado en los foros, esta parte ‘-1’ no aparecía por ningún lado así que sería una zona especial de la misión de la aldea, fue lo primero que pensó.

Al pasar por la ‘entrada’ sintió como si cruzara una especie de membrana invisible a la vista. Su mapa mostraba exactamente “Piso Oculto -1”, y aunque no era tan lineal, tenía muy pocas bifurcaciones. Parecía como si fuera una mina simple, si comparaba el diseño con algo, sería como un ave alzando el vuelo.

“No tiene dirección el radar, así que supongo que tomare la ala derecha.”

Aunque parecía despreocupada a intervalos miraba detrás de ella, aunque no era muy audible podía escuchar ligeros pinchazos de las rocas.

“Aun me preocupa que el radar no muestre señales…”

Con un suspiro siguió avanzando hacia lo desconocido. Cuando dio el primer giro pudo ver probablemente el tipo de enemigos que le esperaban.

“Geh, como esperaba, arañas.”

Varias telarañas adornaban el panorama al entrar al ‘ala derecha’, aunque lo llamarían así apenas y tenía la forma de un romboide simple. Ella ya había leído que los enemigos ‘iniciales’ en el calabozo eran arañas, y al entrar en las minas pensó que sin duda aparecerían tarde o temprano.

Pero por más que busco en las cercanías, no podía ver una sola araña a la vista.

“Probablemente habrá una trampa, o será cuando camine hasta cierto punto.”

Pensando en cómo lidiar con esos arácnidos, vislumbro tres capullos a lo lejos. La razón de poder diferenciarlos entre tantas telarañas fue que había cabello, manos y piernas saliendo de estos. Aun si fueron encapsulados, podía verse que solo estaban restringidos.

“Aquí tenemos la trampa… demonios.”

Con pasos cautelosos fue hacia los capullos, escuchando más claramente los pinchazos de piedras, probablemente siendo rodeada desde las sombras.

“Si fuera una araña… Por donde sería más susceptible atacar a mi presa… 【Unbalance】”

Como si fuera la señal, varias cosas cayeron desde arriba de Alice crujiendo y chocando entre sí.

 

【Desequilibrio】

Aturde a los enemigos alrededor del usuario por un corto periodo de tiempo.

Ralentiza y aturde, baja también la resistencia de los enemigos afectados.

【Ralentización: 5 segundos -25% de spd】

【Aturdir: 5 segundos -25% DEX】

【Maldición: 5 segundos -25% SPR】

 

“Cayeron como moscas… no crean que las dejare ir tan fácilmente.”

Abriendo ampliamente sus ojos, varias de las arañas aun en el techo comenzaron a correr frenéticas por el lugar. Debido a eso golpearon entre si y también cayeron al suelo.

“Earthquake”

La tierra frente a Alice se sacudió levantando polvo y cristales por doquier, y por ende a las arañas, aplastando sus cuerpos entre sí.

“True Vision”

 

【Weaver Cristal】

HP: 120

MP: 120

ATK: 40

DEF: 20

M.ATK: 40

RES: 20

SPD: 100

 

“Dios, tal como dijeron, solo un mob molesto.”

Sin esperar un segundo, comenzó a eliminar a las arañas, incluso si varias habían salido del aturdir, rápidamente comenzaron a correr frenéticas por todas partes. Como si huyeran de algo.

La respuesta era fácil de predecir, después de todo, un ‘gato’ le gusta jugar con su presa acorralándola hasta los límites antes de disfrutar de comerla.

Todas las arañas que entraban a su visión tenían un buff el cual hacia que su comportamiento fuera errático y no era para más.

 

【Miedo】

Provoca Miedo en el objetivo y lo vuelve errático e incapaz de atacar por unos segundos.

 

Era un efecto indirecto de sus “ojos de gato”, uno que sabía sacar provecho a la perfección. Y más cuando el enemigo era uno ‘pequeño’.

“Es hora de la limpieza…”

Con todas esas arañas deambulando como locas, Alice comenzó la matanza tratando de matar la mayor cantidad posible con el menor uso de MP. Y tras pocos minutos, las arañas eran ahora cadáveres con patas arriba.

“Siempre me pregunto, ¿porque terminan así?”

Mientras daba la vuelta para ir de regreso hacia los capullos, un ligero sonido la obligo a volver a estar vigilante.

*zazaza*

“¿No eran todas?…”

*zazaza….*

“¿Eh? Acaso… se fue…?”

Aunque podía escuchar los pinchazos, poco a poco se volvían más pequeños, como si se alejara.

“No me da una buena espina, supongo que haré primero lo que tengo a la mano.”

***

Al acercarse a los capullos pudo ver que no colgaban del techo exactamente, sino de ciertas tuberías que parecían nuevas a simple vista. Aun si estaban bañadas en telarañas, al acercar su mano pudo sentir la vibración de que algo estaba circulando por ellas.

“No se supone que la mina está parada por la invasión de goblins.”

Aunque comenzó a meditarlo, un quejido de los capullos la devolvió a lo que debería hacer.

“¿Oh? Ya se me olvidaba.”

Apenas tocando el capullo, como por arte de magia los tres capullos de telarañas se abrieron o más bien desaparecieron, dejando ver un grupo de tres mujeres. Todas tenían los ojos vacíos, ropas rasgadas y sus estómagos abultados un poco.

“¿Acaso, están embarazadas?”

Sin decir palabra salieron corriendo del lugar, aunque era más exacto decir que al dar unos pasos se desvanecieron como si fueran una ilusión.

Con un ligero escalofrió recorriendo su espalda, cerró momentáneamente sus ojos, tratando de sacar esa imagen de su cabeza.

Aún sino lo quería, recordó un documental de cierto grupo de arañas que infectaba a su pareja para procrear su especie, o incluso se las comían desde dentro.

Con un mal sabor de boca dejo el ala derecha, esperando no encontrar más arañas en su camino, aunque sabía que esa imagen no iba a salir de su cabeza en un buen tiempo.

***

“Este lugar se ve mejor para mí.”

Al pasar al ala izquierda, pudo ver que era más como una mina común, aunque había poca iluminación, su visión nocturna le hizo el trabajo más fácil. Pudo distinguir que este lugar era otro escenario para un nuevo ‘evento’.

“Ahora que tocara…”

A diferencia del anterior, no se podía ver ‘secuestrados’ por ningún lado, lo más llamativo fue un extraño cristal rojo brillante en medio de la sala.

Si bien esta cueva de ‘cristal’ era para minarlos, su color era azul, por lo que encontrar un color diferente rápidamente llamo la atención. Había leído en los foros que en el final del calabozo intermedio había una sala parecida, pero estaba bien iluminada.

Así que no sabía si sería igual a ese enemigo.

“Primero las arañas, y ahora esto. ¿Tal vez la misión es un resumen del calabozo?”

Llegando a esa conclusión, decidió acercarse al cristal, al tocarlo este exploto al instante y dejo salir una extraña luz roja que ilumino el lugar momentáneamente.

Fuertemente un belido se escuchó desde el fondo del ala, donde apenas y la luz podía alcanzar, y la tierra comenzó a temblar tras el belido.

“Al final, fue lo mismo, o tal vez no.”

El jefe en el segundo escenario del calabozo era una Oveja gigante color negro azabache, pero aquí, apenas y la oveja llegaba a los 220 cms de altura. Dado que no vio fotos ni nada pensó que sería una versión más débil del jefe, pero no fue solo lo que salió desde las sombras.

Rápidamente varios puntos rojos aparecieron desde ahí, o más bien, par de ojos.

Si bien, alguien normal no sabría que eran hasta salir a las áreas tenuemente iluminadas, rápidamente Alice supo la identidad del enemigo gracias su visión nocturna.

“Ya sabía que no sería tan fácil.”

Los Vuuble salieron de lo que parecían ser ‘otras’ entradas a la mina. A diferencia de antes, no cargaban mazos, guanteletes o algo parecido a un arma. Su color y forma se asemejaban a los primeros Vubble que enfrento pero ahora parecían goblins en su totalidad.

“No dicen la cantidad, así que probablemente sean infinitos hasta matar a esa oveja.”

Sacando los talismanes de su bolsillo, se preparó para la batalla de desgaste.

“Que mal, con lo que me gustan las ovejas… aunque no está basura.”

***

Si bien, los Vubble eran una cosa, esta oveja “Netherbovine” era un mob singular, aunque sus ataques eran básicos, como impactar dando una carrera hacia adelante, o dar de golpes contra todo lo que encontrara a su paso, cuando bajo su vida hasta cierto punto, fue un poco más tenebroso.

“Q-qué diablos… se está tragando a los Vubble.”

Es correcto, como sacado de una película sangrienta, la oveja abría su enorme boca y sin vacilar ni un poco, arrancaba partes del cuerpo de los Vubble cercanos, destrozándolos y comiéndoselos vivos.

Sangre verde salpicaba a su alrededor y goteaba de su mandíbula, e incluso aquellos cadáveres dejados por los ataques de se volvían sus aperitivos mientras tuviera tiempo.

Los Vubble rápidamente tomaron de objetivo tanto a Alice como a la oveja. Pero no eran rivales a sus mandíbulas y fueron masacrados por ambos flancos.

“Como si fuera a dejarte.”

Como los Vubble no dejaban de aparecer, su velocidad de recuperación era igual de rápida, así que su método de eliminación era más una limpieza general.

Bolas mágicas, talismanes y flechas empezaron a ser lanzados en un intento de limpiar completamente esta escena.

“Si tuviera algo más…”

Alice quería evitar usar el “Castigo de Dios” dado que si por error fuera golpeada antes de caer, su método de salvaguardarse quedaría anulado, así que decidió hacer una apuesta.

“Bueno, solo queda ver…”

Sacando su escoba limpió el área lo más rápido que pudo mientras los Vubble corrían directo hacia ella, y cuando por fin termino de crear su círculo.

“Castigo Divino”

El talismán fue lanzado esperando que todo saliera bien.

La luz divina penetro e ilumino toda la sala, devastando todo a su paso… y esperando a que el destello terminara, dos aplausos resonaron en la ahora vacía sala.

“Por favor, que funcione…”

Esperando a que no pasara lo peor, la luz sagrada descendió y recupero la vida que había quitado. Solo ahí restaba Alice apretando fuertemente sus manos, como si rezara con todo su ser.

Luego de que nada malo pasara, abrió sus ojos con un fuerte y pesado suspiro.

***

“Ahora solo queda esa parte.”

Debido a que cada vez se volvía más pesado, Alice estaba casi a punto de querer dar media vuelta y dejar inconclusa está misión. Después de todo, su nivel había subido lo suficiente e incluso sin quererlo ya había alcanzado el nivel mínimo para cambiar por segunda vez su clase.

Una pestaña verde se iluminaba en la esquina inferior derecha de su visión avisándole que podía elegir ya.

Al llegar casi a su destino, pudo ver motones de cristales azul cristalino por todo el lugar, en su trayecto los había visto sin duda alguna, pero aquí eran casi del tamaño de un hombre adulto o incluso más.

Literalmente las paredes, suelo y techo estaban con fragmentos enormes de esto, si bien no sabía cómo sería ‘minado’ o su precio en realidad, el simple hecho de verlos naturalmente la hizo admirarlos de todo corazón y suspirar ante su encanto.

Luego de haber pasado por tales pruebas, admirar esta maravilla casi ‘natural’ la hizo disfrutar este breve momento.

***

Al llegar al final, pudo ver dos personas tratando de picar uno de estos cristales, pero a diferencia del resto, su color era blanco puro. Se encontraba exactamente en medio de esta sala y tenía la forma débilmente parecida a una flor.

Cuando Alice dio apenas el primer pasó, las dos personas giraron con ojos inyectados en sangre y con picos aún en mano, sin siquiera dirigir palabra se lanzaron a la joven. Pero ella ya había desvelado la realidad de sus acciones.

“【Gohei】”

Agitando un extraño palo con listones blancos en su punta, una hermosa luz dorada fue emanada y baño a las tres personas presentes.

“¿Eh?”

“¿Qu-que nos pasó?”

Ya cansada de todo esto, solo hablo con el hombre, este aún confundido contó su viaje hasta ahora…

“Yo soy el Maestro Alquimista. Actualmente estaba investigando esta nueva mina recién descubierta, y antes de darme cuenta… bueno, realmente no sé cómo he acabado aquí.”
“¿Acaso no pensaron en un mejor trasfondo?”

Alice pensó que esto no parecía tener fin, era como si la historia fuera muy forzada, como si algo estuviera jalando los hilos pero no consiguiera conectar del todo dentro de su mente.

Aun haciendo unas pocas preguntas extras, lo poco que pudo obtener fue que esta mina estaba haciendo los arreglos para unirse con las otras cámaras en el norte, pero debido al exceso de cristales se tuvo que abrir alas alternas para usarse como entradas y depósitos del equipo.

“Eso explica el ala izquierda y ala derecha…”

Las tuberías eran recientes, así que indago por esa línea.

“¿Tuberías?”

“¿Lo lamento, pero no sabemos de nada como eso?”

Al parecer, las tuberías no eran un trabajo ‘humano’, lo cual llamo su atención. Ciertamente, las tuberías estaban en el ala con las arañas, ahí todo estaba cubierto por lo que a menos que tuviera fuego era imposible saber que se encontraba detrás.

“¿Y ese cristal?”

“Ummm, no tenemos idea. ¿Dices que lo estábamos intentado romper, cierto? Probablemente quienes nos poseían sabrán el motivo, pero es todo lo que puedo decir. Lo lamento.”

Ambos se inclinaron, incluso si eran NPC’s creados por un IA avanzado, tenían un gran trasfondo y personalidades, no podía compararlos con las mujeres de antes que solo parecían bolsas de carne, o tal vez lo que les ‘paso’ era la razón de tal estado.

“Entonces, sinos disculpas tenemos que retirarnos, si gustas quiero hablar contigo en otro momento. Creo que puedo ser de ayuda si necesitas mis servicios.”

Y así sin decir más dieron pasos veloces para salir del lugar.

Ahora sola, Alice se acercó al cristal blanco mientras miraba su ventana de estado y el contador que mostraba.

“Ahora, cuando aparecerá esa manipuladora.”

Casi como si su frase fuera la llamada que esperaba, el espacio se deformo hacia donde se encontraba la salida, ahí se fracturo como si se abriera una especie de pasillo de color violeta, como si se tratara de una película de ciencia ficción.

Y lentamente una mujer con extrañas ropas hizo acto de presencia. Llevaba un extraño tocado que se asemejaba a una máscara de carnaval en forma de pájaro con plumas y todo, sus ropas tenían un cierto toque de nobleza y varias cadenas negras se arrastraban fuera de su ropa.

Debido a la máscara no podía ver su rostro, pero el lector de Visión Verdadera solo hizo que el terror la invadiera.

 

Mirtis, Señor Demonio de los Vampiros

HP: 1.250,000

MP: 520,000

ATK: 230

DEF: 159

M.ATK: 1200

RES: 50

SPD: 320

 

“Ugh… ¿Cómo demonios quieren que derrote a ese monstruo?”

Sudando frió, Alice se resignó a lo que posiblemente sería el final de esta misión.

Un comentario en “Bride of Demon God C07”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.