Bride of Demon God C02

Capítulo 02: Toda Historia tiene un Inicio (2)

“Me preguntó cuántos más faltarán.”

La joven ya había dado pescados a un total de 65 gatos, contando a los tres primeros. Había pasado por callejones, tejados, incluso entrado a locales y casas comunes.
Y dado que era una capital, sabía que faltaba mucho que recorrer de la ciudad.

Encontró gatos de todo tipo y de cada tamaño, y dado que no había algo que señalará su ubicación, fue un trabajo arduo, mientras hacía dicha solicitud, sin darse cuenta varias solicitudes más fueron amontonandose en su diario de viaje, pero dado que estaba más enfocada en esa, las dejo de lado por el momento.

Y cuando llegó al castillo, que se encontraba en la parte más profunda de la capital, un gato blanco puro con ojos plateados le esperaba, aunque no solo.
Este parecía ser de la realeza, dado que estaba acompañado de un par de caballeros en armaduras plateadas, al igual que sus ojos.

Pensando que bien este sería el último gato, saco el último pescado en su poder, antes de darse cuenta los 100 pescados se habían esfumado, una persona normal se hubiera rendido luego de unos 20 o incluso 50, pero ella encontró encantador los gestos y la manera tan singular que cada uno comía su pescado.
Incluso si fue por un segundo, incluso obtuvo un extraño Buff…

【Cariño de Gato】
Aumenta el afecto hacia una cierta especie. Y ciertas personas son más afectuosas por lo mismo.

Solo duraba un segundo, y debido a esto fue que hasta su 15vo intento que pudo leer entonces la descripción completa.

Volviendo al gato real, cuando presento el pescado, este lo rechazo, o más bien solo movió la cabeza. Dado que nadie de los presentes entendía los pensamientos de un gato, la chica solo inclinó la cabeza, y cuando iba a tomar el pescado de nueva cuenta, la patita del gato tocó la suya.

Una ligera sorpresa sacudió a los caballeros, que rápidamente recuperaron su compostura. El gato miro a estos caballeros y rápidamente estos dos se dirigieron de nuevo dentro del castillo, mientras el gato no dejaba de tocar la mano de la joven.

Cuando volvieron, un ligero cofre con una almohadilla de gato impresa en lugar de cerrojo era cargado entre los dos.
El gato soltó la mano de la joven y tomo calmadamente el pescado para dar media vuelta con elegancia mientras cargaba el pescado plateado entre su boca.

Los caballeros solo dejaron el cofre y sin más dilación fueron tras el gato, como si de un noble con sus guardaespaldas se tratara.

“¿Fue extraño?”

El final fue anti climático, pensó que sería algo más interesante, pero decidió solo tomar el cofre. Al momento de tocarlo, un timbre resonó en su cabeza, debido a que había completado ya varias solicitudes sabía bien que era la alarma de haber completado una solicitud.

 

【Nyan (Completado)】
Consigue pescados plateados y alimenta a cada gato en la ciudad.

Recompensa: Título 【Amante de los Gatos】, 【Set Gato Blanco Real】

 

Hasta ahora las recompensas habían sido monedas de cobre y algo relacionado con la misión. Véase que al llevar hierbas, unas eran entregadas como recompensa, al hacer un encargo, parte del encargo de volvía la recompensa, etc.

Nunca pensó que un set (conjunto) sería la recompensa por entregar pescados, y mucho menos un título.

Mientras miraba la recompensa, decidió ignorar a las miradas de los transeúntes, de los cuales varios eran jugadores, y regreso a su destino original.

 

***

 

Ha pasado apenas una semana dentro del juego desde el comienzo del beta de Otherworld, la Ciudad capital de Asruine que hace poco era bulliciosa por la cantidad de jugadores presentes lentamente se volvió una ciudad desértica con solo NPC’s deambulando por sus calles.

Tal vez porque así estaban programados, compraban mercancías como comida, ropa y artículos varios. Salían a ver a los artistas callejeros y hacían sus vidas diarias aún sin los jugadores en las cercanías.

Aunque desértico de jugadores no era del todo exacto, aún entre sus calles se podía ver una chica singular, al principio solo caminaba entre las sombras y oculta de todos, y ahora que ni un jugador estaba presente volvió a caminar abiertamente bajo la luz del sol.

Algunos de los ciudadanos NPC la veían con ojos cálidos, y ella con saber qué no divulgarian su aspecto los saludaba como si se tratara de otro NPC por sí misma.

Este era otro día tranquilo en la vida diaria de esta jugadora.

 

***

 

En este juego el tiempo transcurría veinte veces más rápido que en el mundo real. En resumen, cada hora en el mundo real eran 20 en este mundo, y el día del juego duraba exactamente eso, de ese modo con solo jugar una hora era posible vivir un día dentro del juego (7 horas de mañana, 7 horas de tarde y 6 horas de noche).

Muchos agradecieron esto, dado que algunos monstruos y misiones eran posibles solo durante ciertas horas, y algunos locales tenían horarios especiales para su uso.

Administrando su horario varios se lanzaron a la aventura para salvar a las diosas y derrotar a los señores demonio que amenazaban este mundo. Y debido a esto no todos prestaron atención a las innumerables misiones posibles en solo la capital y primera ciudad del juego.

Mientras tanto, nuestra joven protagonista continuaba haciendo solicitud tras solicitud vaciando así su Diario de Viaje.

 

El diario de viaje era una pestaña en la pantalla de estado que guardaba en forma de Diario las misiones, recompensas e incluso zonas que el jugador descubría y completaba.

A diferencia de algunos en este diario se podía guardar todas las misiones de una misma ciudad, y no eran pocas deberíamos de aclarar.

La cantidad contra calidad, no era obvio cual pesaría más en el juego tardío. Pero para una jugadora que solo se entretenía haciendo recados, un golpe de ‘realidad’ llegaría tarde o temprano.

Las misiones y solicitudes variaban desde salir a recoger cosas hasta derrotar ciertos tipos de monstruos o conseguir objetos de estos.

 

Y la joven que no hacía nada más que completarlos llego al punto donde solo quedaban los antes mencionados.

“Umm, derrotar hana. Conseguir 100 pétalos de hana y traerlos a NPC ****.”

Mientras caminaba entre los amplios pastizales, llego a la zona donde era posible encontrar los monstruos de su misión. Los hana hacían honor a su nombre, tenían la forma de flores de cerezo así como su color característico, y si no tenías cuidado podían camuflarse en el área donde poblaban, como podrás imaginar, un campo lleno de árboles de Sakura.

Su tamaño era de unos 15-20 centímetros, así que mirando detenidamente era posible diferenciarlos de los pétalos de cerezo cayendo. Y también no eran agresivos…

 

Claro a menos que los atacaras…

“Q-qué diablos. Po-porque vienen tantos a la vez.”

Debido a su baja vida y poco ataque, no sería difícil decir que eran igual o más débiles que los slimes, pero tenían algo que los ponía un escalón más alto, su trabajo en equipo. Estos débiles mobs en forma de flores de cerezo caídas atacaban en enjambres, por eso mismo la misión era conseguir 100 de sus pétalos. Normalmente las misiones muestran si se pueden hacer en solitario o en grupo, pero no necesariamente siempre es bueno creer en la recomendación de la IA.

A diferencia de los demás jugadores, nuestra protagonista carecía de algo que todo gamer sufre la primera vez, poder. Debido a que no se dio cuenta de que las solicitudes no daban experiencia, subió muy poco de nivel y por ende sus estadísticas no eran muy distintas que al comienzo.

La razón de porque logro pasar misiones de subyugación fue porque todas fueron de monstruos que no trabajan en equipo, podía atacar a uno dentro de un grupo y los demás ni se inmutarían para ayudarlo, pero este no era el caso con los hana. Con el primer hechizo que termino tomando la vida de unos hana, rápidamente sus compañeros en las cercanías no tardaron en lanzarse contra la joven.

Como si las flores de cerezo estuvieran bailando en el aire, ella se vio envuelta y su vida fue bajando muy poco, aunque muy rápidamente. También le paso factura no haber cambiado su equipo, dado que aún poseía el equipo de principiante, y no tardó mucho en romperse por el asedio rápido de estos monstruos.

Si no hacía algo, el final inevitable llegaría.

“【Combustion】”

Con una explosión ensordecedora la joven cerró los ojos. La barra de la joven dejo de bajar y cuando abrió los ojos, todos los hana habían desaparecido de su campo de visión. Ahí solo había dos personas y una cosa.

Claramente nuestra protagonista, pero además estaba un joven con ropas casi andrajosas como si fuera un vagabundo, y una especie de hada de blanco puro. Tal vez por el suceso, no sabía que decir o hacer, solo mirando entre el joven y la hada.

“Oye, ¿te encuentras bien?”

Sin articular palabra, la joven solo asintió. El joven ‘vagabundo’ solo empezó a recoger los pétalos de todos los hana que estaban tirados en el suelo.

“¿Ah?”

Por acto reflejo la chica estiro la mano, pero se detuvo a medio camino.

“Um, acaso viniste por esto.”

La chica volvió a asentir con la cabeza. Aun cuando veía fijamente sus ojos, sus labios no se abrían, como si una fuerza extraña los sellara.

“Um, lo siento, yo también los necesito. Aunque solo unos cuantos. ¿Te importa?”

La chica sacudió frenéticamente la cabeza, dejando que el joven recogiera los pétalos. Mientras eso sucedía, más hana aparecían, su manera de aparecer fue peculiar, como si nacieran directamente de los árboles de Sakura, una flor caía y lentamente incrementaba de tamaño creando un hana. Una visión surrealista, claro sino fuera esto era un juego.

Reincorporándose y tratando de ganar sus propios pétalos (y lista ahora para la batalla), la joven comenzó a castear un hechizo, pero antes de poder terminarlo, el hada que acompañaba al vagabundo sin murmurar nada los desapareció con una extraña magia.

“—!!”

“¿Eh? Te sorprendió mi homúnculo. Perdón, perdón. Lo deje en modo automático.”

Con un ligero chasquido de dedos, el homúnculo se desvaneció como si se tratara de neblina. Igual que antes, varios pétalos habían caído al suelo, y algo brillante.

“Como disculpa, puedes recoger lo que quedo. Creo que ya tengo suficientes pétalos.”

“…”

Con un ligero asentir, la joven va a tomar poco a poco el resto de los pétalos, el vagabundo no dice nada más y comienza a marcharse.

“Por cierto, lindo set tienes ahí.”

Con una ligera risa gentil, el joven vagabundo se desvanece, aunque no era sorpresa para la joven. Lo que la sorprendió más, o más bien la avergonzó más, fue que alguien más vio su apariencia actual.

 

Unas lindas orejitas triangulares, una colita esponjosa sacudiéndose al caminar, y un par de ojos de gato plateados. Si, aparte del equipo de principiante que nunca cambio, el único equipo que aún tenía era el 【Set Gato Blanco Real】

Aunque se había acostumbrado a usarlo poco a poco, siempre fue frente a NPC’s, y antes de darse cuenta, lo usaba como si fuera natural para ella.

 

【Nekomimi (Orejas) de Gato Blanco】 (Legendario)

Una par de orejas de gato blanco. Se mueven respondiendo al estado de ánimo del portador. Atrae las miradas y el cariño de ciertas especies. También atrae el odio e ira de ciertas especies.

【Cariño de Gato】

【Bendición de Gato (Set Gato Blanco Real)】

 

【Shipo (Cola) esponjosa de Gato Blanco】 (Legendario)

Una cola esponjosa de gato blanco. Se mueve respondiendo al estado de ánimo del portador.

Atrae las miradas y el cariño de ciertas especies. También atrae el odio e ira de ciertas especies.

【Cariño de Gato】

【Bendición de Gato (Set Gato Blanco Real)】

 

【Ojos de Gato Real (Plateados)】 (Legendario)

Un par de lentillas que dan la apariencia de tener ojos de gato.

Tienen la particularidad de Permitir ver mejor en la oscuridad y discernir objetos y enemigos ocultos o tal vez algo más.

【Visión Nocturna+】

【Visión Verdadera+】

 

Este fue el 【Set Gato Blanco Real】 que obtuvo de su misión al solo dar pescados. Al principio lo tomo como cierta broma, pero luego de probar y entender sus beneficios, no pudo quitárselos (aunque era posible físicamente).

Y ahora que sus ropas estaban ‘rotas’ solo podía verse como una chica gato en harapos. Aunque el juego no permitía ciertas cosas para ser un juego de todas las edades, el fanservice era lo más normal del mundo, porque “Japón”…

Dado que sus ropas aun cubrían parte de su cuerpo, solo podían dejar salir un aire sexy debido al conjunto y cuerpo que nuestra protagonista poseía. Y debido a su vergüenza, sin pensarlo cubrió su cuerpo (aunque ya demasiado tarde).

Mientras pensamientos salvajes cruzaban por su mente, como el hecho de que tenía que volver ‘caminando’ así de regreso, noto el objeto brillante que cayo no hace mucho.

“¿Eh? Q-qué es esto.”

 

【Gema Hana】 (Raro)

Una gema de monstruo, permite aprender una habilidad o subir de nivel una habilidad.

 

La gema era del color exacto a las flores de cerezo, pero lo peculiar era que tenía una pequeña imagen de un hana en su interior. Debido a eso parecía un recuerdo de algún viaje. Aunque era curiosa de lo que era, decidió guardarlo y seguir juntando pétalos.

Luego de terminar la recolección, decidió matar unos hana más (con cuidado) y completar su misión a salvo.

Ahora que el peligro había pasado, no fueron más una amenaza, después de todo, ella no era ajena a los videojuegos, sabía que el fracaso era la madre de todos los éxitos.

La amenaza real era regresar sin ser vista por nadie, aun si este fuera NPC.